Page 1

HORARIOS DE CELEBRACIONES EN LA PARROQUIA - Celebración de la Santa Misa: Martes y Viernes: 8 de la tarde. Domingos a las 12. - Sacramento de la Reconciliación (confesión personal): − Los primeros martes de cada mes, media hora antes de la misa. − En Adviento y Cuaresma, en las celebraciones comunitarias. − Siempre que lo desees, pídelo directamente al párroco. - Exposición del Señor Sacramentado y oración por las vocaciones, los martes a las 7,30 de la tarde (media hora antes de la Eucaristía). - Oración de Laudes (oración comunitaria de la mañana). Celebramos la oración de Laudes comunitariamente, los primeros sábados de cada mes, a las 9,30 de la mañana en la parroquia.

CITAS DE LA PARROQUIA - Sábado 6 de Junio: Consejo de Pastoral del Arciprestazgo. Ronda, a las 10,30. - DOMINGO 14 DE JUNIO: celebraremos la Solemnidad del Corpus Christi. La Solemne Eucaristía será a las 11 de la mañana, y seguidamente tendrá lugar la procesión por el itinerario tradicional (C/ Alta, Puerto del pan, Esquina de Matías, debajo del Pilar, Llana, Larga, ...Iglesia). - Sábado 20 de Junio: celebraremos la ASAMBLEA DE FIN DE CURSO, en la parroquia. Es un día importante para que revisemos el curso que hemos finalizado, y para que hagamos que nuestra parroquia funcione mejor con vuestras aportaciones y sugerencias. ¡Os esperamos! ¡No faltéis!

Parroquia de San Sebastián C/ Cañamaque 114. Gaucín, 29480 (Málaga) Tfno 952 15 10 06

www.diocesismalaga.es www.portantos.com

Parroquia de San Sebastian Gaucín

HOJA PARROQUIAL nº 3. Junio de 2009 Queridos hermanos, tras este mes de Mayo dedicado a María, la Virgen, nos adentramos en el mes de Junio, mes dedicado tradicionalmente al Sagrado Corazón de Jesús y a la Santísima Eucaristía. El próximo 14 de Junio celebraremos con gran solemnidad el día del Corpus Christi, , el día de la Caridad, en el que el Señor saldrá por nuestras calles y plazas de Gaucín para que lo contemplemos, lo adoremos y le mostremos nuestra fe. Será un día de fiesta grande para todos los cristianos de Gaucín. Y espero que así lo mostremos. La solemne celebración del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo es la síntesis de todo el misterio cristiano: Jesucristo, el Hijo eterno del Padre, el mismo que se encarnó de María la Virgen, se hace presente hoy en su Iglesia, y permanece vivo entre nosotros, real y verdaderamente, bajo las especies eucarísticas del pan y del vino. El Señor se ha querido quedar entre nosotros, en el Sagrario, como el mejor vecino, que nos espera en el silencio y en lo acogedor de nuestra parroquia; y se queda para alimentarnos cada día, para sostenernos en la dificultad, para acompañarnos en los buenos y malos momentos, para fortalecernos en nuestra enfermedad y para darnos la Vida Eterna. Jesús nos espera en el Sagrario, y desde allí nos pide que seamos gente disponible, entregada a los demás, como Él lo es. Queridos hermanos, os animo a que, cuando entréis en nuestra iglesia, lo hagáis sabiendo que el Señor os espera en el Sagrario. Que vuestro primer saludo al entrar sea para Él; que Él sea el primero con quien compartís vuestras alegrías y vuestros problemas. Sería muy bueno que durante todo el año aprovechásemos el gran regalo de la presencia del Señor en nuestra parroquia, y que supiésemos valorar la suerte de poder celebrar cada martes, viernes y domingo, la Santa Misa. Aunque somos pocos los que lo hacemos, sabéis que estáis todos invitados. Además, los martes antes de la misa, pasamos un hermoso rato de oración frente al Señor Sacramentado, expuesto en la custodia. Nunca es tarde para decidirse a celebrar la Misa, en familia, en nuestra parroquia. El Señor os espera. Hoy que nuestras calles son testigos de tantas manifestaciones de todo tipo, tenemos que dar testimonio de nestra fe públicamente, con recogimiento, con devoción. El próximo día 14 llevaremos al mismo Dios, llevaremos a Jesucristo mismo, por las calles de Gaucín. Que participemos con lo mejor que tengamos, con nuestras fachadas engalanadas, con nuestros cantos y nuestro saber estar, para que juntos celebremos el gran milagro que sale fuera de nuestra parroquia, entre incienso, cantos y música. La Solemnidad del Cuerpo y Sangre del Señor (Corpus Christi), debe hacer que valoremos mucho más la presencia del Señor, y que nos decidamos a servir a los hermanos como Él lo hizo. Jesús nos dio ejemplo. La Eucaristía es estímulo y alimento para una vida entregada a los demás. Así os lo pido y así lo espero de vosotros. Recibid un fuerte abrazo de vuestro párroco,


José Javier García Pascual


LITURGIA BÁSICA

¿QUÉ SIGNIFICA BAUTIZARSE?

