Issuu on Google+

Localización territorial de la universidad y percepción socioespacial de los estudiantes del TID. Sus implicaciones educativas Dra. María Elena Rodríguez Lara Departamento de Producción Agrícola y Animal, UAM-X, México ma2611@correo.xoc.uam.mx Dr. Oscar Terrazas Revilla Departamento de Evaluación del Diseño, UAM-A, México oterrazas1@mac.com

Resumen Este trabajo muestra la lógica de localización territorial de las instituciones de educación superior (IES) en el contexto del crecimiento de la zona metropolitana y la relación con la percepción socioespacial, expresión de las representaciones sociales. Se analizan los problemas de la centralidad en relación a la localización de las IES, la movilidad urbana y la representación social como parte de los procesos de interacción socioespacial de los estudiantes del Tronco Interdivisional de la UAM-Xochimilco, quienes habitan la universidad. Se presenta un estudio de tipo exploratorio cuantitativo y cualitativo en el que se incluye como unidad de análisis la zona metropolitana de la Ciudad de México, (ZMCM). Se identifican territorialmente las IES de acuerdo a las áreas geoestadísticas básicas (AGEB) y se reportan testimonios de estudiantes universitarios. Palabras clave: Localización territorial, representaciones sociales, espacio, lugar y centralidad.

Introducción Durante los procesos formativos, quienes estudian pasan parte importante de la vida en una institución educativa, un espacio socialmente definido para ello, un ámbito donde la enseñanza y el aprendizaje adquieren corporeidad y cotidianeidad. El lugar institucional educativo, académico, estudiantil; señalado por Claudio Bonvecchio como aquel que estimula la investigación y que permite la continuidad de la ciencia y el conocimiento, el sitio donde es posible alcanzar los mejores resultados científicos que surgen de las comunidades de estudiantes y de profesores (Bonvecchio, C. 1991: 37). En este trabajo se examina la dimensión territorial en la formación universitaria, con la identificación de la influencia de los procesos


sociopsicológicos que provienen de la experiencia de trasladarse desde y hacia la casa, donde los estudiantes habitan, hacia y desde el lugar que ocupa el sitio de la formación profesional y su representación social en la especificidad del habitar cotidiano en la universidad, concretamente la localización del espacio universitario. Particularmente, la Universidad tiene un significado profundo para los sujetos que la habitan, en ella se internalizan procesos cognitivos importantes de la experiencia vital, que van desde el logro de objetivos vocacionales hasta las más íntimas implicaciones afectivas, en ella se aprende la identidad universitaria, elemento trascendente en la construcción de la cultura, en ella se articulan interacciones sociales complejas del entramado social. La institución educativa cumple con una significativa función en la continuidad de la vida social (Salazar, R. 2001), que genera una fuerza de implicación epistemológica, ideológica, cultural, afectiva y simbólica de parte de los sujetos que la integran. Por lo que esta función no puede ser independiente del anclaje territorial (Moser, 2003) ni de los significados y el sentido que dan al respecto quienes la viven cotidianamente.


La ciudad de los caminos Nos propusimos indagar las condiciones que guardan las Instituciones de Educación Superior (IES) en relación a su localización en el ámbito metropolitano. Nos interesa comprobar si su ubicación puede ser explicada desde la Teoría de los caminos, que sostiene que el patrón los cambios en la ubicación de las actividades en el interior de las metrópolis en la lógica de los caminos, es decir, de las vías principales y de las rutas del transporte colectivo (Terrazas, 1995; Terrazas, 2003). Porque la localización de las actividades urbanas principales, entre las que se encuentra la educación superior, debe corresponder, según esta teoría, a los ejes donde se concentran las intervenciones urbanas expresadas en la inversión de capital en infraestructura, equipamientos y servicios privados y públicos, así como las acciones sociales más significativas, como son entre otras las manifestaciones políticas o las concentraciones lúdicas. El modelo teórico vigente, que se base en el esquema de los círculos concéntricos planteado por Burgess en 1925, no explica hoy las transformaciones territoriales en la metrópoli global, porque la localización de los procesos sociales y económicos no obedece a una lógica de contornos sino que estos tienen a agruparse a lo largo de las principales vialidades de la ciudad, formando una especie de red compuesta por núcleos concentradores de actividades urbanas de diversos tamaños y por concentración localizadas a lo largo de los ejes o caminos metropolitanos. La ciudad de México, como zona metropolitana, se ha expandido siguiendo los principales ejes carreteros y en su interior, los flujos más intensos y los cambios más significativos en la localización de las actividades obedece entonces al trazo de los “grandes camino que hemos ido construyendo, como sociedad, a lo largo de siglos. En el apartado de discusión territorial abordamos esta explicación con apoyo en cartografía digitalizada y en estadísticas censales.


