Page 1

Lengua Materna. Español Primer Grado

Planificación

Actividad puntual. Proyecto. Actividades recurrentes

BLOQUE 1

Tiempo de leer Aprendamos a leer y a escribir

Actividad puntual Conocemos la escuela

Propósitos: Que los alumnos… • Recorran la escuela para familiarizarse y reconocer usos de la escritura en su entorno escolar. • Reflexionen sobre la escritura del nombre propio e identifiquen semejanzas y diferencias con otros nombres. Materiales: Tarjetas con nombres de los niños, hojas blancas, colores, Recortables 4. Alfabeto 2, tarjetas blancas, tiras de cartulina, cinta adhesiva, libro de lecturas. Tiempo de realización: 5 sesiones, distribuidas en 1 semana. Modalidad

Actividad puntual. Conocemos la escuela

Actividades recurrentes

Actividades

¿Qué busco?

Pág. LT

Pág. CT

1. Nuestros nombres

Que los alumnos: Reflexionen sobre la escritura del nombre propio.

12

9

2. Paseo por la escuela

Se familiaricen con el nuevo entorno. Reconozcan algunos usos de la escritura en el entorno escolar (letreros, etiquetas).

13

10

3. Las personas que trabajan en la escuela

Identifiquen semejanzas y diferencias en la escritura de nombres propios.

14

11

4. Letras y números

Diferencien letras de números.

15

11

Aprendamos a leer y escribir Palabras que empiezan como...

Descubran que existe relación entre lo que se escucha y lo que se escribe. Comiencen a identificar regularidades en inicios de palabras.

16

12 13 14

Tiempo de leer “El plan de los ratones”

Escuchen la lectura de un cuento, para: - Identificar regularidades en inicios de palabras. - Hacer anticipaciones a partir del título y las ilustraciones. - Conversar sobre su contenido.

18

15

SEMANA 1 Actividad 1. Nuestros nombres

LT p. 12 / CT. 9

Nuestros nombres ¿Cómo guío el proceso? Antes de empezar, prepare tarjetas con el nombre de cada niño. Es importante que sean del mismo tamaño y con los nombres escritos en el mismo color para evitar que lo distingan por razones diferentes a las letras que lo componen. Deje las tarjetas sobre su escritorio o en un lugar accesible para que los niños puedan tomarlas durante esta sesión. Destine un lugar para armar una lista de asistencia visible para todos y, de ser posible, que permita pegar y despegar o colgar y descolgar las tarjetas. Prepare y pegue en la puerta un letrero que diga “Este es el grupo de 1.°”. Prepare hojas blancas para que cada niño pueda dibujar su autorretrato. Platique con los niños sobre lo que están viviendo ahora que están empezando la primaria. Seguramente hay muchos compañeros que no conocen y otros con los que quizá ya hayan convivido en el preescolar o en la comunidad. Exprese que es importante que se conozcan porque ahora conforman un grupo de compañeros con quienes compartirán mucho tiempo en la escuela. Solicite que cada quien diga su nombre y cómo le gusta que lo llamen. Tenga en cuenta que si hay un niño que se llama José María, pero le llaman Chema, podrá tener dos tarjetas: una para su nombre y otra para su sobrenombre. Pueden acordar cuándo conviene escribir cada uno. Si hay dos o más niños con el mismo nombre, discuta con ellos a necesidad de agregar una inicial del apellido para reconocer el propio. Esta inicial tendrá que estar suficientemente separada del nombre para que no se confunda con él. Asegúrese de que estos niños sepan muy bien qué está escrito en sus tarjetas. Anote los nombres en un rotafolio o en el pizarrón mientras van participando. Luego, invite a cada uno a que diga algo más que ayude a conocerlo mejor. Cuando terminen de presentarse, coménteles que tiene unas tarjetas con los nombres de cada uno. Pida a tres o cuatro niños que pasen a buscar la tarjeta que contiene su nombre. Seguramente la identificación del nombre será fácil para algunos y algo complejo para otros. Ayude a quienes tienen dificultad mostrándoles el nombre escrito que anotó en el pizarrón mientras se presentaban. Una vez que hayan encontrado su nombre, anímelos a que lo lean. Luego, explíqueles que esas tarjetas servirán para saber quién asistió o faltó a la escuela cada día. Indíqueles dónde colocar su tarjeta para que su asistencia quede registrada. Usted también puede hacer su propia tarjeta para que los niños conozcan la escritura de su nombre. Entre todos cuenten cuántos asistieron ese día. Entregue el libro de texto del alumno a cada niño. Pida que escriban su nombre en un papelito para pegarlo en la portada externa. En el libro escribirán su nombre en la entrada del Bloque 1. Quienes tengan dificultad para hacerlo solos, pueden tomar su tarjeta para copiarlo. Dígales que también es importante que puedan reconocer y escribir los nombres de sus compañeros. Pida a cada niño que pase a la lista de asistencia y tome una tarjeta que no sea la suya, para escribir el nombre de su compañero o compañera en su libro de texto. Como es la primera vez que muchos de ellos tienen un libro de texto, valdrá la pena que les explique cómo localizar en su libro las actividades a las que se refiere Cuando terminen de llenar el cuadro, pídales que dibujen su autorretrato en una hoja de papel y que escriban su nombre como epígrafe para armar la “foto” del salón. Pegue cada autorretrato junto al letrero: “Éste es el grupo de 1.° “__”. ¿Cómo apoyar? Para ayudar a los niños menos familiarizados con la escritura, usted puede hacer este tipo de intervenciones: ...Me voy a fijar en la lista para ver cómo se escribe “José” y voy a tratar de escribirlo igual en esta hoja, para saber de quién es este dibujo. ¿Cuál tengo que escribir primero para que diga “José”? Me voy a fijar aquí (señala con el dedo la letra inicial) para saberlo.

26


Pautas para evaluar Observe y registre quiénes: • Reconocen su nombre rápidamente. • Buscan la letra inicial para identificarlo. • Tienen mucha dificultad para encontrarlo. Sugerimos que complemente la observación con una entrevista breve a los niños en la que haga preguntas como éstas: ¿Cómo supiste que esa tarjeta tiene tu nombre? ¿En qué te fijaste para saber que ése es tu nombre y no el de otro compañero? Esta información será muy valiosa porque constituye un primer diagnóstico.

Actividad 2. Paseo por la escuela

LT p. 13 / CT. 10

¿Cómo guío el proceso? Proponga a los niños conocer mejor la escuela para que puedan familiarizarse con sus instalaciones: Dirección, patio, cooperativa, baños, cancha. Dígales que harán un recorrido y que llevarán su cuaderno y un lápiz para ir haciendo anotaciones de las diferentes áreas y copiando los señalamientos que existen en ellas. Además, anticípeles que anotarán los nombres de las personas que encuentren ahí. Durante el recorrido, ayúdeles a leer los letreros que identifiquen. Mencione los letreros que tienen letras como las de sus nombres. Mira, Diana, el letrero que dice “Dirección” empieza como tu nombre. Una vez en el salón, pida a los niños que le dicten sus anotaciones. Enliste lo que le digan en una hoja de rotafolio o en el pizarrón. Sería ideal que la lista quede algunos días a la vista de los alumnos, pues podrán percatarse de la escritura de los Lugares visitados y completarla en caso de que les haya faltado algo.

Actividad 3. Las personas que trabajan en la escuela

LT p. 14 / CT. 11

¿Cómo guío el proceso? Prepare un organigrama sencillo que muestre a los niños el rol de cada una de las personas que integran su escuela (director, maestros, secretarias, intendencia, entre otros). Luego, organice un recorrido por la escuela para ubicar a las personas. Si es posible, anímelos a que les pregunten sus nombres y funciones. Solicite que anoten los nombres y funciones en sus libros y comparen las respuestas.

Actividad 4. Letras y números

LT p. 15 / CT. 11

¿Cómo guío el proceso? Prepare tarjetas o tiras de cartulina para escribir letreros de varios tamaños. Pida a los niños que localicen la Actividad 4 en su libro de texto. En seguida pida que vean la imagen y que digan qué hay en ella. Dirija las preguntas hacia la presencia de escrituras y números. Acepte las respuestas de algunos niños y pida a otros que las validen, en particular aquellas que pueden asociarse a lo escrito. (Por ejemplo: Daniel, Chema dice que en esa imagen hay una biblioteca. ¿Estás de acuerdo? ¿Cómo podemos saber si es una biblioteca?). Puede animarlos a decir dónde se puede leer, qué dicen los letreros, dónde hay números y para qué sirven. Esto se vincula con lo que estarán viendo en Matemáticas y contribuirá a que diferencien números de letras y a que comiencen a comprender las funciones de cada conjunto de grafías. Algunos letreros incorporan letras y signos, como el señalamiento de los grupos (1.°, 2.°, 3.°). Haga comentarios como: ¿Ya se fijaron que en los letreros de los salones usan un número y un signo para indicar el grado? ¿En dónde ven más números? ¿Hay lugares donde se vean letras y números juntos? ¿Qué creen que indiquen los números? Los niños están recibiendo mucha información del contexto. Brinde información que pueda ayudarles a entender cada vez más de qué se componen los escritos que hay alrededor. Discuta con los niños si en el recorrido que hicieron por su escuela encontraron letreros parecidos a los de la imagen. ¿Había lugares sin letreros? ¿Cuáles? A partir de estas preguntas y la evidencia de los faltantes, proponga que escriban letreros que falten para el salón y la escuela, con las tiras de cartulina. Diga a los niños que pueden apoyar sus escrituras en los letreros de la imagen. Cuando estén listos los letreros, organice otro recorrido, pero ahora para pegarlos donde corresponde. Ya en el salón, discuta con los niños la necesidad de distinguir las pertenencias de cada quien.

Aprendamos a leer y escribir

LT p. 16/CT.12-14

Palabras que empiezan como… ¿Cómo guío el proceso? Proponga a sus alumnos un juego donde usted seleccionará al azar diferentes nombres y ellos tendrán que pensar diversas palabras que empiecen igual. Por ejemplo: palabras que empiecen como Manuel, como maceta, mamá. Solicite que realicen la primera actividad de su libro y pida voluntarios para que le dicten palabras que empiezan igual que el nombre de ellos. Registre las palabras en el pizarrón para que las tengan como apoyo cuando resuelvan la siguiente actividad de su libro de texto. Después de algunas rondas, pida a los niños ir a la página del libro donde se solicita que piensen y digan otras palabras que empiezan igual que el nombre de lo que está representado en la imagen. Escriba las palabras en el pizarrón y entre todos corroboren que comienzan igual. En este momento es mejor utilizar letras mayúsculas para evitar confusiones, ya que los niños consideran que María no se escribe igual que maceta porque gráficamente no son iguales. Más adelante se introducirá la reflexión sobre el uso de mayúsculas para distinguir nombres propios o inicios de oración. En este momento lo importante es encontrar regularidades en la escritura que coinciden con regularidades sonoras. En el siguiente ejemplo: MARÍA, MACETA, MANZANA, MELÓN, TAZA. Ayude a los niños a observar las semejanzas gráficas escribiendo las palabras una debajo de la otra. Así, con la última palabra (TAZA) será evidente que no comienzan igual. Esta estrategia es útil para que los niños vayan identificando regularidades gráficas. Sólo tiene que escribir las palabras para que ellos puedan observar si se escriben igual o diferente. Para los niños en proceso de alfabetización, no es momento aún de introducir la reflexión ortográfica. Simplemente se trata de que vayan observando las regularidades en la escritura. Si le dictan helicóptero como palabra que empieza igual que elefante, o queso como palabra que empieza como conejo, solo tendrá que escribirlas, una debajo de la otra, y ellos se darán cuenta de que no se escriben igual. En la siguiente página del libro de texto, los niños deben pensar palabras que comienzan con nombres de otros objetos y animales. De esta forma irán ampliando el vocabulario y explorando palabras que comienzan con todas las letras. Al finalizar el dictado, pida a sus alumnos que copien en su libro de texto algunas de las palabras que usted anotó. Lo más probable es que los niños traten de encontrar palabras que empiezan igual atendiendo a la primera sílaba, no a la letra inicial, ya que el proceso de construcción del conocimiento del sistema de escritura inicia realizando recortes silábicos de la oralidad. Por tanto, para conejo, seguramente buscarán palabras que inician con co, no con c. La identificación de la letra es algo posterior y es un recorte que hacemos los que ya estamos alfabetizados. Los niños seguramente le dirán palabras como cocina, coche, o comal. Aunque esto es parte del proceso, no significa que los niños estén comprendiendo el concepto de sílaba. Seguramente habrá escuchado que dicen “empieza con la co” o “con la ma”, en un intento de identificar las regularidades en el inicio de las palabras, pero no como un conocimiento del concepto de sílaba que deberá introducirse mucho después, una vez que hayan descubierto que nuestro sistema de escritura es alfabético. Pautas para evaluar Observe y registre con cuidado quiénes: • Dan ejemplos de palabras pertinentes. • Siguen alguna estrategia, como oralizar, para determinar si empieza igual o no la primera sílaba (sa... sa… sapo, sí, Sapo es como Santiago). • Tienen mucha dificultad para encontrar palabras que empiecen igual. Esta información será muy valiosa porque constituye un primer diagnóstico.

27


Lengua Materna. Español Primer Grado

SEMANA 1 LT p. 18 / CT. 15

Tiempo de leer “El plan de los ratones” ¿Cómo guío el proceso?

Organice al grupo para que puedan escuchar atentamente la lectura. Si tiene espacio en el salón, puede adaptar un rincón para esta actividad recurrente poniendo cojines o un tapete donde reunirse para el “Tiempo de leer”. También puede sacarlos del salón y buscar un lugar acogedor para leer al aire libre o en la biblioteca escolar. Para empezar, señale el título e identifique dónde dice la palabra ratones. Pida que le digan el nombre de alguien que comience igual que ratones. Luego guíe la anticipación del contenido del texto para contrastarla con el texto después de la lectura. Revisen juntos las ilustraciones y relacione el título con éstas. Formule preguntas como: ¿Por qué creen que el cuento se llama así?, ¿a qué le tienen miedo los ratones?, ¿por qué?, ¿qué tipo de plan será?. Lea el cuento y escuche los comentarios de los alumnos conforme avanza la historia. Retome alguno que recoja lo que anticiparon. Al terminar de leer, compare las predicciones que formularon con lo que pasó en la historia. Puede guiarlos así: Antes dijeron que los ratones le tienen miedo a los gatos, ¿en el cuento pasa lo mismo?, ¿también les da miedo que se los coma?, ¿qué quieren hacer los ratones en el cuento?, ¿por qué ponerle un cascabel al gato es buena idea?, ¿en la historia dice cómo lo van a lograr?, ¿cómo creen que podrían hacerle? ¿Cuál es el problema que se plantea? Elabore un plan con los niños para ponerle el cascabel al gato y pida que le dicten sus comentarios. Vaya con los niños a la biblioteca escolar para explorar cuentos y buscar otros que también tengan animales como protagonistas. Puede leer esos textos durante la semana. También

SEMANA 2 Actividad puntual Organizamos las actividades Propósitos: Que los alumnos… • Conozcan y organicen las actividades que realizarán regularmente en la escuela para contribuir a la estabilidad de los niños y su integración al entorno escolar. • Exploren los acervos disponibles en su aula y en la escuela para identificar distintos tipos de materiales. • Organicen el acervo de la biblioteca del salón para construir las reglas de préstamo de materiales. Materiales: Tarjetas con nombres de asignaturas, Tiras recortables Primer grado (“Alfabeto del salón”, pág. 7 y “Actividades del día”, pág. 35), calendario de pared, alfabeto Recortable 1. Alfabeto 1, cuaderno, pegamento, tarjetas blancas, plumones o colores, “Pasaporte de lecturas”, libro de lecturas. Vínculo con otras asignaturas: Matemáticas. Tiempo de realización: 5 sesiones, distribuidas en 1 semana. Modalidad

Actividad puntual. Organizamos las actividades

Actividades recurrentes

Actividades

¿Qué busco?

Pág. LT

Pág. CT

1. La agenda de la semana

Que los alumnos: Reflexionen sobre la escritura del nombre propio.

19

16

2. El calendario

Se familiaricen con el nuevo entorno. Reconozcan algunos usos de la escritura en el entorno escolar (letreros, etiquetas).

20

16

3. El alfabeto

Identifiquen semejanzas y diferencias en la escritura de nombres propios.

21

17

4. Vamos a la biblioteca

Diferencien letras de números.

22

17

5. Organizamos nuestra biblioteca

Organicen la biblioteca del salón con criterios construidos con el grupo.

22

17

Tiempo de leer “Rafa, el niño invisible”

Escuchen la lectura para anticipar el contenido y verificar sus predicciones.

23

18

Actividad 1. Agenda de la semana

LT p. 19 / CT. 16

¿Cómo guío el proceso? Prepare una agenda de pared para la clase y tarjetas con íconos y letreros de los tipos de actividades que realizan los niños en la escuela a lo largo del día. Estas tarjetas deben poder pegarse en la agenda en el orden debido en cada día. Si lo considera pertinente para su grupo, puede utilizar las tarjetas con íconos de asignaturas que se encuentran en las Tiras recortables Primer grado “Actividades del día, pág. 35”. Elabore el formato de agenda en un rotafolio o en una cartulina y pegue cada tarjeta en el día y hora en el que llevan a cabo esa actividad. La agenda semanal es un portador de texto (o soporte de escritura) que ayudará a los niños a consultar diariamente qué día es y qué clases tocan, cuándo se realizan los honores a la bandera, cuándo hay una salida o una visita. En adelante, cada que los niños consulten esta agenda diaria, preste atención a los diálogos entre ellos, intentando comprender lo que interpretan. Intervenga formulando interrogantes, solicitando que justifiquen lo que dicen, leyendo para verificar las interpretaciones, adecuadas o erróneas, y brinde información cuando lo crea conveniente. ¿Qué dice acá? ¿Cómo se dan cuenta? Comente con sus alumnos que, así como tienen compañeros nuevos y salón nuevo, también tendrán clases nuevas, con un tiempo para cada una. Dígales cuáles serán y plantee: ¿Les gustaría saber a qué hora toca Educación Física y qué día?, o ¿a qué hora se sale al recreo? Luego problematice: ¿Y cómo van a recordar toda esta información? ¿Alguien conoce las agendas?. Muéstreles la agenda semanal que preparó y dígales que ahí podrán registrar toda la información de sus clases, de los tiempos de recreo y otros eventos del día a día. Explique la organización y función de lo que ahí aparece y se registra. ¿Por qué hay una tabla? ¿Para qué sirven las columnas? ¿Qué se escribe en ellas? ¿Qué números aparecen y cómo se relacionan con el reloj?. Escriba, y verbalice mientras lo hace, el horario de las actividades. Como esta información es importante, y a veces los papás quieren conocerla, también vale la pena que la escriban en su libro.

28


Actividad 2. El calendario

LT p. 20 / CT. 16

¿Cómo guío el proceso?

Inicie una conversación acerca de lo que saben sobre los calendarios (qué tienen, para qué sirven, qué podemos hacer nosotros con ellos). Muestre el calendario que preparó para la clase y colóquelo en la pared. Analice con ellos las partes que lo conforman. Pregunte: ¿Qué indicarán las letras y los números? ¿Cómo se lee?. Si le es posible, muestre diversos tipos de calendario (de pared, de mesa, de bolsillo) y discuta con ellos en qué se parecen. Los niños sacarán conclusiones como: los meses tienen nombre, cada hoja es un mes, cada fila es una semana, los números son para saber los días, los dibujos de lunas sirven para saber cómo se ve la luna cada día. Ayúdelos a descubrir lo que dicen las palabras que aparecen en el calendario, identificar conqué letra empiezan, con qué letra terminan, cuáles nombres empiezan igual. Considere que con el calendario pueden hacer registros y consultas de acontecimientos significativos, a fin de ir creando una noción ordenada de la medición del tiempo. Para ello, pregunte a los niños qué eventos les parecen más especiales. Muchos pueden decir que lo importante son sus cumpleaños o festejos para la comunidad. Pregúnteles si saben exactamente el mes y día en que se festejan esos eventos; si no lo saben, pida que pregunten en casa. Cuando tengan esta información, ayúdeles a ubicar en el calendario del salón el mes y día de algunos de esos eventos, así como de los cumpleaños de cada uno (si algún niño no lo festeja por cuestiones religiosas, pida que lo registre como su fecha de nacimiento). De esta forma, estos eventos estarán visibles para todos. Una actividad que contribuye a dar cohesión al grupo y al mismo tiempo da cuenta de las actividades que realizan cotidianamente los niños, es el Diario del grupo. Consulte la propuesta para organizar esta actividad en la página 26. Actividad 3. El alfabeto

LT p. 21 / CT. 17

¿Cómo guío el proceso?

Prepare el alfabeto grande para pegar en la pared que se encuentra en las Tiras recortables (pág. 7) de este grado. Coloque el alfabeto en alguna pared del salón a una altura que permita a los niños consultarlo fácilmente. Invítelos a localizar la letra de su nombre y la ubicación, y apóyelos mediante este tipo de preguntas: ¿Cuál aparece primero, la de Julián o la de Sara? ¿Qué otras palabras o nombres empiezan con la misma letra?. Una vez que hayan localizado y comentado la similitud de inicio con otras palabras, puede pedirles que escriban en su libro la palabra que empieza como su nombre. Ayúdelos a recortar el Recortable 1. Alfabeto 1 que está en la página 199 de su libro, para que lo peguen en sus cuadernos en el mismo orden del alfabeto del salón. Así formarán el Cuaderno de palabras al que, paulatinamente, irán incorporando otras palabras que resultan significativas a partir de los proyectos y las actividades puntuales. Con esto, advertirán que muchas palabras inician con la misma letra. Eventualmente comenzarán a fijarse en las otras letras (las medias y las finales) que las hacen distintas, aunque todas empiecen igual. Actividad 4. Vamos a la biblioteca

LT p. 22 / CT. 17

¿Cómo guío el proceso?

Cuente a los niños que la biblioteca es un espacio en el que podrán encontrar e interactuar con muchos libros de todos tipos, formas y tamaños. Lleve al grupo a visitar la biblioteca de la escuela o del aula. Recorra el espacio con los niños y muéstreles la diversidad de libros y otros materiales que pueden encontrar. Hágales saber los nombres que se usan para esa diversidad de textos (cuentos, cancioneros, enciclopedias, diccionarios, revistas), así como de los tamaños y formas en los que pueden encontrarse (cortos/extensos, gruesos/delgados, plegables, ilustrados, solo con letras). Dé tiempo para que revisen los libros, sus portadas y contraportadas; que vean si todos tienen índices y observen otros elementos paratextuales (como el nombre del autor, del ilustrador, la editorial o la colección a la que pertenece). Luego invítelos a contestar la actividad de su libro de texto. Actividad 5. Organizamos nuestra biblioteca

LT p. 22 / CT. 17

¿Cómo guío el proceso?

Platique con los niños sobre la variedad y cantidad de libros en su salón. Problematice: ¿Cómo podremos saber cuántos hay? ¿Cuáles son?. Acepte algunas respuestas y valore con ellos las ventajas de sus propuestas. Oriente la conversación hacia la organización del material bajo criterios que los niños puedan comprender, por ejemplo, libros de cuentos, libros de poemas, libros de canciones, libros que tratan solo de animales, libros del cuerpo humano, libros que hablan sobre el universo, libros de adivinanzas, revistas, etcétera. Escriba en un rotafolio o pizarrón las categorías que acuerden. Solicite a los niños que hagan letreros para identificar fácilmente el material. Organice equipos de dos o tres integrantes. Distribuya las categorías de materiales entre los equipos. Cada equipo será responsable de copiar del rotafolio las palabras que ayuden a escribir el letrero de la categoría que les tocó en una tira de cartulina. Ahora elija un cuento e invítelos a escuchar la lectura. Una actividad que puede realizar reiteradamente en la biblioteca puede ser que cada niño elija (o reciba) un libro para llevar a su casa, y así poder volver una y otra vez sobre el texto. Para organizar los préstamos, necesita explicarles cómo funciona ese sistema: se agendará el día en que se llevarán el libro a su casa y la fecha en que lo devolverán. Además, es importante que les muestre cómo llenar la ficha de registro de salida y entrega. Tiempo de leer

LT p. 23 / CT. 18

“Rafa, el niño invisible” ¿Cómo guío el proceso?

Invite a los niños a reunirse en el espacio de lectura que dispuso en el aula. Lea el título del texto. Pregunte cómo consideran que un niño puede ser invisible. Después de leer, converse con los niños acerca de las razones por las que Rafa se sentía invisible. Relea partes del texto para ayudar a los niños a encontrar dichas razones. Utilice las preguntas del libro de texto para guiar la conversación: ¿Rafa era invisible de verdad? ¿Por qué sentía que se habían borrado sus pies, las piernas, el cuerpo, los brazos, el cuello, la cabeza y hasta el pelo? ¿Cómo dejó de sentirse invisible?. Recupere lo que dicen los niños y devuelva sus afirmaciones en forma de pregunta para promover la construcción colectiva del sentido del texto: Juan dice que Rafa no era invisible, pero Raúl dice que sí, ¿ustedes qué opinan? ¿Dónde podemos verificar eso en el texto?. Invite a los niños a armar el Recortable 2. Pasaporte de lectura para registrar todo lo que vayan leyendo a lo largo del año. Ayúdelos a cortar y armar su pasaporte. Ahí podrán copiar los títulos de textos leídos en la clase de Lengua materna. Español y anotarán otros que vayan leyendo en la escuela o en sus casas. A continuación, se presentan las instrucciones para el armado del “Pasaporte de lecturas”. Tómese su tiempo para doblar el papel porque esto determinará la calidad del pasaporte. Asegúrese de que los dobleces sean uniformes y de que todos estén bien plegados. Considere pasar la uña o algo duro, como el borde de un lápiz, sobre el doblez. 1) Comience doblando el papel por la mitad de manera horizontal. 2) Luego desdoble el papel y doble por el lado vertical. 3) Sin desdoblar el anterior, doble el papel nuevamente por la mitad, siguiendo la línea. 4) Aplane el libro. 5) Recorte por la línea para emparejar las hojas. 6) ¡Listo! Pueden empezar a usar el “Pasaporte de lecturas”. Cuando tengan 10 libros anotados, pueden desdoblar y volver a realizar estas instrucciones, pero por el otro lado de la hoja.

29


Matemáticas BLOQUE 1

pp. 12- 23 CT pp. 57 - 71

Primer Grado

Trayecto 1 La decena Organizadores curriculares Eje temático

Número, álgebra y variación.

Tema

Aprendizajes esperados • Lee, escribe y ordena números naturales hasta 100. • Resuelve problemas de suma y resta con números naturales menores que 100.

Número, adición y sustracción.

Propósito y descripción del trayecto El trayecto “La decena” constituye una invitación a trabajar con el concepto de número a través de una serie de actividades que giran en torno a los primeros 10 números naturales. En un comienzo, las lecciones pueden fungir como un diagnóstico inicial sobre los conocimientos y habilidades de los estudiantes alrededor de dichos números. Posteriormente, las actividades llevan a profundizar en el sentido numérico a través de diferentes aproximaciones que incluyen la comunicación de la cardinalidad de colecciones concretas y dibujadas, la expresión de la cardinalidad por medio de los símbolos numéricos y la comparación de colecciones. Se trabaja con múltiples organizaciones de los elementos en las colecciones y se construyen estrategias de conteo de manera paulatina y partiendo de procedimientos propios. Se fomenta el análisis de la decena a través de la partición del 10 en dos sumandos, con actividades tanto de composición como de descomposición. Las situaciones de suma, relacionadas con juntar y separar cantidades, se trabajan junto con las estrategias de conteo. En su conjunto, el trayecto fomenta un trabajo profundo con la decena, abordándolo desde distintos ángulos y contribuyendo a establecer relaciones numéricas que fortalecen la concepción del número.

Tiempo de realización El trayecto se integra por once lecciones que se sugiere desarrollar a lo largo de por lo menos once sesiones de 50 minutos. Algunas lecciones pueden repetirse o llevarse más de una sesión, en cuyo caso se indica.

1. Semillas y vasos ¿Qué busco? • Que comuniquen la cardinalidad de una colección concreta, de no más de 10 elementos, a través de mensajes orales, con dibujos, y usando los símbolos de los números. • Que comparen la cantidad de objetos en diversas colecciones concretas. ¿Cómo guío el proceso? • Divida al grupo en parejas o equipos. • Dé a la mitad de los equipos entre 1 y 10 vasos, a la otra mitad, proporcióneles semillas. • Pida que los equipos de los vasos cuenten cuántos tiene y que le pidan a los equipos de semillas el mismo número de semillas. Asegúrese de dar la instrucción: por cada vaso tiene que haber una sola semilla. • En Cuaderno de Trabajo contabilice y escriba la cardinalidad de un grupo. Cuente y escriba la cantidad de partes señaladas en un tigre. ¿Cómo apoyar? • Conviene repetir este tipo de actividades, haciendo énfasis en la correspondencia uno a uno. Sugiera que ordenen los objetos en filas para controlar los elementos que han contado y los que faltan por contar, cuenten en voz alta, junto con quienes ya dominan la serie numérica hasta el 10. • Vean los números de las lecciones para identificar palabra y número.

30

p. 12

CT p. 57

¿Qué material necesito? • Semillas o cuentas de cualquier tipo. • Recipientes que funjan como vasos.

Pautas para evaluar Esta actividad sirve como diagnóstico para reconocer cómo cuentan las colecciones no mayores a 10, comunican de manera oral y escrita los primeros números y las comparan o igualan.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

• Puede ser que algunos niños cuenten dos veces una semilla o no consideren alguna, debido a que no dominen la serie numérica oral o escrita. ¿Cómo extender?

• Puede usar más de 10 vasos.


2. La caja de sorpresas

p. 13

CT p. 58

¿Qué busco?

¿Qué material necesito?

• Que utilicen los símbolos numéricos para indicar la cantidad de objetos en una colección concreta de 10 o menos objetos. • Que comparen colecciones concretas con métodos propios. • Que interpreten diferentes representaciones de los números y las comparen.

• Una caja de cartón por persona (puede ser una caja de zapatos, decorada por los estudiantes). A este material se le llama caja de sorpresas y lo usarán a lo largo del ciclo escolar. • Antes de comenzar, ponga distintas cantidades de objetos en sus cajas, que no superen los 10 objetos.

¿Cómo guío el proceso?

Pautas para evaluar

• Pida que, sin abrir su caja (o bolsa), digan quién tiene más objetos y por qué. Es probable que los niños la muevan para escuchar lo que hay dentro o la sopesen para que, por ejemplo, consideren su peso. • Solicite que describan la manera en que contaron los objetos y observe cómo registraron el resultado del conteo y si utilizan dibujos, líneas, puntos o símbolos para representar la cantidad. • Conviene aceptar diferentes representaciones y fomentar la discusión sobre cuáles son más convenientes. • En Cuaderno de Trabajo, contabilice y escriba las cantidades de objetos de cada colección, después señale la colección mayor de cada par y conteste preguntas de razonamiento.

Observe si existen dificultades con alguna representación (objetos, dibujos, palabras, símbolos). También puede haber dificultades en la manera de comparar las colecciones, ya sea física o en el conteo de los elementos de cada colección.

¿Cómo apoyar? • Proponga estrategias para trabajar la relación uno a uno al determinar cuál colección tiene más objetos. Por ejemplo, puede sugerir que coloquen los objetos alineados. • Cuenten todos en voz alta alguna colección donde haya diferencias entre los niños o donde se tenga la misma cantidad que otros equipos.

3. ¿Tienen la misma cantidad? ¿Qué busco?

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

• Un error común es la comparación de cantidades que no hagan correspondencia uno a uno, esto puede hacerse con los objetos de manera concreta o asignando un número de manera verbal a cada objeto.

¿Cómo extender? • Conviene continuar con la comparación entre tres o más colecciones de objetos.

p. 14

CT pp. 59-60

¿Qué material necesito?

• Que identifiquen colecciones con la misma cantidad de objetos cuando se encuentran organizadas de manera diferente. ¿Cómo guío el proceso? • Una característica del conteo es el desarrollo de la idea de que la misma cantidad de objetos colocados en otro orden mantiene el mismo número de objetos. En esta lección esta idea se trabaja por medio del conteo de objetos ordenados y desordenados o con modificaciones de color, tamaño o tipo de objeto. • El propósito es que los alumnos describan cómo reconocieron que dos colecciones tienen el mismo número de cosas y que indiquen qué tomaron en cuenta. • Para cerrar, haga que socialicen las formas en que contaron diferentes objetos. Pídales que escuchen atentamente y que, si es posible, reconozcan quién lo hizo igual o diferente. • En Cuaderno de Trabajo dibuje los objetos necesarios para que cada colección tenga la misma cantidad, finaliza coloreando un dibujo identificando cada color por el numeral que presenta. ¿Cómo apoyar? • Apóyese con material concreto y haga ejercicios en donde cambien de posición los mismos objetos y los vuelvan a contar.

Pautas para evaluar Esta lección puede usarse como diagnóstico sobre la comparación de colecciones y la invariancia de la cardinalidad. Observe las estrategias que usan para comparar y si pueden darse cuenta, sin contar, que algunos grupos son iguales. En Cuaderno de Trabajo aplique una coevaluación intercambiando entre compañeros los libros y calificando después de una puesta en común.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Pídales contar colecciones de más de 10 objetos.

31


Primer Grado

Matemáticas 4 ¿Cuál te tocó?

p. 15 CT pp. 61-62

¿Qué busco?

¿Qué material necesito?

Que cuenten colecciones dibujadas y representen la cantidad con el numeral. ¿Cómo guío el proceso? • Divídalos en equipos promoviendo la actividad como un juego. Cada niño del equipo debe tener 4 tarjetas y colocarlas en medio de la pareja. Modele la actividad con una pareja al frente del salón para que todos observen. • Pídales no voltear la carta hasta que hayan escrito su número. Si la voltean, la actividad sirve de cualquier manera para familiarizarse con la representación gráfica formal de los números cuando les es desconocida. • Observe atentamente si es que reconocen los trazos del símbolo numérico. Esta actividad sirve como diagnóstico del numeral.

¿Cómo apoyar? • Use la tira numérica como apoyo en diversas actividades de conteo. Pídales hacer que corresponda la serie oral con los puntos en las colecciones dibujadas y que las relacionen con cada símbolo en la tira. Hágales notar que al último número mencionado le corresponde ese símbolo. • En Cuaderno d Trabajo, escriba en el recuadro cuántos faltan para tener igual cantidad de objetos que se presentan. Lea y subraye en el recuadro informativo: Un número es un símbolo que representa la cantidad de cosas que tienen estas colecciones. El cero es un número que representa un grupo que no tiene objetos y su símbolo es 0. Luego contabilice y escriba la cantidad de animales que aparecen en una ilustración.

5. ¡Lotería! ¿Qué busco? • Que relacionen colecciones dibujadas con el numeral correspondiente cuando los numerales están en desorden. • Que reconozcan el antecesor y sucesor de un número dado. • Que sumen dos números cuya suma sea menor que 10. ¿Cómo guío el proceso? • Divida al grupo en parejas. • Antes de comenzar, ejemplifique la actividad jugando con el grupo. Muestre el conteo de puntos en los dados y la manera en que se coloca una ficha en el número que corresponde. • En la segunda parte, los alumnos podrán elegir si colocan una ficha en el antecesor o en el sucesor, dependiendo de lo que les convenga. • Si considera muy larga la actividad, dígales que gana quien llene una fila o columna con semillas. • En Cuaderno de Trabajo se presentan actividades para que el estudiante cuente en voz alta y escriba tres veces los números en orden ascendente, además propone colecciones de animales para que los alumnos cuenten y escriban el numeral correspondiente a cada colección. Luego presenta en una recta numérica los números para que los estudiantes relacionen los numerales faltantes con su antecesor o sucesor. Lea y subraya lo que considere importante en el recuadro explicativo: • El sucesor de un número es el que se obtiene al agregar “1”. • El antecesor de un número es el que se obtiene al quitar o restar “1”. • Finaliza con una actividad de identificar el antecesor y sucesor de los números. ¿Cómo apoyar? • Sugiera a los niños que para saber si están en lo correcto verifiquen la respuesta, utilizando la tira numérica que aparece al final de la lección 4 (página anterior). Use la tira numérica como apoyo para encontrar el antecesor o sucesor del número en los dados.

32

• Tarjetas número-colección. Pautas para evaluar Registre en una lista de cotejo si pueden escribir los números y representarlos por medio de una colección. Para Cuaderno de Trabajo, aplique una autoevaluación, se recomienda que los alumnos que presentan dificultad, argumenten sus respuestas en la puesta en común, para que a través de la discusión grupal, logren identificar errores.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

• Que no conozcan el símbolo que le corresponde a la cantidad de objetos o que lo confundan con otro. ¿Cómo extender?

• Al hacer la actividad “Un paso más”, pídales que observen que la cantidad de puntos que pusieron es la misma que hay detrás de la tarjeta, aun cuando posiblemente se vea de manera diferente.

p. 16

CT pp. 63-64

¿Qué material necesito? • Dados. • Fichas, piedritas o semillas.

Pautas para evaluar Con la pregunta del cierre, identifique los argumentos que usan para saber cuál es el número antecesor o sucesor, así podrá dar seguimiento a los conocimientos que tienen de la sucesión numérica. Observe si necesitan contar desde 1 para encontrar el sucesor. La evaluación del Cuaderno de Trabajo permite identificar a los alumnos que todavía presentan dificultad al relacionar una colección con el numeral correspondiente. Permita que estos alumnos, argumenten sus respuestas durante la puesta en común.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

• En la segunda parte, es posible que mencionen otro número que no es el antecesor o el sucesor.

¿Cómo extender? • Puede invitarlos a jugar, encontrando el número que corresponde a lo que sale en los dados, más o menos dos números.


