Issuu on Google+

1


2


3


4


5


6


7


ALFAGUARA De la edición española: D.R. 1999, Grupo Santilla de Ediciones S. A. Torrelaguna 60, 28043, Madrid De esta edición: D.R. 1999, Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara, S.A. Av. Universidad 767, Col. del Valle México, 03100, Teléfono 688 8966 www.alfaguara.com - Distribuidora y Editora Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara, S.A. Calle 80 Núm. 1023, Santafé de Bogotá, Colombia. - Santillana S.A. Torrelaguna 60 28043. Madrid. - Santillana S.A. Av. San Felipe 731. Lima. - Editorial Santillana S.A. Av. Rómulo Gallegos, Edif, Zulia 1er piso Boleita Nte. Caracas 1071. Venezuela - Editorial Santillana Inc. P.O Box 5462 Hato Rey, Puerto Rico, 00919. - Santillana Publishing Company Inc. 2043 N. W. 87 th Avenue Miami, FL,33172 USA.

Primera Edición en México: febrero de 1999 Primera reimpresión: enero del 2000 ISBN: 968-19-0561- X D.R. Diseño de cubierta: Pamela Villarreal Impreso en México

8


9


10


El Premio Nobel

8

Hablando de uno mismo

16

Cronobiografía

26

Distinciones

30

Fundación José Saramago

36 45

El Cuaderno 2009

50

11


“ who with parables sustained by

imagination, compassion and irony continually enables us once again to apprehend an elusory reality �

12


José Saramago es uno de los novelistas actuales más apreciados en el mundo entero nació en la aldea portuguesa Azinhaga el 16 de noviembre de 1922 . Este escritor autodidacta publicó su primera novela “Tierra de pecado “ en 1947. Aunque con esta obra recibió muy buenas críticas Saramago decidió permanecer sin publicar más de veinte años. Periodista y miembro del Partido Comunista Portugués sufrió censura y persecución durante los años de la dictadura de Salazar. Se sumó a la llamada “Revolución de los Claveles” que llevó la democracia a Portugal, en el año 1974. Escéptico e intelectual mantuvo y mantiene una postura ética y estética por encima de partidismos políticos, y comprometido con el género humano. Comprometido con el género humano, de forma general en sus obras hay una gran originalidad dada fundamentalmente por su controvertida visión de la historia y de la cultura. Obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1998, siendo el primer escritor portugués en conseguirlo. Ha sido distinguido por su labor con numerosos galardones y doctorados honoris causa (por las Universidades de Turín, Sevilla, Manchester, Castilla-La Mancha y Brasilia). Ha recibido el Premio Camoes, equivalente al Premio Cervantes en los países de lengua portuguesa. Su obra esta considerada por los críticos de todo el mundo como una de las más importantes de la literatura contemporánea. Su obra, narrativa en su mayor parte, es un acercamiento cálido a la vida cotidiana.

13


El Premio Nobel se otorga cada año a personas que hayan hecho investigaciones sobresalientes, inventado técnicas o equipamiento revolucionario o hayan hecho contribuciones notables a la sociedad. Los premios se instituyeron como última voluntad de Alfred Nobel, inventor de la dinamita e industrial sueco. La primera ceremonia de entrega de los Premios Nobel en Literatura, Física, Química y Medicina se celebró en la Antigua Real Academia de Música de Estocolmo (Suecia) en 1901. Desde 1902, los premios los entrega el Rey de Suecia. Los premios se conceden en una ceremonia celebrada anualmente en la Sala de Conciertos de Estocolmo, siguiendo el banquete en el Ayuntamiento el 10 de diciembre, fecha en que Alfred Nobel murió. La entrega del Premio Nobel de la Paz se realiza en Oslo, Noruega. Los nombres de los laureados, sin embargo, suelen anunciarlos en octubre los diversos comités e instituciones que actúan como tribunales de selección de los premios. Al mismo tiempo que se entregan los diplomas se entrega un importante premio económico, actualmente unos 10 millones de coronas suecas (algo más de un millón de euros). Los diversos campos en los que se conceden son los siguientes: Física (decidido por la Real Academia Sueca de Ciencias)

14


Química (decidido por la Real Academia Sueca de Ciencias) Fisiología o Medicina (decidido por el Instituto Karolinska) Paz (decidido por el Comité Nobel Noruego del Parlamento Noruego) Economía, creado en 1968 por el Sveriges Riksbank (Banco de Suecia).

