Page 1

Shinobi: The Ikeda´s Legend

History By: Scorpio

1


Shinobi: The Ikeda´s Legend

Personajes. Seiichiro Ikeda Edad: 40 Años. Aficiones: El Mah-Jong, la caza, fumar en pipa, y disfrutar de los tiempos de paz. Otros Datos: Seiichiro es el hombre a cargo del clan Ikeda, clan que lleva más de 12 años en Nara, y que pese a su naturaleza[son Ninjas]jamás han tenido problema alguno con sus habitantes. Seiichiro, es un hombre justo con sus hombres a los que trata como iguales, y que disfruta mucho los tiempos en los que no tiene que entrar en combate, pero cuando debe hacerlo, también sabe enfrentarse a él con valor y decisión. Seiichiro heredó el liderazgo del clan Ikeda de su padre, Gensaburo, a los 10 años, cuando no era nada más que un niño que no sabía la gran responsabilidad que se le estaba dando, pero afortunadamente, con los años y la ayuda del clan, Seiichiro ha sabido convertirse en lo que es hoy: Un gran lider. Como dato adicional, decir que si hubiese que mencionar a algún soldado por el que Seiichiro sienta una especial estima, sin duda, ese es Isaki Makimura. Seiichiro lo encontró cuando sólo era un niño y lo crió como si fuese suyo, enseñándole las técnicas que le fueron confiadas por su padre, y que convertirían a Isaki, en el mejor soldado de Seiichiro, es por esto que éste siente una gran estima por Isaki, al cual considera de su propia familia.

Isaki & Natsu Makimura Edad:[Isaki]. 35 Años.[Natsu] 33 Años. Aficiones:[Isaki]Cuidar de su hermana, el mantenimiento de su equipo de combate, y el ajedrez.[Natsu]Dar paseos por el bosque[siempre bajo la tutela de su“Onii-chan” ^^]observar como florecen los cerezos, y la lectura. Otros Datos: Isaki y su hermana tuvieron una infancia muy difícil, pero aún así, puede decirse que tuvieron suerte. Hace muchos años cuando eran pequeños vivían en Kyoto con sus padres, los cuales eran campesinos; La vida era tranquila para nuestros chicos, pero todo se torció cuando un día, un extraño samurai llegó a Kyoto. Las intenciones del extraño nunca fueron buenas, ya que se dedicaba a retar y matar a los habitantes de la ciudad. Un día, los padres de Isaki decidieron que esta situación ya había llegado demasiado lejos[ya que el Ronin se había dedicado a saquear varias casas, y a abastecerse de las cosechas de los habitantes]y en vista de que nadie tenía valor para hacerlo, se enfrentaron al Ronin.

2


Lamentablemente, un par de campesinos no podían nada contra un experimentado samurai, y por ello, perdieron la vida. Cuando Isaki descubrió este hecho decidió coger a su hermana y escapar de allí como pudieran, durante varios días, fueron buscando cobijo por las ciudades cercanas, pero cuando contaban su historia nadie quería acogerlos, finalmente, y tras varios días de andar sin comer ni dormir, Isaki y Natsu llegaron al límite de sus fuerzas a Nara, donde se desplomaron de cansancio ante las puertas del castillo Ikeda. Cuando Seiichiro los vio, los recogió les dio un techo y los crió como sus hijos, es por esta razón que Isaki le es tan fiel a Seiichiro, pues decidió saldar la“Deuda”con su benefactor poniéndose a su servicio, y convirtiéndose en el mejor de sus hombres. Natsu, por su parte, y aunque también recibió entrenamiento Ninja, prefiere no entrar en combate, ya que la lucha siempre le recuerda la trágica muerte de sus padres, es por eso que decidió no convertirse en Kunoichi, y prefiere quedarse en el castillo a esperar a su hermano, por el cual siente un gran afecto, ya que fue para ella como un segundo padre.

Jennai Nishimura Edad:41 Años. Aficiones: Conquistar territorios, exterminar a sus enemigos, y la muerte y la destrucción en general. Otros Datos: Si hubiese que definir al mal en estado puro como persona, la definición sería, sin lugar a dudas Jennai Nishimura. Entrenado en el arte de la guerra desde muy pequeño, es un hombre frío y oscuro que sólo obtiene la felicidad cuando ve su Katana bañada en la sangre de sus enemigos y rodeado de las más absoluta destrucción, es entonces cuando este abominable ser es realmente feliz, por tanto, cuando entra en combate no desestima ningún medio si eso le permite exterminar a sus adversarios.