6. Juntemos cosas en la caja ¿Qué busco? Que comiencen a trabajar los principios de la suma como resultado de juntar objetos concretos. • Que registren el resultado de la suma de dos números, cuyo resultado es menor que 10. ¿Cómo guío el proceso? • Es importante que, antes de contar, registren cuántas cosas piensan que hay en la caja una vez agregado lo indicado por el dado. • Conviene comentar las estrategias utilizadas para encontrar los totales. Permita que usen dibujos u otros objetos para llevar la cuenta. • En sesión plenaria y en función del tiempo que se disponga, anote en el pizarrón algunos resultados obtenidos, organizándolos del menor al mayor. Puede preguntar cómo cambian los resultados, la idea es invitarlos a que observen cómo al agregar un número mayor, el resultado también es mayor. • En Cuaderno de Trabajo los estudiantes resolverán actividades en las que se presentan problemas de suma y resta con números naturales menores que 100, de manera que usen el conteo de objetos para resolver sumas. Lea y subraye lo que considere importante en el recuadro explicativo: Sumar es juntar, agregar o añadir. 1 + 1 = 2 • Éste es el signo “+” de más, se emplea cuando juntas, agregas o añades. Éste es el signo (=) de igual, se usa para expresar el resultado de sumas o restas. ¿Cómo apoyar? • Trabaje de manera individual invitándolos a registrar todos los objetos.

p. 17

CT p. 65

¿Qué material necesito? • Dados. • Una caja de sorpresas por pareja. • Objetos manipulables (10 por equipo). Pautas para evaluar Observe que para determinar el total tienen que volver a contar los objetos de la caja. Aplique una coevaluación en las actividades realizadas en Cuaderno de Trabajo, solicite durante la puesta en común, a los alumnos que presentan dificultad para resolver estos problemas, que argumenten sus respuestas y expliquen procedimientos.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

Pueden equivocarse al sumar antes de contar los objetos. Conviene destacar la importancia de corroborar la respuesta, contando e invitándolos a considerar los errores como parte de la actividad.

¿Cómo extender? • Puede usar más objetos al inicio y pedir que registren todas las posibles respuestas.

7. Ocho fichas

p. 18 CT p. 66

¿Qué busco?

¿Qué material necesito?

• Que formen distintas colecciones agrupadas para representar un número del 1 al 10. ¿Cómo guío el proceso? • Puede empezar preguntando si piensan que la cantidad de fichas en todos los grupos es ocho. • Después deben verificarlo contando, pues hay un grupo de fichas que no cumple con la condición, lo cual se puede aprovechar para comentar con los alumnos sobre la importancia de los errores en matemáticas. Destaque que estos conducen al aprendizaje y que resulta útil detectarlos. • Puede preguntar qué falta o sobra en la representación que no tiene ocho elementos y qué piensan que pudo haberle pasado a la persona que formó esta agrupación. • Los equipos formarán al menos cuatro diferentes representaciones. • En sesión plenaria, conviene recuperar las diferentes representaciones generadas en el salón y mostrarlas para que todo el grupo las vea. Es importante verificar que están formadas por ocho fichas y destacar que la misma cantidad puede verse de distintas maneras (una tira de fichas muy larga, y otras más cortas, por ejemplo). • En cuaderno de Trabajo se prop0ne que los alumnos organicen colecciones agrupadas de diferente forma para representar el mismo número ¿Cómo apoyar? • Trabajar con un número menor que ocho.

• Piedras, semillas o fichas de colores. Pautas para evaluar Aproveche para revisar estrategias de conteo, tales como la importancia de contar todas las fichas, llevar un orden al contar y seguir contando al agregarse una ficha. A través de una coevaluación en Cuaderno de Trabajo, favorezca que los alumnos con dificultades para realizar la actividad, argumenten procesos de solución al trabajo planteado.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Trabajar con números mayores que ocho o pedir que encuentren más representaciones y las ordenen de alguna manera, señalando el criterio que utilizaron para ordenarlas.

33


Matemáticas Primer Grado

8. La máquina de juntar ¿Qué busco? • Que junten colecciones concretas para encontrar el total. • Empezar a reconocer la propiedad conmutativa, sin nombrarla como tal.

¿Cómo guío el proceso? • Una característica del conteo es el desarrollo de la idea de que la misma cantidad de objetos colocados en otro orden mantiene el mismo número de objetos. En esta lección esta idea se trabaja por medio del conteo de objetos ordenados y desordenados o con modificaciones de color, tamaño o tipo de objeto. • El propósito es que los alumnos describan cómo reconocieron que dos colecciones tienen el mismo número de cosas y que indiquen qué tomaron en cuenta. • Para cerrar, haga que socialicen las formas en que contaron diferentes objetos. Pídales que escuchen atentamente y que, si es posible, reconozcan quién lo hizo igual o diferente. • • Resuelva las actividades propuestas en Cuaderno de Trabajo en las que los estudiantes resuelven problemas de suma y resta con números naturales menores que 100, además de juntar colecciones concretas para encontrar el total de objetos. ¿Cómo apoyar?

p. 19

CT p. 67

¿Qué material necesito? • Dos tubos de cartón del rollo de papel de baño por cada tres o cuatro niños. • La caja de sorpresas vacía. • Objetos que puedan caber en los tubos y caer en la caja. Si no se cuenta con este material, puede utilizar la bolsa que ha venido usando y meter los objetos cada vez. Pautas para evaluar Observe si necesitan contar uno por uno los objetos o si pueden seguir contando a partir de uno de los sumandos. Identifique los alumnos que resuelven con facilidad las actividades propuestas en cuaderno de Trabajo y solicite que actúen como docentes, explicando al resto del grupo sus procedimientos de resolución, durante la puesta en común a la hora de determinar las respuestas correctas para calificar el trabajo.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Continúe con otras sumas que puedan registrarse en otra tabla en el cuaderno. • Amplíe el rango de números si el grupo ya domina del 1 al 10 al contar y sumar.

9. Águilas y soles ¿Qué busco? • Que identifiquen números que juntos forman 10. ¿Cómo guío el proceso? • Al poner las 10 monedas en un bote y tirarlas, siempre habrá una combinación de águilas y soles que den 10. La idea es registrar de cuántas maneras podemos juntar 10. • El tablero sirve para identificar patrones que completen la decena, es decir, patrones en el tablero de 10 que muestran combinaciones que suman 10. Por ejemplo, se trata de que los alumnos reconozcan que si tienen 3 soles acomodados en 3 espacios, hay que tener 7 águilas colocadas en los espacios vacíos restantes. • Resuelva en Cuaderno de Trabajo las actividades planteadas, de manera que se practique la resolución de problemas de suma y resta con números naturales menores que 100 y que identifiquen números que juntos forman el 10.

¿Cómo apoyar? • ¿Cómo apoyar? Quien presenta problemas puede trabajar con alguien más que le ayude a contar las monedas. • Hacer la actividad más veces para ir identificando, en grupo, los pares de números que dan 10 (1-9, 2-8, 3-7, 4-6 y 5-5).

34

p. 20

CT p. 68

¿Qué material necesito? • Un tablero de 10 • Monedas de $10 y de $1 Pautas para evaluar Observe si ya reconocen parejas de números que suman 10 sin tener que contar. Puede usar tarjetas con las parejas y escribir los nombres de los estudiantes que las conocen. La práctica de actividades para identificar números que juntos forman 10, será de gran utilidad para el cálculo mental, por lo que se recomienda que la práctica sea diaria durante todo el mes, y en el trascurso del año en varios momentos.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

• Que acomoden dos monedas en una casilla o dejen casillas vacías. • Que los niños acomoden las monedas de manera salteada, es decir, que no queden juntas las que les salieron como soles, y juntas las que les salieron como águilas. Pueden ver cómo las acomodan sus compañeros y si hay una manera en que sea más fácil contar cada tipo de cara que les salió, dependiendo de la disposición en que se acomoden las monedas. ¿Cómo extender?

• Una vez dominada la estrategia empleando los tableros de 10, se puede prescindir de éstos. • Es posible hacer preguntas del estilo: si me salieron 4 águilas, ¿cuántos soles me salieron? Si me salieron 9 soles, ¿cuántas águilas me salieron?


10. Junta 10 ¿Qué busco? • Que completen una decena dado un número menor que 10, utilizando colecciones. ¿Cómo guío el proceso? • Para iniciar el juego, pídales que coloquen tarjetas del 0 al 10 al centro. Del resto, deben revolverlas y tomar las cartas para formar 10. Alguien puede tomar, por ejemplo, las cartas 1, 2, 5 y 2, o bien, algo como 0, 9 y 1. • Pídales que, por turnos, elijan una colección de cartas y que expliquen por qué juntan 10 puntos. • Los puntos de las tarjetas número-colección fomentarán la resolución del problema con base en el conteo. • Para verificar, pueden contar de manera continua los puntos en dos tarjetas y checar que sean 10. • A manera de cierre, en plenaria, invítelos a escribir todas las parejas de cartas que hicieron. El reconocimiento de dos números que sumen 10 constituye la construcción del sentido numérico desde primer grado. • Resuelva en Cuaderno de Trabajo las actividades completar una decena dado un número menor que 10, con lo que se sigue trabajando en situaciones que les permitirán crear un repertorio de números que suman 10, hasta que los puedan dominar sin contar de uno por uno. ¿Cómo apoyar? • Puede pedirles que usen material concreto para verificar si la suma es 10. Utilice los tableros de 10 para la verificación.

p. 21

CT p. 69

¿Qué material necesito? • Dos juegos de tarjetas número-colección 0 al 10 por pareja. Pautas para evaluar Observe, en comparación con la lección anterior, si ya reconocen más parejas de números que suman 10. Para la evaluación de Cuaderno de Trabajo, durante la puesta en común, se recomienda que todos los estudiantes, además de resolver los planteados en el libro, expresen tres diferentes parejas de números que juntos sumen 10.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Pídales ir anotando las parejas de números que sumados dan 10 para que puedan hacerlo cada vez más ágilmente. • Otra posibilidad es que revuelvan las dos series de tarjetas del 1 al 9, repartan al azar tres a cada quien y vean si con las tarjetas que les tocaron pueden formar pares de números que den 10, sin pasarse ni que les falte.

35


Conocimiento del Medio BLOQUE 1. Me conozco y conozco el lugar donde vivo

Lt pp.12 - 19 / CT pp. 109 - 113

Primer Grado

Secuencia didáctica 1 Aprendo a convivir con mi grupo Eje temático Cultura y vida social

Tema

Aprendizaje esperado

Interacciones con el entorno social

Reconoce formas de comportamiento y sugiere reglas que favorecen la convivencia en la escuela y la familia.

Propósito Que los alumnos reconozcan que para convivir es indispensable establecer reglas y que en el grupo propongan y acuerden reglas para la convivencia en el salón de clases.

Planeación general

Sesión

1

Apartado

¿Qué busco?

1. Lo que pienso

Que los alumnos expresen sus ideas acerca de las reglas a seguir en el salón de clases.

2. Mis responsabilidades

Que los alumnos identifiquen sus responsabilidades como integrantes del grupo escolar y sientan que cumplirlas los hace parte de una comunidad.

3. Tomo decisiones

Que los alumnos reconozcan que hay diversas formas para resolver una situación o problema.

4. Reglas para convivir

Que los alumnos reconozcan la importancia de las reglas para una sana convivencia en el salón de clases.

2y3

5. Integro mis aprendizajes

Que los alumnos establezcan reglas de convivencia para el salón de clases y expliquen la importancia de aplicarlas; y elaboren su Carpeta de actividades.

6. Lo que aprendí

Que los alumnos identifiquen una regla para evitar accidentes en el salón y puedan aplicar lo aprendido en un contexto o situación diferente.

4

Apartado 1. Lo que pienso

Materiales

• Cartulina blanca u otro material extendido para escribir. • Colores o crayones. • Cinta adhesiva. • Fólder o cartulina doblada para la Carpeta de actividades.

Lt p.12 / Ct p. 9

¿Cómo guío el proceso?

Con la historieta de Mariana y Francisco se inicia un proceso de toma de conciencia sobre las reglas para convivir en el salón de una manera armónica y segura. Las nociones que los niños desarrollaron en preescolar son la base para que enuncien nuevas reglas. Plantee otras situaciones que puedan suceder en el salón de clases, como aventar cosas, tomar los objetos de los demás, interrumpir cuando un compañero expresa sus ideas, entre otras. Propicie la reflexión acerca de la necesidad de tener reglas para convivir en el aula. Pautas para evaluar

Identifique si la mayoría de los alumnos comprende la historieta y si no es así, pida a algunos de ellos que la comenten para el resto del grupo. Ayúdeles a centrar su atención en la necesidad de que haya reglas para una mejor convivencia en el aula. Coloque el registro de sus opiniones en un espacio del salón para ser retomadas en sesiones posteriores.

36


Apartado 2. Mis responsabilidades

Lt p. 13 / CT p. 110

¿Cómo guío el proceso?

Tome en cuenta que, en ocasiones, los adultos hacen muchas cosas por los niños y no les permiten ser responsables. Otras veces les asignan responsabilidades que no son adecuadas para su edad o contexto cultural. Propicie que los alumnos identifiquen sus responsabilidades y las de otros en diversos espacios y situaciones. Indague qué sienten al cumplir con esas responsabilidades. ¿Cómo apoyar?

Si los niños tienen dificultad para hablar de sus responsabilidades o acciones, proporcione varios ejemplos relacionados con la responsabilidad que tienen otras personas dentro de la escuela o mencione algunas responsabilidades propias de su labor. Pautas para evaluar

Revise con los alumnos si establecieron alguna relación entre los enunciados y las imágenes. Si lo considera necesario, y dependiendo del tipo de relación que se hayan determinado, presente otras actividades para leer los textos y propiciar que den explicaciones entre pares o de manera grupal, de modo que todos den cuenta de la diversidad de opiniones, y de que es posible llegar a acuerdos a partir de las conclusiones.

Apartado 3. Tomo decisiones

Lt p.14 / CT p. 111

¿Cómo guío el proceso?

En este apartado se plantean situaciones con diferentes formas de comportamiento que pueden ser frecuentes en el aula y cuya solución o respuesta, al no ser evidente, requiere de un análisis detallado de varios factores, entre los cuales están la situación o problema, los valores implicados y las características de las personas involucradas. Después de leer las situaciones y las formas de comportamiento que se presentan como opciones para enfrentarlas, dé tiempo suficiente a los alumnos para que elijan una. Apóyelos para distinguir la diferencia entre tomar una u otra decisión. Pida a los alumnos que piensen qué harían si ellos estuvieran en la situación de María o de Jaime, así como las razones de su decisión y que las compartan con el grupo; esto ayudará a promover la idea de que una misma situación puede tener diferentes soluciones. Pautas para evaluar

Tenga presente que, en esta etapa de su desarrollo, cada niño responderá con base en sus propios referentes, por lo cual no hay respuestas correctas o incorrectas. Verifique si los alumnos son capaces de reconocer que hay diferentes formas de comportamiento y que es necesario analizar las opciones con las cuales puede actuar ante una situación. Verifique los argumentos que utilizan en sus respuestas, tome en cuenta que pueden ser desde breves hasta muy elaborados, según su nivel de desarrollo. Es conveniente que usted guíe y modele la formulación de argumentos cada vez más complejos.

Apartado 4. Reglas para convivir

Lt p.15 -17 / CT p. 112

¿Cómo guío el proceso?

La finalidad de la actividad de la página 15 es que los niños comprendan que las reglas cambian en función de los lugares, el contexto y los sujetos que los rodean, y reconozcan que durante toda su vida han aprendido a seguir reglas generales como saludar, asearse y salir acompañado de un adulto. Para los alumnos es más fácil distinguir reglas que siguen en el contexto escolar, donde se trabaja con ellas de manera constante y explícita, pero también es válido si en el desarrollo de la actividad mencionan reglas que deben seguir en casa. Procure que los niños comprendan que en todos los lugares, incluida la escuela, hay reglas que los mantienen seguros porque hacen que la convivencia sea sana y pacífica. Con la actividad de la página 16 se busca que los alumnos identifiquen algunas funciones de las reglas a partir de su propia vivencia, participando en el juego del Avión (puede usted optar por otro juego o preguntar a los alumnos si conocen alguno y pedir que expliquen las reglas de éste). Organice al grupo para jugar. Al término, guíe la discusión grupal de manera que los alumnos puedan explicar cuál es la importancia de las reglas en un juego: establecer condiciones equitativas, garantizar el respeto a los demás y promover una convivencia pacífica. En la página 17 se han propuesto sólo cuatro situaciones de aula, sin embargo, usted puede ampliar la lista de reglas del salón de clase para que los alumnos identifiquen aquellas que siguen y las que aún no. Puede conducir al grupo para que reflexione acerca de las reglas de convivencia aplicables en otros contextos como el mercado, el vecindario o la comunidad. Pautas para evaluar

Valore los argumentos de los alumnos acerca de los dibujos donde muestran las reglas que tenían en su salón de preescolar. Ponga atención a los comentarios referidos a las reglas que permanecerán en su salón de primer grado, así como las que han cambiado, y retroaliméntelos. Trate de identificar si la mayoría puede explicar por qué son importantes las reglas en el contexto del juego propuesto; para ello puede preguntar qué pasaría si estas no existieran. Registre los comentarios donde los alumnos expresen cuáles reglas siguen y cuáles no, y los argumentos al respecto. Anímelos a hablar de las reglas en otros contextos o situaciones que les sean familiares.

37


Conocimiento del Medio Apartado 5. Integro mis aprendizajes

Lt p.18/ CT p. 113

Primer Grado

¿Cómo guío el proceso?

El propósito es la elaboración grupal del reglamento de aula, al vivenciar la construcción colectiva de reglas como resultado del consenso de los integrantes del grupo. Una vez trabajadas las actividades anteriores, se espera que los alumnos puedan expresar las reglas que les gustaría seguir en su propio salón de clases. Promueva que los alumnos, en parejas o en equipo, escriban con colores o crayones algunas reglas para eguir en el salón de clases. Anótelas en el pizarrón y, entre todos, seleccionen las que consideran más pertinentes para su aula. Los alumnos deben explicar, de manera breve, la importancia de las reglas que seleccionaron. Una vez consensuado el reglamento, anótelo en una cartulina (u otro material extendido para escribir), con su respectivo título, de forma que esté a la vista de los niños. Léanlo con frecuencia y aplíquenlo siempre. Después de algunos días o semanas, revisen su pertinencia y realicen los ajustes como consideren conveniente: modifiquen, eliminen o agreguen nuevas reglas, según sea necesario. Puede orientar a los alumnos para reflexionar en torno a la importancia de disfrutar las actividades escolares; pregúnteles, por ejemplo, ¿qué pasaría si no respetamos el reglamento del salón? En grupo, guíelos para que identifiquen la razón de ser de las reglas que escribieron como mediadoras de una sana convivencia en el aula. Explique a los niños que van a elaborar su Carpeta de actividades para guardar sus trabajos durante todo el año escolar. Si usted lo considera conveniente, podrán hacerla con ayuda de sus familiares. Pueden utilizar materiales diversos, como un fólder, cartulina doblada o una cajita delgada que puedan llevar y traer a la escuela. Invite a los alumnos a personalizar la carpeta, escribiendo su nombre y el título Carpeta de actividades con colores o crayones. Sugiera que la decoren con elementos que formen parte del medio natural y social del lugar donde viven. Pautas para evaluar

Estimule la participación de los alumnos en la elaboración de su reglamento del salón de clase. Identifique si son capaces de involucrarse colectivamente y trabajar en grupo en esta actividad. Observe si logran identificar situaciones para aplicar el reglamento o son capaces de recordar una regla y su aplicación en un momento relevante y oportuno. Apartado 6. Lo que aprendí

Lt p.18/ CT p. 113

¿Cómo guío el proceso?

Apoye a los niños en la comprensión de los enunciados y sus imágenes, éstos conllevan la identificación de las reglas a seguir para que haya una convivencia armónica en el salón de clases. Promueva que elaboren una regla para resolver la situación planteada. Haga el planteamiento de una situación similar, pero apegada al contexto de su grupo. Pautas para evaluar

Verifique que los alumnos sean capaces de identificar la función de las reglas como medio para evitar accidentes; es posible que expresen algunas más, y no es necesario acotarlos. Tome en cuenta que las situaciones planteadas no representan una respuesta única. La respuesta está en función de los argumentos que los niños utilicen para sustentarla. Es importante que compartan sus puntos de vista en pequeños equipos para después hacer plenaria. Esta discusión puede encaminarse a que construyan la idea de que para establecer reglas es necesario el consenso y que ellos pueden participar.

38


Educación Socioemocional EDUCACIÓN SOCIOEMOCIONAL Dimensión: Autoconocimiento

CT p. 136 - 137

Habilidad: Atención

Indicadores de logro: Reconoce cuando está agitado y cuando está en calma. Describe cómo se expresan ambos estados en el cuerpo, voz y conducta.

1. Postura de montaña

Materiales: Xilófono, campana, triángulo, barra de tono, cuenco o tambor.

Pregunte a los estudiantes: ¿quién se ha sentido nervioso o agitado?, ¿cómo te sientes cuando estás agitado?, ¿qué haces o dices cuando estás agitado? Solicíteles algunos ejemplos de cuando han estado agitados. Se sugiere que usted comparta alguna situación en la que se sintió agitado. —Destaque que todas las personas experimentan situaciones en las que su cuerpo y voz se sienten agitados, y esto les trae desventajas en su vida personal y social; por ejemplo: no pueden poner concentrarse, no escuchan lo que otros dicen, no pueden quedarse quietos en su espacio, entre otros inconvenientes. —Pregunte a los alumnos: ¿quién ha sentido que su cuerpo y su voz están en calma?, ¿qué hacemos cuando nos sentimos así?, ¿cómo nos comportamos? Con estas preguntas se busca hacer evidente para los niños que todos tenemos momentos en los que nos sentimos en calma y que esta sensación tiene ventajas como poder escuchar a la maestra, a nuestros padres y a los otros compañeros, hacer la tarea, estudiar, jugar con otros, practicar algún deporte, etcétera. Compartir. Solicite a varios niños que completen la frase siguiente: “Me siento en calma cuando…” —Pregunte a los niños si han visto las montañas. Comente que la montaña es estable, no se mueve, ni se dobla. Pregunte si la montaña está tranquila o agitada. —Pida a los alumnos que se sienten en postura de cuerpo de montaña (cabeza erguida, espalda derecha, cuerpo relajado, manos sobre los muslos y ojos cerrados suavemente, ver p. 372). • Solicite a los niños que en esta postura sientan cómo ellos mismos respiran. Cuente tres respiraciones. Produzca un sonido con un instrumento, pídales que lo escuchen y al terminar el sonido que levanten la mano. Repita el ejercicio dos o tres veces. • Pregunte: ¿alguien se siente más tranquilo?, ¿alguien se siente más agitado?, ¿para alguien fue difícil estar tranquilo?, ¿creen que estar más tranquilos nos puede ayudar a que nuestro salón sea un lugar en el que todos nos sintamos bien? —Cuando terminen la dinámica anterior, pida a los niños que se dibujen ellos mismos en la postura de cuerpo de montaña. Pueden incluir cómo se sintieron al hacer la práctica. Comunidad de diálogo. Las reglas son las siguientes: • Para hablar, se levanta la mano y todos los demás guardan silencio para escuchar con respeto. • Usted será el moderador e indicará los turnos de quienes hablarán. —Pida a los alumnos que respondan las preguntas siguientes: ¿cuándo sería el mejor momento, en el salón de clases o en su casa, para practicar la postura de cuerpo de montaña?, ¿para qué les podría servir? • Si al hacer el ejercicio de postura de cuerpo de montaña los niños no pudieron estar quietos o en silencio, aproveche la ocasión para hacerles notar cómo el ejercicio resulta fácil para unos y difícil para otros. La práctica continua de este ejercicio ayuda a experimentar sus beneficios.

39


Primer Grado

Lengua Materna. Español SEMANA 3 Actividad puntual El reglamento del salón Ámbito: Participación social Práctica social del lenguaje: Producción e interpretación de instructivos y documentos que regulan la convivencia. Aprendizaje esperado: Establece y escribe reglas sencillas para la convivencia en el aula. Propósitos: Que los alumnos… • Conozcan y organicen las actividades que realizarán regularmente en la escuela para contribuir a la estabilidad de los niños y su integración al entorno escolar. • Exploren los acervos disponibles en su aula y en la escuela para identificar distintos tipos de materiales. • Organicen el acervo de la biblioteca del salón para construir las reglas de préstamo de materiales. Materiales: Libro de Conocimiento del medio primer grado, cartulina, plumones. Vínculo con otras asignaturas: Conocimiento del medio. Tiempo de realización: 5 sesiones, distribuidas en 1 semana. Producto final: Reglas para el salón Modalidad Actividades recurrentes

Actividad puntual. El reglamento del salón Actividades recurrentes

Actividades

¿Qué busco?

Pág. LT

Pág. CT

Aprendamos a leer y escribir Nombres de animales

Que los alumnos: Expresen su nivel de conocimiento sobre el sistema de escritura.

26

19

1. ¿Qué está pasando aquí?

Manifiesten sus conocimientos previos sobre reglas de convivencia en el aula.

28

20

2. Reglas de convivencia

Propongan acuerdos de convivencia para el aula.

29

22

3. Las reglas de la biblioteca

Propongan acuerdos para el uso de la biblioteca.

29

22 23

Tiempo de leer “El tigre y el saltamontes”

Identifiquen nombres de animales conocidos. Conversen sobre el contenido del cuento e interpreten el final.

30

24

Aprendamos a leer y escribir

LT p. 26 / CT. 19

Nombres de animales. (Evaluación diagnóstica) ¿Cómo guío el proceso? Comente a los niños que en su libro escribirán el nombre del animal junto a su imagen. Dicte cada nombre y pida que lo escriban en el espacio junto a la imagen. Anímelos a escribir como puedan, para que usted pueda ver cuánto saben. En la imagen del final dicte la siguiente frase: El gato bebe leche.

Actividad 1. ¿Qué está pasando aquí?

LT p. 28 / CT. 20

¿Cómo guío el proceso? Solicite a los niños que vean y analicen las imágenes de su libro de texto. Anímelos a que digan qué ven, qué se imaginan que está pasando y por qué. Platique con sus alumnos sobre qué puede hacerse para evitar situaciones como las de las imágenes. Pregunte qué pasaría si no existieran reglas en su salón. Oriente el diálogo para que reflexionen acerca de las consecuencias para ellos y los demás.

Actividad 2. Reglas de convivencia

LT p. 29 / CT. 22

¿Cómo guío el proceso? Después de haber platicado sobre la necesidad de tener reglas de convivencia, organice al grupo en parejas. Busque ejemplos de reglamentos escolares, u otros que tengan imágenes, para mostrárselos. Luego, discuta con ellos para qué sirven: ¿Cómo dice aquí? ¿Dónde dice...? ¿Cómo sabes qué dice...?. Lea algunas reglas y señale la relación que tienen con sus ilustraciones. Pídales que trabajen en parejas y que entre ambos piensen en las reglas que podrían funcionar en el salón. Puede ayudarlos a que se inspiren con preguntas como: ¿Habrá algo que podamos acordar sobre la limpieza? ¿O sobre el lugar donde ponemos las mochilas? ¿Y de la manera de entrar y salir del salón?, entre otras. Luego pídales que le dicten las reglas o acuerdos que se les ocurrieron. Anote todas las propuestas, aunque se repitan. Valore y discuta con ellos la pertinencia de cada propuesta, o en su caso, la integración de las propuestas parecidas entre sí, en una sola. Puede proponer la reescritura y pedirles el visto bueno. Copie las reglas del salón en una cartulina y péguela a la vista. Puede releerlas para asegurarse de que todos las conocen. Es importante que estas reglas se enuncien en positivo, de forma clara y breve. Por ejemplo: Escucho a mis compañeros, en lugar de No grito cuando hablan mis compañeros. Es un buen momento del ciclo escolar para instalar el Buzón de sugerencias, que puede ser útil para revisar el cumplimiento de los acuerdos y reglas de convivencia, así como conocer más sobre las inquietudes de los niños. Conozca la propuesta para llevar a cabo esta actividad en la página 28. Pautas para evaluar Este es un buen momento para observar si los niños: • Esperan su turno en la conversación. • Escuchan atentamente a los compañeros. • Toman la iniciativa para participar con ideas o si se expresan a favor o en contra de algún tema abordado en clase, respetando las normas de comportamiento social. Esta información podrá orientar sus intervenciones para regular las interacciones entre los niños y para ofrecer apoyos a los más tímidos.

44


Actividad 3. Las reglas de la biblioteca

LT p. 29 / CT. 22

¿Cómo guío el proceso?

Organice al grupo en parejas. Comente que así como definieron reglas de convivencia, necesitan otras para usar la biblioteca. Pregunte qué reglas necesitan para que el momento de leer en la biblioteca sea agradable para todos. Algunas preguntas para conducir el diálogo pueden ser: ¿Cómo podemos organizar el préstamo de libros? ¿Dónde lo registramos? ¿En cuánto tiempo deben regresarse los libros? ¿Cómo deben cuidarse? ¿Qué podemos hacer cuando alguno se rompa?. Las respuestas les ayudarán a definir criterios para: • Establecer un horario para leer lo que cada uno quiera. • Definir los requisitos para llevarse en préstamo un libro a casa. • Hacer el registro de los libros prestados de la biblioteca del salón, para que no se pierdan. • Cuidar los libros y repararlos cuando se maltraten. Con base en los criterios establecidos, redacten entre todos las reglas a seguir para el uso de la biblioteca. Anótelas en una cartulina y péguelas en la biblioteca del aula como un referente para el grupo. LT p. 30 /24

Tiempo de leer “El tigre y el saltamontes” ¿Cómo guío el proceso?

Lea el título del cuento y pida a los niños que encuentren dónde dice “tigre” y dónde dice “saltamontes”. Haga notar que uno de esos nombres lo vieron en la página 27 de su libro de texto. Cuando hayan identificado esas palabras, solicite que las busquen en el cuento y subrayen con un color diferente. Puede escribirlas en el pizarrón para que las recuerden. Ubique a los niños en el párrafo 3 y pregunte si hay algún otro nombre de animal que reconozcan. Es factible que identifiquen la palabra “abejas”, pues aparece en su alfabeto. Si es así, también pídales que la subrayen. Mientras lee el cuento, invítelos a seguir la lectura con su dedo, identificando las palabras que subrayaron cada vez que se mencionen. Después de leer platique con ellos sobre lo que sucede en el cuento. Para apoyar la interpretación, pregunte: Según el texto, ¿quién dirían que es el más fuerte en esta historia: el tigre o el saltamontes? Ayúdelos releyendo partes de la fábula para que aprendan a fundamentar su interpretación de lo que dice el texto. Devuelva las respuestas de los niños para asegurar el intercambio de opiniones y la construcción colectiva del sentido del texto (Rosa dice que los tigres son más fuertes que los saltamontes porque son más grandes, pero Mariana dice no, que el más fuerte es el saltamontes porque hizo que el tigre se fuera: ¿qué opinan ustedes?).

Proyecto Carteles para una exposición Ámbito: Estudio Práctica social del lenguaje: Intercambio de experiencias de lectura.

Práctica social del lenguaje: Comprensión de textos para adquirir nuevos conocimientos.

Práctica social del lenguaje: Intercambio oral de experiencias y nuevos conocimientos.

Aprendizaje esperado: Explora los acervos disponibles y reconoce algunas de sus características en el aula.

Aprendizaje esperado: Selecciona textos para escuchar su lectura.

Aprendizaje esperado: Presenta una exposición sobre algún aspecto de su entorno natural o social.

Propósitos: Que los alumnos… • Conozcan, consulten, comprendan y produzcan textos informativos sencillos, para obtener y ampliar conocimientos sobre un tema. • Compartan lo aprendido con familiares y compañeros a través de exposiciones orales. Materiales: Colores, plumones, cartulinas, cartas y tableros con los nombres de los niños, “Lotería de nombres” (en Tiras recortables Primer grado, p. 41), textos diversos sobre animales, calendario de pared, tarjetas blancas, cinta adhesiva, carteles, Cuaderno de palabras, “Pasaporte de lecturas” y libro de lecturas. Vínculo con otras asignaturas: Conocimiento del medio. Tiempo de realización: 30 sesiones, distribuidas en 6 semanas. Producto final: Carteles para la exposición. Pág. LT

Pág. CT

Que los alumnos: Comiencen a identificar regularidades en inicios de palabras y amplíen su repertorio.

31

24

1. ¿Dónde buscamos información?

Compartan sus conocimientos previos sobre el tema. Descubran y compartan estrategias para buscar información.

32

25 27

2. Leemos textos informativos

Localicen la información solicitada en diversos textos.

33 36

27 30

3. Lo que aprendimos con la lectura

Completen información a partir de los textos leídos.

37

31

4. Hagamos un esquema

Sinteticen lo aprendido a través de un texto y un dibujo.

37

32

Modalidad

Actividades

Actividades recurrentes

Aprendamos a leer y escribir Palabras que empiezan como…

Proyecto. Carteles para una exposición Etapa 1. Leemos para saber más

¿Qué busco?

45


Lengua Materna. Español Primer Grado

Modalidad

Actividades recurrentes

Pág. LT

Pág. CT

Anticipen el contenido del cuento e interpreten el final.

38

33 34

Comiencen a identificar regularidades en inicios de palabras y amplíen el repertorio de palabras y grafías.

40

1. ¿Qué queremos investigar?

Decidan el tema sobre el que van a investigar.

41

35

2. Vamos a la biblioteca

Identifiquen textos útiles para su investigación. Reconozcan la función del índice en la exploración de textos informativos.

41

35 36

3. Lo que encontramos en la biblioteca

Seleccionen apartados con información relevante. Verifiquen, a partir de la lectura del adulto, la pertinencia de la información.

41

37

Tiempo de leer “Se me ha caído un diente”

Escuchen la lectura para anticipar el contenido y verificar sus predicciones. Recuperen la trama de la historia e interpreten el final.

42

37

Aprendamos a leer y escribir Palabras cortas y largas

Comiencen a identificar la relación entre lo que se escucha y lo que se escribe, independientemente de la relación entre la palabra y las características del objeto que representa.

43

1. Localizamos información

Que los alumnos: Respondan las preguntas de investigación con la información seleccionada.

44

38

2. Revisamos los textos.

Verifiquen, a partir de la lectura del adulto, la pertinencia de la información en relación con las preguntas planteadas.

45

38

3. Realicemos un esquema

Reconozcan las características de un esquema.

45

39-40

Tiempo de leer “El canto del cenzontle”

Escuchen una leyenda para distinguirla de otros cuentos.

46

41

Aprendamos a leer y escribir Palabras que empiezan como…

Escriban por sí mismos palabras conocidas. Utilicen pistas del entorno para escribir palabras nuevas

49

41

1. Mejoramos la información

Revisen que la información está completa y corrijan lo necesario en el primer borrador.

50

42

2. Hacemos la versión final

Elaboren la versión final del cartel.

50

42

Escuchen el texto de una copla e identifiquen las palabras que riman. Sustituyan algunas palabras que riman por otras.

51

42

Centren la atención en el final de las palabras.

52

43

1. Cuándo y cómo montamos Organicen la exposición. la exposición?

53

44

2. ¿Cómo presentar el cartel?

Practiquen la presentación del cartel.

53

44

3. Exploramos invitaciones

Revisen una invitación e identifiquen los datos que se incluyen.

54

44

4. Escribimos el texto

Escriban una invitación para la exposición por medio del dictado al docente.

54

45

Actividades Aprendamos a leer y escribir “Los duendes de la tienda” Tiempo de leer Lotería de nombres

Proyecto. Carteles para una exposición Etapa 2. Seleccionamos el tema.

Actividades recurrentes

Proyecto. Carteles para una exposición Etapa 3. Escribimos el cartel

Actividades recurrentes

Proyecto. Carteles para una exposición Etapa 4. Revisamos el cartel

Tiempo de leer “El torito” Actividades recurrentes

Proyecto. Carteles para una exposición Etapa 5. Organizamos la exposición

46

Aprendamos a leer y escribir Palabras que terminan igual

¿Qué busco?


Modalidad

Actividades recurrentes

Proyecto. Carteles para una exposición Etapa 6. Presentamos la exposición Actividades recurrentes

Actividades

¿Qué busco?

Tiempo de leer “Sapito y sapón” Aprendamos a leer y escribir Rimas y canciones

1. Compartimos lo aprendido

Tiempo de leer “Los animales cantores“

Pág. LT

Pág. CT

Que los alumnos: Escuchen el poema, analicen de qué trata e identifiquen las palabras que riman.

55 56

Analicen las semejanzas sonoras en los fi nales de versos de canciones y rondas para introducir el concepto de rima.

57

45

Socialicen el producto fi nal del proyecto.

58

46

Escuchen el texto de una canción e identifi quen las palabras que riman. Identifi quen nombres de animales en el texto.

59

47

SEMANA 4 Aprendamos a leer y escribir

LT p. 31 / CT. 24

Palabras que empiezan como… ¿Cómo guío el proceso? Proponga a su grupo jugar con el alfabeto que está en la pared del salón. El juego consiste en pensar cosas cuyos nombres comiencen igual que una palabra del alfabeto. Pídale a algún niño que pase a elegir la palabra. Puede tratar de leerla o simplemente señalarla. Los demás dibujarán tres cosas que comiencen igual que la palabra elegida en el recuadro del libro de texto. Cuando terminen, pida a algunos niños que compartan qué dibujaron. Escriba esas palabras en el pizarrón para que puedan analizar por ellos mismos si empiezan igual que el ejemplo. Al finalizar, pídales que agreguen las palabras a su Cuaderno de palabras.

Proyecto: Carteles para una exposición Etapa 1. Leemos para saber más Actividad 1. ¿Dónde buscamos información?

LT p. 32 / CT. 26

¿Cómo guío el proceso? Prepare libros, revistas y otros materiales para buscar información sobre animales. Explique que en esta ocasión investigarán sobre animales en libros, revistas, enciclopedias o videos. Con la información obtenida, elaborarán un cartel y compartirán lo aprendido con toda la escuela. Inicie motivando a los alumnos preguntándoles sobre sus gustos en cuestión de animales, como: ¿Cuáles conocen? ¿Qué saben de ellos? Pregúnteles si saben qué comen, dónde viven o cómo nacen. Dígales que primero van a leer sobre las ballenas para que juntos observen cómo buscar información que les sirva para el proyecto. Luego cada equipo elegirá el animal sobre el que quiere saber más. Platique con los alumnos acerca de dónde pueden localizar información sobre las ballenas y cómo saber dónde buscar dentro de un libro. Esta práctica introduce los textos informativos como un recurso para iniciarse en el mundo de los nuevos conocimientos sobre temas particulares, antes de poder leer de manera autónoma. Ayude a los niños a distinguir entre el contenido de los textos tomados de enciclopedias o de otros libros informativos del de los textos literarios, a partir de la lectura de diferentes párrafos, tanto de textos informativos como de cuentos. La lectura que realice les permitirá responder preguntas específicas y los introducirá en el tipo de contenido de textos expositivos. Al leer, no omita ni cambie palabras, ayude a descubrir el significado de palabras nuevas o difíciles a partir del contexto y responda sus dudas. Vuelva a leer la información de alguno de los textos que sea útil para responder las preguntas. Pautas para evaluar En ciertas condiciones didácticas, los niños que aún no leen convencionalmente usan las mismas estrategias básicas que los lectores experimentados: anticipan significados posibles en función de la coordinación de las ilustraciones y datos del texto con datos del contexto. Registre quiénes ya pueden: • Reconocer diferentes tipos de textos según su función, utilidad o propósito. • Anticipar de qué se trata un texto a partir de la portada, título e ilustraciones.

