Page 1


e encanta ver regresar los tractores de las fincas cargados de racimos o aceitunas. Si atiendes bien y bajas la voz puedes escuchar un clamor que sale de los remolques y que dice con voz de uvas o de olivas: «Mira qué bien fructificamos gracias a las manos que nos cuidaron y al cielo que llenó nuestra vida con su lluvia y con su sol». Los labradores deberíais pasear el fruto de vuestro trabajo por las calles del pueblo antes de dejar uvas y aceitunas en las cooperativas o en las almazaras, los racimos brillando como de sol y las olivas primero verdes y negras luego, como si quisieran repetir los colores de la bandera de la tierra. Aun siendo ricas las aceitunas en el aperitivo y las uvas en el postre, pero la mayoría de ellas han de dejarse exprimir para transformarse en aceite o en buen vino. Les pasa como a las personas. El trabajo exprime las horas de quien trabaja y les saca el jugo de la vida, porque con ese estrujarse del hombre y la mujer se logra el sustento de la familia y se experimenta el gozo de poder decir: «con estas manos lo hice; con estos pies busqué desde mi profesión el pan de mis hijos y el servicio a los hombres; con este pensar y este hacer doy de vivir a los míos y se prolonga mi apellido en la tierra.

El vino, si se le trata bien, mejora con el tiempo; el aceite resiste bien el paso de los años y se deja llevar lejos para curar heridas y mejorar el comer de quienes tengan Xavier Ilundain, S.I. la suerte de dar con él. Así han de ser las personas también listas para ir a donde las necesiten –cerca o lejos–, con deseo de curar, de alimentar, de acompañar las fiestas principales de las gentes regando de color blanco o tinto, nunca de negro, el encuentro de los amigos y las familias. Ahora que miro desde Madrid a la que ha sido mi tierra durante seis años no puedo reprimir un primer pensamiento que me nace enseguida: ¡Cuánta vida en esa tierra! He visto en el pueblo y en el colegio crecer las gentes, crecer los niños y los jóvenes, crecer las cosechas, crecer… La vida de un creyente, como la de las plantas de la tierra, es siempre puro crecer. Es decirse cada día: «maña-


na deseo quereros más, ayudaros más y acompañaros mucho». Villafranca es grande en sus habitantes, y en los hijos suyos que se fueron a otras tierras a buscarse la vida, o a dedicarse a los demás desde una vocación sacerdotal, religiosa o misionera. Ese modo de ser de nuestras gentes hay que cuidarlo muy bien. Entran en mi recuerdo personas que me dijeron con orgullo al poco de llegar: «tengo un hijo religioso» o «una sobrina mía es hermana de la Cruz»… Cuando se acerca el domingo de las misiones, el DOMUND, dejadme que pida que de vuestras casas sigan saliendo hijos e hijas que consagran su vida a Dios y a los demás en cualquier lugar de la tierra en el que los necesiten. Esas vocaciones son el fruto más excelente de la tierra y requieren cuidados y amores muy verdaderos. Y termino: marcho de Villafranca con un sueño, el de que todos podamos hablarnos como buenos vecinos aunque pensemos distinto. Eso es posible si se hace un esfuerzo en oír las razones del otro. Esa escucha quita agresividades y es sanadora; y quiero pensar que ese día está amaneciendo ya. Al llegar a Madrid tuve que cambiar mi padrón, pero ¡cómo me gustaría que no me borraran del de Villafranca, amigos!

