Issuu on Google+

Caminado por la quinta .. veia como mi alrededor se trasformaba...

Entrando Entrando en en un un bosque bosque donde donde los los pandebonos pandebonos calientes calientes cantaban cantaban mientras mientras el el trasporte trasporte masivo masivo pasaba.. pasaba..


cuando logre escapar de esa manada .. decidi pasar por el oeste donde sebastian de belarcaza me esperaba ...

Con Su Mano Me Guiaba ..Pero Solo Veia Como El Cielo Me Empapaba

con Gotas De Tinta mi ropa ensuciaba


ya ya la la noche noche se se acercaba acercaba yy yo yo aun aun no no reaccionaba reaccionaba ... ..

y a lo lejos el cerro de las tres cruces yo contemplaba , mientras criaturas extra単as se asomaban en la calle por la cual caminaba.


y fue asi como intentaba encontrar el camino hacia mi casa.. cuando por la loma de la cruz yo pasaba.. solo recuerdo como me miraba la se単ora de los chontaduros cuando por ahi yo transitaba

FIN...


Algunos dicen que iba vestido formalmente como un aristócrata, pero en esta historia nada es seguro. El apuesto hombre llegó solo al lugar. Era alto y fornido, en eso coinciden todos. Entró sonriente y coqueteando con todas las mujeres de la discoteca ubicada en Juanchito, justo al lado de Cali, y todas la mujeres fijaron su atención en él. Lo miraban de arriba abajo, querían saber quién era, que-­ rían mover sus pies a ritmo de salsa con los suyos. Eran casi las doce de la noche de un jueves, dicen algunos. Hace 18 años o hace 14, no se sabe. El hombre sonreía desde la barra, engreído, y pasados unos mi-­ nutos por fin le tendió la mano a una caleña de piel trigueña, ojos cafés y pelo largo y la sacó a bailar. Se movía como nin-­ guno aunque siempre tratando de esquivar las luces fuertes.


Sin duda era el mejor bailarín que habían visto en mucho tiempo. Una vuelta, un paso a la derecha, uno a la izquierda, otra vuelta. Y de pronto quien bailaba empezó a brillar como si su piel fuera de cristal, unos dicen que se veía muy palido, otros que sus ojos brillaban mucho, la boca o lo que se veía de ella por debajo del bigote, era fir-­ me y algo cruel, con unos dientes singularmente afilados y blancos; le salían por encima del labio rojo. El olor era una mezcla entre san-­ gre y perfume de hombre pero era tan intenso que se hizo insoportable. Los gritos de dolor de la mujer caleña se mezclaron con la risa apabullante del vampiro aquel, la luz se apagó y la gente salió corriendo despavorida. Todos querían huir pero los carros no encendían. Pasados los minutos, con los nervios de punta todavía, dos valientes hombres entraron al lugar de los hechos. La mujer estaba tendida en el suelo con el cuello san-­ grando. Algunos dicen que la han visto acompañada del vampiro en algunas discotecas de juanchito, otros dicen que salió viva del asunto pero que se encuentra recluida en un manicomio.


Diana Carolina Zapata


Por lo general el zombie esta en un abanzado grado de descompocicion y con partes o organos faltantes por lo que su edor puede ser captado desde la distancia. El zombie es sensible a los ruidos ya que por lo general sus ojos faltan o estan en mal estado por lo que se recomienda no llevar llaves u otros objetos que puedan delatar tu ubicación a los zombies.

El cerebro es el unico lugar fatal para el zo si el cerebro es da mbie, ñado el sombie “muere”.


te tamser inteligen e u q lo so o ir tendras n efenderte de Para sobreviv armas que te permitan d nmuerto aras entre tu y el ia c n ta bien nececit is d guradando la los zombies viviente Esta arma es muy simple de hacer solo requiere de un bate de mader, un trapo viejo, clavos y pegante. Pones el pegante en la caveza del bate y colocas los clacos con la caveza ( base ) sobre el pegante luego envueves todo con el trapo y listo. Busca ac ha todo edi s en las zonas pa fici ra sino tam o moderno no s incendios de olo sera bien una un arma herrami neta


ra tes paltar n a t r o u res un imp nicoosrete puedeees perder u s o l on rc ent ticosuse cualqucieos lo sigui o i b i t Los raenvivir ya iqn antibio.ti sob ctado y s a muerte infe nbroo o l mie


