Page 1

Página 1

.

de la vida y de la naturaleza 50 modelos para pintar inspirados en imágenes de nuestro entorno Los mandalas son arquetipos que están anclados en nuestro inconsciente. Suelen tener forma de círculo y presentan toda una serie de motivos ordenados simétricamente en torno a un punto central. En todas las culturas y religiones encontramos estos símbolos de la perfección absoluta; los mandalas más bellos, sin embargo, son fruto de la naturaleza: una margarita, un árbol, una rodaja de limón…¡Mire a su alrededor y convénzase por sí mismo! • Incluye 50 mandalas de la naturaleza y de nuestra vida cotidiana: imágenes figurativas y ornamentos abstractos • Disfrute de la contemplación meditativa y del placer de dibujar y pintar mandalas • Aprenda a vivir sin tensiones:técnicas de relajación y concentración • Descubra sus dotes creativas:ejercicios para estimular los 5 sentidos • Diseñe mandalas con elementos naturales,collages,arcilla y estampación de tejidos. • Conozca el origen y el significado de los colores y las formas de los mandalas

.

.

Viva en armonía con la naturaleza y con su entorno creando y pintando mandalas

ISBN 978-84-342-3016-3

www.parramon.com

,!7II4D4-cdabgd!

Mandalas

de la vida y de la naturaleza .

Mandalas

de la vida y de la naturaleza

10:09

Mandalas

2/2/11

50 modelos para pintar inspirados en imágenes de nuestro entorno

.

Cubierta Mandalas de la vida y de la naturaleza

Sascha Wuillemet Andrea-Anna Cavelius


001 031 MANDALAS CUADERNILLO

14/2/11

09:47

Página 2

Sumario Prólogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

4

Encontrarse a sí mismo 4 · Los mandalas nos muestran el camino 5

Meditación: el camino hacia nuestro interior

....................

6

La meditación en la tradición cristiana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

6

El florecimiento de la mística medieval 6 · Los ejercicios de san Ignacio de Loyola 7 La importancia de los sentidos durante la meditación 7

Hacia una nueva consciencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

8

Meditación y autoconocimiento 8 · Despertar al niño interior 9 · Empezar a vivir 9 El arte de vivir creativamente 10 · Realizarse a sí mismo pintando mandalas 10 Entrar en la «era mesiánica» 11

Mandalas: arquetipos del mundo y del Yo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

12

Descubrir el mundo de nuevo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

12

Mandalas: creaciones de la fantasía… 12 · …y de la naturaleza 12 · El ciclo de la vida 13 Descubrir nuestro propio mandala 13

Descubrir el «mapa» de nuestra personalidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

14

La meditación con imágenes 14 · Meditar con mandalas 14 · Trabajar con los cinco sentidos 14 Purificarse a través del mandala 15 · Prepararse para el recogimiento interior 15

Consejos para ejercitar los sentidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Reconocer las espirales 16 · Sentir la naturaleza a flor de piel… 17

2

16


001 031 MANDALAS CUADERNILLO

14/2/11

09:47

Página 3

Aprender a ser creativos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

17

Las emociones y el intelecto 17 · Conocerse mejor a sí mismo 18 · Reencontrarse a sí mismo en el mandala 19 · El significado de los colores en el mandala 19 · El significado de las formas en el mandala 21 · El significado de los números en el mandala 22

Cómo fomentar la creatividad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

24

Nuestro potencial creador . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

24

El trabajo con el mandala . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

25

Cómo se pinta un mandala 25

Las distintas técnicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

26

Pintar con lápices de colores, barras de pastel al óleo o ceras 26 · Pintar con acuarelas o lápices acuarelables 27 · Dibujar mandalas 27 · La técnica del collage 28 Mandalas de papel transparente 28 · Otras formas de trabajar con mandalas 28

Trabajo en equipo: cómo crear un mandala natural . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

29

¿Mandalas de la naturaleza o mandalas de la vida? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

29

Los autores del libro 31 · Bibliografía de interés 31

50 imágenes de nuestro entorno

.....................................