Megure & Ayabusa Shishigami Edad:[Megure]39 Años.[Ayabusa]38 Años. Aficiones:[Megure]Desconocidas.[Ayabusa].Su hermano, y entrenarse con él. Otros Datos: La Historia de Megure y Ayabusa al igual que la de Isaki y Natsu también está marcada por la desgracia, pero paradójicamente, Megure está trabajando para el que fuera el causante de su sufrimiento: Jennai Nishimura. Fue el propio Jennai quien le arrebató a sus padres en el transcurso de una batalla por un territorio. Cuando Megure se enteró de lo ocurrido, enloqueció de rabia, urdió un plan mediante el cual acercarse a Jennai y ganarse su confianza, y luego cuando menos se lo esperase, vengarse de él, así que cogió a su hermana, y con tan solo 11 años ingresó en el clan Akuma con la firme idea de vengar a sus padres, pero ocurrió que para cuando Megure estaba lo suficientemente cerca de Jennai para su venganza…

3


[se había convertido en su mano derecha, y por tanto, participaba con éste en reuniones, misiones.. Etc.]…su mente se había acostumbrado tanto a la muerte y al dolor, que terminó convertido gracias a Jennai, en una auténtica máquina de matar, cuyo único objetivo era la destrucción. Ayabusa por su parte, también se unió a Jennai para estar con su hermano, pero a diferencia de éste nunca ha perdonado a Jennai por lo que hizo, y ha jurado retomar y concluir el plan de su hermano donde éste lo dejó.

4


Shinobi: The Ikeda´s Legend

Episodio 1: El comienzo de la leyenda de los Ikeda. Época Meiji. 1868-1912. En la llamada “Revolución Cultural” que se dio en 1868, empezaron a cambiar muchas cosas en Japón. Los Daimyōs y sus Clanes eran erradicados, y los bandidos y delincuentes campaban a sus anchas, saqueando y asesinando a toda persona que se encontrasen. Aquello era el caos, y lo peor era que, como el Shogunato estaba en plena crisis, los Ninjas, hasta ahora olvidados, intentaban, bien por medio de sobornos, bien por medio de la fuerza bruta, ocupar los puestos y territorios de los antiguos señores feudales. Entre todos estos clanes, destacaban dos: Los Ikeda y los Akuma, que, con su lucha deseserada por hacerse con un territorio, hicieron una leyenda. Ésta es su historia.... . Esta es la historia de Seiichiro Ikeda, jefe del clan Ikeda, que lleva más de medio siglo en la ciudad de Nara, y cuya apacible existencia[pues aunque se trata de un clan de Ninjas jamás habían tenido problemas con los demás habitantes]se vio un día perturbada por una persona: Jennai Nishimura, o como lo llamaban en el clan Ikeda:“La Katana del Diablo”. Jennai era el líder del grupo más temido en Japón en aquella época, el denominado Akuma, el cual estaba formado por todo lo peor de la sociedad: Ladrones, asesinos, Ronin... Y, en su mayor parte, por Ninjas, los cuales eran la“Casta Dominante”en el clan, y por tanto, llevaban la voz cantante a la hora de dar ordenes, ordenar ataques..Etc. Los Akuma eran, ciertamente, como su nombre indicaba, demonios, y sólo hallaban diversión en ir de pueblo en pueblo matando y destruyendo todo lo que veían a su paso. Por eso se les denominó“Akuma”,que quiere decir“Demonio”en japonés. El hecho, es que en su afán de dominio-destrucción, un buen día llegaron a Nara después de haber causado estragos en Kyoto, Izumo...Etc. Y después de ver que allí habitaba otro clan [los Ikeda]decidieron instalarse allí hasta que los exterminaran, a fin de quedarse ellos con las tierras.

