Page 1

SARMIENTO ENERO DE 2014 PARROQUIA C/ Real 30, CP 11600 Telf. 956460288 NTRA. SRA DE parroquiaubrique@gmail.com www.parroquiaubrique.es LA O UBRIQUE Una Iglesia en salida

En la Palabra de Dios aparece permanentemente este dinamismo de «salida» que Dios quiere provocar en los creyentes. Abraham aceptó el llamado a salir hacia una tierra nueva (cf. Gn 12,1-3). Moisés escuchó el llamado de Dios: «Ve, yo te envío» (Ex 3,10), e hizo salir al pueblo hacia la tierra de la promesa (cf. Ex 3,17). A Jeremías le dijo: «Adondequiera que yo te envíe irás» (Jr 1,7). Hoy, en este «id» de Jesús, están presentes los escenarios y los desafíos siempre nuevos de la misión evangelizadora de la Iglesia, y todos somos llamados a esta nueva «salida» misionera. Cada cristiano y cada comunidad discernirá cuál es el camino que el Señor le pide, pero todos somos invitados a aceptar este llamado: salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio. La alegría del Evangelio que llena la vida de la comunidad de los discípulos es una alegría misionera. La experimentan los setenta y dos discípulos, que regresan de la misión llenos de gozo (cf. Lc 10,17). La vive Jesús, que se estremece de gozo en el Espíritu Santo y alaba al Padre porque su revelación alcanza a los pobres y pequeñitos (cf. Lc 10,21). La sienten llenos de admiración los primeros que se convierten al escuchar predicar a los Apóstoles «cada uno en su propia lengua» (Hch 2,6) en Pentecostés. Esa alegría es un signo de que el Evangelio ha sido anunciado y está dando fruto. Pero siempre tiene la dinámica del éxodo y del don, del salir de sí, del caminar y sembrar siempre de nuevo, siempre más allá. El Señor dice: «Vayamos a otra parte, a predicar también en las poblaciones vecinas, porque para eso he salido» (Mc 1,38). Cuando está sembrada la semilla en un lugar, ya no se detiene para explicar mejor o para hacer más signos allí, sino que el Espíritu lo mueve a salir hacia otros pueblos. La Palabra tiene en sí una potencialidad que no podemos predecir. El Evangelio habla de una semilla que, una vez sembrada, crece por sí sola también cuando el agricultor duerme (cf. Mc 4,26-29). La Iglesia debe aceptar esa libertad inaferrable de la Palabra, que es eficaz a su manera, y de formas muy diversas que suelen superar nuestras previsiones y romper nuestros esquemas. La intimidad de la Iglesia con Jesús es una intimidad itinerante, y la comunión «esencialmente se configura como comunión misionera».Fiel al modelo del Maestro, es vital que hoy la Iglesia salga a anunciar el Evangelio a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco y sin miedo. La alegría del Evangelio es para todo el pueblo, no puede excluir a nadie. Así se lo anuncia el ángel a los pastores de Belén: «No temáis, porque os traigo una Buena Noticia, una gran alegría para todo el pueblo» (Lc 2,10). El Apocalipsis se refiere a «una Buena Noticia, la eterna, la que él debía anunciar a los habitantes de la tierra, a toda nación, familia, lengua y pueblo» (Ap 14,6). Papa Francisco. 1

Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium


FECHAS A TENER EN CUENTA -Solemnidad de la Epifanía del Señor: 5 de Enero: Misa en el Convento 20 h. 6 de Enero: Misa en el Jesús a las 10 h. Misa en la Parroquia a las 12 h. -Reunión de Catequistas de todos los niveles el 7 de Enero a las 20:30 h. -Cultos a San Sebastián, Patrón de Ubrique: Solemne Triduo durante los días 16, 17 y 18 de Enero. A las 20 h. En la Parroquia. 19 de Enero: Solemne Eucaristía y procesión claustral con la reliquia de San Sebastián. -Formación de catequistas, agentes de pastoral y hermandades: 21 de Enero, 20:30 h. Conferencia de D. Lorenzo Morant Pons, Licenciado en Sagrada Escritura, sobre “La Biblia en la vida de la Parroquia”. -Cursillo Prebautismal: 20 Enero, 20:30 h. -Cursillo Prematrimonial: 27 al 31 de Enero a las 20:30 h. -Exposición del Santísimo Sacramento A partir del 9 de Enero, todos los Jueves, día eucarístico, se expondrá el Santísimo Sacramento en la Parroquia a partir de las 19 h. Para la adoración de los fieles. Se terminará con la bendición y a continuación la misa, como es habitual a las 20 h.

SAN SEBASTIÁN PATRON DE UBRIQUE

Nació en Narbona (Francia) en el año 256, pero se educó en Milán. Cumplía con la disciplina militar, pero no participaba en los sacrificios paganos por considerarlos idolatría.

