Page 1

Miércoles, 6 de enero del 2010 ( EPIFANÍA ) Solemnidad de la Epifanía del Señor, en la que se recuerdan tres manifestaciones del gran Dios y Señor nuestro Jesucristo: en Belén, Jesús niño, al ser adorado por los Magos; en el Jordán, bautizado por Juan, al ser ungido por el Espíritu Santo y llamado Hijo de Dios por el Padre; y en Caná de Galilea, donde manifestó su gloria transformando el agua en vino en unas bodas (elog. del Martirologio Romano).

Primera lectura, Is 60, 1-6: ¡Levántate, brilla, Jerusalén, que llega tu luz; la gloria del Señor amanece sobre ti! Mira: las tinieblas cubren la tierra, la oscuridad los pueblos, pero sobre ti amanecerá el Señor, su gloria aparecerá sobre ti; y caminarán los pueblos a tu luz; los reyes al resplandor de tu aurora. Levanta la vista en torno, mira: todos ésos se han reunido, vienen a ti: tus hijos llegan de lejos, a tus hijas las traen en brazos. Entonces lo verás, radiante de alegría; tu corazón se asombrará, se ensanchará, cuando vuelquen sobre ti los tesoros del mar y te traigan las riquezas de los pueblos. Te inundará una multitud de camellos, los dromedarios de Madián y de Efá. Vienen todos de Sabá, trayendo incienso y oro, y proclamando las alabanzas del Señor. Salmo 71: "Se postrarán ante ti, Señor, todos los reyes de la tierra." Segunda lectura, Ef 3, 2-6: "Ahora ha sido revelado que también los gentiles son coherederos."

Evangelio, Mt 2, 1-12: Jesús nació en Belén de Judá en tiempos del rey Herodes. Entonces, unos Magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: "¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo". Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó, y todo Jerusalén con él; convocó a los sumos pontífices y a los letrados del país, y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: "En Belén de Judá, porque así lo ha escrito el profeta: "Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judá; pues de ti saldrá un jefe que será el pastor de Lunes, 8 de diciembre del 2008 (INMACULADA CONCEPCIÓN) mi pueblo Israel"". Entonces Herodes llamó en secreto a los Magos, para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles: "Id y averiguad cuidadosamente qué hay del niño, y, cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo". Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y de pronto la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Y habiendo recibido en sueños un oráculo para que no volvieran a Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino. Número de las Cuentas Corrientes Parroquiales abiertas en CajaCanarias: 1) Para rehabilitación del templo : 2065 0083 26 1400083070 2) Cuenta Ordinaria: 2065 0083 27 1400001290 MI PARROQUIA: Hoja parroquial de uso interno. Ejemplar gratuito.

MI PARROQUIA SANTO DOMINGO DE GUZMÁN CARMELITAS DESCALZOS Avda. Tres de Mayo, 38 - Santa Cruz de Tenerife www.parroquiadesantodomingo.org Año XVII - Nº 395 - Viernes 1, domingo 3, y miércoles 6 de enero del 2010

ORACIÓN PARA EL NUEVO AÑO Señor, haz de mí un instrumento de tu paz: donde haya odio, que yo lleve el amor; donde haya ofensa, que yo lleve el perdón; donde haya discordia, que yo lleve la unión; donde haya duda, que yo lleve la fe; donde haya error, que yo lleve la verdad; donde haya desesperación, que yo lleve la esperanza; donde haya tristeza, que yo lleve la alegría; donde haya tiniebla, que yo lleve la luz. Oh, maestro, haz que yo nunca busque ser consolado, sino consolar; ser comprendido, sino comprender; ser amado, sino amar. Porque es dando como se recibe; es perdonando, como se es perdonado; y muriendo se resucita a la vida eterna. Amén. San Francisco de Asís,(atribuida)

E VO O NU Ñ A Z FELI 2010


L I T U R G I A D O M I N I C A L Y FE STI VA ( C i c l o C ) Viernes, 1 de enero del 2010 ( STA.MARIA MADRE DE DIOS )

Domingo, 3 de enero del 2010 ( 2º DE NAVIDAD )

Iniciamos un nuevo año y nos felicitamos deseándonos un feliz año nuevo.- Dios también nos felicita con su bendición y nos bendice y nos concede su favor y su paz (1ª Lect.); nos hace sus hijos en su Hijo, nacido de mujer (2ª Lect.). María, la mujer agraciada por Dios, recibe la visita de los pastores y conserva todas las cosas en su corazón (Evang.).