Actividad 2. Leemos textos informativos

LT p. 33 / CT. 27

¿Cómo guío el proceso? Coménteles que en su libro de texto hay cuatro textos tomados de diferentes libros sobre ballenas. Antes de leer pida a los niños que localicen los títulos de los cuatro textos. Luego, realice preguntas como: ¿Dónde creen que dice ballena? ¿Por qué?. Si requieren ayuda, escriba en el pizarrón la palabra balero (el juguete), y anuncie que allí dice balero: ¿Qué parte de balero sirve para saber dónde dice ballena? ¿Por qué?. Una vez localizada la palabra ballena, pregunte qué información pueden obtener de las imágenes: ¿Qué sabemos de las ballenas al ver las imágenes? Anote en el pizarrón la información que los niños anticipen a partir de las imágenes. Lea los textos para que ellos puedan conocer más a este animal. Después de la primera lectura, anime a los niños a comparar lo que anticiparon a partir de las imágenes con lo que acaban de escuchar. Pregunte qué otro nombre se da a las ballenas. Si es necesario, relea los textos. Pregunte si con lo leído pueden saber más cosas. Por ejemplo, cómo son, dónde viven, qué tipos de ballenas hay, cómo respiran, qué comen y cómo nacen las ballenas. Lea en voz alta algunos de los pasajes señalados para confirmar que allí se encuentra o no la información buscada, como en este caso: —Voy a leer una parte del texto... En este texto se mencionan dos tipos de ballenas: la ballena azul, que es de gran tamaño, y la ballena Boreal, que vive mucho tiempo. ¿Esta información les sirve para responder alguna de las preguntas? Pídales que busquen en el texto cierta información que les leyó, por ejemplo, ubíquelos en el tercer párrafo y pregunte: ¿Dónde dice mamíferos? Aporte más información para que los niños puedan integrar mediante su interpretación: ¿Por qué dice un texto que las ballenas respiran aire de la atmósfera y en otro, que tienen respiración pulmonar? ¿Hay información que se repite en varios textos? ¿Cuál? El intercambio oral del grupo guiado por usted al término de las lecturas permitirá localizar información específica y útil, y realizar las inferencias necesarias para comprender los textos.

47


Lengua Materna. Español Actividad 3. Lo que aprendimos con la lectura

LT p. 37 / CT. 31

Primer Grado

¿Cómo guío el proceso?

Dígales que una vez que han leído información sobre las ballenas ya están listos para escribir los datos que se solicitan en su libro de texto. Pida que completen como puedan los datos recordando la información que leyeron juntos y que después platicaron. Solicite que, por parejas, revisen lo que escribieron. Dígales que se fijen si tienen la misma información. Si tienen duda, ayúdelos releyendo los textos para estar seguros de que encontraron las respuestas que buscaban. En este ejemplo se puede apreciar una escritura silábica. Aunque desde el punto de vista adulto este texto “no se puede leer”, es un texto desde la perspectiva de los niños en proceso de aprendizaje. Es importante solicitar la lectura de lo escrito y, si es posible, anotar a un lado lo que significa, sin descalificar lo alcanzado por los niños. Escribir es, como se ha dicho antes, mucho más que poner las letras. Es pensar la organización de la información, interpretar lo leído y construir con las propias palabras el mensaje que quiere comunicarse. Actividad 4. Hagamos un esquema

LT p. 37 / CT. 32

¿Cómo guío el proceso?

Pídales que observen el esquema del tucán realizado por otros niños que aparece en el libro de texto. Pregunte si alguien sabe qué dicen las palabras que señalan algo de los tucanes. Quizá algún niño lea las palabras; quizá alguien más lo deduzca al observar el dibujo. Anímelos a realizar su propio dibujo de una ballena y pídales que señalen sus principales características, así otros lectores podrán conocerlas. Explíqueles que, si lo necesitan pueden releer fragmentos de los textos de la ballena para poder hacer el esquema. Coménteles que escriban como puedan, que usted los ayudará escribiendo abajo como lo hacen los adultos, pero dígales que se sientan libres de poner lo que conocen sobre el animal. Dígales que pueden completarlo si agregan al dibujo algunas características del hábitat del animal o algunas de sus conductas más relevantes. LT p. 38 / CT. 33

Tiempo de leer “Los duendes de la tienda” ¿Cómo guío el proceso?

Lea el título del cuento e invite a los niños a observar las ilustraciones del libro de texto. Recupere las anticipaciones que hagan a su contenido. En esta lectura lo interesante es el final porque exige una interpretación por parte de los lectores. Además de corroborar las predicciones de los alumnos antes de la lectura, cuando termine de leer abra un espacio de intercambio guiado por las preguntas del libro de texto: ¿Cómo termina este cuento? ¿Don Manuel y su familia lograron librarse de los duendes? ¿Creen que lo que ocurre es chistoso, da tristeza o causa miedo?. Algunos alumnos pueden decir que el cuento es de miedo porque aparecen duendes. Reformule preguntando si el cuento les hace reír y por qué. Encontrar la parte humorística en este texto les permitirá elaborar un significado más profundo del texto. Pida a los niños que registren el título de este cuento en su “Pasaporte de lecturas”. Pautas para evaluar

Una manera de saber si los niños comprenden lo que leen es estar atento a lo que comentan con otros sobre lo que se está leyendo (la historia que se cuenta y cómo se cuenta), o bien, a lo que contestan ante las preguntas sobre el contenido del texto. Para saber si los niños han desarrollado su capacidad para leer por sí mismos, usted puede registrar: • Si exploran los textos en búsqueda de información específica. • Si marcan el recorrido de su lectura con el dedo. • Si tratan de identificar expresiones de un personaje o inicios y finales de un cuento que conocen. Incorpore sus notas al portafolio para contrastar los avances en otros momentos de lectura.

Matemáticas BLOQUE 1 Trayecto 1 La decena

pp. 12- 23 CT pp-. 57 - 71

Organizadores curriculares Eje temático Número, álgebra y variación.

Tema

Número, adición y sustracción.

Aprendizajes esperados • Lee, escribe y ordena números naturales hasta 100. • Resuelve problemas de suma y resta con números naturales menores que 100.

Propósito y descripción del trayecto El trayecto “La decena” constituye una invitación a trabajar con el concepto de número a través de una serie de actividades que giran en torno a los primeros 10 números naturales. En un comienzo, las lecciones pueden fungir como un diagnóstico inicial sobre los conocimientos y habilidades de los estudiantes alrededor de dichos números. Posteriormente, las actividades llevan a profundizar en el sentido numérico a través de diferentes aproximaciones que incluyen la comunicación de la cardinalidad de colecciones concretas y dibujadas, la expresión de la cardinalidad por medio de los símbolos numéricos y la comparación de colecciones. Se trabaja con múltiples organizaciones de los elementos en las colecciones y se construyen estrategias de conteo de manera paulatina y partiendo de procedimientos propios. Se fomenta el análisis de la decena a través de la partición del 10 en dos sumandos, con actividades tanto de composición como de descomposición. Las situaciones de suma, relacionadas con juntar y separar cantidades, se trabajan junto con las estrategias de conteo. En su conjunto, el trayecto fomenta un trabajo profundo con la decena, abordándolo desde distintos ángulos y contribuyendo a establecer relaciones numéricas que fortalecen la concepción del número.

Tiempo de realización El trayecto se integra por once lecciones que se sugiere desarrollar a lo largo de por lo menos once sesiones de 50 minutos. Algunas lecciones pueden repetirse o llevarse más de una sesión, en cuyo caso se indica.

48


Matemáticas 11. ¡A jugar al patio!

pp. 22- 23

¿Qué busco?

CT pp. 70 - 71

¿Qué material necesito?

• Que trabajen complementos a 10, de manera concreta y lúdica.

• Gis. • Espacio para que los alumnos se puedan mover. Pautas para evaluar

¿Cómo guío el proceso? • La actividad inicia con el análisis de la ilustración. Con base en ella se pide a los niños identificar la relación que hay entre lo que está pintado en el piso y el número que tiene el maestro en la mano. • Si resulta complicado salir al patio y dibujar los tableros, la actividad puede proponerse con tableros de 10 y fichas. En cada caso, al mostrar la tarjeta con el número, deberán colocar ese número de fichas en el tablero y registrar el número de fichas que queda fuera. • Si al formar los equipos hay estudiantes que “sobran” (si el número de alumnos no es múltiplo de 10), asígneles roles específicos. Pueden encargarse del registro de los resultados o verificar que el número de alumnos dentro del tablero es el indicado por la tarjeta mostrada. • Conviene preguntar, en cada ocasión, cuántas casillas quedaron ocupadas y cuántas vacías, y recordar que deben registrar los resultados en el cuaderno. Esto lo pueden trabajar con parejas de números que formen 10 y con complementos de 10. • Las preguntas 4 y 5 son similares, sólo que se trabaja con antecesor y sucesor del número indicado en la tarjeta. Observe si presentan errores en la serie numérica. • Después de llevar a cabo varias veces la actividad en el patio, puede realizarse con frecuencia en el salón de clases, utilizando de manera individual los tableros de 10 de la sección recortable del libro del alumno. • En sesión plenaria conviene registrar las parejas de números que forman 10. • En Cuaderno de Trabajo se proponen actividades prácticas para completar decenas, que complementa el trabajo realizado en clase, así como la revisión de todas las decenas, para tener una idea general de las mismas en su escritura con letra y número.

Después de jugar conviene que los alumnos realicen en el salón de clases una actividad que sirva para evaluar lo que saben acerca del numero 10. Puede dibujar tableros en el pizarrón para comprobar lo que respondan. Conviene enfatizar en: —Conteo hasta 10. ¿Cuántos niños y niñas hay dentro del tablero? —Comparación de cantidades. Si en un tablero tengo 6 niños y en otro 8, ¿en cuál hay más niños? —Seguir contando y sumando. Si hay 5 niños en el tablero y llegan 2, ¿cuántos hay ahora? —Complementos a 10: si hay 3 niñas en el tablero, ¿cuántas faltan para llenarlo? También se puede preparar una rúbrica y registrar en ella los rubros anteriores. Para la evaluación de Cuaderno de Trabajo se recomienda una heteroevaluación para registrar el avance de los estudiantes y considerar aquellos que no han completado el propósito y se apliquen estrategias para que logren el aprendizaje esperado.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

• Que interpreten incorrectamente el número de la tarjeta. • Errores de conteo al ocupar las casillas en el tablero. • Errores en la serie numérica al trabajar con antecesor y sucesor.

¿Cómo apoyar?

¿Cómo extender?

• Puede pedirles que usen la tira numérica y tarjetas del recortable 1 para realizar la actividad.

• En vez de mostrar la tarjeta del número, se puede decir el número de manera oral. • Pedir que ocupen uno o dos lugares más que el 10 (incluso más) para reconocer los argumentos que usan para extender la decena. Quizá, puedan decir: nos hace falta otro tablero, y de esta manera irán reconociendo la propiedad de base 10 del sistema decimal en la práctica. • Se utilizan dos tarjetas con números menores que 5 para que los niños registren la cantidad que falta para llegar a 10. En este caso, tendrán que descomponer la decena en tres cantidades.

BLOQUE 1

pp. 24- 29 CT pp. 72 - 73

Trayecto 2 Configuraciones geométricas Organizadores curriculares Eje temático

Tema

Forma, espacio y medida.

Figuras y cuerpos geométricos.

Aprendizajes esperados • Construye configuraciones utilizando figuras geométricas.

Propósito y descripción del trayecto Se trabaja el desarrollo de la percepción geométrica al armar, a manera de rompecabezas, configuraciones geométricas. Una configuración es la disposición de las partes que componen una cosa y le dan su forma y propiedades. El propósito es que los alumnos se fijen en la forma como una característica de las figuras y la diferencien del color, tamaño y posición. Otro propósito es que empiecen a construir la idea de que con las mismas piezas pueden construir diferentes figuras y una misma figura geométrica puede armarse usando diferentes piezas. El armado de rompecabezas permite que las figuras no permanezcan estáticas sino que se trasladen, giren, volteen y cambien de posición continuamente. Este movimiento dado a las figuras permite construir una imagen mental más amplia de ellas y es importante para que no atribuyan a la forma la posición en la que se encuentran las figuras.

Tiempo de realización El trayecto está compuesto por cuatro lecciones y se espera que se trabaje durante seis sesiones de 50 minutos. La actividad 3 de la lección 1 puede efectuarse varias veces en diferentes días.

49


Matemáticas Primer Grado

1. La casa

pp. 24-25

¿Qué busco?

¿Qué material necesito?

• Que reconozcan la forma y posición de las figuras geométricas en una configuración y la reproduzcan.

Tangram. 4 • Pida ayuda a la familia para que recorten el tangram. Se recomienda conservarlo en el salón de clases en un lugar que esté disponible. De ser posible, utilice una caja en el Rincón de las matemáticas, metiendo cada tangram en un sobre. • Es probable que se extravíen algunas piezas en el transcurso del año. Se sugiere hacer una fotocopia a color de un tangram y conservarlo por si es necesario reproducirlo para reponer las piezas perdidas. Pautas para evaluar

¿Cómo guío el proceso? • Para efectuar la actividad 1, indique a los niños no pegar las piezas del tangram en el libro porque las ocuparán varias veces. • En la actividad 2 probablemente la casa no quede igual; por ejemplo, que algunas piezas queden con otra inclinación, no se preocupe, por el momento lo importante es que para cada parte de la casa hayan elegido la pieza correcta y traten de colocarla lo más parecido a la posición del modelo que están reproduciendo. • Haga varias veces la actividad 3, incluso en diferentes días. • Se recomienda hacer una puesta en común donde comenten sus respuestas a la pregunta: ¿en qué te fijas para armar las figuras?, y tener listo un papel bond con ésta como título. Pida las respuestas y anótelas. Algunas posibles son: en el color, en los lados, en el tamaño de las figuras, en las puntas o vértices, en cómo están puestas. Este papel bond con la pregunta y las respuestas puede pegarse en un lugar visible para leerlo, consultarlo, corregirlo y ampliarlo en próximas lecciones donde también se use el tangram. • En “Un paso más” arme en su escritorio una figura cualquiera usando las siete piezas. Para reproducirla deberán recordar cada pieza y su posición porque no la tienen todo el tiempo a la vista, pero pueden regresar a mirar la figura las veces necesarias. • Las actividades que se presentan en Cuaderno de Trabajo incluyen el tangram y la construcción de configuraciones geométricas, así como preguntas de reflexión sobre las piezas usadas.

Observe si sus estudiantes logran identificar la pieza correcta para cada parte de la configuración. Por el momento el color y tamaño les servirán como pistas. Observe si pueden unir dos piezas o dejan espacios entre ellas (colocan la pieza en una posición poco precisa). Esto puede estar informando sobre sus habilidades motrices y de espacialidad. No es necesario que sepan el nombre de cada pieza. Para la evaluación de las actividades del Cuaderno de Trabajo se realizará una revisión grupal y determinarán las respuestas después de una puesta en común.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo apoyar? • Cuando note que alguien tiene dificultades para construir una figura, apoye colocando un par de piezas; por ejemplo, los dos triángulos grandes o un triángulo grande y el romboide. También proponga algunas figuras usando cuatro piezas y aumente la cantidad que se usen.

¿Cómo extender? • Organice al grupo en parejas. Con un tangram arman una casa o alguna otra figura, alguien se voltea y el otro, sin desbaratarla, quita tres piezas y las entrega a su pareja para colocarlas en el lugar correcto.

2. Pueblo mágico

p. 26

¿Qué busco? • Que reconozcan la forma, el tamaño y la posición de las figuras geométricas en una configuración para reproducirla usando piezas más grandes. ¿Cómo guío el proceso? • Inicie la actividad leyendo y recordando lo que anotaron en el papel bond trabajado en la lección de La casa. • Cuando terminen, pregúnteles: ¿les quedaron del mismo tamaño?, ¿por qué?, ¿en qué se parecen las figuras del libro y las de su tangram? Guíe la discusión hacia la idea de que las figuras tienen la misma forma pero su tamaño es diferente y anote la conclusión en el papel bond. Esta práctica sirve para que los alumnos empiecen a diferenciar la forma del tamaño de las figuras, idea importante para el trabajo posterior con geometría y medición. • Las actividades que se presentan en Cuaderno de Trabajo incluyen el tangram y la construcción de configuraciones geométricas formando un ave en vuelo y otra nadando. ¿Cómo apoyar? • Organice parejas, en cada una incluya a alguien que ya haya armado las casas. Pida a quien no lo ha logrado que haga sus casas poniendo las piezas encima de las de las casas de su pareja. • Después, que las haga a un lado. Finalmente, que las arme viendo el modelo del libro.

50

CT p. 72

CT p. 72

¿Qué material necesito? • Tangram. 4

Pautas para evaluar Identifique dos aspectos: que para cada parte de las figuras toman la pieza correcta y que coloquen las piezas en el lugar que les corresponde con respecto de otras aunque estén con poca precisión. Por el momento el color será una pista pero el tamaño ya no. No es motivo de evaluación saber el nombre de la pieza. Al evaluar las construcciones sugeridas en Cuaderno de Trabajo considere que cada parte de las figuras toman la pieza correcta y que coloquen las piezas en el lugar que les corresponde con respecto de otras aunque estén con poca precisión.

¿Qué errores comunes puedo encontrar? ¿Cómo extender? • Organice parejas. En cada pareja eligen una de las tres casas y gana quien la arme más rápido. Repitan la actividad eligiendo cada vez una casa diferente.


3. Miau, miau

pp. 27-28

¿Qué busco? Que reconozcan la forma, el tamaño y la posición de las figuras geométricas en una configuración para reproducirla, considerando que tienen: • Igual tamaño, pero diferente color de las piezas de su tangram. • Diferente tamaño y diferente color de las piezas de su tangram. ¿Cómo guío el proceso? • Iniciar la actividad leyendo y comentando las respuestas a la pregunta: ¿En qué te fijas para armar una figura?, anotadas en el papel bond que empezaron a trabajar en las lecciones anteriores. En las actividades, si en lugar de mencionar el nombre de alguna figura dicen los colores o los muestran citando éstas, usted diga de manera natural el nombre; por ejemplo, triángulo. El vocabulario es importante para comunicarse, pero este trayecto no tiene como propósito memorizar los nombres de las figuras. • En estas actividades el color ya no es una pista para elegir las figuras. En la puesta en común, al responder la pregunta: ¿en qué te fijas para armar los gatos?, será interesante discutir sobre la respuesta que quizá habían anotado en el papel bond referida al color; se espera que noten que para armar los gatos ya no deben fijarse en el color y una acción importante es tachar del bond esta respuesta, lo cual implica una idea importante: distinguir la característica forma de la característica color de las figuras. Recuerde que parte del trabajo con geometría es abstraer la forma de otras características como el tamaño y el color. • En particular es importante concluir que en la actividad de las casas se dieron cuenta que hay figuras con la misma forma pero diferente tamaño. Pida que digan cuáles son las piezas de su tangram que tienen la misma forma pero diferente tamaño. Se espera que noten que en los triángulos hay dos grandes, uno mediano y dos pequeños. • Las actividades que se presentan en Cuaderno de Trabajo incluyen el tangram y la construcción de configuraciones geométricas formando gatos en la misma postura, pero utilizando diferentes acomodos de sus piezas. ¿Cómo apoyar? • Además de las estrategias de apoyo sugeridas en las lecciones de La casa y Pueblo mágico, otra manera de apoyar a los alumnos es haciéndoles notar que la cara de los tres gatos es igual y para armar los más pequeños ya no necesitan desbaratar la cara armada en la actividad 2, esto permite reducir el trabajo al elegir y acomodar sólo las cuatro piezas restantes.

4. Las diferencias ¿Qué busco? • Que reconozcan que una misma figura puede armarse de diferentes maneras con piezas del tangram. ¿Cómo guío el proceso? • En esta actividad trabajan sólo con las figuras dibujadas. Se trata de dos ideas importantes: la primera es desarrollar su percepción geométrica al observar y descubrir las piezas que se han colocado de diferente manera en configuraciones dibujadas; la segunda, que se den cuenta de que una misma figura se obtiene de diferentes maneras, idea implícita que trabajaron, por ejemplo, al construir en Pueblo mágico los rectángulos de las paredes de las casitas usando diferentes piezas. En esta lección trabajan figuras de igual forma y medida que se arman con diferentes piezas del tangram. Esta idea la seguirán trabajando a lo largo de éste y otros años escolares. • Al dar respuesta a la pregunta del cierre se pueden referir a las piezas por sus nombres (cuadrado, triángulos, romboide) o por los colores. • Las actividades que se proponen en Cuaderno de trabajo tienen el propósito de que los alumnos elaboren configuraciones utilizando figuras geométricas. Reconozcan la forma, el tamaño y la posición de las figuras geométricas en una configuración y que comparen e identifiquen que una misma figura puede armarse de diferentes maneras. ¿Cómo apoyar? • Pida armar con su tangram una de las figuras, por ejemplo el conejo y que después muevan sólo unas piezas para armar el otro.

CT p. 73

¿Qué material necesito? • Tangram. 4

Pautas para evaluar Observe los mismos aspectos de la lección anterior. En particular que logren establecer relaciones entre figuras de la configuración a reproducir, esto es, la misma forma, aunque varía el tamaño y color. No es motivo de evaluación saber el nombre de la pieza. Al evaluar las construcciones sugeridas en Cuaderno de Trabajo considere que cada parte de las figuras toman la pieza correcta y que coloquen las piezas en el lugar que les corresponde con respecto de otras aunque estén con poca precisión.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Además de las maneras de extender las actividades sugeridas en La casa y Pueblo mágico, otra forma es armar gatos inventados por otros.

p. 29

CT p. 73

¿Qué material necesito? • Tangram. 4 (opcional para los que se les difi culte). Pautas para evaluar Pregunte: ¿cuáles partes del conejo están formadas por piezas diferentes?, ¿esas piezas forman la misma figura o una diferente? No es motivo de evaluación saber los nombres de las figuras, pueden referirse a ellas sólo señalándolas. Para la evaluación de las actividades del Cuaderno de Trabajo verifique que los alumnos comprendieron que una misma figura puede armarse de diferentes maneras y que reconocieron la forma, el tamaño y la posición de las figuras geométricas en una configuración.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • En parejas pida armar dos rectángulos con piezas diferentes de su tangram, no importa que queden de diferente tamaño pero que ambos sean rectángulos.

51


Matemáticas BLOQUE 1

pp. 30 - 39 CT pp. 74 - 83

Primer Grado

Trayecto 3 Hasta 15 Organizadores curriculares Eje temático Número, álgebra y variación.

Tema

Aprendizajes esperados • Lee, escribe y ordena números naturales hasta 100. • Resuelve problemas de suma y resta con números naturales menores que 100.

Número, adición y sustracción.

Propósito y descripción del trayecto Se da continuidad a lo trabajado en La decena, ahora con un rango numérico hasta el 15. Se eligió éste debido a la irregularidad que presentan los nombres de los números del 11 al 15, en la que el nombre no hace alusión al valor (no se dice diez y uno, por ejemplo). La trayectoria está compuesta por 10 lecciones, en las primeras seis se llevan a cabo actividades para profundizar en el estudio de los números: comparar colecciones concretas o dibujadas, trabajar la serie oral y escrita, determinar la cardinalidad de colecciones, descomponer números (primero libremente y después con un 10 y algo más). En las últimas cuatro se abordan problemas de suma y resta con el significado de agregar o quitar buscando la cantidad que se agrega o quita y problemas sobre buscar lo que a una cantidad le falta para llegar a otra.

Tiempo de realización Las diez lecciones del trayecto pueden trabajarse en diez sesiones de 50 minutos. No obstante, algunas lecciones (1, 2, 3, 7 y 9) se pueden trabajar varias veces y en diferentes días.

1. ¿Quién tiene más?

pp. 24-25

¿Qué busco? • Que comparen colecciones de objetos con procedimientos propios.

Para cada pareja: • Dos cajas de sorpresas. • Un dado. • 40 fi chas (botones, semillas, piedritas). Pautas para evaluar

¿Cómo guío el proceso? • Identifique cómo determinan cuántas fichas meten en cada tirada y cómo comparan las colecciones (correspondencia uno a uno, conteo de puntos o conteo de fichas). • Si bien la lección es hasta el número 15, es probable que obtengan 16, 17 o 18. No se preocupe, los alumnos podrán trabajar con esos números, o bien, cubra con un papelito el número 6 de cada dado si desea trabajar sólo hasta el 15. • En la puesta en común, si algunos usaron números, invítelos a explicar cómo saben cuál número es mayor que otro. Pueden hacer un cartel con el título: Maneras de saber quién tiene más y anotar las respuestas de los alumnos haciendo dibujos, contando, poniendo marcas, con números, etc. Este cartel puede leerse, completarse y ampliarse a lo largo del año conforme vayan resolviendo otros problemas de comparación. Realice este juego varias veces, incluso en diferentes días. • Los alumnos deberán contar colecciones de cruces y escribir el numeral con letra y número.

Observe las estrategias de comparación que usan los alumnos. Luego pregunte: ¿cómo comparas las colecciones?, ¿cómo las comparan tus compañeros?, ¿cuál manera te parece mejor?, ¿por qué? Para la evaluación del Cuaderno de Trabajo, verifique si los estudiantes cuentan, leen y escriben de forma correcta los números hasta el 15. ¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo apoyar? • Solicitarles decir la serie oral del 1 al 10, luego del 1 al 11, y así hasta llegar al 15. Lo mismo para los símbolos numéricos.

¿Cómo extender? • Organice parejas; pida a uno tapar un número de la pista de autos y al otro escribir y decir el nombre del número tapado.

2. ¡Juguemos con dados!

p. 31

¿Qué busco? • Que comparen colecciones dibujadas con procedimientos propios. • Que escriban los números del 1 al 15. ¿Cómo guío el proceso? • Observe cómo anotan la cantidad de puntos que indican los tres dados: dibujan los puntos, un palito por cada punto, cuentan los puntos de los tres dados y anotan el número, los puntos de cada dado y lo anotan, para después determinar el total, etc. En la puesta en común comenten los registros que hicieron. • A diferencia de la actividad anterior, en donde los elementos de las colecciones a comparar eran concretos (fichas) y podían moverse, ahora están dibujados y en tres partes (tres dados). Pueden comparar sin necesidad de sumar, pero es probable que algunos lo hagan. • En la puesta en común comenten las maneras de comparar dos colecciones y escriba en el cartel que hicieron en la actividad pasada algún procedimiento que aún no esté anotado. • El Cuaderno de Trabajo los alumnos contarán y escribirán los puntos de las caras de los dados que se presentan y determinarán cuál es el mayor entre todos los cardinales que resultaron de sus cuentas. ¿Cómo apoyar? • Pida jugar con la misma dinámica pero con un dado o dos.

52

CT p. 74

¿Qué material necesito?

CT p. 75

¿Qué material necesito? Tres dados por parejas. Pautas para evaluar Observe las estrategias de comparación que usan los alumnos. Luego pregunte: ¿conoces otra manera de comparar las colecciones?, ¿cuál?, ¿llegas al mismo resultado? Para la evaluación del Cuaderno de Trabajo, deberán observar los alumnos que presentan dificultades para contar números hasta el 18. ¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Cubra la cara de los dados con números (1 al 6) en lugar de puntos y pida que jueguen con la misma dinámica. Otra opción es pedir que cuenten y comparen los números, esto hará que piensen en una manera de controlar el conteo distanciándose de la correspondencia uno a uno.


3. La carrera de autos

p. 32

¿Qué busco? • Que digan oralmente la serie numérica, de forma ascendente y descendente a partir de cualquier número. • Que trabajen los símbolos numéricos hasta el 15.

¿Qué material necesito? • Un dado por parejas. • Una ficha (botón, semilla, piedrita) diferente para cada alumno. Pautas para evaluar

¿Cómo guío el proceso? • Se recomienda trabajar con canciones que impliquen decir la serie oral hasta el 15 por lo menos, como la canción Un elefante se columpiaba o La gallina turuleca, tanto en orden ascendente como descendente y a partir de diferentes números. • Si ya tiene pegada la serie escrita del 1 al 10 en algún lugar del salón, ampliarla hasta el 15. • Cuando los alumnos estén jugando La carrera de autos, escuche el nombre que dan a los números a los que llegan, también pregúnteles directamente: ¿en qué número vas?, ¿y tu pareja en cuál va?, o bien señalar números y preguntar: ¿cómo se llama este número?, ¿y éste? • Otra actividad importante es pedir que copien en su cuaderno la serie escrita del 1 al 15 y preguntarles: ¿qué tienen en común los números del 10 al 15? (por ejemplo que a partir del 10 todos llevan un 1). • En el caso de que en “Un paso más” algún alumno diga el 15, aproveche para preguntar al grupo si alguien sabe los números siguientes. • En Cuaderno de Trabajo, leen y subrayan lo que consideren importante del cuadro explicativo, una sucesión numérica es una secuencia ordenada de números que cumplen una regla dada. La sucesión que se forma, de manera que el número que sigue es mayor que el anterior, es una sucesión en orden ascendente. Cuando el número siguiente es menor que el anterior, es una sucesión en orden descendente. Luego contarán las colecciones en orden ascendente y descendente.

Pídales decir la serie numérica oral a partir de un número que usted mencione. Luego, escribir los números dichos. Identifique los errores; si los hay, aplique las siguientes estrategias de apoyo, expresadas en ¿Cómo apoyar? y ¿Cómo extender? Al evaluar el Cuaderno de Trabajo solicite a quienes presenten dificultades que expresen sus propuestas de solución e identifiquen el error que se comete, con el afán de evitarlo.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo apoyar? • Solicitarles decir la serie oral del 1 al 10, luego del 1 al 11, y así hasta llegar al 15. Lo mismo para los símbolos numéricos.

¿Cómo extender? • Organice parejas; pida a uno tapar un número de la pista de autos y al otro escribir y decir el nombre del número tapado.

4. Las fiestas patrias

p. 33

¿Qué busco? • Que determinen el número de elementos de una colección dibujada. ¿Cómo guío el proceso? • Al usar la representación simbólica de los números del 11 al 15, verifique la manera en cómo escriben los números, es probable que los inviertan (41 para 14), o sí saben el nombre pero no cómo se escribe. En estos casos motívelos a encontrar el número en la pista de • La carrera de autos o la tira numérica que ha pegado en el salón. • Dado que las colecciones están dibujadas, deberán encontrar una estrategia para llevar el control de lo que ya contaron y lo que aún falta por contar. En la puesta en común exhórtelos a responder: ¿cómo sabían cuáles figuras ya habían contado y cuáles no? • En Cuaderno de Trabajo los estudiantes determinarán el número de elementos de una colección dibujada, resolviendo problemas de suma y resta, con la información de la ilustración. ¿Cómo apoyar? • Pida tomar una ficha por cada elemento de la colección que están contando, luego que cuenten las fichas. Contar colecciones concretas es más sencillo que cuando están dibujadas.

CT p. 76

CT p. 77

¿Qué material necesito? • Tangram. 4 Pautas para evaluar Observe si cuentan correctamente: saben la serie oral en orden, cada que dicen un número señalan un objeto de la colección, saben que el último número que dicen es el resultado de contar.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

• Para contar deben decir un número de la serie oral por cada elemento señalado, si dicen dos números e indican un elemento o si se saltan alguno, no están contando bien. También deben saber que el último número que dicen es el resultado del conteo. Observe si tienen estos errores para comentarlos y discutirlos en la puesta en común.

¿Cómo extender? • Pida contar objetos del salón que no puedan mover fácilmente: bancas, sillas, cristales, dibujos pegados, etcétera.

53


Conocimiento del Medio BLOQUE 1. Me conozco y conozco el lugar donde vivo

Lt pp. 20-29 / CT pp.114 - 119

Primer Grado

Secuencia didáctica 2 Soy una persona única Eje temático

Tema

Mundo natural

Cuidado de la salud

Cultura y vida social

Interacciones con el entorno social

Aprendizaje esperado Reconoce formas de comportamiento y sugiere reglas que favorecen la convivencia en la escuela y la familia. Reconoce que es una persona única y valiosa que tiene derecho a la identidad y a vivir en una familia que le cuida, protege y brinda afecto.

Propósito Que los alumnos identifiquen las partes de su cuerpo, los rasgos físicos y forma de ser que conforman su identidad personal para que se reconozcan como personas únicas y valiosas que tienen derecho a la identidad.

Planeación general

Sesión

Apartado

4

Que los alumnos expresen ideas iniciales sobre los rasgos que dan identidad y diferencian a una persona de otra.

Una bola de estambre, de mecate o de un material semejante.

2. Las partes de mi cuerpo

Que los alumnos identifiquen algunas partes de su cuerpo y lo que es posible hacer con ellas.

Recortable 1. Tijeras. Pegamento. Cartón.

3. Mis rasgos físicos y mis gustos

Que los alumnos identifiquen sus rasgos físicos y su forma de ser como parte de su identidad, y reconozcan que son personas únicas.

Espejo.

4. Tengo una identidad

Que los alumnos reconozcan que el acta de nacimiento es un documento que les da identidad personal.

5. Integro mis aprendizajes

Que los alumnos plasmen de manera gráfica y plástica los elementos que conforman su identidad personal.

6. Lo que aprendí

Que los alumnos desarrollen la habilidad de representar aquello que los hace personas únicas y de valorar sus propios logros de aprendizaje.

5

54

Materiales

1. Lo que pienso

1

2y3

¿Qué busco?

Dos metros de papel u otro material extendido para dibujar a cada niño. Recortes o dibujos de lo que a los alumnos les gusta comer, jugar y vestir, y de los lugares a los cuales prefieren ir.


Apartado 1. Lo que pienso

Lt p. 20/ CT p. 114

¿Cómo guío el proceso?

La finalidad de este apartado es que los alumnos se acerquen a la noción de identidad mediante una lluvia de ideas iniciales, para ello se presenta la imagen de la página 20 y se incluyen dos preguntas. Se espera que al responderlas se oriente la discusión para identificar las similitudes y diferencias entre las personas. Es importante que, una vez analizada la imagen, los alumnos comparen los aspectos que identificaron con las características propias y de sus compañeros. Se sugiere poner énfasis en que las diferencias se consideran como un valor de diversidad que derive en el respeto a todas las personas. ¿Cómo extender?

Puede realizar el juego La Telaraña: 1. Pida que formen un círculo. 2. Uno de los participantes tomará la punta de una bola de estambre (mecate o material semejante), dirá su nombre lo más completo que lo conozca, y sin soltar la punta, lo lanzará a otro compañero. 3. Quien tenga ahora la bola de estambre, repetirá la actividad y pasará la bola a otro reteniendo el estambre en el punto en que llegó a sus manos; lo anterior sucederá hasta que todos o la mayoría haya recibido la bola y se haya formado una telaraña. 4. Al finalizar el juego, pregunte por qué es importante tener un nombre, y pida que reflexionen qué sucedería si las personas no tuvieran un nombre propio. Pautas para evaluar

Identifique si los alumnos reconocen las similitudes y diferencias entre los niños de la imagen y si son capaces de reconocer algunas características personales que los distinguen de sus compañeros.

Apartado 2. Las partes de mi cuerpo

Lt p. 21/ CT p 115

¿Cómo guío el proceso?

Proponga a los alumnos reflexionar acerca de lo que pueden hacer con cada una de las partes del cuerpo o cuáles son sus funciones. Por ejemplo: con las piernas se puede caminar o patear un balón; con las manos, aplaudir y escribir. Para que los alumnos reconozcan las partes del cuerpo se propone El juego del Calentamiento, pero es posible elegir otro juego tradicional. Pida a los alumnos recortar el rompecabezas de las partes del cuerpo propuesto en el Recortable 1. Solicíteles armar ambos rompecabezas, el de la niña y el del niño, con la intención de que puedan encontrar similitudes y diferencias entre los cuerpos. Posteriormente, promueva que peguen en el libro uno de los dos rompecabezas, el que ellos prefieran. Pídales pegar las piezas del otro sobre cartón para usarlo en actividades futuras. Cuando escriban el nombre de las partes del cuerpo, solicite registrar primero las más generales: brazos, piernas, tronco y cabeza; después, las más específicas: manos, dedos, codos, rodillas, tobillos, cintura; y finalmente, las de partes más complejas como las pestañas, las uñas de las manos o de los pies, el dedo índice y el dedo pulgar. ¿Cómo extender?

Para profundizar en la identificación de las partes del cuerpo, realicen el juego Simón dice… Por ejemplo: Simón dice manos a la cabeza, Simón dice levanta la rodilla derecha. Pautas para evaluar

Verifique si los alumnos identifican y escriben las partes generales de su cuerpo y si reconocen algunas más específicas. Promueva el apoyo a quienes presentan dificultad para identificar el esquema corporal.

55


Conocimiento del Medio Apartado 3. Mis rasgos físicos y mis gustos

Lt p.22 - 25 / CT p. 116 - 118

Primer Grado

¿Cómo guío el proceso?