Juan Pablo Arias Diseño De la Comunicación Visual Diseño editorial Digital


sufrir el mismo “brote” creando un ambiente de suciedad y putrefacción, sin embargo las discotecas no fueron las únicas en sufrir, los hospitales llenos de gente enferma con sus pies engangrenados o simplemente con gusanos y podridos infestaban las habitaciones creando infecciones en la sangre y el aire lo cual enfermo a la ciudad y nadie, pero nadie logró sobrevivir, la “raza” caleña se extinguió…Buscando por saber más y querer investigar, me dirigí a lo que era las instalaciones del periódico “EL PÁIS”, encontré un curioso y no relevante articulo en el contenido de este, era une entrevista que le hacían a una señora cuando el virus recién se manifestaba. “…Se reporta desde el viernes 14 de junio del año


“Viviendo ya en el año 2086, vemos los restos de lo que era Cali, la sucursal del cielo, esa ciudad cívica y cálida que desde el comienzo del siglo 21 dejó de existir; hoy, lo que nuestros ojos pueden ver son , ruinas, gente muerta en la en la calle y andenes.

Muchas personas como yo, Andrés Mauricio Gómez aun estamos atónitos de lo repentino en que esta ciudad dejó de existir; fuentes científicas lo llamarón el “síndrome de la pata hinchada”, pero su origen se desconoce.


pero la verdad no le pusimos cuidado a ese tema; cuando llegamos a la discoteca nos dieron la mesa ordenamos nuestro licor y empezamos a bailar, solo recuerdo esa canción, para mi fue eterna y para mis pies también, comenzamos a bailar muy rápido y en ese momento nuestros pies se emezaron a hinchar de una manera desmedida, las correítas de mis tacones se reventaron, el tacón se me partió y a la final quede bailando descalza pero lo más raro del caso fue que no pude para de bailar, el callo del pie se me deshizo, eso me empezó a botar sangre y luego vi como mi piel ahí en el piso y unas llagas que me salieron en los dedos, el pedicure se me deshizo total y a mi marido pues ni hablar, los zapatos vueltos una nada y esos pies llenos


Altas temperaturas en Cali trae graves consecuencias


Desde principios del siglo XXI todos los medios de comunicación y las organizaciones ambientales advertían y predecían los terribles efectos del calentamiento global en la tierra. Ahora esta situación es una trágica realidad que vemos reflejada en la ciudad de Cali, una de las principales ciudades de Colombia y donde las temperaturas han alcanzado los 55ºC. Esta situación prolongada

de altas temperaturas, tanto en el día como en las noches, empezó a desencadenar efectos negativos para la vida de los caleños. Mientras que empresarios y familias adineradas están financiando la construcción de una ciudad subterránea con las condiciones adecuadas para vivir, en las zonas marginales se empiezan a observar cambios en sus habitantes.

¿Estamos frente a una especie de humanos que ha cambio su material genético para sobrevivir a estas altas temperaturas?


Se ha observado grupos de personas con diferentes mutaciones como: Lenguas extremadamente largas que alcanzan los 30 cm, con las cuales es posible lamerse todo el cuerpo y de esta manera refrescarse. Prominencias en el cuerpo que sirve como depósito de agua Antenas que al estar en contacto con alguna corriente de aire sirve para enfriar el cuerpo. El vello corporal están creciendo más largo y grueso para poder aislar los rayos solares y así evitar quemaduras.


Los reportes médicos no han descartó la posibilidad de que haya más casos en el país he indican que las nuevas generaciones de caleños ya están naciendo con estas mutaciones. A pesar de que alrededor del mundo todos los científicos están concentrados en encontrar una fórmula para revertir

los efectos del calentamiento global, esto hasta la fecha no ha sido posible y hay muy pocas esperanzas de lograrlo, por la tanto debemos estar preparados para convivir con esta nueva especie o para aceptar los cambios que hayan en nuestro cuerpo.


El Gato con Putas Y… es que, érase una vez la estúpida inocencia. Existió en un momento de mi vida cuando por alguna razón creí que allá en aquel lugar, sólo habían luces de espectáculos, mujeres adoradas por el público, vestidos estrafalarios y los regalos de admiradores secretos. Ellas siempre caminando por mi casa con poca ropa, listas para desaparecer de mi vista al estar detrás de aquella puerta, siempre deseando subir al escenario transformadas en las divas del momento. Si entraban en aquella habitación para mi prohibida, sus cuerpos se esfumaban de mis ojos pero reaparecían en mi mente llevando tacones altos, piernas torneadas, cabello suelto, labios rojos, perseguidas por luces de vivos colores, retazos de papeles brillantes revoloteando a su alrededor y envueltas de aplausos. Circundadas por la mística noche, la penumbra del lugar oculta sus defectos y el público las ve perfectas mientras las ovaciona sobre un pedestal. Y yo, siempre sentada detrás de la puerta, soñando con algún día ser parte de ellas, obtener mi fama y que también, hombres enamorados me envíen regalos por mi belleza. “Ya tengo la edad” pensé, pero mi madre siempre amargada y terrible, me aleja de mis deseos.

