Page 1

MISA EN LA ERMITA DEL ROCÍO MEMORIA DEL BEATO JUAN PABLO II 22 de Octubre de 2011 D. MARIANO CABEZA PERALTA


“A verte vengo Rocío” Queridos hermanos de nuestra hermandad diocesana de la Virgen del Rocío de Baeza que peregrinamos por primera vez como Hermandad Diocesana después de esta preparación de 8 años como grupo parroquial. Queridos hermanos de la Cofradía de la Virgen de la Soledad de Baeza que peregrináis también hoy hasta esta ermita mariana. Hermanos y hermanas que celebráis la Santa Misa con nosotros. Con verdaderos deseos vemos cumplido este día que tanto esperamos durante el año. Nuestra peregrinación particular secundada por la familia rociera de Baeza y muy especialmente por los niños y jóvenes. Aquí en este lugar nace el Rocío y el ser rociero. En este hermoso templo, casa del Señor Jesús y de su bendita Madre bajo la advocación de nuestra Señora del Rocío. El resto de la aldea se dispone y va creciendo en torno a este santuario que es su corazón y sentido. Todo lo demás es consecuencia del ser rociero, es el fruto de la raíz y tronco del que brota vida. Y el Rocío no sería Rocío sin nuestra condición cristiana y eclesial, porque es la Iglesia quien nos lleva hasta Cristo y es Cristo quien nos da a su Madre como Madre nuestra. Quien no entienda y viva esta realidad tampoco llegará a captar en toda su profundidad las vivencias auténticas y centenarias de este lugar. Anoche nos preparábamos, después de nuestro viaje, con el rezo del Santo Rosario. Una devoción muy querida en la Iglesia y muy significativa en esta aldea. El Rosario en el Rocío es ir de la mano de la Pastora por las marismas al encuentro del Divino Pastor. Ella nos enseñó anoche el camino hasta la puerta de la Ermita anunciándonos que hoy, esas puertas cerradas se abrirían y nos conducirían hasta la mesa del altar para poder celebrar el misterio mas grande de nuestra fe cristiana, la Eucaristía, un misterio de amor, entrega, sacrificio y reconciliación. Somos invitados a comulgar con la Palabra de Dios y con el Cuerpo y Sangre del Divino Pastor de nuestras vidas. Entrar en Cristo de la mano de María para amarlo, escucharlo, obedecerlo, seguirlo, permanecer con él y comunicarlo a los demás, porque todos estamos llamados a la evangelización. Cuanto más significativo en la fiesta del Domund que celebraremos en este fin de semana.


Al igual que el Padre Dios envía al Hijo con una buena noticia, el Hijo nos envía a nosotros para prolongar esa buena nueva de la Salvación. Unimos esta idea con la gozosa memoria que celebra la Iglesia hoy día 22 de octubre por primera vez, la memoria del Beato Juan Pablo II. Hablar de Juan Pablo II es hablar del Rocío porque fue buen pastor de la Iglesia muy al gusto del Divino Pastor y de la Pastora. Viajero incansable por todo el mundo también recaló en este lugar el 14 de junio de 1993 en el IV viaje que realizó a España. Se postró ante las plantas de nuestra Señora y oró por todos nosotros y por toda la Iglesia. El único Papa que ha visitado aún este lugar. En la alocución de aquel día volvía a recordar unas palabras que también dirigió a los rocieros en Roma en el año 1989: “Quiero alentaros vivamente en la auténtica devoción a María, modelo de nuestro peregrinar en la fe, así como en vuestros propósitos, como hijos de la Iglesia y como fieles laicos asociados en vuestras Hermandades, a dar testimonio de los valores cristianos en la sociedad andaluza y española” (Audiencia general, 1 de marzo de 1989). El Papa Juan Pablo fue heraldo de la fe en Jesucristo y promotor de la civilización del amor fundamentada en los valores cristianos. Ejerció el ministerio petrino hasta las últimas consecuencias, incluso le costó un atentado por la claridad de sus denuncias sociales. Vivió intensamente su vocación hasta el final, incluso cuando las fuerzas físicas no lo acompañaban dando un testimonio de amor a las personas y a la Iglesia. Murió santamente en Roma la noche del 2 de abril de 2005 en una fiesta instituida por él y de su devoción, la Divina Misericordia. Me alegra mucho, queridos hermanos que celebremos su primera fiesta en este lugar que unió al Papa con los rocieros y a los rocieros con el Papa con aquella entrañable expresión del santo padre: “que todo el mundo sea rociero”. Hoy le pedimos que desde el cielo, junto a la Blanca Paloma y al Pastor Divino, interceda a Dios Padre por nosotros para que movidos por la fuerza del Espíritu Santo, sepamos renovar y purificar nuestra fe cristiana, que sepamos sacudir el polvo del camino que se nos pega con el sacramento de la penitencia y la Eucaristía sea la fuente de un renovado impulso de vida cristiana.


Recordemos agradecidos en nuestras oraciones y en esta eucaristía a nuestros misioneros que llevan la Buena Noticia del Evangelio por todo el mundo, enviados por Cristo y por la Iglesia, movidos por el amor incondicional a Dios y a los hermanos. Que esta peregrinación nos afiance en el amor a la Santísima Virgen y en la imitación de su vida en fe y obediencia a Dios. Que la Virgen del Rocío interceda por nosotros. Que así sea.

Profile for Parroquia El Salvador

MISA ERMITA ROCIO  

Homilia con motivo de la peregrinación de la hermandad del rocio de Baeza a la Ermita. Octubre de 2011

MISA ERMITA ROCIO  

Homilia con motivo de la peregrinación de la hermandad del rocio de Baeza a la Ermita. Octubre de 2011

Advertisement