LOS ESPACIOS LITÚRGICOS DE NUESTRA CELEBRACIÓN

El sacramento fundamental de la iniciación cristiana es el Bautismo. De acuerdo con la práctica cristiana desde sus comienzos, el Bautismo es la recepción de la Gracia del Espíritu Santo. El Bautismo es la radical liberación del poder que sobre nosotros tiene el pecado y la muerte. Por eso decimos que el convertido es bautizado en el nombre de Jesús Resucitado, en su fuerza, en su Gracia. Esto supone y conlleva la fe en el Señor; el bautismo sin fe es un simple baño de agua in expresivo, incompleto. Fe y Bautismo están íntimamente ligados porque son dones de Dios aceptados responsablemente por el creyente que se hace bautizar.

EL ALTAR El altar debe ser el punto de referencia y de atención de todos en cada celebración de la eucaristía. Es a la vez, el ara (altar) del Sacrificio Eucarístico, y la mesa donde Cristo invita a su pueblo a la mejor comida: su Cuerpo y su Sangre. El altar debe ser único en cada iglesia y debe estar dedicado solemnemente por el Obispo. El altar debe ser, preferiblemente, fijo y no movible; de piedra o en su defecto de otro material digno. Cerca del altar debe estar la cruz, bien visible, que nos recuerda que lo que en ese altar se celebra es la actualización del sacrificio de Jesucristo. EL AMBÓN El ambón es el lugar desde donde se proclama la Palabra de Dios (las lecturas y el salmo responsorial), así como la homilía, el Pregón Pascual, y también las preces (oración de los fieles). El ambón no debe ser un simple atril que sirva para todo (para eso deben usarse otros lugares de la iglesia). El ambón es un lugar litúrgico esencial y debe ser fijo, digno y muy cuidado en su apariencia; debe estar bien visible para todos, porque desde él se proclama la Palabra de Dios en cada celebración. Es preferible que para hacer moniciones o dar avisos a la asamblea reunida, o para el animador de los cantos, se busquen otros espacios u otros atriles. Para estas cosas no debe usarse el ambón. LA SEDE La sede es el lugar desde el que el ministro ordenado preside la celebración de la comunidad. En las catedrales, la sede del Obispo se llama “cátedra”. El que preside tiene un asiento especial y diferenciado en la celebración, porque él nos hace presente a Jesucristo como cabeza de la comunidad, como el que preside la celebración. Por esto mismo, la sede no puede ser un asiento o banco más de la iglesia, o una simple silla puesta en el presbiterio, entre otras más. La sede debe ser única y estar de cara al pueblo, de manera que resulte fácil a la comunidad ver al que preside. Desde la sede, el sacerdote también puede hacer la homilía.

Bautizarse es entrar en la comunión de los creyentes en Cristo, en esa gran familia de los hijos de Dios que es la Iglesia. No somos cristianos individualmente o a solas, sino que lo somos comunitariamente, en familia, en la Iglesia. En el caso de los niños que son bautizados, ellos reciben el Bautismo sin haberlo pedido, pero en ellos se hace visible especialmente el don de Jesucristo que les acoge gratuitamente y que les hace miembros de su Cuerpo, que es la Iglesia. En ellos, progresivamente, a la par que van creciendo, se irá haciendo más grande su fe personal, gracias a la ayuda de sus padres y padrinos y de toda la comunidad cristiana. Por eso los padres y padrinos de los niños que acuden a bautizarse, tienen una especial responsabilidad ante Dios: deben ser los primeros en dar testimonio de su fe, allí donde se encuentren. Por eso, no tiene sentido pedir el Bautismo para un hijo, si uno mismo no es practicante de la fe que pide para ellos. Solicitar a la Iglesia el Bautismo para un hijo es la ocasión para reforzar la propia fe, para sentirse más participante en la vida comunitaria, en la parroquia. De este modo, la vida nueva que viene a través del agua del Bautismo no solamente será una vida nueva para el niño, sino que también, en cierto sentido, lo será para su familia. Hay que acudir correctamente preparados para celebrar el Bautismo. Para ello están los cursillos prebautismales que la parroquia ofrece a los padres y padrinos, en los que se les explica qué es el Bautismo y a qué se comprometen los padres y padrinos solicitándolo a la Iglesia.