n este comienzo de curso quiero dirigirme a nuestros jóvenes. La Iglesia, y en concreto nuestra parroquia, os necesita. Echamos en falta vuestra frescura, espontaneidad y alegría, ingredientes necesarios para que seamos una comunidad animada y compartida. Espero que esta revista, titulada precisamente Encuentro, sea un reclamo para todos vosotros. En ella se nos informa de todo lo que ocurre en nuestra parroquia y año tras año un grupo de personas se presta a realizarla. A través de ella podemos enriquecernos conociendo el testimonio de mucha gente que se dedica a los demás desinteresadamente en España y fuera de ella, sobre todo en aquellos lugares donde reina la pobreza. Queridos amigos, estamos ahora en un momento idóneo para colocarnos en la situación adecuada para empezar el curso. Sólo hay que ser dóciles a la llamada de Dios, pues Él nos va moldeando suavemente y siempre nos espera, porque nos quiere a cada uno como somos, es un Padre misericordioso. El fruto de todo ello será la paz interior, riqueza valiosa que Dios nos da y que sólo encontraremos en Él, pues Él es en quien vivimos, nos movemos y existimos. Deseo de todo corazón que el nuevo camino que estamos ya recorriendo sea diferente porque cada uno de nosotros asuma la responsabilidad que debe tener consigo mismo y con los otros, y porque los jóvenes se acerquen a nuestra parroquia para conocerla mejor y participar directamente en sus proyectos. Así, entre todos nos renovaremos como vasos recién salidos de las manos de Dios, nuestro alfarero.

Xavier Ilundain S.I.

Consolación Gómez Delgado.


INTRODUCCIÓN: Sentimos la necesidad de tomar conciencia de que somos una comunidad de fe, que tiene que crecer cada día con sentimiento de familia, y que tenemos que valorar lo que somos y tenemos, sin olvidar nunca la necesidad de mejorar. Como hemos dicho en otras ocasiones, el Plan Pastoral Parroquial debe nacer de la necesidad de trabajar en la comunidad con unos objetivos claros, teniendo en cuenta las necesidades de nuestra gente y partiendo siempre de la realidad. Y la realidad es que contamos con pocos agentes de pastoral, de hecho, los que estamos implicados en tareas en pro de la comunidad parroquial, lo estamos en más de una. Por ello es necesario que, partiendo de la realidad, nuestros objetivos no sean excesivamente «idílicos» o excesivos. Hoy, nuestra sociedad, demanda de los creyentes, una mayor coherencia. No nos debe importar tanto el número, sino el que los miembros de nuestra comunidad parroquial, cada día sean más consecuentes con la fe que dicen tener. Por ello, teniendo en cuenta lo que ya venimos desarrollando en la Parroquia, queremos este curso insistir en: 1.- FORMACIÓN DEL LAICADO En nuestra realidad constatamos una gran falta de formación en muchos aspec-

tos de la vida cristiana, a la vez que cierta falta de humildad que nos hace pensar que estamos ya suficientemente preparados. Esto contrasta con la necesidad que tenemos del sacerdote para todo. - Unirnos, todos los que podamos, a la formación básica de la Diócesis, desde la organización que se realice a nivel de arciprestazgo. (Esta formación va a ser necesaria e imprescindible, en un futuro próximo, para ocupar ciertas responsabilidades en nuestra Iglesia: Hermanos Mayores de Hermandades y Cofradías, ministros extraordinarios de la comunión, etc.) 2.- ALEJADOS Teniendo en cuenta que son muchos los alejados, incluso entre los bautizados, y teniendo en cuenta los medios con que contamos: – Organizar, de una manera evangelizadora, la preparación al sacramento del Bautismo. (Hay que tener en cuenta que el 80% de los que piden el Bautismo para sus hijos, son alejados. Y que cada vez son más los padres, no casados por la Iglesia, los que piden el Bautismo para sus hijos). – Dar los pasos necesarios para crear en nuestra comunidad un grupo de laicos que se responsabilice de la pastoral de la salud. (Cada día son más las personas mayores y enfermos que se sienten alejados de la Iglesia).