5


Durante muchos años los Ikeda y los Akuma libraron interminables batallas, exterminándose poco a poco el uno al otro, hasta que solo quedaron dos hombres: Seiichiro y Jennai; Los cuales, ayudados por los pocos hombres que aún quedaban en cada bando[pues aunque ambos se vieron afectados por las luchas, ninguno de los dos desapareció completamente] se preparaban cada uno para la batalla final: La que decidiría quien se quedaría en Nara. Castillo Ikeda. 11:00 Horas. Bien, este es el plan: Hoy, a las 16:00 Horas, tu Isaki, te dirigirás al castillo Nishimura, te infiltrarás en el, y averiguarás cuales son sus planes, después vendrás aquí y me informarás.¿De acuerdo?.Preguntó Seiichiro.-De acuerdo-. Después de que Isaki vuelva decidiremos cual es el ataque más efectivo para acabar con los hombres de Nishimura.¿Entendido?.Bien, pues eso es todo por ahora, podéis marcharos, dijo Seiichiro a los presentes, levantando así la asamblea organizada en el castillo. Tras dar las ordenes pertinentes a sus hombres, Seiichiro se dirigió hacia su habitación, donde le esperaba su esposa Noriko, pero justo cuando ya estaba llegando, recordó una cosa muy importante que debía decirle a Isaki, y justo antes de que éste abandonara la sala donde se había celebrado la reunión, lo llamó: ¡Isaki!.Ven un momento, por favor. -¿Que queréis, mi señor?-.Dijo el Ninja tras hacer la reverencia correspondiente, aquí me tenéis, dispuesto a cumplir vuestras ordenes, Añadió Isaki, procura averiguar también de cuantos hombres disponen actualmente o de si han reclutado a más.¿De acuerdo?. Dijo Seiichiro, como ordenéis, mi señor, respondió el Ninja, y utilizando una de sus técnicas, desapareció ante la mirada de éste. <<Debemos saber cuantos son exactamente, no convendría nada que nos superasen numéricamente, pensó Seiichiro mientras reemprendía el camino hacia su habitación. Mientras tanto, en la pequeña casa de huéspedes, Isaki Makimura, uno de los mejores Ninjas del clan Ikeda se preparaba para su misión con la ayuda de su hermana Natsu. ¿Estás completamente seguro de que quieres ir a esa misión, hermano?.Preguntó Natsu.¿A que te refieres con eso?.Preguntó Isaki colocando su espada, la cual había estado preparado[cuidadosamente]en su funda. Bueno...Yo... .Empezó su hermana. Yo lo decía porque... .Continuó.¿Si?,dilo de una vez, apremió Isaki; Bueno, es que....Paso mucho miedo cuando vas a alguna de tus misiones, cuando pienso que estás jugándote la vida en el campo de batalla..Muchas veces me da la impresión de que no volverás, y eso me aterroriza, concluyó Natsu. Isaki al oír esto, sonrió, y, abrazando a su hermana dijo: No tienes porqué preocuparte...¿Es que alguna vez he dejado de venir victorioso e intacto de ellas?.Preguntó Isaki..-Pero...-.Natsu se le quedó mirando un rato, y luego dijo: No, nunca te ha pasado nada.

6


Entonces no tienes porqué preocuparte, porque te prometo que siempre volveré para protegerte. Dijo Isaki. El cual, tras la muerte de sus padres cuando él y Natsu eran niños, tuvo que hacerse cargo de su hermana él solo, por esta razón, Natsu temía por su hermano siempre que éste partía a alguna misión. Ya que, aunque era capaz de valerse por sí misma, el sólo hecho de pensar que podría llegar a perder a la única persona que tenía en el mundo, la horrorizaba. Una vez hubo terminado de prepararse, Isaki se dispuso a partir hacia el castillo Nishimura. Hasta pronto. Dijo Isaki sonriendo. Hasta pronto hermano, y cuídate. Dijo Natsu. Descuida. Contestó Isaki, y acto seguido se fue. Mientras tanto, en el castillo Nishimura también se preparaban para la batalla..... Castillo Nishimura, 13:20. Horas. Bien, este es el plan:¡Megure!.¡Ayabusa!.Llamó Jennai.¿Si, señor?.Contestaron los dos Ninjas saliendo de entre la multitud reunida allí. Eran un hombre y una mujer, y se les conocia como los“Black Dragons”.Y cuentan que quien se cruzaba en su camino, no volvía para contarlo. Ayabusa, Megure, vosotros sois mis mejores guerreros, por eso debo encomendaros a vosotros esta misión. Escuchad: Debéis infiltraros en el castillo Ikeda y eliminar a su señor: Seiichiro. Pero, aseguraos de hacerlo por la noche, ya que en ese momento habrá menos guardias y podréis cumplir vuestra misión sin problemas. Dijo Jennai mirando a Megure y esbozando una sonrisa que, en opinión de Megure significaba que su señor no confiaba en él, así que tras levantarse con rapidez, dijo: No hace falta que anochezca, señor, puede contar con nosotros. Si, nosotros nos encargaremos de ese tal Seiichiro. Comentó Ayabusa. Bien, entonces partid ya. Dijo Jennai.-¡Si, señor!Una vez los Ninjas se hubieron marchado, uno de los hombres de Jennai, cuyo nombre era Ken, preguntó: Señor... .-¿Humm?-. ...¿No íbamos a atacar a los Ikeda?.¿No era ese el plan?.¿O es que ha decidido cambiarlo?.Preguntó el hombre. Jennai lo miró durante un rato, y luego dijo: Atacarlos simplemente con la fuerza bruta no bastaría, para acabar con ellos, primero hay que desmoralizarlos. Y para eso, nada mejor que eliminar a su jefe, ¿no crees?. Ah, ya entiendo. Buen plan, señor. Concluyó Ken. Y así, mientras Jennai se retiraba a fin de prepararse para el ataque de esta noche, Isaki, asomado desde una pequeña trampilla en el techo, observaba la situación.<<Tengo que avisar a Seiichiro...¡Y deprisa!>>.Pensó, y tras esperar a que la sala se quedase desocupada, salió sigilosamente del castillo.

