Page 1


Javier Ilundain, SI iré los suplementos de varios diarios este domingo pasado. Estaban dedicados a la Navidad, claro. Pero se diría que los maquilladores de imagen de la «Navidad 2004» han procedido conforme al siguiente eslogan: «Jesús nace en Navidad, pero que no se entere nadie»... Mucha mesa elegantemente puesta, mucho traje para las celebraciones, muchas sugerencias a la hora de cocinar un plato original para comidas o cenas, algunas entrevistas en las que los interrogados miran con distancia al Niño de Belén –como si fuese una postura ventajosa para nadie en la vida marcar las distancias con el Rey de los Cielos– y mil sugerencias para gastarnos el dinero en unos regalos que quizá no sepamos ya donde ponerlos; así aparecían en conjunto los dominicales. Pero son más reveladores los barridos que se han hecho en las páginas de esos mismos suplementos. Desde luego se ha barrido a Jesús. Ahora no tiene sitio en esta posada de papel de prensa. Es lo mismo que ocurrió en Palestina a la hora de nacer el Niño de Dios. «No señor, no hay sitio en esta casa de colores y fantasía hecha para orientar a los que no terminan de decidirse sobre qué regalo pueden comprar; porque Ustedes, Señora María y Señor José, no vienen de compras ¿verdad?». ¡Como si no supiéramos nosotros que traen el regalo más grande que ha podido llegar a la tierra! Pero los listos de hoy no entienden de regalos auténticamente valiosos. Otro barrido que empobrece los suplementos es el que han hecho de la mujer de corazón más bello y más nuevo que ha existido en el mundo: esa Madre Nazarena que se preparó queriendo a Dios primero, para querernos después a todos los mortales. Pero, Ella tiene espacio siempre en el corazón de los más sencillos. Todo fue verdad en el Belén real, de pastores, corderos perronillas, quesos, almendras garrapiñadas, ropa sencilla, corazones radiantes, villancicos y noche feliz. No hay tampoco un Herodes perseguidor. Él con su matanza de niños organizó demasiado ruido. Aquí no hay más rey que el consumo que parece quieto y silencioso en sus escaparates repletos de luces y objetos para que podamos gastar nuestro dinero, de plástico o de papel, de una vez o en incómodos plazos. Mientras la tierra compra, gasta y se gasta, un pesebre de Belén recibe el tesoro que estuvo guardado nueve meses en el seno de una Virgen y ahora corre riesgos y afronta redenciones desde el espacio que le dejaron –haciéndose a un lado– una mula joven y un buey cansado. Si le hubieran dejado los maquetistas, algún poeta hubiera colocado sus versos en una página izquierda, de una última sección, aunque fuera en una esquina; pero también barrieron a los poetas. Así que éstos han decidido que se irán por los caminos de esta navidad 2004 y por las casas de nuestro querido mundo. Convertirán sus versos en villancicos y los cantarán al amor de la lumbre y en compañía de los que entienden lo que es la Nochebuena. Pero ¿y los niños? También los niños han quedado casi fuera, aunque esta fiesta es de ellos. Cuando desaparecen los niños, la Navidad se evapora. Así que me voy a poner el nacimiento, el de barro y de verdad, con su Niño Jesús, con su Virgen, su José, su Herodes, sus pastores, sus niños, sus villancicos y su aleluya rezada a media noche a favor de la humanidad entera. Jesús nace en Navidad ¡que todos se enteren! Feliz Navidad a todos. Xavier Ilundain S.I.


Mª Pilar Mancha, coordinadora de Cáritas Interparroquial de Villafranca.

a no tiene marcha atrás, se han abierto las fronteras y por ellas entran, con o sin pasaporte, millares de personas que buscan una vida mejor para ellos y sus familias. Han llegado a España, han llegado a Extremadura, han llegado a Villafranca y están entre nosotros. No podemos ignorarlos, vienen solos, sin familia, sin dinero y con deseos de trabajar, pero lo tienen difícil, y por si fuera poco vienen acompañados de otros que no buscan lo mismo, que no tienen sus mismos valores, que no vienen buscando un puesto de trabajo, que son manipulados por mafias que los explotan y los incitan a delinquir y esto les aumenta la dificultad. Pagan justos por pecadores. Y todavía hay más, algunos españoles, extremeños y quizás algunos de Villafranca aprovechan esta situación y tratan de sacar partido de ella. Y ante todo este panorama, nosotros ¿qué podemos hacer? Desde Cáritas hemos estudiado, hemos pensado, hemos trabajado por encontrar alguna solución. En la mayoría de los casos ha sido imposible por una u otra razón. Intentamos acogerlos en algún lugar digno donde pudieran protegerse del calor y del frío, pero fue inviable para nosotros y las autoridades correspondientes tampoco pudieron hacerlo, ya que serviría de reclamo y el número aumentaría más y más. Seguimos pensando y trabajando en el tema y no tuvimos más remedio que bajar al terreno primario: alimentos, ropas, aseo, calzados, mantas y sobre todo acogida con el mayor cariño y comprensión, pero... ¡qué difícil! No entendemos su lengua, no distinguimos a los que llegan con una u otra intención y, ante esto, volvemos a reflexionar y decidimos «haz el bien y no mires a quién». Trabajamos todo lo que podemos, seleccionamos ropas, hacemos campaña de alimentos, mantas, etc. y Villafranca responde y con su ayuda se pueden atender esas necesidades, pero el problema continúa. Siguen llegando y la situación nos supera, ya no viven sólo en casas hacinados, sino que montan chabolas en las que viven de forma inhumana; parece imposible que los tengamos tan cerca, justo al lado nuestro, al

