Issuu on Google+

Soy rica.

Depositaria de la mayor de las fortunas. Lo que no tiene precio, porque es de valor incalculable.

El tesoro del sentimiento correspondido.

¿De qué modo de cariño, y maneras de afecto me es distribuida esta riqueza?.

Si me paro en mitad del camino de la vida, porque el miedo me detiene los pasos de los días. Tú me animas a continuar.

Si me pierdo en el dolor. Tú me das la dirección del consuelo.

Si tengo frío de soledad. Tú me abrazas cálida compañía.

Si la enfermedad me derrumba la esperanza. Tú me alivias, cuidándome de fortaleza.

Si el hambre de la tristeza, me retuerce las entrañas.. ..intentando devorarme con la oscuridad de la pena.

Tú me alimentas de alegría.


Si hago caso de la realidad, y le miro a los ojos sin protección de belleza. Tú me vistes de fortaleza.

Si no puedo dormir, porque el pasado me aulla la voz. Tú me cantas nanas de ternura, velando mi sueño de ilusión.

El Amor existe.

Tu existencia así lo demuestra, en prueba de cariño.

Y este Te quiero..

..Su confirmación.


Riqueza.