7


Lamentablemente para él, en aquel momento salían del castillo un grupo de 5 Ninjas que, a pesar de los esfuerzos de Isaki por no ser descubierto, lo vieron.¡Eh, tu!.¡¿Quien eres?!. ¡Identifícate!.Gritaron, y acto seguido comenzaron a perseguir a Isaki. <<¡Mierda, son muchos!.Si me pillan aquí no podré hacer nada. Creo que lo mejor será intentar despistarlos>>.Pensó, y empezó a correr hacia el castillo Ikeda. A pesar de que Isaki era un buen corredor, estos Ninjas poseían un velocidad endiablada, por lo que a nuestro héroe le costaba mucho librarse de ellos. Tras una corta, pero intensa carrera, los Ninjas consiguieron acorralar a Isaki a las afueras del castillo. Vaya, vaya...Así que pretendías llegar hasta el castillo Ikeda e informar a tu señor de nuestros planes,¿eh?.Dijo el primero de ellos, y el que parecía ser el jefe. Isaki, tras estudiar durante un rato la situación y ver que si actuaba rápido podría encargarse de sus adversarios dijo: Así es.Y ahora si no te importa, tengo prisa, hasta luego. Dijo, y abriéndose camino entre sus atónitos adversarios[quienes no esperaban esta reacción]empezó a dirigirse hacia las puertas del castillo. El jefe de los Ninjas, cuyo nombre era Hanzo, no estaba dispuesto a dejarse“Vacilar”por otro Ninja, así que, haciendo una señal, ordenó el ataque. Isaki, quien ya se esperaba esta “Ingeniosa”táctica, sacó su espada, y con unos movimientos casi imposibles de percibir para el ojo humano, acabó con los 5 Ninjas, y acto seguido, entró en el castillo. Una vez hubo informado a su señor, y tras planear un contraataque, decidieron esperar a los Akuma a las puertas del castillo e intentar rechazar su ataque, a fin de que no pudiesen entrar. Bien, a mi señal saldrán los arqueros y empezarán el primer ataque. Luego se retirarán, y finalmente, a mi segunda señal, saldrá la segunda remesa de hombres, con la cual deberíamos, al menos en teoría, acabar con los hombres de Jennai. Bien, ahora que ya sabéis el plan...¡Vamos a por todas!.Gritó Seiichiro a sus hombres. Un enérgico ¡Si! fue la única respuesta por parte de ellos. Y tras esto, se prepararon para el combate que decidiría el destino de los dos clanes. Es decir, que clan se quedaría en la ciudad de Nara.

8


Shinobi: The Ikeda´s Legend

Episodio 2:Preludio a la Batalla Final Afueras del castillo Ikeda. 19:00 Horas. Al caer la noche, los primeros grupos de los Akuma entraron en acción, capitaneados por Megure y Ayabusa. Los cuales, junto a un grupo de aproximadamente 50 hombres, se dirigían hacia el castillo de su adversario. Esta vez acabaremos con ellos. Si alguien tiene que quedarse con este territorio, ése es el clan Akuma, dijo Megure esbozando una torcida sonrisa, igual a la de su señor. Ayabusa, quien en ese momento debía decirle algo importante a su hermano, fue interrumpida por uno de los hombres a su cargo.-¡Señora Ayabusa!-.¿Si?.¿Que quieres, Kojiro?. Los hombres ya están colocados en sus posiciones. Esperamos sus órdenes, mi señora. Dijo Kojiro. Bien, seguiremos el plan previsto. A las 21:00 Horas saldrá la primera avanzadilla con las armas de fuego, y después, justo cuando ellos saquen a sus soldados, saldrá la segunda división, si es preciso, nosotros os ayudaremos personalmente, pero estoy segura de que podréis hacerlo vosotros solos, así que...¡Adelante!.Gritó Ayabusa, y acto seguido sus hombres empezaron a preparar sus“Armas Secretas”:Armas de Fuego. Mientras tanto, en el castillo Ikeda también se preparaban convenientemente... . Hmm....Deben querer atacarnos más tarde para tratar de cogernos desprevenidos, eso no debe ocurrir, así que estad bien preparados, e id colocando los cañones, algo me dice que tendremos que usarlos. Dijo Isaki, quien al igual que Megure y Ayabusa, estaba al mando de los hombres de Seiichiro. Ahora ambos bandos estaban equilibrados.¿Quien ganará finalmente esta batalla?. ¿Los Akuma o los Ikeda?.

