Issuu on Google+

Página 1

AULA DE JOYERÍA COLOR, TEXTURAS Y ACABADOS

A

ula de joyería es una colección práctica y muy didáctica en la que se muestran, de forma pormenorizada y muy visual, todos los procesos y las técnicas que se utilizan en el mundo de la joyería. El contenido, riguroso y muy actual, se acompaña de gran cantidad de imágenes y dibujos que ayudan a clarificar cada uno de los procesos que se muestran. En el presente volumen, Color, texturas y acabados, se explica por medio de diversas técnicas, algunas casi desconocidas, una serie de procesos cuya finalidad es aportar color y textura a nuestras más preciadas piezas de joyería. Destacan la granulación, una técnica ancestral prácticamente desaparecida, el Mokume Gane y el Kum Boo, técnicas de origen oriental que ofrecen enormes posibilidades creativas. Para acabar, se muestran algunos ejemplos de acabados y pátinas de metal que dan el toque final a nuestras creaciones.

Otros títulos: • TÉCNICAS BÁSICAS • TÉCNICAS DECORATIVAS cincelado, esmalte, grabado, talla ISBN: 978-84-342-3380-5

,!7II4D4-cddiaf!

• FUNDICIÓN Y MODELADO microfusión y procesos alternativos

• TÉCNICAS ALTERNATIVAS resinas, vidrio, fieltro, cerámica

COLOR, TEXTURAS Y ACABADOS Mokume Gane, Kum Boo, granulación, pátinas

AU LA CA DE RL ES CO JO DIN A YE RÍA

08:48

AULA DE JOYERÍA

28/1/09

COLOR,TEXTURAS Y ACABADOS

Cubierta2Blu_2


01 015(2).qxd

28/1/09

08:23

Página 2

Proyecto y realización Parramón Ediciones, S.A. Dirección editorial María Fernanda Canal Editor Mª Carmen Ramos Textos Carles Codina i Armengol Diseño de la colección Carles Bonet Fotografías Nos & Soto Dibujos infográficos Farrés il·lustració editorial Maquetación Carles Bonet Dirección de producción Rafael Marfil Producción Manel Sánchez Preimpresión Pacmer, S.A.

Primera edición: febrero de 2009 © 2009 Parramón Ediciones, S.A. Derechos exclusivos de edición para todo el mundo. Roselló i Porcel, 21 9ª Planta Módulo B 08016 Barcelona (España) Empresa del Grupo Editorial Norma de América Latina www.parramon.com ISBN: 978-84-342-3380-5 Depósito legal: Prohibida la reproducción total o parcial de esta obra mediante cualquier recurso o procedimiento, comprendidos la impresión, la reprografía, el microfilm, el tratamiento informático o cualquier otro sistema, sin permiso escrito de la editorial. Carles Codina. Colgantes realizados en lámina de oro blanco y oro amarillo.


01 015(2).qxd

28/1/09

08:23

Página 3

Sumario Combinaciones y aplicaciones de metal

Kum Boo Plaqué Limadura fundida Mokume Gane Granulación

6 12 15 16 32

Texturas y pátinas Texturas y acabados Pátinas

42 46

La práctica Colgantes de Kum Boo Broche y anillo granulados Anillo en Mokume Gane por Hans Leicht Anillos punzonados y granulados

48 54 58 61

3


016 031(2).qxd

27/1/09

18:33

Página 16

Mokume Gane El Mokume Gane es una técnica utilizada antiguamente en Japón para decorar las empuñaduras de las espadas de los samuráis de los siglos XVII y XVIII. Estas decoraciones, por lo general, eran indicación de rango y estatus social. En su traducción, Mokume significa “veta de madera” y Gane, “metal”. Éste es, precisamente, el efecto buscado por esta antigua técnica. El proceso consiste en crear un bloque formado por distintas láminas de metal sin utilizar soldadura en su fabricación. Para lograrlo, se recurre a la propiedad de los metales de unirse entre sí por difusión; tal efecto ocurre cuando son sometidos a una presión y

16

Hans Leicht. Aguja de Mokume Gane donde se ha utilizado una lámina de oro para la construcción del bloque.

