Page 1


os múltiples y diversos acontecimientos vividos por nuestra comunidad a lo largo del mes de Mayo, unido al esfuerzo por prepararlos adecuadamente y celebrarlos intensamente, han dejado en nuestro ánimo una sensación satisfactoria. Gracias a Dios todo ha salido bien, estamos contentos, luego no nos queda más que descansar.

Julián García Franganillo.

Y este es el peligro sobre el que quisiera llamar vuestra atención. Es cierto que en estos meses disminuye la actividad, pero no podemos dejar de rezar, debe continuar nuestra participación en las celebraciones y hay dos cosas muy importantes que no podemos dejar de hacer: Evaluar el curso que ha terminado y pensar cómo afrontar el curso venidero, superando los fallos, potenciando los aciertos y estando atentos a las novedades que sean necesario incorporar. No podemos paralizar la vida de la parroquia, ni nuestra particular vida espiritual hasta Septiembre. Aunque cambie el ritmo la melodía continua y la música debe seguir sonando. La partitura está escrita, lo que hace falta es que sepamos interpretarla. Afectuosamente. Julián García Franganillo.


n el contexto del año Eucarístico que hemos celebrado, y como clausura de los dos aniversarios que conmemoramos en este curso (1750 aniversario de la Carta Sinodal de San Cipriano a los cristianos de Mérida, que es el documento más antiguo que se conserva, y el 750 aniversario de la Plantatio Ecclesiae de Badajoz) se ha celebrado en la Archidiócesis de Mérida Badajoz, un Congreso sobre la Eucaristía los días 16, 17 y 18 de junio. Ha estado dirigido tanto a los sacerdotes como a los laicos. El viernes 16 de junio estuvo dedicado a los equipos de liturgia y colaboradores en tareas litúrgicas de las parroquias. De Villafranca asistimos un pequeño grupo del equipo de Liturgia. La ponencia estuvo a cargo de D. Manuel González, profesor de Liturgia de la Facultad de Teología de San Dámaso de Madrid. Fue una magistral exposición de cómo debemos celebrar y, algo importante, preparar nuestras celebraciones. Estamos acostumbrados a improvisar y solo

un reducido grupo de la Comunidad participa de forma directa en las celebraciones, cuando tiene que ser toda la Comunidad la que se sienta partícipe y no meros espectadores. Escuchando a D. Manuel González comprobamos todo lo que nos falta saber para que nuestras celebraciones adquieran el verdadero sentido. El equipo de Liturgia, al que sería necesario se incorporaran más feligreses, sobre todo gente joven) es el que tiene que preparar los detalles para resaltar en cada momento el significado de lo que se está celebrando pero toda la Comunidad tiene que implicarse siguiendo con atención y participando en las contestaciones y cantos para sentirnos verdaderamente unidos en Comunión. Solo así conseguiremos unas celebraciones litúrgicas VIVAS, de las que salgamos con el espíritu renovado y sintiéndonos hermanos. El acto en Mérida terminó con un recital de coros parroquiales que pusieron el broche de oro. Mª Jesús Blanco.


Akurenam, 24 de Marzo de 2006. M BOLAN (Hola): ueremos compartir con vosotros algo de nuestra vivencia misional y misionera. Nuestro trabajo fundamental es en la misión calasancia que regentan las Madres Calasancias y los Padres Escolapios en Akurenam, en la parte sur de Guinea Ecuatorial, a nueve kilómetros de la frontera con Gabán. Trabajamos como profesores en un colegio de primaria, llevamos un programa de promoción de la mujer, trabajamos la formación del profesorado, colaboramos en los proyectos de acción social, en fin, un trabajo misional y de misión. Hemos vivido en nosotros la cantidad de buena gente que tenemos en España. Por un lado la Parroquia de donde procede Mariano, les pedimos en diciembre apoyo para financiar el comedor escolar del colegio, que da de comer a doscientos niños cada día, para muchos única comida que hacen diariamente, y en enero ya habían conseguido el dinero para pagar todo el año. Por otro lado nuestros amigos. Les pedimos un dinero para poder comprar un grupo electrógeno para la casa y el colegio, ya que, cuando no había luz de la ciudad, ni podíamos cargar las baterías, ni podíamos subir agua del pozo, ni tener luz en la casa para lo mínimo y nos lo consiguieron en menos de diez días. Fue algo grande que nos hizo emocionarnos. Por otro lado estamos elaborando un proyecto para un ayuntamiento de nuestra región extremeña para poder cercar el colegio y el instituto (las hermanas tienen el colegio y los padres un instituto de bachillerato que limitan el uno con el otro) y así tratar de evitar robos y destrozos. Como veis mucha solidaridad en poco tiempo, y eso es bueno. Lo único que te

