Page 1


Núm. 0 - Diciembre 2002

Reflexión del párroco MIGOS: Nace esta publicación, llamada “encuentro”, del deseo de muchos miembros de nuestra Comunidad Parroquial que, en Asamblea, en Febrero de 2002, así lo pidieron y vieron su necesidad. Los que la hemos confeccionado hemos trabajado con el fin de llegar a todos, para que sirva, con toda humildad, de un sencillo medio para el encuentro, para el “estar más cerca”, para el crecer en familia, pues toda comunidad cristiana debe ser familia. Ni que decir tiene que esta revista está abierta a todos aquellos que, desde lo positivo y constructivo, tengan algo que aportar. En este primer número que llega a tus manos aparece el plan pastoral parroquial para el presente curso, aprobado por el Consejo Pastoral Parroquial, y del que casi todos tenéis ya conocimiento. Esperamos sea bien acogido y se entienda que es para llevarlo a cabo entre todos. Larga vida a este medio que nace cercana ya la Navidad. Y nace con ilusión y con ganas de ayudar a crecer en corresponsabilidad en la Comunidad Parroquial. ¡Que el Niño de Belén nos llene de esperanza! FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO 2003. José Cordero. Párroco.


Núm. 0 - Diciembre 2002

La aventura de ser sacerdote hoy TRAÍDO POR EL EJMEPLO del sacerdocio que marca en gran medida una infancia ya vivida en las raíces de una familia profundamente católica, Juan Francisco González Vizuete empieza a sentir deseos de probar por el camino del Seminario a la corta edad de doce años. ¿Y dónde va este muchacho mientras sus amigos siguen jugando al balón? Pues deja el servicio como monaguillo en su pueblo, Ahillones, para cursar sus estudios, primero en el seminario menor y luego en el mayor; parece decidido, pero... las dudas asaltan la cabeza de este jovencísimo aspirante a sacerdote. "Claro no lo he tenido nunca, he pensado muchas veces en dejarlo quizás porque tienes muchos bajones en la vida" (ya me parecía a mí) "pero a medida que han ido pasando los años es cuando más he ido cultivando la vocación y esto tiene muchísimas más satisfacciones cuando lo colocas todo en una balanza". Ante las dudas, su receta es contundente y con una dirección única "TÚ me has metido en esto, pues será por algo". Y aunque no se destaca por ser muy buen estudiante, ganas no le faltan, y tras catorce años en el seminario aterriza en Villafranca de los Barros con muchas ilusiones pero con un poco de incertidumbre. Es de la época en la que el Seminario se llenaba de jóvenes con vocación sacerdotal, dispuestos a dar la vida por el Evangelio y, aunque actualmente ese romanticismo eclesiástico no se ha perdido del todo, lo cierto es que los tiempos han cambiado mucho, "puesto que faltan vocaciones, el pueblo tiene que animar a seguir la llamada a los jóvenes, y los pocos que somos, hoy por hoy, estamos obligados a implicarnos más con la gente y que se sientan corresponsables con nosotros; la Iglesia somos todos y así se debe sentir". Aunque al principio todo el mundo le veía pinta de cura, a media que pasaba el tiempo, y por su carácter extrovertido, ya habían cambiado su opinión algunas personas (¿será que los sacerdotes tienen que ser tristes, aburridos, serios y cerrados en sí mismos?). Afortunadamente, para Juan Francisco, la fuerza humana en su decisión la tuvo siempre muy cerca, "mis padres están orgullosos, y esa es la mejor experiencia, tener el apoyo de mis padres en esto, porque o tienes su respaldo o te falta algo". Y en nuestra sociedad, donde los valores cristianos han perdido mucha vigencia entre la juventud, es grato encontrar a jóvenes como él que apuestan por evangelizar incluso en los bares, "intento transmitir esa alegría que Dios me ha dado, y también que la religión no es una carga; el sacerdote no tiene que responder a la imagen de hace años del señor cura". Es un apasionado por trabajar con los jóvenes, desde el punto de vista de una gran cantera para surtir de buenos cristianos a la sociedad actual, "para mí supone un reto importantísimo, en una época en la que se demanda una renovación de la Iglesia para adaptarla a estos tiempos". "El sacerdote es alguien más del pueblo, con quien se puede contar para todo y quien puede pedir consejo al pueblo, algo que estoy viendo ya en Villafranca desde que llegué". El frío del invierno se ha mezclado perfectamente con el calor de la gente de este pueblo, porque así lo siente Juan Francisco, y es que se siente prácticamente un villafranqués más en el poco tiempo que lleva entre nosotros (hemos empezado bien). Su principal misión en la localidad será el apoyo pastoral, dentro de las pautas de la Iglesia en Villafranca, estando muy en contacto con los grupos de jóvenes, a los que podrá transmitir con su alegría la Buena Noticia que nos llega con dificultad a pesar de las grandes voces, pero que sí podremos escuchar si estamos atentos en el ímpetu de este joven recién llegado a nuestro pueblo. Cuando llegue junio todos querremos que esté preparado para el siguiente paso, la ordenación sacerdotal, donde realmente comenzará un camino vital de servicio a la comunidad, "con las maletas siempre hechas", como él mismo dice, "ahora estoy en Villafranca, luego no sé donde estaré, pero seguro que poniendo siempre en práctica todo lo aprendido".