Antes de iniciar, pida a los niños observar sus rasgos físicos en un espejo, por ejemplo, la forma de su cara, su nariz, su boca, sus orejas, sus manos, sus pies, su cabello y el color de su piel. La observación es importante ya que a partir de ella los alumnos realizarán las actividades. Una vez completadas de forma individual las frases de la página 22, organice una sesión plenaria en la cual se comparta la información. Oriente la discusión para que los niños concluyan que su nombre y sus rasgos físicos los hacen únicos como personas; promueva un ambiente de respeto en el grupo cuando los describan. Posteriormente, los niños deberán dibujarse y dibujar a uno de sus compañeros con la intención de que puedan identificar similitudes y diferencias en sus rasgos físicos. Para potenciar el sentido de la actividad, es importante socializar con el grupo los dibujos y la discusión generada en el trabajo entre pares. Al realizar la discusión sugerida en la rutina de pensamiento Círculo de diálogo, es necesario orientar a los alumnos a reconocer que las personas son valiosas por el sólo hecho de serlo, sin importar sus rasgos físicos o su forma de ser. En este apartado se propone abordar emociones básicas: alegría, tristeza y enojo, por lo que las actividades de la página 24 tienen la intención de que los alumnos las identifiquen y, posteriormente, las compartan. Una estrategia para incentivarlos es que usted comente aquello que lo alegra, enoja o entristece. Con las actividades de la página 25 se busca que los niños relacionen que los gustos de las personas son parte de su forma de ser. Invítelos a comentar, por ejemplo, qué les agrada hacer los fi nes de semana o qué actividades les disgusta realizar cuando no asisten a clases. Al finalizar, solicite a los alumnos realizar en casa la actividad de la página 25. ¿Cómo extender?

Plantee una actividad en la cual pida a un alumno describir los rasgos físicos de alguien, y que el resto de los alumnos adivinen quién es. Es importante evitar comentarios que puedan hacer sentir mal a los alumnos, por ejemplo, los relacionados con el sobrepeso o alguna discapacidad. Esté pendiente de desarrollar la actividad dentro de un ambiente de respeto. Pautas para evaluar

Observe atentamente el trabajo individual, en equipo y grupal, escuche las opiniones y reflexiones de los alumnos. Esté atento a las diversas formas en las cuales se implican en el trabajo con los demás, el respeto que dan a las distintas opiniones y la colaboración para realizar el trabajo. Valore y registre sus logros en relación con su capacidad para identificar los rasgos físicos y su forma de ser, así como la que van estableciendo con su identidad y lo que los hace diferentes de los demás. Identifique si los alumnos reconocen y valoran que los distintos rasgos físicos hacen a las personas únicas y que tienen los mismos derechos y deben ser respetadas. Apartado 4. Tengo una identidad

Lt p. 26 - 27 / CT p. 119

¿Cómo guío el proceso?

Con las actividades de las páginas 26 y 27 se amplía la noción de identidad al abordar aspectos como el nombre, la pertenencia a un lugar y a una familia, y la fecha de nacimiento, lo cual se sintetiza en el acta de nacimiento. Se sugiere compartir las respuestas de los alumnos en pequeños grupos o en reunión plenaria, en la cual además de identificar los aspectos comunes es necesario aclarar las dudas que surjan. Después, pida a los alumnos comparar el nombre que escribieron en la página 22 con el que copiaron de su acta de nacimiento como parte de su tarea. Comente que su nombre completo aparece en su acta y está compuesto por uno o más nombres y los apellidos, que comúnmente son los de sus padres. El dibujo de los integrantes de la familia de los niños tiene como objetivo que se reconozcan como parte de ese núcleo, lo cual infl uye en su desarrollo como personas. Pídales compartir sus dibujos con el resto del grupo y leer los nombres de los miembros de su familia. Aproveche el tema de tal forma que los niños concluyan que las familias son diversas y todas merecen respeto. Recuerde pedir que guarden su trabajo en la Carpeta de actividades. Pregunte a los alumnos por qué consideran importante tener un acta de nacimiento y en qué situaciones de la vida se emplea. Coménteles que este documento certifica su existencia y que son ciudadanos mexicanos (o de su país de origen). Al fi nalizar solicite a los alumnos realizar en casa la actividad de la página 26. Pautas para evaluar

Para valorar los logros de los alumnos tome en cuenta las respuestas a la pregunta ¿para qué sirve el acta de nacimiento? Sus respuestas deberán relacionar el acta de nacimiento con la identidad. Considere también los avances en sus argumentos con respecto a la identidad.

56


Educación Socioemocional EDUCACIÓN SOCIOEMOCIONAL Dimensión: Autoconocimiento

CT p. 138-139

Habilidad: Conciencia de las propias emociones

Indicadores de logro: Identifica el nombre de distintas emociones.

2. Ponle nombre a la emoción

Materiales: Xilófono, barra de tono, triángulo, campana, cuenco o tambor.

Pida a los alumnos que se sienten en postura de cuerpo de montaña (cabeza erguida, espalda derecha, cuerpo relajado, manos sobre los muslos, ojos cerrados suavemente). Toque un instrumento (durante un minuto) y solicite que cuando el sonido deje de escucharse levanten la mano. Pregunte cómo se siente su respiración. Pida que respiren profundamente tres veces. Completen la frase siguiente: “Algo que me da tristeza es…” Juego. Nombrando las emociones —Hagan una composición musical marcando el ritmo mediante dos aplausos y dos palmadas sobre el escritorio. Siguiendo el ritmo los estudiantes se van turnando para nombrar diferentes emociones. Si a un niño no se le ocurre ninguna cuando sea su turno puede decir “paso”. —Introduzca el tema de las emociones preguntando: ¿quién me puede decir qué son las emociones?, ¿todos aquí han sentido alguna emoción?, ¿cómo nos damos cuenta cuando tenemos alguna emoción?, ¿se pueden ver en la cara? —Invite a un niño a pasar al frente a actuar una emoción. Dígale en secreto la emoción; el alumno tratará de reflejar en su rostro dicho sentimiento y el resto del grupo intentará adivinar. Repita el ejercicio con otros estudiantes. —Pregunte a sus alumnos si las emociones también se sienten en el cuerpo. ¿Alguien ha sentido enojo, tristeza, miedo o frustración?, ¿cómo y en dónde se siente? Reflexione sobre cómo a veces las emociones nos sacan de balance. Pregunte si a alguien le ha pasado que tiene una emoción fuerte, como el enojo, y luego hace cosas que no le ayudan o que lastiman a otros. Se recomienda que comparta un ejemplo personal. —Comente con sus alumnos que existen algunas técnicas para aprender a estar tranquilos como los ejercicios llamados “primeros auxilios”, integrados por dos técnicas de respiración: la denominada llave de agua y la del globo. • Respiración de la llave de agua: se puede realizar sentados o de pie. Pida a los niños que estiren los brazos al frente, que aprieten sus manos (para sentir tensión) y respiren profundamente; deben sostener esta postura por unos segundos, después al exhalar abrir las manos como si fuera agua saliendo de un grifo. • Respiración del globo: solicite a los estudiantes que se pongan de pie, que coloquen sus manos sobre el pecho y que al inhalar simulen que son un globo “inflándose”; indique que muevan los brazos redondeados hacia el frente mientras toman una respiración larga y profunda. Pídales que sostengan la postura unos tres segundos, luego que suelten el aire “desinflándose” y que regresen los brazos al pecho. Comunidad de diálogo. Pida a los alumnos que respondan las preguntas siguientes: ¿con qué emoción sería bueno practicar los “primeros auxilios”?, ¿cuál técnica de respiración escogerían?, ¿para qué les podría ayudar?, ¿en el salón de clases cuándo podríamos utilizar la técnica de “primeros auxilios”?

57


Lengua Materna. Español Primer Grado

SEMANA 5 Aprendamos a leer y escribir

LT p. 40 / CT.

Lotería de nombres ¿Cómo guío el proceso? Prepare un juego de lotería con los nombres de los integrantes del grupo. Arme al menos cuatro tableros diferentes y tarjetas con los mismos nombres. En las Tiras recortables Primer grado (pág. 41), hay una lotería de nombres que puede tomar como modelo. Escriba los nombres de los niños con el mismo color y tipo de letra. Puede poner seis o más nombres por tablero. Organice a su grupo en parejas o en tríos. Siguiendo las reglas de la lotería tradicional, cada pareja o trío recibirá un tablero para ir marcando (con semillas o fichas) los nombres que se vayan cantando. Por turnos, los niños pasarán a cantar las cartas. Cuando el cantor no pueda leer un nombre, muestre la carta y pida ayuda a sus compañeros. Gana el que primer equipo que completa el tablero.

Proyecto: Carteles para una exposición Etapa 2. Seleccionamos el tema Actividad 1. ¿Qué queremos investigar?

LT p. 41 / CT. 35

¿Cómo guío el proceso? Pueden elegir al animal de su preferencia de diversas formas: una es proponer a los niños investigar sobre animales de algún hábitat o región. Por ejemplo, animales de la comunidad, animales que viven en zonas frías o en la selva. También puede proponer investigar sobre cierto tipo de animales, por ejemplo, insectos, peces, aves, etcétera. Cada grupo es diferente y usted puede orientar el proyecto teniendo en cuenta los intereses de los niños y los recursos materiales disponibles en su escuela. Para esta investigación se proponen equipos de máximo tres participantes, para permitir la discusión y producción en colaboración. Sin embargo, si su grupo es muy numeroso es conveniente armar equipos de más integrantes con el propósito de que los carteles no sean demasiados y usted pueda acompañar la investigación y la producción de los textos. Solicíteles que escriban en su libro el animal que eligieron para trabajar.

Actividad 2. Vamos a la biblioteca

LT p. 41 / CT. 35

¿Cómo guío el proceso? Lleve a los niños a la biblioteca escolar. Invítelos a explorar textos para localizar los que tratan de animales. Dígales que seleccionen aquellos libros, revistas, enciclopedias, imágenes y fotografías que les brindan información sobre el animal de su interés. Presénteles el índice, para que conozcan la forma de ver lo que contiene el libro y ubicar la página en que pueden encontrar información. Permítales mirar, hojear y comentar con su equipo lo que van observando. Escuche sus pláticas y anote sus observaciones para comentarlas con el grupo. A medida que seleccionan, ofrezca pistas para ayudarles a elegir aquellos materiales que cumplen con el propósito. Pueden buscar textos informativos de animales en bibliotecas de aula, escolares, públicas, en los Centros escolares o reunir libros de bibliotecas personales. Comente: Busquen libros de los que puedan obtener información sobre animales. Separen los que les sirven para estudiar el animal que eligió su equipo. ¿Dónde está el índice en este libro? Puede leerles el contenido de índices y partes del texto al equipo. Pregunte: ¿Este libro contiene información sobre su animal? ¿Contiene información de cómo nace, dónde vive y qué come el animal que eligieron? Si encontraron libros que pueden ser de utilidad para otro equipo, proponga que los compartan. Acérquese con los niños y vean juntos la portada, lean el título, la contraportada; señale ilustraciones y lea los epígrafes, lea subtítulos y ofrezca explicaciones sobre el contenido del libro, para que el equipo pueda decidir si encontrarán la información que necesitan o si deben buscar otro texto. Organice una plenaria en la que cada equipo muestre al grupo los libros que eligió y exponga por qué les serán útiles para su investigación. Puede leer pequeños fragmentos del texto y mostrarles cómo con un separador o trozo de papel es útil para marcar el texto y consultarlo más tarde. Los siguientes ejemplos muestran la elección que hicieron dos alumnas de textos sobre animales, con información de distinta índole. Puede ser que usted viva una situación así: aproveche estas situaciones curiosas; es muy enriquecedor para usted y para los niños porque aprenden sobre las diferencias y características en ambos textos, además de fomentar la interacción maestro-alumno. Margarita: Este libro nos sirve, porque dice cómo nacen las ranas. Maestra: El libro se llama “Animales sorprendentes” y Margarita dice que en la página 38 está la información sobre las ranas. Voy a leer acá: “La rana macho abraza a la hembra mientras suelta unos 20 000 huevos”. ¿Qué opinan los demás, les sirve este libro para investigar sobre ranas?. Erandi: Este libro habla de venados; aquí se ven entre las flores. Maestra: El libro se llama “Nicolás Guillén para niños y niñas y otros seres curiosos”. En la página 2 dice: Dos venaditos que se encontraron Buenos amigos ellos quedaron... ¿En este libro encontrarán información sobre qué comen, cómo nacen y dónde viven los venados? ¿Qué opinan los demás equipos, les sirve este libro?. Ofrezca separadores a los niños para que los pongan en las páginas que consideren que tienen información útil, y puedan encontrarla fácilmente. Explique la función de la numeración de las páginas en los libros, de modo que puedan recordar las páginas en las que se encuentra la información de su animal. Muestre a los niños la forma en que se organizan los textos informativos y literarios: dónde van las ilustraciones y el texto. Pida a los niños que cumplan con los requisitos para el préstamo del libro que solicitarán en la biblioteca escolar para elaborar su cartel. En el salón prepare un espacio de fácil acceso donde colocar los libros durante el proyecto. La actividad pueden continuarla en casa, por lo que es importante que usted platique con los padres de familia para solicitar su colaboración. Pautas para evaluar Registre quiénes y cómo hacen para: • Reconocer diferentes tipos de textos según su función, utilidad o propósito. • Anticipar de qué se trata un texto a partir de la portada, título e ilustraciones. • Elegir materiales y textos pertinentes para buscar información sobre el tema elegido. Analice cuidadosamente los datos registrados para establecer niveles de desempeño que le permitan ubicar las posibilidades de cada niño. Esta información le permitirá tomar decisiones didácticas particulares al conocimiento de cada niño y le facilitará el seguimiento de los progresos individuales en materia de estrategias para la selección y consulta de fuentes.

Actividad 3. Lo que encontramos en la biblioteca

LT p. 41 / CT. 37

¿Cómo guío el proceso? Una vez que ya tengan libros o revistas para realizar su investigación después de visitar la biblioteca escolar, pídales que los cuenten para que completen los datos que solicita su libro de texto. Lleven los textos al aula para que puedan retomar la exploración y selección de apartados útiles para la investigación. Recuérdeles que serán muy útiles los separadores que pusieron para indicar en qué página encontraron datos interesantes. En los casos en los que no se cuente con textos informativos, los niños podrán realizar la investigación con personas de la comunidad que conozcan los animales que eligieron. Usted puede invitar o gestionar la visita de las personas que puedan ser entrevistadas por los niños. Si fuera necesario entrevistar a una persona, prepare con anticipación la entrevista. Decida con los alumnos las preguntas que se harán al experto. Proponga el llenado de un formato en el que registren la respuesta a las tres preguntas definidas en el proyecto. Agregue al formato dos fi las extras, para que cada equipo pueda agregar dos preguntas. Puede pedir a los niños realizar notas de la entrevista, lo que implica introducir al grupo en la escritura de notas o en el dictado de notas al maestro, favoreciendo el intercambio sobre lo que comprendieron, explicitar interpretaciones a partir de lo que escribieron, así como la discusión sobre las distintas formas de registro utilizadas. Como tarea en casa, pida que cada uno escriba en su Cuaderno de palabras el nombre del animal que eligió.

62


Tiempo de leer

LT p. 42 / CT.

“Se me ha caído un diente” ¿Cómo guío el proceso?

Lea el título del cuento y recupere las predicciones de los niños sobre la historia: ¿A quién piensan que se le podría haber caído un diente? ¿Qué edad creen que tiene? ¿Por qué creen que se le ha caído un diente?. Ubique en el texto el título del cuento y explique que la palabra diente empieza como dinero (escríbalo en el pizarrón) ¿Dónde dirá diente en el título?. Pídales que al escuchar el cuento traten de recordar lo que sucede al inicio de la historia, para platicar sobre esto cuando termine la narración. Cuando terminen, invítelos a recontar la historia, cuidando que aparezcan en su narración todos los detalles que recuerdan. En este cuento, como el de “Los duendes de la tienda”, el fi nal plantea un problema de interpretación para los lectores. Haga preguntas para abrir la conversación sobre el sentido de este texto como: ¿Será cierto que el diente del hermano es el mismo que el de la princesa? ¿Cómo lo saben?. Pida a los niños que registren el título y el autor de este cuento en su “Pasaporte de lecturas”.

SEMANA 6 Aprendamos a leer y escribir

LT p. 43 / CT.

Palabras cortas y largas ¿Cómo guío el proceso? Esta actividad será productiva solamente si en los equipos que usted organice los niños están en un nivel semejante de conceptualización. De otro modo, si uno ya sabe leer y el otro aún está en la etapa presilábica, el primero resolverá la actividad sin que el segundo tenga oportunidad de pensar. Después de resolver la actividad, pida a los niños que comparen lo que hicieron con un compañero. Recorra el salón para observar las respuestas. Si encuentra niños que unieron la imagen del oso con el letrero “hormiga”, pregúnteles por qué pensaron que allí dice “oso”. Escriba usted las palabras en el pizarrón y léalas al grupo. Pregunte a los niños si ellos unieron esa palabra con la imagen correspondiente. Por ejemplo: Aquí escribí oso. ¿Ustedes unieron esta palabra con el dibujo del oso? ¿Por qué creen que aquí dice oso? ¿O dirá hormiga? ¿Cómo podemos saber? Anime a todos a participar diciendo si están de acuerdo. Haga notar, además de los inicios de cada palabra, sus finales: ¿Con qué termina oso? ¿Con qué hormiga?

Proyecto: Carteles para una exposición Etapa 3. Escribimos el cartel Actividad 1. Localizamos información

LT p. 44 / CT. 38

¿Cómo guío el proceso? Pida a los niños que revisen los libros o revistas donde encontraron información sobre el animal que están investigando. Los equipos ya cuentan con los textos para investigar, ahora deben hacer búsquedas más minuciosas sobre la información que necesitan. Deles tiempo suficiente para realizar lecturas exploratorias y selectivas e identificar la información que les sirva. Intervenga promoviendo con toda intencionalidad que desarrollen habilidades para saber dónde leer, qué dice el texto, comprobar lo que ya saben y comprender nueva información. Formule preguntas a los niños a partir del diálogo que tengan sobre los libros; haga notar títulos o subtítulos que puedan dar pistas sobre el tipo de información que es posible encontrar si leen un apartado del libro. También puede leer lo que necesiten durante la búsqueda de información. Si cuenta con equipo para acceder a información en internet, oriente a los alumnos sobre cómo hacerlo conforme a lo mencionado en el apartado “Acerca de…” O bien, pueden investigar con un adulto que apoye en la búsqueda, en la lectura, ofreciendo pistas, etcétera. Pídales que conforme van localizando la información sobre el animal elegido, vayan anotándola en el libro de texto. Para realizar esta actividad, recuerde que usted puede consultar la Secuencia didáctica: “Producción de un texto con apoyo del docente” que encontrará en la página 167 de este libro. Pautas para evaluar. Aproveche este momento para ubicar a los niños que ya pueden producir por sí mismos textos breves semejantes a los trabajados. Tome notas sobre cómo producen las escrituras autónomas. ¿Usan las letras del repertorio de su nombre? ¿Silabean para identificar recortes sonoros que sirvan para decidir qué letras se necesitan para escribir las palabras del esquema?. También solicite a los niños que le lean lo que escribieron. Tome nota y, en otro momento, analice las características de los textos. ¿Son palabras que muestran partes del cuerpo? ¿Son descripciones sencillas (por ejemplo: El pato tiene patas palmeadas)? ¿Se trata de descripciones complejas? Este análisis le ayudará a saber si los niños se ajustan al lenguaje informativo propio del esquema que les propuso elaborar. Al final del proyecto, el cartel y sus notas podrán integrarse al portafolio de trabajos.

Actividad 2. Revisamos los textos

LT p. 45 / CT. 38

¿Cómo guío el proceso? Pida que cada equipo revise los datos que escribieron en su libro. Dígales que, en caso de ser necesario, tachen lo que no estuvo correcto y escriban lo que quieren conservar. Promueva que reflexionen sobre cómo comienzan las palabras. Por ejemplo, si van a escribir “mamífero” (en “Cómo nace”), pregunte qué palabra comienza como mamífero. Sugiera recurrir al alfabeto para saber cómo se escribe identificando la palabra que comienza igual. Solicite que lean las veces que sea necesario hasta que estén conformes con su texto. Ofrezca su ayuda o dirección leyendo o corrigiendo, pero sin imponer la escritura convencional. Permita que ellos decidan cuándo creen que ya está correcto el texto, aun cuando le falten letras. Pautas para evaluar. Este es un buen momento para observar si los niños: • Han comprendido que escribir implica momentos para planificar y revisar la producción escrita (realizada por sí mismo o dictada) con la ayuda del docente o de un compañero. • Comienzan a tener en cuenta la coherencia y la adecuación al tipo de texto. Escuche atentamente las conversaciones entre los miembros de cada equipo y observe: ¿qué les parece que debe cambiar?, ¿qué sugieren?, ¿aceptan las observaciones o sugerencias de los compañeros?, ¿hacen contrapropuestas? Anote lo que dicen, argumentan, responden o rechazan, porque esa información se convierte en un indicador de lo que les resulta observable y de lo que saben. Estos datos le ayudarán a tomar mejores decisiones para organizar los equipos en otros momentos de revisión ya que los que no “ven ciertas cosas” podrán beneficiarse de los comentarios y sugerencias de quienes lo hacen. Esta información también le ayudará a saber quiénes requieren más de su intervención.

Actividad 3. Realicemos un esquema

LT p. 45 / CT. 39

¿Cómo guío el proceso? Una vez que ya anotaron el nombre de su animal y los datos solicitados, anímelos a realizar su propio dibujo sobre él. Pídales que señalen sus principales características en su libro de texto, tal como lo hicieron con la ballena en su cuaderno. Coménteles que escriban como ellos puedan, que usted los ayudará escribiendo abajo como lo hacen los adultos, pero dígales que se sientan libres de escribir lo que conocen sobre el animal. Dígales que pueden completarlo agregando al dibujo el hábitat del animal o conductas características.

63


Lengua Materna. Español LT p. 46 / CT. 41

Primer Grado

Tiempo de leer “El canto del cenzontle” ¿Cómo guío el proceso?

Si es posible, previamente consiga un audio o video con el canto del cenzontle y de otros pájaros, si cree que no lo conocen los niños, y escúchenlo antes de leer la leyenda. Después de leer, abra un espacio de intercambio con los niños para reconstruir la historia, con preguntas similares a éstas: ¿Qué hizo el Gran Señor del Monte por los pájaros? ¿Qué sucedió con el cenzontle? ¿Qué le dijo el Gran Señor al cenzontle sobre su canto? Pregunte: ¿Qué trata de explicar esta leyenda? ¿Cómo sucedió todo? Comente que las leyendas sirven para explicar cosas y fenómenos a partir de las creencias de una comunidad y que este caso busca explicar el origen del canto del cenzontle. Acuda con los niños a la biblioteca escolar para explorar los textos y buscar otras leyendas que expliquen el origen del universo o de los seres que habitan en la Tierra. Revisen también el libro de lecturas. Puede leer esos textos durante la semana. Pida a los niños que registren el título y autor de este cuento en el “Pasaporte de lecturas”. Pautas para evaluar. Aproveche este momento para observar y registrar quiénes emplean estrategias de comprensión (anticipación, confirmación, relectura y autocorrección) para aclarar significados en textos. También ponga atención a las estrategias que usan para buscar o usar las pistas provistas por el texto para confirmar, rechazar o modificar las anticipaciones realizadas durante la lectura. Esta información le servirá para saber si debe diseñar una secuencia didáctica que ayude a los niños a desarrollar las estrategias lectoras antes dichas, puesto que son fundamentales para que puedan leer por sí mismos.

Matemáticas BLOQUE 1

pp. 30 - 39 CT pp. 74 - 83 Trayecto 3 Hasta 15 Organizadores curriculares

Eje temático

Tema

Número, álgebra y variación.

Número, adición y sustracción.

Aprendizajes esperados • Lee, escribe y ordena números naturales hasta 100. • Resuelve problemas de suma y resta con números naturales menores que 100.

Propósito y descripción del trayecto Se da continuidad a lo trabajado en La decena, ahora con un rango numérico hasta el 15. Se eligió éste debido a la irregularidad que presentan los nombres de los números del 11 al 15, en la que el nombre no hace alusión al valor (no se dice diez y uno, por ejemplo). La trayectoria está compuesta por 10 lecciones, en las primeras seis se llevan a cabo actividades para profundizar en el estudio de los números: comparar colecciones concretas o dibujadas, trabajar la serie oral y escrita, determinar la cardinalidad de colecciones, descomponer números (primero libremente y después con un 10 y algo más). En las últimas cuatro se abordan problemas de suma y resta con el significado de agregar o quitar buscando la cantidad que se agrega o quita y problemas sobre buscar lo que a una cantidad le falta para llegar a otra.

Tiempo de realización Las diez lecciones del trayecto pueden trabajarse en diez sesiones de 50 minutos. No obstante, algunas lecciones (1, 2, 3, 7 y 9) se pueden trabajar varias veces y en diferentes días.

5. ¿Qué salió en el dado?

p. 34

¿Qué busco? • Que formen colecciones dado el número de elementos que las componen. ¿Cómo guío el proceso? • Verifique la coordinación de dos cuestiones a la vez: 1) Que el número de puntos de los tres dados sea el correspondiente al que está en el carrito y 2) Que los puntos en cada dado sean seis o menos. • Mientras trabajan, pase a sus lugares, señale un carrito y pregunte: ¿En qué lugar está este carrito?, ¿cuántos puntos deben tener entre los tres dados del carrito amarillo? • Para la puesta en común se sugiere dibujar los cuatro carritos en el pizarrón con dos o tres ternas de dados debajo de ellos y pasar a dibujar los puntos, sin decir si son o no correctos, en lugar de eso pregúnteles si están de acuerdo o no y por qué, según sea el caso. • También comenten en la puesta en común que hay diferentes respuestas correctas para cada carrito, excepto para el que ya tiene dibujados dos dados. Conviene anotar diferentes posibilidades en el pizarrón y hacer énfasis en que todas son correctas. • Resuelva en Cuaderno de Trabajo, dibuje en las fichas de dominó las cantidades de puntos que se solicitan y lea, cuente y escribe los números hasta el 27. ¿Cómo apoyar? • Plantee problemas con dos dados y números menores a 10: ¿qué salió en el dado en dos tiradas si el auto llegó al número nueve?

64

CT p. 78

¿Qué material necesito? • Tangram. 4 Pautas para evaluar Observe si al formar la colección lo hacen correctamente: saben la serie oral en orden, cada que dicen un número dibujan un punto, se detienen cuando mencionan el número que necesitan. Verifique que los estudiantes lean, cuenten y escriban los números hasta el 27. ¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Plantee problemas con cuatro dados y números menores a 15: un carrito llegó al 13 con cuatro tiradas: ¿qué cayó en los dados?


6. Lindos juguetes ¿Qué busco?

p. 35

CT p. 79

¿Qué material necesito?

• Que descompongan los números del 11 al 15 utilizando objetos que representan grupos de 10 y elementos sueltos (en Un paso más se amplía el rango a 19 y 22). ¿Cómo guío el proceso? • No es necesario ni pertinente que en estos momentos mencione las palabras decenas y unidades. Lo importante en esta actividad es que ellos se den cuenta de que, por ejemplo, en el 14, el 1 se refiere a 10 pesos y el 4, a 4 pesos. • Antes de iniciar trabaje con el tablero de 10 y fichas con una actividad como la siguiente: pida que tomen 14 fichas y las acomoden en un tablero de 10, pregunte: ¿cuántos tableros de 10 se completan?, ¿cuántas fichas sobran? Después de este trabajo con colecciones concretas, que extiende el efectuado en el trayecto La decena, trabaje la actividad del libro en la que ya se trabaja con la representación simbólica de los números del 1 al 15. La representación del 10 con una moneda es más abstracta porque es un objeto cuyo valor es 10, cuestión que no siempre es comprendida de manera inmediata. • En Cuaderno de Trabajo realice la actividad de descomponer los números del 11 al 15, utilizando objetos que representan grupos de 10 y elementos sueltos, en este caso con monedas de $10 y de $1. ¿Cómo apoyar? • Pida representar el precio con fichas: 13 pesos con 13 fichas. Plantee: si fueran monedas de 1 peso y las cambias por monedas de 10 pesos, ¿cuántas monedas de 10 pesos te van a dar?, ¿cuántos pesos sueltos?

7. El dormilón 1 ¿Qué busco? • Que determinen el número de elementos que se quitaron de una colección de elementos concretos. ¿Cómo guío el proceso? • Observe que no es necesario validar si la respuesta que da El dormilón es correcta o no, cuando el compañero que quitó fichas las muestre, se darán cuenta de si la respuesta es correcta. • Al monitorear el trabajo observe si El dormilón cuenta bien las fichas que debe meter a la caja. También es importante observar los procedimientos que usan, esto será útil para elegir a algunos alumnos que en la puesta en común platiquen con sus compañeros cómo supieron cuántas fichas tomó su pareja. Probablemente algunos dibujen, otros cuenten ayudados con los dedos u otras fichas. • El conteo puede ser desde el 1 o bien a partir del número de fichas que quedó en la caja hasta llegar al número de fichas que habían puesto, también es probable que cuenten hacia atrás. Si bien se trata de un problema de resta, no es necesario decirles en este momento el nombre de la operación y mucho menos utilizar el signo, esto lo verán más adelante. No obstante, si alguien la menciona porque la conoce, debe incluirse como un procedimiento más. • Resuelva en Cuaderno de Trabajo problemas de suma • y resta con números naturales menores que 100.Determinar el número que falta para completar otro con apoyo en una colección dibujada. ¿Cómo apoyar? • Puede reducir el número de fichas a 10.

Pautas para evaluar Pregunte: para un juguete de $13, ¿cuántas monedas de $10 necesito?, ¿cuántas de $1 ?, ¿cómo lo sabes? Evalúe en Cuaderno de Trabajo los adelantos que los estudiantes han logrado con los números.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Trabaje con fichas rojas y azules. Explique: las azules valen uno y las rojas 10 fichas azules. Solicíteles representar con estas fichas números, incluso de un rango mayor a 15, según observe a los alumnos.

p. 36

CT p. 80

¿Qué material necesito? • Por parejas, una caja de sorpresas y 15 fichas. Pautas para evaluar Observe las estrategias que usan los alumnos. Luego pregunte: ¿cómo calculas las fichas que quitó tu pareja?, cuando tu pareja es el dormilón, ¿cómo calcula las fichas que quitaste?, ¿cuál manera te parece mejor?, ¿por qué? Aplique en Cuaderno de Trabajo una coevaluación, solicite a los estudiantes que presentan dificultad, que expresen sus propuestas de solución para las actividades propuestas.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • En lugar de quitar, se sugiere agregar fichas y trabajar la misma dinámica. O bien, aumentar el rango numérico.

65


Matemáticas 8.Estampitas

p. 37

Primer Grado

¿Qué busco? • Que determinen el número faltante para completar otro con apoyo en una colección dibujada. ¿Cómo guío el proceso? • Permita resolver los problemas con procedimientos propios. Probablemente algunos cuenten desde el número de estampas de cada niño y hasta 15. También pueden ocupar la colección de estampas dibujada para determinar el resultado marcando las que tienen y contando las faltantes, usar los dedos para contar, etcétera. En la puesta en común recupere estos procedimientos y guíe la discusión hacia la idea de que hay diferentes maneras de saber la cantidad de estampas que le falta a cada uno. • Recuerde que no es propósito de estas actividades promover el uso de las operaciones ni su escritura simbólica. Sin embargo, es probable que alguien mencione la suma o la resta y, en este caso, se debe incluir en la puesta en común como un procedimiento más y analizar si se llega o no al mismo resultado. • Aproveche para anotar diferentes formas de juntar 15 estampitas. Pregunte por otras combinaciones, o bien sugiera diferentes números para que encuentren cuántas faltarían para juntar todas. • Resuelva en Cuaderno de Trabajo las restas que se proponen con números naturales menores que 100 y determinen el número que falta para completar otro con apoyo en una colección dibujada. ¿Cómo apoyar? • Proporcione material concreto (fichas, botones, piedritas, papelitos) para que representen las estampas.

9. Entre 11 y 15 ¿Qué busco? • Que calculen cuánto le falta a un número para llegar a otro.

CT p. 81

¿Qué material necesito? • Pautas para evaluar Observe las estrategias que usan los alumnos. Pregunte: ¿cómo calculas las estampas que faltan?, ¿se te ocurre otra manera de hacerlo?, ¿cuál? Verifique que los estudiantes apliquen los procedimientos adecuados para resolver los problemas planteados, en la puesta en común solicite que expresen de manera argumentada los procedimientos de solución.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Pregunte cuántas estampitas le quedan a cada uno si pierden una, dos, tres o cuatro.

p. 34

CT p. 82

¿Qué material necesito? • Tarjetas número-colección. 1

¿Cómo guío el proceso?

Pautas para evaluar

• Se sugiere hacer varios ejemplos al frente hasta asegurarse de que han comprendido las instrucciones. • Los alumnos pueden seguir diferentes procedimientos para hacer el cálculo. Es probable que utilicen el sobreconteo: a partir del número de la tarjeta cuenten hasta el 15, esto quizá lo hagan mentalmente, apoyado con marcas que registren, usando los dedos, con el complemento a 10 (primero calculan lo que falta al número para llegar a 10 y luego le aumentan lo que le falta a 10 para llegar al número que dijo el compañero), etcétera. • Haga la actividad varias veces, incluso en días diferentes. • Resuelve problemas de suma y resta con números naturales menores que 100 y calcule cuánto le falta a un número para llegar a otro, en Cuaderno de Trabajo.

Observe los diferentes procedimientos. Con quienes aún cuentan de 1 en 1 o necesitan poner marcas, apóyelos con las siguientes actividades. Utilice las actividades del Cuaderno de Trabajo como práctica para el objetivo propuesto. En la puesta en común, solicite que argumenten sus propuestas de solución.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo apoyar?

¿Cómo extender?

• Practique con los alumnos primero el complemento a 10. En parejas, un niño dice un número menor a 10 y el compañero menciona lo que a ese número le falta para 10.

• Que tomen dos tarjetas del lado de los números y digan cuánto falta o sobra para tener 10.

10. Cuentos con números

p. 39

CT p. 83

¿Qué busco?

¿Qué material necesito?

• Que resuelvan problemas de suma o resta con procedimientos propios.

• Objetos concretos que representen los elementos dibujados (opcional para quienes se les dificulte la actividad).

¿Cómo guío el proceso?

Pautas para evaluar

• Se sugiere pedir, para cada cuento, decir primero qué creen que sucedió según lo que ven en las imágenes, por ejemplo, si quedaron más o menos de los que habían dibujado. Después lea el enunciado y solicite completar con números. • Los primeros problemas se pueden resolver a partir del conteo porque aparecen todas las flores y los pajaritos. Recuerde que como están dibujadas, ellos deben buscar la manera de controlar lo que ya han contado de lo que no. • Los últimos dos problemas son más complejos, para resolverlos podrán dibujar las colecciones (monedas o fichas), representar con palitos los datos, contar con los dedos, contar desde el 6 al 14, del 8 al 15, etcétera. Haga una puesta en común para comentar estos procedimientos. • En Cuaderno de Trabajo resuelva los cuentos con números utilizando las ilustraciones que se presentan.

Observe las estrategias que usan los alumnos para resolver problemas. Pregunte: ¿cómo calculaste el resultado?, ¿se te ocurre hacerlo de otra manera?, ¿cuál? Durante la evaluación de las actividades de Cuaderno de Trabajo identifiquen los procedimientos que emplearon en las solución de problemas de suma o resta.

¿Cómo apoyar? • Proporcione material concreto (fichas, botones, semillas) para que representen los datos de cada problema y lo resuelvan.

66

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Plantee oralmente otras situaciones similares: En una jaula había 12 pajaritos, si se fueron 6, ¿cuántos quedaron? En un florero había 8 flores, si pusieron 3 más, ¿cuántas hay ahora?


BLOQUE 1

pp. 40-45

CT pp. 84 - 87

Trayecto 4 Recolección y registro de datos Organizadores curriculares Eje temático

Tema

Análisis de datos.

Estadística.

Aprendizajes esperados • Recolecta datos y hace registros personales.

Propósito y descripción del trayecto Se continúa con el estudio iniciado en preescolar respecto del proceso para contestar una pregunta dada sobre un tema de interés para el grupo, lo que implica la recolección y organización de los datos obtenidos por los compañeros del salón. Esta organización inicia de forma libre con marcas personales y evoluciona al uso de tablas sencillas de máximo de tres columnas, donde se ven en la necesidad de acordar grupalmente las marcas a usar. Las actividades propuestas promueven la experiencia de preguntar a otros y registrar como parte del trabajo en estadística. En el análisis de los datos, las preguntas a responder se centran en identificar el que obtuvo la mayor o menor cantidad en el registro, después del recuento. Este trayecto en su conjunto contribuye a la experiencia de cómo buscar y organizar información de un grupo con un propósito específico.

Tiempo de realización El trayecto contiene cuatro lecciones que podrían desarrollarse en un máximo de cinco sesiones.

1. ¿Cuál fruta prefieren? ¿Qué busco? • Que se familiaricen con responder una pregunta específica dado un conjunto de opciones de respuesta.

¿Cómo guío el proceso? • Antes de resolver la lección del libro, pregúnteles: ¿mi fruta preferida es la misma que la de otros? ¿Por qué? Coménteles que su proyecto de clase es descubrir cuál es la fruta preferida por la mayoría del grupo. • Pídales que de las frutas del dibujo, cada uno marque la que más le gusta, pero sólo pueden elegir una. Cada uno usará la marca que quiera, será una decisión personal. • Para el cierre, dibuje las cuatro frutas en el pizarrón y pídales anticipar cuál fruta creen que será la más elegida por el grupo. • Pregunte sólo a unos cuantos niños. Estas anticipaciones podrán ser contrastadas con los resultados que se obtendrán en la siguiente lección. • En Cuaderno de Trabajo realice una investigación, pregunte a sus compañeros cuál es su sabor de helado preferido, los registra en la tabla y contesta las preguntas de interpretación de la misma. Lea y subraye lo que considere importante del recuadro informativo. ¿Cómo apoyar? • En caso de seleccionar más de una fruta, explíqueles que se trata de averiguar la fruta preferida por cada uno. Si eligen una que no se muestra en la lección, recuérdeles que la elección está entre las cuatro frutas mostradas.

p. 40

CT p. 84

¿Qué material necesito? Para cada pareja: • Dos cajas de sorpresas. • Un dado. • 40 fi chas (botones, semillas, piedritas). Pautas para evaluar Observe, para cada estudiante, que haya interpretado correctamente la consigna y elegido sólo una fruta. Para la evaluación del Cuaderno de Trabajo, verifique si i9dentificó las preferencias de un grupo de personas, a través de una encuesta.

¿Qué errores comunes puedo encontrar? • Puede suceder que elijan más de una fruta o les cueste trabajo decidir sólo una o seleccionen una que no se muestra.

¿Cómo extender? • En lugar de que sólo elijan una fruta, solicite seleccionar la que les gusta en primer lugar y otra en segundo lugar. O que agreguen otras y elijan sobre el nuevo conjunto de frutas.