Espacio-lugar como representación social Un hecho visible en las observaciones de la vida social es que los sujetos y los grupos sociales comprenden e interpretan de manera diferente los acontecimientos que los rodean, en la medida que parten de contextos concretos, porque la comunicación que se establece entre éstos es a través de diferentes marcos sociales, modelos de cognición social (Jodelet, 1984) que vinculan los procesos simbólicos con los comportamientos colectivos. Para Serge Moscovici (2003) las representaciones sociales, a las que también denomina colectivas, son la fuerza de la sociedad que se comunica y se transforma a sí misma, son perennes a la interacción social. Las representaciones sociales condensan, como íconos, reflexiones colectivas, son procesos constructivos en los que intervinieron la historia, la cultura y el complejo entramado del sujeto social. configurando así entidades abstractas (Farr, 1984). Las representaciones sociales se presentan en imágenes que suman un conjunto de significados; sistemas de referencia que permiten interpretar lo que sucede, darle sentido, lo común y lo extraño; ideas útiles para clasificar las circunstancias, las cosas que pasan; son teorías y conjeturas cotidianas que dan cuenta de la realidad y de la vida social diaria y concreta, incluyen pensamientos, ideas, reflexiones, sentimientos y creencias construidas colectivamente por el sentido común (Rodríguez, 1993). La noción de espacio se relaciona con el problema de la naturaleza, de la exterioridad, de la relación extrínseca entre los objetos. El espacio es la cualidad posicional de los objetos en el mundo, el continente de todos los objetos materiales Aunque en la relación objetal, la subjetividad también es parte de la naturaleza, los mismos sujetos sociales en sus acciones, pensamientos, afectos son parte del espacio vital. En los espacios se reconstruye el yo, la personalidad humana integrada, los otros, en vínculos epistémicos, fenomenológicos y existenciales. Cada persona se mueve en un espacio, un campo concreto y determinado, un lugar específico, un complejo campo dinámico y sistémico. En Psicología Ambiental las nociones de espacio y de lugar son muy importantes, incluso centrales, porque ellas permiten reconocer el nivel de control de los individuos sobre el medio. Existen cuatro niveles de interacción del individuo con su medio, teniendo fuertes implicaciones en la investigación de las interrelaciones entre el sujeto y su entorno (Moser & Uzzell, 2004): a) El microambiente, espacios privados, la habitación, el espacio privado en el lugar de trabajo; b) El ambiente de proximidad, los espacios compartidos, espacios semi-públicos, barrio, parques;


c) Los ambientes públicos, ciudades, pueblos; y d) El ambiente global, la dimensión planetaria. Para Coppola (2004) la definición de los espacios es visible sólo a partir de análisis funcionales o fenomenológicos, referidos a la jerarquía de los espacios existentes por la esfera pública y la 1

esfera privada, tales como: 1. El privado individual (espacios íntimos como la recámara, el estudio); 2. El privado familiar (espacios de actividades colectivas, como el comedor); 3. El privado de grupo (espacios comunes de un grupo como las áreas de acceso, el jardín); 4. El público de grupo (zonas de encuentro entre las instalaciones públicas y la propiedad privada como los estacionamientos); 5. El


1

La autora refiere a Serge Chermajeff y Christopher Alexander (1968) Spazio di relazione e spazio privato. Il Saggiatore, Milรกn. Quienes definieron seis รกmbitos de la vida urbana, que mencionamos en el texto.


semipúblico urbano (espacios controlados por instituciones gubernamentales u otras instituciones, como las escuelas, mercados); y 6. El público urbano (espacios de propiedad pública como calles, parques). En referencia a estas clasificaciones, podemos primero señalar la dificultad que representa la incorporación de algunos procesos de la vida contemporánea, como la globalización, para determinar ámbitos o espacios de las condiciones reales, sin embargo para orientación analítica son importantes; segundo, es posible deducir aspectos fundamentales de la relación de los individuos con el espacio como realidad cultural e histórica, la cualidad posicional del espacio y sus usos dependen de las relaciones sociales, sus posibilidades jurídicas, políticas y normativas, así como de la conciencia que los sujetos tienen de ello.

