Issuu on Google+

BIBLIOTECA DEL C.P. LOS CAMPOS

"EL MUNDO A TRAVÉS DE UNA SECUOYA GIGANTE" DE

Silvia Ochoa Ayensa

1


BIBLIOTECA DEL C.P. LOS CAMPOS

1.- PERSECUCIÓN ANTE UN BOSQUE SIN NOMBRE Jorge corría apresuradamente hacia la espesura del bosque sin nombre; su respiración se entrecortaba de continuo, su frente lloraba copiosamente hacia sus delicadas facciones de niño y su corazón se escapaba de su pecho cada vez que escuchaba las pisadas de sus perseguidores. Aquellos perseguidores no eran más que unos jóvenes de la edad de Jorge a los que les encantaba montar camorra. Buscaban al más débil. Buscaban al que creían distinto. Durante la andadura frenética por aquel bosque sus pies quedaron embotados en un barro perenne que inducía a que su cuerpo entero se hundiera por completo; entre el fango de aquel bosque. Pero se agarró con firmeza a una rama de una haya que parecía estar a sus expensas y logró escabullirse de un peligro más angustioso que sus propios perseguidores. Tras escapar de aquel agujero mortal se acurrucó bajo la sombra de una majestuosa secuoya gigante del Colorado y se limpió los trozos espesos de barro con algunas hojas verdes y rojizas que yacían a su vera. La copa de aquella secuoya parecía tocar el cielo; su tronco era de una envergadura inimaginable, y sus raíces acariciaban a todos los árboles que tenía a su alrededor, entre ellos se encontraban: hayas, robles, tilos comunes... pero tan solo al lado de la secuoya se sintió a gusto. Comenzaron a caer gotas de agua sobre aquel bosque sin nombre, pero Jorge no sintió su presencia hasta que el agua se dejó caer por el tronco de aquel árbol majestuoso. No había nubes en el cielo y los rayos de sol alumbraban aquel bosque en colores: rojizos, anaranjados, verduscos y marrones. 2


BIBLIOTECA DEL C.P. LOS CAMPOS

Era inimaginable que la lluvia pudiera acercarse al bosque en aquel momento, pero así lo hizo. La primera parte de su cuerpo en sentir la humedad de las gotas de agua fue su cabello, seguidamente su cara, su torso, sus miembros superiores, sus miembros inferiores y por último todo su cuerpo se empapó de agua purificada y mágica. No quedaba ningún recoveco de su cuerpo, ni de su ropa seco. Pero le sirvió para librarse de todo el barro. Cuando sus ojos estaban vidriosos por las gotas de agua que se le introdujeron en el globo ocular pudo vislumbrar la figura de un ser enano en cuya cabeza se encontraba una seta de tamaño diminuta que alcanzaba a protegerle de la lluvia. Su barba era blanca y alargada y se extendía cual raíz de un árbol a varios metros del lugar en el que se encontraban. Los ojos de aquel ser enano eran grisáceos y muy asemejados al color de la luna, su cuerpo era regordete y llevaba en su cintura un pequeño bolsillo en el que parecía llevar hierbas aromáticas: hierbabuena, romero... Jorge se frotó los ojos una y otra vez con el fin de que sus ojos volviesen a la realidad, pero por mucho que lo hacia aquel enano no desaparecía. — ¿Quién eres?, ¿Qué quieres de mí? — dijo Jorge con varias sensaciones encontradas de miedo y de maravilla. —Me llamo Latinan y vivo en este bosque junto con mis compañeros. Somos una mezcla entre duendes verdes y gnomos. De esa mezcla se generó la raza emirato, de la cual provengo gustoso. Somos distintos de los demás, pero esa insignificancia nos hace únicos. Querido amigo sé que estás en problemas y me gustaría ayudarte, no quiero nada más de ti. Si puedes vernos 3