Detesta aquel mundo y a todas ellas quienes son admiradas en medio del barullo. Y mi padre, el dueño y señor del espectáculo: siempre elegante con un porte sin igual, su presencia apabulla la de los demás. Es comprensivo cuando desea serlo, pero las veces que he intentado hablarle de lo que quiero para mi futuro siempre me calla y se larga, su negación es ineluctable y exasperante. Mi gigantesca frustración provocó que volcara mi odio hacia aquella maldita puerta rasgando su madera con mis uñas, tal y como


una bestia salvaje araña la barrera que la priva de su libertad. Pero entre mujeres a pesar de la envidia y competencia, hay hermandad. Aquellas a quienes mi madre odia con mayor fervor, decidieron ayudarme en la persecución de mi sueño; los viernes el lugar se atesta de gente pues es la función más especial y la de mayor renombre en la ciudad, es mi oportunidad para por fin conocer de primera mano este sitio de ensueño, donde la vanidad es la regla y la fama te entrega el mundo en bandeja de plata. Ellas trajeron para mi uno de los disfraces de esa noche, y entre la confusión del gentío me escabulliría para que mi padre no pudiera notar mi presencia. Me convertí en una gata y tenía mis propias garras, bigotes sugerentes, orejas pícaras y me vestí con poca piel de pelaje blanco y negro que recorren mi cuerpo como cintas de salvaje erotismo, retazos que cubren sólo pequeñas partes dejando para la imaginación lo oculto y lo deseado. Al traspasar aquella barrera de toda mi vida, sentí que nacía en un mundo paralelo y mejor, uno que siempre había estado tan cercano pero inalcanzable. Me percibía a mi misma como a una mujer adulta; entera, dueña de su destino. Y todo estaba allí, la música alta, el público, los aplausos, las mujeres hermosas

deleitando a sus seguidores, las luces, la excitación… era mejor que en mi imaginación. Sin previo aviso un hombre se posó frente a mi y se retiró un sombrero alto mientras besó mi zarpa. Con una floritura de su mano ordenó a un mesero que me entregara una copa, me miró a los ojos, esbozó una sonrisa enigmática. La devolví un poco apenada. Tomé un sorbo de la copa y mi boca se llenó de deliciosos sabores, un calor subió hasta mi rostro y todo a mi alrededor cobró un brillo irreal, fantástico; todo ahora era más gracioso que antes y no podía contener la risa. Como por arte de magia aquel hombre se desvaneció en el aire,


su cuerpo hecho de vapores simplemente se disolvió en el viento. Esuché algunos susurros, la piel de mi cuello se erizó, percibí sus pasos alrededor, mis sentidos se embriagaron de tantas sensaciones. Otro sorbo. Dejé de sentirlo, traté de seguirle la pista pero fue imposible. Perdí la continuidad del tiempo. Mientras aquel hombre caminaba reaparecía momentáneamente entre la multitud, pero se esfumaba con facilidad. Era como si pudiera controlar a voluntad si era visible o no. Su ropa cambiaba de color y brillaba con la cadencia de sus pasos, la gente a su lado se inclinaba o aplaudía. Un tercer sorbo y una alegría inexplicable me envolvió, todo se volvió negro. Escuché que alguien intentaba girar la cerradura de una puerta, abrí mis ojos y estaba acostada en un cuarto iluminado por una tenue luz roja, el sonido de la música entraba ahogado en la habitación. Alguien habló y sus palabras estaban impregnadas de un mágico sonsonete que me obligaba a hacer lo que me pedía. Era el hombre del sombrero, sentí miedo, pero algo me impulsaba a estar cerca de él. Aún no era capaz de controlar mi sonrisa y alegría, aquella deliciosa bebida me daba vueltas en la mente. - Permíteme ver la hermosura que cubre este vestido – y acarició