67


Matemáticas

2. ¿Cuántos animales hay?

Primer Grado

¿Qué busco?

pp. 42-43

CT p. 85

¿Qué material necesito?

• Que utilicen tablas sencillas para registrar y comunicar datos provenientes del conteo en una ilustración. ¿Cómo guío el proceso? • Una vez que hayan terminado de hacer el conteo de animales y registrado sus respuestas en la tabla, organice equipos de máximo tres integrantes. Promueva contrastar sus resultados y en caso de respuestas diferentes, hacer de nuevo el conteo. Las respuestas deberán estar acordadas por el equipo. • Al finalizar, con todo el grupo, se compararán los resultados obtenidos en cada equipo y si hay respuestas diferentes, se le pedirá al equipo correspondiente explicar cómo llegó a ese resultado. Se trata de que los otros equipos planteen preguntas de manera que ellos identifiquen dónde estuvo el error, si es el caso. • Realice las actividades propuesta en Cuaderno de Trabajo, utilizando tablas para registrar y comunicar datos provenientes del conteo. ¿Cómo apoyar? • Si la dificultad es que cuentan dos veces al mismo animal, pida a los demás sugerir cómo evitarlo. Si esto no sucede, propóngales, por ejemplo, hacerle una cruz a cada animal que se cuenta. • Si el problema es en la escritura del número correspondiente, revise la serie numérica e invítelos a leer en voz alta la que se encuentra pegada en una pared del salón. • En caso de presentar dificultad para comparar colecciones con diferentes cantidades de animales, sugiérales estrategias como unir con flechas y ver de cuál animal hay más, cuántos más.

3. ¿Y qué color les gusta? ¿Qué busco? • Que organicen los datos en una tabla sencilla, los registren con sus propias marcas y analicen los resultados obtenidos. ¿Cómo guío el proceso? • Organícelos en cuatro equipos y promueva la discusión para acordar cómo registrarán sus preferencias de color. Pueden hacer dibujos o marcas. • Una vez que cada uno haya marcado el color que más les gusta, pídales reunir la información del equipo con el fin de compartir sus resultados con los demás. • Promueva la reflexión de por qué eligieron esa forma de presentar los resultados. • Al final contrasten los resultados de cada equipo y la forma de representar cada elección. En grupo decidan la manera de cómo encontrar el color favorito de todos. • En Cuaderno de Trabajo organice los datos en la tabla, registre y analice los resultados obtenidos. ¿Cómo apoyar? • Si no se les ocurre alguna marca, dé un ejemplo: palomita, tache, raya, puntos, así como de la escritura del número correspondiente. Recomiéndeles usar material concreto para contar los datos y obtener resultados. Si escogen algún color diferente a los presentados en la lección, recuérdeles elegir uno de entre esas opciones.

4.Suma de puntos ¿Qué busco? • Que utilicen una tabla para registrar los resultados de un juego. ¿Cómo guío el proceso? • Invítelos a agruparse en parejas. • Reparta los materiales a cada una y explique la consigna del juego. Por turnos, cada estudiante lanza los dos dados y calcula la suma de ambos. Luego deberán hacer una marca en la tabla indicando el resultado correspondiente. Quien obtiene siete en la suma de las dos caras del dado, dice en voz alta: ¡basta! • Invite al grupo a hacerlo una vez y aclare las dudas que puedan surgir. • Cuando termine el juego, promueva que los alumnos analicen los datos registrados en la tabla y respondan las preguntas. • Para finalizar la clase, comparen los resultados en todo el grupo. • Resuelva en Cuaderno de Trabajo las actividades propuestas, utilizando la tabla para registrar los resultados. ¿Cómo apoyar? • Si tienen dificultades con el conteo o al registrar en la tabla, haga con ellos varios ejemplos o use frijoles o corcholatas para representar los resultados de cada dado y hacer la suma.

68

Pautas para evaluar Observe que hayan contado bien y puesto una marca por cada animal. En Cuaderno de Trabajo, verifique si registraron adecuadamente los resultados en la tabla y si lograron interpretar correctamente la información de la misma.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Se les puede pedir imágenes que permitan extraer información numérica a través del conteo y representen los resultados en tablas.

p. 44

CT p. 86

¿Qué material necesito? • Por parejas, una caja de sorpresas y 15 fichas. Pautas para evaluar Revise que hayan elegido un solo color y la cantidad de marcas por color coincida con el total de las respuestas. Si no coinciden, pregunte: ¿cómo obtuvieron ese resultado?, ¿coinciden? Para evaluar Cuaderno de Trabajo, utilice la puesta en común para corroborar si los alumnos registraron los datos en una tabla, registrar y analizar los resultados obtenidos.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Efectuando nuevamente la actividad pero con más colores. Esto hace que la tabla tenga más filas que completar.

p. 45

CT p. 87

¿Qué material necesito? • Por cada pareja, dos dados. Pautas para evaluar Revise que los niños: registren cada vez que lanzan los dados, calculen correctamente la suma y hagan la marca en la fila correcta. Aplique en Cuaderno de Trabajo una heteroveluación y registre los avances de los estudiantes.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Una variante de la actividad es cambiar el número ganador, y que ellos sean quienes lo propongan.


Conocimiento del Medio Apartado 5. Integro mis aprendizajes

Lt p. 28 / CT p. 119

¿Cómo guío el proceso?

En este apartado se busca que los niños empleen los conocimientos y habilidades adquiridos hasta este momento. Invítelos a salir al patio, formar parejas y trazan su silueta en los dos metros de papel u otro material extendido para dibujar. Es importante que tracen sus rasgos físicos, por lo cual, si es necesario, permítales observarse nuevamente en el espejo. En alguna parte de su silueta los alumnos deberán escribir “Yo soy único y valioso” y pegar alrededor de ella los recortes o dibujos de lo que les gusta comer, jugar y vestir, así como de los lugares a los cuales prefieren ir. Organice una exposición de siluetas en la cual los alumnos expliquen a sus compañeros lo que representaron y qué los hace ser únicos. Insista en que se reconozca la diversidad de gustos, emociones y formas de ser. Pautas para evaluar

Valore si los alumnos identifican las partes de su cuerpo, sus rasgos físicos y sus gustos, así como si son capaces de representarlos en su silueta. Apartado 6. Lo que aprendí

Lt p.29 / CT p. 119

¿Cómo guío el proceso?

Este apartado tiene como fin valorar el aprendizaje de los alumnos en relación con su capacidad de representar lo que los hace ser personas únicas. Procure que representen aspectos diferentes a los abordados durante la secuencia; es la oportunidad de expresar aquello que, en su momento, no pudieron compartir. En un segundo momento se busca guiar a los alumnos para reflexionar sobre lo que aprendieron en esta secuencia didáctica. Apóyelos haciendo un recuento de las actividades realizadas y sus productos. Oriéntelos a reconocer las dificultades y logros obtenidos en cada una de ellas. Pautas para evaluar

Identifique si los alumnos son capaces de representar qué los hace personas únicas. Ponga atención en las variables que utilizan para definir por qué son personas únicas, pueden ser sus rasgos físicos, su forma de ser, su nombre, datos personales u otras características. Si en la rúbrica los niños contestan “no”, repase con ellos su trabajo durante la secuencia para identificar y resaltar características que los hacen únicos.

BLOQUE 1. Me conozco y conozco el lugar donde vivo

Lt pp.30 - 37 / CT pp.120 - 122

Secuencia didáctica 3 Me ubico en mi entorno Eje temático Cultura y vida social

Tema

Aprendizaje esperado

Interacciones con el entorno social

Describe y representa la ubicación de su casa, escuela y otros sitios con el uso de referencias espaciales básicas.

Propósito Que los alumnos elaboren croquis y hagan uso de referencias espaciales básicas para ubicar y representar objetos y lugares. Planeación general

Sesión

Apartado

¿Qué busco?

1. Lo que pienso

Que los alumnos se acerquen a la noción de localización a partir de una imagen.

1y2

2. Un croquis de mi salón

Que los alumnos conozcan un croquis y lo utilicen como modelo para diseñar uno de su propio salón.

2

3. Buscamos objetos escondidos

Que los alumnos desarrollen la capacidad de elaborar e interpretar croquis y las utilicen para encontrar objetos.

3

4. El croquis del lugar donde vivo

Que los alumnos elaboren un croquis de la ubicación de su casa utilizando símbolos.

5. Integro aprendizajes

Que los alumnos empleen referencias espaciales para ubicar lugares específicos.

1

mis

4 6. Lo que aprendí

Materiales

Que los alumnos compartan sus croquis y los mejoren tomando en cuenta recomendaciones grupales. 69


Conocimiento del Medio Apartado 1. Lo que pienso

Lt p. 30 / CT p. 120

Primer Grado

¿Cómo guío el proceso?

Organice a los niños para que mediante la observación de la imagen respondan las preguntas planteadas. Se sugiere que posteriormente todos participen en un ejercicio similar que favorezca la práctica para la ubicación de otros niños por medio de preguntas como ¿quién está a tu derecha?, ¿quién a tu izquierda? Haga dos o tres filas y pregunte: ¿quién está detrás de ti?, ¿quién está al frente de ti?, ¿quién está a la izquierda? ¿Cómo extender?

Jueguen Ponle la cola al burro para que los alumnos den indicaciones a sus compañeros. Recuérdeles los términos que ayudan a orientarse y localizar: izquierda, derecha, adelante, atrás. Pautas para evaluar

Registre si los alumnos utilizan y comprenden las palabras que se emplean para orientarse y localizar personas u objetos. Esta información le servirá para valorar su aprendizaje a lo largo de esta secuencia didáctica. Apartado 2. Un croquis de mi salón

Lt p.31-32 / CT p. 120 - 121

¿Cómo guío el proceso?

Antes de realizar la actividad de la página 31, procure que los niños observen su ubicación y la de sus compañeros y expresen oralmente dónde se encuentra cada uno. Si existe dificultad para comprender el desarrollo de la actividad, apóyelos. Posteriormente, permita que observen el croquis que aparece en el libro y resuelvan la actividad en parejas. En plenaria, compartan su experiencia. Para hacer el croquis de su salón, los niños tienen que identificar los elementos relevantes. Ayúdeles para que elijan qué objetos representarán y tracen el croquis en su libro. Pídales mostrar y explicar sus croquis en pareja o equipo. Si hay dificultad, haga preguntas para orientarlos. Al comparar los croquis, los alumnos identificarán si faltan o sobran elementos y podrán añadirlos o eliminarlos para representar la realidad lo mejor posible. ¿Cómo apoyar?

Favorezca el desarrollo de habilidades cartográficas creando y dibujando, entre todos, algunos símbolos para representar, por ejemplo, una mesa, una silla, una puerta, un estante o una ventana. Tenga en cuenta que no se trata de que sean dibujos exactos o bonitos, sino de que representen los objetos. Comience a construir con el grupo el croquis del salón de clases iniciando por un elemento central (el escritorio o el pizarrón). Pregunte a los alumnos qué hay a la derecha, a la izquierda, atrás y adelante, y dibújelo. Utilice siempre el mismo punto de referencia para ubicar los objetos, así como los términos para orientar y localizar (izquierda, derecha, adelante y atrás), con esto evitará que los niños se confundan. Pautas para evaluar

Observe la capacidad de los alumnos para ubicar de forma adecuada los objetos en el espacio; por ejemplo: lo que está a la derecha, a la izquierda, atrás o adelante. En los croquis del salón de clases, identifique si los dibujos de los niños tienen relación con los objetos reales. De esta forma puede verificar el grado de correspondencia entre sus representaciones y el salón. Apartado 3. Buscamos objetos escondidos

Lt p.33-34 / CT p. 121

¿Cómo guío el proceso?

Organice al grupo en dos equipos: uno esconde objetos y otro los busca. El primer equipo decidirá qué objetos va a esconder y dibujará símbolos para representarlos. Acordará los lugares dentro del salón donde los esconderá y dibujará un croquis con los símbolos ubicando el lugar donde están escondidos los objetos. Mientras el primer equipo oculta los objetos, el segundo saldrá del salón. Afuera, éste recibirá el croquis en el cual se representan los objetos escondidos. Propicie que, en principio, los niños de este equipo discutan dónde están los objetos y cómo se organizarán para encontrarlos. Al terminar la actividad, los miembros de ambos equipos deberán expresar sus opiniones sobre cómo se sintieron durante ésta. Haga notar a los niños la relación entre el sitio físico en que se esconde el objeto y su representación en el croquis. Insista en que utilicen alguna referencia espacial básica para ubicar los objetos escondidos: pizarrón o bote. El croquis que aparece en la página 34 busca ampliar la escala de representación a los alrededores de una casa. Inicialmente, permita una descripción libre de los elementos del croquis para que los niños expresen lo que más llama su atención. Pregunte a los alumnos dónde se encuentra un lugar respecto a una referencia básica. Al finalizar la sesión solicite a los alumnos realizar en casa la actividad de la página 34. ¿Cómo apoyar?

Si los niños tienen dificultades para interpretar el croquis de sus compañeros, haga una intervención guiada de la búsqueda de objetos. Dé varias oportunidades para que la mayoría de los niños identifiquen cómo se relaciona el punto en el croquis con el espacio físico mediante el uso de referencias espaciales básicas. Si lo considera pertinente, dibuje el croquis del salón en el pizarrón y trabaje con él. De la misma manera puede describir detalladamente, y con ellos, el croquis de la página 34, de forma que, al completar la descripción, los niños tengan más elementos para realizar la actividad. 70


¿Cómo extender?

Si para los niños resulta relativamente fácil la búsqueda de objetos dentro del salón, bríndeles indicaciones con referencias espaciales (adelante, atrás, a la izquierda, a la derecha) para que encuentren otros objetos, o utilice un croquis de un espacio más grande en la escuela para realizar la actividad. Pautas para evaluar

Identifique si los alumnos van desarrollando sus habilidades para relacionar el croquis con los lugares reales y la disposición de los objetos en el espacio. Reconozca si hacen uso de referencias espaciales básicas y la manera en que las emplean. Identifique las situaciones en las que los alumnos requieren apoyo.

Educación Socioemocional EDUCACIÓN SOCIOEMOCIONAL Dimensión: Autoconocimiento

CT p. 140-141

Habilidad: Autoestima

Indicadores de logro: Identifica dificultades y pide apoyo a alguien de su confianza.

3. Puedo estar en calma

Materiales: Xilófono, barra de tono, campana, triángulo, cuenco o tambor. Hoja y lápices o colores. Botella transparente (parte inferior ancha e inferior angosta) y cualquier otro recipiente con agua.

Pida a los alumnos que se sienten en postura de cuerpo de montaña (cabeza erguida, espalda derecha, cuerpo relajado, manos sobre los muslos, ojos cerrados suavemente). Toque un instrumento (durante un minuto) y solicite a los niños que cuando el sonido se deje de escuchar levanten la mano. Compartir. Solicite a varios niños que completen la frase siguiente: “Algo que me hace feliz es…” – Para introducir el concepto de atención pregunte a los alumnos si alguien sabe lo que es la atención. Comente que nuestra atención es como una lámpara que se dirige a diferentes partes y que si el salón estuviera oscuro y se ilumina solo una parte de este, entonces se podría ver qué hay ahí. Mencione que esto mismo pasa con la atención, que ellos pueden dirigirla a lo que escuchan, a lo que ven, a lo que sienten, a lo que huelen. Mencione que muchas veces dirigimos la atención hacia lo que está afuera de nosotros, pero que en esa sesión verán qué pasa cuando la dirigen hacia ellos. Cuente la historia de “La tortuga y el conejo”. El conejo siempre se mueve rápido, la tortuga se mueve más lento. La tortuga, cuando se levanta, le gusta sentarse un rato en la postura de cuerpo de montaña. El conejo no aguanta, muy pronto se tiene que mover. Interrumpa la narración y pregunte a sus alumnos: ¿a quién le pasa como el conejo, que le es difícil dejar que su cuerpo esté tranquilo?, ¿a quién le pasa como a la tortuga, que le es fácil dejar que su cuerpo esté tranquilo? – Mencione que después de practicar estar sentado como montaña, la tortuga puede poner atención y hacer cosas difíciles como cruzar un río o hacer la tarea. El conejo no pone tanta atención, su cuerpo se mueve mucho, no se da cuenta de lo que hace y no puede completar las actividades. Para el conejo es difícil quedarse en su lugar y a veces se tropieza con otros o tira cosas. Un día, el conejo se da cuenta de que la tortuga antes de comenzar su día se sienta derechita un momento y solo respira. El conejo le pregunta por qué hace esto y la tortuga le responde que es algo que le ayuda a que su cuerpo y su voz estén más tranquilos y así puede poner atención y se siente mejor durante el día. Y que es algo que todos pueden hacer. El conejo recordó que tenía muchas habilidades como que era rápido, generoso, amistoso y bueno para aprender cosas nuevas. Cuando algo no le salía bien era perseverante hasta que lograba lo que quería. Quizá lo que le enseñó la tortuga le costaría trabajo al principio, pero con esfuerzo lo podría lograr. – Al terminar la narración pregunte a los alumnos: ¿para qué son buenos ustedes?, ¿creen que pueden aprender cosas nuevas; cuáles? Comente sobre las fortalezas del grupo y cómo todos tenemos la posibilidad de aprender. Pregunte a los estudiantes si quieren que les enseñe lo que le enseñó la tortuga al conejo. Práctica de atención. Respirando como la botella – Tome el agua y vacíela poco a poco en la botella, pregunte qué parte de la botella se llena primero, si la más ancha de abajo o la delgada de arriba. Después comente que lo mismo pasa cuando respiramos aire: pasa primero por nuestro pecho, infla todo el abdomen y luego, cuando sale, el abdomen es lo último que se vacía. Puede llenar y vaciar la botella un par de veces, destacando la relación de esto con la inhalación y la exhalación. Práctica de atención. Lámpara de la atención hacia la respiración – Solicite a los niños que se sienten en postura de cuerpo de montaña. – Con voz clara y de manera pausada comente que nuestra atención es como una lámpara que ilumina dependiendo de hacia dónde se dirige. Pida a los estudiantes dirigir esa lámpara de la atención hacia su cuerpo, especialmente hacia cómo se siente su cuerpo y a la función de respirar. – Indique que inhalen de forma prolongada dejando que el aire llene todo su abdomen, y después que exhalen y saquen todo el aire (haga una pausa de 10 segundos). Hagan esto juntos dos veces más; insista en que dirijan la lámpara de la atención a cómo se siente que el abdomen se infla y se desinfla. – Al terminar este ejercicio, toque un instrumento

71


Lengua Materna. Español Primer Grado

SEMANA 7 Aprendamos a leer y escribir

LT p. 49 / CT. 41

Palabras que empiezan como… ¿Cómo guío el proceso? Esta es otra variante de la actividad de pensar palabras que comienzan como otras. La diferencia es que en esta ocasión los niños deberán tratar de escribir por sí mismos. Esto es muy importante. Permita que escriban como puedan, poniendo de manifi esto sus hipótesis. Así podrá tener elementos para observar sus avances y para pensar nuevas actividades de este tipo. Forme equipos de tres o cuatro integrantes. Por turnos, un integrante del equipo dirá el nombre de un animal y los demás escribirán palabras que empiecen igual. Pida a los niños que escriban tres palabras de esta actividad en su Cuaderno de palabras. Este ejercicio los ayudará a identifi car la letra inicial de la palabra que quieren copiar y a encontrarla en el Cuaderno de palabras. También puede realizar esta actividad pidiendo que por equipo decidan con qué letras escribirán cada palabra. Esto lleva más tiempo, pero genera más aprendizaje si los equipos están formados con niños de nivel de conceptualización semejante.

Proyecto: Carteles para una exposición Etapa 4. Revisamos el cartel Actividad 1. Mejoramos la información

LT p. 50 / CT. 42

¿Cómo guío el proceso? Llega el momento de que cada equipo tome decisiones sobre la información que presentará en el cartel y sobre la distribución del espacio para dibujos y texto. Pida al equipo que decida la información que incluirá en cada apartado de su cartel, antes de empezar a escribir. Si realizaron entrevistas, asegúrese de que tomen en cuenta la información registrada en la tabla, para que vinculen todo lo aprendido. Enfatice la importancia de reunir toda la información necesaria, corregir o reescribir sus textos, sabiendo que pueden modificar, agregar o quitar letras, según necesiten, para llegar a la última versión de su cartel. Lleve algunos carteles para mostrar a los niños. Discuta con ellos qué información contienen, cómo se organiza, qué imágenes tienen, sus tamaños, etcétera.

Actividad 2. Hacemos la versión final

LT p. 50 / CT. 42

¿Cómo guío el proceso? Es importante que cada miembro del equipo tome el turno para escribir y para dictar a otro, lo que permitirá que entre ellos discutan y acuerden cómo se escribe la información que irá en el cartel. Recuérdeles que realizarán el dibujo del animal seleccionado y ayúdelos a distribuir el espacio para lo escrito y para el dibujo. Dedique tiempo para acercarse con cada equipo: promueva la discusión, para que revisen y completen la información. Facilite la consulta de los textos en los que investigaron, para que puedan resolver, si tienen dudas, cómo se escribe alguna palabra en fuentes seguras que les permitan tomar decisiones sobre su escritura final. Solicite que dibujen el animal en una hoja grande cuidando que quepa en el recuadro que apartaron en la cartulina. Dígales que señalen las partes, como lo hicieron en su libro, y decoren el fondo para mostrar el hábitat del animal. Pida que peguen el dibujo en el cartel una vez que lo hayan terminado. Solicite que escriban el nombre del animal a modo de título, es decir, más grande que la información investigada. Puede pedir a los grupos que se ayuden revisando los carteles y sugiriendo cambios o mejoras. Pautas para evaluar. ¿En qué centrarse en la evaluación intermedia?. El momento de la producción escrita es clave para observar los niveles de escritura y las hipótesis que maneja cada niño. Tome nota sobre esto, para retomar en los momentos de realizar actividades de la sección “Aprendamos a leer y escribir”. Las situaciones en las que los niños dictan al maestro, por ser grupales, tienen la ventaja de permitir la verbalización de los diversos problemas que en un silencioso trabajo de escritura individual no se hacen explícitos. Al hablar con otros sobre lo que se hace, mientras se está haciendo, aparece la posibilidad de confrontar distintas formas de resolución de un mismo problema y de discutir sobre la opción más adecuada. Si usted ha apoyado a sus estudiantes a través del dictado al maestro, entonces podrá valorar si cada niño logra: • Participar en el dictado de textos que se elaboran oral y grupalmente. • Opinar sobre lo escuchado y justificar sus apreciaciones sobre textos revisados. • Comenzar a tener en cuenta la coherencia y la adecuación al tipo de texto. Asegúrese de registrar si todos participan en el dictado. Así, en futuros dictados al maestro, podrá animar a los niños que suelen abstenerse de participar.

Tiempo de leer

LT p. 51 / CT. 42

“El torito” ¿Cómo guío el proceso? Este texto le permitirá trabajar con los niños aspectos sonoros del lenguaje. Pregunte dónde está el título y pida que localicen la palabra “torito”. Invite a que busquen también esa palabra. Lea la copla y pídales que sigan la lectura de los versos con su dedo. Después de leer, ayúdeles a identificar palabras que rimen, como Jalapa y papa. Apóyelos para que completen la primera rima. Léanla entre todos y pregunte qué comida rima con Tenango. Es probable que sugieran mango. Para completar la segunda estrofa, sugiérales que pongan el nombre de la entidad o localidad donde viven y pida a los niños que digan palabras que rimen con ella. Solicite que registren el título de la copla en su “Pasaporte de lecturas”. ¿Cómo apoyar? Si a los alumnos se les dificulta pensar en palabras que rimen con el nombre de su estado o localidad, puede aprovechar para generar reflexiones como: ¿Oaxaca rima con menta o con albahaca? ¿Mazatlán rima con azafrán o con chile?. ¿Hermosillo rima con tomate o con bolillo? Muéstreles cómo con esta información se completan las rimas y anímelos a hacer otras con el nombre del lugar donde viven. ¿Cómo guío el proceso? Para conocer el avance de los niños en la lectura por sí mismos, usted puede registrar: • Si exploran los textos en búsqueda de información específica. • Si marcan el recorrido de su lectura con el dedo. • Si tratan de identificar la rima en los finales de los versos. Incorpore sus notas al portafolio pues le servirán para contrastar los avances en otros momentos de lectura.

76


SEMANA 8 Aprendamos a leer y escribir

LT p. 52 / CT. 43

Palabras que terminan igual ¿Cómo guío el proceso? Escriba este ejemplo en el pizarrón: PACO TOCO Solicite a su grupo que se fijen en qué se parecen estas palabras. Permita que expresen sus ideas y que las discutan. Cuando encuentren la semejanza, solicite que resuelvan la actividad del libro de texto. Pídales que comparen su trabajo con un compañero y ayúdelos a darse cuenta de qué es lo que está igual y hasta dónde hay que subrayar. Promueva que todos aporten sus ideas en la discusión grupal. Si hay dudas, escriba las palabras en cuestión en el pizarrón para que observen las semejanzas. También anote las palabras dictadas por los niños.

Proyecto: Carteles para una exposición Etapa 5. Organizamos la exposición Actividad 1. ¿Cuándo y cómo montamos la exposición?

LT p. 53 / CT. 44

¿Cómo guío el proceso? Discuta con su grupo el lugar de la escuela donde pueden pegarse los carteles para que toda la comunidad escolar pueda verlos. Revisen los espacios sugeridos para valorar si cabrán todos los carteles que hicieron. Una vez que acuerden el lugar de exhibición, decidan en qué orden los colocarán. Ayude a los niños a definir la fecha y el horario en que se presentará la exposición a la comunidad escolar. Para ello, recurra al calendario y a la agenda de la clase: ¿Qué día nos conviene? ¿Hay algún día feriado que intervenga en nuestra actividad? Pongan una nota en el calendario del salón para acordarse.

Actividad 2. ¿Cómo presentar el cartel?

LT p. 53 / CT. 44

¿Cómo guío el proceso? Las preguntas que se proponen en el libro como guía para la exposición son importantes para los niños porque con ellas recuperan el proceso que siguieron para desarrollar su investigación: al recordar cómo lo hicieron se sistematiza el saber sobre cómo investigar, cómo leer y cómo escribir un texto que será compartido. Al tener que comentar lo expuesto, los niños participan en calidad de escucha; para hacer observaciones pídales que reflexionen sobre la forma y el contenido de la exposición.

Actividad 3. Exploramos invitaciones

LT p. 54 / CT. 44

¿Cómo guío el proceso? Platique con los niños si han recibido alguna invitación a algún evento. Organice parejas para que se apoyen a identificar los datos que aparecen en las invitaciones que se proponen como ejemplos en el libro de texto. Formule preguntas como: ¿Cómo podemos saber quién invita? ¿Cómo sabemos dónde es el evento y cuándo?. Acuerde con todo el grupo la información que incluirán en su invitación para que otras personas asistan a su exposición de carteles.

Actividad 4. Escribimos el texto

LT p. 54 / CT. 45

¿Cómo guío el proceso? Organice la escritura de la invitación a través del dictado al maestro: los niños le dictan lo que dirá el texto; el docente escribe todo lo que los niños digan. Luego el docente relee el texto y lo corrigen hasta que los niños queden satisfechos. Revise la Secuencia didáctica específica “Producción de un texto con apoyo del docente”, en la página 167. Luego, pida a los niños que cada quien copie en una hoja la invitación que le dictaron para que la puedan repartir. Recuerde que, aunque estén copiando siempre interviene la interpretación de cada individuo. Seguramente copiarán sin respetar los espacios y omitiendo algunas letras. Si ellos no pueden identificar estos errores, no los corrija. Aún no están en condiciones de hacerlo. ¿Cómo apoyar? Si algo falta, hágalo notar con preguntas como: ¿No sienten que algo falta? ¿Cómo sabrá la persona a qué hora debe llegar? Asegúrense de haber puesto a quién invitan, para qué, cuándo, a qué hora y dónde. Pídales que corrijan si algo no se entiende.

Tiempo de leer

LT p. 55 / CT.

“Sapito y sapón” ¿Cómo guío el proceso? Practique previamente la lectura del poema; puede variar las voces para evidenciar quién habla y exagerar las partes en que la madrina regaña: “¡Niño!” y “¡Pero niño!”. Lea el poema a los niños. Después de leer, pregunte a los alumnos de qué trata el poema. Formule preguntas como: ¿Quiénes son Sapito y Sapón? ¿Con quién platican? ¿Qué le cuentan? ¿Qué partes del cuerpo les duelen? ¿Por qué? ¿Qué les dice su madrina cuando le cuentan que les gusta la prima? Pida a los niños que encuentren las palabras Sapito y Sapón dentro del texto. Puede escribirlas en el pizarrón para que ellos las identifiquen en sus libros. Repita esta actividad con otras palabras que se encuentren al final de los versos, procurando elegir las que riman. Anímelos a registrar una palabra de este poema en su Cuaderno de palabras.

77


Matemáticas BLOQUE 1

pp. 46- 49 CT pp. 88 - 90

Primer Grado

Trayecto 5 Secuencia de sucesos en el tiempo Organizadores curriculares Eje temático Forma, espacio y medida.

Tema

Aprendizajes esperados • Estima, compara y ordena eventos usando unidades convencionales de tiempo: día, semana y mes.

Magnitudes y medidas.

Propósito y descripción del trayecto Se continúa con el trabajo iniciado en preescolar respecto de las distinciones entre pasado, presente y futuro, es decir, la percepción del tiempo y las maneras de medirlo. Se usa el nombre de los días de la semana y su orden, para llevar la cuenta de los días de eventos como el tiempo que falta para anotar o dibujar en un diario, y se ubican cronológicamente sucesos empleando los términos, antes, después, ayer, hoy, mañana y la siguiente semana. Para abordar las diferencias entre duraciones, ordenan temporalmente sucesos, primero de un día y después de un periodo más amplio: el agrícola. Después se representan los días y las semanas en líneas del tiempo, con el propósito de que comprendan la duración de estas unidades convencionales y exploren la relación del día con la semana y ésta con el mes. Estas actividades se retomarán en el segundo trimestre hasta que identifiquen la semana como un ciclo, es decir, siempre se repite.

Tiempo de realización El trayecto se integra por cuatro lecciones, cada una se puede desarrollar en cuatro sesiones de 50 minutos. Es importante que el diario y semanario se hagan de manera permanente hasta el siguiente trimestre. Se trata de actividades cotidianas que toman poco tiempo.

1. Por la mañana ¿Qué busco?

p. 46

CT p. 88

¿Qué material necesito?

• Que establezcan relaciones temporales al interior de un día empleando los términos antes y después. ¿Cómo guío el proceso? • Pida a algunos niños describir las actividades que están sucediendo en cada una de las imágenes. • Explíqueles que éstas representan diferentes acciones efectuadas por la mañana y hay que ordenarlas desde la que se hace primero hasta la final. • En plenaria analicen las preguntas del cierre. • Es posible que haya distintas formas correctas de ordenar las imágenes. Se pueden aceptar siempre y cuando la secuencia tenga lógica. • Resuelva en Cuaderno de Trabajo las actividades que se proponen, identifique a través de ilustraciones el momento del día que se presenta, lea el recuadro informativo, subraye lo que considere importante; identifica el momento del día en que realiza las actividades ilustradas. ¿Cómo apoyar? • Sugiérales hacer papelitos con los números del 1 al 6 y colocar el 1 en lo que creen pasó primero, el 2 en lo que piensan sucedió inmediatamente después y así hasta llegar al 6. En este proceso pueden mover los papelitos si hace falta, por ejemplo para acomodar uno de los sucesos entre otros dos. Cuando revisan el orden y están seguros, escriben el número del papelito que le corresponde a cada imagen en el recuadro.

2.La milpa ¿Qué busco?

Pautas para evaluar Observe si sus alumnos manejan correctamente los términos antes y después. Verifique si en Cuaderno de Trabajo, los alumnos respondieron adecuadamente las actividades que realizaron.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Quite la tarjeta del niño saliendo hacia la escuela y pida que los alumnos ordenen las otras cinco, pero como si se tratara de la tarde. Pregunte: ¿qué actividades conservan el mismo orden y cuáles no?

p. 47

CT p. 89

¿Qué material necesito?

• Que establezcan relaciones temporales al interior de un ciclo agrícola empleando los términos antes y después. ¿Cómo guío el proceso? • Inicie la clase indagando sobre la milpa, lo que se cosecha. De manera similar a la clase anterior, pida a algunos niños describir una a una las imágenes mostradas. • Explíqueles que éstas representan diferentes etapas en la preparación y el crecimiento de la milpa. Hay que ordenarlas de la que sucede primero hasta la última. Enfatice las nociones de antes y después durante el proceso de ordenamiento. • Resuelva en Cuaderno de Trabajo, ordenando los eventos que se presentan del que ocurrió primero al que ocurrió al final. ¿Cómo apoyar? • Utilice referentes como la altura de la planta. Puede investigar en ese momento o dejar para después, ¿qué se hace primero, la aradura o la siembra? • También pueden apoyarse con papelitos como en la lección anterior.

78

Pautas para evaluar

En Cuaderno de Trabajo si los alumnos, estiman, comparan y ordenan eventos usando unidades convencionales de tiempo. ¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Solicíteles describir o dibujar en orden las etapas de crecimiento o producción de otras plantas locales.


3. El diario del grupo ¿Qué busco? • Que reconozcan el transcurso de los días al representarlos en una línea del tiempo. Que usen los términos ayer, hoy, mañana y los nombres de los días de la semana.

¿Cómo guío el proceso? • Muestre el diario a los alumnos. • Cada día, el responsable se lleva el diario a casa. De tarea registrará algo que haya ocurrido ese día. Para ello, hace un dibujo y alguien de la familia lo apoya para escribir brevemente una explicación del dibujo. Esto es importante porque un tiempo después analizarán el diario y deben recordar las actividades. • Al día siguiente, quien se llevó el diario muestra su hoja al grupo. • El niño que se lleve el diario en viernes, también deberá registrar algo el sábado y domingo. • Es importante la continuidad del registro de una actividad cada día hasta el siguiente trayecto de tiempo. ¿Cómo apoyar?

p. 48

CT p. 89

¿Qué material necesito? • Prepare una tira plegable para todo el mes con hojas blancas tamaño carta, pegadas unas tras otras por uno de sus bordes más largos. • En la primera hoja va la portada. A partir de la segunda, anote en el margen superior derecho el día de la semana y la fecha. Use la lista de asistencia para anotar al pie de cada hoja el nombre del alumno responsable del diario cada día. Considere que cada viernes, el responsable lo será también del fin de semana. Pautas para evaluar Observe si tienen claro que se usa sólo una hoja para cada día y deben registrar algo todos los días. Esto es necesario para la comprensión del día como unidad de tiempo. Ayúdelos a leer lo escrito en la hoja.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Los alumnos pueden decir qué día es hoy, cuántos días y cuántas semanas faltan para su turno y cuál día de la semana les toca.

4. El semanario

p. 49

CT p. 90

¿Qué busco?

¿Qué material necesito?

• Que comprendan cuánto dura una o varias semanas y exploren la relación entre la semana y el mes en una representación lineal.

• Una tira de siete hojas de papel tamaño media carta del mismo color. Cada semana de un color diferente a la anterior.

¿Cómo guío el proceso?

Pautas para evaluar

• En la parte superior de cada hoja escriba el día de la semana y el número de día comenzando por el lunes. Ponga arriba un letrero del mes en curso. • Coloque la tira en una de las paredes del salón, dejando espacio para seguir agregando semanas a la derecha del último día. • Cada lunes, indique cómo hacer unas tiritas de papel con las actividades que harán en la semana. Por ejemplo, una tirita de honores a la bandera, cinco tiritas de recreo, dos tiritas de educación física, etcétera. Guarde las tiritas. • Organice al grupo en cinco equipos y asigne a cada uno un día de la semana. • Al inicio de cada día entregue al equipo correspondiente las tiritas con las actividades que harán ese día, y pídales colocarlas en el semanario. Si ya sabe el orden como harán las actividades, pida que lo mantengan. • Proporcione las tiras a los alumnos o incluya en cada equipo a alguien que apoye con la escritura. • Resuelva en Cuaderno de Trabajo identificando los días de la semana. ¿Cómo apoyar?

Observe si los alumnos, después de algunas semanas, empiezan a decir algunas de las actividades que harán antes de que usted las escriba, es decir, si empiezan a identificar regularidades.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Pregunte sobre actividades rutinarias, por ejemplo, ¿qué días hay honores a la bandera?

79


Matemáticas BLOQUE 1

Primer Grado

pp. 50-55 CT pp. 91 - 93 Trayecto 6 Composición y descomposición de configuraciones geométricas Organizadores curriculares Eje temático

Tema

Forma, espacio y medida.

Figuras y cuerpos geométricos.

Aprendizajes esperados • Construye configuraciones utilizando figuras geométricas.

Propósito y descripción del trayecto Componer y descomponer figuras geométricas, esto es de gran importancia para el desarrollo de la percepción geométrica, también sirve como base para el aprendizaje del área de figuras en grados posteriores. Como propósito complementario se iniciará con el estudio del nombre de algunas figuras: rectángulo, cuadrado y triángulo. No obstante, no es primordial que los alumnos memoricen estos nombres, podrán consultarlos en un cartel que se sugiere elaborar y esté a la vista en el salón de clase. Las actividades propuestas en este trayecto son más complejas que las trabajadas en el trayecto 2, porque en algunas de las configuraciones que deben armar ya no están marcadas todas las piezas que las componen. Una idea esencial que se trabaja es que una misma figura puede componerse o descomponerse de diferentes maneras.

Tiempo de realización Las seis lecciones podrán trabajarse en siete sesiones de 50 minutos; la actividad ¡A jugar con tu tangram! puede hacerse varias veces en diferentes días.

1. Barcos en el mar

p. 50

¿Qué busco? • Que exploren la idea de que una misma figura puede componerse con diferentes piezas del tangram.

• Tangram. 4 Pautas para evaluar

¿Cómo guío el proceso? • Iniciar la actividad leyendo y comentando el cartel: ¿en qué te fijas para armar las figuras?, y después que empiecen a armar los barcos. Si en la puesta en común se comenta otra idea sobre el armado de figuras, se puede anotar en el cartel. • Como trabajo complementario también empezarán a mencionar algunas figuras por su nombre. • Probablemente identifiquen los triángulos y el cuadrado, es menos probable que sepan el nombre del romboide. Se sugiere elaborar otro cartel en papel bond con el título Nombre de figuras y anotar los nombres que mencionen. Peguen algunas figuras en cada nombre para ilustrarlo. • En Cuaderno de Trabajo se propone la construcción de composiciones geométricas con el tangram.