l Señor de la vida les bendiga a todos! En el mundo de hoy las noticias vuelan, todo se sabe casi al momento en que las cosas están sucediendo. Como sabrán por la prensa y la televisión el Perú sufrió en el día de ayer uno de los mayores terremotos de los que hasta ahora habían sucedido en la historia de este pueblo. En Lima se sintió fuertemente, fueron dos minutos interminables, donde el caos y el terror se apoderó de todos nosotros, sólo se oían frases como: Dios mío, Corazón de Jesús, hágase tu voluntad, etc. En ese momento me encontraba en un auditorio junto con 400 personas más, todas ellas pertenecientes a la vida religiosa. Celebrábamos el II Seminario Teológico de la Vida Consagrada; de momento algo se movió debajo de nosotros, al principio pensábamos que era un simple temblor a los cuáles estamos acostumbradas, pero seguía y ya empezamos a correr y salir a un gran jardín que había fuera. Enfrente teníamos un tremendo cerro de piedra y arena, el cual se alumbró de forma espantosa, como si de una traca de cohetes se tratara y al mo-

mento todo se silenció. No teníamos comunicación alguna con el exterior ya que no había cobertura en los teléfonos móviles ni fijos; esto ha sido muy criticado a las compañías de telefonía móviles y de fijos, pues han demostrado que sus estructuras tampoco están a la altura de

catástrofes de este tipo y que sólo les interesa vender y ganar plata. Alguien tenía radio y empezó a decir que no había sido un simple temblor sino un terremoto de 7,5 y 7,9 pues tuvo dos momentos. El evento continuó ya que los ponentes eran de prestigio y no podíamos perder la oportunidad de escucharlos, pero claro ya no con el interés que se merecían pues estábamos nerviosas y preocupadas por no saber donde había descargado esa gran masa de electricidad. Gracias a Dios que lo hizo en el mar que


se adentró 48 kilómetros pero que las ciudades de Pisco, Ica, Cañete, Chincha y Nasca habían quedado seriamente afectadas, aún no se hablaba de muertos ni de heridos sólo que había descargado por esa zona del país. Terminadas las charlas nos fuimos a coger el microbús de línea que nos lleva a casa, estábamos muy intranquilas ya que tres de nuestras jóvenes se habían quedado solas en casa, y esperar un sólo minuto al bus nos pareció largísimo. Cuando llegamos fue un compartir los abrazos porque algunas no habían vivido nunca algo tan fuerte pues en los pueblos de donde proceden son de menor escala. Un poquitín más tranquilas nos sentamos en torno al televisor, las imágenes iban siendo cada vez más escalofriantes y las noticias tremendamente alarmantes ¡qué pena e impotencia sentíamos a todo lo que estábamos contemplando: rostros de personas que lo han perdido todo, enfermos con el alta voluntaria pues el estado de todos los hospitales es malísimo, personas en la calle que no tenían donde dormir, testimonios de personas que habían vivido ese momento en sitios donde no podían salir rápido, infinidad de cosas, noticias y acontecimientos que nos apenaban cada vez más. El Presidente de la República, a las pocas horas, aparecía en televisión informando al país del hecho y de sus terribles consecuencias. Suspendiendo las

clases para Primaria y Secundaria por miedo a que los colegios hayan sufrido grandes desperfectos ya que su estado es lamentable. Durante todo el día de hoy las noticias iban subiendo el número de muertos, de heridos, de casas y pueblos totalmente arrasados. No sé puede dar todavía una cifra definitiva ya que siguen apareciendo cadáveres enterrados. Desde las 12 de la noche (7 de la mañana en España) tuvimos llamadas de nuestras familias, de nuestras hermanas de congregación que ya sabían la noticia. Y todos sabemos lo que se siente cuando sabes que hay alguien que quieres o conoces en el lugar donde se desarrollan algún hecho de este tipo. Sentí mucho miedo porque parecía que la tierra se iba a abrir y moriríamos todos bajo ella y en esos momentos piensas en donde estás y sólo puedes llorar y confiar en que sea lo que Dios quiera. El caso es que, como siempre, los pobres son los más afectados porque sus casas no tienen la consistencia para resistir estos ataques de la naturaleza y tam-


