Issuu on Google+


domus 05

Diciembre 2011 - Enero 2012

opacidad. Mientras que en una obra exploramos el uso de botellas de vino recicladas para formar una “Nube de Vidrio”, en otras hemos utilizado materiales de uso común, como el PVC y el acrílico, y hasta otros más duraderos como el acero inoxidable, todos con el mismo fin de descubrir nuevas posibilidades para atraer tanto a los sentidos como a la reflexión. En el aspecto constructivo, los diseños desarrollados en nuestra oficina sirven para generar directamente la información digital constructiva, tal y como se hace en cualquier proceso de construcción arquitectónica. Aprovechando el hecho de que en Guatemala hay cada vez más carpinterías con herramientas CNC, hemos elaborado nuestros diseños de tal manera que cada pieza de la construcción pueda ser directamente cortada por esta maquinaria, con los planos constructivos que generamos de manera digital, o bien de forma análoga, para el caso de carpinterías e instaladores tradicionales. Como arquitectos, el uso de esta tecnología nos permite tener control absoluto de nuestros diseños, desde su exploración y concepción digital, hasta los

prototipos de prueba que fabricamos a escala para desarrollar los planos constructivos y hojas de corte para las piezas del sistema. Por otro lado, a nivel de diseño y experimentación, este nuevo trabajo producido recientemente en nuestra oficina se ha concentrado en seguir explorando la ilusión de movimiento, por medio de efectos visuales generados en el espectador cuando recorre los espacios al cambiar su posición de observación. De esta manera, estas construcciones internas provocan un diálogo entre la arquitectura y las personas en locomoción, aprovechando las distintas trayectorias de los individuos en el espacio para mostrar diferentes instancias en las obras, que parecieran estar cambiando mientras se observan. La primera obra que diseñamos con esto en mente consiste en un campo de planos de acrílico verde, distribuidos sobre un fondo uniforme de PVC. Cada componente de acrílico está rotado sobre su propio eje, en relación a los elementos que lo rodean inmediatamente, formando así un sistema de elementos cuya direccionalidad relativa forma un conjunto de áreas

// Campos de atracción = campos vectoriales Guatemala

Diseño

Axel Paredes Ana Alemán de Paredes

Texto

Axel Paredes Ana Alemán de Paredes

Fotos

Andrés Asturias

Los “atractores” representan patrones de estabilidad y desarrollo que son inherentes a sistemas dinámicos abstractos, que pueden ser “encarnados” en una variedad de sistemas físicos actuales. Manuel De Landa El Diccionario de la Real Academia Española define un campo vectorial como una “región del espacio en cada uno de cuyos puntos existe un vector”.

Nuestro más reciente trabajo en Paredes+Alemán Arquitectos, a nivel de instalaciones arquitectónicas, se concentra en tres intervenciones que utilizan el espacio vectorial como un sistema organizativo para abrir nuevas posibilidades arquitectónicas. Cada una de estas construcciones internas en la Torre IV de Zona Pradera, en Guatemala, contiene un patrón que se ve informado por distintos niveles de complejidad generados en sus respectivas exploraciones de diseño. Lo orgánico y lo artificial resaltan en conjunto como un juego de procesos racionales que dan lugar a efectos naturales generados a partir de la experimentación digital. Cada campo o sistema organizativo permite que sus componentes individuales trabajen más allá de su modularidad repetitiva y estandarizada, por medio de diferentes variaciones en magnitud y dirección en cada punto de su geometría.

