Page 1

SISTEMATIZACIÓN DICIAC

Desarrollo Integral Comunitario de Iztacalco, A.C.


Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa Jefe de Gobierno de la Ciudad de México Eduardo Vázquez Martín Secretario de Cultura Déborah Chenillo Alazraki Coordinadora de Vinculación Cultural Comunitaria Elí Evangelista Martínez Director de Desarrollo Comunitario Josefina Estrella Ayala Angélica Ayala Pliego Elaboración de contenido Irving Jiménez Gallegos David Sanabria Díaz Alfredo Estrella Torres Colaboraciones © Archivo DICIAC Fotografía Víctor Villegas Coordinación editorial Lídice Jiménez Uribe Diseño

AGRADECIMIENTOS Este trabajo es producto de una larga historia de organización, coordinación y vinculación motivados por el trabajo cultural comunitario como eje transversal en la construcción de un proceso que venimos generando desde hace más de 9 años, conjuntamente con Desarrollo Integral Comunitario de Iztacalco, Colectivo Radio de Autor, Colectivo de Teatro Popular Utopía Urbana AC, el Colectivo del Comedor Comunitario 245 y todos los protagonistas que se han sumado desde lo individual, habitantes de Pantitlán y de otras latitudes en el marco del desarrollo integral y sustentable.


ÍNDICE

7 Presentación 9 Objetivo 15

Banderas de contracultura en Pantitlán (2006-2015)

67

Fuentes consultadas

69

¿Quiénes somos?


PRESENTACIÓN Como parte del trabajo institucional la Secretaría de Cultura CDMX promueve el intercambio de experiencias y saberes de organizaciones sociales que usan el arte y la cultura como herramienta para transformar su entorno. Para este fin se fomenta el Programa de Investigación, Sistematización y Capacitación como un ejercicio de construcción colectiva que permite retomar las experiencias que organizaciones sociales han trabajado a lo largo de su trayectoria, los aciertos pero también los aprendizajes de las dificultades que han sorteado a lo largo del tiempo. Por lo que la sistematización se convierte en una herramienta que permite a las organizaciones repensar su quehacer, revisar y evaluar lo que han ido construyendo. De la misma forma es una oportunidad para que otras organizaciones conozcan y a la vez les permita acortar procesos de aprendizaje, aclarando que no son fórmulas sino sugerencias que pueden tomar y adaptar a los entornos que cada una enfrenta en su quehacer cultural. Finalmente, impulsar estos ejercicios ayuda a visibilizar propuestas que se construyen en los entornos más complejos de la Ciudad de México, habla de ese espíritu colaborativo y solidario que se teje en cada rincón, de personas, comprometidas con su comunidad y que constituyen el alma de esta Ciudad; narra historias de aquellos que desde la trinchera han decidido fomentar y abonar por el ejercicio de los derechos culturales; de como la cultura transforma y enriquece a las personas y la comunidad.

7


OBJETIVO

El objeto principal de este trabajo, fue tener un reflejo colectivo de nuestro proceso, que nos sirviera como punto de partida para evaluar nuestro trabajo cultural comunitario, analizar las fortalezas y debilidades como equipo, recrear nuestra concepci贸n de cultura y educaci贸n y su papel en la transformaci贸n de nuestra cotidianidad y en la reivindicaci贸n de nosotros como protagonistas de nuestra propia historia.

9


Para nosotros protagonistas diversos de un proceso construido desde la perspectiva del desarrollo cultural comunitario. La cultura representa la dimensión de la actividad y las relaciones humanas. Donde las prácticas culturales son un vehículo para la inclusión social y el empoderamiento ciudadano. En donde los habitantes de diversos territorios se transformen en comunidades de aprendizaje y autónomas desde donde se proponga y organice la incidencia ciudadana corresponsable en la construcción de políticas públicas para el desarrollo de los pueblos y comunidades desde una perspectiva de colectividad y buen vivir. Lo que aquí se narra abarca un periodo de 2006 a 2014 y es apenas un esbozo de un proceso difícil, complicado, de búsqueda y construcción de nuestra identidad, siendo moradores de una ciudad diversa, plural, compleja y que se encuentra actualmente estupefacta ante la cultura del miedo a la que hay que oponer la cultura de la creatividad para la organización y la inclusión social.

¿PANTI QUÉ? Agrícola Pantitlán es una colonia que a diferencia de los pueblos y barrios antiguos de Iztacalco que germinaron en la zona ribereña del Lago de Texcoco; surgió de las tolvaneras en las que se convirtieron las cristalinas aguas del antiguo Lago de Texcoco y que quizá “duermen” en el subsuelo esperando volver a brotar algún día. Dando nombre así al trabajo monográfico realizado por algunos actores sociales de éste relato Del Remolino al Paradero. Pantitlán nos remite inmediatamente a la enorme terminal del metro del mismo nombre con su simbología de dos banderitas que señalan su destino. En donde cuentan los antiguos según aparece en la Cronología de la Peregrinación Mexica 1300-1312 que en lago había un resumidero donde el agua hacia remolinos y era tal la fuerza que se llevaba a las canoas que por allí pasaban, por ello fue que cercaron el lugar poniendo postes con banderas como aviso de prevención a los navegantes. Según referencias de los códices Azcatitlán, Mexicanus, Vaticano-Ríos y Aubin. Ubicada a 9 kilómetros del Zócalo de la Ciudad de México fundada en 1920, llamada inicialmente Valle del Paraíso, con grandes terrenos, sus pobladores se dedicaban en su mayoría a la agri10

cultura en aquellas épocas. La junta de colonos en 1930 decidió cambiar el nombre a la colonia quedando definitivamente el de Agrícola Pantitlán y en donde la palabra Pantitlán significa lugar de banderas. Como toda colonia o barrio popular los servicios públicos poco a poco se fueron gestionando, gracias a la organización y participación vecinal. La primera escuela primaria fue la José Romero de Terreros, construida alrededor de 1940, anteriormente los alumnos que querían tomar clases lo hacían en la subdelegación ubicada en calle cinco y avenida Norte, en donde hasta hace algunos años se encontraba el servicio de telégrafos. Se utilizaba también el Salón de Actos en calle cuatro, allí la comunidad se reunía para organizar eventos artísticos, sociales y gestión de servicios, hasta que se construyó el mercado de la colonia. La construcción de la estación del metro Pantitlán, fue el inicio de la problemática de la vialidad en la colonia. Quedando dividida en dos, con la construcción del eje uno Norte que inicia en el Municipio de Nezahualcóyotl, convirtiendo a Pantitlán en un paso constante de todo el transporte público de los municipios de Chimalhuacán y Nezahualcóyotl hacia la terminal del Metro Pantitlán. Con todas estas “mejoras” de desarrollo urbano, ha quedado fragmentado el corazón de nuestra colonia. La diversidad de habitantes que tiene Pantitlán, migrantes de los estados de Oaxaca, Puebla, Veracruz y Michoacán en su mayoría hace patente la necesidad de rescatar y construir la identidad del mosaico cultural que representa nuestro territorio. Pese a los antecedentes agrícolas de la colonia, así como a sus amplios terrenos, no existen áreas verdes suficientes ni espacios adecuados para la recreación, el deporte y/o la cultura. En 1985 las madres de familia se organizaron para quitar la estación de trasbordo de basura de calle seis; junto a la escuela primaria José Rubén Romero, llegaban los camiones de basura todo el día y cuando llovía despedía un olor desagradable y fétido. Recuerdan como tomaron la estación y se turnaban para no dejar pasar a los camiones de basura, mientras se negociaba con las respectivas autoridades de gobierno para quitarla. Por fin en 1987, la planta fue cerrada y en su lugar se construyó el Centro Social y Deportivo Pantitlán, conocido por todos como el parque de la 11


seis y en donde desde hace 18 años cada diciembre se coloca un nacimiento a cargo de un comité de vecinos. Con todos estos antecedentes y como habitantes inquietos, tratamos de organizarnos para mejorar nuestro entorno. Iniciando ésta aventura en donde la exclusión y la inclusión empezaron a formar parte de nuestro vocabulario cotidiano, y con las diversas herramientas para un diagnóstico social, pudimos caminar nuestras calles, sentir sus olores, conocer a nuestros vecinos y saber qué dolores padece nuestra colonia a través de unos lentes ciudadanos, haciendo referencia a la necesidad de contar con más elementos para ejercer nuestros derechos, compartiendo nuestros dolores con otros compañeros de colectivos y organizaciones de Iztacalco. Logramos plasmar nuestra problemática y propuestas en una Primer Agenda Ciudadana Local, resultado del proyecto impulsado por Desarrollo Integral Comunitario de Iztacalco A.C.; llamado Lentes Ciudadanos y posteriormente con el acompañamiento del Centro Operacional de Poblamiento y Vivienda COPEVI y la participación comprometida de DICIAC la complementamos.