LA VOZ DEL PAPA

(Homilía de Benedicto XVI, en el Corpus Christi de 2008)

Después del tiempo fuerte del año litúrgico,(la Pascua) la liturgia nos hace celebrar tres fiestas que tienen un carácter "sintético": la Santísima Trinidad, el Corpus Christi y, por último, el Sagrado Corazón de Jesús. ¿Cuál es el significado específico de la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo? Nos lo manifiesta la celebración misma, con el desarrollo de sus gestos fundamentales: nos hemos reunido alrededor del altar del Señor para estar juntos en su presencia; luego, tendrá lugar la procesión, caminar con el Señor; y por último, arrodillarse ante el Señor, la adoración, que acompaña toda la procesión, pero que culmina en el momento final de la bendición eucarística. Así pues, el primer acto es el de reunirse en la presencia del Señor. La Eucaristía no puede ser nunca un hecho privado, reservado a personas escogidas según afinidades o amistad. La Eucaristía es un culto público. Por tanto, el Corpus Christi, ante todo nos recuerda que ser cristianos quiere decir reunirse desde todas las partes para estar en la presencia del único Señor y ser uno en él y con él. El segundo aspecto constitutivo es caminar con el Señor. La procesión del Corpus Christi nos enseña que la Eucaristía nos quiere librar de todo abatimiento y desconsuelo, quiere volver a levantarnos para que podamos reanudar el camino con la fuerza que Dios nos da mediante Jesucristo. Dios nos ha creado libres, pero no nos ha dejado solos: se ha hecho él mismo "camino" y ha venido a caminar juntamente con nosotros a fin de que nuestra libertad tenga el criterio para discernir la senda correcta y recorrerla. Y el tercer elemento constitutivo del Corpus Christi: arrodillarse en adoración ante el Señor. Adorar al Dios de Jesucristo, que se hizo pan partido por amor. Arrodillarse ante la Eucaristía es una profesión de libertad: quien se inclina ante Jesús no puede y no debe postrarse ante ningún poder terreno, por más fuerte que sea. Los cristianos sólo nos arrodillamos ante Dios, ante el Santísimo Sacramento, porque sabemos y creemos que en él está presente el único Dios verdadero, que ha creado el mundo y lo ha amado hasta el punto de entregar a su Hijo único. Nos postramos ante Dios que primero se ha inclinado hacia el hombre, como buen Samaritano, para socorrerlo y devolverle la vida, y se ha arrodillado ante nosotros para lavar nuestros pies sucios. Adorar el Cuerpo de Cristo quiere decir creer que allí, en ese pedazo de pan, se encuentra realmente Cristo, el cual da verdaderamente sentido a la vida, al inmenso universo y a la criatura más pequeña, a toda la historia humana y a la existencia más breve.

LAS IMÁGENES DE LA VIRGEN Y DE LOS SANTOS Es una buena tradición cristiana venerar y honrar las imágenes de la Virgen María y de los santos. La comunidad cristiana siempre, desde sus inicios, ha pensado que las imágenes de los santos nos pueden ayudar en nuestra vida de fe y orientarnos en nuestro camino hacia el Señor, porque nos muestran a aquellos que en su vida intentaron poner por obra el Evangelio de Jesucristo. Las imágenes de los santos nos muestran a los que nos enseñan que es posible vivir el Evangelio y seguir sus ejemplos, a pesar de nuestras limitaciones humanas. Las imágenes de los santos no nos apartan ni nos alejan de Jesús, sino que más bien nos acercan a Él, y nos animan en nuestra vida de fe. Cuando a veces nos encontramos con gente que pertenece a sectas y que nos acusan de ser “idólatras” por venerar imágenes de santos, hemos de tener muy claro que nosotros no “adoramos” imágenes. Sabemos bien que son eso mismo: imágenes de aquellos cristianos que viven junto a Dios y que para nosotros son ejemplos de vida cristiana a imitar. Nosotros sí “veneramos” y “honramos” imágenes de los santos, porque nos ayudan a pensar en ellos y a dirigirnos a ellos, y nos animan al querer vivir como ellos vivieron el Evangelio, en la sencillez de nuestras vidas cotidianas. Ya en los principios de la vida de la Iglesia, en los primeros siglos, surgieron algunos que intentaban eliminar el uso de imágenes en la devoción a los santos, pero la Iglesia expresó claramente su parecer para decir que es completamente legítimo hacer uso de ellas. Ya en el II Concilio de Nicea quedó muy clara esta cuestión. Pero a pesar de ello, hoy en día muchas sectas acusan a los católicos de “idolatrar” imágenes, aun a sabiendas de que no “adoramos”, sino que solamente “veneramos y honramos” las imágenes de los santos. Tenemos bien claro que una cosa es la imagen y otra la persona real. Los santos son los mayores éxitos de Jesús; los frutos maduros de su Pascua; sobre todo la Santísima Virgen María, la que mejor cumplió en su vida el Evangelio, la que estuvo siempre cerca de Jesús y junto a la comunidad de los apóstoles y que por eso es invocada como Madre de la Iglesia. Que nunca dejemos de tener una imagen del Señor, de nuestra Madre la Virgen y de algún santo en casa. Y que cada día intentemos, como ellos, vivir el Evangelio.