Medallas del Premio Nobel Las medallas del premio Nobel, acuñadas por Myntverket en Suecia y la Menta de Noruega desde 1902, son marcas registradas de la Fundación Nobel. En todas las medallas destaca una imagen de Alfred Nobel de perfil izquierdo sobre la cara de la medalla. Las cinco medallas del Premio Nobel (la de Física, la de Química, la de Fisiología o Medicina, y la de Literatura) tienen el mismo diseño sobre sus lados delanteros. Los lados inversos de las medallas de los premios de Química y de Física comparten un diseño. Ambos lados del Premio Nobel de la Paz y el Premio en Ciencias Económicas en la Memoria de Alfred Nobel tienen diseños únicos.

Premio Nobel de Literatura El Premio Nobel de Literatura es uno de los 5 premios específicamente señalados en el testamento del millonario sueco Alfred Nobel. Según sus palabras, el premio debe entregarse cada año «a quien haya producido en el campo de la literatura la obra más destacada, en la dirección ideal». La institución encargada de seleccionar al ganador es la Academia Sueca (en sueco, Svenska Akademien).

15


16


Hijo y nieto de campesinos sin tierra, José Saramago nació en la aldea de Azinhaga, provincia de Ribatejo, el día 16 de noviembre de 1922, aunque el registro oficial mencione, como fecha de nacimiento, el día 18. Sus padres emigraron a Lisboa cuando aún no había cumplido dos años de edad. La mayor parte de su vida transcurrió, por tanto, en la capital, aunque hasta el comienzo de la edad madura fueron numerosas, y a veces prolongadas, sus estancias en la aldea natal. Hizo estudios secundarios (de liceo y técnicos) que, por dificultades económicas, no pudo proseguir. Su primer empleo fue de cerrajero mecánico, habiendo ejercido después diversas profesiones: delineante, funcionario de sanidad y de previsión social, traductor, editor, periodista. Publicó su primer libro, una novela, Terra do Pecado, en 1947, habiendo estado después sin publicar largo tiempo, hasta 1966. Trabajó durante doce años en una editorial, donde ejerció funciones de dirección literaria y de producción. Colaboró como crítico literario en la revista Seara Nova. En 1972 y 1973 formó parte de la redacción del periódico Diário de Lisboa, en el que fue comentarista político, habiendo también coordinado, durante cerca de un año, el suplemento cultural de aquel vespertino. Perteneció a la primera dirección de la Asociación Portuguesa de Escritores y fue, desde 1985 a 1994, presidente de la Asamblea General de la Sociedad Portuguesa de Autores. Entre abril y noviembre de 1975 fue director adjunto del periódico Diário de Notícias. A partir de 1976 pasó a vivir exclusivamente de su trabajo literario, primero como traductor, después como autor. En febrero de 1993 decidió repartir su tiempo entre su residencia habitual en Lisboa y la Isla de Lanzarote, en el Archipiélago de Canarias (España). Está casado con Pilar del Río.

17


18


Nací en una familia de campesinos sin tierras, en Azinhaga, una pequeña población situada en la provincia de Ribatejo, en el margen derecho del río Almonda, a unos cien kilómetros al nordeste de Lisboa. Mis padres se llamaban José de Sousa y Maria da Piedade. José de Sousa habría sido mi nombre si el funcionario del Registro Civil, por iniciativa propia, no lo hubiese añadido el apodo por el que mi padre era conocido en la aldea: Saramago. (Cabe esclarecer que saramago es una planta herbácea espontánea, cuyas hojas, en aquellos tiempos, en épocas de carencia servían como alimento en la cocina de los pobres). Fue a los siete años, cuando tuve que presentar en la escuela primaria un documento de identificación, que se vino a saber que mi nombre completo era José de Sousa Saramago... Pero no fue éste el único problema de identidad que me fue concecido al nacer. Aunque había venido al mundo el día 16 de Noviembre de 1922, mis documentos oficiales dicen que nacía dos días después, el 18: fue gracias a este pequeño fraude que la familia pudo escapar del pago de un a multa por no declarar el nacimiento en el plazo legal.

