Page 1


n repetidas ocasiones he manifestado que entiendo y asumo las Cofradías y Hermandades como una parte de la Iglesia que, en consecuencia, merecen toda la atención del Pastor de la Diócesis. Por eso es mi deseo asomarme a las páginas de esta Revista Encuentro con que preparáis vuestras celebraciones principales y ofreceros un saludo y unas reflexiones pastorales. Vaya, pues, desde estas líneas, mi más cordial saludo y el testimonio de que os encomiendo al Señor para que bendiga vuestros hogares, vuestro trabajo profesional y vuestros desvelos en favor de las Cofradías y Hermandades. Estos esfuerzos, bien orientados, contribuyen al enriquecimiento de la Iglesia en la que estáis insertos, y repercuten a favor de quienes los realizáis. Durante el curso anterior celebramos en nuestra Archidiócesis un breve Congreso con que clausurábamos el año dedicado por el Papa a este admirable sacramento del Cuerpo y la Sangre de Cristo nuestro redentor. La última reflexión pretendía estimular y orientar nuestra celebración cristiana del Domingo que incluye, como es lógico, la participación en la Santa Misa. Este Congreso era como una llamada para que durante el curso presente prestáramos una especial atención al precepto dominical y, consiguientemente, a la santificación del Domingo en sus aspectos humanos y religiosos. En esta línea, deseo que cada Domingo sea para vosotros el día

en que gocéis especialmente de la convivencia familiar y del descanso necesario; y que, como centro de la jornada, dediquéis un tiempo al culto divino y gocéis del encuentro con el Señor participando activamente en la santa Misa. Pero el Domingo deja de ser santo para quienes no dedican un tiempo reposado al Señor, dueño de cielos y tierra, creador y salvador nuestro, Padre misericordioso y ayuda permanente en todos nuestros trabajos y desvelos, origen de nuestra identidad, y de las cualidades que hacen posible nuestro desarrollo y crecimiento en todas las dimensiones. Los cristianos, por voluntad de Dios, tenemos el Domingo como día especialmente santo. En él resucitó Jesucristo venciendo definitivamente a la muerte espiritual, que era nuestra perdición a causa del pecado. Gracias a la resurrección del Señor, su Pasión y muerte, que tan sentidamente celebráis las Cofradías penitenciales, nos aportan un grandísimo y consolador mensaje: en la vida del hombre, el dolor y la muerte, asumidas por cada uno de nosotros como ofrenda a Dios, al modo como Cristo ofreció su dolor y su muerte al Padre, tienen un valor inmenso para nuestra salvación. Más todavía: si las ofrecemos a Dios por otras personas, por los jóvenes, por los que sufren sin encontrar sentido a la vida, por los pecadores, por las familias desavenidas y en peligro de ruptura, por los niños


abandonados y explotados, etc., contribuimos a la conversión de quienes causan esos males en sí mismos o en los demás. En definitiva, contribuimos a la salvación universal uniéndonos al sacrificio redentor de Cristo. El Domingo es, también, el día en que, mirando a Dios, podemos aportar a nuestra existencia, de un modo singular, esa dimensión universal que acentúa los vínculos con el prójimo, puesto que en el Señor descubrimos que todos somos hijos suyos, y estamos unidos por la fraternidad espiritual y sobrenatural, más amplia que los vínculos de la sangre. Con el paso del tiempo, el Domingo, como otras fechas de especial significación cristiana, entre las que cuenta la misma Semana Santa, van pasando, cada vez más, en el sentir y en las costumbres sociales, al ámbito exclusivo del tiempo libre.