poco el país tiene las estructuras necesarias para hacer frente a una catástrofe de tal magnitud. Las personas que han tenido experiencias de terremotos anteriores cuentan que si hubiera sido dando saltos la tierra, en lugar de ser como una especie de fuerte oleaje en lo profundo de ella, la ciudad de Lima hubiera desaparecido y el daño hubiera sido mucho peor. Así y todo también ha habido derrumbes en la Costa Verde y algunas casas de la parte antigua de la ciudad han quedado profundamente dañadas. En un principio hubo peligro de tsunami en el puerto del Callao y de hecho evacuaron a una gran cantidad de personas pero a las pocas horas los expertos desmintieron la noticia. Estimado párroco, lo que siento en estos momentos y quiero que se lo comuniques a toda la comunidad parroquial, es mucho dolor y pena por las personas que, tal vez, anticiparon su partida de esta vida de forma inesperada, y por todas las que se han quedado sin casa, sin familia, sin nada y están, de nuevo a la intemperie

esperando la ayuda solidaria del Gobierno, de nosotros y de otros países para empezar de nuevo. Ya están llegando ayudas de algunos países latinoamericanos y europeos. Es el momento de olvidar las diferencias y dar paso a la ayuda mutua, a poner el hombro, a sentirnos realmente hermanos. Nosotras nos encontramos a tres horas más o menos del epicentro. Gracias a Dios no nos pasó nada pero el susto tardará en salirnos del cuerpo. Ruego al Dios de la Vida que, como siempre, no falte la solidaridad, el compartir lo que tenemos con los que se han quedado sin nada y que las personas afectadas sientan nuestra compañía y nuestra ayuda. Podría seguir contándole mucho más sobre lo sucedido pero no quiero abusar más de su tiempo. Un fuerte abrazo junto con mis oraciones para todos. Hna. Mercedes, hvfc. Aclaración: Esta carta fue escrita apenas veinticuatro horas después de vivir el terremoto. Desde Villafranca se envió 768 euros de la colecta del Día de la Coronada y 3.000 euros de Cáritas Interparroquial.


acer todo lo que esté en nuestras manos para que ninguna persona se quede sin futuro; esta es la meta que nos hemos propuesto todas las personas que cooperamos con CÁRITAS. «VENID BENDITOS DE MI PADRE... PORQUE FUI EXTRANJERO Y ME ACOGISTEIS» Como todo villafranqués ve y sabe, ya están instalados entre nosotros (los inmigrantes) y esto por supuesto trae ventajas e inconvenientes. Las ventajas entre otras son: conocer su cultura, su manera de vivir, etc., nuestros conocimientos se amplían. Y los inconvenientes son los problemas que se nos presentan con las peleas de los jóvenes, la incomodidad de tantos pidiendo por las casas y, cómo no, también hay que decirlo, los robos que se han efectuado, o sea, la desconfianza. Tenemos que ser realistas y sinceros, aquí en Villafranca tenemos censados algo más de 400 inmigrantes y por supuesto entre ellos hay de todo, como nos pasa a nosotros, los villafranqueses. Entre los inmigrantes hay algunos que están echando raíces, se han comprado sus casas y poco a poco se están integrando y hay otros que viven del cuento porque no pueden hacerlo de otra manera.

