Page 1

ENURESIS / ENCOPRESIS (Trastornos de la eliminaci贸n)


Maduración Nerviosa 

La maduración nerviosa es condición indispensable para que pueda lograrse dicho control.

Alrededor de los 18 meses, el niño puede anticipar la sensación de pipí y/o decir que está mojado.

Sobre los 2 años, se inicia el control: primero de día, y algo más tarde de noche.

Alrededor de los 4 años debe haberse logrado.

No olvidemos que las edades son orientativas, pues todo depende de la maduración de cada niño.


Enuresis Funcional 

La Enuresis es la emisión no voluntaria de orina por el día o por la noche, a una edad en la que se espera que haya control al respecto, es decir, más allá de los 3-4 años.

La Enuresis puede ser:

- primaria: si el niño nunca ha conseguido controlar su pipí.

- secundaria: si, después de un período de control, no consigue volver a él.

- diurna

- nocturna

- mixta: en ambos momentos del día


Factores que pueden predisponer al niño a padecer este trastorno: 

- Algún problema físico: una vejiga pequeña o de musculatura débil. es lo primero que habría que averiguar. - Iniciar demasiado tarde el hábito del control del pipí; una vez pasada la edad óptima, alrededor de los 2 años, es más difícil. - Circunstancias críticas emocionalmente (factor psicológico): nacimiento de un nuevo hermanito,...

- Factor hereditario: es frecuente que alguien de la familia haya tenido el mismo problema; si es así, es conveniente explicárselo al niño para darle seguridad. - Un ciclo del sueño muy profundo que le impide recibir el aviso de "vejiga llena". 

- Padecer algún otro trastorno al que la enuresis va asociado.


Enuresis Funcional

Aunque suele mejorar espontáneamente con el paso del tiempo, es un tema que no debe ignorarse. El primer paso será determinar la causa del problema o el factor que lo ha podido desencadenar. Nunca se debe ridiculizar ni castigar a un niño por este hecho, ya que ello muy al contrario de hacerle reaccionar, le puede provocar importantes problemas emocionales. En algunos casos, se utiliza tratamiento farmacológico, pero suelen tener bastantes efectos secundarios, por lo cual no es muy aconsejable. Se aplican, asimismo, técnicas de aprendizaje al control, aparatos de alarma (pipi-stop),... según el caso.


ENCOPRESIS FUNCIONAL

consiste en que el niño hace sus deposiciones, repetida e involuntariamente, en lugares que no son adecuados para ello, a una edad en la que se espera que haya control al respecto, es decir, más allá de los 3-4 años. La Encopresis puede ser: • •

- primaria: si nunca se ha logrado el control. - secundaria: si se produce después de un período de control.


Este trastorno suele estar asociado a:

- Malos hábitos de aprendizaje: presiones excesivas o rigidez al exigir que el niño controle a una edad aún temprana para hacerlo.

- Al estreñimiento crónico, que provoca una distensión del colon y la consiguiente pérdida del tono muscular, con lo cual se producen esas pérdidas.

- También puede ser síntoma de depresión infantil u otro trastorno.


El tratamiento también dependerá de si es algo ocasional o más recurrente. Lo primero será ser visitado por el pediatra, quien determinará cómo proceder y si es necesaria o no la visita a un especialista.

Según la personalidad del niño, se optará por quitar importancia al tema o por insistir al niño en que sea más cuidadoso. Eso sí, jamás se le ridiculizará ni castigará por ello.


Tratamiento para la enuresis Tratamientos para niños que orinan la cama.

La mayoría de los niños que orinan la cama, solo necesitan tiempo y paciencia para superar el padecimiento. Existen diversos tratamientos disponibles con medidas que puedes tomar en casa y hasta recomendaciones médicas.

La primera persona con la que debes hablar para saber el tratamiento de la enuresis, es el doctor. Los pediatras puede ayudar a detectar la razón por la que los niños orinan la cama y recomendar un tratamiento para la enuresis.


Terapia motivacional para niños que orinan la cama 

Un calendario de progresos para alentarlo. Puedes registrar las mañanas en las que amaneció seco. Deja un espacio en el que puedas hacer anotaciones tales como lo que bebió esa noche y si se despertó o no durante la noche para ir al baño. Cada vez que ocurra de nuevo mantén una actitud positiva. Recuerda que el tratamiento de la enuresis requerirá tiempo y paciencia.

Limitar líquidos por la noche

Usar calzones desechables absorbentes

Un tratamiento de la enuresis muy sencillo es limitar los líquidos antes de acostarse, especialmente bebidas con cafeína o refrescos. Evitar que tu hijo tome líquidos 2 horas antes de ir a dormir e ir al baño antes de acostarse, son pasos muy sencillos que ayudan a los niños que orinan la cama


Ejercicios para niños que orinan la cama

Existen algunos ejercicios que el niño puede hacer en casa con la intención de estirar su vejiga y fortalecer el músculo del esfínter, esto le ayudará a controlar más fácilmente su vejiga.


¿Cómo hablar con los niños que orinan la cama? Habla abiertamente con tu hijo Trata de ser sensitivo y cuidadoso ante los sentimientos que tu hijo tiene al respecto. Los niños que orinan la cama pueden sentirse tristes, ansiosos o fuera de control. Con frecuencia, sienten que le han "fallado" a sus papás. Y eso significa que puedes hacerle mucho bien con tan solo hablar con él. Hazle saber que tú entiendes que no puede evitarlo. Hazle saber que no es su culpa. Hazle saber que hay un tratamiento para enuresis que le ayudará. Dile que vas a trabajar junto con él para sobrellevar este padecimiento hasta que lo supere.


Tratamiento de la encopresis

Los tratamientos utilizados en la encopresis son de tipo médico, conductual y mixto (médicoconductual).

El tratamiento médico consiste en el uso de la imipramina que se combina con otros tratamientos. En el caso de la encopresis por estreñimiento se utilizan enemas o laxantes para descongestionar el colon y que el intestino pueda volver a su normalidad.


Dentro de las técnicas de modificación de conducta se encuentra la combinación de reforzamiento positivo y sobrecorrección. En algunos casos donde los niños experimentan algún tipo de fobia a defecar, se utilizan técnicas para disminuir la ansiedad, en estos casos, es muy normal que en el momento que desaparece la ansiedad, desaparece la encopresis. Para enseñar al niño a relajar el esfínter se utilizan técnicas de biofeedback.

ENCOPRESIS


Biofeedback

Es el nombre con el que se conoce a una nueva técnica desarrollada de forma específica para poder relajar los músculos, algo sumamente conveniente para aquellos niños que sufren de trastornos urinarios o digestivos, ya que aprendiendo puede conseguir una relajación en los músculos de la pelvis, evitando todo tipo de inconvenientes.

Enuresis copy  

Trastornos de la eliminacion

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you