suavemente la piel que yo traía puesta, mientras su voz provenía de distintos puntos del lugar, como si fluctuara en el aire. - ¡Pero si soy una niña! – Alegué mientras me alejaba con recelo. - Una con cuerpo de mujer, que de manera juguetona se escabulle. No llores, no grites. Acércate cautelosa, como quien acecha. Ronronea para mi en esta habitación testigo del deseo. – La atracción en su voz se hizo más potente. La puerta después de otro forcejeo se abrió de golpe, la música estalló en el lugar y mi padre furioso cruzó el umbral. Varias mujeres entraron detrás de él, todas con sus atuendos de gatas a medio poner y una de ellas con ropa casual me apuntaba con su dedo y gritaba: - ¡Ése es mi vestido! – Un frío recorrió mi cuerpo, pues no sabía qué pensará mi padre de mi, ahora que su pequeña estaba inmersa en este ambiente del que siempre quiso mantenerle fuera. - Su cuerpo no está a la venta – le dijo al hombre del sombrero con voz seca. - Pagué por ella, ya puse el dinero en tu mano. – Replicó con tono amenazante. - Ella no pertenece aquí, por lo tanto no puedo aceptarlo – del bolsillo mi padre sacó unos cu


- antos billetes y se los extendió al hombre, quien los rechazó de inmediato. - No acepto devoluciones, es a ella a quien deseo y ya pagué el precio por ello. – De nuevo sonó la voz fluctuante pero ya irritada. - ¡Ella es mi hija y no la tendrás! – Y mi padre poseído de ira se acercó para golpear al testarudo… Mientras lo veía moverse lentamente lanzando un puñetazo, la realidad se congeló y el ambiente se llenó de los aromas y sabores que aquella copa que acepté contenía. Mi visión se fue desvaneciendo y la felicidad de nuevo lo invadió todo. Mi cuerpo se enfrió, escuché la risa malvada del hombre, y no lo vi nunca

más.Con mis ojos cerrados escucho risas, voces de niños, voces de adultos. Los carros transitan cerca de mi, los sonidos citadinos nunca descansan. De mi letargo solo me aleja el destello de las cámaras, el barullo de las multitudes y las ansias eternas de poder moverme. De días somos estatuas, un atractivo de la ciudad; de noche, convertidas en mujeres somos seres que calman las necesidades básicas de la sociedad. Y yo, sin pensar en las consecuencias de entrar donde no debí, estoy presa en medio de un mundo sin salida y todos a mi alrededor sufren las consecuencias de mis actos. Estúpida inocente, hice que el mago atara a todas a la feminidad de una gata.


Esto es el futuro amigo! solo me queda por decirte que personas como tu ya no existieron más en esta éra, la éra donde el perro manda y toma dominio de todo a su alrededor en la sucursal del cielo. En realidad todo fue una epifanía que tuve hace algunos años perrunos cuando por las calles del centro me reunía con mis colegas a planear cómo ibamos a tomar el control de la ciudad. Todo tan irreal! y aquí estamos amigo, cumpliendo la promesa que hizo el agente 58 al cuartel de perros del planeta orejas a todos nuestros hermanos perrunos de conquistar la ciudad.


Muchos años pasaron para que la nueva éra fuera proclamada por aquellos cansados de tanto andar, divagar por estas calles llenas de olvido y sobre todo de mucha basura y sobras con venenos escondidos.

Mis colegas chiviado y callemocha hicieron lo que parecía imposible. Ellos hablaron! y la hipnosis lejana funcionó. Cada caleñito mostró sumisión. Ahora todos a nuestro mando eran lo que llamamos un plan perfecto.


Cuando llegamos al cuartel la primera vez a contar las buenas noticias sufrieron un infartos nuestro hĂŠroes. al parecer antes de hablar conmieron sobras de algĂşn loco del centro que sĂłlo le habla a sus demonios. Ambos corazones no resistieron el veneno pero dejaron un legado y ahora yo soy su legado.


Catástrofes naturales Testimonios Alberto:  “Estaba  haciendo  mi  siesta  por  la  tarde  el  27  de  febre-­ ro,  soñaba  cuando  mi  mamá  me  despertó  con  su  frase  “hijo...  está   temblando”  y  yo  me  senté  en  la  cama.  Cuando  empezó  a  moverse   más  fuerte,  le  grité  a  mi  novia  que  estaba  de  la  otra  pieza  “gorda...   está  temblando,  levántate”,  y  veo  que  el  sale  y  se  ubica  en  el  marco   de  la  puerta  de  la  pieza  y  yo  en  el  otro,  justo  al  frente,  mientras  mi   mamá  abría  las  ventanas,  y  corría  hacia  la  puerta  del  departamen-­ to.  Yo  quise  alcanzarla,  pero  no  dio  tiempo,  solo  me  sujeté  en  el   lugar  que  estaba,  de  pié,  luego  me  asomo  por  la  ventana  y  veo  que   una  enorme  ola  a  lo  lejos,  se  dirige  hacia  nosotros,  no  lo  podía   creer,  como  iba  a  venir  una  ola  de  mar  si  en  Cali  no  hay  playa,  el   miedo  nos  invadió  y  los  tres  salimos  corriendo  del  apartamento,   todos  los  vecinos  corrían,  nos  montamos  a  los  carros,  pero  se   estaba  formando  trancón,  dejamos  el  carro,  y  seguimos  corriendo  a   la  loma  más  cercana,  desde  ahí  pudimos  observar  la  magnitud  del   tsunami  que  se  acercaba…”