19


20


Tal vez por haber participado en la Guerra Mundial, en Francia, como soldado de artillería, he conocido otros ambientes, diferentes a vivir en una aldea, mi padre decidió, en 1924, dejar el trabajo del campo y trasladarse con la familia a Lisboa, donde comenzó a ejercer la profesión de policía de seguridad pública, para el cual no se exigían más “habilidades literarias” (expresión común entonces...) que leer, escribir y contar. Pocos meses después de habernos instalado en la capital, moriría mi hermano Francisco, que era dos años más viejo que yo. Aunque las condiciones en que vivíamos hubiesen mejorado un poco con la mudanza, nunca llegaríamos a conocer el verdadero desahogo económico. Ya tenía 13 ó 14 años cuando pasamos, al fin, a vivir en una casa (pequeñísima) sólo para nosotros: hasta ahora siempre habíamos vivido en partes de casas, con otras familias. Durante todo este tiempo, y hasta la mayoría de edad, fueron muchos, y frecuentemente prolongados, los periodos en que viví en un pueblo con mis abuelos maternos, Jerónimo Melrinho y Josefa Caixinha. Fui buen alumno en la escuela primaria: en la segunda clase ya escribía sin errores de ortografía, y la tercera y cuarta clases fueron dadas en un sólo año. Me trasladé después al instituto, donde permanecí dos años, con excelentes notas en primero, bastante menos buenas en segundo, mas estimado por colegas y profesores, al punto de ser elegido (tenía entonces 12 años...) tesorero de la asociación académica... Entretanto, mis padres habían llegado a la conclusión de que, por falta de medios, no podían seguir manteniéndome en el instituto. La única alternativa que se presentaba sería entrar en una escuela de enseñanza profesional, y así fue: durante cinco años aprendí el oficio de cerrajero mecánico. Lo más sorprendente era que el plan de estudios de la escuela, en aquel tiempo, aunque orientado obviamente para formar profesionales técnicos, incluía, además de Francés, una disciplina de Literatura.

21


22


Como no tenía libros en casa (libros míos, comprados por mí, aunque con dinero prestado de un amigo, sí los pude tener a los 19 años), fueron los libros escolares de Portugués, por su carácter “antológico”, que me abrieron muchas puertas para fruición literaria: aún hoy puedo recitar poemas aprendidos en aquella época distante. Terminado el curso, trabajé durante cerca de dos años como cerrajero mecánico en una oficina de reparación de automóviles. También a esas alturas había comenzado a frecuentar, en los periodos nocturnos de funcionamiento, una biblioteca pública en Lisboa. Y fue así, sin ayudas ni consejos, apenas guiado por la curiosidad y por la voluntad de aprender, que el gusto por la lectura se desenvolvió y pulió. Para mejorar el presupuesto familiar, y también por gusto, comencé, a partir de 1955, a dedicar una parte del tiempo libre a trabajos de traducción, actividad que se prolongaría hasta 1981: Colette, Pär Lagerkvist, Jean Cassou, Maupassant, André Bonnard, Tolstoi, Baudelaire, Étienne Balibar, Nikos Poulantzas, Henri Focillon, Jacques Roumain, Hegel, Raymond Bayer fueron algunos de los autores que traduje. Otra ocupación paralela, entre Mayo de 1967 y Noviembre de 1968, fue la de crítico literario. Entretanto, en 1966, publicaría Os Poemas Possíveis, una colección poética que marcó mi regreso a la literatura.