BIBLIOTECA DEL C.P. LOS CAMPOS

significa que tienes un corazón muy especial y que tus sentimientos son puros. Sé que te sientes distinto de los demás, pero lo cierto es que eres más especial que todos ellos. Aquellos que te perseguían nunca podrán ver más allá de sus narices porque sus corazones están envueltos en una tela oscura- dijo Latinan mientras le ofrecía su pequeña mano con el fin de que lo siguiera. — ¿A dónde me llevas? —dijo Jorge mientras le seguía hechizado por sus palabras y por sus ojos. —Estás empapado y puedes coger un resfriado. Nuestra amiga la secuoya nos proporcionará refugio. No has de tener ningún miedo, porque nunca te haríamos daño— Latinan llevó al joven hacia una hendidura de dicho árbol que era lo demasiada mente grande para Jorge. 2.- LA HENDIDURA DE LA SECUOYA MÁGICA Y EL GRAN MENSAJE Cuando entraron en la hendidura de la secuoya gigante, Jorge, pudo vislumbrar un mundo mágico que se extendía a través de un nuevo bosque mágico en el que convivían: hadas, duendes, gnomos, elfos, emiratos, setas parlantes de colores variados, secuoyas que hablaban y recitaban poemas al viento, hayas que cantaban a la luna con el fin de que no padeciera insomnio. Robles que sanaban al sol cuando se deshidrataba, abejas que recolectaban el néctar y volvían a echar el polen con el fin de que saliesen flores híbridas, mariposas multicolores que bailaban alrededor del sol con el fin de crear luces en el firmamento… Las hojas que chasqueaban al paso de Jorge y de Latinan

4


BIBLIOTECA DEL C.P. LOS CAMPOS

dibujaban senderos perfectos. Jorge estaba maravillado con esa visión. Jorge se pellizcó en los carillos, pero no despertó. —Esto es maravilloso. ¿Por qué me dejas entrar en tu mundo?, ¿Por qué puedo ver todo esto? —dijo Jorge mientras se le caía la baba de fascinación. —Porque la humanidad se ha vuelto muy incrédula y ya no es capaz de crear historias de: duendes, hadas, elfos, emiratos…y nosotros necesitamos que se sigan escribiendo historias, porque vivimos gracias a las ensoñaciones de la gente, las ilusiones, y la fantasía. Sin ellas nosotros desapareceríamos por completo. Esa fuente que tienes a tu vera es el lugar donde nos alimentamos, en ella buscamos vuestras fantasías, vuestros sueños e ilusiones. Os necesitamos —dijo Latinan esta vez con un halo de tristeza en su mirada. —Y… ¿Qué puedo hacer yo por vosotros? Tan solo soy un niño asustadizo al que le persiguen de continuo —Jorge se sentía incapaz de hacer nada por nadie. —Es muy sencillo querido amigo Jorge. Cuando seas un poco mayor y tus capacidades literarias se hayan desarrollado por completo: escribe sobre nuestro mundo, sobre nuestro bosque, escribe sobre la magia…Así nunca desapareceremos. Tú nunca has perdido la fe en nosotros y por eso puedes vernos, sé que llevas tiempo escribiendo cuentos para tus hermanos. Eso nos

5


BIBLIOTECA DEL C.P. LOS CAMPOS

da vitalidad y fuerza— Latinan estaba muy orgulloso de aquel joven y se le notaba en sus ojillos arrugados de ternura. Jorge asintió y les prometió que seguirían vivos en la mente y en el espíritu de niños y adultos. Era una promesa que debería cumplir. —Antes de que te despidamos querido amigo te vamos a dar un regalo muy especial. Estas hierbas que te voy a entregar harán que tu mente y tu cuerpo se fortalezcan; úsalas cuando estés cansado, cuando te persigan tus monstruosos vecinos, y cuando la inspiración parezca haber desaparecido. Y este barro que te entrego conseguirá que puedas vernos cuando lo necesites o quieras saber más de nosotros. Buena suerte amigó—dijo al fin Latinan. —Gracias compañero Latinan. A mí me gustaría entregarte este colgante para que tampoco me olvides, es un trébol de la suerte— dijo Jorge mientras se lo ponía en el pequeño cuello de Latinan. —Es muy grande para tu cuello, pero seguro que conseguirás hacerlo a tu medida. Hasta siempre.