“Entusiasmados

por este ejercicio nos empezamos a identificar como ciudadanos y sujetos de derechos, no como beneficiarios de programas gubernamentales, ni como vecinos participativos...”

Entusiasmados por este ejercicio nos empezamos a identificar como ciudadanos y sujetos de derechos, no como beneficiarios de programas gubernamentales, ni como vecinos participativos, como nos calificaba una instancia de participación ciudadana de gobierno. Así nos acostumbramos a ser sujetos de nuestra historia y no objetos de algún brillante proyecto académico; dicho sea con todo respeto. Nos empoderamos y con nuestra caja de herramientas e instrumentos sociales bajo el brazo; persistimos en seguir nuestra aventura. Ya con un acompañamiento cotidiano de COPEVI y DICIAC se avanzó en la perspectiva de construir propuestas viables para el desarrollo territorial incluyente y sustentable en Iztacalco. Para los que vivimos en Pantitlán y para los colectivos y organizaciones ciudadanas como DICIAC y el Colectivo Ciudadano Pantitlán; la cultura será ese hilo conductor que atraviesa nuestros objetivos, nuestros proyectos y nuestra práctica cotidiana.

12

13


BANDERAS DE CONTRA CULTURA EN PANTITLÁN

2006, 2007, 2008 - Del fango al fandango Cuando vinieron hace casi cuarenta años a la Pantitlán a vivir, Angélica y Alfredo, la colonia era un terregal donde no había demasiado, los servicios como la luz y el agua aun no estaban totalmente repartidos, pocas personas intentaron suerte en este lado de la ciudad, que para entonces era casi área metropolitana, a la vuelta de la nada, en lomas, lo más feo de la panti, como solían bromear cuando se refería a la Pantitlán. De ese tiempo al 2004, cuando fundaron Desarrollo Integral Comunitario de Iztacalco A.C., poco había cambiado, el terregal, que ahora se inundaba por la pavimentación y el mal drenaje, era un pantano fangoso. Para ese momento, la colonia ya tenía algunos logros sociales como el Centro Social y Deportivo Pantitlán y el Parque Acteal, en cuanto a desarrollo comunitario y la recuperación de espacios aun no era suficiente. Entretanto DICIAC, fue ganando terreno y aprendizaje en estos temas, acompañada de COPEVI. Con los años, los actores sociales de nuestra comunidad, se fueron 15


sumando a la bolita de nieve, y poco a poco llegamos a la primera Feria Cultural Comunitaria en 2006, en el Parque Pantitlán, también conformamos el Círculo de Desarrollo Cultural Pantitlán. Fue entonces que vimos otra pequeña grieta en el sistema, podíamos tener otra trinchera en la cultura, en la que se hace cotidianamente, con lo que se tiene a mano, con ganas e inventiva, David Sanabria, que había estado presente en el proceso desde hacía tiempo, se integró como tallerista del Círculo cultural, era maravilloso ver como los niños con los ojos perplejos, rodeaban la mesa donde convertía un trozo de botella de pet vieja y un puñado de papel higiénico con pegamento y pintura en un conejo, o un dragón, de inmediato los espectadores quisieron convertirse en protagonistas, darle vida a su imaginación. Chicos y grandes andaban de un lado a otro de las tres carpas montadas para la feria, mientras esperaban a que se secara el animalito inventado, corrían a jugar un partido de ajedrez con Víctor, al mismo tiempo algunas mujeres y niñas habían ido a dibujar en la mesa de Expresión creativa, aún conservo la imagen de Claus a los 9 años, explicando con precisión tremenda el dibujo de ¿Quién soy yo? Mientras los demás niños le preguntaban también al lápiz y al papel ¿quiénes eran ellos? Angi Palafox, que entonces recién se involucraba en este trabajo dibujaba de manera tímida su versión niña de ella misma, para luego bromear de haber tenido que conocer a Angélica y Alfredo hasta Guadalajara, viviendo en la misma colonia. La Feria Cultural Comunitaria, nos dio el impulso para mirar con otros ojos nuestro rumbo y para crecer como equipo de trabajo, al mismo tiempo nos fuimos dando cuenta de que los espacios eran insuficientes para tanto que cobijar, a veces reuniéndose en el parque, a veces en las casas vecinas, nuestra sala estaba llena de mapas y papelotes, de planos y gente. En definitiva este era el momento de expandirnos, llegar a la esquina más olvidada de la colonia, pararnos frente a una cancha vieja de remanente del metro, desyerbar, barrer, montar las carpas y echar a andar la imaginación, tal y como lo hacían los niños en los talleres y los grandes haciendo planes para mejorar ese y todos los espacios que fueran posibles. Después de un tiempo y gracias al arduo trabajo de la comunidad y del colectivo de asesores y arquitectos para el mejoramiento barrial, del cual formaban parte entre otros nuestro amigo 16

“Era maravilloso ver como los niños con los ojos perplejos, rodeaban la mesa donde convertía un trozo de botella de pet vieja y un puñado de papel higiénico con pegamento y pintura en un conejo, o un dragón, de inmediato los espectadores quisieron convertirse en protagonistas, darle vida a su imaginación”


alemán “ciudadano de mundo” Josef, Alfredo y Angélica, se participó como primera generación del recién creado Programa Comunitario de Mejoramiento Barrial, que desde entonces ha sido un ejemplo de comunidad de aprendizaje intensivo para los que vivimos en nuestras colonias y queremos trabajarlas, mejorarlas, transformarlas. De esta manera nos hicimos partícipes de nuestro propio cambio, y generadores de nuestra propia idea del desarrollo. La cancha vieja, las banquitas destruidas, el terreno árido, se convertirían en el primer espacio recuperado por habitantes de la colonia Pantitlán, con la primera piedra, se construyó la palapa alemana, ideada por Josef y semanas de talleres de planeación estratégica con la maestra Irma, donde se trabajó de cabo a rabo el contenido y forma de este nuevo espacio, se dibujaron los arbolitos en los mapas, los espacios multiusos así como la visión de un nuevo presente que pudiera mejorar el futuro, convertirlo en algo posible, y tal vez soñando, ideal. Con este nuevo inicio, que no venía desde cero, hubo contacto y vinculación con procesos similares de otras comunidades y el intercambio entre estos nos trajo nuestro primer proyecto de música en el parque de calle cinco, el proyecto era incentivar la convivencia y mejorar el desarrollo de los niños y niñas de la colonia Pantitlán, a través de la expresión musical, específicamente el Son y el zapateado, versionados en las calles de la urbe fangosa. Familias enteras se unieron al proyecto, no como beneficiarios de éste sino como copartícipes de un experimento social intrincado pero al mismo tiempo de sentido común, y cómo no se llenaría de familias, si el grupo de talleristas era en sí mismo un núcleo familiar, venían desde el Ajusco medio, Adalberto, Gloria y sus hijos Emilio y Lluvia.

2006 FERIA CULTURAL COMUNITARIA

Despertamos un día de 2008 y en nuestra colonia ya existía un espacio público que crecía y evolucionaba día con día, que nos llevó del fango a la música, a la libertad de sentarnos en una banquita mirando a nuestros hijos jugar, soñar que el futuro está a la vuelta no de la nada, sino del complejo todo del que somos parte.

2007 PROGRAMA COMUNITARIO DE MEJORAMIENTO BARRIAL RECUPERación de espacios Públicos 18

19


2007 RECUPERACIÓN DE ESPACIOS

20

2008 Proyecto de jaranas

21


2006, 2007, 2008 Proyectos realizados • Lentes Ciudadanos • Feria Cultural Comunitaria • Programa Comunitario de Mejoramiento Barrial (primera etapa 2007) • Proyecto de Jaranas y Zapateado • Fandangos Comunitarios

Metas logradas • Feria Cultural Comunitaria • Taller de Expresión y Escritura Creativa • Taller de Arte con Reciclado • Taller de máscaras • Taller de ajedrez • Recuperación de un Espacio público a través del primer PCMB • Taller de jaranas y zapateado • Fandangos comunitarios en espacios públicos

2008 FESTIVAL INFANTIL

Aprendizajes significativos “Fue entonces que vimos

otra pequeña grieta en el sistema, podíamos tener otra trinchera en la cultura, en la que se hace cotidianamente, con lo que se tiene a mano, con ganas e inventiva ”

22

• Una visión diferente sobre la cultura ciudadana para su incidencia social • Enlazar la cultura comunitaria con el desarrollo social y la toma de espacios públicos por los ciudadanos • Formar parte de una comunidad de aprendizaje dialéctico, donde múltiples visiones confluyeran en una misma idea • Que la cultura y el arte se pueden direccionar hacia el restablecimiento del tejido social y la transformación de los individuos sus las comunidades