Núm. 0 - Diciembre 2002

PROGRAMACIÓN

OBJETIVOS GENERALES Desde la Asamblea Parroquial (febrero 2002) y la Asamblea Diocesana (junio 2002), nos proponemos: 1.– Intensificar, en nuestra comunidad parroquial, la experiencia de Dios desde la oración personal y comunitaria, la liturgia, la fraternidad y la solicitud por los pobres (A.D. Objetivo A. Contempl.). 2.– Llevar a cabo una pastoral evangelizadora y misionera, abierta a los signos de los tiempos (A.D. Objetivo A. Misión). Para ello: 1.– Intentaremos dar a conocer todas las actividades de la Parroquia (A.P. 6 Misión). 2.– Buscando cauces para una unidad pastoral (A.P. 9 Misión). 3.– Y funcionando con un plan pastoral, en lo que lo más importante sea la coordinación (A.P. 12 Misión). (En este tema de coordinación estamos dando pasos importantes los sacerdotes).

OBJETIVOS CONCRETOS ANUNCIAR LA PALABRA 1.– Pastoral de Adultos, organizando cursos de formación bíblica (A.P. 13 Contempl.), una vez que ya estén en funcionamiento todas las actividades. Continuar también con la charla semanal a la "Asociación de viudas", por parte de los tres sacerdotes. 2.– Pastoral juvenil. Seguir en la misma línea y fomentar la oración en el grupo (A.P. 3 Misión). 3.– Catequesis. Cuidar más las celebraciones con los niños (A.P. 2 Misión), buscar una mayor implicación de los padres, iniciando la catequesis familiar (A.P. 4 Misión) y proponiendo actividades aunque no sean estrictamente religiosas (A.P. 5 Misión) (La catequesis familiar empezará a montarse una vez que esté en funcionamiento la catequesis de todos los años). 4.– Movimientos y Asociaciones. No implantar más, sino dar a conocer y revitalizar los ya existentes (A.P. 11 Misión). 5.– Enseñanza. Crear el grupo de Pastoral Educativa (A.P. 11 Misión).

CELEBRAR LA FE

1.– Equipo litúrgico. Seguir con la formación quincenal. Enfocar la Eucaristía de 12:30 para los niños y las familias (A.P. 1 Contemplación). Dignificar el templo (A.P. 5 Contempl.) y recuperar la capilla del Sagrario como lugar de oración (A.P. 2 Contempl.) Promover otro tipo de celebraciones, no sólo la Eucaristía, en momentos especiales (A.P. 7 Contempl.).

PARROQUIA STA. MARÍA DEL VALLE VILLAFRANCA DE LOS BARROS


Núm. 0 - Diciembre 2002

2.– Bautismo. Sacar el calendario de celebraciones y reuniones de reparación para todo el año. 3.– Penitencia. Los sacerdotes no se pondrán durante la misa a confesar, sino que lo harán antes o después (A.P. 11 Contempl.) y tener Celebraciones Comunitarias de la Penitencia en los tiempos fuertes. (3.A: Intenciones de misas) 4.– Matrimonio. Replantear y revisar el cursillo pre-matrimonial. 5.– Grupos de oración. Coordinar los grupos existentes y promover grupos desde la Parroquia (A.P. 6 Contemplación).