Pregunte: ¿la parte de abajo del barco tiene la misma forma en los tres barcos?, ¿se armaron usando piezas iguales o diferentes?, ¿cuáles piezas se usaron en cada caso? Si bien se inicia con el trabajo de nombrar figuras, no es motivo de evaluación que los usen correctamente. Para la evaluación del Cuaderno de Trabajo compruebe si nombran las piezas que utilizan al armar las figuras si identifican que una figura puede formarse con otras figuras geométricas.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo apoyar? • Una manera es colocando una pieza u organizando la actividad en parejas incluyendo un alumno que ya puede armar las figuras. (Ver. recomendaciones en las lecciones La casa y Pueblo mágico).

¿Cómo extender? • Organice parejas para armar el barco que inventó cada quien.

2. Banderas

p. 51

¿Qué busco? • Que exploren la idea de que un rectángulo puede armarse con diferentes piezas del tangram. ¿Cómo guío el proceso? • Antes de armar las banderas pregunte: ¿qué forma tienen las banderas?, para saber si conocen e identifican los rectángulos. • En la puesta en común, al leer el texto del cierre, reconocerán el nombre rectángulo. Si en el cartel que hicieron en la lección Barcos en el mar no lo anotaron, aproveche para que lo hagan. Se sugiere preguntar si en el tangram hay alguna figura con esa forma. • Resuelva en cuaderno de Trabajo la descomposición de figuras en otras y que un rectángulo se puede formar con diferentes figuras. ¿Cómo apoyar? • Para armar el rectángulo de “Un paso más”, se enfrentan por primera vez a una figura donde no están marcadas todas las piezas. Si nota que no pueden armarlo, coloque uno de los triángulos grandes.

80

CT p. 91

¿Qué material necesito?

CT p. 91

¿Qué material necesito?

• Tangram. 4 Pautas para evaluar Indague si logran armar rectángulos usando diferentes piezas. No es motivo de evaluación que usen el nombre del rectángulo, pero sí que lo identifiquen cuando usted lo usa. Para la evaluación de Cuaderno de Trabajo, verifique que identifican las características del rectángulo.

¿Qué errores comunes puedo encontrar? ¿Cómo extender? • En parejas, pida juntar las piezas de los dos tangram y formar los rectángulos usando: • 1) los dos cuadrados, • 2) los cuatro triángulos grandes, • 3) los cuatro triángulos pequeños, • 4) dos cuadrados y los cuatro triángulos pequeños. Muestre las piezas al decir su nombre.


3. ¡A jugar con tu tangram!

p. 52

¿Qué busco?

¿Qué material necesito?

• Que tracen el contorno de una figura usándola como molde e identifiquen las dos figuras geométricas que componen la configuración.

• Tangram. 4 • Hoja blanca para cada alumno (puede ser una hoja de reúso). Pautas para evaluar

¿Cómo guío el proceso? • Si observa que ponen las dos piezas separadas, indíqueles ponerlas juntas, sin encimarlas, y marcar el contorno de la figura compuesta pero no el de cada pieza. • Probablemente los niños no marquen con precisión el contorno o la línea quede ondulada, es normal. • Resuelva en Cuaderno de Trabajo las actividades propuestas identificando las figuras con las que forman sus configuraciones.

Indague si se les dificulta identificar las dos piezas y si logran colocarlas correctamente. En tal caso, retome las sugerencias de apoyo hasta que logren superarlas.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo apoyar?

¿Cómo extender?

• Indíqueles apoyar a su pareja diciéndole una o las dos piezas que ocuparon y recordándoles que las pueden girar o voltear.

• Usando tres piezas como se indica en “Un paso más”, o incluso cuatro piezas.

4. Con 2 piezas

p. 53

¿Qué busco?

CT p. 92

¿Qué material necesito?

• Que construyan una configuración formada por dos figuras geométricas ocultas.

• Tangram. 4 • Hoja blanca para cada alumno (puede ser una hoja de reúso). Pautas para evaluar

¿Cómo guío el proceso? • Probablemente algunos alumnos se olviden o no hayan comprendido que deben armar cada figura con dos piezas. Si esto sucede, repita la consigna de trabajo. Por ejemplo, la flecha se puede armar con tres piezas (el cuadrado y los triángulos pequeños), recuérdeles que deben usar dos. • En el caso del trapecio existen tres soluciones posibles, pues se puede formar con: el cuadrado y un triángulo pequeño; el romboide y un triángulo pequeño, el triángulo mediano y uno pequeño. En la puesta en común, si no surgen estas tres respuestas, es muy importante que usted las proponga, la idea es que los alumnos noten que una misma figura se puede descomponer en otras de diferentes maneras. • En este trayecto se introduce el nombre del cuadrado, es casi seguro que ya lo tengan en su cartel pero si no es así, es necesario anotarlo.

Determine cuál es la principal dificultad: identificar las dos piezas o saber cómo colocarlas. Repita la actividad ¡A jugar con el tangram hasta observar que logran superarlas. En la evaluación de cuaderno de Trabajo verifique que identifican cada figura con la que se construye la configuración.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo apoyar? • Puede ayudarlos colocando una de las dos piezas.

CT p. 92

¿Cómo extender? • Pida armar un cuadrado: • a) Con 4 piezas (4 triángulos). • b) Con 5 piezas (quitando los 2 triángulos grandes). • c) Con todas las piezas del tangram.

Conocimiento del Medio Apartado 4. El croquis del lugar donde vivo

Lt p.35 / CT p. 122

¿Cómo guío el proceso? Presente a los alumnos ejemplos variados de croquis para que tengan más referentes. En la rutina de pensamiento Exploremos el entorno, los alumnos representarán y ubicarán lo que hay alrededor de su casa, a partir de lo que registraron como parte de la tarea. Esto permitirá abordar la ubicación espacial en un contexto cercano para ellos. Favorezca que identifiquen los elementos más relevantes para ser representados. Pregunte qué símbolos van a usar para indicarlos en el croquis. Es importante concluir que un símbolo indica con precisión el lugar al que se hace referencia. Si bien cada niño elaborará el croquis de la ubicación de su casa con la información de su tarea, la actividad se realizará en equipo para propiciar el diálogo y el acompañamiento entre pares. Al terminar, invite a los alumnos a compartir su trabajo con sus compañeros en plenaria. Registre el uso de referencias espaciales y la mención de elementos relevantes en la descripción que hagan de sus croquis. ¿Cómo apoyar? Si nota que los niños tienen dificultades para establecer representaciones en sus croquis, platique con ellos y encuentren elementos comunes para que en plenaria decidan qué símbolos emplearán. Es importante que expliquen por qué decidieron utilizar esos símbolos. Haga notar que hay símbolos que todos comprenden. ¿Cómo extender? Para reforzar el desarrollo de habilidades cartográficas, pida a los niños que en equipos elaboren un croquis de su escuela y los alrededores, incluyendo las calles cercanas. Insista en la importancia de elaborar símbolos comunes para poder representar objetos y lugares. Pautas para evaluar Revise el croquis donde los alumnos ubican su casa y los símbolos con los que representan los elementos relevantes en el espacio. Valore también la descripción oral que hagan y, específicamente, el uso de referencias espaciales.

81


Conocimiento del Medio Apartado 5. Integro mis aprendizajes

Lt p.36 / CT p. 122

Primer Grado

¿Cómo guío el proceso?

Con la actividad de este apartado se pone en práctica lo aprendido sobre el uso de referencias básicas para ubicar y representar objetos y lugares. En este juego, los niños son piratas que deben seguir las pistas para completar un croquis y brindar orientaciones para encontrar un tesoro escondido. Muestre a los niños el dibujo de la isla y pregunte hacia dónde irán tras bajar del barco. Destaque la importancia de leer las consignas y usar las referencias espaciales para llegar al lugar indicado. Al finalizar, invite a los alumnos a compartir sus croquis para ver si ubicaron el tesoro. Pídales comparar su croquis con el de sus compañeros, mencionar similitudes y diferencias en ellos y explicar el proceso mediante el cual realizaron la actividad. ¿Cómo apoyar?

Si los niños tienen problemas para establecer dónde deben dibujar lo que se indica, apóyelos con pistas para resolver, por ejemplo: “un poco más arriba”, “más a la izquierda”, según sea el caso. Pautas para evaluar

Identifique si los alumnos comprenden y siguen las referencias espaciales de las consignas para completar su croquis del tesoro. Valore la capacidad que muestran para ubicar y representar los distintos elementos dentro del croquis. Escuche la explicación oral que dan sobre los elementos de su croquis en relación con dónde se encuentran éstos. Apartado 6. Lo que aprendí

Lt p.37 / CT p. 122

¿Cómo guío el proceso?

El sentido de esta evaluación es ayudar a los alumnos a tomar conciencia sobre lo que saben y lo que no, planificar su propia actividad, emplear el tiempo y los recursos de manera efectiva, predecir el éxito del propio esfuerzo en el desarrollo de la actividad, controlar la efi cacia de sus acciones y mejorar lo realizado a partir de la percepción de los otros en su proceso metacognitivo. Comente con los niños que, entre todos, van a valorar sus trabajos y ayudar a mejorarlos. El grado de abstracción en los croquis será muy variable, por eso los explicarán a sus compañeros. Para mejorar los croquis en grupo, modele la actividad pidiendo a los alumnos que evalúen un croquis de las calles cercanas a la escuela construido por usted. Es probable que los alumnos se centren en los colores, o en la letra, haga preguntas en relación con la ubicación espacial y los símbolos. Recuperando las ideas de los niños, solicite que revisen sus propios croquis e intenten agregar, quitar o modificar elementos para que sean más comprensibles. Recuerde pedir que guarden su trabajo en la Carpeta de actividades. Pautas para evaluar

Registre y valore los cambios incorporados en la nueva versión del croquis con la ubicación de la casa de los alumnos para documentar los aprendizajes en cuanto a la claridad y precisión de lo que representan, así como la habilidad de explicarlo verbalmente. Verifique el uso de referencias espaciales para ubicar los objetos; si éstos son relevantes; los símbolos que utilizan para representarlos y las argumentaciones con las que sustentan la relevancia.

BLOQUE 1. Me conozco y conozco el lugar donde vivo

Lt. pp. 38-45 / CT pp. 123 - 125

Secuencia didáctica 4 El mundo que me rodea Eje temático

Tema

Aprendizaje esperado

Mundo natural

Exploración de la naturaleza

Distingue características de la naturaleza en el lugar en donde vive.

Propósito Que los alumnos distingan características naturales y sociales del lugar donde viven para que puedan compararlas con las de otros lugares.

82


Planeación general

Sesión 1

1y2

3

4

Apartado

¿Qué busco?

1. Lo que pienso

Que los alumnos observen e identifiquen que cada lugar es diferente y que relacionen alguna de las fotografías con las características del lugar donde viven.

2. Elementos naturales y sociales

Que los alumnos identifiquen los elementos naturales y sociales de su entorno.

3. ¿Cuáles son elementos naturales?

Que los alumnos reconozcan elementos naturales por medio de la observación de fotografías, el diálogo y la organización de información.

4. El lugar donde vivo

Que los alumnos distingan los elementos naturales y sociales del lugar donde viven.

Materiales

• • • • • • •

5

5. Integro aprendizajes

mis

6. Lo que aprendí

Que los alumnos representen en un mural los elementos naturales y sociales que caracterizan el lugar donde viven.

• • • •

Imagen de la Selva Lacandona o de otro ambiente natural. Fotografías de distintos lugares de México. Plumones. Pegamento. Imágenes de elementos naturales y sociales. Dos palitos de madera por alumno. Dos tarjetas, una de color verde y otra roja, por alumno. Papel extendido. Papel o semillas de colores. Imágenes de elementos naturales y sociales. Pegamento.

Que los alumnos valoren su capacidad para distinguir un elemento natural de uno social. Apartado 1. Lo que pienso

Lt p.38 / CT p.123

¿Cómo guío el proceso?

Para comenzar, pregunte a los alumnos qué hay en el lugar donde viven, en los lugares que han visitado o que han visto en diversos medios. Promueva que den información detallada sobre dichos lugares. Al observar las imágenes, favorezca que los niños comparen los lugares de las fotografías con su localidad. Oriente la discusión para que identifiquen de manera inicial los elementos naturales y los elementos sociales que aparecen en las imágenes. Algunas preguntas que se sugieren son: ¿hay plantas y animales?, ¿cómo son las construcciones?, ¿en dónde se observan construcciones grandes?, ¿hay algún río o lago?, ¿lo que observan es parte de la naturaleza?, ¿por qué?, ¿qué identifican como parte de la naturaleza y qué distinguen como algo social? Promueva que los alumnos relacionen lo que observan en las imágenes con su entorno más inmediato y cercano. Pautas para evaluar

Identifique las diferencias y semejanzas que expresan los alumnos en las respuestas a las preguntas y registre las nociones que tienen en la observación, descripción y comparación del lugar en donde viven con respecto a otros lugares. Apartado 2. Elementos naturales y sociales

Lt p.39-40 / CT p. 123

¿Cómo guío el proceso?

Este apartado inicia con la rutina de pensamiento Exploremos el entorno. Aproveche el recorrido por la escuela para que los alumnos reconozcan que en cualquier lugar pueden encontrar elementos naturales y sociales. Durante la exploración es importante que los alumnos identifiquen qué tienen los elementos naturales y sociales en común, de tal manera que puedan reconocer también las diferencias entre ellos y, posteriormente, plantear una definición básica de ambos elementos. Pida a los niños observar la imagen de la página 40 y comentar qué hay en ella; si conocen lugares así o si los han visto en algún medio. Solicíteles identificar los elementos naturales y sociales y clasificarlos para registrarlos en la tabla. Procure que los alumnos ofrezcan argumentos entorno a su clasificación. Pautas para evaluar

Registre las razones por las que los alumnos clasifican los elementos como naturales o sociales. Revise con ellos el registro en la tabla de elementos naturales y sociales.

83


Conocimiento del Medio Primer Grado

Apartado 3. ¿Cuáles son los elementos naturales?

Lt p.36 / CT p. 124

¿Cómo guío el proceso?

Recupere la imagen de la Selva Lacandona o de otro ambiente natural. Pida a los alumnos mencionar los elementos naturales y sociales que hay en ella. Resuelvan la actividad de la página 41; reflexionen acerca de cuáles elementos abundan en la selva y comenten cómo cuidar el ambiente natural. Forme equipos para que los niños identifiquen los elementos naturales del lugar donde viven. Cada equipo seleccionará los elementos que dibujarán en el organizador gráfico de la página 42. Invite a los alumnos a reflexionar respecto a los elementos naturales que hay en lugares distintos al que viven y cómo se relacionan. Puede guiarlos preguntando, por ejemplo, si unos elementos necesitanbde otros y qué ocurriría si alguno desapareciera o se dañara. Promueva un diálogo en el que se hable acerca de cómo cuidar y conservar los elementos naturales de su localidad. Como actividad para hacer en casa, pida a los niños que, en compañía de un familiar, realicen un recorrido por el lugar donde viven para que observen e identifiquen los elementos naturales y sociales, los registren en su cuaderno y recorten o elaboren imágenes de éstos. ¿Cómo extender?

Observen una imagen de algún ambiente natural. Describan lo que hay allí y pregunte a los alumnos cuáles de los elementos de la imagen fueron hechos por las personas y cuáles son propiamente de la naturaleza. Insista en el origen de lo que se observa para que los niños se acerquen a la noción básica de elementos naturales y elementos sociales. Reflexionen qué responsabilidades tenemos las personas para cuidar los elementos naturales. Ayude a los niños a conocer más lugares mediante el uso de fotografías (en libros o revistas) de distintos lugares de México. De ser posible, retome la experiencia de alumnos que conozcan otros lugares, o bien de aquellos quienes no provienen de la comunidad. Pautas para evaluar

Verifique si los alumnos identifican los elementos naturales de la Selva Lacandona o de otro ambiente natural. Registre lo que expresan acerca de los elementos naturales cuando realizan las actividades; las descripciones del lugar donde viven; y la selección que hicieron para el organizador gráfico.

84


Educación Socioemocional EDUCACIÓN SOCIOEMOCIONAL Dimensión: Autoconocimiento

CT p. 142

Habilidad: Aprecio y gratitud

Indicadores de logro: Agradece a sus maestros, familia y compañeros por la ayuda que le brindan.

4. Mi lugar tranquilo

Materiales: Xilófono, barra de tono, campana, triángulo, cuenco o tambor. Hojas y lápices o colores.

Pida a los alumnos que se sienten en postura de cuerpo de montaña (cabeza erguida, espalda derecha, cuerpo relajado, manos sobre los muslos, ojos cerrados suavemente). Toque un instrumento (durante un minuto) y solicite a los niños que cuando el sonido se deje de escuchar levanten la mano. Compartir. Solicite a varios niños que completen la frase siguiente: “Agradezco a mi familia por…” – Pregunte a sus alumnos si recuerdan algunas de las emociones que experimentaron durante la semana y cuáles. También pregunte: ¿se acordaron de hacer tres respiraciones?, ¿en qué les ayudó o les podría haber ayudado? Invite a los niños a hacer las prácticas: llave de agua y globo. – Pregunte a sus alumnos: ¿a alguien le ha pasado que está con una persona y se siente muy querido, seguro, cuidado, no juzgado, muy a gusto? Comente con ellos una experiencia personal e invítelos a compartir una propia. – Invite a los niños a dibujar su lugar tranquilo y a la persona o personas que están en él, el sitio donde está y cómo es, qué es lo que está sucediendo y cómo se sienten. Pida que también dibujen cómo les gustaría agradecer a esas personas por su cuidado y cariño. • Si para alguno de los niños no es fácil identificar esto, apóyelo para tratar de recordar algún momento de su vida en el que se sintió seguro; tal vez alguien lo ayudó, lo protegió, le dijo algunas palabras que lo hicieron sentirse seguro. Guíelos para que puedan expresar su gratitud por tener a estas personas. • Invite a los niños a mostrar su dibujo de su lugar tranquilo. Práctica de atención. mi lugar tranquilo – Pida a los niños que se sienten en postura de cuerpo de montaña. – Con voz clara y pausada platique sobre “mi lugar tranquilo”. Mencione que no es un lugar al que se llegue en coche, en tren o en avión, sino que está dentro de cada persona y a él se llega simplemente respirando y recordando. Explique que encontrarán este lugar en ese momento (haga un pausa de cinco segundos). • Sugiera a los niños recordar algún momento en el que alguien los estaba cuidando o acompañando de alguna forma que ellos se sentían muy bien, se sentían seguros, muy a gusto. Comente que esa persona puede ser alguien de la familia, algún amigo o tal vez algún maestro que los ayudó a hacer algo, que jugó con ellos, o quizá solo les sonrió. Mencione que puede ser algo que sucedió hace algunos días o cuando eran más pequeños, y que pueden traer a su mente la imagen que dibujaron. • Pídales que levanten la mano cuando recuerden a esa persona (habrá niños que necesitan más tiempo y más ejemplos). Solicite a los niños que imaginen que están con esa persona y pregunte: ¿cómo se sienten?, ¿qué hacen?, ¿dónde están?, ¿cómo es ese lugar?, ¿a qué huele?, ¿hace calor o frío?, ¿qué ruidos hay? Invite a sus alumnos a traer a su mente ese recuerdo como si estuviera sucediendo en este momento. Mencione que imaginen que esta persona los cuida, los acepta y los quiere como son; que reconoce que valen mucho y que desea que estén muy bien y tranquilos. Invítelos a mantener este recuerdo en su mente y a identificar cómo se siente esto en su cuerpo y en su mente. Pídales que agradezcan a esa persona sus cuidados. • Comente que ese es, precisamente, su “lugar tranquilo”. Solicite que hagan lentamente unas respiraciones prolongadas y que se acomoden en ese lugar tranquilo. – Mencione que lo más bonito de ese lugar tranquilo es que siempre está dentro de ellos y lo pueden visitar cuando quieran. Además de que es bueno visitarlo cuando se sientan enojados, tristes, o con miedo. Sugiérales que en esas situaciones desagradables respiren profundo, relajen su cuerpo y visiten su lugar tranquilo. Al hacerlo seguro notarán que sus emociones ya no se sienten tan fuertes. – Destaque que pueden visitar su lugar tranquilo cuando quieran y permanecer en él por el tiempo que quieran. – Para terminar la actividad, pida a sus alumnos que cierren los ojos, toque el instrumento y hagan juntos tres respiraciones profundas; después, abrirán los ojos lentamente, moverán su cuerpo y se estirarán, si es necesario.

85


Lengua Materna. Español Primer Grado

SEMANA 9 LT p. 57 / CT. 45

Aprendamos a leer y escribir Rimas y canciones ¿Cómo guío el proceso?

Proponga a los niños algunos ejemplos: ratón rima con canción, mandarina rima con golondrina. A partir de estos ejemplos, usted diga una palabra y pida que ellos digan otra que rime. Repita varias veces el juego. Realicen la actividad del libro de texto. Primero, lea en voz alta la canción “Esta niña tiene sueño”. Pida al grupo que identifique las palabras que riman y destaque las que suenan igual al final (dormir, abrir). Repita la actividad con la otra canción: “¡Que llueva!”. Cántela varias veces junto con los niños, mientras señalan la letra con el dedo. En la evaluación del bloque, realizarán una actividad con esta canción.

Proyecto: Carteles para una exposición Etapa 6. Presentamos la exposición Actividad 1. Compartimos lo aprendido

LT p. 58 / CT. 46

¿Cómo guío el proceso? Los carteles son el producto final del proyecto de escritura. Los niños comprenderán la función comunicativa de la lengua escrita al exponer su trabajo y mostrarlo a otros. Monten la exposición en el lugar elegido. Coménteles que será necesario que los miembros del equipo estén presentes junto a su cartel para mostrarlo y responder las dudas de los visitantes. Si usted lo considera pertinente, puede organizar que la exposición dure varios días para que tenga mayores oportunidades de difusión entre la comunidad escolar. LT p. 59 / CT. 47

Tiempo de leer “Los animales cantores” ¿Cómo guío el proceso?

Lea la canción varias veces, procurando que los niños la aprendan de memoria. Para ayudarlos a recordarla, pueden observar los dibujos de los animales que aparecen en su libro de texto. Pregunte dónde dice el nombre de cada animal en la canción y solicite que lo copien en su libro de texto en el orden respectivo. Jueguen a cambiar la secuencia de aparición de los animales y repitan la canción siguiendo la nueva secuencia. También puede crear con ellos otras secuencias con diferentes animales. Pida a los niños que registren el título de la canción en su “Pasaporte de lecturas”.

SEMANA 10 Actividad puntual Calaveritas literarias Ámbito: Literatura Práctica social del lenguaje: Lectura y escucha de poemas y canciones.

Práctica social del lenguaje: Creaciones y juegos con el lenguaje poético.

Aprendizaje esperado: Aprende y reinventa rondas infantiles.

Aprendizaje esperado: Canta, lee y reescribe canciones y rondas infantiles.

Propósitos: • Que los alumnos identifiquen las características de las calaveritas literarias y produzcan las propias. Materiales: Cuaderno de palabras Tiempo de realización: 5 sesiones, distribuidas en una semana. Modalidad Actividades recurrentes

Actividad puntual. Calaveritas literarias Actividades recurrentes

90

Actividades

¿Qué busco?

Pág. LT

Pág. CT

Aprendamos a leer y escribir Algo más sobre rimas y canciones

Que los alumnos: Identifiquen palabras en un texto conocido.

61

47

1. Leemos calaveritas

Identifiquen las características de las calaveritas literarias.

62

48

2. Escribimos una calaverita

Completen una calaverita literaria tomando en cuenta en la rima.

62

49

Tiempo de leer “El príncipe valiente”

Escuchen la lectura de un cuento para encontrar semejanzas y diferencias en las formas de describir personajes.

64


Aprendamos a leer y escribir

LT p. 61 / CT. 47

Algo más sobre rimas y canciones ¿Cómo guío el proceso? “Las Mañanitas” son popularmente conocidas, por lo que será fácil para los niños cantarla y seguir la letra mientras cantan. Así podrán encontrar las palabras durante la actividad. Para cantarla es necesario tener la canción escrita en el pizarrón o en un papel de rotafolio, a la vista de todos, tal como está en el libro de texto. Es importante cantarla mientras siguen simultáneamente la letra de la canción. Le sugerimos cantarla más de una vez con el grupo. Cuando marquen las palabras indicadas en su libro, pida a los niños explicar cómo supieron dónde dice la palabra o palabras que debían encontrar. Si es necesario, solicite a sus alumnos que corrijan. No importa que tachen la palabra; es muy importante que se percaten cuando se equivocan. Los errores sirven para aprender y es mejor tachar y volver a buscar las palabras, que quedarse con la idea de que no encontraron la palabra.

Actividad 1. Leemos calaveritas

LT p. 62 / CT. 48

¿Cómo guío el proceso? Platique con los niños sobre la celebración del Día de Muertos y cómo la celebran ellos. Propicie que todos los niños participen. Señale la importancia de esta celebración en muchos pueblos de nuestro país y cuénteles algunas maneras de celebrarlo: con ofrendas, visitas al panteón, elaboración de papel picado, comidas especiales, etcétera. Dígales que para esta fecha también se acostumbra hacer calaveritas, tanto de azúcar como de palabras, que están dirigidas a alguna persona en particular. Después, lea las dos calaveritas que están en el libro de texto. Enfatice las rimas para reconocer los sonidos parecidos al final de palabras. Pida a los niños que vayan señalando el texto conforme avanza en la lectura de éstas. Abra un espacio para analizar con los niños las calaveritas que leyeron. Pregunte: ¿Qué tienen en común estas calaveritas?, con la finalidad de ayudar a los niños a descubrir otro rasgo del principio alfabético de nuestro sistema de escritura: aunque las palabras tengan significados muy diferentes, a veces se parecen en su sonido y estos sonidos se representan de forma similar en la escritura. Proponga a los niños que jueguen con usted a encontrar palabras que terminen igual. Diga una palabra para que ellos encuentren la otra. Por ejemplo, diga: ¿Qué palabra termina igual que tamales? Los niños pueden decir corrales o pañales. Es probable que a varios de ellos se les dificulte pensar en palabras que terminen igual y digan ejemplos con palabras que empiezan igual. Es normal, recuerde que la reflexión sobre el lenguaje no es una actividad regular y cotidiana. En estos casos ayúdelos con opciones para su palabra. Por ejemplo: ¿Cuál rima con gato?, ¿rana o zapato?; ¿Cuál rima con silla?, ¿rodilla o cama? Pautas para evaluar. Esta actividad puede ofrecerle pistas sobre cómo los niños usan la información para tratar de escribir por sí mismos. Mientras resuelven la tarea observe si: • Se apoyan en la parte conocida de una escritura desconocida para saber qué dice. • Reconocen nuevas palabras de textos sencillos y otros recursos impresos. Continúe con varias palabras hasta tener la certeza de que los niños comprendieron el juego. Es posible que varios de ellos ya puedan pensar en palabras que riman con la que usted propuso. Escriba en el pizarrón cada par de palabras para que ellos señalen y subrayen las terminaciones iguales. Esto facilitará a los niños el trabajo de identificación que suponen las preguntas: ¿Se fijaron que hay una parte en cada renglón? ¿Descubrieron las palabras que riman?

Actividad 2. Escribimos una calaverita

LT p. 62 / CT. 49

¿Cómo guío el proceso? Muestre y lea a los niños la calaverita que aparece como ejemplo en su libro de texto. Pida que trabajen en parejas para resolver la actividad. Recuérdeles que deben escribir el nombre del compañero y pensar una palabra que rime con ese nombre para completar la calaverita. Seguramente los niños ya se sienten cómodos escribiendo de manera autónoma. Ayude a aquellos que necesiten pistas. Alumno: Maestra, no sé cómo se escribe Julio. Maestro: Mira te voy a escribir una palabra que empieza como Julio: jugo. ¿Qué parte de jugo te sirve para escribir Julio?. Invite a algunos niños a decir cómo completaron la calaverita. Pida al resto del grupo que diga si las palabras que pusieron sus compañeros riman. Si no es así, pida que piense en una palabra que sí rime. Anótela en el pizarrón para que la pueda copiar el compañero en cuestión.

Tiempo de leer

LT p. 64 / CT.

“El príncipe valiente” ¿Cómo guío el proceso? Antes de leer, promueva la participación de los niños sobre lo que saben o sobre cómo podría ser el príncipe valiente. Esta conversación también permitirá la formulación de anticipaciones sobre la lectura. Haga preguntas como: ¿Cómo son los príncipes de los cuentos? ¿Qué hacen? ¿Cómo acaban esas historias? ¿Se saben alguna?. Si tiene acceso a un cuento que muestre la idea tradicional del príncipe valiente, léalo a sus alumnos. Puede buscar uno en la biblioteca escolar. Después de narrarlo, pida a los niños que describan al príncipe y haga énfasis en los aspectos que lo caracterizan como valiente. Lea el cuento que está en el libro de texto. Primero señale el título y el autor del cuento y después proceda con la lectura. Al terminar de leer, formule preguntas de exploración general: ¿Cómo era este príncipe? ¿Por qué era valiente? ¿Cuáles son algunas de sus hazañas? ¿En qué se parece al príncipe del primer cuento?. Para profundizar en el análisis y apoyarlos en la interpretación de las emociones del personaje, puede profundizar sobre aspectos que no están explícitos en el texto, como: ¿El príncipe hizo solo las hazañas o lo acompañaba su caballo? ¿Cuánto tiempo creen que fueron amigos? ¿Qué pasó al fi nal? ¿Cómo se sintió el príncipe? ¿Ustedes piensan que por llorar se deja de ser valiente?. Por último, para explorar su opinión personal, puede preguntar: ¿Este príncipe se parece al de los cuentos tradicionales?, ¿en qué sí y en qué no? Pida a los niños que registren el título y autor de este cuento en su “Pasaporte de lecturas”. Pautas para evaluar. ¿Qué tanto han avanzado sus niños como lectores? Para saberlo, observe atentamente a cada alumno y registre si: • Cuenta la historia de textos sencillos que lee, su orden lógico (acciones) y según su orden cronológico (tiempo). • Identifi ca personajes, hechos y situaciones del texto y los relaciona con experiencias personales o conocimiento de su entorno. • Comenta con otros lo que se está leyendo (sobre la historia que se cuenta y cómo se cuenta).

91


Matemáticas BLOQUE 1

Primer Grado

pp. 50-55 CT pp. 91 - 93 Trayecto 6 Composición y descomposición de configuraciones geométricas Organizadores curriculares Eje temático

Tema

Forma, espacio y medida.

Figuras y cuerpos geométricos.

Aprendizajes esperados • Construye configuraciones utilizando figuras geométricas.

Propósito y descripción del trayecto Componer y descomponer figuras geométricas, esto es de gran importancia para el desarrollo de la percepción geométrica, también sirve como base para el aprendizaje del área de figuras en grados posteriores. Como propósito complementario se iniciará con el estudio del nombre de algunas figuras: rectángulo, cuadrado y triángulo. No obstante, no es primordial que los alumnos memoricen estos nombres, podrán consultarlos en un cartel que se sugiere elaborar y esté a la vista en el salón de clase. Las actividades propuestas en este trayecto son más complejas que las trabajadas en el trayecto 2, porque en algunas de las configuraciones que deben armar ya no están marcadas todas las piezas que las componen. Una idea esencial que se trabaja es que una misma figura puede componerse o descomponerse de diferentes maneras.

Tiempo de realización Las seis lecciones podrán trabajarse en siete sesiones de 50 minutos; la actividad ¡A jugar con tu tangram! puede hacerse varias veces en diferentes días.

5.La flor ¿Qué busco? • Que compongan o descompongan una figura geométrica.

¿Cómo guío el proceso? • Si algunos alumnos comentan que no encuentran las figuras, recuérdeles que también pueden juntar o cortar las figuras. • Probablemente los cortes les queden poco precisos o peguen las figuras sin precisión, es normal. Lo importante es observar si tienen idea de cómo o por dónde cortar y dónde pegar cada figura. • En este trayecto se introduce el nombre del triángulo; si aún no lo han anotado en el cartel, se sugiere hacerlo e ilustrar con diferentes tipos de triángulos. • En cuaderno de Trabajo cuente e identifique las figuras que conforman la configuración.

p. 54

¿Qué material necesito? • Figuras geométricas. 5 • Solicite ayuda a la familia para recortar las figuras, sobre todo los círculos. Aunque en la imagen de la flor no aparecen éstos completos, es importante que los niños sí los tengan completos porque se trata de averiguar cómo obtener unas figuras a partir de otras. Pautas para evaluar • Pregunte: ¿una figura se puede componer con otras?, ¿podrían darme un ejemplo? • • Para la evaluación de Cuaderno de Trabajo compruebe a través de una puesta en común si contabilizaron las figuras de la configuración geométrica.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo apoyar? • Ejemplifique con el corte de uno de los círculos doblando primero a la mitad para cubrir los pétalos de la flor.

6. ¿Dónde cortar? ¿Qué busco? • Que descompongan una figura en otras. ¿Cómo guío el proceso? • Verifique que hayan marcado con una línea dónde creen que deben cortar, antes de hacerlo. Si marcan líneas incorrectas no los corrija, permita que ellos mismos, al hacer la actividad 2, replanteen su idea. • Antes de pasar a la actividad 2, organice parejas para comparar las líneas que marcaron y, si son diferentes, comenten en equipos si ambas son correctas (por ejemplo para obtener dos rectángulos del cuadrado pueden trazar una línea horizontal o vertical). • En el cuadrado hay varias respuestas pues no se indica que los rectángulos deban ser iguales, así que pueden recortarlo en rectángulos de diferente tamaño. Si esto no surge en la puesta en común, usted puede mostrarlo. • En Cuaderno de Trabajo practique componer y descomponer una figura geométrica. ¿Cómo apoyar? • Ejemplifique con otra figura, muestre una hoja de papel tamaño carta y pregunte: ¿Por dónde cortarían para obtener dos rectángulos más pequeños?

92

CT p. 93

¿Cómo extender? • En parejas juntar sus piezas del tangram y armar, con los cuatro triángulos grandes, uno más grande. Lo mismo con los cuatro triángulos pequeños.

p. 55

CT p. 93

¿Qué material necesito? • Cuadros y rectángulos. 6 Pautas para evaluar Pregunte: ¿una figura se puede descomponer en otras?, ¿podrían darme un ejemplo? En Cuaderno de Trabajo verifique que los estudiantes logran descomponer y componer una figura.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Con hojas de papel de reúso, pedir que las corten para obtener dos triángulos. Ya que los tengan, pregunte: ¿dónde cortarían cada triángulo para obtener otros triángulos más pequeños? Luego hacen los cortes y comparan las respuestas posibles.


BLOQUE 1

pp. 56- 60 CT pp. 94 - 96 Trayecto 7 Explorar longitudes Organizadores curriculares

Eje temático Forma, espacio y medida.

Tema

Aprendizajes esperados • Estima, compara y ordena longitudes, pesos y capacidades, directamente y, en el caso de las longitudes, también con un intermediario.

Magnitudes y medidas.

Propósito y descripción del trayecto Se abordan problemas de estimación y comparación de longitudes de objetos. La comparación se hace de manera directa, es decir, se juntan dos objetos y se emparejan de un extremo para ver cuál tiene mayor longitud. Las lecciones contienen problemas en los que es necesario construir una tira con la misma longitud que otra dada, elegir entre varias tiras una que tenga la misma longitud que otra, comparar la longitud de dos objetos distintos, identificar que una misma figura puede tener largo, ancho o diagonal y decidir cuál de esas características conviene comparar para asegurar que una figura tenga menor longitud que otra. Al resolver estos problemas con sus propios recursos, los alumnos comienzan a identificar la longitud como una característica de los objetos que aglutina distintas propiedades, como largo, ancho, profundidad o altura. Al resolver problemas que demandan poner de relieve la longitud de objetos y dejar de lado otras características como el color, la superficie, la textura o su función, los estudiantes comprenden qué es la longitud. Esto se profundiza en los siguientes bloques.

Tiempo de realización El trayecto tiene cinco lecciones, que puede desarrollarse en siete sesiones de 50 minutos.

1. ¿Cuál es tu estatura?

p. 56

CT p. 94

¿Qué busco?

¿Qué material necesito?

• Que al usar un procedimiento para tomar estaturas, comprendan qué es la estatura y la usen como criterio de comparación entre personas.

• Tiras de papel o cartulina de aproximadamente 4 cm de ancho y 130 cm de largo, una por alumno. • Una escuadra y un lápiz para marcar la estatura de cada niño. • Hojas de rotafolio para pegar en la pared y marcar ahí las estaturas. • Una caja de cartón para guardar las tiras con las estaturas de los niños, pues las usarán en otras actividades.

¿Cómo guío el proceso? • Organice al grupo en equipos. • Coloque un niño contra una pared plana y vertical, sin zapatos, los talones juntos y pegados a la pared, el cuerpo estirado, mirada hacia el frente. Coloque la escuadra con un lado sobre la cabeza del niño y el otro sobre la pared. • Marque sobre la hoja de rotafolio su estatura. • Retire al niño y tome una tira de papel, haga coincidir uno de sus extremos con el piso, en la posición que ocupaban los talones, y extiéndala hacia arriba de forma vertical hasta la marca de la estatura. Marque y recorte la tira de modo que tenga la misma longitud que la estatura del niño y anote en ella su nombre. • Es deseable que todos los niños puedan hacer al menos una tira. • En Cuaderno de Trabajo resuelva estimando comparado y ordenando longitudes. ¿Cómo apoyar?

Pautas para evaluar Verifique que realmente reproducen la estatura con sus tiras, es decir, que sigan el procedimiento correcto para hacer las tiras. Si se equivocan, muéstreles nuevamente cada paso. Aplique una coevaluación en Cuaderno de Trabajo verifique que los alumnos estiman, comparan y ordenan longitudes,

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Pida que comparen la circunferencia de la cabeza, la cintura o la muñeca.