requema es que este país tiene recursos de sobra para que nada de esto pasase. Es el segundo país en renta per cápita de África, lo que ocurre es que eso son estadísticas. La realidad es que cuatro descarados que dicen regentar los destinos del país chupan todo el dinero que tienen.

Los domingos vamos a los poblados a celebrar la Palabra y a llevar la comunión. Es una de las experiencias más ricas que estamos teniendo. Nos está ayudando a darnos cuenta del lujo que tenemos los que podemos comulgar todos los días. Algunos de los poblados donde vamos, antes de comenzar nosotros a ir regularmente, llevaban más de tres meses sin comunión, porque aquí los catequistas no tienen comunión en los poblados para evitar robos de sagradas formas para la brujería. Al principio nos daba cierto recelo porque parecía que los blanquitos íbamos allí como especie de salvadores y todo el mundo te debía pleitesía. Ellos mismos nos han ido haciendo ver que no es así, sino que están realmente agradecidos porque les acercas a Jesús Eucaristía y tienen necesidad de Él. En los poblados tampoco paramos. Vamos a dar la comunión a los enfermos, les lle-


vamos medicamentos de la farmacia porque en los poblados no hay, estamos con la gente, celebramos la Palabra, vamos que estamos casi como diáconos. Y todo eso que hacemos desde las diez y media que llegamos hasta aproximadamente las doce y media que terminamos, porque, eso sí, aunque no sea misa, las celebraciones duran una horita u horita y media mínimo porque lo cantan todo. Es de admirar que en cada poblado haya, al menos, un coro fang, con su maestro o maestra de coro, sus ensayos, etc. Y en algunos hay el coro fang y un coro español. Por otra parte coordinamos las catequesis de Primera Comunión. Contamos con un grupo de catequistas jóvenes, todos inexpertos porque aquí nunca se les había dado responsabilidad a los jóvenes en el terreno pastoral, pero con una ilusión y una fe espectaculares. Están respondiendo fantásticamente y las catequesis funcionan muy bien. Además, sin ningún tipo de problema de adaptación a esta nueva manera, que es algo nada fácil de conseguir aquí. Tenemos ocho grupos de catequesis de primera comunión, con dos catequistas por grupo y con una media de diez niños por grupo. Ahora van a empezar los catequistas a tener algunos encuentros de convivencia y formación con los chavales de confirmación, ya que ellos van a recibir el sacramento también.

Animaros a colaborar con este proyecto en el que hay gente cercana a vosotros que está trabajando. Os damos una pista por si os animáis. Se necesita un fondo económico para subsanar situaciones de emergencia que se producen aquí con cierta asiduidad (por ejemplo nosotros ya hemos vivido aquí un tornado y unas cuantas tormentas tropicales lo suficientemente fuertes como para derribar casas completas o en parte, puesto que aquí las casas son de madera muy frágiles). No estaríais solos y os ayudaría, sin duda, a sentiros identificados con hermanos de iglesias pobres del sur como son en este caso los ecuatoguineanos. El monto total del fondo lo estamos cifrando en unos 24.000 euros. ¿Sería posible que esa parroquia se comprometiera a conseguir, al menos, seis mil? Ojalá sí. Sería muy emotivo e importante para nosotros que así fuese. Además, no tendría que salir del dinero parroquial: sabemos que hay otra necesidad que cubrir grande como es el nuevo centro parroquial. Pero hay

Hermandades, Cofradías, grupos, catequesis... vamos, un montón de potenciales colaboradores en esta causa. ¡Animaos! Creednos, que la causa lo merece. Un abrazo muy grande para todos. ABUY AKIBA (Muchas gracias). Ore y Mariano.


