Page 70

“Me amó y se entregó por mí” - Gal 2, 20 -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------La idea ahora es que con la memoria ordenada y escrita en papel, puedas releerlo y usarlo para describir tus sensaciones durante esta Pascua. Palabras sueltas, frases, textos ¡lo que quieras! -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------Capaz algunas de tus sensaciones iniciales, las que tenías antes de este fin de semana, cambiaron. Percepciones, pensamientos, hasta la manera de ver ciertas cosas. Este es el momento de volver a la rutina: el día a día no va a cambiar, las actividades van a ser las mismas, los amigos, el colegio. Pero sí cambia lo que uno puede hacer con eso, usar estas nuevas sensaciones, percepciones, los diferentes puntos de vista, la introspección, todo eso que usaste para describir tu Pascua, para potenciar esa Luz y seguir alimentándola. Lo más lindo de alimentar nuestra luz es ver cómo repercute en la luz de otro y de a poco alimentar la suya también, con gestos, abrazos, sonrisas. Y así es como esa sintonía con la que saliste del retiro va transformándose y contagiándose hacia otros. No te asustes ni te frustres si sentís que no es así, que no ves resultados o ‘‘cambios’’, todos vivimos día a día situaciones similares que percibimos de diferente manera. Esto quiere decir que tal vez otros no sienten las mismas cosas de la misma manera que las sentís vos: cada uno tiene su tiempo y vos también date el tuyo. Lo más importante es darle utilidad a lo que sentimos, ya sea para nosotros mismos o para otros. Los sentimientos a veces cambian los pensamientos, los pensamientos cambian las actitudes, y las actitudes cambian las acciones. Sí, es increíble lo mucho que puede lograr un nuevo sentimiento. Ahora capaz tengamos una ensalada de ‘‘nuevos sentimientos’’, o solo dos, o uno: no los dejemos de lado, ¡que se vuelvan acciones!!! Usalos, aplicalos en todo eso que alguna vez te dolió, en eso que alguna vez quisiste hacer, en esas barreras que te impiden lograr ciertas cosas. Usalo en vínculos que quieras trabajar, recuperar, o en esos que sentís que no te hacen bien. En comenzar nuevos proyectos, actividades en las que quieras participar. O en vos mismo, en cosas que quieras cambiar, ¡o en virtudes que quieras potenciar!. No te olvides de tus propósitos, esos que dejaste escritos en el desierto del sábado, son la motivación para arrancar esta rutina, podés releerlos en un tiempo y hacer un repaso de lo que querías hacer hoy con todo eso que sentías. A veces los sentimientos o las sensaciones tienden a apagarse de a poco, ¡pero no te preocupes que Jesús siempre te busca para volverlas a prender! Podés ser como Marta, salir al encuentro de los otros mediante el servicio y también podés ser como María, rezar en la contemplación. Él te va a amar y te va a acompañar en todo aquello que te propongas. ¡Suerte y relajate en Dios que ahí es donde todos somos auténticos!

70

Cancionero Pascua Joven 2018  

Cancionero y desiertos de la Pascua del 2018.

Cancionero Pascua Joven 2018  

Cancionero y desiertos de la Pascua del 2018.

Advertisement