Issuu on Google+

¡Juana en apuros! Ojo con quien hablas….  

 

                                                Autores: Paola Letterelli­Mariana Bordón.   

http://janethvinvelaa.obolog.es/ciber-bullying-1322516

 Colaboradores: Romina Miguez­ Marisa Landi     


Y

o soy Juana , tengo 11 años, vivo en Boedo. Voy una escuela cerca de mi casa, no tengo

muchas amigas en el barrio ni tampoco en el colegio, quizás porque soy tímida. Me gusta jugar en UBook casi todo el día. Mi mamá siempre vigila lo que hago cuando estoy online, dice que hay gente que no tiene que ver lo que hago y lo que me gusta. Al principio no lo creí, con los juegos de UBook encontré muchos amigos y no me sentía tan sola, además de jugar chateaba con ellos. De esta manera conocí a un chico, él me dijo que se llamaba Martín que tenía 14 años, y vivía en un barrio cerca del mío, por las fotos, me gustaba mucho. Era la primera vez que un chico se interesaba en mí y en lo que me pasaba, hablábamos mucho y a veces hasta muy tarde. Mis compañeras del colegio le empezaron a enviar solicitudes de amistad a Martín y me empezaron a ver de otra manera, no sé, como si fuera “una más de ellas”, una chica popular. Mi círculo de amigos comenzó a crecer, mi lugar entre mis compañeras cambió, me sentí más integrada a mi grupo de la escuela y a mi grupo de UBook.

Un día, Martín me pidió una foto con un vestido que le conté que me re gustaba, se la envié por correo privado. Luego continuó pidiéndome más fotos un poco, a mi entender, íntimas, a lo que accedí. Yo no subí esas fotos en UBook y aún así, las vi en la red con un montón de comentarios de gente que yo no conocía. Admito que me asustó un poco y no sabía qué hacer. Comencé a sentirme angustiada, y observada. Esa noche al conectarme en UBook una compañera del colegio me había dejado un mensaje diciendo: “No puedo creer lo que hiciste… ¿ Por qué subiste esa foto?”     Colaboradores: Romina Miguez­ Marisa Landi     


En la escuela al día siguiente, todos habían visto mi foto, y sentí aún más rechazo del habitual, quería desaparecer. Lo que en un momento me había hecho popular, me estaba destrozando, no entendía muy bien cómo manejar la situación. La situación que estaba viviendo era realmente fea, y encima no sabía bien con quien hablarlo. Amigas no tenía y mamá me iba a retar, ella me había advertido que no hablara con extraños, así que recurrí a la única persona que me quedaba, en quien yo ( al menos hasta ese momento) confiaba. Me conecté y le pregunté a Martín por qué había subido esas fotos, por qué me había traicionado así. Para mi desilusión, Martín no solo no me respondió, sino que me elimino y bloqueo de UBook. Ahí si que no supe qué más hacer, lloraba y pensaba que este asunto no se iba a poder resolver; quería cambiarme de escuela, mudarme de barrio, no se….. me hubiese gustado desaparecer. En ese momento mi mamá, que pasaba por la puerta de mi habitación, me escuchó llorar. Me preguntó qué me pasaba y yo no le quise decir, sentía vergüenza, enojo y miedo. Me preguntó una y otra vez hasta que no aguanté más y lanzándome en sus brazos rompí en llanto y le conte todo lo que había pasado. Ella me escuchó con atención y, muy al contrario de lo que yo pensaba, no se enojó, me abrazó fuerte y me dijo que me entendía, que no me preocupara, que todo finalmente se iba a resolver. Así fue, como mi mamá, organizó la primera de muchas reuniones en mi colegio para concientizar sobre el uso seguro de internet y mantener nuestra privacidad, para evitar que otras chicas como yo sufran lo mismo e informar a los demás papás de lo importante que es que estén atentos a lo que sus hijos hacen en la red.

 Colaboradores: Romina Miguez­ Marisa Landi     


Sitios web de investigación. http://www.micolegioenlanube.co/index.php?option=com_content&view=article&id=173:conozca­los­peligros&catid=107:cuidados­y­peligros&Itemid=146      http://cedec.ite.educacion.es/es/redes­sociales/riesgos­de­las­redes?start=1 

 Colaboradores: Romina Miguez­ Marisa Landi     


Escritura colaborativa