Andronikos Sagiannos. Colgante de plata con intervención de Mokume Gane.

una temperatura determinadas dentro de una atmósfera reductora. En estas condiciones particulares, se produce una leve fusión superficial que permite la unión entre sí de las diversas aleaciones que los componen. Una vez lograda la unión, se obtiene un bloque compacto compuesto de diferentes aleaciones de metal que puede trabajarse como si de un lingote se tratase; el resultado son variados efectos como consecuencia de la superposición de distintas aleaciones de metal con diferentes colores.


016 031(2).qxd

27/1/09

18:33

Página 17

Las aleaciones básicas son el Shakudo, el Shibuichi y el Kuro Shibuichi, pero también se consiguen resultados interesantes utilizando láminas de oro, plata fina o de ley e incluso algunas aleaciones de bronce. Es importante utilizar aleaciones que posean maleabilidades y puntos de fusión próximos, motivo por el cual se utiliza el cobre y sus aleaciones como metal básico, ya que el contenido en cobre de la aleación potencia la maleabilidad de la misma. Es preferible y aconsejable unir aleaciones de cobre con aleaciones de plata y no con aleaciones de bronce. Cuando se desee unir aleaciones con puntos de fusión distantes, se procederá por separado. El oro, la plata o el cobre empiezan a unirse alrededor de los 735 oC, y se funden a unos 790 oC de media; las aleaciones de latón o de bronce, en cambio, se unen al cobre entre los 810 y los 980 oC. No es muy aconsejable utilizar latón junto con plata, pues se genera una aleación de bajo punto de fusión que puede estropear el bloque. La especialización en la técnica permite unir incluso láminas de acero inoxidable, titanio o aluminio y conseguir sorprendentes coloraciones. Al preparar el bloque pueden combinarse tres o más aleaciones, pero la experiencia indica que los mejores resultados se obtienen mezclando sucesivas capas de dos aleaciones que posean un buen contraste, por ejemplo el Shakudo con la plata fina o con el oro, o bien el Shibuichi con cobre o con Shakudo.

COMBINACIONES Y APLICACIONES DEL METAL

Las aleaciones

El Kuro Shibuichi se realiza a partir de la fusión de diferentes proporciones de Shakudo y de Shibuichi. Por su contenido en arsénico, el Kuromi Do resulta peligroso de realizar, y en este capítulo se ha sustituido por cobre puro.

Hans Leicht. Pulsera de Mokume Gane realizada a partir de un bloque en el cual se llevaron a cabo diversos trabajos.

Hans Leicht. Pendientes realizados en Mokume Gane.

Hans Leicht. Colgante realizado a partir de sucesivas perforaciones sobre un bloque de Mokume Gane. 17


Mokume Gane

016 031(2).qxd

27/1/09

18:33

Página 22

Preparación del horno Se prepara un horno con ladrillos refractarios y se introduce en él carbón vegetal y mineral, este último en menor proporción, con el fin de lograr una atmósfera reductora. Debe generarse un ambiente con gran presencia de carbón, imprescindible para la buena consecución del Mokume Gane. Se puede fabricar el horno con ladrillos refractarios normales cubiertos por una manta térmica o bien se puede utilizar un pequeño horno de refractario de uso común en muchos talleres. También resulta idóneo realizar el proceso en una fragua de herrero, empleando una mezcla de carbón vegetal y mineral.

1

1/ Al tiempo que se cierra la caja, el horno debe estar precalentado con el carbón en su interior en estado de brasa. Es importante ir cargándolo con carbón vegetal con el fin de conseguir la atmósfera reductora imprescindible para obtener la correcta unión de las láminas.

2

3

2/ La atmósfera reductora se consigue cuando el carbón ha reducido aproximadamente un 50 % de su volumen. En este momento, se introduce la caja en el interior del horno y se cierra la puerta de éste. 3/ Se aumenta de nuevo la temperatura con un soplete de gas propano. Es importante que la llama sea envolvente y reductora, y evitar la excesiva presión y el exceso de oxígeno para reducir al máximo el riesgo de oxidación.

