Page 1

SEGUNDO DOMINGO DEL TIEMPO DE CUARESMA AÑO B PARROQUIA EL SALVADOR DE BAEZA D. MARIANO CABEZA PERALTA Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros? Hermanos, Qué grande debe ser esta certeza en un creyente. Dios está conmigo, Dios está por mí, Dios me acompaña siempre, Dios quiere lo mejor para mí porque me ama como a hijo. El tiempo cuaresmal es un tiempo para ahondar en esta certeza, en esta experiencia de fe. El tiempo Cuaresmal es un tiempo de preparación para llegar a la montaña santa de la Pascua donde Cristo se nos manifieste vivo,


resucitado, transfigurado, llenándonos de su luz, de su esplendor, de su espíritu, de su fuerza. El Salmo 115 nos daba el tono de la segunda semana de Cuaresma: “Caminaré en presencia del Señor”. Pero el tiempo de Cuaresma es tiempo de prueba, porque la fe es algo vivo como la misma persona. La fe no es estática sino dinámica, puede crecer o menguar, puede estar despierta o adormecida. Nuestro padre en la fe Abraham fue puesto a prueba por Dios. Se le pide que sacrifique a su hijo Isaac. Aparentemente una prueba irracional, incomprensible, incluso cruel. Es Dios quien le concede un hijo, un solo hijo que suponía perpetuar su familia, que suponía el cumplimiento de la promesa de Dios a Abraham: “haré de ti un gran pueblo”. ¿Qué sentido tenía darle un hijo para quitárselo después?¿Qué sentido tenía haber creado ilusiones y expectativas en unos padres para después arrancárselas de cuajo? Pero Abraham tiene claro el argumento que luego utilizaría Job: Dios me lo dio, Dios me lo quitó. Aunque no entiende no duda, aunque no comprende los planes de Dios no desobedece. Cuando llega el momento de clavar el cuchillo y acabar con la vida del hijo, Dios detiene la escena por boca del ángel. ¿Qué sentido tiene esta prueba?¿Qué broma macabra gasta Dios a Abraham?¿No había otra forma de demostrar la fidelidad? Queridos hermanos, aunque son preguntas lógicas que nos podemos hacer, tenemos que profundizar para entender lo que Dios quiso decir y dejar con esta prueba. Fijaros, un padre con un hijo único. Un hijo ofrecido en sacrificio, que sube a un monte cargando el mismo la leña al hombro para el sacrificio. El padre ofrece el sacrificio del hijo. ¿No os suena, no reconocéis la imagen?


Ese Padre es Dios, ese hijo es Jesucristo, esa leña es el madero de la cruz, ese monte es el Calvario. Pero a diferencia de Abraham que no perdió a su único hijo, Dios Padre si que tuvo que contemplar la muerte en la cruz de su único Hijo. Por eso decía San Pablo en la segunda lectura: “El que no perdonó a su propio Hijo sino que lo entregó a la muerte por nosotros”. El evangelio de Marcos nos anuncia que el monte de la muerte y del sacrificio del Cordero Inmaculado nos lleva hasta el otro monte, el Tabor, el de la resurrección y la vida, el de la luz y la gloria de Dios. La conclusión es clara hermanos, toda prueba tiene sentido. Toda prueba de Dios aunque no la entendamos en el momento tiene una gran enseñanza, tiene una verdad buena para nosotros y para los demás. Es una de las formas que Dios tiene para escribir historia de salvación en la historia de la humanidad. En el libro del Génesis escribió dos mil años antes el sacrificio de Jesucristo en la cruz. En el evangelio de San Marcos escribió la resurrección y la gloria de la Pascua antes de que sucediera. En el libro de nuestra propia vida también escribe Dios derecho en nuestros pobres renglones torcidos. Cuaresma es tiempo de preparación, es tiempo de reflexión, de interpretación, de encuentro con Dios, porque Cuaresma nos llama al recogimiento, a dar de nuestro tiempo a Dios para poder interpretar las pruebas de nuestra vida. Pidamos al Señor que siempre respondamos como Abraham: Aquí me tienes Señor. Como María: “hágase en mí según tu palabra”, como el mismo Cristo: “Aquí esto Padre para hacer tu voluntad”. Todo con la certeza de lo que nos decía San Pablo: Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros?


Que así sea.

II DOMINGO DE CUARESMA  

HOMILIA CON MOTIVO DEL II DOMINGO DE CUARESMA

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you