Desarrollo y procedimientos El trabajo corresponde a un estudio de tipo exploratorio de la relación entre la localización de las IES y la percepción socioespacial como expresión de las representaciones sociales de estudiantes universitarios, el nivel del trabajo es descriptivo (cuantitativo y cualitativo) con un diseño transversal. Los procedimientos y el diseño de la investigación incluyen las siguientes tareas: 1. Identificación de la localización territorial de la IES a partir de datos proporcionados por los directorios de la ANUIES; 2. Identificación territorial a partir de las áreas geoestadísticas básicas (AGEB) definidas por INEGI y 3. Entrevistas a profundidad a estudiantes universitarios de primer ingreso de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco (TID). Las técnicas e instrumentos utilizados fueron los siguientes: a) Cartografía digitalizada utilizando el programa geográfico Mapinfo con bases de datos censales; b) Entrevista a profundidad a ocho estudiantes de la UAM-X de diversas licenciaturas sobre aspectos significativos de las imágenes y representaciones sociales de los sujetos con la localización de su universidad. Para lo cual se elaboró un guión de entrevista que incluyó preguntas sobre la percepción de la localización territorial donde se encuentra la universidad; reflexiones sobre la ubicación territorial, sentimientos sobre la localización territorial de ésta; y teorías de sentido común sobre la localización de la universidad. El único criterio de inclusión fue accesibilidad a la entrevista y a la elaboración de un relato anecdótico; y c) Relatos anecdóticos, de los mismos sujetos entrevistados, acerca de información básica de movilidad urbana, traslados hacia la


universidad, los cuales se sistematizaron descriptivamente. Los procedimientos para el análisis de los datos comprendieron la elaboración de cuatro planos manejando información socioeconómica, expansión territorial, ciudad red y su relación con la localización de la IES públicas, así como la elaboración de categorías, a partir de los registros de las entrevistas, para identificar la focalización y el significado de los sujetos como parte de sus representaciones sociales hacia la localización territorial. Se graficaron núcleos figurativos con las categorías comunes encontradas. Por focalización se entiende interés positivo o negativo hacia la localización territorial de parte de los entrevistados y por significado la interpretación que hacen de ésta y la relevancia que le otorgan.


Resultados

A. Territoriales Basados en el análisis del material cartográfico, confeccionado con MapInfo con datos censales, de población de 2000 y económicos de 1999 a nivel de AGEB así como con información del Estudio de Origen-Destino elaborado por el INEGI y el DDF en 1994, podemos apuntar las siguientes condiciones de las IES en el contexto metropolitano. La distribución territorial de las IES no es equitativa en el espacio metropolitano, sólo 11 de las 66 instituciones registradas se localizan en el Estado de México, y en el Distrito federal tienden a ubicarse en las zonas de mayor concentración de vías primarias, rutas de transporte colectivo y estaciones del Metro. Tal es el caso de la calzada de Tlalpan, la Avenida Chapultepec y el Periférico en sus porciones ponente y sur. Podemos observar también, en el plano 1, como las grades universidades, tanto las públicas como las privadas, se han instalado en la periferia urbana correspondiente a la etapa de su construcción, como la UNAM en la Ciudad Universitaria y el Instituto Politécnico en Zacatenco en los años cincuentas y sesentas, y la Iberoamericana, la UAM, la Anahuac, el CIDE, el Colegio de México y el Tecnológico de Monterrey en la década de los años setenta.