4

4/ El momento crucial en todo Mokume consiste en apreciar un sutil resplandor entre las diversas capas, indicación de que se ha producido la unión entre las mismas. En este preciso momento, debe retirarse el bloque del horno de inmediato.


27/1/09

18:33

Página 23

El horno eléctrico El Mokume puede realizarse también en un horno eléctrico cerrado que disponga de una buena regulación, y recubrir la caja y las láminas con carbón vegetal molido para evitar la oxidación. Si se efectúa en un horno eléctrico es preciso mantener la caja a unos 300 grados centígrados por debajo de la temperatura de la aleación más baja, e ir aumentado ésta ligeramente hasta adecuarla a la temperatura de fusión. Hay que conseguir una temperatura uniforme que empape por completo el bloque y la caja, proceso que puede durar entre cinco y diez horas. Siempre que se trabaje en horno cerrado habrá que llevar a cabo algunas pruebas previas de temperatura.

horno, e iniciar el forjado cuando el bloque haya perdido su color rojo del recocido. Con unas mordazas se coloca encima del tas y se forja golpeando sucesivamente con un martillo de forja por ambas caras. Se repite este proceso varias veces hasta alcanzar una reducción de un 50 %, a partir de este momento se puede laminar el metal en el laminador. Una vez conseguida una reducción superior a la mitad, se puede cortar el bloque por la mitad y unirlo de nuevo dentro de la caja de acero; de esta forma, se multiplicará por dos el número de capas del bloque.

Formas de trabajar el bloque

COMBINACIONES Y APLICACIONES DEL METAL

016 031(2).qxd

Hay muchas posibilidades creativas, en especial si se realiza un bloque con coloraciones contrastadas. Se pueden cortar y soldar entre sí las tiras cortadas, cortar una tira y estirarla para hacer un anillo o bien forjar directamente una tira y realizar con ella un colgante u otra forma que se desee. En las siguientes páginas veremos sólo las formas básicas de trabajo, a partir de estas propuestas pueden realizarse infinidad de proyectos y dar forma a diferentes objetos.

1

Forjado Una vez conseguido el bloque, se decapa en ácido sulfúrico y se enjuaga correctamente. Empieza entonces el forjado para compactar el bloque y reducir su tamaño. Un buen forjado evitará que el bloque se fracture en exceso en sus extremos. Es preferible forjar en caliente, en lo que se denomina calor negro o fuego negro. Consiste en calentar primero el bloque, en la misma fragua o sobre los restos de carbón que aún posee el

2

1/ En especial las aleaciones de plata y de oro deben forjarse al calor negro, a unos 450 oC, pues si se forjan cuando el metal está muy caliente el bloque podría romperse, sobre todo si contiene aleaciones de plata. 2/ Debe forjarse toda la superficie de manera uniforme, así como los laterales; de este modo, se conseguirá un bloque compacto, sin hundimientos entre las láminas y sin fracturas en los confines del mismo.

3

3/ Bloque realizado a partir de diversas aleaciones de Shakudo, Shibuichi y Kuro Shibuichi. Es preferible ir limando los extremos en la medida que se reduce el bloque con el forjado para evitar que se amplíen las fracturas de los bordes. 23


032 041(2).qxd

27/1/09

18:44

Página 32

Granulación La granulación es una técnica decorativa muy antigua que consiste en la unión de pequeños gránulos o bolas de oro o de plata entre sí o sobre una superficie de metal precioso. Antes incluso de que se conociera la soldadura como forma de unión ya se utilizaba la soldadura por fusión o granulación. Con esta técnica era posible unir entre sí diminutas piezas de oro fino o de título elevado y realizar gran variedad de decoraciones, y junto con el cincelado, la estampación o la filigrana se acabó por dar forma a todo un estilo estético.

Historia Los primeros trabajos de granulación encontrados pertenecen a las tumbas reales de Ur, y datan del año 2500 a.C. Se trata de gránulos de unos dos milímetros de gran calidad y finura así como de una perfecta fijación. Se sabe que también en Troya se producían gránulos de 0,4 a 1,1 milímetros, y se han encontrado delicados trabajos en Creta y el antiguo Egipto, así como en toda la cultura fenicia, la cual propagó este tipo de decoración por todo el Mediterráneo.