Y Dios va quedando relegado y hasta ausente. Esta injusticia objetiva para con Dios, que es consecuencia de una clara corriente secular e incluso laicista, debe ser preocupación importante de los cristianos. La santificación del Domingo, según lo establece la ley de la Iglesia, que es orientación para nuestro crecimiento espiritual, debería ser un propósito de todos los cristianos; pero, sobre todo, de quienes por su condición de Cofrades ostentan un título de mayor exigencia cristiana. Estoy convencido de que si todas las Cofradías y Hermandades tomaran en serio la recuperación cristiana del Domingo, poco a poco se lograría un aprovechamiento enormemente beneficioso de este día, y contribuiríamos a obrar en justicia con el Señor que, para nuestro bien, nos ha mandado: «Santificarás las fiestas». Queridos Cofrades: os confío esta preocupación pastoral, y cuento con vosotros en la urgente necesidad de dar a Dios lo que es de Dios santificando el Domingo, sobre todo mediante la participación viva en la santa Misa. Pido al Señor que os ayude a valorar el Domingo y a ser verdaderos apóstoles del Día del Señor que, por ello, es también el Día de la Iglesia, el Día por excelencia del cristiano y, consiguientemente, del verdadero Cofrade. Con mi bendición pastoral y mi saludo afectuoso. +Santiago. Arzobispo de Mérida-Badajoz.


e acerca la SEMANA SANTA y ello supone un incremento bastante notorio en la actividad de la vida de las Cofradías de nuestro pueblo. Algunos lo viven como el culmen de un año en el que se ha vivido, muy de cerca, la vida cofrade. Aunque podríamos decir también que esa es la «única» actividad en la que se implican la gran mayoría de los que están «apuntados» a una Cofradía. Es la eterna queja de los que conforman las Juntas de gobierno. En el reciente XIV Encuentro de Cofradías celebrado en Fuente del Maestre, nuestro arzobispo, D. Santiago, nos orientaba y daba unas precisas pinceladas de lo que debía ser la vida cofrade. De hecho, D. Santiago definió las Cofradías como instituciones que forman parte integrada en la Iglesia, prestando un servicio a la comunión eclesial, que deben dar vida a la comunidad parroquial, y están orientadas a la participación activa de los fieles». Palabras con mucha sustancia las del arzobispo: «integración», «comunión», «comunidad», «participación». Palabras que merecen un comentario, una opinión, una reflexión... hasta un debate, ¿por qué no? Y ésta va a ser una de las principales novedades que presentará la Semana Santa de Villafranca 2007, desde la Junta de Cofradías se ha organizado un acto que hemos llamado «Tertulia cofrade». Consistirá en una reunión en la que todos los presentes debatiremos e in-

tentaremos dar respuesta a preguntas como: – sentido de las cofradías, tal como las vivimos hoy? – servimos para algo? – pura «fachada» las cofradías? – interesadas las nuevas generaciones en el mundo cofrade? – la Semana Santa en un futuro, tal como la conocemos hoy? – debe ser un cofrade? – es necesario establecer criterios de selección o de exigencia? – podríamos mejorar?... Y tantas otras cuestiones y comentarios que vayan surgiendo en el diálogo de forma espontánea. La tertulia estará moderada por Laura Díez y será el sábado 31 de marzo, a las 19 horas, en el salón del Centro de Instrucción y Recreo. Abierta a todos los que estén interesados. Pero, además de este acto, también tenemos otros no menos importantes, como es el caso del Pregón de Semana Santa. Se celebrará el día 29 de Marzo, en la parroquia del Valle y este año estará a cargo de Inmaculada Sánchez Bugarín. Posteriormente disfrutaremos con la actuación de la Coral Santa Cecilia, que interpretará algunos temas sacros, y nuestro vecino Pepe Salas recitará unos poemas relacionados con la Semana Santa, el acto se cerrará con la presencia de la joven Banda de Cornetas y Tambores Virgen Coronada Ciudad de la Música. Lógicamente no faltarán las diversas procesiones, de las que podéis consultar sus horarios y recorridos en los programas de mano que se repartirán. Respecto a la del Domingo de Resurrección concretamente, desde la cofradía a la que tengo el honor de pertenecer, queremos


introducir este año un elemento nuevo, que nos gustaría se transformara en costumbre. Se trata de invitaros a todos, tras los tres abrazos que se dan las imágenes, a hacer vosotros lo mismo con las personas que tengáis cerca: darles un abrazo. ¿Qué mejor modo de alegrarnos y celebrar que Jesús vive, que ha resucitado y quiere la hermandad de todos los hombres? Dar un abrazo de corazón es crear un mundo más humano y es hacer realidad el reino de Dios. Dar un abrazo es acercarnos al otro y saltar las ba-

rreras de la incomunicación. Dar un abrazo es, en suma, un acto profundamente cristiano. Por esto, no nos parece una tontería este gesto, ni una «originalidad» que busque un resultado folclórico. Sólo pretendemos hacer viva la Resurrección y es a esto, a lo que nuevamente, os invitamos a todos.