La distribución territorial de las IES en la Zona Metropolitana de la ciudad de México tampoco corresponde con las zonas donde se concentran los habitantes que cuentan con estudios del nivel medio superior. Podemos apreciar como la parte oriental de la metrópoli, especialmente los municipios de Ecatepec, Nezahuacoyotl y Coacalco y las delegaciones de Iztacalco e Ixtapalapa, no cuentan con instalaciones de educación superior a pesar de concentrar los lugares de residencia de los jóvenes con estudios de preparatorio y bachillerato. En este sentido, como vemos en el plano 2, el patrón de localización de las IES, que se ubican casi exclusivamente en áreas con concentración baja y media de población con educación media superior, parece corresponder, por un lado, al requerimiento de grandes terrenos periféricos que las grandes universidades colocaron como una prioridad en su desarrollo a mediados del siglo pasado, y por otro, a la necesidad de las nuevas instituciones privadas, de pequeña escala, de localizarse sobre las rutas principales del transporte colectivo y alrededor de las estaciones del Metro. Porque la distribución territorial de las IES tampoco corresponde con las zonas que concentran mayoritariamente a la población de menores ingresos, como es posible observar en el plano 3, donde se muestran las concentraciones de familias que ganan entre uno y dos salarios mínimos mensuales. Las IES se ubican, casi en su totalidad, en áreas donde no predominan las familias de menores ingresos, dejando carentes del servicio de educación superior, de nuevo, a los municipios de Ecatepec y Nezahuacoyotl y a las delegaciones de Iztacalco e Iztapalapa. En cambio, la distribución territorial de las IES si corresponde con las áreas de la centralidad metropolitana, como se muestra en el plano 4. Esto ocurre debido al desarrollo de dos procesos de localización de las IES, que son: a) Las universidades de gran escala, construidas especialmente entre los años cincuenta y ochenta del siglo pasado, han generado a su alrededor espacios de centralidad metropolitana en lugares en donde ésta no existía, como los casos de la Ciudad Universitaria, el Instituto Politécnico en Zacatenco y Santo Tomás, la Universidad Iberomericana en Santa Fe, la UAM en Xochimilco y el Tecnológico de Monterrey en Periférico Sur. La UNAM contribuyó incluso a trasladar centralidad al mudarse del Centro Histórico a la Ciudad Universitaria.


b) Las instituciones privadas de pequeña escala y de creación reciente se han aprovechado de la centralidad metropolitana existente para ubicarse donde se encuentran ya consolidados tanto los servicios de apoyo requeridos para el desarrollo de sus actividades como la accesibilidad sustentada en rutas de transporte colectivo y estaciones del Metro. Recientemente, las grandes Universidades, privadas y públicas, han iniciado un proceso, aun incipiente, de regreso a la vieja centralidad al instalar locales de apoyo y de servicios complementarios en el Centro Histórico, las colonias Roma y Condesa e incluso en Tlaltelolco. Plano 1. Localización de las IES en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México Plano 2. Población de 18 años y más con educación media superior y las IES Plano 3. Población con ingresos entre 1 y 2 smm y las IES Plano 4. Centralidad Metropolitana y las IES

B. Resultados socioespaciales, las representaciones sociales de la localización universitaria. Los resultados de las entrevistas a profundidad se agruparon en cuatro rubros: 1. Percepción socioespacial de la localización territorial; 2. Pensamientos, ideas y reflexiones sobre la localización territorial; 3. Sentimientos sobre la localización territorial; y 4. Creencias sobre la localización territorial. Para los estudiantes entrevistados la localización territorial (Lt) es sinónimo de lugar (l). La identificación de las categorías comunes encontradas, con las cuales se configura un núcleo figurativo de la representación social del lugar donde se encuentra la universidad de los estudiantes entrevistados tiene los siguientes elementos para cada uno de los rubros:


Focalización Significado Focalización Significadohacia éstos sentimientos: La mayoría tocó el Las interpretaciones Los sentimientos de Las interpretaciones más otorgadas: “Hayde El mayor interés positivo se tema de la seguridad “No es una de relevantes las zonas más peligrosas mayor interés positivo varias rutas para llegar” “Es fácil localizarla” “En presentó hacia las percepciones: la Ciudad, cuando tomé la decisión de la ubicación y la zonaelde la presentados son: exterior son factores malas pero el interior es un Accesible universidad, es unolas decondiciones los principales a tomar en cuenta SeguridadTranquilo Privilegiado centro cultural, ecológico y de recreación” “Está cerca Apto El interés negativo se a la hora de decidir” “es un patrimonio sociocultural de México, Tranquilidad de donde realmente vive mucha “Lugar delagran presentó hacia: Mala exterioridad debemos conservarlo para un futuro mejor”gente” El gusto es por Compromiso “Lugar de conexión con la naturaleza” imagen de la universidad La confusión proviene de la Comodidad Gusto Los ubicación etranquilidad” ambigüedad existente en la zona, “Hay un Xochimilco cultural, sentimientos negativos uno turístico, uno consumista, lo cual crea confusión y son: Confusión sentimientos ambiguos.

Cuadro 1. Sobre las percepciones del lugar

Focalización Significado Las interpretaciones más relevantes otorgadas a Los pensamientos, ideas y éstos pensamientos sobre la localización territorial: reflexiones de mayor interés “Cerca no hay una universidad pública y la demanda positivo: Es un buen lugar Es un lugar ecológico Es un lugar mítico es muy alta”. “La universidad está cerca de la naturaleza” “Sirve de enlace entre diferentes zonas El menor interés negativo se Focalización Significado deinterpretaciones la ciudad” “Estáhacia cercaestas de uncreencias canal bonito, de presentó hacia: Es lugar difícil Las son:lleno Es una Las creencias de mayor interés florees y se pueden ver los canales de Xochimilco” universidad considerada para la zona metropolitana positivo identificadas: Que es “Es un que busca mantener la naturaleza en la Todas laslugar unidades de la UAM se encuentran en la metropolitana Se le relaciona ZMCM” Difícil porque son malas las calles cercanas periferia de la ciudad y la UAM-X es para la zona sur Se con el prestigio de la en cuanto a su densidad buscó un lugar accesible Está en una zona que atiende Universidad No se identificaron la demanda creencias negativas en las entrevistas.

Cuadro 2. Sobre los pensamientos, ideas y reflexiones del lugar Cuadro 3. Sobre los sentimientos hacia el lugar

Cuadro 4. Sobre las creencias sobre la localización territorial de la universidad


En un núcleo figurativo de las representaciones sociales, los cuatro rubros identificados se unen y relacionan en vínculos múltiples.

Percepción (+)Lugar accesible,tranquilo, privilegiado y apto. Percepción (-)Lugar con una malaexterioridad.

Figura 1. Núcleo

Creencias (+)Es metropolitanaPrestigio. Creencias (-)No se presentan. Sentimientos (+)Seguridad,tranquilid ad,compromiso,comodi dad y gusto.

figurativo

de

las

representaciones Sentimientos (-)Confusión.

sociales

Pensamientos (+)Es buen lugar,ecológico y mítico. Pensamientos (-)Difícil Resultados de los relatos anecdóticos de los traslados, incluye ruta, el tiempo necesario para ir a la universidad, el tiempo de regreso y los medios de transporte. En estos relatos se narran las circunstancias y los detalles que viven en la experiencia cotidiana de moverse hacia la universidad.


Ruta Portales -Calzada de Tlalpan Ecatepec -Indios Verdes Nicolás Tolentino -Iztapalapa Canal de Chalco Chalco -Tláhuac Nezahualcoyotl -San Lázaro Tepetongo -Estadio Azteca Col. Agrarista -Iztapalapa

Ir

Regresar

Medios de transporte

0:35 a 0:45 2:00 1:00 1:00 2:00 2:00 1:00 0:30

1:00 2:00 1:00 1:00 2:00 2:00 2:00 0:35 a 0:40

Dos microbuses Dos microbuses y Metro Tres microbuses Dos microbuses Un autobús, tres microbuses y Metro Dos microbuses y Metro Un autobús y un microbús Un autobús y un microbús

Cuadro 5. Rutas, tiempos y medios de transporte (en horas y minutos)

Las representaciones sociales, como elaboración conceptual de la Psicología Social (Moscovici, Farr, Jodelet) es generalizable a los proceso socioespaciales de los sujetos con su entorno urbano, refieren a construcciones elaboradas desde la subjetividad del sujeto, anclado al yo social, al constructo colectivo que da corporeidad al espacio interpretado socialmente por los grupos culturales, no expresan la organización y funcionamiento de los equipamiento localizados específicamente en un territorio sino el constructo construido colectivamente por la experiencia existencial de los sujetos que lo habitan.