32

50 modelos para pintar Los modelos guardan el mismo orden de aparición que las imágenes que se incluyen a partir de la página 32 SUMARIO

3


001 031 MANDALAS CUADERNILLO

14/2/11

09:50

Página 6

Meditación: el camino hacia nuestro interior La palabra meditación viene a significar lo mismo que reflexión, contemplación introspectiva o recogimiento de la mente y el espíritu; en esencia, implica un «abismarse en sí mismo». Para poder recogernos sobre lo más profundo de nuestro ser contamos con diversas técnicas: los asanas del Yoga, la meditación mandala, el zen, los ritos transcendentales del Maharishi Mahesh, el satipatthana budista, etc. No obstante, aparte de todos estos métodos de inspiración oriental existen otras formas de meditación típicamente occidentales: por ejemplo, los ejercicios espirituales del cristianismo, las técnicas de autosugestión o las distintas modalidades de la meditación antroposófica. Podemos meditar a través de la música, a partir de la lectura de un texto, contemplando un cuadro o recitando un mantra. Mediante la práctica regular de alguna de estas técnicas nos fortalecemos y conseguimos realizarnos plenamente, ya que todas ellas conducen al recogimiento, es decir, nos ayudan a descender hasta nuestro centro, a concentrarnos en nuestro Yo interior. Al final de este viaje hacia lo más profundo del ser se hallan las respuestas a las preguntas existenciales que tanto nos apremian. De hecho, si no logramos reconciliarnos con nosotros mismos, difícilmente podremos averiguar de dónde venimos y adónde vamos: el ser humano constituye una totalidad, que empieza y termina en su propio centro,

6

del mismo modo que el ombligo –el punto medio de nuestro cuerpo– simboliza simultáneamente la vida y su fugacidad.

La meditación en la tradición cristiana Los inicios de la meditación occidental se remontan a la antigüedad clásica y, más concretamente, al pensamiento de Plotino (205-270 d. C.). En su afán por encontrar una vía adecuada para la contemplación meditativa, este filósofo neoplatónico elaboró la siguiente teoría: gracias a la unión de la mente y el espíritu, el alma reúne las fuerzas necesarias para romper los yugos terrenales que la mantienen cautiva y, una vez liberada, inicia un camino ascendente que culmina en la unión con el Uno primitivo, es decir, con Dios. Este concepto filosófico correspondería a lo que actualmente entendemos por recogimiento espiritual desde un punto de vista religioso. San Agustín (357-430) recogió la herencia de Plotino y la enriqueció con sus propias reflexiones sobre la vida contemplativa de los monjes.

El florecimiento de la mística medieval El concepto de meditación contemplativa introducido por los padres de la Iglesia siguió evolucionando durante todo el medievo y se vio enormemente enriquecido gracias a la aportación de los místicos ale-


001 031 MANDALAS CUADERNILLO

14/2/11

09:50

Página 7

manes. Las reflexiones intuitivas de Santa Hildegard, por ejemplo, abrieron nuevos horizontes al mundo de la fe, al considerar que la vía que conduce hasta a Dios pasa indiscutiblemente por el recogimiento interior. No obstante, la figura más ilustre de la mística alemana fue Meister Eckhart (aprox. 1260-1328). Las enseñanzas de este teólogo dominico giran entorno a un eje central, que estaría constituido por la unión entre el alma creyente y Dios. Tal como podemos comprobar en su famoso compendio de Los tratados, el hilo argumentativo de sus pensamientos enlaza con los pilares de la meditación oriental: a su modo de ver, el individuo que se pone a meditar aspira a alcanzar el conocimiento de Dios, de sí mismo y del mundo, es decir, pretende realizarse plenamente como ser humano a través del encuentro interior con lo divino.

Los ejercicios de san Ignacio de Loyola Los ejercicios espirituales (lat. exercitia spiritualia) de san Ignacio de Loyola (1491-1556) reflejan de modo ejemplar la esencia de la meditación occidental. Según el fundador de la orden jesuita, el individuo sólo puede superarse a sí mismo poniendo orden en su vida y huyendo del dictado de sus propios afectos, es decir, eliminando cualquier tipo de arrebato emocional que pudiera romper su equilibrio interior. Para conseguirlo debe recorrer un camino tripartito: la vía de la purificación, la vía de la iluminación y la vía de la unión. Aunque este itinerario conduce a un estado de iluminación muy similar al que ya conocemos por el budismo o el hinduismo, los intelectuales religiosos del Lejano Oriente consideran que se trata sólo de una fase embrionaria por lo que respecta a las auténticas técnicas de meditación. Sea como fuere, lo E J E RC I TA R

cierto es que mediante estos ejercicios san Ignacio logró verlo todo en Uno, cambió radicalmente su forma de pensar y se convirtió en un hombre nuevo.