Margarita:  “…La  madrugada  del  27  de  febrero,  me  había  acos-­ tado  pasado  las  3  de  la  mañana  -­  Yo  acostumbro  dormir  con  mi   perro  Aquiles,  y  él  no  se  quería  ir  a  acostar  conmigo,  estaba  asus-­ tado  y  había  estado  todo  el  día  raro,  estaba  muy  inquieto  y  a  la  vez   muy  apegado  a  mí,  no    quería  estar  solo  y  su  actitud  era  como  de   los  días  en  que  está  enfermo  y  di  por  hecho  que  se  trataba  de  eso,   finalmente  cerca  de  las  3:30  nos  fuimos  a  acostar  los  dos.  Cuando   comenzó  la  erupción,  en  eso  llega  mi  papá  a  la  pieza  diciéndome   que  me  levantara  porque  estaba  me  levanté  y  tome  mi  perro  y  lo   lleve  a  ponerle  la  cadena,  en  ese  momento  el  volcán  comenzó  a   ser  más  fuerte  y  como  mis  papás  ya  estaban  en  la  puerta,  se  los   pase  a    ellos  y  como  sabía  que  mi  otro  perro  no  estaba  con  collar   para  ponerle  la  correa  lo  tome  en  brazos  y  los  lleve  a  la  puerta  con   nosotros.  Salimos  de  la  casa    vimos  a  mis  tíos  con  mi  primo  chico   de  3  años    que  viven  al  lado  y  salimos  corriendo  al  parque  del   barrio  con  los  demás  vecinos,  sonaban  sirenas,  se  veía  como  salían   las  chispas  de  los  cables,  algunos  lloraban,  pero  mi  familia  siempre   mantuvo  la  calma…”


Sofía:  “…  ¡Mamá,  esta  tronando!  -­  Tranquilas,  si  no  pasa  nada,   sigan  durmiendo.  Esa  era  la  reacción  de  mis  papás  casa  vez  que  tro-­ naba,  razón  por  la  cual  ni  yo  ni  mis  hermanas  desarrollamos  miedo   por  las  tormentas.  Siempre  hemos  vivido  en  Cali  pero,  por  ir  a   estudiar  a  la  universidad,  hace  cuatro  años  que  vivo  en  un  aparta-­ mento  con  mis  hermanas  que  también  estudian.  De  todas  maneras   nos  quedamos  casi  todos  los  fines  de  semana  en  la  casa  de  mis  pa-­ pás.  El  27  de  febrero  estaba  en  mi  apartamento  con  mis  hermanos   viendo  televisión,  y  comenzó  a  tronar  y  a  caer  rayos  como  nunca   habíamos  visto,  cuando  iba  a  llamar  a  mi  papá  se  fue  la  energía,   quedamos  totalmente  a  oscuras  y  angustiadas,  los  cables  de  energía   se  cayeron  con  los  árboles,  los  vidrios  se  azotaban,  las  alarmas  de   los  carros  se  activaban,  solo  nos  quedaba  esperar  a  que  la  tormenta   acabara,  duro  desde  las  6  de  la  tarde  hasta  las  5  de  la  mañana  del   otro  día.  Duramos  5  días  sin  energía,  mis  papas  llegaron  a  las  3  de   la  tarde  del  28  de  febrero  al  apartamento  y  nos  estuvimos  juntos   toda  la  semana…”