2

Más que simplemente definir una serie de texturas o colores deseados para estos puntos focales en la arquitectura del edificio, en estas intervenciones diseñamos las superficies interiores como fachadas o sistemas estructurales detallados, donde la tridimensionalidad y los efectos de lo tectónico toman un papel esencial. Esto con el fin de producir constantemente nuevas imágenes y efectos que el usuario del espacio experimenta por medio de nuevos conceptos arquitectónicos, sea cual sea la lectura que provoquen en el observador. Nuestro interés por la búsqueda de la materialidad de estos efectos nos ha llevado a explorar diferentes tecnologías, tanto de diseño como de fabricación, abarcando herramientas disponibles en nuestro contexto latinoamericano y explorando las posibilidades de materiales de diferente índole y composición: desde materiales opacos y traslúcidos, hasta materiales de alta reflectividad u

3


domus 05

Diciembre 2011 - Enero 2012

opacidad. Mientras que en una obra exploramos el uso de botellas de vino recicladas para formar una “Nube de Vidrio”, en otras hemos utilizado materiales de uso común, como el PVC y el acrílico, y hasta otros más duraderos como el acero inoxidable, todos con el mismo fin de descubrir nuevas posibilidades para atraer tanto a los sentidos como a la reflexión. En el aspecto constructivo, los diseños desarrollados en nuestra oficina sirven para generar directamente la información digital constructiva, tal y como se hace en cualquier proceso de construcción arquitectónica. Aprovechando el hecho de que en Guatemala hay cada vez más carpinterías con herramientas CNC, hemos elaborado nuestros diseños de tal manera que cada pieza de la construcción pueda ser directamente cortada por esta maquinaria, con los planos constructivos que generamos de manera digital, o bien de forma análoga, para el caso de carpinterías e instaladores tradicionales. Como arquitectos, el uso de esta tecnología nos permite tener control absoluto de nuestros diseños, desde su exploración y concepción digital, hasta los

prototipos de prueba que fabricamos a escala para desarrollar los planos constructivos y hojas de corte para las piezas del sistema. Por otro lado, a nivel de diseño y experimentación, este nuevo trabajo producido recientemente en nuestra oficina se ha concentrado en seguir explorando la ilusión de movimiento, por medio de efectos visuales generados en el espectador cuando recorre los espacios al cambiar su posición de observación. De esta manera, estas construcciones internas provocan un diálogo entre la arquitectura y las personas en locomoción, aprovechando las distintas trayectorias de los individuos en el espacio para mostrar diferentes instancias en las obras, que parecieran estar cambiando mientras se observan. La primera obra que diseñamos con esto en mente consiste en un campo de planos de acrílico verde, distribuidos sobre un fondo uniforme de PVC. Cada componente de acrílico está rotado sobre su propio eje, en relación a los elementos que lo rodean inmediatamente, formando así un sistema de elementos cuya direccionalidad relativa forma un conjunto de áreas

// Campos de atracción = campos vectoriales Guatemala

Diseño

Axel Paredes Ana Alemán de Paredes

Texto

Axel Paredes Ana Alemán de Paredes

Fotos

Andrés Asturias

Los “atractores” representan patrones de estabilidad y desarrollo que son inherentes a sistemas dinámicos abstractos, que pueden ser “encarnados” en una variedad de sistemas físicos actuales. Manuel De Landa El Diccionario de la Real Academia Española define un campo vectorial como una “región del espacio en cada uno de cuyos puntos existe un vector”.

Nuestro más reciente trabajo en Paredes+Alemán Arquitectos, a nivel de instalaciones arquitectónicas, se concentra en tres intervenciones que utilizan el espacio vectorial como un sistema organizativo para abrir nuevas posibilidades arquitectónicas. Cada una de estas construcciones internas en la Torre IV de Zona Pradera, en Guatemala, contiene un patrón que se ve informado por distintos niveles de complejidad generados en sus respectivas exploraciones de diseño. Lo orgánico y lo artificial resaltan en conjunto como un juego de procesos racionales que dan lugar a efectos naturales generados a partir de la experimentación digital. Cada campo o sistema organizativo permite que sus componentes individuales trabajen más allá de su modularidad repetitiva y estandarizada, por medio de diferentes variaciones en magnitud y dirección en cada punto de su geometría.