23


2009 - Permanencia y razón de existir en la ciudad fantasma Durante 2009, el parque, se convirtió en Espacio CDID (Comunitario para el Desarrollo Integral Deportivo) que tuvo a bien bautizar nuestro compañero Javier Alva, el CDID crecía de manera vertiginosa y ofrecía un nicho de oportunidad para el desarrollo integral de los que habitamos Pantitlán, durante este tiempo vecinos de diversas calles participaron activamente en el proceso de desarrollo de éste, entre ellos Adrían y Miriam Avilés, en la parte logística y de administración, sobre todo del tiempo y los espacios, porque dinero, nunca ha habido mucho. Se integró también Israel con la formación de la Escuelita Comunitaria de Futbol, que recibía a niños y niñas para contribuir a su formación deportiva y de disciplina. El proyecto, aunque bastante completo, no duró suficiente para que se mantuviera, cuando por razones personales Miriam e Israel se fueran del CDID. La falta de recursos económicos empezaba a hacer brechas entre nuestra permanencia y nuestra razón de existir. Por un lado debíamos subsistir y por otro queríamos existir como ese ente vivo y entusiasta, muchos separaron sus caminos del CDID, por este motivo, pero muchos permanecieron o regresaron. Por estos tiempos, Javier había invitado a unirse al equipo a su hermana Lupita y a su mamá Florita, pero hasta ahora no había cuajado esa intención. Paralelamente a eso, muchos de nosotros teníamos la idea de hacer más autosustentable al CDID, entonces hubo la oportunidad de desarrollar un Bazar de Mujeres en Resistencia Económica, en el que participaron Florita, Lupita, Matilde, Leticia, y Paquita, entre otras vecinas y familiares de los equipos de trabajo del CDID, éste se realizó durante 3 años entre idas, vueltas y cambios. Junto con este intento de auto sustentabilidad económica, se trabajó durante el mismo periodo, los talleres de prevención de la violencia con perspectiva de género, donde Alejandra y Angélica, que tuvieron formación de Promotoras de salud sexual y reproductiva, y con experiencia en trabajo de género, iniciaron este grupo de estudio con las participantes del bazar, el motivo era que en medio de esta incertidumbre social y económica que vivimos, tuviéramos todas las herramientas necesarias para fortalecernos como seres humanos y dentro de nuestras comunidades y familias. 24

2009 PRIMERA OFRENDA CDID

2009 TEATRO CDID

25


El CDID trabajaba a marchas forzadas, para lograr sacar adelante los proyectos, en esa época se realizaron diversos talleres y cursos, desde disciplinas como Lima Lama hasta el taller de Promotores Comunitarios de Derechos Humanos, este último dirigido a integrantes del Espacio CDID y público interesado, e impartido por Tere Lupe, de la CDHDF. Las reuniones con diversos actores sociales como instituciones académicas, gobierno y asociaciones civiles, se hicieron frecuentes, así como las visitas para conocer las experiencias. En esta atmósfera parecíamos nunca estar solos, siempre había movimiento, y en eso contribuía Radio de Autor, que para ese momento tenía sus transmisiones los sábados y domingos de 6 a 8 de la tarde, en ese horario y con esas condiciones particulares, pasamos de cierta suspicacia, a una especie de enamoramiento por costumbre. Entonces también hubo la posibilidad de realizar nuestras primeras mini cápsulas de experiencias sobre el proceso vivido por cada uno de los integrantes actuales del CDID, y ponerlas en los altavoces durante el Encuentro de evaluación del Programa de Mejoramiento Barrial en 2009. Estos testimonios aún existen y son nuestro recordatorio de cómo empezamos. Para octubre del 2009 hubo acercamientos con un actor cultural de suma importancia en la colonia Pantitlán; el grupo teatral Utopía Urbana A.C. a través de dos de sus miembros fundadores Olimpia Zárraga y Roberto Vázquez, ellos venían realizando el Encuentro Teatral con la Muerte desde hacía ya 13 años en diversas sedes, entre teatros formales, espacios alternativos y foros improvisados, uno de ellos afuera de su casa en la privada Nuevo León, de la panti. Ellos habían visto el CDID de pasadita y pensaron que sería buena idea probar con una sede nueva, entonces ese mismo año, nos embarcamos con ellos en el XIV Encuentro de Teatro con la Muerte durante noviembre. Teniendo como invitados a colectivos de teatro popular de Chiapas, Morelos y el Estado de México. Crecimos como equipo, como personas y al mismo tiempo parecía que una rara presencia siempre estaba con nosotros, no solo en el espacio, no solo en la panti, no solo en el D.F., sino en el país entero, fue cuando, apareció la necesidad de exorcizar nuestros miedos, y rendirle homenaje a todos los que hubieran tenido que morir para dejar una idea de cambio en el mundo demasiado preestablecido. De esta manera, Radio de Autor y DICIAC, organizaron el primer evento de día de muertos en el 26

“apareció la

necesidad de exorcizar nuestros miedos, y rendirle homenaje a todos los que hubieran tenido que morir para dejar una idea de cambio en el mundo demasiado preestablecido”

2009 PRIMER NACIMIENTO CDID

2009 TALLER DE DERECHOS DE LOS NIÑOS

27


espacio CDID el 31 de octubre de 2009, se convocó a los vecinos de la zona, y en el evento se conjuntaron dos proyectos que nos acompañarían mucho durante mucho tiempo; El Cinito, que en su primera edición como cineclub no oficial, programó diversos cortometrajes y películas infantiles de día de muertos, y el segundo proyecto fue el de La ofrenda anual del CDID, que estuvo a cargo de Radio de Autor y que tuvo el tema de los y las activistas sociales muertos, como un merecido homenaje a las almas que aún nos acompañan en medio de esta ciudad de fantasmas. Aún con lo que implica la muerte, siendo parte de la vida, nos ayuda a mirarla de una forma amplia, no solo vivimos para morir, e incluso a veces morimos intentando vivir, pero las semillas y la razón de nuestro existir como colectivos permanece, arropada en las manos de quienes existimos para sembrar la semilla, nutrirla y cuidarla hasta hacerla crecer, en las madres, las hermanas, las hijas, las esposas y las compañeras.

2009 Proyectos realizados • Bazar de Mujeres en Resistencia Económica • Escuelita Comunitaria de Futbol • Proyecto de cineclub no oficial “Cinito” • Encuentro Teatral con la muerte edición 14 • Radio de Autor emisiones de sábados y domingos • Taller de Prevención de violencia con perspectiva de género • Taller de Promotores de Derechos Humanos de la CDHDF

Metas logradas • Bazar de Mujeres en Resistencia Económica • Proyecto “Cinito” • Encuentro Teatral con la muerte edición 14 • Emisiones de fines de semana de Radio de Autor • Cápsula de experiencias del CDID a cargo de Radio de Autor • Ofrenda del espacio CDID

Aprendizajes significativos • Mirar a los otros y encontrarnos en ellos • Resignificar el propósito de la difusión del cine, hacía una mirada de comunidad y de trabajo integral • Que existen muchos universos culturales y colectivos y que en ciertos caminos nos encontraremos • Encontrar la necesidad en todo el equipo de trabajo de la auto sustentabilidad • Escuchar de viva voz lo que hemos aprendido y crecido en estos años de proceso de desarrollo integral 2009 ENCUENTRO DE TEATRO CON LA MUERTE

28


2010 - Identidad y hambre de cultura Al llegar a este punto del camino, sin habernos detenido aún para tomar un respiro, con los recursos contaditos para salir adelante, ya se habían marchado algunos compañeros y se incorporaban nuevos, que en su mayoría eran mujeres. Esta nueva configuración del equipo de trabajo, nos abre una perspectiva diferente, si bien antes ya había nacido la idea de volvernos auto sustentables, nunca se había planteado con tal urgencia que de manera fortuita vino acompañada de una propuesta externa como lo era la instalación de un comedor comunitario. Que pasó de ser un programa de gobierno a convertirse en la base de economía para muchas personas que formaron el equipo de cocina y para los comensales. Desde el inicio para nosotros, la cultura ha sido vista desde una integralidad comunitaria, no solo como una expresión artística que baja de su pedestal y viene de vez en cuando a visitar a la gente de las comunidades. Aun somos los “locos” que no aceptan una obra de teatro o un concierto sin consultarlo con el equipo, no para filtrar las cosas, ni para limitar las posibilidades, sino para ser un ente autónomo y mirarnos de igual a igual con todos los organismos y actores con quienes nos vinculemos.