Algunos paisanos me dirán que los hay que son muy frescos y que han robado, pues efectivamente, si pueden entrar libremente en España y no pueden trabajar, ¿de qué comen y viven? Otros me dirán que algunos ya han aprendido nuestra picaresca, ¡pues claro que sí! todo se aprende en esta vida y lo malo se aprende antes que lo bueno, aprenden lo que ven. Tenemos que reconocer que gracias a ellos las tareas agrícolas de nuestro pueblo se han podido realizar. Pero por suerte hay muchos, como he dicho antes, que se están integrando, son personas muy agradecidas y serviciales, hay un grupo que está en contacto con nosotros que quieren hacer algo por el pueblo que tan bien los han acogido. Ellos tienen en proyecto crear un centro y formar un grupo para hacer trabajos sociales como, por ejemplo, cuidar y acompañar a personas mayores, mantenimiento de algún parque, etc. Ya nos pondremos en contacto con las autoridades para ver qué sería lo mejor. Hay varias cosas en mente y todo esto lo quieren hacer para demostrarnos su agradecimiento, pues, como ellos dicen, solo suenan los rumanos que arman follones o escándalos, pero que también hay un grupo numeroso que no es así, y que están dispuestos a demostrárnoslo (por supuesto altruistamente). Yo estoy seguro de que mi pueblo lo comprende, lo entiende y lo acepta; de hecho lo demuestra a través de Cáritas, cada vez que hacemos una petición se vuelcan con nosotros, el secreto está en que nosotros por desgracia fuimos un


Fue el pasado mes de agosto

Familia rumana.

pueblo de emigrantes y por eso sabemos bien lo que es el tener que salir de tu tierra. Por todo lo expuesto os pido de todo corazón que seamos pacientes, que no juzguemos a la ligera, que nos pongamos en su piel y que, como dice JESÚS, la semilla que cae en tierra buena da frutos. Cáritas, como un instrumento que es de la Iglesia católica, tiene que defender el derecho de las personas a emigrar para mejorar su nivel de vida y conseguir mejores medios económicos. Hay que asumir la defensa pública de los inmigrantes, favoreciendo un cambio de mentalidad social para hacerla más libre, más democrática, más igualitaria. Apostar por una política de integración para ampliar sus horizontes sociales y mejorar su nivel formativo. Pienso que solo estoy exponiendo la realidad que tenemos en nuestro pueblo, ¡claro que hay personas que explotan a los inmigrantes e inmigrantes que no se portan bien! pero, por suerte, la mayoría en ambas partes son personas formales, legales, buenas gentes, o sea, como Dios manda. Ojalá llegue el día en que todos podamos ver la buena armonía que haya entre todos y podamos decir: Tuve sed y me diste de beber, tuve hambre y me diste de comer. Manolo Soler Cáritas Villafranca

n el mes de agosto, coincidiendo con el periodo vacacional de esta publicación, se producía el fallecimiento del sacerdote diocesano don José María Villar Baena. Natural de la localidad extremeña de Feria, Villar Baena cursó sus estudios en el Seminario Diocesano de Badajoz, y fue ordenado sacerdote el 18 de marzo del año 1961. Su primer destino pastoral fue Hornachos, primero como vicario parroquial –de 1961 a 1966– y, posteriormente, como párroco en la misma –desde el 66 hasta 1978–. De la parroquia hornachega es enviado a la de Santa María del Valle, en la cercana localidad de Villafranca de los Barros, donde permanece hasta 1982. En este año, y por motivos de salud, se desplaza a Madrid, donde residirá durante varios años trabajando en varias parroquias de la capital de España. Regresó a la diócesis en el año 1991, como párroco de Higuera de la Serena, hasta 1994, cuando es trasladado a Almendralejo. De nuevo, por motivos de salud, regresa a Madrid, concretamente a Móstoles, donde finalmente falleció.


Desde esta página de nuestra revista «ENCUENTRO», queremos agradecer la presencia entre nosotros del padre Javier Ilundain. El próximo día 5 de Diciembre, en la Parroquia del Valle, tendremos ASAMBLEA de la Cofradía de la Virgen de los Dolores. En dicha asamblea se elegirá la Nueva Junta Directiva. Por tal motivo hasta el 19 de Noviembre pueden presentar las candidaturas en el Despacho Parroquial.

A partir de enero de 2008 se va a organizar en nuestro arciprestazgo la escuela de formación básica cristiana. Está destinada a todos los que quieran formarse como cristianos y para los que quieran crecer más como creyentes. Será de obligado cumplimiento para todos los que deseen ser agentes de pastoral nuevos, es decir, para todos los que deseen ser catequistas y para todas las juntas de gobierno nuevas de hermandades y cofradías. La duración será de dos cursos a dos horas de clases semanales. Ya se indicará el lugar y el día de comienzo, así como la fecha para realizar la matricula.