CATEQUESIS INTERPARROQUIAL Nivel de Comunión 1.– Ana María García, coordinadora. 2.– Inmaculada Romero. 3.– Isabel Flores. 4.– Concha Camilo. 5.– Manoli Vázquez. 6.– Fátima Trasmonte. 7.– Rosi Santiago. 8.– Ana María Tortonda.

Cofradía: JESÚS RESUCITADO Y STMA. VIRGEN DE LOS ABRAZOS 1.– Antonio José García, Hermano Mayor. 2.– Juan Ant. Romero, Vicehermano Mayor. 3.– María Carmen Sánchez, Secretaria. 4.– Roberto Jiménez, Tesorero. 5.– Emilio Flete, Vocal. 6.– Encarna Díaz, Vocal. 7.– María Jesús Blanco, Vocal. 8.– Fabiana Díaz, Vocal. 9.– Vicenta Guerrero, Vocal. 10.– Ventura Espinosa, Vocal. 11.– María Ángeles Santiago, Vocal. 12.– Maruja Mancera, Vocal. 13.– Carmen González, Vocal.

TU PARROQUIA TE NECESITA COMO CATEQUISTA. ¡ANIMATE! LA PARROQUIA TE PREPARARÁ. Cofradía: «STO. CRISTO DE LA FE Y NTRA. SRA. DE LA AMARGURA» 1.– Ángel García, Hermano Mayor. 2.– Valeriano Cumplido, Vicehermano Mayor. 3.– José Román, Secretario. 4.– Manuel Emilio Arroyo, Vicesecretario. 5.– José González, Tesorero. 6.– Antonio Luis García, Vicetesorero. 7.– Francisco Robles, Vocal. 8.– Antonio Sánchez, Vocal. 9.– Pedro Mayo, Vocal. 10.– José Femando Romero, Vocal. 11.– Pedro Pecero, Vocal.

Desde la Junta de cofradías os deseamos una feliz y provechosa Semana Santa. Antonio José García Gómez. Presidente de la Junta de Cofradías.

HERMANDAD DE SAN ISIDRO 1.– Juan Valdeón, Hermano Mayor. 2.– Mª Carmen Franganillo, Vicehermano Mayor. 3.– María Dolores Apolo, Secretaria. 4.– María Luisa Fernández, Vicesecretaria. 5.– Jesús Rodríguez, Tesorero. 6.– Diego Rosa, Vicetesorero. 7.– Emilio Tortonda, Vocal. 8.– Ángel Tortonda, Vocal. 9.– Pedro Mayo, Vocal. 10.– Diego Durán, Vocal. 11.– José Luis Mayo, Vocal. 12.– Pedro García, Vocal.


Cofradía «VIRGEN DE LOS DOLORES» 30 de Marzo de 2007 a las 21 h. ITINERARIO: Parroquia de Sta María del Valle, Plaza del Corazón de María, Pizarro, Carrera Chica, Plaza Juan Carlos I, Avda del Ejército, Placina del Agua, San Bartolomé, Arias Montano, Núñez de Balboa, Marqúes de Valdegamas, San Bartolomé, Solís Carrasco, Zafra, Zurbarán, Gerona, Larga, Plaza del Corazón de María y de vuelta a la Parroquia. Ofrenda de flores el jueves 29 después de la misa vespertina. Misa por los cofrades difuntos el viernes 30 a las 20,30 horas.

Cofradía «ENTRADA DE JESÚS EN JERUSALÉN» 1 Abril de 2007 a las 11:30 h. ITINERARIO: Parroquia del Valle, Plaza de España, Carvajales, Sor Ángela de la Cruz, Plaza de Extremadura, Carrillo Arenas, Plaza de la Coronada, Calvario, Plaza del Corazón de Jesús, Santa Joaquina, Plaza de España, Plaza del Corazón de María y Parroquia. Misa por los cofrades difuntos el día 1 de abril a las 11,30 horas.