“Desde el inicio

para nosotros, la cultura ha sido vista desde una integralidad comunitaria, no solo como una expresión artística que baja de su pedestal y viene de vez en cuando a visitar a la gente de las comunidades”

Seguimos formulándonos quizá las mismas preguntas pero desde diversos ángulos, nos miramos y lo primero que sale de nuestras bocas, lo clásico; ¿Cómo ves si…? O ¿Cómo ven que…? Y en cierto momento les preguntamos a los que tímidamente aún sienten que son invitados en su propia colonia, o en nuestro espacio que es su propio espacio; ¿Cómo ves la colonia? ¿Cómo veo mi colonia? Suena como eco y se resbala de las bocas, porque tratamos de encontrar sentido en medio de la colonia con más sinsentidos como cualquiera, como la nuestra, y entonces ponemos cara de extraviados, arrugamos los ojos para intentar rescatar la visión de los otros, de los niños y de sus padres, ¿Cómo ven? En todas partes, se está tejiendo algo, que tal vez no es virtuoso en su resultado ni en su ejecución, pero que, está creciendo y desenvolviéndose en cada uno de nosotros, los hambrientos y no precisamente de comida, los buscadores de sueños, los tejedores del entramado complejo que forma la cultura. Y sin hacer mucho ruido, sin jalarnos la cobija y muchas veces sin querer decir “aquí estoy”, vamos a tientas por la misma ruta y en un momento u otro, nos percibimos, nos encontramos mirándonos fijo, 30

31


hablando bajito ¿puedo entrar? Y finalmente algunos desisten, y otros se quedan.

nos encontramos, nos identificamos en los corazones que siguen hambrientos y no precisamente de comida.

Tal fue el caso del Encuentro Teatral con la Muerte, que ahora, a quince años de haber visto la luz, nos regala un poquito de su brillo sombrío, de su crítica social disfrazada de cuento de terror, de sus moralejas que motivan carcajadas seguidas de reflexión. Todo esto tuvimos durante una semana entera, en la que albergamos en toda la extensión de la palabra a diversas agrupaciones teatrales del interior de la República. Antes y durante las funciones se hacían largas filas para entrar al comedor que previamente habíamos aforado con telas negras y convertido así en un verdadero recinto teatral, ahí la Gruta (agrupación teatral de Guerrero) nos trajo Clownsurgentes, el Grupo Escudo Jaguar Teatro, de Chiapas presentó Milagritos a la orden, entre muchísimas obras de teatro más. Entonces cuando nos preguntábamos si la gente iba a llegar, si les iba a gustar, la respuesta en cada caso era un rotundo gracias, acompañado del sonidito de las monedas de cooperación de los botes para los actores. Ese año, el XV Encuentro Teatral con la Muerte, en su final de temporada nos trajo a Jorge Zárate, quién estaba sorprendido con este encuentro autónomo y autosustentable y que no dejó de tomarse fotos con la gente que se lo pedía mientras se repartían y degustaban los ricos tamales de la clausura. Siguiendo nuestra ruta trazada, no en los mapas, sino en nuestros corazones, el hambre fue saciada, el comedor comunitario recientemente inaugurado en abril, fue participante directo de cada uno de los procesos de cultura comunitaria, que de manera incipiente se empezaba a formar como una idea en la mente de nosotros como colectividad, como equipo y conjunto. Ahora correspondió al comedor montar la ofrenda de día de muertos, que tuvo como tema al mismo comedor en sí, y que contó con la participación invaluable de David, que llevó la coordinación de a ofrenda así como la elaboración de varias piezas de ésta.

2010 NIÑOS en evento de identidad

Cada uno de nosotros siguiendo nuestro propio proceso personal de cambio, cambiamos nosotros un centímetro y creció la semilla aún diminuta, que comienza a nutrirse y a ser cuidada hasta crecer, por las manos ahora no solo de las madres, hermanas, hijas y esposas, sino también de amigos, compañeros, hermanos e hijos, que voltearon la vista hacía un nuevo presente, que ya no arrastra su pasado, lo enaltece y recrea, lo abraza y aprende de él, bajo cada rostro cansado, gestudo o inexpresivo, 32

33


2010 COMEDOR COMUNITARIO

2010 RADIO DE AUTOR

2010 EVENTO IDENTIDAD PANTITLÁN

2010 TALLER DE AJEDREZ

34

35


2010

Proyectos realizados • Bazar de Mujeres en Resistencia Económica • Exposición guiada y mini taller ¿Cómo veo mi colonia? Para rescatar la visión de niñas y niños en el marco del Derecho a la Ciudad • Proyecto de cineclub no oficial Cinito • Encuentro Teatral con la muerte edición 15 • Radio de Autor emisiones de sábados y domingos y entre semana • Comedor Comunitario 245 • Ofrenda del espacio CDID

2010 ENCUENTRO DE TEATRO CON LA MUERTE

Metas logradas • Bazar de Mujeres en Resistencia Económica • Proyecto Cinito • Encuentro Teatral con la muerte edición 15 como Sede Principal • Emisiones de fines de semana de Radio de Autor y entre semana con los comensales • Comedor Comunitario de lunes a viernes • Ofrenda del espacio CDID

Aprendizajes significativos • La incipiente apropiación de nuestras decisiones y caminos individuales y colectivos • El incipiente orgullo de vivir en la colonia, querer mejorarla y transformarla • Los lazos de fraternidad que se construyen con trabajo pero también con convivencia • Ver la potencialidad cultural en cada proyecto de que emprendemos • Abrazar y potenciarnos como compañeros en nuestras capacidades y en lo que queremos lograr • Las diversas expresiones de teatro popular, concebido en el corazón de las comunidades y como herramienta de empoderamiento de éstas • La solidaridad no como una palabra hueca sino como un proceso construido poco a poco sobre la base de la confianza

36


2011 - Otra realidad cultural que respira Tal como iniciamos esta travesía del fango al fandango, en el barquito de la organización comunitaria, de la misma manera, muchos botones en flor de procesos inician a diario, bajo la sombra de las estrellas citadinas, en la calle que respira, que abarca todo y nos consume, cada comunidad, cada colectivo, cada semilla, florecerá en esta tormenta que poco a poco se avecina. Aunque ponemos todo nuestro amor y ganas en lo que hacemos porque es lo que somos, aún hay mucho trecho que andar, mucho sol para sudar, mucha agua que filtrar en este suelo, que hará crecer la semilla de la esperanza para los que creemos que aún hay tiempo para hacer crecer esta otra realidad cultural, la que construimos con nuestros abuelos y vecinos, padres y amigos, y en la que nos jugamos la vida por defender. Sudando ese sol de la ciudad fantasma, buscando nuestros orígenes, construyendo nuestra identidad, los pasos lentos pero seguros desde hace dos años, los compañeros de camino, los Lira, los Alba Juárez y los Carbajal, entre muchos otros valiosos colaboradores que junto a DICIAC, COPEVI y Grupo la Bella Panti, han venido paso a paso, recogiendo las memorias, las costumbres, los nacimientos y los decesos, han venido guardando las fotografías, los documentos, las anécdotas, los escritos y las voces para las generaciones que están, y que vienen, para que puedan y podamos mirar, testimoniar para apreciar nuestras raíces para soñar y transformar. Fue un trabajo tan significativo para los habitantes de la colonia, que el día de la exposición y presentación del folleto resultado de este proceso de 2009 a 2010, llamado de manera concreta y que en sí mismo representa el camino que ha tomado la colonia con el devenir de los años; Del remolino al paradero, más allá de ser el producto contante y sonante de este proceso, es el que nos permite ver el fruto verdadero de sus esfuerzo, ese fruto dulce que se percibe en la risa de un papá joven, que le enseña en la fotografía de una vecina a su abuelo, ese fruto salado que se derrama en las lágrimas de las que añoran aquel tiempo, y sobre todo ese fruto de orgullo de la gente llevando a más gente para decir sencillamente; mira en esta foto esta tu tío, o ¿te acuerdas de cómo estaba la casa de fulanito, o como era antes del metro? En este ir y venir de los procesos, viene gente que se va, compañeros que regresan y entre los que de nuevo acompañan nuestro 38

“En esta calle

de la ciudad fantasma, donde la realidad se vuelve otra, estamos mirando y recordando nuestro pasado, nuestra acción en el mundo, nuestras huellas en la urbe”

camino esta Adalberto, con un proyecto de música llamado; Canto que florece, el cual fue complementado por DICIAC, en cuanto a la perspectiva comunitaria, resultando el proyecto de Por el derecho a la cultura en Pantitlán, canto que florece, y al que se dio cobijo por parte de la comunidad y se albergó gustoso dentro del Espacio CDID, por sus sesiones pasaron; Paquita, Alejandra, Jesús y Claudel, entro otros. Así mismo en este persistir de los proyectos, el Cinito, crece y decrece dependiendo del clima, no intentamos imponer las películas “políticamente correctas” pero tampoco las que son “ incorrectas” en lugar de eso, seguimos, o intentamos seguir la experiencia que el Sub Marcos le narra a Yvon Le Bot, sobre la proyección de Rambo en el cineclub zapatista, además estamos seguros de que cada cosa trae su aprendizaje y en ese disfrute de las cosas aún es posible la reflexión, de manera amena, sin querer vencer ni convencer, sino intentando mirar el otro lado de la moneda, y si uno tiene suerte puede llegar a un punto al que de otro modo sería difícil llegar. El disfrute nos permite recrearnos, resignificar experiencias y compartirlas, en el convite de la vida, del mismo modo, tener el comedor como una parte fundamental en el disfrute y en la construcción de comunidad, nos vinculamos de las maneras en que podemos imaginar. Allí en el comedor, ya se han presentado obras de teatro, platicas y conferencias, también durante este este y el año anterior sacamos nuestra mesita, las bocinas al techo e iniciamos el programa de Radio de Autor en pleno servicio del Comedor comunitario, la gente que hace fila para su comida de llevar, mueve la cabeza al ritmo de la música y de vez en cuando pregunta ¿Qué va haber joven?, los que han comido adentro, al salir preguntan quiénes somos, e invariablemente piden una canción, algunos incluso saludan ante el micrófono. En esta calle de la ciudad fantasma, donde la realidad se vuelve otra, estamos mirando y recordando nuestro pasado, nuestra acción en el mundo, nuestras huellas en la urbe, nuestros parecidos y nuestras diferencias, para construir nuestra identidad, nuestro futuro y el de los que vengan. Porque vienen y siguen viniendo, hijos, amigos, vecinos, familia. Y en este venir y persistir, seguimos nutriendo esta otra realidad cultural.