Cristo, sabiduría de Dios.- Las tres lecturas convergen hacia un único anuncio: Dios cercano al hombre.- La Sabiduría desde el principio habitó en medio del pueblo de Dios (1ª Lect.).- La Sabiduría, la Palabra de Dios, plantó su tienda entre nosotros (Evang.).- Dios nos ha hecho sus hijos adoptivos de Dios para alabanza de la gloria de su gracia (2ª Lect.).

Primera lectura, Num 6,22-27: El Señor habló a Moisés: "Di a Aarón y a sus hijos: Ésta es la fórmula con que bendeciréis a los israelitas: "El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor. El Señor se fije en ti y te conceda la paz". Así invocarán mi nombre sobre los israelitas, y yo los bendeciré."

Primera lectura, Eclo 24, 1-2. 8-12: "Desde el principio, antes de los siglos, me creó, y no cesaré jamás."

Salmo 147: "La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros." Segunda lectura, Ef 1, 3-6. 15-18:

Salmo 66: "El Señor tenga piedad y nos bendiga." El Señor tenga piedad y nos bendiga, / ilumine su rostro sobre nosotros; / conozca la tierra tus caminos, / todos los pueblos tu salvación. R. Que canten de alegría las naciones, / porque riges el mundo con justicia, / riges los pueblos con rectitud / y gobiernas las naciones de la tierra. R. Oh Dios, que te alaben los pueblos, / que todos los pueblos te alaben. / Que Dios nos bendiga; que le teman / hasta los confines del orbe. R.

Segunda lectura, Gal 4,4-7: Hermanos: Cuando se cumplió el tiempo, envió Dios a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la Ley, para rescatar a los que estaban bajo la Ley, para que recibiéramos el ser hijos por adopción. Como sois hijos, Dios envió a nuestros corazones al Espíritu de su Hijo que clama: "¡Abbá! (Padre)." Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si eres hijo, eres también heredero por voluntad de Dios.

Evangelio, Lc 2,16-21: En aquel tiempo, los pastores fueron corriendo a Belén y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que les habían dicho de aquel niño. Todos los que lo oían se admiraban de lo que les decían los pastores. Y María conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. Los pastores se volvieron dando gloria y alabanza a Dios por lo que habían visto y oído; todo como les habían dicho. Al cumplirse los ocho días, tocaba circuncidar al niño, y le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción.

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en la persona de Cristo con toda clase de bienes espirituales y celestiales. Él nos eligió en la persona de Cristo, antes de crear el mundo, para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor. Él nos ha destinado en la persona de Cristo, por pura iniciativa suya, a ser sus hijos, para que la gloria de su gracia, que tan generosamente nos ha concedido en su querido Hijo, redunde en alabanza suya. Por eso yo, que he oído hablar de vuestra fe en el Señor Jesús y de vuestro amor a todos los santos, no ceso de dar gracias por vosotros, recordándoos en mi oración, a fin de que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, os dé espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo. Ilumine los ojos de vuestro corazón, para que comprendáis cuál es la esperanza a la que os llama, cuál la riqueza de gloria que da en herencia a los santos.

Evangelio, Jn 1, 1-18: En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. La Palabra en el principio estaba junto a Dios. Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho. En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió. La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre. Al mundo vino, y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron. Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre. Éstos no han nacido de sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios. Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.

Mi Parroquia nº 395  

Los primeros Evangeliso del año que comienza.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you