lado de nuestra abundancia, de nuestra sociedad de consumo, entre nosotros. Seguimos reflexionando… y decidimos ir a sus casas, campamentos, y vemos aún más esa realidad que no podemos solucionar, sientes impotencia, te encuentras mal, no tienes medios. Se acaban las campañas agrícolas, llega el frío y muchos se marchan, otros deciden quedarse, es un nuevo reto cómo afrontar esta situación. Se acercan a Cáritas buscando ayuda, trabajo, ¿qué hacer? Se les ofrece clases de lenguaje, costumbres, alimentación, etc., algunos asisten, aprenden con facilidad y agradecen todo lo que intentamos hacer por ellos. Es estupendo cuando logramos encontrar trabajo para alguno y el resto se anima, pero es difícil y lento. Después de estas reflexiones, Cáritas quiere agradecer a todos los voluntarios su entrega, su desvelo, su tiempo y al pueblo de Villafranca su colaboración, su paciencia, su buena voluntad. Pero también pedirles que no seamos jueces, que nos pongamos en su lugar, que pensemos que Jesucristo quiso hacernos hermanos y que hoy son ellos, antes fuimos nosotros y mañana podrían ser nuestros hijos los que tengan que marchar a buscar trabajo a otros lugares. Por todo, GRACIAS. Para el próximo año ya estamos trabajando para montar campañas más organizadas, con más tiempo y que nos sirvan para ayudar a todos aquellos que lleguen con buena voluntad. Necesitamos vuestra ayuda, es responsabilidad de todos y no podemos mirar para otro lado, porque «están entre nosotros».


quella mañana despertó contento, de tal manera que su sonrisa contagiaba desde el primer momento que entraba en comunicación con cualquier persona. Y esta alegría era consecuencia de aquel sueño sencillo pero, a la vez, sorprendente, que tuvo lugar esa noche. Era de esos sueños especiales, raros en muchos momentos, «de diseño», diríamos hoy. De tal manera, que le costó un buen rato «poner en pie» toda la historia. Os cuento: Soñó con una TEJA de arcilla roja, diminuta pero importante, pues era símbolo de la vida cotidiana, era como una representación palpable de la necesidad de techo que todos los seres humanos tenemos. Por eso, en un primer momento, pasó de mano en mano, y después vinieron otras muchas. No os puedo explicar cómo apareció la primera teja en esta historia. Los padres de los niños de Primera Comunión de ese año y otros muchos miembros de la comunidad, como por ejemplo los que participaron en la celebración del Sacramento de la Confirma-

ción y todos los de «Misa de domingo» se preguntaban: «¿Qué significa esto?». Ellas contestaban: «Con muchas de nosotras podremos hacer realidad nuestro sueño: una casa abierta y acogedora, que cobije toda la ilusión de los más pequeños, toda la esperanza de nuestros jóvenes y toda la experiencia de los adultos. Podemos ayudar a que os sintáis una verdadera y única familia».

Estaban las tejas en estas conversaciones con nuestra gente cuando se presentó otro objeto que se cerraba y abría –o mejor, que se dejaba abrir y cerrar por todos– y que comentaba: «Se os olvida algo». «¿Qué es?», preguntaban las tejas. «Se os olvida que en nuestra casa se tiene que respirar, y para ello estoy yo, para dar


aire. Aire de libertad que corra en todos nuestros encuentros. Y esto es tan importante que por eso he dicho «nuestra casa», porque ya desde ahora la considero también mía». Este objeto era un ÁBANICO. «Con muchos otros como yo, podremos hacer que esa ilusión, esa esperanza y esa experiencia se renueven constantemente, porque traemos el aire de la libertad y de la limpieza. Y porque sólo con estos aires se puede vivir como familia y con un estilo diferente».