CREACIÓN DE LA COMUNIDAD 1.– Economía. Crear el Consejo de Asuntos Económicos y llevar a cabo una concienciación seria de los fieles de la responsabilidad del sustento de la Iglesia. 2.– Grupo de comunicación. Crear un grupo de medios de comunicación con la tarea de llevar el espacio religioso semanal en las emisoras de radio locales (A.P. 8 Misión) y elaborar una "hoja parroquial" (A.P. 15 Misión). 3.– Grupos de limpieza. Renovarlos y animar a pertenecer.

SERVICIO A LOS DEMÁS 1.– Cáritas. Implicar a más personas como voluntarios de Cáritas (A.P. 10 Contempl.). Estrechar lazos de unidad entre Cáritas y otras organizaciones (A.P: Contempl.) y denunciar las injusticias (A.P. 4 Contempl.) 2.– Pastoral de enfermos. Iniciar la Pastoral de la Salud creando un grupo de visitadores de enfermos y ancianos (A.P. 8 Contempl.). Hacer la convocatoria para esta labor, animando, fundamentalmente a matrimonios. 3.– Tercer Mundo. Crear un grupo misionero. Para llevar a cabo todo esto, y especialmente la coordinación, vemos la necesidad de comenzar los trabajos para la creación de la "Casa de la Iglesia" o Centro Parroquial (A.P. 1 Misión). Dentro de este Plan Pastoral para el próximo curso, que intentaremos llevar a cabo entre todos, el Conejo Pastoral Parroquial ha subrayado entre todos los objetivos a conseguir, como más prioritarios, cuatro: 1.– Iniciar con los niños pequeños la catequesis familiar. 2.– Crear el grupo de Pastoral de enfermos o pastoral de la salud. 3.– Concienciar a la comunidad de las necesidades económicas de la Parroquia. 4.– Dar pasos para el centro parroquial.

CURSO 2002-2003

PASTORAL


Núm. 0 - Diciembre 2002

Mi canción “La canción que vine a cantar... aún no la he cantado”. Es un verso de Rabindranath Tagore. Todos venimos a este mundo con un mensaje, con un sentido, con una misión. Si una flor tiene algo que decir con sus colores y su suavidad y su perfume, más aún tiene algo que decir cada persona humana con la individualidad de su carácter y la exclusividad de su ser. Lo sabemos en el fondo del alma, y nosotros mismos anhelamos revelar ese mensaje, descubrir ese sentido, cantar esa canción. Pero se nos va pasando la vida, y no se oye nuestra canción. Nos asalta la urgencia de los días que se nos van, de la incertidumbre de los que quedan, del deseo de lograr esa contribución única que mi existencia puede y debe y quiere hacer a mi familia y mis amigos y mi círculo a la sociedad. Y se agudiza el remordimiento de no haberlo hecho todavía y la duda de si ya podremos hacerlo. Y el poeta se queja por todos nosotros “La canción que vine a cantar... ¡aún no la he cantado!” Y entonces me ocurre: ¿se me va a pasar así toda la vida? ¿Me iré sin decir nada, sin hacer nada, sin cantar mi canción? ¿Será inútil mi vida? Y sé que no es así. Sé que tengo mis pequeñeces y mis miserias y mis defectos, pero que a pesar de todos ellos y a través de todo mi vida tiene sentido, y no es inútil el caminar de mis pasos y el palpitar de mi corazón. En lo que estoy haciendo, en lo que estoy viviendo, en el momento de ahora mismo, en mi quehacer diario y mi vida normal, en mi trabajo y en mi desahogo, en mis relaciones y en mis silencios, en mis realidades y en mis sueños estoy ya contribuyendo lo que estoy llamado a contribuir y viviendo lo que tengo que vivir. Me atrevo a añadir mi verso al verso del poeta “la canción que vine a cantar… ¡ya la estoy cantando!”. Carlos G. Valles, SJ.