2

Más que simplemente definir una serie de texturas o colores deseados para estos puntos focales en la arquitectura del edificio, en estas intervenciones diseñamos las superficies interiores como fachadas o sistemas estructurales detallados, donde la tridimensionalidad y los efectos de lo tectónico toman un papel esencial. Esto con el fin de producir constantemente nuevas imágenes y efectos que el usuario del espacio experimenta por medio de nuevos conceptos arquitectónicos, sea cual sea la lectura que provoquen en el observador. Nuestro interés por la búsqueda de la materialidad de estos efectos nos ha llevado a explorar diferentes tecnologías, tanto de diseño como de fabricación, abarcando herramientas disponibles en nuestro contexto latinoamericano y explorando las posibilidades de materiales de diferente índole y composición: desde materiales opacos y traslúcidos, hasta materiales de alta reflectividad u

3


domus 05

de diferente geometría. Esta relación entre los elementos inmediatos forma una serie de patrones legibles y diferenciables entre sí. Por otro lado, cada uno de estos elementos forma un ángulo distinto hacia las fuentes de luz, tanto natural como artificial. Esto provoca un efecto en el cual mientras más se acerca el plano a la trayectoria perpendicular de la luz, más es el reflejo de color verde que se proyecta sobre el fondo gris, formando así un patrón de intensidades fluidas de color, reforzando el sistema geométrico que une a un grupo o campo de piezas específico. Es decir que cada elemento, como en un vector, posee una direccionalidad hacia la luz, y una magnitud de color de proyección. El mismo campo vectorial que dio forma en nuestro diseño a la pieza queda congelado físicamente en el muro, pero la magnitud y direccionalidad de sus vectores varía conforme a la direccionalidad de la luz del día, y la direccionalidad de la fuente de luz artificial en la noche. Por otro lado, el canto de las piezas de acrílico sirve como un condensador de luz en todo el borde, dando una claridad más intensa cuando la luz atraviesa las piezas. En lo que concierne al proceso de diseño, lo visualizamos como una secuencia de sucesos geométricos, de los cuales se selecciona un instante temporal en el que se congela la evolución formal. En el caso del mural plegado, el origen visual es una superficie de acero inoxidable formada por planos rectangulares apoyados en un plano de fondo: un muro de 7 metros de alto. Sobre este muro se apoya una serie de planos metálicos plegados

4

Diciembre 2011 - Enero 2012

a diferentes ángulos por medio de una deformación dirigida, provocando una coreografía fluida de rotaciones y corrugaciones en las franjas de acero. Estas corrugaciones son mayores cerca de “corrientes atractoras” específicas, que actúan sobre las piezas de metal. Esta fuerza (de)formativa sobre los planos genera a su vez un mapa visual por medio de la reflectividad y posición de las planchas de acero, provocando en la superficie una topografía de ángulos que reflejan el contexto por medio de diferentes tonos de gris, como una visualización gaussiana de una superficie compleja que a la vez es racionalizada por medio de los planos desarrollables que la conforman. Cada franja horizontal contiene un ritmo individual de plegación que en conjunto forman un campo de corrugaciones fluidas. La última instalación en esta serie de tres se denomina “Nube de Vidrio”, y consiste en una superficie ondulada, formada por más de 1300 botellas de vino. Cada botella ocupa una coordenada cartesiana en un espacio tridimensional, formando así una superficie continua con dos campos de atracción en sus extremos. La gravedad en sí da la forma a este sistema de pesos de vidrio a diferentes alturas, marcando distintas intensidades de atracción, como en una colonia de abejas que se organiza a sí misma formando un sistema global que aparenta diferentes densidades. El primer campo se forma por medio de una superficie gaussiana de elementos distribuidos sobre ejes de curvatura variable hacia el muro del fondo, acercándose al observador hasta una altura de 4 metros. El efecto final se asemeja al comportamiento