A ese libro le siguió, en 1970, otra colección de poemas, Provavelmente Alegria, y luego en 1971 y 1973 respectivamente, bajo los títulos Deste Mundo e do Outro y A Bagagem do Viajante, recogimiento ambas de crónicas publicadas en prensa, que la crítica tiene consideradas esenciales para la completa comprensión de mi trabajo posterior. Me divorcié en 1970, iniciando una relación de convivencia, que duraría hasta 1986, con la escritora portuguesa Isabel da Nóbrega. Abandoné la editorial a finales de 1971, trabajé durante dos años seguidos en el vespertino Diário de Lisboa como coordinador de un suplemente cultural e como editorialista. Publicados en 1974 bajo el título As Opiniões que o DL teve, esos textos representan una “lectura” bastante precisa de los últimos tiempo de la dictadura que vendría a ser derrumbada en Abril de ese año. En Abril de 1975 pasé a ejercer las funciones de director-adjunto del matutino Diário de Notícias, cargo que desempeñé hasta Noviembre de ese año y del que fui despedido en consecuencias de mudanzas ocasionadas por el golpe político-militar del 25 de aquel mes, que frenó el proceso revolucionario. Dos libros marcan esta época: El año de 1993, un poema largo publicado en 1975, que algunos críticos ya consideran anunciador de obras de ficción, que dos años después se iniciarían con el romance Manual de Pintura y Caligrafía y, bajo el título de Os Apontamentos ,los artículos de teoría política que publiqué en el periódico del que había sido director.

23


24


A principios de ese año publiqué la obra In Nomine Dei, aunque escrita en Lisboa, del que sería extraído el libreto de Sin empleo una vez más y, ponderadas las circunstancias de la situación política en que entonces se vivía, sin la menos posibilidad de encontrar, tomé la decisión de que me dedicaría enteramente a la literatura: ya era hora de saber lo que podría realmente valer como escritor.A principios de 1976 me instalé por algunas semanas en Lavre, una población rural de la provincia de Alentejo. Fue ese periodo de estudio, observación y registro de informaciones que vino a dar origen, en 1980, a la novela Levantado del Suelo, en que nace el modo de narrar que caracteriza mi ficción novelesca. Entretanto, en 1978, había publicado una colección de cuentos, Casi un Objeto, en 1979 la obra de teatro La noche, a la que siguió, pocos meses antes de la publicación de Levantado del Suelo, nueva obra teatral, Que Farei com este Livro?. Con excepción de otra obra de teatro, titulada A Segunda Vida de Francisco de Assis y publicada en 1987, la década de los 80 fue enteramente dedicada al romance: Memorial del Convento, 1982, El Año de la Muerte de Ricardo Reis, 1984, La Balsa de Piedra, 1986, Historia del Cerco de Lisboa , 1989. En 1986 conocí a la periodista española Pilar del Río. Nos casamos en 1988. En consecuencia la censura ejercida por el Gobierno portugués sobre la novela El Evangelio según Jesucristo (1991), vetando su presentación al Premio Literario Europeo con el pretexto de que el libro era ofensivo para los católicos, cambiamos, mi mujer y yo , en Febrero de 1993, nuestra residencia a la isla de Lanzarote, en el archipiélago de Canarias.

la ópera Divara, con música del compositor italiano Azio Corghi, estrenada en Munich (Alemania), en 1993. No fue esta mi primera colaboración con Corghi: también le dio música a la ópera Blimunda, sobre la novela Memorial del Convento, estrenada en Milán (Italia), en 1990. En 1993 inicie la escritura de un diario, Cuadernos de Lanzarote, del que están publicados cinco volumenes.En 1995 publique la novela Ensayo sobre la Ceguera y en 1997 Todos los Nombres e El cuento de la isla desconocida . En 1995 me fue concedido el Premio Camões, y en 1998 el Premio Nóbel de Literatura.

25


26


Creo haber trabajado bastante durante estos últimos años. Desde 1998 he publicado Folhas Políticas (1976-1998) (1999), La caverna (2000), La flor más grande del mundo (2001), El hombre duplicado (2002), Ensayo sobre la lucidez (2004), Don Giovanni ou o Dissoluto Absolvido (2005), Las intermitencias de la muerte (2005) Las pequeñas memorias (2006). En el año 2007, se tomó la decisión de crear en Lisboa una Fundación con mi nombre, que asume, entre sus principales objetivos, la defensa y la divulgación de la literatura contemporánea, y la defensa y la exigencia del cumplimiento de la Carta de los Derechos Humanos. En julio de 2008 se firmó con el Ayuntamiento de Lisboa un protocolo de cesión de la Casa dos Bicos para sede de la Fundación José Saramago, desde donde ésta continuará profundizando y consolidando los objetivos propuestos en su Declaración de Principios.