Núm. 0 - Diciembre 2002

¿Existe Cáritas? S ÉSTA UNA PREGUNTA que se haría mucha gente y que yo desde mi responsabilidad del Grupo Cáritas Villafranca quisiera intentar contestar a todo aquél que se la haya planteado. "Cáritas Existe", yo también hace unos años me había hecho esta pregunta, pero es sin duda porque no estaba atenta a los problemas de los más necesitados de mi parcela de sociedad (mi pueblo). Hizo falta tener unas circunstancias especiales de sensibilidad con ellas para darme cuenta de que Cáritas ya iba por delante en este problema. Yo pensaba queC á r i t a s ayudaba con dinero o comida a las personas más necesitadas del pueblo, y poco más, pero Cáritas es otra cosa. Cáritas estudia la problemática de todos los ambientes marginales, busca soluciones, denuncia injusticias y pone en marcha, dentro de sus posibilidades, estas soluciones, se ocupa principalmente de la promoción y desarrollo de las personas con algún tipo de marginación (que no siempre tiene que ser la económica), y para ello pone en marcha acciones que en nuestro pueblo se concretan en talleres de promoción para mujeres e infancia, estudio del medio y la máxima disposición por parte de los voluntarios para la pronta solución de los problemas que surgen en cada momento. Por supuesto que Cáritas tiene una misión existencial importante, puesto que hay cosas que necesitan soluciones rápidas y concretas, para esto estamos un equipo que estudia día a día todo lo que se presenta y se intenta solucionar en la medida que podemos, dentro siempre de nuestras limitaciones. Pero la misión más importante y en la que trabajamos la mayoría de los voluntarios es la promoción. Existen cinco talleres para mujeres que las ayudan a su formación humana más integral y que les facilita la relación con los demás y les sube su autoestima, que es lo más importante. Con respecto a estos talleres, el día 9 de noviembre tuvo lugar en Villafranca un encuen-

Mª Pilar Mancha Coordinadora de Cáritas

tro de "monitores de talleres", en el que participaron unas 150 personas que trabajamos todo el día sobre las "motivaciones" y que supondrá un avance en nuestra preparación para después llevar todo a la práctica. Cáritas avanza actualizándose en la problemática presente, que nos ocupa ahora y para la que estamos preparándonos: la emigración, que constantemente nos demanda ayuda de formación e información sobre sus problemas de trabajo, papeles, vivienda, costumbres, etc. Todo esto sin dejar de vista lo anteriormente expuesto. Ahora se avecinan las Fiestas que celebran el nacimiento de Jesús. ¡Pensemos! ¿y ELLOS?, ¿tendrán la posibilidad de celebrarlo? Cáritas prepara una Campaña de Navidad. Intenta equilibrar a estas personas con el resto, estudia cómo hacer para que puedan vivir unos días diferentes. Espero que la venida de Jesús sea para ellos también una Buena Nueva. ¿Cómo? Vamos a celebrar con ellos unos días de preparación para la Navidad. Visitaremos a la familias más necesitadas, estaremos con los enfermos y personas solas y organizaremos la "campaña del kilo", y quisiera hacer un llamamiento para que comprendan más, que son días especiales y para que aportemos una ayuda especial. Quiero decir, que según las posibilidades, todo viene bien, pero Jesús nos dijo que compartiéramos, no que diéramos migajas. Así todos nos sentiremos hermanos. Para todo pedimos al pueblo de Villafranca su ayuda, no tanto económica (que también necesitamos) sino de personas que, de una manera u otra, puedan dedicar una parte de su tiempo a los demás, que siempre será recompensada con el 101%. Pero este llamamiento me gustaría hacerlo principalmente a los jóvenes, que son los que tienen la responsabilidad de cambiar a mejor la sociedad en la que tienen que vivir, ellos hoy, y sus hijos dentro de unos años. "CÁRITAS EXISTE" y está trabajando entre nosotros. Sólo es necesario poner un poco de atención a los problemas de los "otros", para encontrar una labor que hacer en Cáritas.


Encuentro 00  

Los que la hemos con- feccionado hemos trabajado con el fin de llegar a todos, para que sirva, con toda humildad, de un sencillo medio para...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you