Issuu on Google+

COMPENDIO DE LA IGLESIA CATÓLICA

EL PAPA NOS HA DICHO…

LA PROFESIÓN DE LA FE CRISTIANA: EL CREDO

1. “Dios no se revela mediante el poder y la riqueza del mundo, sino mediante la debilidad y la pobreza: ‘Siendo rico, se hizo pobre por vosotros…’. Cristo, el Hijo eterno de Dios, igual al Padre en poder y gloria, se hizo pobre”.

JESUCRISTO PADECIÓ BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO, FUE CRUCIFICADO, MUERTO Y SEPULTADO

2. “Dios no hizo caer sobre nosotros la salvación desde lo alto, como la limosna de quien da parte de lo que para el es superfluo con aparente piedad filantropica. ¡El amor de Cristo no es esto!”.

115. ¿Cuál fue la actitud de Jesús hacia el Templo de Jerusalén? Jesús fue acusado de hostilidad hacia al Templo. Sin embargo, lo veneró como «la casa de su Padre» (Jn 2, 16), y allí impartió gran parte de sus enseñanzas. Pero también predijo la destrucción del Templo, en relación con su propia muerte, y se presentó a sí mismo como la morada definitiva de Dios en medio de los hombres. 116. ¿Contradijo Jesús la fe de Israel en el Dios Único y Salvador? Jesús nunca contradijo la fe en un Dios único, ni siquiera cuando cumplía la obra divina por excelencia, que realizaba las promesas mesiánicas y lo revelaba como igual a Dios: el perdón de los pecados. La exigencia de Jesús de creer en Él y convertirse permite entender la trágica incomprensión del Sanedrín, que juzgó que Jesús merecía la muerte como blasfemo. 117. ¿Quién es responsable de la muerte de Jesús? La pasión y muerte de Jesús no pueden ser imputadas indistintamente al conjunto de los judíos que vivían entonces, ni a los restantes judíos venidos después. Todo pecador, o sea todo hombre, es realmente causa e instrumento de los sufrimientos del Redentor; y aún más gravemente son culpables aquellos que más frecuentemente caen en pecado y se deleitan en los vicios, sobre todo si son cristianos.

Rema mar adentro Hoja Parroquial

Parroquia El Salvador (Alcalá la Real) parroquiaelsalvador.alcalalareal Nº 79

9 marzo 2014

parroquiasalvadoralcala@gmail.com DOMINGO I CUARESMA

Mensaje para la Cuaresma 2014

AGENDA PARROQUIAL ◘Lunes 10:  19h: Grupo de Cáritas ◘Martes 11:  17h: Catequesis padres 1º  No hay misa ◘Miércoles 12:  19h: Exposición del Santísimo  20h: Misa  20:30h: Catequesis adultos ◘Jueves 13:  17h: Formación de catequistas  20h: Misa  20:30h: Grupo de matrimonios ◘Viernes 14:  20h: Misa  20:30h: Via Crucis por las calles de nuestro barrio (Agrupación de Cofradías) ◘Sábado 15:  20h: Misa ◘Domingo 16: Domingo II Cuaresma  11:30h: Misa  17h: Retiro parroquial de Cuaresma  20h: Misa

1ª Lectura ǀ Génesis (2, 7-9; 3, 1-7)

El Señor Dios modeló al hombre de arcilla del suelo, sopló en su nariz un aliento de vida, y el hombre se convirtió en ser vivo. El Señor Dios plantó un jardín en Edén, hacia oriente, y colocó en él al hombre que había modelado. El Señor Dios hizo brotar del suelo toda clase de árboles hermosos de ver y buenos de comer; además, el árbol de la vida, en mitad del jardín, y el árbol del conocimiento del bien y el mal. La serpiente era el más astuto de los animales del campo que el Señor Dios había hecho. Y dijo a la mujer: ¿Cómo es que os ha dicho Dios que no comáis de ningún árbol del jardín? La mujer respondió a la serpiente: Podemos comer los frutos de los árboles del jardín; solamente del fruto del árbol que está en mitad del jardín nos ha dicho Dios: "No comáis de él ni lo toquéis, bajo pena de muerte." [….]

Salmo 50 R. Misericordia, Señor, hemos pecado

2ª Lectura ǀ Romanos (5, 12-19)

Hermanos: Lo mismo que por un hombre entró el pecado en el mundo, y por el pecado la muerte, y así la muerte pasó a todos los hombres, porque todos pecaron. Porque, aunque antes de la Ley había pecado en el mundo, el pecado no se imputaba porque no había Ley. A pesar de eso, la muerte reinó desde Adán hasta Moisés, incluso sobre los que no habían pecado con una trasgresión como la de Adán, que era figura del que había de venir. Sin embargo, no hay proporción entre el delito y el don: si por la trasgresión de uno murieron todos, mucho más, la gracia otorgada por Dios, el don de la gracia que correspondía a un solo hombre, Jesucristo, sobró para la multitud. Y tampoco hay proporción entre la gracia que Dios concede y las consecuencias del pecado de uno: el proceso, a partir de un solo delito, acabó en sentencia condenatoria, mientras la gracia, a partir de una multitud de delitos, acaba en sentencia absolutoria.