Lima, a 3 de marzo de 2006. ueridos hermanos y hermanas en el Señor: En primer lugar quiero transmitiros mis mejores deseos de paz y bienestar para todos y que este tiempo de Cuaresma, que acabamos de iniciar, sea un momento de conversión y de revisión profunda que nos lleve a un gozoso encuentro con el Señor Resucitado, el único que nos puede dar la verdadera vida. El principal motivo de acercarme a las páginas de la revista "Encuentro" por segunda vez desde que estoy por tierras peruanas es para haceros partícipes de todo ese "maremagnum" de sentimientos al reencontrarme con mi gente después de tres años y realmente ha sido una gozada pasar este mes entre todos ustedes. En todas las personas que he podido saludar en estos días he encontrado una verdadera acogida, un gran cariño hacia mi persona y hacia mi familia; me daba mucha alegría no poder dar dos pasos seguidos por la calle porque todo eran abrazos, llamadas de atención al no darme cuenta que pasaba alguien conocido que quería saludarme. Eso ratifica mi idea de que esté donde esté nunca olvidaré de donde soy por muchos años que esté en un lugar, y por mucho cariño que le tenga a sus gentes, siempre desearé volver a mi "patria chica": a Villafranca la llevo en el alma. He disfrutado cada momento vivido con mi familia, con mis hermanas de Congregación, con mis amigas/os y con todas las personas que he podido compartir algunos ratitos, aunque no todos los que queríamos pues un mes pasa volando, y cuando me quise dar cuenta ya estaba otra vez con las maletas camino de Talavera.

Volver a sentir el frío del invierno, contemplar la puesta de Sol, conversar al calor del brasero o de la chimenea, en definitiva disfrutar de todas esas maravillas que el Creador ha hecho posible gratuitamente para nosotros. Claro que no todo ha sido alegría y júbilo, ya que me he dado cuenta que no reina la armonía y la paz en el pueblo, que está dividido por acontecimientos y decisiones políticas, que sólo Dios sabe si serán o no acertadas, pero que seguro que han sido tomadas pensando que son un beneficio para el futuro del pueblo, pues de lo que no dudo en absoluto es de la honradez y honestidad de la persona que, en estos momentos, ejerce la máxima autoridad en Villafranca, así que desde estas pobres letras quisiera hacer una llamada a la confianza, a la paz y a la solidaridad; y que las cosas se solucionen a través del diálogo constructivo y no con violencia y en-

frentamientos entre vecinos. Confiad en mi oración para ello. Otro de los motivos fundamentales por los cuáles me dirijo a vosotros es para daros las gracias por los donativos económicos que he recibido para apoyar los diferentes proyectos de misión que tenemos.


En mi anterior carta os decía que estaba en una casa de Formación con jóvenes, bueno pues ya poco a poco se va convirtiendo también en casa de misión para atender a los más pobres y desfavorecidos. Para este año con todo lo que he recibido, no sólo de Villafranca sino también de Campo de Criptana, de donde es natural la hermana que me acompaña en la comunidad, queremos becar a tres jóvenes para que puedan ir a la universidad, apadrinar al menos seis niños comprándole todo lo necesario para que estudien primaria o secundaria, atender a algunas familias conocidas que viven en la extrema pobreza, y todas esas pequeñas-grandes cosas que gracias a vuestra generosidad se pueden hacer realidad y seguro que a lo largo del año saldrán otras muchas necesidades que procuraremos atender. Con la seguridad de que me quedaré a muchas personas sin nombrar, unas porque quieren estar en el anonimato y otras porque puedo olvidarme, quiero agradecer a la Hermandad de la Coronada, a la Parroquia de Sta. María del Valle, al Hogar del Mayor, a diversas tiendas de Villafranca, a la Asociación de Antiguas Alumnas de las Carmelitas, a las personas amigas y conocidas que siempre colaboran conmigo, a cada uno de los miembros de mi familia, etc.; y por supuesto a lo que recibimos de parte de las comunidades de la Congregación; sin vuestra colaboración, nuestra labor social aquí no sería posible. También ha sido muy grato para mí haber podido conversar con los niños y niñas de las escuelas públicas del pueblo, desde