5


domus 05

de diferente geometría. Esta relación entre los elementos inmediatos forma una serie de patrones legibles y diferenciables entre sí. Por otro lado, cada uno de estos elementos forma un ángulo distinto hacia las fuentes de luz, tanto natural como artificial. Esto provoca un efecto en el cual mientras más se acerca el plano a la trayectoria perpendicular de la luz, más es el reflejo de color verde que se proyecta sobre el fondo gris, formando así un patrón de intensidades fluidas de color, reforzando el sistema geométrico que une a un grupo o campo de piezas específico. Es decir que cada elemento, como en un vector, posee una direccionalidad hacia la luz, y una magnitud de color de proyección. El mismo campo vectorial que dio forma en nuestro diseño a la pieza queda congelado físicamente en el muro, pero la magnitud y direccionalidad de sus vectores varía conforme a la direccionalidad de la luz del día, y la direccionalidad de la fuente de luz artificial en la noche. Por otro lado, el canto de las piezas de acrílico sirve como un condensador de luz en todo el borde, dando una claridad más intensa cuando la luz atraviesa las piezas. En lo que concierne al proceso de diseño, lo visualizamos como una secuencia de sucesos geométricos, de los cuales se selecciona un instante temporal en el que se congela la evolución formal. En el caso del mural plegado, el origen visual es una superficie de acero inoxidable formada por planos rectangulares apoyados en un plano de fondo: un muro de 7 metros de alto. Sobre este muro se apoya una serie de planos metálicos plegados

4

Diciembre 2011 - Enero 2012

a diferentes ángulos por medio de una deformación dirigida, provocando una coreografía fluida de rotaciones y corrugaciones en las franjas de acero. Estas corrugaciones son mayores cerca de “corrientes atractoras” específicas, que actúan sobre las piezas de metal. Esta fuerza (de)formativa sobre los planos genera a su vez un mapa visual por medio de la reflectividad y posición de las planchas de acero, provocando en la superficie una topografía de ángulos que reflejan el contexto por medio de diferentes tonos de gris, como una visualización gaussiana de una superficie compleja que a la vez es racionalizada por medio de los planos desarrollables que la conforman. Cada franja horizontal contiene un ritmo individual de plegación que en conjunto forman un campo de corrugaciones fluidas. La última instalación en esta serie de tres se denomina “Nube de Vidrio”, y consiste en una superficie ondulada, formada por más de 1300 botellas de vino. Cada botella ocupa una coordenada cartesiana en un espacio tridimensional, formando así una superficie continua con dos campos de atracción en sus extremos. La gravedad en sí da la forma a este sistema de pesos de vidrio a diferentes alturas, marcando distintas intensidades de atracción, como en una colonia de abejas que se organiza a sí misma formando un sistema global que aparenta diferentes densidades. El primer campo se forma por medio de una superficie gaussiana de elementos distribuidos sobre ejes de curvatura variable hacia el muro del fondo, acercándose al observador hasta una altura de 4 metros. El efecto final se asemeja al comportamiento

5


domus 05

Diciembre 2011 - Enero 2012

de una colmena de abejas que se forma debajo del cielo, reflejando la fuerza de la gravedad en su geometría. El segundo campo está formado por un vértice que baja sutilmente hacia el corredor, revelando una estructura de rieles paralelos que sirven de anclaje para una compleja serie de cadenas ordenadas que soportan el peso de cada una de las botellas a diferentes alturas. Estas vigas horizontales de madera marcan cada uno de los ejes de soporte en dirección transversal al eje principal de la obra completa, formando así la geometría entera de la construcción. En conjunto, las tres intervenciones dan una identidad específica a este espacio corporativo, como un reflejo de los diferentes sistemas que darán vida a este espacio una vez habitado. Los sistemas dinámicos son sistemas que describen el comportamiento de un sistema inteligente de organizaciones simultáneas en constante movimiento, como lo son el flujo de personas en un lobby o las transacciones del mercado en un sistema de negocios. Este dinamismo es además posible entenderlo por medio de tecnologías que permiten la visualización precisa de este comportamiento matemático. Estos nuevos diseños desarrollados por Paredes+Alemán Arquitectos forman parte de una exploración en este ámbito de información que da forma a estas construcciones internas, como una serie de diagramas o visualizaciones de su información inherente. Son campos vectoriales que además marcan puntos específicos en el espacio construido, para formar campos de atracción visual para el observador: tres instancias de movimiento “encarnadas” físicamente por diferentes sistemas materiales. — Axel Paredes Ana Alemán de Paredes