Anillos de oro granulados con aplicaciones de niello. Codinaorfebres. 32

El apogeo de esta técnica llegaría durante el primer milenio antes de Cristo, en concreto en los siglos VIII y VII a.C., en lo que podríamos denominar orfebrería de la Grecia prehelénica, donde se consiguieron progresos técnicos importantes, que no sólo afectaron a la granulación sino también a la filigrana, el repujado o el troquelado, y que generaron un verdadero estilo decorativo. La técnica aparece en Etruria en el siglo VIII, importada por mercaderes fenicios, y alcanza su apogeo en el siglo VI, durante el cual se consiguen traba-


032 041(2).qxd

27/1/09

18:44

Página 33

jos de granulación nunca vistos hasta el momento, con gránulos de 0,1 y 0,2 milímetros. La técnica penetró en el sur de España como consecuencia de la importación de objetos, unida a la aplicación complementaria de la fili-

grana. Se sabe que la granulación también llegó a China en el siglo III d.C., lugar donde se encuentran preciosos trabajos realizados con esta técnica. Se han hallado procedimientos similares de unión sin aportación de sol-

COMBINACIONES Y APLICACIONES DEL METAL

Anillos realizados a partir de la manipulación de viejas cadenas de fabricación industrial con la intención de darles un uso alternativo diferente al inicial. Para conseguirlo, Tensi Solsona utiliza una nueva formulación de pasta de granular.

dadura en la orfebrería precolombina, en las culturas Calima y Taironas, también en Colombia, así como en trabajos de la cultura mochica y la chimú, en el actual Perú. Primitivamente, se diluía el cobre en vinagre para producir una solución de acetato que, junto con la adición de adhesivos orgánicos naturales y un posterior quemado en un ambiente libre de oxígeno, generaba cobre; al aumentar la temperatura en un horno, o con un soldador, se fundía el cobre un poco antes que el oro fino y ello generaba una microsoldadura. Se trataba de un proceso totalmente intuitivo que variaba de una cultura a otra, pero por medio del cual se realizaban unas decoraciones superficiales de extrema belleza, en parte debida a la ausencia de soldadura.

Colgante con esferas granuladas realizadas en plata con piedra Marés, por Dani Fàbregues. 33


Página 1

AULA DE JOYERÍA COLOR, TEXTURAS Y ACABADOS

A

ula de joyería es una colección práctica y muy didáctica en la que se muestran, de forma pormenorizada y muy visual, todos los procesos y las técnicas que se utilizan en el mundo de la joyería. El contenido, riguroso y muy actual, se acompaña de gran cantidad de imágenes y dibujos que ayudan a clarificar cada uno de los procesos que se muestran. En el presente volumen, Color, texturas y acabados, se explica por medio de diversas técnicas, algunas casi desconocidas, una serie de procesos cuya finalidad es aportar color y textura a nuestras más preciadas piezas de joyería. Destacan la granulación, una técnica ancestral prácticamente desaparecida, el Mokume Gane y el Kum Boo, técnicas de origen oriental que ofrecen enormes posibilidades creativas. Para acabar, se muestran algunos ejemplos de acabados y pátinas de metal que dan el toque final a nuestras creaciones.

Otros títulos: • TÉCNICAS BÁSICAS • TÉCNICAS DECORATIVAS cincelado, esmalte, grabado, talla ISBN: 978-84-342-3380-5

,!7II4D4-cddiaf!

• FUNDICIÓN Y MODELADO microfusión y procesos alternativos

• TÉCNICAS ALTERNATIVAS resinas, vidrio, fieltro, cerámica

COLOR, TEXTURAS Y ACABADOS Mokume Gane, Kum Boo, granulación, pátinas

AU LA CA DE RL ES CO JO DIN A YE RÍA

08:48

AULA DE JOYERÍA

28/1/09

COLOR,TEXTURAS Y ACABADOS

Cubierta2Blu_2


Jewelry class - Color texture and finishes