Y comenzó un curso nuevo –y empezaron las dificultades–: horas y horas intentando colocar este grupo y este otro en el lugar y en la hora solicitada. ¡Imposible! .Te encuentras ocupado el lugar por otro grupo donde quieres colocar el primero. De ahí que surja una nueva actividad ante la necesidad apremiante: UN RAMO-SUBASTA. Quizá más llamativo, pero fueron muchos los que se implicaron: empresarios, asociaciones y particulares de este nuestro pueblo.

Y decidieron estos dos objetos sencillos –las tejas y los abanicos– emprender esta aventura, hacer realidad un sueño: una casa, UN CENTRO PARROQUIAL. (Recordad que Dios se sirve de los sencillos para confundir a los fuertes).

Pero esta historia no termina cuando nuestro protagonista despierta, ni siquiera después de la ducha, pues ya en la vida diaria se encontró un papel que decía «¡un centro parroquial, ya!», sino que continua. Es la historia que será un sueño hecho realidad: UN CENTRO PARROQUIAL PARA VILLAFRANCA DE LOS BARROS. En él soñamos como nuestras tejas y abanicos. Y porque creemos en los sueños (¡ay de aquél que no tiene sueños!) trabajamos para hacerlo realidad.

Se pusieron a la venta, se dieron, se entregaron («Quién pierde su vida la gana»), y poco a poco iniciaron una doble campaña: la de la concienciación de la necesidad de este Centro entre los miembros de toda la comunidad y la de recaudación de los primeros fondos para este proyecto.

José Cordero Rubiales.


ace algún tiempo que los grupos de Pastoral Juvenil de la Comunidad Parroquial de Villafranca de los Barros venimos desarrollando una serie de actividades, pero la de esta vez superaba nuestras expectativas. Teníamos unos ingredientes muy «serios»: una grabadora, una cinta virgen de sesenta minutos, y una pregunta que hacer: «¿QUÉ ES PARA TI LA NAVIDAD?» La «misión», por llamarlo de alguna manera, no fue fácil, porque entre los muchos exámenes que teníamos, el «corte» que nos daba preguntar, y otra serie de menesteres… ya nos diréis. Pero, ¡allá que nos fuimos!, y las respuestas fueron como esperábamos: Unos nos hablaban de lo entrañables que resultaban estas fiestas porque se reúne toda la familia, al menos, para comer todos juntos, para pasarlo bien. Pero teníamos como contraposición los que nos decían que eran unas fechas tristes, llenas de nostalgia, porque faltan esos seres queridos, porque hay excesivo jaleo… Y, ¿dónde queda el comercio? ¿Es que acaso nadie ha opinado sobre esto? Pues sí, hubo quienes afirmaron que la Navidad era puro márketing, puro consumismo, o así lo presentan los grandes almacenes o tiendas. Ese dicho tan popular que se dice «están haciendo el agosto», precisamente se manifiesta en esta ocasión, pero no se hace el agosto sino el fin de año. Un grupo de gente de nuestra edad a la que entrevistamos opina que la Navidad es

pasarlo bien, simplemente, recogerse tarde, salir más de casa (¡normal!). Ante este «aluvión» de respuestas, nos sentimos un tanto sobrecogidos, porque ¿dónde ha quedado el verdadero sentido de estas fiestas? ¡Ay, si Jesús volviera a venir y nacer en pleno siglo XXI…!

Pero nosotros creemos que sigue naciendo. Dios ya ha bajado. Pero sólo se quedará allí donde lo dejen estar, esto es, allí donde lo importante sea la persona y no el poder, compartir en lugar de acumular, construir la fraternidad en vez del ansia de subir y de escalar puestos; allí está Dios, allí cada día es Navidad. Desde los grupos de Pastoral Juvenil de esta comunidad parroquial, os deseamos a todos una auténtica y feliz Navidad, y que este nuevo año que vamos a comenzar nos traiga sobre todo la paz que tanto ansía el mundo. Ah, y recordad que ¡¡¡ES POSIBLE LA NAVIDAD!!! Grupos de Pastoral Juvenil.


esde el 4 de septiembre de este año que termina, nuestra archidiócesis cuenta con un nuevo arzobispo. Don Antonio Montero, tras haber presentado la debida jubilación a Roma, cesó como arzobispo de nuestra archidiócesis, a la cual ha estado asistiendo casi 24 años. El día 9 de julio del año 2004, S.S. el Papa Juan Pablo II nombró nuevo Arzobispo de esta archidiócesis a D. Santiago García Aracil, que nació en Valencia el día 8 de mayo de 1940. El 21 de septiembre de 1963 recibió el sagrado Orden del Presbiterado. Tras pasar casi 21 años como presbítero, fue ordenado Obispo en diciembre de 1984, y nombrado obispo Auxiliar de. Mons. Miguel Roca Cabanellas, Arzobispo de Valencia. El día 31 de mayo de 1988, fue destinado a Jaén como Obispo diocesano. Miueridos amigos: No sé si recordaréis que a principios del curso pasado escribí en esta misma revista sobre la oración del cristiano. Por eso ahora quiero reflexionar de nuevo sobre lo que es de vital importancia para las personas de fe. Hoy día vivimos con demasiadas prisas y, en este sentido, debemos escuchar a Jesús, cuando visitó a Marta y María. Esta última se sentó a sus pies para atender sus palabras, mientras que Marta se distraía con las tareas de la casa. Fue entonces cuando Jesús le indicó que no hay que estar inquieto por todo lo que hay que hacer, pues sólo una cosa es necesaria, precisamente la que había escogido su hermana. Porque para María lo primero era contemplar a Jesús, estar con él.