39


2011

Proyectos realizados • Encuentro Teatral con la Muerte, edición 16 • Proyecto Por el derecho a la cultura en Pantitlán, canto que florece • Radio de Autor • Cineclub no oficial Cinito

Metas logradas 2011 PROYECTO CANTO QUE FLORECE

• Exposición y presentación del folleto Del remolino al paradero • Taller de promotores culturales • Taller de musicalidad • XVI Encuentro Teatral con la muerte • Transmisiones de Radio de Autor en comedor comunitario • Cinito • Capsulas de Radio de Autor e integrantes del CDID

Aprendizajes significativos • Iniciar el rescate de nuestros orígenes como colonia • Construir de manera incipiente nuestra propia identidad comunitaria • Reconocernos como protagonistas en nuestra propia cultura • Reconocernos con potencialidades para fortalecer nuestra cultura y desarrollo • Mirarnos como iguales en un proceso de aprendizaje dialéctico • Sabernos portadores un una riqueza cultural singular y valiosa

2011 ENCUENTRO DE TEATRO CON LA MUERTE 40

41


“¿Cómo podríamos resaltar nuestra cultura urbana sin tenerla tan definida como en Tepito, u otros barrios emblemáticos del D.F.? ¿Quiénes se aventarían la suerte de acercarse a la panti, para conocer su particular cultura? ¿Cómo podríamos gozar de tener teatros, bibliotecas, cines y foros para las bellas artes y seguir vinculándolo al mismo tiempo con nuestra propia comunidad cultural?”

42

“En medio de esta urbe gris que es la Pantitlán, contar con un Espacio CDIC, (único en su especie dentro de la delegación Iztacalco), significaba un constante recordatorio de todo lo que nos había unido en un principio, pasar un día y ver la simultaneidad de las clases de música y del comedor comunitario”

2012 - Cultura e identidad en medio de la urbe gris Al interior de una comunidad como la nuestra, las cosas pueden parecer menos glamorosas, menos originarias, e incluso menos poéticas, de lo que se suele interpretar como cultura e identidad, al menos de pronto así nos parecía a los integrantes del colectivo del Espacio CDIC, ¿Cómo podríamos resaltar nuestra cultura urbana sin tenerla tan definida como en Tepito, u otros barrios emblemáticos del D.F.? ¿Quiénes se aventarían la suerte de acercarse a la panti, para conocer su particular cultura? ¿Cómo podríamos gozar de tener teatros, bibliotecas, cines y foros para las bellas artes y seguir vinculándolo al mismo tiempo con nuestra propia comunidad cultural? y ¿Cómo continuar buscando nuestra identidad cultural propia sin ser pueblos originarios como en Xochimilco, Iztapalapa y los 7 barrios de Iztacalco? Todas estas preguntas surgieron y no precisamente al principio de este proceso, sino en 2011, cuando habíamos tenido la oportunidad de acercarnos y acercar a otros con un expresión artísticacultural como la música, primero de Son y luego de orquesta, en años pasados sin espacio físico suficiente pero con muchas ganas y apoyo de la gente de nuestra propia comunidad. Ahora gracias al esfuerzo de muchas personas que iniciaron la recuperación del remanente del metro de Pantitlán, ya contábamos con un Espacio CDID (Espacio Comunitario para el Desarrollo Integral y Deportivo) que luego pasó a ser Espacio CDIC (Comunitario de Desarrollo Integral y Ciudadano) en aquella discusión amena pero profunda, de que en nuestro nombre no hacía falta llevar la palabra cultural, o la palabra deportiva, ya que, el nuestro, era un espacio, pero ante todo un proceso, integral, que en su etimología del latín integrālis, conlleva el sentido de abarcar todo, y en nuestro caso al acompañarlo con la palabra desarrollo, en referencia a lo inherente al ser humano y ser colectivo, llámese deporte, cultura, salud, economía y todo lo que intervenga en tal desarrollo de manera íntegra y dialéctica. En medio de esta urbe gris que es la Pantitlán, contar con un Espacio CDIC, (único en su especie dentro de la delegación Iztacalco), significaba un constante recordatorio de todo lo que nos había unido en un principio, pasar un día y ver la simultaneidad de las clases de música y del comedor comunitario, donde confluían, entre otros, los hijos de María y Alejandra, compañeras del comedor Chucho y Claus, quienes aprendían a tocar el violín 43


y el violonchelo, con los comensales que miraban atónitos a los alumnos, era una demostración de cultura en el mero corazón de nuestra comunidad. Aunque el Espacio CDIC no está ubicado en el centro de la colonia, es por mucho el centro del que fluyen diversidad de expresiones que pretenden derramarse a lo largo y ancho de la Pantitlán, en este periodo de tiempo iniciaron las Convivencias culturales que realizamos conjuntamente Radio de Autor, el proyecto de música del Espacio CDIC, el Comedor Comunitario 245, el colectivo de teatro Utopía Urbana A.C. el taller de Arte urbano reciclado y DICIAC. Estas convivencias culturales, se realizaban en privadas y unidades habitacionales de la colonia, era toda una odisea, desde ir a platicar con los vecinos para saber si les interesaba que las realizáramos afuera de su casa, hasta cargar con mesas, sillas, instrumentos, material, equipo de sonido, disfraces, etc. Después de toda la logística y preparación que requerían las convivencias, se iniciaba con el saludo y la introducción de DICIAC, Comedor y Radio de Autor, luego el concierto del proyecto de música del Espacio CDIC, las mesas de exposición y elaboración de Arte Urbano Reciclado y la presentación teatral de Utopía Urbana A.C. Fueron jornadas de trabajo bastante largas y desgastantes pero fructíferas y satisfactorias.

2012 RADIO DE AUTOR NIÑOS

Ese mismo año fuimos invitados a ser sede del Festival de cine doctubre, a través de nuestro pequeño cineclub no oficial Cinito, donde reunimos a un público que aunque no fue tan amplio, reunía a personas que por primera vez (en su mayoría), se interesó y abrió los ojos a la exhibición de documentales en un espacio público de la colonia, en el que muchos dormimos con el documental de Ana Pavlova vive en Berlín, lloramos y escribimos poesía en nuestra mente con el de Cinco cámaras rotas, respiramos con pánico al ver que se cortaba justo el final del documental Ríndete mañana y disfrutamos con risa el corto brasileño de Barberos. En este contexto, cuatro años antes, en el 2008, se había empezado nuestra radio comunitaria del espacio CDIC, llamada Radio de Autor, en referencia al término de Cine de Autor, ya que la intención de esta radio comunitaria era ser el pretexto para comunicarnos entre nosotros que vivíamos y respirábamos panti a diario, para decir, escuchar, y sobre todo motivar la semilla de la organización básica, formar un proceso de retorno e ida entre los de una calle y otra, entre los que vienen y los que estamos para romper el hielo; hablarnos, escucharnos, conversarnos, dialogarnos. 44

2012 CIERRE TALLER DE RECICLADO 45


Ya habíamos pasado cuatro años transmitiendo desde la cabina al aire libre de Radio de autor, es decir desde nuestra mesita de madera destartalada que trajimos de nuestra casa, hacia las dos bocinas que colocábamos arriba de techo de la palapa alemana, y con nuestro eslogan; “Transmitiendo por la única frecuencia que alcanzan a percibir tus oídos”. Las transmisiones variaron durante esos años entre semana, sábados y domingos. En 2011 ya hablábamos de impulsar la organización social a través de los medios de comunicación comunitaria local, razón por la que trabajamos el proyecto de LMCL (Laboratorio de Medios Comunitarios Locales) era de Medios y no de Medios de comunicación, ya que la idea era incentivar la creación de organización comunitaria con los medios que cada quien tuviera a su alcance, como el prototipo de radio comunitaria con bocinas estéreo casero y amplificador de monitor de tele vieja, los galimatías en vivo, y algunos medios de comunicación de bajo costo como el mural de autor y la hoja fanzine, entre otros. Para Irving Jiménez (Gatillo) y para mí, (fundadores de Radio de Autor), la principal diferencia que los hacia salirse de la categoría de medios de comunicación a secas, era que su objetivo no estaba únicamente en comunicar, sino en convertirse en un proceso educativo para los que los elaboran y los que los disfrutan que en casi todos los casos, son ambos.