Axel Paredes Arquitecto con Maestría del Architectural Association de Londres (AA) con distinción. Master en Arquitectura del Massachussets Institute of Technology (MIT) donde fue galardonado. Master en Tecnología Arquitectónica de la Escuela de Arquitectura de Madrid (ETSAM). Comparte su práctica profesional con Ana Alemán en la firma Paredes + Alemán Arquitectos. Profesor de la UFM y director del Laboratorio de Diseño y Fabricación Digital en Guatemala. Ana Alemán Arquitecta graduada de la Universidad Francisco Marroquía (UFM) de Guatemala (Cum Laude). Maestría en Arquitectura de la Universidad de Harvard Design (GSD), con publicaciones y obra expuesta en la Bienal de Arquitectura de Beijing 2006. Profesora en la UFM y socia en Paredes + Alemán Arquitectos.

6

7


domus 05

Diciembre 2011 - Enero 2012

de una colmena de abejas que se forma debajo del cielo, reflejando la fuerza de la gravedad en su geometría. El segundo campo está formado por un vértice que baja sutilmente hacia el corredor, revelando una estructura de rieles paralelos que sirven de anclaje para una compleja serie de cadenas ordenadas que soportan el peso de cada una de las botellas a diferentes alturas. Estas vigas horizontales de madera marcan cada uno de los ejes de soporte en dirección transversal al eje principal de la obra completa, formando así la geometría entera de la construcción. En conjunto, las tres intervenciones dan una identidad específica a este espacio corporativo, como un reflejo de los diferentes sistemas que darán vida a este espacio una vez habitado. Los sistemas dinámicos son sistemas que describen el comportamiento de un sistema inteligente de organizaciones simultáneas en constante movimiento, como lo son el flujo de personas en un lobby o las transacciones del mercado en un sistema de negocios. Este dinamismo es además posible entenderlo por medio de tecnologías que permiten la visualización precisa de este comportamiento matemático. Estos nuevos diseños desarrollados por Paredes+Alemán Arquitectos forman parte de una exploración en este ámbito de información que da forma a estas construcciones internas, como una serie de diagramas o visualizaciones de su información inherente. Son campos vectoriales que además marcan puntos específicos en el espacio construido, para formar campos de atracción visual para el observador: tres instancias de movimiento “encarnadas” físicamente por diferentes sistemas materiales. — Axel Paredes Ana Alemán de Paredes

Axel Paredes Arquitecto con Maestría del Architectural Association de Londres (AA) con distinción. Master en Arquitectura del Massachussets Institute of Technology (MIT) donde fue galardonado. Master en Tecnología Arquitectónica de la Escuela de Arquitectura de Madrid (ETSAM). Comparte su práctica profesional con Ana Alemán en la firma Paredes + Alemán Arquitectos. Profesor de la UFM y director del Laboratorio de Diseño y Fabricación Digital en Guatemala. Ana Alemán Arquitecta graduada de la Universidad Francisco Marroquía (UFM) de Guatemala (Cum Laude). Maestría en Arquitectura de la Universidad de Harvard Design (GSD), con publicaciones y obra expuesta en la Bienal de Arquitectura de Beijing 2006. Profesora en la UFM y socia en Paredes + Alemán Arquitectos.

6

7


Articulo Arquitectura de Paredes Alemán Arquitectos