Evangelio ǀ Mateo (4, 1-11) En aquel tiempo, Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu para ser tentado por el diablo. Y después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, al fin sintió hambre. El tentador se le acercó y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en panes. Pero él le contestó, diciendo: Está escrito: "No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios." Entonces el diablo lo lleva a la ciudad santa, lo pone en el alero del templo y le dice: Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: “Encargará a los ángeles que cuiden de ti, y te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras." Jesús le dijo: También está escrito: "No tentarás al Señor, tu Dios." Después el diablo lo lleva a una montaña altísima y, mostrándole los reinos del mundo y su gloria, le dijo: Todo esto te daré, si te postras y me adoras. Entonces le dijo Jesús: Vete, Satanás, porque está escrito: "Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto." Entonces lo dejó el diablo, y se acercaron los ángeles y le servían.


NUESTRA GRAN TENTACIÓN La escena de “las tentaciones de Jesús” es un relato que no hemos de interpretar ligeramente. Las tentaciones que se nos describen no son propiamente de orden moral. El relato nos está advirtiendo de que podemos arruinar nuestra vida, si nos desviamos del camino que sigue Jesús. La primera tentación es de importancia decisiva, pues puede pervertir y corromper nuestra vida de raíz. Aparentemente, a Jesús se le ofrece algo bien inocente y bueno: poner a Dios al servicio de su hambre. “Si eres Hijo de Dios, manda que estas piedras se conviertan en panes”. Sin embargo, Jesús reacciona de manera rápida y sorprendente: “No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de boca de Dios”. No hará de su propio pan un absoluto. No pondrá a Dios al servicio de su propio interés, olvidando el proyecto del Padre. Siempre buscará primero el reino de Dios y su justicia. En todo momento escuchará su Palabra. Nuestra necesidades no quedan satisfechas solo con tener asegurado nuestro pan. El ser humano necesita y anhela mucho más. Incluso, para rescatar del hambre y la miseria a quienes no tienen pan, hemos de escuchar a Dios, nuestro Padre, y despertar en nuestra conciencia el hambre de justicia, la compasión y la solidaridad. Nuestra gran tentación es hoy convertirlo todo en pan. Reducir cada vez más el horizonte de nuestra vida a la mera satisfacción de nuestros deseos; hacer de la obsesión por un bienestar siempre mayor o del consumismo indiscriminado y sin límites el ideal casi único de nuestras vidas. Nos engañamos si pensamos que ese es el camino a seguir hacia el progreso y la liberación. ¿No estamos viendo que una sociedad que arrastra a las personas hacia el consumismo sin límites y hacia la autosatisfacción, no hace sino generar vacío y sinsentido en las personas, y egoísmo, insolidaridad e irresponsabilidad en la convivencia? ¿Por qué nos estremecemos de que vaya aumentando de manera trágica el número de personas que se suicidan cada día? ¿Por qué seguimos encerrados en nuestro falso bienestar, levantando barreras cada vez más inhumanas para que los hambrientos no entren en nuestros países, no lleguen hasta nuestras residencias ni llamen a nuestra puerta? La llamada de Jesús nos puede ayudar a tomar más conciencia de que no sólo de bienestar vive el hombre. El ser humano necesita también cultivar el espíritu, conocer el amor y la amistad, desarrollar la solidaridad con los que sufren, escuchar su conciencia con responsabilidad, abrirse al Misterio último de la vida con esperanza.

José A. Pagola

¡APÁRTAME Y LLÉVAME A TI, SEÑOR! Para la revisión de vida a) ¿Hemos comenzado a meditar en la seriedad que tienen en nuestra vida ciertas decisiones que poco a poco nos han apartado del bien y de la vida? (decisiones por lo injusto, lo falso, lo violento, etc.). b) Consideramos que la presencia de pecados en la sociedad es producto de nuestras elecciones equivocadas, o culpamos sistemáticamente a otros como a los únicos responsables de ese mal? (fuerzas políticas, económicas, culturales, “mala suerte”, etc.) c) ¿Hasta dónde estaríamos dispuestos a cambiar nuestras decisiones: llegaríamos a preferir lo difícil a lo agradable, lo que nos compromete a lo que nos deja tranquilos? d) Como discípulos de Cristo, ¿imitamos su fortaleza ante las constantes tentaciones que se nos ofrecen en todos los ambientes de la vida personal y comunitaria?

¡Quiero jugar en terreno limpio y sin piedra Recorrer aquellos caminos que no conducen a peligro alguno Disfrutar de aquellos valles que no sean excesivamente profundos Más, Tú, Señor, con o sin mi permiso, te lo digo: ¡APÁRTAME, SEÑOR! No me dejes en la tentación de lo fácil No dejes que, mi vida, sea un trayecto de mínimos No permitas que, ante las dificultades, me repliegue por cobardía, el qué dirán o vergüenza. ¡APÁRTAME, SEÑOR! Porque Tú lo sabes, aspiro a tener aunque mil veces te diga que lo importante es “ser” Porque disfruto recibiendo más que ofreciendo Porque, el ser perdonado, siempre me resulta más gratificante y hasta menos duro ante los ojos de los demás que, ir por ahí, yo perdonando. ¡APÁRTAME, SEÑOR! Llévame a un lugar donde pueda estar conmigo mismo Donde Tú puedas habitar conmigo En el que, cara a cara, puedas colocar a Dios con la misma fuerza, que Tú lo tienes clavado en tu corazón. ¡APÁRTAME, SEÑOR! Porque tengo miedo a dejarme llevar por la corriente del “todo vale” Porque tengo miedo a perder de vista el horizonte la bandera de la Pascua ondea Porque, simplemente Señor, pocos me hablan de Ti…y muchos dicen no conocerte.


Rma 79 9mar2014