9


Shinobi: The Ikeda´s Legend

Episodio 3:¡¡Batalla en el Castillo Ikeda!! Afueras del castillo Ikeda. 21:00 Horas. Por fin , y tras 2 intensas horas, ambos bandos entraron en combate como accionados por un invisible motor. Los Akuma, liderados por Ayabusa y Megure, se lanzaron contra las puertas del castillo, desde las cuales empezaron a salir, simultáneamente, soldados y arqueros. Lo que allí aconteció fue brutal, y aunque teóricamente los Akuma tenían ventaja por portar rifles, lograron mermar a gran parte de los Ikeda, tanto los soldados, como los arqueros, de éstos últimos, también causaron estragos entre sus adversarios, demostrando así ser unos enemigos muy a tener en cuenta. La situación llegó a ser crítica para los Akuma, quienes en muy poco tiempo, pasaron de ser una gran mayoría[cerca de 50]a ser superados numéricamente por sus adversarios. [Quienes, a pesar de haber sufrido bastantes bajas, aún eran numerosos]. Tras observar a sus hombres en apuros y estudiar la situación durante un rato, Ayabusa y Megure decidieron salir junto con la segunda división de ataque. Isaki, quien los había visto desde el muro del castillo, hizo una señal para que sus hombres acudiesen a su encuentro, y acto seguido, él también. La batalla que en ese instante tuvo lugar, ensombreció a la anterior, ya que, si en la primera murió un gran número de hombres, en la segunda se podría decir que solo quedaron 3 supervivientes: Ayabusa, Megure, e Isaki. Vaya, así que vosotros sois los“Peones”que Jennai ha mandado para atacar al castillo, ¿eh?. ¿Que le pasa?.¿Es que acaso tiene miedo de venir él mismo?.Comentó Isaki en tono burlón, y la respuesta a este comentario no se hizo esperar, fue Megure, quien sacando su espada dijo:¡Cállate!.¡¿Cómo te atreves a deshonrar así a nuestro amo?!.¡Morirás por tu insolencia!.Dijo, y acto seguido se lanzó en un frenético ataque contra Isaki. ¡Hermano, espera!.Gritó Ayabusa tratando de detenerlo, pero era inútil, ya que él estaba ciego de rabia por la afrenta, pues hasta ahora, siempre había sido fiel a su señor, y no toleraba ninguna acción en su contra.

10


Bien, veamos ahora como te desenvuelves sin tus hombres. Dijo Isaki sonriendo.¡Cállate!. Repitió Megure, mientras lanzaba el primer ataque de la lucha. En principio parecía que Isaki iba a ganar el encuentro, pues era muy diestro con la espada y además contaba con otra ventaja frente a su adversario: Estaba tranquilo. Megure, por su parte, también comenzó a concentrarse más en el combate, por lo que resultó ser un enemigo muy a tener en cuenta. Vaya, parece que no eres tan malo después de todo. Dijo Isaki retrocediendo un poco, tu tampoco, respondió éste haciendo lo mismo. Ayabusa, quien asistió a este combate como espectadora desde el principio, pudo ver con claridad cual sería el resultado del combate.<<Es increíble, los dos luchan al mismo nivel, y sin embargo...¡Megure no consigue ni siquiera rozar a su enemigo!.¡Está claro que si no reacciona rápido, su adversario terminará con él enseguida!>>.<<¡Tengo que actuar enseguida!>>.Pensó Ayabusa, y acto seguido, y alertando a su hermano, lanzó un par de Shurikens contra Isaki, de los cuales, sólo uno logró rozar ligeramente a Isaki. Vaya, así que tu hermanita también tiene ganas de morir, ¿eh?. Preguntó Isaki quitándose rápidamente el Shuriken del brazo.¡Muere!.Fue la única palabra de Megure antes de lanzarse contra su adversario una vez más, el cual aprovechó el momento para, con un golpe ascendente, acabar con él. ¡Se acabó el juego!.Dijo Isaki, y acabó con Megure, quien calló pesadamente al suelo, abierto en canal, como un vulgar pez.¡Hermano!.Gritó Ayabusa dirigiéndose hacia su moribundo hermano.¡Hermano contéstame!.¡Dime algo!. Megure logró incorporarse un poco, y dijo: Escúchame Ayabusa... .-¡¿Si, hermano?!-. -¡Estoy aquí contigo!-. ...Escúchame...Tienes que informar a nuestro amo..Dile que..Hemos logrado acabar con la resistencia del castillo, y que tiene vía libre para continuar con su plan. Dijo Megure respirando con dificultad. ¡Pero tú sabes que eso no es verdad!.¡Hemos terminado con gran parte de nuestros enemigos, pero nuestro escuadrón ha sido exterminado!.Gritó Ayabusa desesperada. Escúchame, ¿Es que acaso no lo entiendes?.Comenzó Megure.¡Nosotros sólo somos marionetas del amo Jennai!.Aunque no hayamos completado nuestra misión...¡Todo saldrá según sus planes!.Porque él tiene en sus manos el destino de todo el clan, y no le importa lo más mínimo que perezcan sus hombres con tal de conseguir sus objetivos. Así que limítate a contarle lo que te he dicho...¿De acuerdo?.Preguntó Megure con sus últimas fuerzas. Su hermana, tras meditar durante un rato, dijo: Está bien, lo haré. Megure hizo un último esfuerzo, sonrió a su hermana, y dijo: Buena chica. Nunca te olvidaré. Y acto seguido, expiró.