aquí mi agradecimiento por la acogida y atención que me dieron no sólo los directores sino todo el claustro de profesores. Quiera Dios que haya servido para que se conciencien un poco, y se hagan más solidarios con los que menos tienen. No me puedo olvidar del encuentro que tuve con los jóvenes de la Pastoral Juvenil, fue muy enriquecedor para mí y espero que para ellos y ellas también. Quiera Dios que sean fieles a su compromiso de aportar algo cada semana para apoyarnos en nuevos proyectos. La situación del país va de mal en peor, estamos en época de elecciones y todo son promesas de los que quieren gobernar, promesas que ya nadie se cree pues nunca se han cumplido. Tenemos la esperanza puesta en una mujer que parece que quiere hacer las cosas mejor. Mientras, las estadísticas indican que Perú es el país donde más diferencias hay entre pobres y ricos. Las estampas que contemplamos en la vida diaria son de pena, doy gracias a Dios porque aún nos siguen sorprendiendo y tocando el corazón, algo que a los que están en el poder ya les parece que están dentro del paisaje cotidiano y pasan desapercibidas para ellos. Seguramente me quedaré cosas por decir pues ha sido mucho lo vivido y lo experimentado en estos días entre vosotros, pero expresarlo todo sería muy largo y al final resultaría un poco aburrido. Para terminar haceros partícipe que no sólo necesitamos las ayudas económicas sino también de vuestra oración para seguir trabajando en esta misión que nos ha sido encomendada con entusiasmo y con ganas. Prefiero despedirme con un "hasta luego", que no deciros "hasta dentro de tres años", mientras tanto mentengámonos unidos en la fe en un mismo Señor y que Santa María de la Coronada os cuide y os proteja a todos. Pido sus oraciones para tanta gente que sufre en el mundo, que al menos nuestra oración les acompañe en sus avatares. Un fuerte abrazo y hasta siempre. M.ª Mercedes Díaz Tortonda. Formacioncristiana4@yahoo.es


IMP. RAYEGO - VILLAFRANCA

ínodo Pacense 1992: "Se evitará también la proliferación de misas, buscando una mayor integración comunitaria, al par que se potencie la participación en aquellas otras a las que se considere como las principales de la comunidad. Una tal revisión cobra especial interés en las ciudades que tienen varias parroquias" (Propuesta nº 94). Durante este verano, en los meses de Julio y Agosto, tenemos que realizar una reducción del misas, debido, principalmente, a que en verano estamos casi siempre menos sacerdotes, pues también tenemos que descansar unos días. Aunque esta sea la razón concreta, el espíritu

que debe movernos a tal revisión es el que se recoge en esta propuesta del Sínodo Pacense. Las misas que se suprimirán este verano son: • Los Miércoles y los Sábados no habrá misa en las Formacionistas. • Los Domingos no habrá misa de 12:30 en el Valle. También queremos comunicar que durante Julio y Agosto la misa del Valle, de Lunes a Sábado, será a las 9,30 de la tarde y los Domingos a las 8,30 de la tarde. Esta norma, mientras no se avise lo contrario, estará hasta que pase la fiesta de la Coronada.

iglesiaenvillafranca@hotmail.com

Encuentro 13  

La partitura está escrita, lo que hace falta es que sepamos inter- pretarla. Afectuosamente. Julián García Franganillo. Hermandades, Cofrad...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you