Cofradía «CRISTO DE LA LUZ» 2 Abril de 2007 a las 23:00 h. ITINERARIO: Parroquia del Carmen, Carmen, Lepanto, Pizarro, Hernán Cortés, Colón, Plaza Juan Carlos I, Avenida del Ejército, San Bartolomé, Empedrada, Francisco Maldonado, Cascales Muñoz, Menéndez Pelayo, Zurbarán, Manuel Martínez, Gerona, Llerena, Doctor Cortés, Hornachos, Alvarado y Ermita del Pilar. Misa por los cofrades difuntos el 23 de marzo a las 20 horas. 3 Abril de 2007 a las 23:00 h. ITINERARIO: Salida Ermita del Pilar, Alvarado, Hornachos, Camino del Caño, Empecinado, Muñoz Torrero, Hernando de Soto, Camino del Caño, Diego Hidalgo Solís, Tránsito, Parroquia del Carmen.

Cofradía «NUESTRO PADRE JESÚS CAUTIVO Y NTRA. SRA. DE LAS ANGUSTIAS» 4 Abril de 2007 a las 22:00 h. ITINERARIO: Parroquia del Valle, Carvajales, Sor Ángela de la Cruz, Plaza de Extremadura, Carrillo Arenas, Plaza de la Coronada, Plaza de Pedro Bote, Carretero Romo, Ramón y Cajal, Prolongación Ramón y Cajal, Príncipe Felipe, Avenida de la Constitución, Carrera Chica, Pizarro, Plaza del Corazón de María, Parroquia de Santa María del Valle. Ofrenda de flores el Lunes Santo, 2 de abril, claveles rojos y blancos. Asamblea el día 28 de marzo después de la misa vespertina que se aplicará a los cofrades difuntos.

Horarios de celebración del Triduo Pascual CARMEN CORONADA HH. DE LA CRUZ HH. FORMACIONISTAS PILAR COLEGIO SAN JOSÉ VALLE

JUEVES 20.00 19.00 18.00 18.00 19.00 19.00 20.00

VIERNES 19.00 18.30 17.00 17.30 13.00 19.00 19.00

SÁBADO 22.00 23.00 23.00 22.00


Cofradía «NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO Y MARÍA SANTÍSIMA DE LOS DOLORES». 5 de Abril de 2007 a las 20,30 horas ITINERARIO: Santuario de la Coronada, Carretero Romo, Plaza de la Coronada, Carrillo Arenas, Plaza de Extremadura, Gravina, Sevilla, Oviedo, Dr. Cortés, Cruz, Cisneros, Pelayo, Nuestra Señora de la Cabeza, Plaza del Corazón de Jesús, Calvario, Plaza de la Coronada, Santuario de la Coronada. Ofrenda de flores, claveles rojos y blancos, durante la mañana del Jueves Santo, día 5 de abril.

Cofradía «STMO. CRISTO DE LA FE Y NTRA. SRA. DE LA AMARGURA». 5 de abril de 2007 a las 24 h. ITINERARIO: Parroquia del Valle, Plaza del Corazón de María, Plaza de España, Santa Joaquina, Plaza Corazón de Jesús, Daoiz y Velarde, Carrillo Arenas, Carretero Romo, Ramón y Cajal, Mártires, Plaza de Pío XII, Parritas, Carrera Chica, Pizarro, Plaza del Corazón de María, Parroquia del Valle. Misa por los cofrades difuntos el día 26 de marzo a las 20,30 horas.

PROCESIÓN DEL SANTO ENTIERRO 6 Abril de 2007 a las 20:30 h. ITINERARIO: Parroquia del Valle, Hernán Cortés, Alzada, Coronada, Plaza de la Coronada, Carrillo Arenas, Plaza de Extremadura, Sor Ángela de la Cruz, Carvajales, Plaza de España, Parroquia del Valle.