11


Tras darle un último adiós a su hermano, se volvió hacia Isaki y dijo:¡Esta batalla aún no ha terminado, asesino!.¡Volveré con mi señor y os aplastaremos!.¡Os exterminaremos como las ratas que sois!.Gritó Ayabusa llena de rabia. Isaki guardó su espada y dijo: Vete a informar de lo que ha pasado. No quiero mancharme las manos con la sangre de una mujer. Ayabusa lo miró con toda la rabia y todo el odio del que era capaz, y dijo: ¿Ah, si?.¡Pues tendrás que hacerlo, porque pienso vengar a mi hermano!. Ya te lo he dicho antes, no deseo luchar contra ti, así que vete antes de que cambie de opinión. Advirtió Isaki cogiendo por segunda vez su Katana. Ayabusa, al verse en clara desventaja y que no tenía más opción que irse, dijo: Está bien, esta vez has ganado, pero prometo venganza, y acto seguido, se fue. Isaki, por su parte, entró en el castillo, e informó a su señor. Hemos podido repeler el ataque, pero es seguro que volverán; Bien hecho, contestó Seiichiro, muy pronto acabaremos con esto de una vez por todas. Añadió.

12


Shinobi: The Ikeda´s Legend

Episodio 4:¡Batalla final!.¡¿Quien se quedará en Nara?! Castillo Nishimura. 11:00 Horas. Después de llegar completamente derrotada y totalmente destrozada por la pérdida de su hermano, Ayabusa logra comunicarle a su señor las nefastas noticias. Señor, hemos cumplido con nuestro objetivo. Hemos logrado eliminar la resistencia en el castillo Ikeda, dijo Ayabusa, muy bien, ahora sólo nos queda organizar a los demás soldados y lanzar el golpe final al castillo. Señor... .-¿Si?-.Tengo que decirle que hemos tenido problemas.¿A qué te refieres?.Preguntó Jennai. Bueno...Verá, lo cierto es que han exterminado a nuestro escuadrón. Dijo Ayabusa con dificultad.¡¿Quéeeee?!.¡Explícame eso!.Gritó Jennai levantándose bruscamente de su silla. Verá...Nosotros seguimos sus ordenes, lamentablemente los Ikeda eran mucho más resistentes de lo que creíamos, y nos vimos obligados a actuar en la batalla Megure y yo. Concluyó Ayabusa. Jennai miró a su subordinada con tal cara de repugnancia, que hubiese sido suficiente como para rematar a un moribundo, y después dijo: Está bien...¿Y donde está Megure?.¿Porqué no se ha presentado ante mi?.Ayabusa bajó la cara, a fin de que su señor no la viese llorar, y dijo: Megure ha caído. ¡¿Quéee?!.¡¿Me estás diciendo que han eliminado a uno de mis mejores hombres?!.Y sabiendo esto...¡¿Te has atrevido a aparecer ante mi?!.Preguntó un más que colérico Jennai. Sus subordinados le habían visto muchas veces furioso, pero esta vez estaba frenético, y por tanto, era capaz de hacer cualquier cosa. Tras unos momentos de intenso, y peligroso silencio, Jennai dijo: Ayabusa...-¿Si?-.Voy a darte una última oportunidad. Escucha, esta tarde a las 20:00 Horas iniciaremos el ataque final a los Ikeda, esta vez yo mismo supervisaré el ataque, y tu me acompañarás, ¿entendido?.Así que reúne a tus hombres, y prepáralos para el ataque. Concluyó Jennai. -¡Si, señor!-<<Ahora podré vengar a mi hermano matando a aquel asesino>>.Pensó Ayabusa, y acto seguido se dirigió hacia los barracones, a fin de preparar a sus hombres.