Alejandra:  “…En  enero,  las  tres  hermanas  decidimos  ir  a   visitar  a  mi  hermano  mayor  a  Cali,  lo  que  significó  para  nosotros   una  gran  aventura,  porque  por  primera  vez  saldríamos  de  vacacio-­ nes  sin  nuestros  padres  y  estando  solos.  Luego  de  casi  un  mes  en   Cali,  el  27  de  febrero  llegamos  al  hotel    y  estaba  haciendo  mucho   frio,  como  nunca  habíamos  sentido  en  Cali,  nos  pusimos  todos  los   sacos  que  habíamos  traído,  aunque  eran  pocos  ya  que  no  esperá-­ bamos  que  en  Cali  hiciera  frio.  Salimos  a  almorzar  a  las  12  pm  y   el  cielo  estaba  nublado,  venteaba  muy  fuerte,  y  cuando  llegamos   al  restaurante  de  pronto  empezó  a  nevar!  Nieve  en  Cali,  todas  las   personas  salimos  a  ver  que  estaba  pasando,  nadie  lo  podía  creer,   nevaba  y  nevaba,  las  calles  se  convirtieron  en  unas  franjas  blancas,   ya  los  carros  no  podían  andar,  cerraron  las  puertas  del  restaurante,   y  ya  no  podíamos  ver  a  través  del  vidrio  por  que  la  nieve  superaba   los  dos  metros..”


Por: María Alejandra Padilla

En el año 2013, en medio de la revolución social y el paro campesino, el presidente de ese entonces dio la orden a un ejercito de soldados especializados para que fumigaran los cultivos, con el objetivo de que las tierras quedaran infértiles y así los campesinos no tuviesen cosecha para conseguir sus fondos monetarios y así poder mantener a sus familia. El plan era sencillo “Los campesinos se dan cuenta que sus tierras no sirven para cultivar y aceptan vendérselas al gobierno”. Pero lo que nadie predijo fue que en el laboratorio en el que se estaba elaborando el fumigador, se ocasionó una mezcla accidental de sustancias al momento de la prepa-

ración, entre ellos un químico destinado a la realización de pruebas científicas con ganado, los encargados del laboratorio decidieron pasar por alto ese “pequeño” inconveniente y seguir con el plan trazado. Fue así como empezó el operativo extendiéndose hacia todos los cultivos del país. En el departamento del Valle del Cauca se fumigó una zona de los cultivos de caña de azúcar que se encontraban a las afueras de la ciudad de Cali, los cuales estaban destinados a la fabricación de Aguardiente.


La alerta se dio varios meses despuĂŠs, cuando todo habitante de la ciudad de Cali que amanecĂ­a con guayabo, empezaba a sufrir una serie de transformaciones corporales caracterizadas por facciones animales. Fue asĂ­ como todas las licoreras de la ciudad fueran clausuradas, y aquellos mitas humano , mitad animal, enviados directo al matadero.


30  de  enero  de  1935     Desde  muy  temprano  en  la  maùana,  sabía  que  sería   un  día  que  cambiaría  el  rumbo  de  esta  ciudad.   No  todos  lo  saben,  muy  pocos  se  lo  imaginan,   SHURKR\ORFRQ¿UPÊ;͞  y  por  eso  escribo  esto,   porque  quiero  que  todos  sepan  cómo  todo  empezó.   Cómo  esta  maùana  soleada,    calurosa  y  llena  de   alegría,  que  tanto  caracteriza  a  esta  ciudad,   pudo  llegar  a  ser    la  última  en  mucho  tiempo  en   nuestra  bella  ciudad  de  Cali.     Llevo  13  aùos  trabajando  para  la  familia  Hitler;͞     soy  Jovita  Feijoo,  la  mucama  con  mås  antigßedad   \FRQPD\RUFRQ¿DQ]DRWRUJDGDSRUODIDPLOLD es  por  esto  que  dudo  que  despuÊs  de  contar  lo   que  viví  esta  maùana,  siga  siendo  por  mucho  mås   tiempo  lo  que  he  sido  hasta  ahora.  


Eran  las  7  am  cuando   el  despertador  sonó,   “Guerrita”  se  levantó;;   como  era  de  costumbre   bajó  a  la  cocina  y   desayunó  lo  mismo  de   todos  los  días:  su   acostumbrado  jugo  de   chontaduro  y  sus  5   pandebonos  caseros  bien   calientes.  Se  paró  de   la  mesa  y  dirigió  a   bañarse.  Me  pidió  que   alistara  su  uniforme  de   combate,  uniforme  que   mandó  a  confeccionar     a  la  medida.  Peinó   su  pequeño  y  poblado   bigote,  se  puso  su   pantaloneta  que   le  llegaba  a  las   rodillas;;  abotonó  su   camisa  estampada  con   una  repetición  de   llamativos  chontaduros,   la  imagen  de  Cristo   rey  en  su  espalda  y  la  