Cofradía «CRISTO RESUCITADO Y STMA. VIRGEN DE LOS ABRAZOS». 8 Abril de 2007 a las 11:00 h. ITINERARIO CRISTO RESUCITADO: Conde de Villanueva, Virgen Milagrosa, Colón, Carrera Chica, Pizarro, Plaza del Corazón de María, Puerta del Perdón. ITINERARIO STMA. VIRGEN: Plaza de España, Carvajales, Ntra Sra de la Cabeza, Santa Joaquina, Plaza de España, Puerta del Perdón. Misa por los cofrades difuntos el día 29 de marzo a las 20,30 horas.

MIÉRCOLES SANTO (4 de abril) 21’30 h. CELEBRACIÓN COMUNITARIA DE LA PENITENCIA en la parroquia Ntra. Sra. del Carmen.

JUEVES SANTO (5 de abril) DOMINGO DE RAMOS (1 de abril) 11’30 h. BENDICIÓN de los RAMOS Y CELEBRACIÓN SOLEMNE DE LA EUCARISTÍA en la Parroquia Ntra. Sra. del Carmen. 11’30 h. BENDICIÓN de PALMAS Y RAMOS Y CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA en la Parroquia Sta. María del Valle.

23’00 h. HORA SANTA ante el Monumento, en la Parroquia Ntra. Sra. del Carmen. 24’00 h. HORA SANTA ante el Monumento, en la Parroquia Sta. María del Valle, organizada por la Adoración Nocturna y el Apostolado de la Oración.

VIERNES SANTO (6 de abril)

MARTES SANTO (3 de abril)

12’00 h. SOLEMNE VÍA CRUCIS, en la Parroquia Sta. María del Valle.

21’00 h. CELEBRACIÓN COMUNITARIA DE LA PENITENCIA en la parroquia Sta. María del Valle.

12’00 h. SOLEMNE VÍA CRUCIS para niños, desde la Parroquia del Carmen hasta la ermita del Pilar.


i recorréis los pasillos de la planta baja del Colegio de San José, curioseando los cuadros que enmarcan las orlas de las diversas promociones, encontraréis la fotografía del P. Herce en la que corresponde a 1943, que siendo natural de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba), tiene, sin embargo, raíces extremeñas. Terminados sus estudios de bachillerato, ingresó en el noviciado de la Compañía de Jesús, en Aranjuez, el 8 de septiembre de ese año, día de la Natividad de la Virgen y –lo habréis advertido– fiesta de nuestra patrona Nuestra Señora de la Coronada. Después de unos primeros años de formación como joven jesuita, fue en 1952 destinado a Japón, donde ya se encontraba su hermano Manuel, también antiguo alumno del Colegio. Tras una etapa de aprendizaje de la enrevesada lengua japonesa, comenzó los estudios más directamente encaminados al sacerdocio. El 24 de marzo de 1957 recibieron ambos hermanos la ordenación sacerdotal. Por tanto, hace ahora medio siglo. Tras unos años en Japón, marchó a Bolivia para atender a la población japonesa emigrada a aquel país. Así fue hasta que en el curso 1973-74 vino destinado a nuestro Colegio, en el que se ocupó de diversas tareas, particularmente la de ayudar en la formación espiritual de los primeros cursos de la Educación General Básica, es decir, la Primaria de entonces. Ya en 1983 empieza a formar parte del equipo sacerdotal de la Parroquia de Nuestra Señora del Valle, trabajo en el que perdurará, en una forma u otra, hasta la actualidad. No obstante, entre los años 1991 y 1996 lo encontramos en Perú, donde desempeña una tarea también parroquial, en una de las diócesis más pobres y necesitadas de aquel