“En 2011

ya hablábamos de impulsar la organización social a través de los medios de comunicación comunitaria local”

2012 EVENTO DE DICIEMBRE CDIC

A la convocatoria, no asistieron todas las personas que idealmente hubiéramos imaginado, sin embargo, fueron compañeros de Radio Ajusco, desde Santo Tomás Ajusco, en Tlalpan, que se mantuvieron en cada una de las sesiones con una participación impresionante, ya que venían desde un proceso bastante interesante y nos nutrimos simbióticamente en el laboratorio, notando que aunque nuestras comunidades eran bien diferentes, los retos del camino que elegimos eran en muchas maneras similares. El proyecto de música del Espacio CDIC, el taller de Arte Urbano Reciclado y el LMCL fueron patitas de gato tratando de explorar la madeja de la ciudad que crece con una diversidad de identidades, culturas, expresiones y vivencias que a veces nos rebasan sin saber que somos parte de ellas tanto como cualquier comunidad que transforma, transformándose a sí misma.

2012 DOCUMENTALES DOCTUBRE 46

47


2012

Proyectos realizados • Taller de Arte Urbano Reciclado • Proyecto de música del Espacio CDIC • Convivencias Culturales • Festival Internacional de cine documental de la Ciudad de México, DOCSDF Y Red de documentales Doctubre 2012 • Cineclub no oficial CINITO • Laboratorio de Medios Comunitarios Locales

Metas logradas

• Exposición de obras del taller de Arte Urbano Reciclado • Conciertos del taller de música del Espacio CDIC • Obras de teatro en las privadas y calles de la colonia • Transmisiones de Radio de Autor en privadas y calles de la colonia • Manual de Medios Comunitarios Locales • Cápsulas de Radio de Autor

Aprendizajes significativos

2012 PROYECTO DE RECICLADO

“la madeja de la ciudad que crece

con una diversidad de identidades, culturas, expresiones y vivencias que a veces nos rebasan sin saber que somos parte de ellas”

48

• Vincular el reciclaje y el cuidado del medio ambiente con el proceso artístico • Mirar las bellas artes como la música, desde una perspectiva social y comunitaria de desarrollo • Traducir la recuperación de espacios públicos a hechos concretos como sacar el teatro y otras artes de sus recintos a las calles • Darle un objeto social y organizativo a los medios de comunicación no oficiales • Tener un punto de partida para poder contribuir a la formación de más radios comunitarias con una visión social y crítica • Tener la oportunidad de participar en un proceso educativo de ida y vuelta con más gente de nuestra comunidad

49


2013 - Un minuto para repensar nuestro quehacer cultural En medio del bullicio de las nuevas tecnologías, las redes sociales (no físicas) que intervienen a los tejidos sociales que recién se construyen o bien se rescatan de a poquito, como un trabajo hormiga, o más bien araña que teje un tramo cada día y la vida se le va en ese ejercicio, nos repensamos. Nos detenemos por un minuto, que en realidad ha sido un año, y tomamos aire, tomamos también distancia y tratamos de ponernos los lentes de quienes no somos, para ver lo que somos o intentamos ser. El camino ha sido largo desde que iniciamos esta aventura de tratar de transformar nuestra realidad, y a veces como cuando se ha pasado demasiado tiempo en el camino, de pronto olvidamos para qué habíamos iniciado el recorrido en primera instancia, sin embargo, al hacer una parada y estirar las piernas, nos encontramos mirando un paisaje que nos mira también a nosotros. Muchas personas se fueron quedando en este viaje, y muchas se fueron subiendo a nuestro tren. Hemos detenido la marcha, o por lo menos le hemos bajado al ritmo, tratando de buscar y separar los hilos de cada línea que vamos a seguir, dejamos de abrir puertas por un tiempo, para ordenar lo que hay, para reagruparnos y reconsiderarnos, no arrepentidos sino, entusiastas, aunque exhaustos. Por un lado se van del proyecto de música Karla y David, y esto ha obligado a reconfigurar el proyecto, algunos chicos que estudiaban música, siguieron también sus caminos hacía otros sitios, es tiempo de alejarse un poco y mirar la fotografía, preguntándose ¿Dónde estamos ahora? El comedor también pasaba por un impase, Frederic Beigbeder, con su El amor dura tres años, parece predecir el destino de toda relación romántica (no solo con otro ser humano, sino con las ideas y los proyectos) donde después de tres años se impone la monotonía y el tedio, pero cuando se tiene un amor tan grande por una idea, como ser testigo del cambio de la realidad concreta, en uno mismo, salir de la depresión para nutrir no solo con deliciosos platillos la barriga de muchos, sino con dignidad saciar el hambre de ser escuchado, de comer junto a alguien y no solo en un rincón, cuando esto ocurre, el amor no “es un combate perdido de antemano” y entonces contradigo al autor justo al inicio de su viaje, porque el equipo del comedor ya lleva tres años en su camino, y aun con grietas, no hace agua. 50


Por nuestra parte han pasado ya cinco años de transmisiones de Radio de Autor y aunque por algunos meses hemos estado fuera del ejercicio, hemos tenido contribuciones del público que menos esperábamos; los niños, ahora en nuestro proceso han sido protagonistas y hemos aprendido juntos con Bryan, Jesica y su hermanita Naomi, (que viven justamente enfrente del Espacio CDIC), y que han pasado de escuchas externos a colaboradores cercanos, Bryan, que tiene ya 10 años, ha sido en muchas ocasiones nuestro operador de audio solicito, Chucho y Angelito, (nietos de Florita, la jefa de la cocina del comedor comunitario), han sido nuestros pequeños corresponsales en el interior del Espacio CDIC, y que decir de Andrea, (hija de Doña Queta) que ya se avienta a sonorizar en los conciertos del proyecto de música cuando nosotros no estamos. En este tiempo del no tiempo, como dicen los Mayas, ha sido tiempo de detener la marcha para resignificarnos, en ese sentido DICIAC y Colectivo Radio de Autor, reformulamos la idea de 2009, de crear un espacio donde poder leer poesía, echarse un palomazo, ver películas, tomar un café sin tener que ir tan lejos de la polvareda, y cobijar las creaciones de nuestros compañeros que también producen arte, artesanía y artículos, y se ha abierto con mucho esfuerzo de Irving, mío y del buen David con su pintura e inventiva y en muy poco tiempo, a marchas forzadas pero alegres; Los Gatos (El Café Foro Galería y Bazar), que es un pequeña semilla en esta tierra fértil.

“Este año que nos

escenario improvisado mientras cada uno recita sus parlamentos, nosotros volvemos a subirnos a ese tren, con la misma emoción que el primer día.

detuvimos, que pareció ser un minuto, tomamos aire, y también tomamos un lugar y nos pusimos los ojos de quienes no somos para mirarnos en los otros y descubrir quiénes somos en este viaje”

2013 CONSTRUCCIÓN DEL QUETZALCÓATL

Y como lo dije antes han subido pasajeros nuevos a este tren, donde no había suficiente teatralidad que contribuyera a nuestra cotidianidad acelerada, o incluso a nuestro descanso silencioso y reflexivo, ahí en ese lapso, se formó la idea de hacer teatro, por la única razón de poder hacerlo, entonces ahí estaba el maestro Genaro, con el entusiasmo necesario para emprender también un viaje dentro de nuestro propio viaje, el grupo se fue formando naturalmente de padres e hijos, los lunes se llenaron de ensayos y lecturas. El censo (un fragmento de la obra de Emilio Carballido), fue la primera expresión de esas ganas de hacer, decir, ser y estar en esta tierra. Este año que nos detuvimos, que pareció ser un minuto, tomamos aire, y también tomamos un lugar y nos pusimos los ojos de quienes no somos para mirarnos en los otros y descubrir quiénes somos, en este viaje, en las palabras de Erika con su vestido de fiesta, de Laura con su voz profunda, de Alfonso que recorre el 52

2013 PERIÓDICO MURAL 53


2013

Proyectos realizados • Taller de Teatro del Espacio CDIC • Proyecto de música del Espacio CDIC • Festival Distrital 2013 • Radio de Autor • Cineclub no oficial CINITO • Café, Foro, Galería y Bazar Los gatos

Metas logradas 2013 INAUGURACIÓN DEL PROYECTO “LOS GATOS”