3.- EL DESPERTAR Cuando Jorge sintió que la baba cálida y espumosa le caía por la barbilla despertó. Se había quedado dormido apoyado sobre la secuoya y su cuerpo y su ropa, estaban secos, miró hacia su alrededor pero no vislumbró el rastro de Latinan ni el del bosque fantástico. Sabía que se había quedado dormido, pero también sabía que su sueño había sido tan real como la vida misma, curioso se miró en los bolsillos y en ellos encontró las hierbas y el barro que le había 6


BIBLIOTECA DEL C.P. LOS CAMPOS

entregado Latinan en unos frasquitos. Los abrió y exhaló el aroma de aquellas hierbas y se sintió fuerte y agradecido por estar en aquel bosque sin nombre. Respiró profundamente el aire que le llegaba de soslayo y miro hacia la espesura del bosque: el follaje brillaba, las hojas se apoyaban contra el suelo mientras los cervatillos se las comían y los pajarillos hacían sus nidos con ellas en las copas altas de los árboles. En aquel instante en que pudo vislumbrar más vidas latientes que la suya decidió ponerle un nombre al bosque que le había hecho renacer. Lo llamó: Latinan, en homenaje a quien le abrió los ojos y la mente. Muchos años después salió al mercado literario la historia de aquel bosque y de sus habitantes. El autor que lo firmaba no era otro que Jorge García Velázquez.

AUTORA: Silvia Ochoa Ayensa

BIOGRAFÍA NARRADA POR LA AUTORA "Nací el cuatro de Julio de 1983 en tierras sorianas, a los doce años comencé a escribir cuentos infantiles, pero mi afición empezó a tomar forma a los quince años. He participado en varias antologías literarias como: "Tarta de Manzana y otros relatos" de Bohodón ediciones, concurso en el que quedé finalista, también he participado en "Atmósferas, 100 relatos para el mundo" relatos solidarios. Antología "Ser abuelo" en las dos ediciones. “Más cuentos 7


BIBLIOTECA DEL C.P. LOS CAMPOS

para sonreír” gracias al concurso Premio Algazara. Helffin de relato fantástico a través de Bubok. "Corazones con esperanza" campaña solidaria 2010, para la construcción de un hogar para niños de la calle en Minas Gerais ( Brasil). Colaboro con mis poemas y cuentos en la Sociedad de escritores de literatura infantil "Estrellas para la cuna", asociación de cuentistas y poetas internacionales que donan sus obras para los chicos huérfanos del jardín "Juanito Bosco" perteneciente a la parroquia Cristo Rey de la ciudad de Mar del Plata (Argentina) con el objetivo de que sirvan de material educativo. Durante 2009 monté una plataforma literaria junto con varios entusiastas de la literatura y he publicado "Susurros del alma", “Dame alas” y “Espinas y Rosas” libros de poemas sacados del alma, una novela romántica “El mimo que atravesó mi ventana”. “El armario cuentacuentos de Catalina”, “Un dragón marciano en la edad media”, “El mosquito trompetero y el espejo” de literatura infantil y juvenil. “La vorágine del tiempo “y “La hermandad del trébol invertido” relatos cortos y cuentos. Semifinalista con el poema “El gran azul” en Centro de Estudios Poéticos. Primer premio de poesía Sociedad de escritores de literatura infantil "Estrellas para la cuna" 2010. También he participado en varios periódicos locales y he leído relatos de actualidad en la cadena “SER” de Soria, algunos de mis poemas también han sido leídos en distintas radios de Argentina y en la radio de Nava, Asturias, el programa de radio “Mimos para el alma” conducido por Sinda Miranda. El día 31 de octubre de 2009 me estrené como poeta en mi tierra natal - en el salón: Gerardo Diego del casino- junto a Isabel Miguel. Además, he participado como cuentacuentos en la librería “Santos Ochoa” de

8


BIBLIOTECA DEL C.P. LOS CAMPOS

Soria y tras el terremoto acontecido en Haití creé una iniciativa solidaria en forma de libro para ayudar a Haití."

9


El Mundo a través de una secuoya gigante