país. A su vuelta, toma de nuevo la colaboración con las parroquias de Villafranca, (principalmente la de N. Señora del Carmen), donde se encarga de atender a diversos grupos cristianos como la Adoración Nocturna y otros. Pero no es su único ministerio el que aquí desempeña: también la Comunidad de las HH. de la Cruz y la de las HH. Carmelitas reciben, de forma fija y estable, su atención sacerdotal. Haber entrado en conocimiento de la admirable vida de San Juan Macías (natural de nuestro vecino pueblo Ribera del Fresno y emigrado a Perú, donde ingresó en la Orden de los Dominicos), y haber conocido a fondo sus cualidades de tan gran humanidad y tan profundo amor a Dios, le hizo convertirse en gran promotor de una sólida devoción a este santo. Precisamente el pasado día 2, la Hermandad de Amigos de San Juan Macías le impuso la Medalla de Honor de dicha Hermandad, en reconocimiento agradecido a esta labor. Durante muchos años le viene ocupando de forma preferente una impagable tarea: la de atender a los enfermos e impedidos, llevándoles a sus casas la sagrada Comunión y demás consuelos espirituales como son los sacramentos de la Confesión y de la Unción de los Enfermos. A pesar de sus ochenta años más que superados, su celo apostólico le hace encontrar fuerzas para dedicar diariamente varias horas a este ministerio, recorriendo los diversos barrios de Villafranca, que se conoce muy a fondo. El P. Herce ha difundido entre sus más allegados una carta en la que invita a participar en la Eucaristía que concelebrará en la iglesia del Colegio de San José, el próximo día 24, a la una del mediodía, con su hermano Manuel (venido para entonces de Brasil). De esa carta son los siguientes párrafos: «Habíamos [él y su hermano] estudiado Teología mientras nos familiarizábamos con la lengua y las costumbres del Extremo Oriente, durante varios años en Yokosuka, Hiroshima y Tokyo. Las ceremonias litúrgicas de aquel tiempo anterior al Concilio, eran en latín. Por ello, a nuestra madre, que acudió a Japón y participó en nuestras Primeras Misas, le fueron menos inteligibles, pero imponderablemente más emotivas, sobre todo al recibir de las manos de sus dos hijos varones el Sacramento de la Penitencia, del uno, y el Cuerpo y la Sangre de Cristo en la Eucaristía, del otro. Si al árbol se le conoce por sus frutos, ¿qué se puede pensar de la savia que alimentara tales vocaciones al seguimiento de Cristo, corriendo por el tronco y las ramas del árbol colegial? «Bajo tu mando sagrado, mi madre aquí me dejó», cantábamos de alumnos a la Virgen una y cien veces. Es Ella la que ha dado a sus hijos la perseverancia en el camino emprendido. Por este motivo os pedimos que deis gracias incesantes a Jesús y a María, y estiméis lo que fue el Colegio siempre para todos nosotros.» Efectivamente, damos gracias a Dios según el deseo del P. Herce, y le agradecemos las tareas desempeñadas por él, siempre entregado a fondo donde hiciera falta y el Señor le enviara a través de los destinos de sus Superiores. ¿Raíces extremeñas las suyas? ¡Y raíces villafranquesas las que ha echado en nuestro pueblo! Por eso, también le agradecemos a él mismo lo mucho realizado en favor de nuestras gentes. Javier García Ruiz de Medina, s. j.


ace unos días se ha hecho pública en Roma la Instrucción vaticana «Redemptoris Sacramentum» en la que, a la par que se señalan, para su corrección, los abusos o corruptelas que se ha introducido en las celebraciones de la Eucaristía, expone la importancia que tiene para el cristiano y la entera comunidad eclesial la adecuada vivencia del culto eucarístico, así como la teología que lo fundamenta. Advertir de la importancia esencial de la Eucaristía centro y cumbre de la vida cristiana» es siempre necesario, especialmente cuando cada año asistimos por estas fechas, no sin una cierta y hasta resignada impotencia pastoral, a multitud de Primeras Comuniones, que se ven afectadas por el despilfarro de unos gastos excesivos. Este desembolso innecesario, además de contradecir el significado religioso de la celebración eucarística, supone una carga innecesaria a las familias, sobre todo a las menos pudientes, que sólo obedece al mimetismo que provoca la sociedad de consumo, donde hay que demostrar socialmente el bienestar o el estatus social conseguido. Por desgracia, todo esto está ocurriendo a pesar de cuidados procesos catequéticos, de reiteradas advertencias a los padres en reuniones preparatorias de tan importante acontecimiento de la iniciación cristiana de sus hijos, y del generalizado consenso e insatisfacción de todos por tal situación, que nada tiene que ver con la verdadera alegría y fiesta que reclama la recepción por primera vez de la Eucaristía. El remedio no es fácil ni inmediato, pero sí exige, además de una catequesis integral que incluya a los padres de forma no ocasional, recobrar el buen sentido litúrgico «lleno de dignidad y de naturalidad» en nuestras celebraciones eucarísticas, además de la piedad y del irrenunciable compromiso de amor fraterno. (Iglesia en Camino nº 527 – 2 de mayo de 2004)