• Obra de teatro montada por el taller de Teatro del Espacio CDIC • Festival Distrital 2013 • Apertura de Los gatos • Reinicio de transmisiones de Radio de Autor • Lectura de poesía en Los gatos • Reconfiguración del comedor comunitario

Aprendizajes significativos • Resignificar nuestro ejercicio cultural • Poder iniciar un nuevo proceso de aprendizaje con el taller de teatro • Profundizar en los procesos sustentables y organizativos • Profundizar en la economía social y solidaria • Restablecer los lazos internos del colectivo del Espacio CDIC • Poder contribuir a mirar la cultura desde una perspectiva comunitaria • Retomar algunos procesos y fortalecerlos • Reconfigurar nuestros equipos de trabajo y enriquecerlos

2013 CÁPSULAS RADIO DE AUTOR 54

55


2014 - Armando el rompecabezas de la Cultura Comunitaria Para nosotros, en el Espacio CDIC, la cultura tiene apellido, y es uno fuerte e importante; comunitaria, y no es solo una sino muchas que se apellidan del mismo modo pero no son para nada las mismas, en este camino de repensarnos y mirar otras miradas, nos fuimos encontrando con múltiples ejercicios de Cultura Comunitaria, y nos fuimos conociendo, tomando el mismo hilo, formando una ruta por donde transitar, transmitir, transmutar. Y de pronto vemos que todo este tiempo hemos andado paralelamente a otros como nosotros, que nos preguntamos cada día, ¿Para qué, para quién queremos la cultura? ¿Cuál y cómo queremos la cultura? No en el afán de saber los “por qué” infinitamente existenciales, sino para poder seguir caminando, trazando un mapa, no para “alumbrar” a otros con nuestro faro de sabiduría, porque no hay tal, no hay una verdad sobre la cultura comunitaria, ni hay sólo una cultura comunitaria, no hay recetas ni instrucciones. Es porque nos formulamos estas preguntas, que nos cuestionamos cada vez más, por eso sabemos también que seguimos en el camino. ¿En cuál camino? En este que se ve a lo lejos, pero que se transita a diario, en este camino hemos comprendido que desde acá, desde el presente se ve el pasado, y si queremos ver el futuro, hay que trabajarlo en el presente. Aunque este era el año definitivo para cambiar, renovar los votos para seguir juntos o tomar otro camino, ya veníamos intuyendo que era necesario un reacomodo, un año antes habíamos sido invitadas a la Sierra Norte de Puebla, para tomar un taller, al que finalmente solo pudimos participar Lupita, Angélica y yo. Ahí, en ese contexto y en esas condiciones singulares, fue que nos encontramos con Mariano Salazar, con el que sostuvimos larga charla durante la cena después del día de taller, mientras algunos jugaban para relajarse, nosotros compartimos experiencias y un nuevo mundo se fue abriendo. En 2013 Mariano ya estaba dando su taller en el Espacio CDIC, y para el 2014 ya se había quedado acompañando nuestro proceso. Estábamos en un impase, de trabajo, de visiones, de recursos, el proceso ya había durado diez años entre el ir y venir de compañeros, junto a las crisis nacionales, habían minado bastante el entusiasmo, pero más que nada, nos tenía algo dispersos y desorganizados. 56

“¿Para qué, para

quién queremos la cultura? ¿Cuál y cómo queremos la cultura? No en el afán de saber los “por qué” infinitamente existenciales, sino para poder seguir caminando, trazando un mapa”

Si bien se venían trabajando con proyectos que de alguna manera tenían cierta permanencia, como Radio de Autor, el Comedor Comunitario, el proyecto Por el derecho a la cultura en Pantitlán; canto que florece y Los Gatos, algunos habían tenido que tomar un descanso para reinventarse y seguir siendo, el Cinito, y el Encuentro de Teatro con la Muerte, estaban entre estos últimos. Sin embargo, al mismo tiempo que esto sucedía, en otro espacios del oriente, más concretamente en Iztapalapa, también replanteaban sus trabajos, en un alto en el camino, en el que nos encontramos también nosotros. Fueron tardes y días enteros de trabajo, por la mañana las compañeras del comedor, realizaban sus labores, por la tardes un día había reunión de acompañamiento con Mariano, otro día reunión de organización, Radio de Autor y DICIAC que llevaba en ese momento diversos proyectos, también sosteníamos una reunión de trabajo quincenal con Mariano, y asistíamos a reuniones del comité de mejoramiento barrial en el Espacio, a la reunión de organización, y de manera regular a las reuniones de la incipiente RECO, (Red Cultural Oriente), con la que se participó en el 1er Festival de Culturas Comunitarias en agosto de este mismo año. En ese mismo tiempo, junto con Mariano, DICIAC, Radio de Autor y el Comité de Mejoramiento Barrial, se llevó a cabo un proyecto que ya veníamos pensando pero que apenas veía la luz; El Núcleo Pedagógico de Ecotecnias, que pretende ser un espacio de aprendizaje colectivo, de recuperación de experiencias y saberes con la perspectiva de la auto sustentabilidad ambiental, social y convivencial. Junto a ese proyecto, surgieron diversas visitas y vinculaciones con habitantes de la zona y con estudiantes de intercambio de la Facultad de Arquitectura, que venían de España y Marruecos. Para ese momento, también estábamos ya trabajando en la recuperación de nuestra identidad y cultura, a través del Mapa de Riesgos y Potencialidades, con el que se realizaron, reuniones y talleres en el CDIC, pero también en las privadas, se caminaron de día y noche las calles, con gorra para el sol, paraguas para la lluvia, libreta para tomar nota y ojos abiertos para percibir hasta el más mínimo detalle en estos recorridos. Entonces, se organizó conjuntamente con vecinos de la privada Olvera, la 1ra Jornada por la Recuperación de nuestra calle, que finalmente sería abreviada como el evento de La Pantitlana, con el que llenamos de color, música, y emoción a la colonia, la incredulidad que después se convirtió en alegría de las personas que nos vieron llegar con 57


las mesas de trabajo, el sonido y las carpas, fue lo que finalmente los animó a que sacaran las sillas y mesas de sus casas, para contribuir al evento y disfrutar del concierto y las actividades. En marzo, ya cerca del aniversario número 4 del Comedor Comunitario, se realizó el 1er Encuentro Gastronómico, que respondió a la necesidad de seguir en la búsqueda y conformación de lo que nos identifica, ¿Qué nos gusta comer a los de Pantitlán? ¿De dónde viene nuestra comida? ¿Qué memoria nos trae comerla? preguntas que durante el proceso de planeación de ésta, nos fuimos aclarando, conectando la migración de Oaxaca, Puebla y Veracruz a la panti, con lo que solían cocinar las abuelas y los antojitos que venden a lo largo de la colonia que contienen la nostalgia de otros tiempos y lugares. En el apabullante quehacer cotidiano, la cultura, la identidad y el desarrollo de nuestra comunidad, nos hace girar constantemente la cabeza, mirar a otros, mirarnos a nosotros, escuchar lo que anda flotando en el viento, y tratar de responder a eso de la mejor manera posible, en ocasiones se abren infinidad de puertas, pero si algo hemos aprendido durante estos años de proceso colectivo, es que no es necesario entrar a todos los lugares que las puertas abren, a veces no es momento, a veces, si uno es lo suficientemente audaz, se avienta para luego arrepentirse, o para finalmente decir, quizá no era el momento, pero que bueno que sucedió, así fue con el proyecto de la Ludoteca Comunitaria riel, que se inauguró en abril de 2014, después de talleres y reuniones donde participaron; Angélica, María, Lupita, Alejandra García y Aurora. Pero que logró echarse a andar cuatro meses después. En esta nueva etapa, echado a andar por Josefina e Irving, los retos fueron muchos, desde romper la costumbre de trabajar de una manera, para replantearnos junto con padres e hijos que asistieron en los primeros meses, las necesidades existentes y las expectativas suyas y nuestras. Evaluarnos en nuestra acción, documentarnos, leer, investigar, poner en práctica, y construir nuestro Modelo Pedagógico de Ludoteca-Bebeteca riel, que es resultado de ese enriquecedor proceso conjunto con las familias que asistían.

“En este rompecabezas de la Cultura Comunitaria, hemos sido una pieza, que de momento no sabía si era parte de un brazo, una cabeza, de una esquina del pasto o del firmamento, y que tal vez no encontraba exactamente cómo encajar”

reco, la secult y de la styfe, que generaron el Taller de formación de cooperativas, del cual fuimos primera generación alrededor de 8 colectivos culturales. A su vez, de este taller, derivó nuestro proceso de formación del Laboratorio Educativo Culturalia, que está en proceso de constitución como cooperativa. En este rompecabezas de la Cultura Comunitaria, hemos sido una pieza, que de momento no sabía si era parte de un brazo, una cabeza, de una esquina del pasto o del firmamento, y que tal vez no encontraba exactamente cómo encajar, pero que en el ir y venir, se ha visto frente a frente con otras muchas piezas que estaban en el mismo predicamento ¿Quiénes somos? ¿Cómo somos? ¿De qué formamos parte? Y que en un ejercicio casi íntimo de aprendizaje y apropiación de nosotros mismos con los otros, nos hemos acariciado la cabeza y ayudado a encontrar nuestro lugar en esta realidad cultural que se abre paso y respira en medio de la urbe fangosa.

