Issuu on Google+

Septiembre de 2013

Luz y vida Parroquia de Santa Lucía, Campeche Mensaje del Párroco: P. Joaquín López ¡Queridos hermanos y hermanas! El Año de la Fe pretende ser un impulso y una renovación de la fe cristiana. Y a unos cuantos meses podemos aprovechar el impulso que viene de Dios para reanimarnos a pesar del desgaste de un mundo complicado y confuso en muchos aspectos. Entre el cansancio y la fe hay una relación. La fe es la raíz de una vitalidad que proviene de Dios, pero que impulsa nuestros buenos proyectos, o mejor dicho, nuestros proyectos insertos en el gran proyecto de su salvación. A nosotros nos cuesta quizá aceptar que el proyecto de Dios nos salva, porque ni sentimos ni estamos convencidos de necesitar la salvación. Hay una cierta soberbia, quizá ciega, en la cultura actual respecto a este tema hondo de la condición humana. Lo cierto es que desde la fe, los cristianos católicos podemos responder mejor a los desafíos de hoy, porque la acción viene de Dios, y su mirada alcanza a distinguir con más profundidad y misericordia aquello que nos afecta. La fe implica un mirar conjunto entre Dios y el hombre, y esta mutua implicación expande la mirada del creyente, la hace más aguda, la vuelve una mirada inteligente y cargada de misericordia. La paz en el mundo a partir de la controversia con Siria debe de llevar a una seria reflexión sobre el miedo de los países. Miedo que se traduce en la hechura inmoral de armas altamente dañinas, en la comercialización de las mismas, en la prepotencia de un poder que quiere perpetuarse, etc. La movilización de maestros también tiene algo de absurdo. ¿Por qué movilizarse cuando todavía no se ha cometido ninguna injusticia? Tememos un país en manos de maestros mediocres pero que puede generar desequilibrio y violencia; así como también tememos a un sistema político que puede ejecutar sus proyectos de modo corrupto. Que Dios bendiga nuestro mundo y a través de María a nuestra patria.


El texto en el contexto P. Joaquín López Otro camino para entrar en el significado de la Palabra de Dios es visualizar el texto en su contexto. El texto es lo que está escrito, lo que se lee, por ejemplo, Lc 15, 11: Había un hombre que tenía dos hijos… En cambio, el contexto es lo que no se ve, pero se supone; es la circunstancia o circunstancias que rodean al texto; aquello que motivó a que se enseñara lo que se enseñó, y que se escribiera de la forma en que se hizo. Por ejemplo, san Lucas escribió una hermosa parábola sobre un padre y dos hijos, pensando no sólo en las enseñanzas de Jesús, sino también en una o unas comunidades a las que se quería enseñar. En esa parábola se asoma el problema de las comunidades: parece que los escribas y fariseos se sienten los justos de Israel, pero también parece que los pecadores públicos después de abrazar la fe en Jesús se sienten más que los judíos (Lc 15, 1 y 2). Y la parábola presenta a ambas gentes como necesitadas de conversión. De este modo, el texto que tomamos no puede ser entendido a la ligera, pensando sólo lo que me dice a mí en ese momento. Debemos ser más bien cautelosos, y tratar de mirar primero el texto en su contexto, para saber qué quiso enseñar el que lo escribió, precisamente en la circunstancia en la que se encontraba él y la gente a la que le escribió. El contexto no viene descrito normalmente por el texto, sino más bien insinuado por él; por eso, descubrirlo requiere de un buen esfuerzo. Es parecido al esfuerzo que hace un buen policía que se encuentra en el lugar del delito, ve lo que ha ocurrido y se esfuerza por entender ¿quién fue?, ¿por qué motivo ocurrió?, ¿cómo lo hizo? La reconstrucción del contexto es mejor hacerla con un poco de ayuda (la del Espíritu Santo, y la formación que nos ofrece la Iglesia). Por otra parte, el contexto no se puede reconstruir totalmente. (Continuará)

2


Nuestras actitudes cuentan Roberto Zamarrón G. “Es más fácil hacer leyes que gobernar” dijo alguna vez el escritor ruso L. Tolstoi, y vaya si tenía razón. En el mundo vemos hoy con preocupación, como la ausencia de valores y capacidades políticas, pretende ser suplantada con leyes cada vez más controvertidas y alejadas de las aspiraciones de los pueblos a quienes deberían servir. El Papa Francisco ha dicho que: “Cuando el hombre piensa sólo en sí mismo, en sus propios intereses y se pone en el centro, cuando se deja fascinar por los ídolos del dominio y del poder, cuando se pone en el lugar de Dios, entonces altera todas las relaciones, arruina todo; y abre la puerta a la violencia, a la indiferencia, al enfrentamiento.” (Homilía Jornada de Oración por la Paz. Plaza de San Pedro 7 de septiembre 2013). Parecería que este sombrío panorama no le incumbe a nuestra comunidad parroquial; que los conflictos mundiales y nacionales están muy lejos de nuestro apacible Campeche; y que en todo caso, estos temas no nos atañen y corresponde tratarlos a otros sectores de la sociedad. En estos días que la Iglesia nos ha invitado a reflexionar sobre nuestra fe, bien valdría la pena examinar nuestro comportamiento como cristianos; preguntarnos en qué medida nuestras actitudes han contribuido a que los ambientes familiares, sociales, políticos e incluso religiosos, se hayan convertido en escenarios de intereses particulares que alteran la paz. Muchos protestan hoy ante algunas medidas, que revelan la carencia de capacidades en nuestros dirigentes; pero se nos olvida que muchas veces por conveniencia propia, porque es un familiar, un conocido o simplemente porque nos cae bien, los hemos apoyado para ocupar esos puestos. La Verdad del Evangelio es una sola, no admite relativismos ni medias verdades; la justicia y la honestidad en una sociedad son posibles, pero para aflorar necesitan nacer primero en nuestros corazones, dispuestos a renunciar a nuestros intereses y a los falsos ídolos del dominio y el poder.

3


Frases Celebres "La verdad no se determina mediante un voto de la mayoría". Card. Joseph Ratzinger

Avisos Parroquiales del mes Reuniones Parroquiales Escuela Parroquial Año de la Fe 

13 Septiembre 8:00 pm Anexo Parroquial. Tema: La Fe nos Une.

27 Septiembre 8:00 pm Anexo Parroquial. Tema: La Fe que se Comunica.

Horario de Oficina: Martes a Viernes de 9 a 13 hrs. y de 17 a 20 hrs. Sábado de 9 a 12 hrs.

Septiembre 17—8:00 pm Reunión de Consejo. 19—5:00 pm Sectores Sn Joaquín y Guadalupano. 20—8:00 pm Preparación Semana de la Familia. 24—8:00 pm Reunión EPAF. 26—5:00 pm Sectores Sn Fco. Javier y Sn Felipe. 1 y 15 Octubre 8:00 pm Reunión de Consejo.

https://www.facebook.com/parroquia.santalucia.1

parroquiadesantalucia@outlook.com

ANUNCIATE AQUÍ Hermano comerciante!! Con un pequeño donativo mensual publicamos tu anuncio. Si deseas anunciarte en DESCUENTO DEL 50% nuestra página web. Ayúdanos a mantener esta publicación y promueve tu negocio. Tel: 81-51419 Fecha de Válido hasta: expiración:

4

00/00/00 15/Nov/2013


Luz y Vida 7