Como cristiano, ejercitaba el apostolado entre sus compañeros, visitando y alentando a otros cristianos encarcelados por causa de su religión. Acabó por ser descubierto y denunciado al emperador Maximiano, quien lo obligó a escoger entre poder ser soldado o seguir a Jesucristo. El santo escogió seguir a Cristo. Decepcionado, el emperador le amenazó de muerte, pero Sebastián se mantuvo firme en su fe. Enfurecido, le condenó a morir asaeteado. Los soldados del emperador lo llevaron al estadio, lo desnudaron, lo ataron a un poste, y lanzaron sobre él una lluvia de saetas, dándolo por muerto. Sus amigos se acercaron y, al verlo todavía con vida, lo llevaron a casa de una noble cristiana romana llamada Irene esposa de Cástulo, que lo mantuvo escondido y le curó las heridas hasta que quedó restablecido. Sus amigos le aconsejaron que se ausentara de Roma, pero Sebastián se negó rotundamente. Se presentó ante el emperador, quien, desconcertado, lo daba por muerto, y le reprochó enérgicamente su conducta por perseguir a los cristianos. Maximiano mandó que lo azotaran hasta morir, y los soldados cumplieron esta vez sin errores la misión, tirando su cuerpo en un lodazal. Los cristianos lo recogieron y lo enterraron en la Vía Apia, en la célebre catacumba que lleva el nombre de San Sebastián. Murió en el año 288. El culto a San Sebastián es muy antiguo y está muy extendido; es invocado contra la peste y contra los enemigos de la religión, y además es llamado "el Apolo cristiano" ya que es uno de los santos más reproducidos por el arte en general. Su fiesta se celebra el 20 de enero y ha estado siempre unida a la de san Fabián, en la festividad de los Santos Mártires. 2


La Adoración del Santísimo Sacramento La divina Presencia real del Señor, éste es el fundamento primero de la devoción y del culto al Santísimo Sacramento. Ahí está Cristo, el Señor, Dios y hombre verdadero, mereciendo absolutamente nuestra adoración y suscitándola por la acción del Espíritu Santo. No está, pues, fundada la piedad eucarística en un puro sentimiento, sino precisamente en la fe. Otras devociones, quizá, suelen llevar en su ejercicio una mayor estimulación de los sentidos –por ejemplo, el servicio de caridad a los pobres–; pero la devoción eucarística, precisamente ella, se fundamenta muy exclusivamente en la fe, en la pura fe sobre el Mysterium fidei («præstet fides supplementum sensuum defectui»: que la fe conforte la debilidad del sentido; Pange lingua). Por tanto, «este culto de adoración se apoya en una razón seria y sólida, ya que la Eucaristía es a la vez sacrificio y sacramento, y se distingue de los demás en que no sólo comunica la gracia, sino que encierra de un modo estable al mismo Autor de ella. El culto eucarístico siempre es de adoración. Aún la comunión sacramental implica necesariamente la adoración. Esto lo recuerda el Santo Padre Benedicto XVI en Sacramentum Caritatis cuando cita a san Agustín: “nadie coma de esta carne sin antes adorarla…pecaríamos si no la adoráramos” (SC 66). En otro sentido, la adoración también es comunión, no sacramental pero sí espiritual. Si la comunión sacramental es ante todo un encuentro con la Persona de mi Salvador y Creador, la adoración eucarística es una prolongación de ese encuentro. Adorar es una forma sublime de permanecer en el amor del Señor. Por tanto, vemos que la adoración no es algo facultativo, optativo, que se puede o no hacer, no es una devoción más, sino que es necesaria, es dulce obligación de amor. El Santo Padre Benedicto XVI nos recordaba que la adoración no es un lujo sino una prioridad. Quien adora da testimonio de amor, del amor recibido y de amor correspondido, y además da testimonio de su fe. En nuestra Parroquia de Ubrique, Jesús nos espera en el Sagrario todos los días de 9 a 13 h. Y de 17 a 20:30 h. Además, a partir del 9 de Enero, se expondrá todos los Jueves del año el Santísimo Sacramento a partir de las 19 h. Hasta la hora de la Eucaristía a las 20 h. Misas por los difuntos La Tradición constante de la Iglesia, que se remonta a los primeros años del cristianismo, confirma la fe en el Purgatorio y la conveniencia de orar por nuestros difuntos. San Agustín, por ejemplo, decía: «Una lágrima se evapora, una rosa se marchita, sólo la oración llega hasta Dios». Tal y como establece la liturgia en nuestra Parroquia se pueden celebrar misas por nuestros hermanos fallecidos todos los días del año excepto los Domingos y Solemnidades (Inmaculada, Navidad, Epifania, Asunción…), en los templos donde ese día haya culto. Para ello basta con acudir a la Sacristía o al despacho Parroquial y apuntar la intención. 3


LECTURAS RECOMENDADAS Para este mes de Enero recomendamos estos dos libros. A parte del provecho espiritual personal, serán el referente para nuestra actividad pastoral a lo largo de todo el año, no solo a nivel parroquial, sino a nivel diocesano como ha pedido nuestro obispo. -Evangelio para cada día 2014.

-Exhortación apostólica Evangelii gaudium del Papa Francisco. Ambos libros están disponibles en la Parroquia.

Las cuentas claras Ya tiene el equipo de Economía de la Parroquia disponibles las cuentas del año 2013 de nuestra Parroquia. En breve serán expuestas en el Consejo Parroquial y en el tablón de anuncios de la Parroquia. Aún así queremos hacer mención aquí de algunas de las iniciativas llevadas a cabo en los dos últimos meses para conseguir fondos para el arreglo de las puertas: -

Rifa de la Cesta de Navidad: Zambomba 8 de Diciembre: 3.405, 01 € Lotería de Navidad: Peregrinación a Sevilla:

Gracias por la colaboración. 4

Hoja Parroquial "Sarmiento" (Enero 2014)  

Hoja Parroquial "Sarmiento" (Enero 2014)

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you