Durante los últimos años ha pertenecido al Consejo Pastoral de nuestra parroquia y ha participado muchos domingos en la misa de 12:30. Hace pocos días ha marchado a su nuevo destino: Madrid. Le deseamos siempre lo mejor. También queremos dar las gracias a nuestro ayuntamiento por el arreglo y pintura del exterior de nuestro templo parroquial en el pasado mes de mayo. Todos debemos alegrarnos de que el patrimonio religioso de nuestro pueblo se vaya conservando lo mejor posible. Domingo 21 de octubre... Domund 2007 «Dichosos los que creen», celebración que centra las citas del octubre misionero.


a Comunidad de Hermanas Carmelitas de la Caridad de Villafranca quiere unirse a las celebraciones de Acción de Gracias ante la Beatificación de la Madre Sacramento, Apolonia Lizárraga, que junto a otros 499 mártires serán beatificados por el Papa este mes de octubre. Más aún porque la Madre Sacramento fue superiora de la comunidad de Villafranca durante seis años, y muy querida por ellas y por las alumnas de entonces. Con motivo de esa gratitud por la glorificación, se va a celebrar el viernes 26 de octubre, a las 19,30 horas, en el colegio, una charla familiar sobre la Madre Sacramento y posteriormente se procederá a la exposición y bendición del Santísimo Sacramento en la capilla. La comunidad carmelita de Villafranca invita a todos los vecinos a asistir a estos actos que contarán también con una Eucaristía en la Parroquia de Santa María del Valle el sábado 27 a las 20,30 horas.

GRUPO DE ANIMACIÓN LITÚRGICA DE LA PARROQUIA SANTA MARÍA DEL VALLE 1. MARÍA JESÚS BLANCO 2. CHIPI MARTÍNEZ 3. CHOLI GÓMEZ 4. JUAN CARLOS GARCÍA 5. CARMEN HERNÁNDEZ 6. MARI CARMEN RAMÍREZ 7. LAURA DÍEZ 8. MANOLO RODRÍGUEZ 9. CHARO VIÑUELA 10. PAQUITA PAREDES 11. MARI CARMEN AGUADO 12. ANTONIO BLANCO 13. FÁTIMA TRASMONTE 14. LORENZO CADAVAL 15. PEPI ROJAS 16. PACO POLONIO 17. PURI GONZÁLEZ 18. ADOLFO CASTELLANOS 19. CARMEN TRIGO 20. TONI SOTO 21. DOLORES CLARO 22. MANOLITA CLARO 23. ANTONIO LÓPEZ 24. INMACULADA BUGARÍN

COFRADÍA NUESTRO PADRE JESÚS CAUTIVO Y NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTIAS 1. JUAN ROCO, hermano mayor 2. DIEGO DURÁN, vice-hermano mayor 3. ANTONIO VERGARA, secretario 4. FRANCISCO JOSÉ MANGAS, vice-secretario 5. MANUEL DURÁN, tesorero 6. ÁLVARO PINILLA, vice-tesorero 7. JOSÉ ANTONIO CALDERÓN, vocal 8. JUAN PEDRO SÁNCHEZ, vocal 9. FERNANDO PÉREZ, vocal 10. JOSÉ CASTRO, vocal 11. FRANCISCO SALAMANCA, fiscal 12. LORENZO VERGARA, fiscal 13. EMILIO TORTONDA, fiscal 14. FRANCISCO JAVIER SALAMANCA, fiscal 15. BENITO GARCÍA, suplente fiscal


Encuentro 18  

También queremos dar las gracias a nuestro ayuntamiento por el arreglo y pintura del exte- rior de nuestro tem- plo parroquial en el pasado...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you