93


Matemáticas 3. ¿Cuáles caben en la caja?

p. 58

Primer Grado

¿Qué busco? • Que consideren por sí mismos el largo, el ancho y la diagonal de distintas cajas y elijan la que más conviene comparar con el largo de los lápices. ¿Cómo guío el proceso? • Los niños deben anticipar antes de usar el recortable. Pregunte: ¿cuáles lápices crees que caben en la caja morada? ¿Cómo lo sabes? • Después permita usar los lápices del recortable para superponerlos de distintas formas sobre la caja y así verificar sus anticipaciones. • Resuelva en cuaderno de Trabajo, identifiquen la caja en la que caben los objetos que se ilustran.

CT p. 95

¿Qué material necesito? • Lápices. 8 • Pegamento. Pautas para evaluar Identifique si comparan el largo de un lápiz con las distintas longitudes de la caja y lo comunican: “Si lo coloco así no cabe, pero si lo pongo así, sí cabe.” Aplique una coevaluación en Cuaderno de Trabajo, solicite que argumenten las respuestas durante la puesta en común.

¿Qué errores comunes puedo encontrar? ¿Cómo apoyar? • Si algún niño tiene dificultad para comprender el problema, anímelo a hacer actividades en las que sea necesario comparar longitudes con objetos reales. Por ejemplo, coloque varios lápices, crayolas o colores sobre la mesa, y también dos cajas o estuches para que explore cuáles lápices caben y cuáles no.

4. Largas y cortas ¿Qué busco? • Que comparen directamente longitudes para encontrar las que son iguales.

¿Cómo guío el proceso? • Esta actividad es similar a Arriba en la pirámide, pero más compleja porque aumenta la cantidad de tiras y además las longitudes no están ordenadas en el dibujo. • Proporcione el material a los alumnos. • Después pídales que, utilizando las tiras de colores, den color al dibujo en blanco de la lección. Al encontrar una tira que pueda ir en un lugar del dibujo, deben pegarla para que no se mueva. El largo de la tira que peguen debe coincidir con la del dibujo en blanco. • En el cierre, deben ponerse de acuerdo en cómo nombrar alguna tira. Por ejemplo, pueden decir: es la más chica de las medianas o es la que sigue de la más chica. Incluso pueden ordenarlas y decir que es la segunda, de la más chica a la más grande. Para nombrar las tiras pueden usar sus propios términos como: la chiquita, mediana, más mediana y la grande o chiquita, mediana, grande y más grande. • En Cuaderno de Trabajo, estiman y comparan longitudes identificando las que son iguales al modelo propuesto y las más pequeñas a éste. ¿Cómo apoyar? • Tome las cuatro tiras rojas de distinto tamaño, coloque una por una sobre una misma tira del dibujo en blanco, y pídales mencionar cuál es la que va ahí.

94

¿Cómo extender? • Con actividades similares que requieran emplear un intermediario para efectuar la anticipación. Por ejemplo, problemas en los que es necesario comparar dos longitudes muy parecidas y los objetos no puedan juntarse. Entonces las estimaciones son más difíciles y se necesita un hilo o cordón para verificarlas.

p. 59

CT p. 96

¿Qué material necesito? • Tiras. 9 • Pegamento. • Pida previamente ayuda a la familia para recortar las tiras y guardarlas en una bolsa. Pautas para evaluar Identifique si los alumnos ponen en juego procedimientos que no impliquen comparar los cuatro tamaños distintos con cada línea del dibujo en blanco. Por ejemplo, si prueban con una tira y ven que no cabe, la descartan y también las más grandes.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Por turnos, cada alumno arma una figura usando tiras de diferentes longitudes y la intercambia con alguien para que haga una igual. Prepare previamente más tiras o popotillos.


5. Marcos para fotos

p. 60

¿Qué busco?

CT p. 96

¿Qué material necesito?

• Que comparen el largo, ancho y diámetro de figuras e identifiquen cuáles de esas características es necesario comparar en objetos que no son claramente longitudinales.

• Fotografías. 10 • Pegamento. Pautas para evaluar

¿Cómo guío el proceso? • Pregunte a los niños qué fotografía cabe en cada caja antes de recortar los marcos. Esté atento a los procedimientos que emplean, por ejemplo, si usan una distancia entre sus dedos como intermediario para comparar las longitudes de fotografías y marcos. • Después pida recortar el material y usarlo para determinar cuál es la mejor opción de marco para cada fotografía, no sólo en cuál o cuáles caben. • Resuelva Cuaderno de Trabajo comparando largo y ancho de objetos para acomodarlos en cajas.

En la puesta en común discutan la pregunta del Cierre. Observe si identifican que es necesario comparar tanto el largo como ancho de cada fotografía con el largo de los marcos. En cuaderno de Trabajo verifique los estudiantes comparan el largo y ancho de figuras para establecer relaciones entre ellas.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo apoyar?

¿Cómo extender?

• Si un niño tiene dificultades en anticipar, permítale usar una fotografía del recortable para compararlo con distintos marcos; luego pídale que anticipe con el resto de las fotografías.

• Los alumnos pueden discutir sobre el significado del término largo de un objeto. En esta lección la fotografía más larga es la circular, además tiene el mismo ancho que largo. Esta pregunta ayuda a entender que no sólo los rectángulos tienen un largo.

Conocimiento del Medio Apartado 4. El lugar donde vivo

Lt p.36 / CT p. 125

¿Cómo guío el proceso?

Para realizar esta actividad, pida a los niños que dibujen en una hoja blanca el lugar donde viven y peguen los recortes o imágenes de los elementos naturales y sociales que identificaron y registraron en el recorrido que realizaron como tarea en casa. Promueva que expliquen por qué esas imágenes representan elementos naturales y sociales. Cuando los alumnos mencionen lo que les gusta del lugar donde viven, pídales que lo escriban en el pizarrón y en su cuaderno. Señale que la repetición en algunos casos sucede porque viven en la misma comunidad, pueblo o ciudad, que todos comparten este espacio y que es necesario cuidarlo. Recuerde pedir que guarden su trabajo en la Carpeta de actividades. Aproveche la sección Otros lugares para que los alumnos mencionen características de elementos naturales que hay en la costa y la ciudad. Utilice las fotografías para trabajar diferencias y similitudes del lugar donde viven. ¿Cómo extender?

Mediante un juego, guíe a los alumnos para que consoliden la diferencia entre los elementos naturales y sociales que se encuentran en el lugar donde viven. Solicite que, con dos palitos de madera y dos tarjetas, la primera de color verde que diga elemento natural, y la segunda de color rojo que tenga escrito elemento social, los alumnos hagan dos paletas. Posteriormente, muestre a los alumnos imágenes de elementos naturales y sociales de su comunidad. Al mostrar cada imagen, pídales alzar la paleta que indique si es un elemento natural o social. Si no cuentan con el material, puede solicitar a los niños que se sienten cuando mencione un elemento natural, o que se levanten cuando mencione un elemento social. Pautas para evaluar

Revise con los alumnos la manera como aprovechan los dibujos y recortes para representar y describir los elementos que hay en el lugar donde viven. Preste atención a la explicación que brindan los alumnos para justificar por qué consideran algo como elemento natural o social.

95


Conocimiento del Medio Primer Grado

Apartado 5. Integro mis aprendizajes

Lt p.44 / CT p. 125

¿Cómo guío el proceso?

En el pizarrón escriban elementos naturales y sociales del lugar donde viven. Solicite a los alumnos dialogar y decidir en parejas cuáles de esos elementos naturales o sociales les gustan más. Pídales seleccionar uno y dibujarlo en gran tamaño, en un papel extendido. Si es necesario, apoye con el trazo del contorno. Deles tiempo para pegar el papel boleado o las semillas de colores en su dibujo (si no cuentan con estos materiales, pueden emplear hojas secas, pétalos, pasta para sopa, confeti, recortes de tela, estambres o palitos). Promueva que presenten su trabajo a sus compañeros explicando por qué eligieron ese elemento natural o social. Finalmente, solicite a los alumnos agrupar los elementos que decidieron representar. Aproveche los materiales así agrupados para realizar un mural sobre elementos naturales y sociales del entorno. Con ayuda de preguntas, guíe a los alumnos en la reflexión sobre por qué agruparon los elementos como lo hicieron, por ejemplo: ¿qué características tienen en común los elementos naturales?, ¿qué características tienen en común los elementos sociales?, ¿qué relación hay entre ambos elementos?, ¿qué elementos naturales y sociales hay en el lugar donde viven? Permita que los alumnos inviten a compañeros de otros salones o a sus padres a que conozcan su mural para que puedan platicarles sobre su elaboración y explicarles qué hay en su entorno. Puede vincular la preparación del mural con la asignatura de Lengua materna. Español, al pedirles que escriban un texto sencillo en una hoja (como una descripción) de lo que observan en el lugar donde viven. Al finalizar recuerde pedir que guarden su trabajo en la Carpeta de actividades. ¿Cómo apoyar?

Estimule a los niños para que dibujen los elementos naturales y sociales de la localidad. Guíe a quienes tengan alguna dificultad en los trazos, el boleado o pegado de materiales. Apoye para que compartan y usen de forma adecuada los materiales. Pautas para evaluar

Verifique que los elementos que los alumnos representen pertenezcan a su localidad. Tome en cuenta la explicación y descripción que den sobre ellos y su clasificación como elementos naturales o sociales. Apartado 6. Lo que aprendí

Lt p.45 / CT p. 125

¿Cómo guío el proceso?

Pida a los alumnos observar con detenimiento la imagen y mencionar qué elementos naturales y sociales aparecen. Cuando considere que todos los niños tienen claro de qué elementos se trata, pídales clasificarlos, por medio de colores, en naturales y sociales. Propicie que los alumnos elaboren explicaciones, aunque sea sencillas, de por qué en el lugar donde viven hay más elementos naturales o sociales. Apóyelos para que, en estas explicaciones, establezcan relaciones de causalidad entre el entorno, la actividad del hombre y otros aspectos. Pautas para evaluar

Verifique que los alumnos identifiquen los elementos naturales y sociales de la ilustración. En sus explicaciones identifique las relaciones de causalidad que son capaces de establecer.

BLOQUE 1. Me conozco y conozco el lugar donde vivo

Lt pp. 46-53 / CT pp. 126 - 128

Secuencia didáctica 5 Conocemos a los animales Eje temático

Tema Exploración de la naturaleza

Mundo natural Cuidado del medioambiente

Aprendizaje esperado Clasifica animales, plantas y materiales a partir de características que identifica con sus sentidos. Reconoce que sus acciones pueden afectar a la naturaleza y participa para cuidarla.

Propósito Que los alumnos observen, clasifiquen y comparen las características de los animales a partir de ciertos criterios e identifiquen algunas acciones para el cuidado de los animales domésticos.

Planeación general

96


Sesión

Apartado

¿Qué busco?

Materiales

1

1. Lo que pienso

Que los alumnos identifiquen características de algunos animales y las expresen de diversas formas.

Imágenes de animales.

2

2. ¿Qué color tienen los animales?

Que los alumnos reconozcan que el color puede ser un criterio de clasificación de animales.

• • • •

Recortable 2. Tijeras. Colores. Imágenes de animales.

3. ¿Qué cubre el cuerpo de los animales?

Que los alumnos reconozcan que lo que cubre el cuerpo de los animales puede ser un criterio de clasificación.

Recortable 2.

4. Animales domésticos y su cuidado

Que los alumnos identifiquen a los animales domésticos, los distingan de los que no lo son y señalen los cuidados que necesitan.

• •

Colores. Papel extendido.

5. Integro mis aprendizajes

Que los alumnos clasifiquen animales tomando en cuenta algunas de sus características y propongan formas de cuidar un animal doméstico.

• • •

Recortable 2. Tijeras. Pegamento.

6. Lo que aprendí

Que los alumnos hagan uso de los criterios de clasificación para seleccionar animales y que reconozcan formas de cuidado de animales domésticos.

• • •

Recortable 2. Tijeras. Pegamento.

3

4

Apartado 1. Lo que pienso

Lt p.46 - CT p. 126

¿Cómo guío el proceso?

Seleccione los animales que los niños imitarán. Entregue a los niños las imágenes de los animales que les tocará imitar sin que en éstas se incluya su nombre (se sugiere que a varios niños les toque el mismo animal). Procure que haya variedad en los animales en cuanto a las características que de ellos se perciben por medio de la vista y el oído: color, piel, movimientos y sonidos. Antes de iniciar la actividad, pida a los alumnos prestar atención a los movimientos, sonidos y otras características que reconozcan de los animales que sus compañeros imitarán. Solicíteles encontrar a quienes imitan al mismo animal y responder las preguntas del libro. Pautas para evaluar

Registre el tipo de características que los alumnos expresaron en torno a los animales que les tocó imitar, por ejemplo, cuál es su color, cómo es su piel, cómo se mueve, en dónde vive y qué sonidos produce. Apartado 2. ¿Qué color tienen los animales?

Lt pp.47-48 / CT p. 126

¿Cómo guío el proceso?

Comenten en qué se parecen y en qué son diferentes los animales de las ilustraciones de la página 47. Pida a los niños clasificarlos en la tabla. Es importante que escuche los criterios de clasificación que usen. Solicite a los alumnos recortar las imágenes de los animales del Recortable 2 y agruparlos por su color, como se indica en la página 48. Apóyelos en la elaboración de la gráfica en la que se representa la información derivada de la clasificación de los animales según su color, así como en el llenado de la tabla. Recuerde a los alumnos guardar los recortables porque los utilizarán en toda la secuencia didáctica. ¿Cómo apoyar?

Guíe a los niños en la construcción de la gráfica, pues es un tipo de registro nuevo para algunos de ellos. Se sugiere que usted modele la actividad en el pizarrón. Construya su gráfica y coloree (del mismo color de los animales) sus cuadros. Señale a los niños que, para el llenado de la tabla, deben contar los cuadritos de la gráfica del mismo color de abajo hacia arriba, ya que éstos representan la cantidad de animales que hay en cada caso. ¿Cómo extender?

Previo al desarrollo de la sesión, solicite a los alumnos llevar al salón imágenes de animales. Forme equipos y pídales clasificarlos atendiendo a todas las características que propongan: qué comen, dónde viven, número de patas, si tienen alas, tipo de boca, entre otras. Profundice con imágenes de distintos animales en su hábitat que encuentre en medios diversos. Escuche los criterios de clasificación de los alumnos. Pautas para evaluar

Observe la tabla con los datos de la gráfica del color de los animales. Identifique cuál es el nivel que los alumnos tienen para hacer clasificaciones con diferentes criterios y si son capaces de sostener, de manera argumentada, criterios de clasificación aun cuando en un grupo haya solo un animal. 97


Educación Socioemocional Primer Grado

EDUCACIÓN SOCIOEMOCIONAL Dimensión: Autoconocimiento

Habilidad: Bienestar

Indicadores de logro: Identifica su deseo de estar bien y no sufrir, y expresa qué necesita para estar bien en la escuela y en la casa.

¿Cómo me quiero sentir?

Materiales: Xilófono, barra de tono, campana, triángulo, cuenco o tambor. Hojas, cartulina y lápices o colores.

Pida a los alumnos que se sienten en postura de cuerpo de montaña. Toque un instrumento (durante un minuto) y solicite a los niños que levanten la mano cuando ya no oigan el sonido. Compartir. Pida a varios niños que completen la frase siguiente: “Cuando me regañan, yo me siento…”. – Pregunte a sus alumnos: ¿cómo quieren sentirse en el salón de clases?, ¿qué tipo de interacciones quieren que establecer?, ¿cómo se imaginan que se ve un salón donde el maestro se sienta cómodo enseñando y los niños se sienten bien aprendiendo? Guíe una reflexión acerca de la importancia de sentirse bien en el salón de clases y cómo llegar a acuerdos para lograrlo. – Mencione que sería bueno tener un salón en el que todos se sientan seguros, tranquilos, respetados, en el que puedan aprender, participar y también divertirse. Si considera que para los niños es más fácil llegar a acuerdos mediante el uso de imágenes o dibujos, deberá conseguir previamente las imágenes que se requieren; por ejemplo, un niño levantando la mano para hablar, un niño dentro de su espacio tranquilo, un niño escuchando con respeto mientras otro habla, etcétera. – Destaque que todas las personas quieren sentirse bien, estar en lugares en los que se sientan seguros y respetados. Comunidad de diálogo. Pida a los niños que respondan las preguntas siguientes: ¿a quién le gusta sentirse mal, que lo molesten o que se rían de él?, ¿queremos un salón en el que unos hagan sentir mal a otros?, ¿queremos un salón en el que todos se interrumpan y nadie escuche?, ¿alguien tiene una historia en la que se sintió mal en un lugar y ya no quería estar ahí? Comparta con los niños su grupo de alumnos ideal, con base en cómo se quiere sentir en el salón. • Pregunte a los niños: ¿cómo te quieres sentir en el salón de clases?, ¿cómo quieres que tus compañeros te traten?, ¿para ti, cómo es un lugar seguro, tranquilo?, ¿cómo es un lugar en el que se puede aprender? • Solicite a los niños que dibujen cómo quieren sentirse en el salón. Guíe una plática sobre a qué acuerdos pueden recurrir para tener un salón agradable para todos. Puede trabajar con imágenes relacionadas y pegarlas en una cartulina, así como invitar a los niños a que escriban en el pizarrón conceptos relacionados con el bienestar de ellos mismos. – Para terminar, pregunte a los estudiantes si les parece que estos sean los acuerdos para la convivencia en el salón, los cuales estarán siempre a la vista de todos. Podrán agregarse otros.

98


Primer Grado

Lengua Materna. Español SEMANA 11 Proyecto Recomendamos un cuento Ámbito: Literatura Práctica social del lenguaje: Lectura de narraciones de diversos subgéneros. Aprendizaje esperado: Escucha la lectura de cuentos infantiles. Propósitos: Que los alumnos… • Recomienden un cuento a otros lectores. • Identifiquen las características de una recomendación para que cumpla con el propósito comunicativo. Materiales: Cuentos, “Lotería de objetos y animales” (Tiras recortables Primer grado), colores, hojas blancas, Cuaderno de palabras, “Pasaporte de lecturas” y libro de lecturas. Tiempo de realización: 15 sesiones, distribuidas en 3 semanas. Producto final: Recomendación literaria. Modalidad Actividades recurrentes

Proyecto. Recomendamos un cuento Etapa 1. Seleccionamos un cuento

Actividades recurrentes

Proyecto. Recomendamos un cuento. Etapa 2. Leemos recomendaciones

Actividades recurrentes

Proyecto. Recomendamos un cuento Etapa 3. Escribimos la recomendación Actividades recurrentes

104

Pág. LT

Pág. CT

Que los alumnos: Identifiquen palabras que riman.

65

49

1. ¿Qué hemos leído?

Conversen sobre los cuentos que conocen.

66

50

2. Registro de lecturas

Elaboren el registro de las lecturas que releerán.

66

50

3. Qué vamos a recomendar?

Elijan el cuento a recomendar en función de textos conocidos y del destinatario del producto final.

67

50

Tiempo de leer “La princesa y el sapo”

Escuchen la lectura de un cuento para encontrar semejanzas y diferencias en las formas de describir personajes.

68

51

Aprendamos a leer y escribir Completa una canción

Relacionen oralidad y escritura en un texto conocido.

68

51

1. ¿Cómo se recomienda un cuento?

Que los alumnos: Identifiquen las características de una recomendación literaria.

70

52

2. Las partes de una recomendación

Definan las características de la recomendación.

71

52

3. Planeamos nuestra recomendación

Decidan los aspectos que incluirán en su recomendación.

71

52

Escuchen e identifiquen los momentos repetidos en un cuento de estructura reiterativa. Recuperen la trama y lo representen.

72

53

Aprendamos a leer y Amplíen el repertorio de palabras conocidas. escribir Lotería de objetos y animales

75

53

1. Dictamos la recomendación

Escriban la recomendación por dictado al docente

76

54

2. Revisamos la recomendación

Verifiquen que la información está completa y corrijan lo necesario.

76

54

3. Hacemos la versión final

Elaboren la versión final de la recomendación.

76

54

4. Compartimos lo aprendido

Socialicen el producto final del proyecto.

76

54

Tiempo de leer “Compañerismo”

Recuperen la trama de la historia e interpreten el final.

77

Evaluación

Reflexionen acerca de sus avances en el proceso de adquisición del sistema de escritura,así como sobre los conocimientos y habilidades desarrollados durante el trimestre.

78

Actividades Aprendamos a leer y escribir Rimas y calaveritas

Tiempo de leer “La ratita presumida”

¿Qué busco?


Aprendamos a leer y escribir

LT. p. 65 / CT p. 49

Rimas y calaveritas ¿Cómo guío el proceso? Algunas actividades previas que puede hacer para identificar las rimas son: • Decir una palabra y ofrecer dos opciones de palabras con las que rima. Ejemplo: Calaca, ¿rima con tumba o con patata? • Decir dos palabras y preguntar si riman. Por ejemplo, castillo-cepillo. Lea en voz alta la calaverita y anime a los niños a encontrar las palabras que riman. Luego pida que las encuentren en el texto. Propicie el intercambio entre ellos. Puede pedir buscarlas en parejas o hacerlo de manera individual y luego comparar sus hallazgos con un compañero.

Proyecto: Recomendamos un cuento Etapa 1. Seleccionamos el cuento Actividad 1. ¿Qué hemos leído?

LT. p 66 / CT p. 50

¿Cómo guío el proceso? Platique con sus alumnos sobre algunas prácticas comunes de los lectores, como recomendar alguna lectura que les haya gustado u opinar sobre alguna que no les haya agradado. Haga hincapié en que se vale también decir por qué no les agradó. Pregunte qué sienten cuando alguien les recomienda algo, en este caso un libro. Averigüe si sienten curiosidad por verlo, tener el libro, pedirlo prestado y finalmente leerlo. Después de que lo haya leído, indague si les dan ganas de compartir algo sobre el libro, quizá alguna situación chusca, quizá el miedo que les provocó alguna parte del libro; puede ser también que se identifiquen con uno de los personajes. Comente que de esta forma vamos formando nuestros gustos, intereses y descartando aquello que no nos agrada. Por eso recomendarán un libro a los compañeros de otros grados. Haga un recuento junto con los niños de todos los cuentos que han leído hasta el momento. Revisen también el libro de lecturas para incluir esos cuentos. Apóyelos a hacer una primera selección de los cuentos que volverán a leer a partir de sus preferencias.

Actividad 2. Registro de lecturas

LT. p. 66 / CT p. 50

¿Cómo guío el proceso? Para elaborar el registro de las lecturas que analizarán, anote la lista de los títulos de los cuentos en el pizarrón. Permita que los niños le dicten esos nombres. Después, organice una votación para acordar el orden en que volverán a leerlos. Anote los resultados junto al título de cada cuento. Solicite a los alumnos copiar los títulos de los cuentos en la tabla de su libro en el orden en que los leerán, según el número de votos (de mayor a menor cantidad de votos). Relea los cuentos que hayan seleccionado en ese orden.

Actividad 3. ¿Qué vamos a recomendar?

LT. p. 67 / CT p. 50

¿Cómo guío el proceso? Apoye a los niños en la selección del cuento que van a recomendar. Abra un espacio para comentar los cuentos que releyeron y decidir cuál podría gustar a los demás y por qué. Pregunte: ¿Cuál de los cuentos leídos les gustó más?, ¿por qué? ¿Será un cuento que pueda gustarle a los compañeros de la escuela? ¿Cuál será el que les guste más? Estas preguntas podrán guiar a los niños para tomar una decisión más segura. Si es necesario, relea algunos cuentos para que puedan tomar una decisión. Puede abrir un espacio más amplio para intercambiar las opiniones de los niños sobre los cuentos que les gustan y desean recomendar mediante la realización del Club de conversación. Encontrará sugerencias en la página 27. Para llegar a un consenso, pida que propongan cinco cuentos y haga una nueva votación con todo el grupo. Solicite copiar en su libro los títulos y resultados del conteo de votos. El cuento que tenga mayor número de votos será el que se recomiende. Pida a los niños que copien el título en el libro de texto. Ayúdelos a identificar al personaje principal del cuento para que anoten su nombre en el Cuaderno de palabras.

Tiempo de leer

LT. p. 68 / CT p. 51

“La princesa y el sapo” ¿Cómo guío el proceso? Pida a los niños que localicen en sus libros el cuento “La princesa y el sapo”. Tendrán como referencia la hoja donde usted escribió los títulos en la semana anterior. Pregunte en qué página está. ¿Cómo son las princesas de los cuentos? ¿Han oído la historia de la princesa y el sapo? Busque la versión original y cuéntela a los alumnos. Haga notar la evolución que tuvo el personaje principal a lo largo de la historia. Escriba en el pizarrón sus etapas de transformación: 1. sapo, 2. sapo tenor, 3. príncipe. Pida que comparen al personaje: ¿En qué es diferente el sapo del principio del cuento a cuando está en el teatro cantando? ¿En qué se parece el sapo al príncipe del final de la historia? Promueva que los alumnos compartan opiniones sobre el cuento con preguntas como: ¿Por qué la princesa no quiso darle un beso al sapo? ¿Qué pasó después? ¿Qué piensan de la princesa? Pida a los niños que registren el título y autor de este cuento en su “Pasaporte de lecturas”.

105


Lengua Materna. Español Primer Grado

SEMANA 12 Aprendamos a leer y escribir

LT. p. 69 / CT p. 51

Completa una canción ¿Cómo guío el proceso? Pídales que sigan la lectura de la canción mientras la cantan. En una segunda lectura, lea pausadamente, deténgase y pregunte cuál palabra falta. Cuando todos estén de acuerdo en qué palabra deben escribir, pídales que la escriban en el libro. Permita que cada uno escriba como pueda, poniendo de manifiesto sus hipótesis acerca del funcionamiento del sistema de escritura. Cuando revisen con un compañero podrán observar si pusieron las mismas letras o les faltan. Anímelos a revisar y corregir sus escrituras en la medida de sus posibilidades, no para obtener la escritura “correcta”. Recuerde que el proceso de aprendizaje es largo y requiere muchas situaciones para escribir, leer y pensar sobre la escritura.

Proyecto: Recomendamos un cuento Etapa 2. Leemos recomendaciones Actividad 1. ¿Cómo se recomienda un cuento?

LT. p. 70 / CT p. 52

¿Cómo guío el proceso? Lea la recomendación del cuento “Caperucita Roja”, en el libro de texto. Pregúnteles si con esa recomendación les dieron ganas de leer el cuento y por qué. Analicen: ¿La recomendación cuenta toda la historia?, ¿por qué? Señale que la recomendación aborda un poco la historia, pero no cuenta el final para invitar a los lectores a terminar la historia ellos mismos. Propóngales leer el cuento “Caperucita Roja” de la página 126 de su libro para ver si es cierto lo que se dice en la recomendación. Al terminar de leer pregunte si les parece bien la recomendación que se hizo del cuento o si le agregarían o cambiarían algo. Déjelos expresarse libremente; incluso si algunos dicen que no recomendarían ese cuento, aliéntelos a fundamentar sus opiniones.

Actividad 2. Las partes de una recomendación

LT. p. 71/ CT p. 52

¿Cómo guío el proceso? Revisen nuevamente la recomendación (LT, pág. 70). Pida que le indiquen dónde menciona el título del cuento, si cuenta el final o casi toda la historia, y ayúdelos a localizar la frase que invita a leer el cuento. Entre todos, hagan una lista de las características que debe tener una recomendación: ayúdeles a identificar algunos datos de las recomendaciones que se usan para atraer al lector y provocar curiosidad e interés por leer el texto. Defina con los niños criterios modelo para apoyar la escritura de las recomendaciones.

Actividad 3. Planeamos nuestra recomendación

LT. p. 71/ CT p. 52

¿Cómo guío el proceso? Relea en voz alta el cuento elegido por el grupo para realizar la recomendación. Volverlo a leer les ayuda a recordar la historia y retomar las partes divertidas, interesantes, importantes para realizar la recomendación. Pregunte qué parte del cuento puede servir para recomendarlo y para que los demás lectores tengan ganas de leerlo. Pregunte sobre los personajes, qué pueden contar de ellos que llame la atención. También puede mencionar algo sobre el final, teniendo cuidado de no contarlo, sólo hacer una referencia. Vaya escribiendo las ideas en una cartulina para la próxima actividad. Pídales que copien en su libro los acuerdos finales.

Tiempo de leer

LT. p. 72/ CT p. 53

“La ratita presumida” ¿Cómo guío el proceso? Antes de leer, señale el título del cuento y pida a los niños que observen las ilustraciones. Pregunte de qué tratará el cuento y por qué creen que se llame así. Lea en voz alta el cuento, mientras los alumnos siguen la lectura con su dedo. Haga énfasis en los momentos que se repiten en la historia. Después de leer, recupere la trama con apoyo de los niños. Con las Tiras recortables Primer grado correspondientes a “La ratita presumida” pida que jueguen a hacer ruidos de animales: el desafío consiste en leer las onomatopeyas de cada animal. Pida a algunos niños que lo apoyen para hacer una lectura dramatizada: elijen una tarjeta y cuando usted lea la parte del animal que le tocó, el niño tiene que hacer el ruido correspondiente.

106


Matemáticas BLOQUE 1

pp. 61-73 CT pp. 97 - 106 Trayecto 8 Hasta 30 Organizadores curriculares

Eje temático

Tema

Número, álgebra y variación.

Aprendizajes esperados • Lee, escribe y ordena números naturales hasta 100. • Resuelve problemas de suma y resta con números naturales menores que 100..

Número, adición y sustracción.

Propósito y descripción del trayecto Se aumenta el rango numérico para incluir números hasta 30. Por una parte se profundiza en el conteo, trabajando con distintos agrupamientos, explorando ventajas y desventajas de cada uno y utilizándolos para comparar cantidades. Se proponen diversas actividades que ayudan a reconocer la invariancia de la cardinalidad, a través del uso de distintas representaciones: objetos concretos, dibujos y símbolos. Se trabaja con la serie numérica, de forma ascendente y descendente en representaciones que sirven como antecedente para la recta numérica. Por otro lado, se continúa con actividades que implican juntar cantidades y trabajar con situaciones de cambio en las que se agregan o quitan elementos, pero en esta ocasión se introducen los signos “+” y “-”. Se invita a representar un mismo número de distintas maneras, incluyendo, en particular, su descomposición en sumandos. El trayecto en su conjunto contribuye a que los estudiantes identifiquen las ventajas de utilizar agrupamientos para contar y establece una primera distinción entre el conteo y la suma como operación.

Tiempo de realización El trayecto se integra por once lecciones, las cuales se sugiere desarrollar en trece sesiones de 50 minutos.

1. Más sorpresas

p. 61

CT p. 97

¿Qué busco?

¿Qué material necesito?

• Que utilicen estrategias propias de conteo para cuantificar colecciones concretas de 15 a 30 objetos.

• Una caja de sorpresas por estudiante. • Coloque dentro de la caja objetos como piedritas, fichas y semillas. Puede haber de 15 a 30 objetos.

¿Cómo guío el proceso? • Para desarrollar habilidades de estimación, inicie preguntando: Sin contar, ¿cuántas cosas hay en la caja? • Durante el proceso pregunte cómo están seguros de su respuesta y si pueden contar de otra manera. • Las preguntas en las que se agregan o quitan cosas sirven para explorar si los alumnos pueden seguir contando, es decir, si tienen la idea de la invariancia de la cardinalidad de un conjunto. • Es oportuno repetir la actividad con diferentes cantidades de objetos en la caja. • En plenaria, conviene hacer un recuento de las diversas estrategias de conteo para compararlas. Pregunte: ¿cómo llegaron al resultado?, ¿formaron grupos?, ¿cuál forma les resultó mejor? • Resuelva en Cuaderno de Trabajo aplicando estrategias propias para cuantificar colecciones. ¿Cómo apoyar? • Puede trabajar con un número menor de objetos en las cajas.

Pautas para evaluar Durante el proceso, observe las estrategias que utilizan para contar. Aproveche para detectar si presentan dificultades con la correspondencia uno a uno, por ejemplo si cuentan dos veces un objeto o si se los saltan. Registre si al agregar más cosas cuentan desde el inicio o siguen contando. Verifique, en Cuaderno de Trabajo, que los estudiantes logran leer y escribir cantidades hasta el treinta.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Pida que en parejas encuentren el total de objetos en dos cajas.

107


Matemáticas 2. ¿Cuántos son?

Primer Grado

¿Qué busco? • Que desarrollen estrategias de conteo a través de analizar las ventajas y desventajas de la forma como aparecen los agrupamientos. ¿Cómo guío el proceso? • Pida describir la manera en que contaron los objetos en cada caso. • Observe si utilizan los resultados de conteos anteriores para contar otro del mismo tamaño (por ejemplo grupos de cinco o 10 elementos). Si no lo hacen, pregúnteles: ¿este grupo y este otro son del mismo tamaño?, ¿cuántos puntos hay en este grupo?, ¿y en éste? • En el caso del collar de cuentas, lo importante es que se percaten de que es necesario señalar en dónde se inicia el conteo. Pida contar varias veces utilizando diferentes puntos como inicio. • En el caso de las peras que no se encuentran agrupadas, comente la necesidad de marcar de alguna manera las que ya se han contado. • También conviene hablar sobre la ventaja de formar grupos y señalarlos. Al final haga un recuento de las estrategias de conteo. • Resuelva en Cuaderno de Trabajo actividades de conteo empleando diferentes estrategias de arreglos. ¿Cómo apoyar? • Si los alumnos muestran dificultades para esta tarea, regrese al trabajo con colecciones concretas en las que los objetos se puedan mover.

3. Los que faltan ¿Qué busco? • Que identifiquen algunas regularidades de la serie numérica hasta 30. ¿Cómo guío el proceso? • Conviene explorar patrones tanto en los símbolos numéricos como en los nombres de los números hasta 30. En especial hay que notar el cambio que existe al pasar de quince a dieciséis, y regularidades en la escritura de los números: un uno en la decena en los números del 10 al 19 y un dos en la decena en los números del 20 al 29, al tiempo que la secuencia de los dígitos se repite en las unidades. • Para invitarlos a notar los patrones, pregúnteles: ¿qué observan en los nombres de los números?, ¿qué partes cambian?, ¿cuáles se quedan igual? • Cuando los primeros números no aparecen en la tira, los estudiantes deberán decidir cómo encontrar los números faltantes. Invítelos a compartir sus ideas con el grupo. • En la última tira, la serie puede ser ascendente o descendente. Permita que cada uno lo decida para fomentar la idea de que en matemáticas hay varias respuestas correctas. Presente al grupo las dos posibilidades al dibujarlas en el pizarrón. • Identifique algunas regularidades de la serie numérica hasta el 30 y las aplica en las actividades propuestas en Cuaderno de Trabajo ¿Cómo apoyar? • Utilizar tiras numéricas durante la actividad y no sólo al final. • Cuando se cometen errores en la serie oral, conviene organizar actividades para repasarla incluyendo juegos y canciones.

108

p. 62

CT p. 98

¿Qué material necesito? • Tiras. 9 • Pegamento. • Pida previamente ayuda a la familia para recortar las tiras y guardarlas en una bolsa. Pautas para evaluar Observe qué estrategias utilizan al contar y si presentan errores (contar dos veces, equivocarse en la serie numérica, saltarse objetos). Conviene registrar si cuentan siempre de 1 en 1 o si ya pueden hacerlo de 2 en 2, 5 en 5 o 10 en 10. Al tener un mayor repertorio de estrategias de conteo se avanza en la construcción del sentido numérico. Aplique una coevaluación en Cuaderno de Trabajo, solicite que argumenten sus estrategias de conteo.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Elaborar tarjetas con arreglos diferentes de puntos, mostrarlas al grupo y pedir contarlos de varias maneras.

p. 63

CT p. 99

¿Qué material necesito? • Tiras numéricas para verificar. Pautas para evaluar Observe cómo completaron las tiras y si cometieron errores en algunas. Esto con el objeto de registrar si presentan dificultades al contar de manera ascendente o descendente, tanto oralmente como por escrito. Verifique, en la evaluación de Cuaderno de Trabajo, que los alumnos identifican las regularidades en la sucesión numérica hasta el 30.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Organice actividades en las que oralmente algún estudiante diga un número y otro siga contando.


4.Los collares ¿Qué busco? • Que formen diferentes agrupaciones (de 2 en 2, de 5 en 5 y de 10 en 10) para contar los elementos en una colección. ¿Cómo guío el proceso? • La lección puede llevarse a cabo durante dos días (o más, si lo considera necesario). Al inicio, observe las estrategias de conteo que utilizan los estudiantes para determinar el número de cuentas en cada collar. • En la segunda actividad, conviene que elaboren collares de diversos tamaños y colores. Invítelos a armar collares con pocas cuentas (menos de 10 o más [hasta 30]). • Para fomentar habilidades de observación de regularidades, pregunte por los patrones que notan en los colores e indíqueles usar esos y otros patrones al armar sus propios collares. Solicíteles describir los patrones que utilizaron. • Observe las estrategias de conteo que muestran al elaborar y dibujar los collares. Permita que agrupen libremente al contar, si es que lo hacen. • Los colores invitan a contar las cuentas de 5 en 5 y, aunque de manera menos directa, también sugieren agrupar de 10 en 10. Conviene hacer preguntas para comentar las diferentes estrategias de conteo y hablar sobre la conveniencia de cada una: ¿qué es más fácil, contar todas las cuentas de una en una o contarlas de 5 en 5?, ¿por qué? • La pregunta tres invita a estimar antes de contar todas las cuentas y utilizar diferentes estrategias de conteo. Es importante preguntar por qué piensan que el collar tiene más o menos de 20 cuentas e invitarlos a ser precisos en sus argumentos. Se trata, por ejemplo, de observar que hay grupos de cuentas que contienen 10 elementos. Utilizando esta observación es fácil ver que el collar tiene más de 20 elementos. • Esta misma pregunta constituye una oportunidad para tomar al error como parte del proceso de aprendizaje en matemáticas. Conviene hacer notar a los estudiantes que cuando se trabaja con matemáticas muchas veces no se tiene el resultado correcto en el primer intento, y que ajustarlo es parte del trabajo con la actividad. • Aplique estrategias de conteo para cuantificar los elementos de una colección, en las actividades propuestas en Cuaderno de Trabajo. ¿Cómo apoyar?

p. 57

CT p. 100

¿Qué material necesito? • Cuentas o botones de colores para formar collares. • Estambre o hilo. Pautas para evaluar Observe las estrategias de conteo y, en particular, si se tiene ya una idea de la invariancia de la cardinalidad de un conjunto (actividad 4). Cuando, al agregar una cuenta, empiezan a contar nuevamente todas las cuentas, podemos percatarnos de que necesitan más oportunidades para contar una colección y cambiar el orden de los elementos o agregar nuevos. También conviene registrar de qué manera cuentan y si usan agrupamientos de manera natural.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

• De conteo, como contar el mismo elemento más de una vez o saltarse algunos al hacerlo. También pueden cometer errores al enunciar la serie numérica.