silueta  de  iglesia  La   Ermita  en  frente  y  sus   sandalias  preferidas;;   su  nacionalistas  manera   y  la  combinación   perfecta  para  los  días   de  agonizante  calor  que   azotaba  a  la  Sucursal   del  Cielo. Ya   eran   las   8:30   de   la   mañana,  cuando  bajó  a  su   estudio,   sacó   un   papel   de   su   caja   fuerte,   se   detuvo   en   la   mitad   de   la   habitación,   y   por   la   rendija   de   la   puerta   entre  abierta  pude  ver  y   escuchar   como   recitaba   FRQ ¿UPH]D \ FRQYLFFLyQ aquel  discurso  que  en  un   par  de  horas,  al  hacerse   público,   cambiara   el   rumbo   de   la   historia   de   nuestra    ciudad…


1.  

Queda  prohibido  el  matrimonio  entre  personas  de   Cali  y  Palmira

2.  

Queda  prohibido  el  comercio  de  Cali  con  Palmira

3.  

Ninguna   persona   de   Palmira   podrá   emplear   a   ciudadanos  de  la  ciudad  de    Cali  

4.  

Los  palmireños  deberán  llevar  una  brazalete  con   la   letra   P   cuando   tengan   pensando   dirigirse   a   la  ciudad  de  Cali


Y  así  sucesivamente  iba  enumerando  las   prohibiciones  que  los  ciudadanos  de  Palmira   tendrían  ya  que  no  eran  de  la  misma  raza  pura  que   los  caleños;;  aquellos  eran  los  “hijos  bastardos”   de  la  región  del  Valle  del  Cauca.  

Justo  en  este  momento  entendí  que  era  el   momento  preciso  para  cumplir  mi  meta;;  no  debía   dejarlo  convertirse  en  dictador.  Yo,  Jovita   Feijoo,    la  dueña  del  destino  de  mi  bella   ciudad.  Yo  la  elegida,  la  primera  reina  de   Cali…    Gracias  Sócrates  por  iluminarme…  Una,   dos,  tres  gotas  en  la  lulada  del  entredía...  


Apariciones Vallecaucanas Durante la noche de 18 de septiembre del 2012, los habitantes de la Union, Valle del cauca, reportaron a los organismos de seguridad, la aparicion de seres extra単os vestidos de ropas negras con chalecos y mascaras.

Estas personas se comunicaban por medio de sonidos y luces, todas estas personas, al ver estas personas se les hacercaron obteniendo una unica respuesta queremos agua.


COLONIZACIÓN de SILOE


En el año 2013 en la ciudad de Cali, se estaban presentando desde el mes de septiembre, acontecimientos de desorden publico en las noches de la ciudad. Pasados los meses, las personas notaban cambios en sus vidas y en sus hogares, presencias extrañas de seres que no eran humanos. Un día una persona descubrió que en la sima de una montaña había una nave especial que su forma era una iglesia, desde esta nave bajaban seres extraterrestres con cuerpos delgados y grandes cabezas; al pasar de los días estos seres, se iban multiplicando. Al pasar de los meses los seres fueron colonizando el barrio de siloe, apoderándose de las familias y por medio de poderes telepáticos y de energía fueron convirtiendo a las personas humanas en seres extraterrestres, así poco a poco los seres, se apoderaron de la ciudad de Cali. Luego estos seres hablaron con los presidentes para hacer un acuerdo en el cual el territorio mundial fuera de ellos hasta legar a colonizar el universo entero.


En el año 2013 en la ciudad de Cali, se estaban presentando desde el mes de septiembre, acontecimientos de desorden publico en las noches de la ciudad. Pasados los meses, las personas notaban cambios en sus vidas y en sus hogares, presencias extrañas de seres que no eran humanos. Un día una persona descubrió que en la sima de una montaña había una nave especial que su forma era una iglesia, desde esta nave bajaban seres extraterrestres con cuerpos delgados y grandes cabezas;

al pasar de los días estos seres, se iban multiplicando. Al pasar de los meses los seres fueron colonizando el barrio de siloe, apoderándose de las familias y por medio de poderes telepáticos y de energía fueron convirtiendo a las personas humanas en seres extraterrestres, así poco a poco los seres, se apoderaron de la ciudad de Cali. Luego estos seres hablaron con los presidentes para hacer un acuerdo en el cual el territorio mundial fuera de ellos hasta legar a colonizar el universo entero.