na vida oculta con Cristo en Dios que nos arrastra. Una vida humilde y sencilla que pone la santidad al alcance de todos. Labrador incansable hasta la ancianidad, riega con sudores heredades ajenas. Una aldea, Mayoritum, era el Madrid de hoy. A finales del siglo XI, le ve nacer en el reinado de Alfonso VI de Castilla. Recibe el Bautismo probablemente en la Parroquia de S. Andrés, una de las más viejas de la futura capital. Le llaman Isidro, síncope de Isidoro, en recuerdo quizá del insigne arzobispo de Sevilla. Padres muy pobres, pero ricos en fe, son los suyos. En su corazón infantil cultivan el amor a Dios. Auténticos educadores, le enseñan a triunfar del egoísmo y a ayudar a niños más necesitados.


La precaria situación económica familiar le obliga a dedicarse a los pocos años a las rudas faenas del campo. Gregorio XV afirma al canonizarlo, que «nunca salió a su trabajo sin oír muy de madrugada la Santa Misa y encomendarse a Dios y a su Madre Santísima». Niño aún, tiene que ganarse la vida. Trabaja como labriego de varios señores. En Torrelaguna conoce a María, con la que contrae un esponsalicio santo. Ella, según los biógrafos, es cristiana recia, amante del trabajo y asidua en la oración. La Historia la conoce con el nombre de Sta. María de la Cabeza. En los últimos años de su vida, cuando Isidro está aquejado por grave enfermedad –tiene unos noventa años–, María vuelve de la ermita para cuidarle. Próximo a expirar, «hizo humildísima confesión de sus faltas, recibió el Viático y exhortó a los suyos al amor a Dios y al prójimo» (Gregorio XV). Su cuerpo lo entierran en el cementerio de S. Andrés.

RESUMEN ECONÓMICO. AÑO 2006. PARROQUIA SANTA MARÍA DEL VALLE INGRESOS: – Remanente anterior ............................................ 55,28 euros. – Servicios (bodas, bautizos, entierros...) ............... 7.886,69 « – Ingresos financieros ............................................ 3,74 « – Colectas Parroquiales ......................................... 18.601,02 « – Donativos y limosnas ........................................... 1.170,00 « Total INGRESOS ............. 27.716,73 euros GASTOS: – Hacienda pública deudora ................................... – Compras ............................................................. – Arrendamientos y cánones .................................. – Reparaciones ordinarias ..................................... – Gastos de notaría ............................................... – Suministros (luz, agua...) ..................................... – Materíal de oficina ............................................... – Comunicaciones (teléfonos y correos) ................. – Actividades Pastorales ........................................ – Boletines y revistas .............................................. – Tributos ............................................................... – Fondo sustentación del Clero .............................. – Fondo Diocesano ................................................ – Comisiones bancarias .........................................

0,56 euros. 2.068,04 « 186,96 « 2.788,48 « 87,00 « 1.030,28 « 1.075,91 « 851,48 « 3.668,82 « 875,00 « 115,41 « 8.916,60 « 1.980,84 « 46,30 «

Total GASTOS ................. 23.691,68 euros Saldo final al 31 de diciembre de 2005 ..................

4.025,05 euros

DESDE AQUÍ INVITAMOS A TODAS LAS ASOCIACIONES, MOVIMIENTOS, HERMANDADES Y COFRADÍAS DE NUESTRA PARROQUIA A QUE PUBLIQUEN SUS CUENTAS EN ESTAS MISMAS PÁGINAS DE NUESTRA REVISTA. RECORDEMOS QUE NO SOMOS DUEÑOS DE NADA, SINO MEROS ADMINISTRADORES.


Encuentro 16  

tentaremos dar respuesta a preguntas como: – sentido de las cofradías, tal como las vivimos hoy? – servimos para algo? – pura «fachada» las...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you