¿Cómo extender?

• Trabaje con collares de alrededor de 10 cuentas y practiquen el conteo de 1 en 1. Enseguida, es oportuno trabajar con collares de entre 10 y 30 cuentas en los que claramente se formen grupos de cuentas, separados entre sí.

5. ¿Cuánto cuestan? ¿Qué busco? • Que formen agrupaciones de 10 elementos para contar una colección de hasta 30 elementos. ¿Cómo guío el proceso? • En la tabla puede haber hasta tres respuestas en cada renglón. Por ejemplo, en el tercer renglón puede pagarse sólo con monedas de un peso, con una o dos monedas de diez pesos. • Conviene enfatizar la búsqueda de diferentes formas de pagar por las cuentas y fomentar la discusión para comentar cuáles son más convenientes y por qué. Guíelos para comentar que un menor número de monedas es un criterio que facilita el conteo. • Para fomentar habilidades de observación de patrones, es conveniente pedirles comentar lo que observan. Seguramente algunos se darán cuenta de que el dígito de las decenas corresponde al número de monedas de 10 en una de las posibilidades. Para motivar la discusión, pregúnteles cuál es el máximo número de monedas de 10 pesos y de 1 peso que se puede utilizar en cada caso. • Conviene también motivar la búsqueda de un orden en las respuestas. Se puede ir de menor a mayor en el número de monedas de 10, o viceversa. Esto les servirá con cantidades más grandes. • En Cuaderno de Trabajo aplique estrategias de formar agrupaciones de 10 elementos para cuantificar colecciones. ¿Cómo apoyar? • Usar collares de hasta 19 cuentas y encontrar dos maneras diferentes de pagar por ellos (con y sin monedas de 10 pesos).

p. 66

CT p. 101

¿Qué material necesito? • Monedas de 1 peso y 10 pesos de papel. Pautas para evaluar Observe si encontraron diferentes respuestas, cómo lo hicieron y si verificaron que todas correspondieran a la cantidad de cuentas de los collares. En Cuaderno de Trabajo, durante la evaluación, identifique que los estudiantes logran aplicar estrategias de conteo de 10 elementos para conocer la cardinalidad de colecciones.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Pídales que, dado un collar, busquen todas las maneras de cómo se puede pagar por él. También es posible introducir monedas de 5 pesos.

109


Matemáticas Primer Grado

6. ¿Quién tiene más? ¿Qué busco? • Que comparen colecciones concretas de hasta 30 elementos utilizando agrupamientos de 10 elementos. ¿Cómo guío el proceso? • Al inicio es conveniente que estimen la cantidad de objetos y digan en qué basan sus estimaciones. Pregúnteles: ¿por qué crees que hay más (o menos) de 20 objetos? • Los tableros fomentan el uso de agrupaciones de 10 elementos. Esto les ayuda a identificar decenas visualmente, sin necesidad de decirles por su nombre. • Para comparar las cantidades, es posible contar los objetos uno a uno y también utilizar los agrupamientos de los tableros. Pregunte si ambos procedimientos llevan al mismo resultado, cuál consideran más conveniente y por qué. • En cuaderno de Trabajo compara colecciones de hasta 30 elementos utilizando agrupamientos de 10 elementos. ¿Cómo apoyar?

p. 67

CT p. 102

¿Qué material necesito? • Tableros de 10, tres por persona. 3 • Caja de sorpresas de cada estudiante. Coloque de 15 a 30 objetos dentro, como cuentas, fichas o semillas. Pautas para evaluar Utilice una lista de cotejo en la que se muestren diferentes aspectos del conteo y registre cuáles dominan.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

• Es posible que al usar los tableros dejen casillas vacías en uno y empiecen a utilizar otro. Si bien hacerlo no constituye un error, puede causarles problemas al comparar las cantidades. • También es probable que coloquen más de un objeto en una casilla.

¿Cómo extender? • Pregunte cuántos objetos hay en total en las dos cajas.

7. Junta 20

p. 68-69

¿Qué busco?

¿Qué material necesito?

• Que encuentren diferentes maneras de descomponer el 20.

¿Cómo guío el proceso? • Comente las estrategias utilizadas para encontrar los totales. Registrar los números en cada tarjeta en su cuaderno les ayuda, por un lado, a no perder la cuenta al contar y, por otro, a empezar a establecer un vínculo entre el sobreconteo y la suma. • Observe las estrategias que utilizan para comparar las cantidades y coméntelas en sesión plenaria. Pregúnteles cómo saben cuándo un número se pasó del 20 y cómo identifican el que está más cerca. • En la segunda parte conviene invitarlos a buscar distintos procedimientos y compararlos. Para el registro en el cuaderno, se da libertad para que escriban las cuatro cantidades que suman 20, o el total de las tres cartas y la cantidad faltante. • Conviene enfatizar que las cantidades registradas deben, en total, ser 20 y para asegurarse es indispensable revisar la respuesta para verificar. • Conviene registrar al final varios grupos de números que sumen 20. Use una hoja de rotafolio para que las cantidades se muestren en un lugar visible para los estudiantes. • Al utilizar los tableros de 10, es posible que algunos cuenten las casillas vacías en los tableros, mientras otros pueden seguir contando y utilizar los dedos o bien comparar directamente los totales. Aproveche para preguntar cómo saben si una cantidad es mayor que otra, cuando se tienen los símbolos numéricos. • En la segunda parte ellos decidirán si quieren usar los tableros de 10. Si no es así y observa dificultades, indíqueles usarlos. • En Cuaderno de Trabajo resuelva problemas de suma y resta, y encuentre diferentes maneras de descomponer el 20. ¿Cómo apoyar? • Oriéntelos a usar algún método para registrar el conteo (señalar de alguna manera los elementos que ya se contaron) y proporcióneles tiras de números. • Trabaje sólo con dos tarjetas, o bien las tarjetas del 1 al 5.

110

CT p. 102

• Tarjetas número-colección. 1 • Tablero de 10, al menos dos por persona.3 • Semillas o fichas. Pautas para evaluar Pida a cada estudiante explicar en su cuaderno, con un dibujo, diagrama o párrafo, cómo puede saber si los puntos en las cartas suman 20. De esta manera se tendrá un registro escrito de estrategias. Al evaluar Cuaderno de Trabajo, verifique que los estudiantes dominan la descomposición del número 20.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • Pida que completen a números mayores que 20 y, como estrategia, utilicen el complemento a 20.


Conocimiento del Medio Apartado 3. ¿Qué cubre el cuerpo de los animales?

Lt p. 49 / CT p. 127

¿Cómo guío el proceso?

Pida a los alumnos observar a los animales y relacionarlos con lo que cubre su cuerpo. Posteriormente, solicíteles dialogar con sus compañeros y exponer sus argumentos respecto a la clasificación que hicieron. En plenaria compartan sus hallazgos. Con las imágenes de los animales del Recortable 2 hagan esta misma clasificación. Para registrar sus agrupaciones guíelos en el trabajo con gráficas, tablas u otras formas que ellos propongan. Plantee preguntas a los alumnos para que formulen sus argumentos de clasificación. ¿Cómo apoyar?

Pregunte a los niños si han tocado la piel de los animales y dedique un espacio para que compartan sus experiencias con sus compañeros. Pídales llevar materiales que tengan similitud con la piel de los animales para que todos los toquen. Puede pedir a los niños que, acompañados de un adulto, toquen algún animal y escriban en su cuaderno lo que percibieron. Pautas para evaluar

Observe si los niños son capaces de aplicar criterios de clasificación diferentes a los propuestos. Verifique que comprenden las agrupaciones como un conjunto que comparte rasgos similares. Valore las argumentaciones de los alumnos respecto a sus propuestas de clasificación. Apartado 4. Animales domésticos y su cuidado

Lt pp. 50-51 - CT p.127

¿Cómo guío el proceso?

Una vez que los alumnos hayan realizado la primera actividad de la página 50, organice una discusión en la cual expliquen por qué eligieron ciertos animales. Hablar de los animales que son domésticos y silvestres da una nueva oportunidad para poner en práctica nuevos criterios de clasificación. Guíe a los alumnos para comprender que un criterio para agrupar animales es que son domésticos o silvestres (como agrupaciones antagónicas). Respecto a las actividades de la página 51, en caso de que un niño no conviva con algún animal doméstico, pídale pensar en familiares que tengan uno y comentar las acciones que realizan para cuidarlo o imaginar qué cuidados necesitan. El Círculo de diálogo tiene la finalidad de abordar las cuestiones éticas que fundamentan nuestra responsabilidad en el cuidado de los animales con los que convivimos. Las respuestas variarán en función del contexto natural y social de los niños. ¿Cómo extender?

Coloquen en espacios del aula y la escuela, o incluso de la comunidad, carteles elaborados por los alumnos (con colores sobre papel extendido) acerca del cuidado de los animales domésticos y silvestres, así como de las normas de higiene de los animales domésticos en la casa y la calle. Pautas para evaluar

Verifique si los alumnos distinguen a los animales domésticos de los silvestres. Escuche las opiniones de los niños sobre las razones por las que los seres humanos somos responsables del cuidado de los animales domésticos y, si hacen alusión a la dependencia que algunos animales tienen hacia los cuidados que les proporcionamos. Apartado 5. Integro mis aprendizajes

Lt p. 52 / CT p. 127

¿Cómo guío el proceso?

Se sugiere que los alumnos trabajen en parejas las actividades de este apartado, a fin de establecer los cuidados de un animal doméstico como resultado de una actitud de responsabilidad. Es importante que durante el juego de memorama con las imágenes de los animales del Recortable 2, los niños mencionen las características del animal con base en los criterios estudiados (color, lo que cubre su cuerpo y si son domésticos o silvestres). Pautas para evaluar

Escuche con atención los argumentos de los alumnos sobre el cuidado de los animales domésticos; y las descripciones de los alumnos al enunciar las características de los animales, mismas que sientan las bases para la clasificación. Apartado 6. Lo que aprendí

Lt p.53 - / CT p. 127

¿Cómo guío el proceso?

En este apartado se incluyen dos actividades de clasificación de las imágenes de los animales del Recortable 2 en función de los criterios trabajados en la secuencia didáctica. Es importante revisar que los niños tengan claro el criterio de selección que utilizarán, así como los cuidados que necesitan los animales domésticos. Pautas para evaluar

Verifique si los alumnos clasifican a los animales de acuerdo con los criterios propuestos. Registre si requieren apoyo para identificar las características para clasificar. Valore el tipo de cuidados que logran escribir en torno a los animales domésticos y si muestran un avance significativo con respecto a lo abordado en la secuencia.

111


Conocimiento del Medio Primer Grado

BLOQUE 1. Me conozco y conozco el lugar donde vivo

Lt pp.54-61 / CT pp. 129 - 134

Secuencia didáctica 6 Mis actividades diarias Eje temático

Tema

Aprendizaje esperado

Cultura y vida social

Interacciones con el entorno social

Identifica actividades cotidianas que realiza en su casa y en la escuela, la distribución de responsabilidades y la organización del tiempo.

Propósito Que los alumnos identifiquen las actividades que realizan diariamente en la casa y la escuela para que puedan reconocer la importancia de organizar y distribuir el tiempo Planeación general

Sesión

Apartado

¿Qué busco?

Materiales

1

1. Lo que pienso

Que los alumnos expresen sus ideas iniciales en relación con las actividades que realizan y el momento del día en el que las hacen.

2

2. Mis actividades en la escuela

Que los alumnos reconozcan algunas actividades cotidianas que realizan en la escuela y en qué momento las hacen.

3

3. El orden de las actividades

Que los alumnos ordenen cronológicamente algunas actividades cotidianas para organizar el tiempo.

• • • •

4

4. Los días de la semana

Que los alumnos identifiquen qué días de la semana son de trabajo y cuáles son de descanso para que lo vinculen con la organización del tiempo.

• Tarjetas con los nombres de los días de la semana.

5. Integro aprendizajes

Que los alumnos planeen algunas actividades en una semana para que lo vinculen con la organización del tiempo.

• Calendario mensual. • Reloj.

5

6. Lo que aprendí

mis

Cuentos. Imágenes de secuencias de eventos. Tijeras. Pegamento.

Que los alumnos reflexionen por qué es importante organizar las actividades diarias. Apartado 1. Lo que pienso

Lt p.54 / CT p. 129

¿Cómo guío el proceso?

Antes de resolver las preguntas de la página, invite a los alumnos a describir a los niños de las imágenes. Haga alusión a que todos tienen rasgos físicos diferentes y derecho a satisfacer sus necesidades de igual forma. Aproveche las imágenes para brindar a los alumnos algunas experiencias temporales. Invítelos a responder las preguntas propuestas de manera oral. En la segunda pregunta, pídales mencionar cómo saben en qué momento del día los niños realizan esas actividades y en qué se fijaron para determinarlo. Seguramente relacionarán las imágenes con los momentos del día en los que ellos hacen esas actividades y tendrán razonamientos como “los niños tienen pijama, así que puede ser que sea por la mañana al levantarse o por la noche antes de acostarse”. Pautas para evaluar

Identifique si los alumnos reconocen los momentos del día en los que se realizan las actividades representadas y si tienen noción de dónde se llevan a cabo, si en la casa o en la escuela. Apartado 2. Mis actividades en la escuela

Lt pp.55-56 / CT p. 129

¿Cómo guío el proceso?

Para trabajar con la página 55, pida a los alumnos que elijan una entre todas las cosas que hacen en la escuela y expliquen por qué les gusta o no. Es conveniente preguntarles cómo podrían modificarse las actividades que no les gustan para que resulten agradables; esto favorecerá en ellos el desarrollo de la argumentación. Mediante el trabajo con la página 52 se busca que los niños reconozcan que sus actividades en la escuela y fuera de ella tienen diferentes propósitos: aprender, divertirse y ejercitarse. La finalidad es que los niños construyan una noción sobre la organización de las actividades como preámbulo para la comprensión de la organización del tiempo. Pautas para evaluar

Identifique si los alumnos dibujaron actividades con las características señaladas y si expusieron razones para explicar si éstas les gustan o no. Constate además el uso de referentes temporales al explicar los resultados de sus actividades 112


Apartado 3. El orden de las actividades

Lt pp. 57-58 / CT p. 131

¿Cómo guío el proceso?

Para iniciar con el desarrollo de este apartado, pida a los alumnos que mencionen en orden cronológico algunas de las actividades que realizan en cualquier momento del día, por ejemplo, al salir de la escuela o antes de comer. Si lo considera pertinente, usted también puede decirles en orden cronológico algunas de sus actividades. A continuación, pídales resolver la actividad de la página 57. Apóyelos promoviendo la observación de las imágenes para que les sea más fácil identificar los referentes temporales. Antes de iniciar a trabajar con la página 58, reflexione con los alumnos acerca de algunas de las actividades cotidianas que realizan en el día, y póngales algunos ejemplos como lavarse los dientes, ayudar en casa, jugar con amigos y ver la televisión. Propicie que ubiquen éstas en función del momento del día en que las realizan: mañana, tarde o noche. Al compartir qué sucedería si hicieran las actividades de manera desordenada, invítelos a poner ejemplos como “si al bañarme, primero me mojo, después me seco y al final me enjabono…”. Escuche sus comentarios al respecto y dialogue con ellos acerca de la importancia de realizar las actividades ordenadamente. Al finalizar solicite a los alumnos realizar en casa la actividad de la página 58, referente a qué hacen con su familia los fines de semana. ¿Cómo extender?

Lea a los alumnos pequeños cuentos y pídales que dibujen los eventos más importantes en el orden en que ocurrieron. Además, pueden ordenar frases o recortar y pegar imágenes de secuencias de eventos. Pautas para evaluar

Identifique si los alumnos pueden ordenar cronológicamente los acontecimientos de las actividades presentadas en el libro y en sus dibujos.

Educación Socioemocional EDUCACIÓN SOCIOEMOCIONAL Dimensión: Autorregulación

CT p. 143

Habilidad: Metacognición

Indicadores de logro: Reconoce, con apoyo de un mediador, los pasos que siguió en la resolución de un problema y las emociones asociadas a este proceso.

5. Piénsalo dos veces

Materiales: Xilófono,barra de tono, campana, triángulo, cuenco o tambor. Dos carteles con 10 imágenes de diferentes objetos. Es importante que los objetos no se repitan ni pertenezcan a una sola categoría; deben ubicarse en desorden en el cartel. Campana, triángulo o tambor, reloj para medir el tiempo.

Pida a los alumnos que se sienten en postura de cuerpo de montaña. Toque un instrumento (durante un minuto) y solicite a los niños que levanten la mano cuando el sonido se deje de escuchar. Compartir. Solicite a varios niños que completen la frase siguiente: “Me gusta aprender porque…”. – Solicite a sus alumnos observar en silencio las imágenes de uno de los carteles durante 10 segundos y memorizar el mayor número de objetos hasta que suene la campana. Después haga sonar el instrumento y retire el cartel. Solicite a sus alumnos mencionar los objetos que recuerdan. – Guíe una plática en la que los estudiantes expliquen qué técnicas utilizaron para memorizar los objetos; por ejemplo, observarlos y encontrar categorías para agruparlos: “seres vivos, objetos de la escuela, colores...”. Puede plantear preguntas como: ¿cómo memorizaste los objetos?, ¿consideras que fue una actividad fácil o difícil, y por qué?, ¿qué pudiste haber hecho diferente para que obtuvieras un mejor resultado?, ¿cómo te sentiste cuando ya se terminaba el tiempo? Destaque las mejores estrategias para memorizar objetos. —Repita la actividad con el otro cartel. Comunidad de diálogo. Con base en la actividad anterior, pida a sus alumnos que comparen su rendimiento en el primer intento por memorizar los objetos respecto al segundo. Plantee las siguientes preguntas: ¿mejoró su rendimiento en el segundo intento?, ¿cómo mejoró?, ¿cómo se sintieron al terminar el tiempo en la segunda actividad?, ¿fue más fácil o más difícil? • Concluya con la siguiente reflexión: “todas las tareas o los problemas para los cuales nos tomamos un tiempo para reflexionar y evaluar se afrontan de una manera más serena. Es importante estar consciente de los procesos del pensamiento”. • Mencione algunos ejemplos de situaciones cotidianas en las cuales puedan detenerse a pensar lo que van a hacer antes de actuar.

113


Lengua Materna. Español Primer Grado

SEMANA 13 Aprendamos a leer y escribir

LT. p. 75 / CT p. 53

Lotería de objetos y animales ¿Cómo guío el proceso? Utilice la “Lotería de objetos y animales” de las Tiras recortables Primer grado para que los niños jueguen. De acuerdo con las características de su grupo, puede decidir jugar en equipos de tres, en parejas o individualmente. Este juego puede realizarlo en diferentes momentos del curso; es una forma de que los niños vayan fortaleciendo la identificación de la relación sonoro-gráfica, amplíen el repertorio de letras y palabras, al tiempo que conviven y generan vínculos entre ellos.

Proyecto: Recomendamos un cuento Etapa 3. Escribimos la recomendación Actividad 1. Dictamos la recomendación

LT. p. 76 / CT p. 54

¿Cómo guío el proceso? Repase con los niños los aspectos que debe incluir la recomendación que escribirán. Pida que comiencen a dictarle el texto, de manera ordenada y por turnos. Pregúntales cómo iniciar la recomendación; ayúdeles con ideas como: Les recomendamos leer el libro… porque...: El grupo de 1.º B les recomienda el libro... Recuerde incluir las ideas que habían acordado. Escriba lo que los niños dicten sin cambiar nada. Seguramente quedarán ideas repetidas o cosas que no se entienden bien. Esta es la primera versión del texto, por eso no se preocupe por los errores. Luego podrán revisar y mejorar el texto. Deje el texto a la vista en una cartulina.

Actividad 2. Revisamos la recomendación

LT. p. 76 / CT p. 54

¿Cómo guío el proceso? Lea el borrador de la recomendación que hicieron en la actividad anterior. Pregunte si es necesario modificar algo, si están seguros de que invita a leer el libro elegido. Puede hacer sugerencias sobre cómo mejorar el texto, si es necesario. Utilice los signos de puntuación y explique a los niños por qué se escribe un punto o una coma, en cada caso. Relea las veces que se requiera hasta que queden satisfechos con la recomendación. Si tiene acceso a una computadora, puede mostrar a sus alumnos cómo escribir con un procesador de textos y las ventajas que tiene emplear esa herramienta para revisar, corregir, aumentar o quitar partes de un texto.

Actividad 3. Hacemos la versión final

LT. p. 76 / CT p. 54

¿Cómo guío el proceso? En parejas, pida que realicen un dibujo de la parte del cuento que más les gustó, para acompañar la recomendación. Pase en limpio la recomendación, mientras ellos realizan el dibujo. Una vez listos los dibujos, péguelos en la cartulina donde escribió la recomendación. Salgan del salón y decidan el lugar donde colocarán la recomendación.

Actividad 4. Compartimos lo aprendido

LT. p. 76 / CT p. 54

¿Cómo guío el proceso? Cuando tengan la versión final de la recomendación, pida a los niños que la coloquen en un lugar de la escuela donde la comunidad escolar pueda leerla.

Tiempo de leer

LT. pág. 77

“Compañerismo” ¿Cómo guío el proceso? Lea el título del cuento a los niños y pregunte de qué tratará. Si observa dificultad para entender la palabra “compañerismo”, aclare primero su significado con el apoyo de los alumnos. Después de leer el cuento, pida que le digan lo que entendieron, ayudándolos en la interpretación del final, mediante la relectura de los diálogos entre Guy y Jacinto. Invítelos a narrar experiencias propias en las que hayan apoyado o se hayan sentido apoyados por un amigo. Para finalizar, organice una búsqueda de cuentos que aborden el tema de la amistad en la biblioteca escolar. Abra un espacio para que los niños revisen los libros, sus portadas, contraportadas, ilustraciones, así como otros indicadores textuales que les permitan inferir su contenido. Léales uno o dos cuentos que sean de su interés para corroborar sus anticipaciones.

116


Matemáticas BLOQUE 1

pp. 61-73 CT pp. 97 - 106 Trayecto 8 Hasta 30 Organizadores curriculares

Eje temático

Número, álgebra y variación.

Tema

Aprendizajes esperados • Lee, escribe y ordena números naturales hasta 100. • Resuelve problemas de suma y resta con números naturales menores que 100..

Número, adición y sustracción.

Propósito y descripción del trayecto Se aumenta el rango numérico para incluir números hasta 30. Por una parte se profundiza en el conteo, trabajando con distintos agrupamientos, explorando ventajas y desventajas de cada uno y utilizándolos para comparar cantidades. Se proponen diversas actividades que ayudan a reconocer la invariancia de la cardinalidad, a través del uso de distintas representaciones: objetos concretos, dibujos y símbolos. Se trabaja con la serie numérica, de forma ascendente y descendente en representaciones que sirven como antecedente para la recta numérica. Por otro lado, se continúa con actividades que implican juntar cantidades y trabajar con situaciones de cambio en las que se agregan o quitan elementos, pero en esta ocasión se introducen los signos “+” y “-”. Se invita a representar un mismo número de distintas maneras, incluyendo, en particular, su descomposición en sumandos. El trayecto en su conjunto contribuye a que los estudiantes identifiquen las ventajas de utilizar agrupamientos para contar y establece una primera distinción entre el conteo y la suma como operación.

Tiempo de realización El trayecto se integra por once lecciones, las cuales se sugiere desarrollar en trece sesiones de 50 minutos.

8.El dormilón 2

p. 70

CT pp. 103 - 104

¿Qué busco?

¿Qué material necesito?

• Que asocien los símbolos “+” y “-” para comunicar situaciones de cambio.

• Tarjetas número-colección. 1 • Tarjetas con los símbolos “+” y “-”. • Una caja de sorpresas por estudiante. • Hasta 30 fichas (u otros objetos como pastas o semillas) para cada uno.

¿Cómo guío el proceso? • Pregunte si conocen los símbolos “+” y “-”, en qué contextos los han visto y para qué sirven. • Para modelar las actividades, pida que una pareja pase al frente y haga un primer ejercicio de manera que el grupo pueda observar. • Al inicio, los estudiantes deben decidir cuántas fichas meter en su caja. Note las estrategias que usan para asegurarse de que sea la misma cantidad para ambos e invítelos a verificar antes de seguir con la actividad. • Resalte la importancia de verificar que al final ambos tengan la misma cantidad de fichas. Oriéntelos a efectuar esta verificación de distintas maneras como colocar las fichas alineadas. • En Cuaderno de Trabajo resuelva problemas de suma y resta, asociando los símbolos + y - para comunicar situaciones de cambio. • Lea el recuadro informativo y subraye lo que considere importante: Restar significa quitar, es la diferencia entre dos números. Éste es el signo de menos, se emplea cuando quitas, separas o disminuyes y tendrás menos elementos. El resultado de la resta se llama diferencia. 10 – 4 = 6 diferencia. ¿Cómo apoyar? • Utilizar menos de 10 fichas al inicio.

Pautas para evaluar Utilice una rúbrica para registrar diferentes acciones involucradas en la actividad (conteo, seguir contando, usar los símbolos “+” y “-”, correctamente) e indique si las llevan a cabo en ocasiones, frecuentemente o siempre.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

¿Cómo extender? • El dormilón puede intentar adivinar lo que el despierto hizo con sus fichas e indicar las acciones con tarjetas. Otra opción es que el despierto haga dos acciones y use las tarjetas para dar instrucciones al dormilón.

117


Matemáticas 9. Diez y más

Primer Grado

¿Qué busco? • Que trabajen con la estrategia de completar una decena al sumar dígitos cuyo total es mayor que 10. ¿Cómo guío el proceso? • Los tres ejemplos que se muestran sirven únicamente como guía para construir la estrategia. Es necesario que, después de trabajarlos, se propongan otras actividades en las que se aplique muchas veces el procedimiento. Por ejemplo, en parejas sacar dos cartas y escribir en el cuaderno, cuando el total sea mayor o igual que 10, las dos sumas correspondientes. En un caso se suman las cantidades que indican los puntos y en la otra uno de los sumandos es 10. • Resuelva en Cuaderno de Trabajo problemas donde utilizan como estrategia la decena como estrategia para sumar dos números, cuyo resultado es mayor que diez. ¿Cómo apoyar? • Proponga el uso de material concreto (fichas, cuentas o pastas) para formar las cantidades indicadas en las cartas y después acomodarlas en tableros grandes de 10.

10. Uvas en mi plato ¿Qué busco? • Que descompongan una cantidad menor a 30 en dos sumandos. ¿Cómo guío el proceso? • Oriente a los estudiantes a encontrar muchas respuestas y hágales ver que en Matemáticas puede haber muchas respuestas correctas para un problema. Deben verificar sus respuestas, asegurándose de que el total es 16. • Conviene, si es adecuado para el grupo, introducir el uso del signo “+” para representar las respuestas, aunque no es indispensable hacerlo. • En plenaria, registren las diferentes respuestas de manera organizada. Deberán encontrar un criterio para escribirlas en orden, por ejemplo de menor a mayor en el primer sumando (1 + 15, 2 + 14, 3 + 13, etcétera). • Pregunte si encuentran patrones en las sumas. Por ejemplo, podrían notar que al aumentar una cantidad la otra disminuye. • Es recomendable comentar los casos en los que todas las uvas son verdes o moradas. Aunque en sentido estricto el problema dice “algunas uvas”, guíelos a ampliarlo para considerar también esas posibilidades y representarlas con números (16 y 0). • Resuelva Cuaderno de Trabajo las actividades propuestas. ¿Cómo apoyar? • Se puede proponer una cantidad menor y utilizar material concreto.

11. Treinta ¿Qué busco? • Que utilicen diferentes representaciones para el número 30, incluyendo la descomposición en sumandos. • Que trabajen con diferentes ideas vistas en la trayectoria: conteo, agrupamientos y descomposición. ¿Cómo guío el proceso? • Es importante pedir a los estudiantes que representen el 30 de muchas maneras. Podrán registrar solamente algunas en su libro, pero conviene que en su cuaderno registren las otras. • A diferencia del problema anterior, en el que la cantidad se descompone sólo en dos grupos, en este caso es factible que haya más grupos o sumandos para representar el 30. • Conviene, si es adecuado para el grupo, introducir el uso del signo “+” para representar algunas de las respuestas, aunque no es indispensable hacerlo. • Deben verificar cada una de sus respuestas, asegurándose de que representan el 30. • Resuelva en cuaderno de Trabajo las actividades utilizando diferentes representaciones para los números propuestos. ¿Cómo apoyar? • Haga sugerencias para tener más representaciones. Es posible usar monedas y también encontrar diferentes agrupaciones con material concreto. • Se puede proponer una cantidad menor si presentan errores de conteo.

118

p. 71

CT p. 105

¿Qué material necesito? • Tarjetas número-colección (opcional). • Fichas, cuentas o pastas (opcional). Pautas para evaluar Observe si utilizan conocimientos acerca de parejas de números que suman 10. Aplique una coevaluación y solicite que en la puesta en común, argumenten las respuestas.

¿Qué errores comunes puedo encontrar? ¿Cómo extender? • Dominada la estrategia empleando los tableros de 10, es factible prescindir de éstos. Se puede preguntar cuánto falta al primer sumando para completar 10 y cuánto más debe sumarse para encontrar el total. Es importante que este trabajo no sea prematuro y se lleve a cabo sólo después de haber tenido muchas oportunidades de practicar con el material concreto y los dibujos.

p. 72

CT p. 106

¿Qué material necesito? • Objetos de dos diferentes colores que representen uvas (opcional). Pautas para evaluar • Elabore tarjetas con números de respuestas correctas (dos respuestas, tres, etcétera) y registre en ellas los nombres de quienes lograron ese número de respuestas. • En la evaluación del Cuaderno de Trabajo verifique que los alumnos comprenden que cualquier número se puede descomponer al expresarlo con dos o más sumas.

¿Qué errores comunes puedo encontrar?

• Respuestas que no cumplan con el criterio del problema (sumar 16).

¿Cómo extender? • Conviene repetir la actividad muchas veces, con diferentes cantidades.

p. 67

CT p. 106

¿Qué material necesito? • Material concreto como fi chas, cubos, semillas.

Pautas para evaluar Los registros de los alumnos sirven para efectuar una evaluación formativa sobre lo que han aprendido acerca del conteo y los números hasta 30. Aplique en cuaderno de Trabajo una heteroevaluación y registre los avences de sus estudiantes.

¿Qué errores comunes puedo encontrar? • Representaciones diferentes a 30.

¿Cómo extender? • Pregunte cuántos objetos hay en total en las dos cajas.


Conocimiento del Medio Apartado 4. Los días de la semana

Lt p. 59 / CT p. 132

¿Cómo guío el proceso?

Previamente, elabore tarjetas en las que escriba los nombres de los días de la semana. Inicie la sesión pidiendo a los alumnos que mencionen los días de la semana, pegue las tarjetas en el pizarrón en el orden en el que los niños los mencionan. Pida a algún voluntario que pase al pizarrón y ordene las tarjetas, iniciando por el lunes. Explíquele que no hay problema si hay algún error, que entre todos lo apoyarán; de esta forma se creará un clima de confianza. Permita a los niños escribir los nombres de los días de la semana en el libro. Antes de que coloreen los que asisten a la escuela y los de descanso, pídales identificarlos en las tarjetas del pizarrón. Guíelos preguntando, por ejemplo, cuáles son los días de “fin de semana”. Propicie que los alumnos dibujen las actividades que realizan estos días, a partir de lo que escribieron en su cuaderno como parte de su tarea. ¿Cómo extender?

Comente con los alumnos que para muchas personas los fines de semana no son de descanso, que existen diversos trabajos que se realizan durante estos días. Pídales que comenten a qué personas han visto trabajar los fines de semana (por ejemplo, los bomberos, los policías, los agricultores y quienes atienden las granjas). Invítelos a dibujar a algunas de estas personas en su cuaderno. Pautas para evaluar

Verifique si los alumnos identifican los días de la semana en los que asisten a la escuela y los que son de descanso (fin de semana). Identifique si conocen el orden de los días de la semana y si distinguen el tipo de actividades que suelen realizar entre semana, en contraste con el sábado y el domingo. Apartado 5. Integro aprendizajes

Lt p. 60 / CT p. 133

¿Cómo guío el proceso?

Pregunte a los niños si saben qué es una agenda. Escuche sus ideas y retroaliméntelos. Después invítelos a consultar la sección Mis nuevas palabras y proporcióneles algunos ejemplos. Se espera que los alumnos identifiquen y registren por lo menos una actividad cotidiana que realizarán por día la siguiente semana, organizadas cronológicamente; pueden ser en su casa o en la escuela. Para complementar esta actividad, pídales encerrar la actividad que consideran más importante y dibujarla en una hoja. Para ello, oriente a los alumnos con preguntas como ¿por qué esta es la actividad más importante? Una variante es pedir a los alumnos que den seguimiento a su agenda durante la semana, de forma que puedan observar y reconocer cuáles actividades realizaron y cuáles les faltan por hacer. Al final de la semana, puede preguntarles qué actividades les gustaron más, cuáles no y qué podrían hacer para mejorarlas. Al finalizar, recuerde pedir a los alumnos guardar su trabajo en la Carpeta de actividades. ¿Cómo apoyar?

Si los alumnos tienen problemas para identificar actividades y relacionarlas con los días, usted puede guiar el llenado de la agenda mediante preguntas que se ajusten a las actividades que se realizan en su escuela durante la semana. ¿Cómo extender?

Como actividad complementaria y permanente se sugiere colocar un calendario mensual y pegarlo en algún lugar visible del salón de clases. Anote en el calendario las efemérides y actividades escolares del mes, por ejemplo: Revolución Mexicana y Exposición de dibujos del Día de Muertos. Diariamente pida a alguno de los alumnos que pase al calendario y ponga una al día en que se encuentran. Pregúnteles, por ejemplo, ¿qué día es hoy?, ¿qué día fue ayer?, ¿qué día será mañana?, ¿qué hiciste ayer? y ¿qué actividad tienes planeada para mañana? De ser posible, coloque un reloj en el salón de clases y, aunque no es el propósito de la secuencia interpretar la hora en el reloj, mencione a los niños la hora del día en la que realizan algunas actividades significativas, por ejemplo, el recreo, la clase de educación física, etcétera; y señale las manecillas del reloj cada vez que lo haga. De esta forma se continuarán dando experiencias para la construcción de la noción de temporalidad. También puede decirles cuánto tiempo durará una actividad, por ejemplo, “deberán terminar el dibujo en veinte minutos”, y señalar dónde estará la manecilla del reloj transcurridos los veinte minutos, o “cuando la manecilla del reloj llegue al cuatro, termina el tiempo”. Pautas para evaluar

Valore si los alumnos ordenan secuencialmente sus actividades cotidianas en su agenda semanal. Identifique si reconocen el orden de los días de la semana y el uso de referencias temporales cuando hacen la descripción de las actividades.

119


Conocimiento del Medio Apartado 6. Lo que aprendí

Lt p. 61 / CT p. 134

Primer Grado

¿Cómo guío el proceso?

Con esta actividad se espera que los alumnos reflexionen en torno a la importancia de realizar diferentes actividades a lo largo de la semana. Para ello, se presentan imágenes de diferentes actividades realizadas por niños y niñas. Para lograr el objetivo de la actividad, inicialmente promueva que los alumnos describan las imágenes, de tal manera que puedan reconocer y diferenciar las actividades. Usted puede aprovechar también las imágenes para trabajar con los alumnos similitudes y diferencias con respecto a sus propias actividades. Trabaje en plenaria las preguntas propuestas. Destaque aspectos relacionados con los momentos del día, la organización del tiempo y la necesidad de ordenar las actividades. Pautas para evaluar

En las respuestas que ofrecen a las preguntas, revise si reconocen la relevancia de organizar las actividades y si las vinculan con determinados momentos del día.

Educación Socioemocional EDUCACIÓN SOCIOEMOCIONAL Dimensión: Autorregulación

CT p. 144 - 146

Habilidad: Expresión de las emociones

Indicadores de logro: Reconoce el efecto de las emociones en su conducta y en sus relaciones con los demás.

6. Cuando me siento…

Materiales: Xilófono,barra de tono, campana, triángulo, cuenco o tambor. Cuento de literatura infantil para trabajar las emociones (algunos títulos se mencionan en el artículo titulado “50 cuentos para trabajar las emociones con los niños”, disponible en la página web “Rejuega”). Música clásica (Bach, Beethoven, Mozart, Händel, Vivaldi) que favorezca la relajación y concentración (opcional)..

Pida a los alumnos que se sienten en postura de cuerpo de montaña. Toque un instrumento (durante un minuto) y solicite a los niños que levanten la mano cuando el sonido se deje de escuchar. Compartir. Pida a varios niños que completen la frase siguiente: “Algo que me da miedo es…”. – Reúna a los alumnos en círculo y lea en voz alta el cuento que elija o invente. Puede narrar la historia de un personaje que experimente emociones ante determinada situación. Al terminar la lectura se realizará una puesta en común a partir de algunas de las preguntas siguientes: ¿quién era el personaje principal?, ¿qué sintió cuando...?, ¿por qué se sintió...?, ¿qué hizo cuando se sintió...?, ¿cómo se sintieron los demás ante su conducta?, ¿pudo actuar diferente? Solicite a los niños que se sienten en postura de cuerpo de montaña y que recuerden una situación en la que se hayan sentido enojados, tristes o con miedo. Pida que experimenten esa situación como si la estuvieran viviendo por primera vez. Pregunte: ¿qué sucedió?, ¿cómo se sintieron?, ¿qué hicieron?, ¿cuáles fueron las consecuencias de su conducta?, ¿cómo afectó su comportamiento a los demás? Los alumnos responderán estas preguntas de manera personal, por lo que no es necesario que compartan sus respuestas. – Pregunte a los niños que, si teniendo en cuenta la situación que vivieron, algunos cambiarían su respuesta ante la emoción; invítelos a compartir por qué lo harían. Comunidad de diálogo. Pida a los niños que respondan las preguntas siguientes: ¿qué aprendieron?, ¿cómo lo podrían aplicar en su vida?

120

Profile for parvulograduados

Lengua materna español - planificación (Bloque 1)  

Lengua materna español - planificación (Bloque 1)  

Advertisement