CAMPAÑA DE CÁRITAS Cáritas Española realiza anualmente dos grandes campañas de sensibilización ciudadana: la Campaña del Día de los Sin Techo (a finales de noviembre) y la Campaña Institucional, en dos tiempos litúrgicos: Navidad y Día de Caridad (Corpus Christi). Mientras que la primera de ellas tiene como objetivo denunciar las condiciones de vida de las personas sin hogar y proponer soluciones a sus problemas, la segunda busca promover en el seno de nuestra sociedad un cambio de valores que permita atajar las causas de la pobreza, y ofrecer a las personas excluidas alternativas viables para acceder plenamente a sus derechos sociales. El día del Corpus, la colecta irá íntegramente a Cáritas Diocesana, para colaborar con la labor que la Iglesia hace en este campo. “Una sociedad con valores es una sociedad con futuro” es el lema de esta campaña y a través de ella (y durante dos años), invita a profundizar y reflexionar sobre el modelo de sociedad en el que vivimos, presentando cuatro valores que nos llevan a remodelar nuestra sociedad, haciéndola más humana y habitable para todos; especialmente para los que viven al margen y excluidos: la comunión, la participación, la diversidad y la gratuidad. Estos valores nos muestran que otro estilo de vivir es posible. La pobreza que padecen las tres cuartas partes de la humanidad, la escasez y de alimentos que afecta en especial a los más pobres, la sobreexplotación de la naturaleza con sus graves consecuencias reflejadas en el cambio climático, la lucha por el agua, las guerras y fanatismos políticos y religiosos, son reflejo del estilo de vida predominante en nuestra sociedad, caracterizado por el individualismo, la insolidaridad, el egoísmo o el consumismo. Desde Caritas queremos proponer un cambio urgente de estilo de vida que dé lugar a un cambio de sociedad, donde no haya últimos ni excluidos, donde las relaciones que se establecen entre las personas sean más humanizadoras y sanadoras, donde cada uno se sienta responsable del mundo en el que vive.

AVISOS DE LA PARROQUIA - EL MARTES 8 DE JUNIO NO HABRÁ MISA, DEBIDO A QUE EL PÁRROCO ESTARÁ EN LA CONVIVENCIA DEL “QUINQUENIO SACERDOTAL” JUNTO A LOS DEMÁS SACERDOTES ORDENADOS EN LOS ÚLTIMOS CINCO AÑOS. - Desde este mes de Junio en adelante, la misa de los martes y viernes será a las 8 de la tarde. La Misa del domingo sigue, como siempre a las 12 del mediodía. - El próximo domingo 14 de junio, como ya sabéis, celebraremos el Corpus Christi. La misa será a las 11 de la mañana, y seguidamente haremos la procesión, por el itinerario de siempre (el tradicional: C/ Alta, Puerto del pan, Esquina de Matías, bajo del Pilar, Llana, Larga, Iglesia). Es un detalle muy hermoso para ese día, adornar nuestras calles, fachadas y balcones por todo el pueblo con colchas, colgaduras y flores... para expresar a todos que estamos de fiesta, así como hacer altares al paso del Señor, por ese mismo recorrido. Que se note en nuestro pueblo que el Señor está esa mañana por nuestras calles. - Desde hace varios meses se reúne el grupo de formación de adultos de nuestra parroquia, una vez al mes en el salón, para algo tan bueno como es conocer más y mejor la Palabra de Dios y nuestra fe , de una manera bastante sencilla. Hasta ahora somos un grupo de unas diez personas, que intentamos comprender mejor nuestra fe y fortalecerla; el grupo está abierto a todo aquel que desee venir. No importa la edad, ni los estudios que tengas. ¡Estás invitado! ¡Conoce tu fe! ¡Anímate a participar! - El miércoles 24 de Junio, tendremos el próximo encuentro de este grupo de formación de adultos, en el salón, a las 7 de la tarde. - El sábado 27 de Junio celebraremos el Encuentro de Fin de Curso, de Cáritas de la Serranía de Ronda. Nos acogerán en su parroquia los miembros de Cáritas de Cañete la Real, a las 10 de la mañana.

HOJA PARROQUIAL Nº 3. JUNIO 2009  

Hoja parroquial de Gaucin

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you