D. Santiago García Aracil

nisterio que inició el día 3 de julio del mismo año, y que ha ejercido a lo largo de 16 años justos. Desde estas páginas, y desde esta comunidad cristiana de Villafranca de los Barros le damos nuestra cordial bienvenida y le deseamos lo mejor. Nosotros tenemos que experimentar ese encuentro amoroso con Jesús. La oración es verdad, es vida, es luz. Es abrirme al Espíritu de Dios que habita en cada uno de nosotros. La oración es gratuita, no puede haber oración a «cambio de»... La razón es el amor. Ahí y no en otra cosa crecen las raíces más puras y transparentes de la amistad: «me encanta estar con mi amigo». Ahí sólo ahí se hunden las raíces del alma, que añora y busca a Dios. Así es la oración, lo más natural del hombre que toca fondo en su ser y vive creciendo el amor, la luz, Dios. Por eso, os invito en este curso a introduciros en este apasionado encuentro con Jesús. Ojalá lleguemos a decir algún día como San Pablo: «No vivo yo, sino es Cristo quien vive en mí». Consolación Gómez.


13:00 h. En la plaza del Corazón de María se realizará el «Kilómetro del P» para sacar fondos para la creación del futuro Centro Parroquial. Está organizado por los grupos de Pastoral Juvenil de nuestra Comunidad Parroquial de Villafranca de los Barros.

Jueves 23 de diciembre: Al término de la eucaristía vespertina en la Parroquia de Santa María del Valle, la Banda Municipal de Música de Villafranca ofrecerá su tradicional Concierto de Navidad, una cita que aprovecharán para recaudar fondos a beneficio de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui del municipio.

Domingo 26 de diciembre: 12:30 h. La Asociación Folklórica y Cultural Moncovil cantará «la misa del pueblo extremeño» en la Eucaristía de la Parroquia Sta. María del Valle. Este día se celebra el «DÍA DE LA SAGRADA FAMILIA».

Él es el

Como se viene haciendo todos los años, tanto el sábado 25 de diciembre (día de Navidad) como el sábado 1 de enero (día de año nuevo) se suprime la Eucaristía en la rey de la gloria Parroquia del Carmen a (Sal 23) las 8:30 de la mañana.

¿Quién es ése que se acerca? Pide permiso de entrada. Viene del cielo a la tierra y anda buscando morada. Él es el rey de la gloria, pero es gloria enamorada. De toda la tierra el príncipe quiere por madre a una esclava. Es poderoso y valiente, mas se oculta y anonada. Viene cargado de dones y suplica una mirada. Viene con fuego de amores, con promesas de alianza, pero el invierno es muy frío y toda hoguera amenaza. Proclama palabra vivas, semilla y dardo que abrasan, pero teme a los desiertos que amenazan como espadas. Es el Ungido de Dios y abre diluvio de gracias, en sus manos paz y pan, en sus ojos también lágrimas. Samaritano con vendas, de aceite y vino abundancia, ¡cuántas heridas esperan el toque de su fragancia! Siendo rico se hizo pobre, bendice al pobre y regala; siendo Señor se hace esclavo y su libertad contagia. Señor de la luz y del fuego, hijo y lucero del alba, ofrece estrella al que aprende la hermosa canción del Abba.

iglesiaenvillafranca@hotmail.com

NOTA IMPORTANTE En la reunión mantenida entre el Sr. Vicario de zona, los sacerdotes y un grupo de gente inquieta de la Parroquia del Carmen se solicitaba, entre otras cosas, la creación de un Consejo Pastoral Parroquial propio de dicha parroquia. Queremos comunicar que se están dando los primeros pasos para la creación de dicho Consejo Pastoral. Esperamos que, para el próximo mes, estén terminados los estatutos del Consejo Pastoral Parroquial y mandarlos al Arzobispado para su correspondiente aprobación.

¡Feliz Navidad!

Encuentro 07  

Soñó con una TEJA de arcilla roja, diminuta pero importante, pues era símbolo de la vida cotidiana, era como una representación palpable de...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you