Paradigma nº5

Page 6

6

PARADIGMA

mayo 2017

Esta es la realidad social... Por un “buen morir”

Reflexión sobre la privación de libertad Valentín Aguilar, Coordinador General APDHA.

E

s precisa una reflexión sobre la privación de libertad, pues lo cómodo y fácil es decir que los malos a prisión,pues se lo merecen. Noticias corren de delitos y delincuentes, pero todas analizadas desde el morbo. APDHA, con el apoyo externo desinteresado de Herodato, realizamos una investigación sobre el grado de conocimiento de la sociedad española del sistema penal, concluyéndose que, parte importante de la población, quiere más y más penas, entre ellas la perpetua, si bien desconociendo absolutamente el sistema existente, duración, delitos, reincidencia…. Preguntados sobre la pena justa para un tirón de bolso, la mayoría señalaban los trabajos en beneficio de la comunidad, cuando el código actual contempla hasta 5 años de prisión. Una vez que a la población se le planteaba una pregunta reflexiva, cambiaba de forma rápida su posición de favorable a en contra de la cadena perpetua. Véase en www.apdha.org atos para la reflexión: reincidencia del 70%; duración media de 17 meses, frente a los 7 de Europa; somos de los países con número más elevado de presos (150 por cada 100.000 habitantes) pese al ser de los más seguros (20 puntos por debajo de la media europea). Según ROSEP se han multiplicado el número de presos por ocho en los últimos 40 años, pero no por un aumento de la criminalidad, sino por el incremento de la duración de las penas. El 50% de las personas encarceladas no deberían estarlo: “España criminaliza la pobreza”. El castigo excesivo e inexplicable de la prisión por la ley, determina una sobreocupación importante y una imposibilidad de intervenirse de forma adecuada con los presos. Un solo educador y psicólogo por cada 150 presos no sirve.■

D

Asociación Tanatológica de Córdoba.

P

ara un profesor, tutor o directivo, el problema no está en actuar cuando se ha logrado identificar en la escuela un caso con victima/s y agresor/es. Nuestro miedo es que esa

situación esté ocurriendo y pase desapercibida, teniendo en cuenta que el docente suele tener un contacto de sólo una hora diaria con ese nutrido grupo de adolescentes que cursan la ESO en el grupo “X” y que es el alumnado quien mejor conoce la realidad interna del aula y que la información que nieguen es clave. El objetivo siempre es que a la primera señal se ponga en marcha el protocolo previsto, el cual es garantista por exhaustivo. Algo lógico cuando debe conjugarse la severidad y corrección de la conducta disruptiva con la presunción de inocencia. En ese momento toda la comunidad escolar pasa a conocer la situación y, en circunstancias normales, la labor de zapa de los progenitores del acosador -a poco que tengan la mínima conciencia cívica- debería servir para fundir la bola de nieve antes de que se convierta en un alud imprevisible. Por desgracia, a veces no es así y los “falsos positivos” no ayudan a la tarea. Actualmente merecen una especial atención el auge del “ciberacoso” o de los acosos por la identidad sexual de cualquier alumno o alumna. Este último caso se vive con extrema angustia por parte de las personas afectadas. La mejor prevención aquí es la de normalizar la vivencia. Dar visibilidad en el espacio común diluye el conflicto. No hablo desde la teoría, sino desde la experiencia puesta en marcha en nuestro centro educativo, gracias al empuje del alumnado integrado en la LGTB y el profesorado implicado.■

Caminos públicos de la Sierra

GORDOFOBIA, otros cuerpos, múltiples bellezas Laura Carmona.

“La gordura como insulto supremo, como con-

Manuel Trujillo, Plataforma A Desalambrar.

dición excluyente, como defecto ético, moral, científico. La gordura como instrumento del capitalismo consumista (dietas, gimnasios, píldoras, medicamentos). La gordura como instrumento de opresión social.” Masa Crónica

C

ada fin de semana miles de personas suben a la Sierra de Córdoba para realizar senderismo, ciclismo o disfrutar de setas, flores, u otros atractivos. No solo cordobeses, también turistas. Sin embargo, ¿quién es el responsable de los caminos y vías pecuarias que recorren? Por desgracia, ni la Junta de Andalucía ni el Ayuntamiento muestran ningún interés en estos caminos, teniendo olvidada totalmente esta zona tan maravillosa pero vulnerable. a Junta de Andalucía, tras realizar numerosos deslindes hace años, ha abandonado la recuperación de vías pecuarias. Y no solo eso, sino que tiene sin resolver los recursos presentados a muchos de esos deslindes, lo que hace que haya varias vías pecuarias deslindadas todavía cortadas. Las demás vías pecuarias, dejadas a su suerte. El Ayuntamiento aprobó el inventario de caminos en el año 2016, pero no ha emprendido la recuperación de ninguno de esos caminos. De los 25 caminos municipales de la sierra incluidos en el inventario sigue habiendo 19 cortados, sin que el Ayuntamiento haya iniciado ningún procedimiento de recuperación de los mismos. Sigue sin tener siquiera una persona dedicada a la Sierra de Córdoba, y todos sus departamentos tienen absolutamente olvidado este espacio. l Consejo de Medio Ambiente, órgano que podría cumplir las labores de coordinación entre usuarios y administraciones, no ha llegado a constituirse cuando se va a cumplir el ecuador de la legislatura municipal, lo que constituye un auténtico fracaso de un ayuntamiento que prometía ser más participativo. Y por supuesto, la comisión de caminos prevista sigue sin existir. Es necesario que las administraciones reaccionen y hagan un esfuerzo por recuperar y preservar este entorno natural en un entorno muy habitado que es necesario gestionar.■ www.adesalambrar.com

L

E

G

ordofobia: odio hacia los cuerpos que no responden a patrones corporales normativos. Gordofobia internalizada deseando ser

siempre más delgada, juzgando cuerpos gordos, deseando solo cuerpos normativos. Gordofobia cuando sin conocerte te acusan de descuidarte, te insultan bajo el pretexto de que es por tu salud. Asumir que un cuerpo gordo es un cuerpo enfermo, mientras que un cuerpo delgado es un cuerpo saludable. El cuerpo gordo no cuadra en una sociedad marcada por la obsesión por el cuerpo ideal, atractivo, erótico, deseable. Desafía y por ello es marcado como un fracaso, parece llevar implícito no poder controlarte y la autoestima baja.

P

ero podemos ser gordas sexi, ahora nos dicen dónde si pueden estar nuestras carnes para resultar atractivas en este mundo obsesionado con la imagen femenina. Basta

de normas de qué es lo válido como si hubiera cuerpos inválidos que deben desaparecer. Que todo lo que haga se enfoque a perder peso, si cuido mi alimentación o hago ejercicio se presupone que lo hago para adelgazar. Siempre a la espera de que bajes de peso para acceder a lo normativo. “Los cuerpos delgados son cuerpos legitimados y privilegiados en una sociedad <delgada>” sentencia La Cerda Punk. Defendamos los cuerpos que habitamos los márgenes como cuerpos igualmente válidos y hermosos.■

“El espejo no es un reflejo de la realidad, lo que vemos en él no es más que una construcción social necesaria de reconstruir” Misógina y Samuel Hidalgo.


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.