13


Mientras, en el castillo Ikeda, Isaki aconsejaba a su señor. Ahora que hemos derrotado a uno de sus lugartenientes deberíamos estar más alerta que nunca, pues es seguro que intentarán volver a atacarnos. Dijo Isaki. Lo sé, esta vez me toca a mi luchar contra Jennai, y estoy seguro de que lograremos vencerle. Dijo Seiichiro. Isaki...-¿Si?-.Prepara a los hombres, esta noche libraremos la última batalla, añadió. Como ordenéis, mi señor, dijo Isaki, y acto seguido partió a preparar a los soldados. Y así, mientras ambos bandos se preparaban para la batalla, el día parecía también prepararse, ya que desde las primeras horas, las nubes hacían presagiar que se avecinaba una gran tormenta, tan grande y violenta como la lucha que muy pronto tendría lugar. En el transcurso de la jornada no hubo señales de vida por parte de ninguno de los dos clanes, sólo se limitaban a esperar a que llegase la hora señalada, las 20:00 Horas. Castillo Nishimura. 20:00 Horas. Bien, por fin ha llegado la hora.¡Abrid las puertas!.¡Partamos ya hacia el campo de batalla!. Dijo Jennai en tono solemne, y acto seguido todos sus hombres siguieron a su líder hasta el lugar indicado: El castillo Ikeda. Mientras, en el castillo, Seiichiro ya había preparado a sus hombres en sus respectivos puestos, listos para rechazar al invasor. Tras revisar las formaciones y los equipos por última vez, Seiichiro se acercó al muro para divisar a sus enemigos. Tras unos minutos, y después de una tensa espera, llegó Jennai. Quien, sin desmontar de su caballo, y haciendo que sus hombres se parasen a una distancia prudencial del castillo, dijo: Vaya Seiichiro...Cuanto tiempo sin vernos, espero que hoy me des un buen combate y me demuestres que sigues siendo un magnífico guerrero. Tienes buenos soldados, pues según me han contado mis subalternos, parece que son bastante fuertes y resistentes, dijo Jennai mirando a Ayabusa. Ésta por su parte, decidió esquivar la mirada de su señor y no hacer ningún comentario. Tras un largo silencio, Seiichiro dijo: No te preocupes, te aseguro que te daremos un buen combate, sólo espero que tú también estés a la altura, y ahora...¡Empecemos!.Concluyó Seiichiro, y así empezó la batalla más cruenta que se podía recordar, esta vez, ambos clanes estaban mucho más “Concentrados”en la contienda, por lo que ambos daban lo mejor de sí mismos y no se podía decir con certeza, quien sería el ganador. Y mientras los soldados de ambos bandos se enfrentaban, a un lado del campo de batalla, Seiichiro y Jennai se disponían a comenzar su combate. Muy bien, los dos conocemos nuestros límites, así que...¡Hagámoslo bien desde el principio!.Dijo Jennai sonriendo maliciosamente mientras desmontaba de su caballo. Estoy de acuerdo, concedió su adversario. Al igual que Isaki y Megure en su momento, tanto Seiichiro como Jennai eran unos espléndidos guerreros, y eso se notaba en que ninguno de los perdía de vista al otro, casi se podría decir que estaban“Sincronizados”pues a los movimientos que hacía uno, el otro respondía casi, como lo hubiera presentido. 14