En nuestra búsqueda constante de la auto sustentabilidad económica, social y ambiental, hicimos camino junto a diversos colectivos de cultura, que nos habíamos planteado similares disyuntivas sobre la cultura, el trabajo remunerado y la autonomía económica, entre otras cosas. Esto motivó el trabajo de la 58

59


2014 ACTIVIDADES CULTURALES

60

2014 ENCUENTRO GASTRONÓMICO

61


2014 INAUGURACIÓN LUDOTECA

62

2014 LUDOTECA RIEL

63


2014 Proyectos realizados • Núcleo Pedagógico de Ecotecnias • Ludoteca-Bebeteca Comunitaria RIEL • 1er Encuentro Gastronómico • Mapa de riesgos y potencialidades • Red Cultural Oriente RECO • Radio de Autor • Los Gatos • Laboratorio Educativo Culturalia

Metas alcanzadas 2014 FERIA RECO

• Núcleo Pedagógico de Ecotecnias • Ludoteca-Bebeteca Comunitaria RIEL • 1er Encuentro de Gastronómico • 1er Festival de culturas comunitarias (como RECO) • 1ª Jornada por la recuperación de nuestra calle La pantitlana • Conformación del Laboratorio Educativo Culturalia

Aprendizajes significativos • Identificarnos como individuos dentro de una misma colectividad cultural • Reconocer nuestro territorio y comunidad • Establecer formas de organización efectivas • Enriquecer nuestra identidad comunitaria y de la colonia • Comunicarnos dentro y fuera de nuestro proceso cultural, de una manera efectiva • Reconocernos e identificarnos en y con otros procesos culturales comunitarios • Consideración de la parte fundamental que representa la auto sustentabilidad ambiental y social • Descubrir que los riesgos en nuestro territorio podemos convertirlos en potencialidades 2014 RECORRIDO ECOTECNIAS 64

65


2015 - Desde dónde venimos, hacia dónde vamos…

FUENTES CONSULTADAS

Lo que aún ahora, a casi 10 años de haber iniciado este proceso nos mantiene juntos en este camino, sale de nuestros corazones y de nuestros actos, va, da vueltas, vuela, se transforma y regresa, lo vivimos, lo soñamos, lo respiramos y tratamos de transmitirlo como una forma de vivir diferente, porque, si las formas con las que hemos venido funcionando durante siglos y milenios, han desgastado a los humanos, las artes, la cultura, la sociedad y a la naturaleza, debemos preguntarnos ¿Por qué seguir por ese camino de auto destrucción y devastación?

• INEGI Censo de Población y Vivienda 2010

Y si logramos algo, si aprendimos algo en todo este viaje, ha sido; tener la capacidad de cuestionar nuestros pasos, para reformular el mapa, para observar e intentar llegar a donde vamos, para poder comprender las huellas que dejamos atrás, y que otros puedan leerlas, para dejar pequeñas señales de que hemos estado aquí, de nuestro paso por esta tierra y de nuestro esfuerzo por permanecer y evolucionar.

• EVALUA DF

A casi 10 años, seguimos soñando con mirar el verde de los árboles y plantas en nuestros infértiles suelos…

• Fragmento tomado del artículo “Cosmovisión y observación de la naturaleza: el ejemplo del culto de los cerros en Mesoamérica”, publicado en Arqueoastronomía y Etnoastronomía en Mesoamérica, J. Broda, S. Iwaniszewiki y L.Maupomé (eds.) UNAM, México, 1991

Seguimos vislumbrando un futuro donde nuestros niños y todos los niños vivan arropados de amor y de sueños, no idílicos sino realizables…

• Programa Delegacional de Desarrollo Urbano 2009 • Delegación Iztacalco (Página Oficial en Internet) • Sistema de Información del Desarrollo Social de la SDS del GDF • Índice de Desarrollo Social de las Unidades Territoriales del DF

• Monografía de Iztacalco “La Casa de la Sal” editada por el Gobierno delegacional 2003 • Mapas de Exclusión/Inclusión Social COPEVI-DICIAC • Lugares Sagrados del Valle de México

• Economía, Sociedad y Territorio Vol. VIII Num. 27, 2008, 769-798

Seguimos mirando, caminando, encontrando las potencialidades y las pruebas de que otra colonia, otra ciudad, otro país, otro mundo y otra realidad son posibles…

• Procesos y actores en la conformación del suelo urbano en el ex lago de Texcoco

Seguimos construyendo puentes que nos unen con cada soñador que hace reales los futuros y las posibilidades…

• “Subcomandante Marcos, El sueño zapatista” YvonLeBot Editorial PLAZA &JANÉZ.1997 • Frédéric Beigbeder : L’amour dure trois ans (“El amor dura tres años”), Éditions Grasset. 1997

Seguimos levantando el vuelo, gritando de alegría y desafiando a los que no creen que aún hoy, podemos cambiar la realidad… Seguimos cayendo, levantándonos, saltando al cielo, y en pleno vuelo…creciendo. ¿Cuándo vamos a dejar de caernos? Posiblemente nunca, pero tenemos la certeza de seguir intentándolo hasta que algún día esperanzador, logremos mantener el vuelo, hacia nuestra utopía. 66

• Alamán, LUCAS: Diccionario universal de historia y de geografía 1836

• Proceso de Mejoramiento Urbano Arquitectónico en la Colonia Agrícola Pantitlán; Participación, Autogestión y Desarrollo Local Sostenible. Ángela Peralta Álvarez; Universidad Politécnica de Madrid y Facultad de Arquitectura de la UNAM. 2015 • Testimonios de habitantes fundadores de Pantitlán y diversos actores del proceso

67


“A casi 10 años, seguimos soñando con mirar el verde de los árboles y plantas en nuestros infértiles suelos… Seguimos vislumbrando un futuro donde nuestros niños y todos los niños vivan arropados de amor y de sueños, no idílicos sino realizables…”

¿Quiénes somos? Somos habitantes de la colonia Agrícola Pantitlán en su mayoría, lugar en donde trabajamos en el desarrollo cultural comunitario como eje transversal de un proceso más amplio que nos permita crear las condiciones para ir construyendo desarrollo local, con una visión global y de integralidad y con un protagonismo de los que conformamos la comunidad de Agrícola Pantitlán. Entre uno de los actores fundamentales de éste proceso se encuentra Desarrollo Integral Comunitario de Iztacalco A.C. • DICIAC es una Organización de la Sociedad Civil, sin fines de lucro, constituida en 2004. • MISIÓN: Contribuir al desarrollo local, incluyente, integral y sustentable, coadyuvando a construir procesos participativos, con el propósito de potenciar la organización para mejorar el nivel de vida. Con, para y desde la comunidad. • VISIÓN: Ser un referente de organización regional, que plantee el conocimiento y reconocimiento de la problemática local con una perspectiva global. Con capacidad de análisis, evaluación y propuesta de soluciones hacia el desarrollo económico, político, social y sustentable. Organización con la que hemos caminado desde un inicio con su pertinaz y atinado acompañamiento. Colectivo Radio de Autor; compañeros que han transitado desde el inicio esta historia y que su objetivo es: Contribuir a las formación de comunidades de aprendizaje críticas, propositivas y organizadas que motiven la transformación de sus relaciones individuales y colectivas hacia el buen vivir. Trabajamos en el Espacio CDIC Calle Cinco s/n entre Canal de Churubusco y calle Prosperidad en la colonia Agrícola Pantitlán, Delegación Iztacalco. Ciudad de México. diciaciztac@yahoo.com radiodeautor@hotmail.com labculturalia@hotmail.com 69


DIRECTORIO Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa Jefe de Gobierno de la Ciudad de México Eduardo Vázquez Martín Secretario de Cultura Déborah Chenillo Alazraki Coordinadora de Vinculación Cultural Comunitaria Elí Evangelista Martínez Director de Desarrollo Comunitario Desarrollo Integral Comunitario Iztacalco, A.C. Alfredo Estrella Torres Presidente Trinidad Angélica Ayala Pliego Secretaria ejecutiva Alejandra González González Responsable del área de proyectos


SISTEMATIZACIÓN DICIAC Desarrollo Integral Comunitario de Iztacalco, A.C.  

Este trabajo es producto de una larga historia de organización, coordinación y vinculación motivados por el trabajo cultural comun...

SISTEMATIZACIÓN DICIAC Desarrollo Integral Comunitario de Iztacalco, A.C.  

Este trabajo es producto de una larga historia de organización, coordinación y vinculación motivados por el trabajo cultural comun...

Advertisement