Conclusiones Las percepciones socioespaciales de los estudiantes entrevistados, como representaciones sociales sobre la localización territorial de la universidad se traducen en el lugar en el que existencial y simbólicamente están implicados, es parte de lo cotidiano, de lo vivido, se traduce en el tiempo de existencia que diariamente pasan en un lugar, al cual hay que llegar todos los días y salir de el para regresar a casa. La implicación, la valoración y el significado que dan los estudiantes al lugar, tiene que ver con los rubros analizados, que en los procesos comunicativos se constituyen en colectivos, de ahí su carácter social, están emparentadas con lo simbólico, remite a significados culturales usados en el lenguaje común: accesible, tranquilo, apto, seguro, metropolitano. A pesar de que lo común es que su IES se ubique, como vimos, lejos de su casa y en ámbitos territoriales donde transitan y viven personas que no pertenecen a su grupo cultural.


En este caso, hay nociones claves que son construidas por los estudiantes como nociones existenciales, tal es el caso de la seguridad, que es visualizada como un elemento significativo para elegir una universidad en la cual estudiar, que supera los tiempos de trayecto en las rutas necesarias, que como puede observarse son largas. Hay estudiantes que viajan diariamente hasta cinco horas en los traslados, sin embargo en las narraciones de las entrevistas esto no forma parte de las percepciones, sentimientos, pensamientos o creencias sobre el lugar en el que se encuentra la universidad. Un sentido específico a una realidad urbana. Finalmente, la pregunta persiste ¿hasta dónde las universidades se proyectan en un sitio determinado en relación a sus funciones, a su misión y a los sujetos concretos que las habitan?

Referencias

Bonvecchio, Claudio. 1991. El mito de la universidad. Siglo XXI Editores/ México. Burgess Ernest, 1925. The growth of the City, en R.E. Park et al., The City, University of Chicago Press, ch..2. Castorina, José. 2003. Representaciones sociales, problemas teóricos y conocimientos infantiles. Gedisa/ Barcelona. Coppola, Paola. 1997. Análisis y diseño de los espacios que habitamos. Editorial PAX/ México Farr, R. 1984. Social Representations: Their role in the design and execution of laboratory experiments” en: R. M. Farr y S. Moscovici (comps.) Social Representations. Cambridge University Press pp. 125-147 Jodelet, D. 1984 “La representación social: fenómenos, conceptos y teoría” en S. Moscovici (comps.) Psicología Social II. Paidós/Barcelona pp. 470-494 Moscovici, S. 2003 “La conciencia social y su historia” en: J.Castorina Representaciones sociales, problemas teóricos y conocimientos infantiles. Gedisa/Barcelona pp. 91-110 Moser, G. 2003 Environmental Psychology for The 21st. Century: The Challenge of Sustainable Development Vol.XII, No. 2 Pag. 11-17 Moser & Uzzell. 2004. Journal of Urban Design; Vol. 9 Issue 1 pp 117-118 Salazar, Roberto. 2001. Marginación y deseo, los actores del ámbito universitario. UAM-Miguel Ángel Porrúa/ México. Rodríguez L.M. 1993 “Representación social de la docencia en el sistema de enseñanza modular de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco. Un estudio de caso (Tesis para obtener el grado de Licenciada en Psicología, México: UNAM) Terrazas, Oscar. 2004. La


centralidad metropolitana en la Ciudad de México en A. Rodríguez y S. Tamayo (coords.) La ciudad de México, los últimos cien años, los próximos cien. UAM-A. México. pp. 235-265 Terrazas, Oscar. 2003. Centralidad y globalización en la ciudad de México. Anuario de Espacios Urbanos. UAM-A. México. pp. 85-98 Terrazas Oscar. 1995. Los ejes de la Metropolización. Anuario de Espacios Urbanos. UAM-A. México. pp 317-339


Localización territorial de la universidad y percepción socioespacial de los estudiantes del TID