Y mientras Seiichiro y su adversario se batían en una larga e intensa lucha, de la batalla entre Akuma´s e Ikeda´s sólo quedaban dos personas: Ayabusa, e Isaki. Tras estudiarse mutuamente durante un rato, fue Ayabusa quien, desenvainando su espada, dijo: Esta vez terminaremos con esto. Isaki hizo lo mismo y dijo: Adelante. Y acto seguido, comenzó el combate. Ayabusa fue la primera en atacar, y lo hizo ferozmente. Isaki, a pesar de ser un buen guerrero, tuvo problemas por primera vez, con un adversario como este. Vaya, ¿que te pasa?.¿Ya no eres tan bueno como cuando te enfrentaste a mi hermano?.¿O es que acaso te da miedo luchar contra una mujer?. Preguntaba ella mientras atacaba sin descanso a su enemigo, el cual se limitaba a defenderse como podía de sus furiosos ataques. <<¡Mierda!.¡Esta maldita es buena!.¡Si no hago algo rápido, me eliminará seguro!.Debo encontrar su punto débil...¡Y rápido!>>.Pensaba Isaki mientras peleaba con su adversaria. Mientras tanto, en el otro extremo del campo de batalla, la lucha entre Jennai y Seiichiro estaba próxima a su fin. Vaya. Eres un buen adversario, lástima que tengas que morir. Dijo Jennai al tiempo que ejecutaba un movimiento ascendente con su Katana, muchas gracias, pero mucho me temo que aquí, el único que va a morir, eres tú. Dijo Seiichiro, y al mismo tiempo que repelía el ataque de su adversario, lanzó un golpe descendente, el cual terminó con su adversario en un momento. ...Como...¿Cómo es posible que me hayas vencido?.Fueron las últimas palabras de Jennai antes de expirar, se acabó el juego. Dijo Seiichiro enfundando nuevamente su espada y dirigiéndose hacia el lugar donde se encontraban Isaki y Ayabusa. Tengo que reconocer que eres una buena luchadora, nunca me había enfrentado a una Kunoichi tan buena como tú, dijo Isaki al tiempo que lanzaba un ataque desde el flanco izquierdo contra su adversaria, ésta, que tenía una agilidad sorprendente, esquivó el golpe, y con un rápido movimiento, contraatacó, tu tampoco eres nada malo, pocos adversarios me han durado tanto.. Isaki sabía que si no encontraba rápido el punto débil de su adversaria, ésta podría llegar a matarlo, así que cerró los ojos, y se concentró.¿Qué estás haciendo?.¿Acaso ya te has rendido?.Gritó Ayabusa, la cual ya se encontraba casi encima de su adversario. Y de repente, Isaki abrió los ojos y lanzándose desde la izquierda, logró pillar a Ayabusa por sorpresa. ...¿Cómo lo has conseguido?.Preguntó ésta mientras intentaba taponarse la herida que tenía en el estómago, pero ésta era mortal.

15


Bueno... .Comenzó Isaki, al principio del combate pude darme cuenta de que siempre te acercabas a mí en Zig-Zag, y que después del tercer ataque, siempre atacabas desde la derecha, entonces pensé que si me acercaba desde el lado opuesto...Conseguiría pillarte, y así ha sido. Concluyó Isaki. No he sido una buena rival para ti, y tampoco he sabido defender el honor de mi hermano, dijo Ayabusa bajando la mirada, y acto seguido, apartó las manos de su herida, cogió su espada, y se la clavó, acabando así con su vida ante la impotente mirada de Isaki, quien a pesar de que era su enemiga, no quería ver morir a ninguna mujer debido a que se acordaba de su hermana. <<Lo siento hermano, te he fallado. Pero pronto estaremos juntos de nuevo>>.Fueron los últimos pensamientos de Ayabusa antes de morir. Isaki, tras darle un último adiós, se dispuso a encontrarse con Seiichiro, pero éste ya había llegado. Seiichiro se quedó mirando durante un rato el cadáver de Ayabusa, y luego preguntó: ¿Quien era esta mujer?.¿Era uno de los soldados de Jennai?. Si, señor. Era uno de los componentes de los“Black Dragons”.Concluyó Isaki.¿Te refieres a esos Shinobis de los que se contaban tantas atrocidades?.Preguntó Seiichiro.-Así es-.Bien, sea como fuere, el caso es que por fin hemos logrado derrotar a los Akuma, así que creo que lo mejor será tratar de reconstruir todo, e intentar retomar la vida que llevábamos antes de la llegada de Jennai, ¿no te parece?.Preguntó Seiichiro dirigiéndose hacia el castillo. Pero señor...¡Eso nos llevará mucho tiempo!.Dijo Isaki. Estoy seguro de que si nos esforzamos, lo conseguiremos. Concluyó Seiichiro entrando en el castillo. Y así fue como la ciudad de Nara quedó nuevamente bajo la protección del clan Ikeda, el cual llegó a convertirse en el“Amuleto Protector”del pueblo, ya que mantenían limpia la ciudad de delincuentes, ladrones...Etc. Debido a esto, cuando el clan se hubo disuelto, los habitantes de Nara, en consideración a sus benefactores, decidieron ponerle una placa en su honor a la entrada de la ciudad, la cual rezaba:“A Seiichiro Ikeda, fundador del clan Ikeda. Por salvaguardar la seguridad y la vida de los habitantes de Nara”. Y así es como termina una leyenda, la leyenda del clan Ikeda y de su lucha por proteger a su ciudad: Nara. Fin

History make by: Jhonas Cruz Reyes. “Scorpio”.

16


17

Shinobi. The Ikeda´s Legend  

History By: Scorpio 1 Edad:[Isaki]. 35 Años.[Natsu] 33 Años. Aficiones:[Isaki]Cuidar de su hermana, el mantenimiento de su equipo de combate...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you