Por:  Luisa  Maria   Arango  Londoño.

ornó   do  se  t ía  más   o t     e t n de  repe ible,  no  exist como   oc n o ielo”   irrec l  del  c a s r u c u amos. esa  “S  llamáb a l   s o h muc

  rta  qué No  impo y  no  hace   ,   día  era feren-­‐ acer  re falta  h  de    montón n u   a   a u-­‐ ci  a  ning e u q   s a fech n, importa no  nos   e  ese   e  sé  qu t n como   e m a l so ó  Cali   i c e r a p sa   a u  hermo día  des s   , s o m cía ientes la  cono dos  amb i l á c   y gente  

Y  si  al  lector  l e  causa   curiosidad  saber  por  qué,   aléjese  del  disp ositivo   móvil  que  tiene   entre  sus   manos,  despoje  s u  mente  de   todas  las  banali dades  que   día  a  día  invade n  su  cabe-­‐ za,  y  concéntres e  en  la   lectura…  


Amaneció  y  la  ciudad  era   desconocida  por  completo,   un  cúmulo  de  masas  deformes   caminando  por  las  calles  de   lo  que  alguna  vez  fue  un   pueblo  lleno  de  ferviente   humanidad,  caras  extrañas  

que  e n   tan  l sus  expre o  gro sione te s formi dad,   sco  de  la  vomi-­‐ y  es    inco nada   qu n-­‐ fá criat cil  ver  c e  no  fácil ur o , las  g as  les  ar mo  a  éstas   arras ranca    d b la  ju stici e  la  corr an  con   a   u a  sus  dere que  le ��da pción,   chos. ba  vi   da  


Puñados  de  menti ras  y   verdades  escondi das  pin-­‐ tan  ahora  la  rea lidad  de   esta  sociedad  de  mutantes   indiferentes  al   amor  y   resguardados  en   un  enorme   paisaje  de  resig nación;  

Sociedad  en  la  que  se  valora   al  humano  por  lo  que  tiene  y   no  por  lo  que  es,  en  la  que   comprar  se  ha  convertido  en  el   orgasmo  de  un  sistema  que  des-­‐ barata  de  a  montones  los  cuer-­‐ pos  y  las  mentes  de  los  que  en   él  habitan.


el   i,  donde   l a C   s e   í Y  as l   denso  y  e   s e   o p m e e   ti  adueña  d e s   e t r o p trans vida,   os  de  tu   d n u g e s   -­‐ s lo ra  descon i p s e r   e s donde   †‡ ‘•–”ƒ–‘• Ž ƒ   ›  ƒ œ ºƒ nos,   tus  herma   e d   e t r a p

donde   quier lo  mater i   ŽƒŽ— otra  ide al  prima  s o œ que  p ƒŽºƒŽ logía  qu obre  cua e  l e   que  e lea  por   †‡Ž…ƒ‘• podría  s -­‐ ř h e s que  t  realmen acernos   ‡•ƒŽ—œ r   e t o n tra  c do  aquel e  la  hum tender  l anida los  q o omo  “ d,  y     un  br ue  se evolu a   dad  t zo  empuj ción”  no nos  mues  es  m ándon -­‐ otal   ás  qu os  a   de  nu e la estra    raza  deformi -­‐ .


peor que elelkukkudri diablo, ll


El  reptil,  de  1,50   metros  de  lar-­‐ go,  'picó'  en  el   anzuelo  que  lanzó   un  pescador.  El  hom-­‐ bre,  que  esperaba  con-­‐ seguir  algún  pez  en  el  lago,   se  encontró  con  la  sorpresa   de  que  entre  más  halaba  con   su   caña  de  pescar   más  resisten-­‐ cia  ofrecía   su  presa.    Después   de  varios   minutos  de  

eltodopoderoso papi dios

babilbrazos! la arranca


Ahhhhhhhhh!!! Ahhhhhhhhh!!! Ahhhhhhhhh!!!

ESTA  ERA,  UNA  DE  LAS  POCAS BABILLAS,  QUE  USABAN  LOS TRAQUETOS  DE  CIUDAD  JARDÍN PARA  AHUYENTAR  A  SUS  ENEMIGOS,   LAS  MUJERES  SALÍAN  CORRIENDO,   LOS  NIÑOS  LLORABAN,  Y  ESTAS   BABILLAS,  SIEMPRE  AMANECIAN   CON  UNA  MANCHA  DE  SANGRE  EN  LA   BOCA!


anatomi a de la modelo prematura! sombrero para atraer traquetos párbulos

pequeños  “tops” para  obtener   el  dinero     que  necesitan

cabello  largo,   preferiblemente  rubio,   mal  tratado,que   caballo  de  pueblo

como  anillo al  dedo


Fanzine editorial digital