La importancia de los sentidos durante la meditación El método de san Ignacio otorga un claro protagonismo a los cinco sentidos. El que se pone a meditar sumergiéndose en la contemplación de un pensamiento, de una imagen o de un texto determinado debe mirar el objeto en cuestión con los ojos de la fantasía, auscultarlo y rozarlo con su imaginación, olisquearlo y saborearlo lentamente… Se trata de una vivencia muy personal y profundamente intensa, ya que no sólo afecta a la mente y al espíritu, sino que hace vibrar todo nuestro cuerpo. La meditación mandala se encuentra en una línea similar, puesto que despierta nuestros sentidos y nos invita a ejercitarlos de forma consciente. La sensación de paz y tranquilidad que experimentamos al crear una de estas imágenes nos permite dar rienda suelta a nuestra intuición. La prueba está en que existe una relación directa entre los colores que elegimos y nuestro estado de ánimo; de hecho, el factor del estado emocional no sólo condiciona nuestro trabajo, sino también el autoanálisis que realizamos al final. Confiando en la voz de la intuición empezamos a percibirlo todo de un modo completamente distinto: aparte de que aprendemos a reconocer el potencial creativo de la naturaleza, viviendo activamente a través de los sentidos logramos descubrir la fuerza creadora que llevamos dentro y, por tanto, tomamos consciencia de la creatividad que nos caracteriza como seres humanos.

LOS CINCO SENTIDOS

7


032 051 MANDALAS CUADERNILLO

38

26/1/11

14:45

Pรกgina 38


032 051 MANDALAS CUADERNILLO

26/1/11

14:45

Pรกgina 39

39


052 072 MANDALAS CUADERNILLO

54

27/1/11

13:55

Pรกgina 54


052 072 MANDALAS CUADERNILLO

27/1/11

13:55

Pรกgina 55

55


030 059 MANDALAS FRESADO

24/1/11

12:43

Página 34

«Y recordad esto: es mejor que busquéis al Yo en el cuerpo en vez de deambular por los vericuetos de la mente. Aunque sólo sea por un corto espacio de tiempo, el cuerpo existe verdaderamente; los pensamientos, en cambio, surgen y desaparecen en un instante fugaz... Al igual que un mono se columpia de rama en rama, saltando de un árbol al otro y de ése al siguiente, las ideas nacen y se diluyen en un abrir y cerrar de ojos.» Gautama el Buda. (Percheron, Maurice. Buda. Rowohlt. Hamburgo, 1958, p. 48) Modelo 17


030 059 MANDALAS FRESADO

24/1/11

12:43

Pรกgina 33


030 059 MANDALAS FRESADO

24/1/11

12:43

Página 36

Nuestro planeta azul es un punto insignificante en la inmensidad del universo; sin embargo, por ahora todavía no tenemos constancia de que exista ningún otro lugar que haya dado origen a formas de vida tan distintas. La misión que nos ha encomendado Dios consiste en preservarlo íntegramente. Modelo 18


030 059 MANDALAS FRESADO

24/1/11

12:43

Pรกgina 35


Página 1

.

de la vida y de la naturaleza 50 modelos para pintar inspirados en imágenes de nuestro entorno Los mandalas son arquetipos que están anclados en nuestro inconsciente. Suelen tener forma de círculo y presentan toda una serie de motivos ordenados simétricamente en torno a un punto central. En todas las culturas y religiones encontramos estos símbolos de la perfección absoluta; los mandalas más bellos, sin embargo, son fruto de la naturaleza: una margarita, un árbol, una rodaja de limón…¡Mire a su alrededor y convénzase por sí mismo! • Incluye 50 mandalas de la naturaleza y de nuestra vida cotidiana: imágenes figurativas y ornamentos abstractos • Disfrute de la contemplación meditativa y del placer de dibujar y pintar mandalas • Aprenda a vivir sin tensiones:técnicas de relajación y concentración • Descubra sus dotes creativas:ejercicios para estimular los 5 sentidos • Diseñe mandalas con elementos naturales,collages,arcilla y estampación de tejidos. • Conozca el origen y el significado de los colores y las formas de los mandalas

.

.

Viva en armonía con la naturaleza y con su entorno creando y pintando mandalas

ISBN 978-84-342-3016-3

www.parramon.com

,!7II4D4-cdabgd!

Mandalas

de la vida y de la naturaleza .

Mandalas

de la vida y de la naturaleza

10:09

Mandalas

2/2/11

50 modelos para pintar inspirados en imágenes de nuestro entorno

.

Cubierta Mandalas de la vida y de la naturaleza

Sascha Wuillemet Andrea-Anna Cavelius

Mandalas de la vida y la Naturaleza  

En este libro se ofrece una selección de 100 mandalas procedentes de las tradiciones hindú, budista, celta, cristiana y nativa americana par...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you