27


28


29


Durante su inscripción en la Escuela Primaria de la calle Martens Ferrão se descubre que un funcionario del Registro Civil de Golegá se ha incluido como apellido en su certificado de nacimiento el apodo familiar, Saramago. De esta forma, se convierte en el primer Saramago de la familia Sousa. De otro modo, su nombre hubiera sido José de Sousa.

30

Se matricula en el Liceo Gil Vicente, donde comienza el Bachillerato, haciendo dos cursos.

La falta de recursos económicos de su familia fuerza su traslado a la Escuela Industrial Afonso Domíngues, donde estudiará hasta 1940. Durante toda su infancia y adolescencia pasa periodos prolongados en Azinhaga, con sus abuelos maternos.


cronobiografĂ­a

31


Su madre le regala el primer libro de su propiedad: A Toutinegra do Moinho, de Émile de Richebourg.

Muere su abuelo, Jerónimo Melrinho.

Trabaja en la Caixa de Abono de Família do Pessoal da Indústria de Cerâmica, de la que es apartado en 1949, como consecuencia de su apoyo a la campaña electoral de Norton Matos, el candidato de la oposición a la Presidencia de la República.

Acaba sus estudios de Serrajería Mecánica en la Escuela Industrial Afonso Domingues. Consigue su primer trabajo como Serrajero mecánico en los talleres de los Hospitales Civiles de Lisboa. Por las noches frecuenta la biblioteca municipal del Palácio das Galveias, “leyendo al azar de encuentros y de catálogos, sin orientación, sin alguien que me aconsejase, con el mismo asombro creador del navegante que va inventando cada lugar que descubre”, en palabras del propio Saramago.

32

Comienza a trabajar en la Caixa de Previdência do Pessoal da Companhia Previdente, calculando subsidios y pensiones, gracias a la mediación de su antiguo profesor Jorge O’Neill.

El 1 el H añ

SeSeedita editasu su prim prime Possíveis. Possíveis. AA lololargo est largo de de esta como traductor, traductor, si bien Traduce, entre oC otros, a Colette, Maupassant Bonnard. y B

Publica Terra do Pecado, su primera novela, titulada inicialmente A Viúva. Nace su hija, Violante. En la segunda mitad de los cincuenta y hasta 1953, escribe numerosos poemas, cuentos —algunos de los cuales son publicados en revistas y periódicos—, y aborda la redacción de, al menos, cuatro novelas, de las que sólo concluye una.

Por invitación de Nataniel Costa, empieza a colaborar con Editorial Estúdios Cor, en el sector de producción. Su nombre comenzará a ser conocido en el campo de la literatura y la cultura. Comienza su labor como traductor, cifrada en más de 60 títulos, hasta mediados de la década de los ochenta. En la segunda mitad de la década de los cincuenta traduce unos dieciséis libros, entre ellos a autores como Colette y Tolstoi.


Abandona la Compañía Previdente para trabajar exclusivamente en la editorial Estúdios Cor.

13 de Mayo fallece su padre, en Hospital dos Capuchos, a los 68 ños.

mer libro poesía, Os Poemas er libro dede poesía, Os Poemas

ta década continúa su labor su labor como a década continúa bien moderadamente. n si moderadamente. Traduce, entre otros, Colette, Cassou, Audisio, Cassou,aAudisio, Maupassant y Bonnard.

Colabora como crítico literario la revista Colaboraencomo crítico literario en la revista Seara Nova. Se Seara ocupaNova. de reseñar veintitrés libros de ficción, entre ellos, Publica crónicas enSena, el títulos de Jorge de Agustina Bessa-Luís, Júlio Moreira, periódico A Capital, en Abelaira, Urbano Tavares Alice Sampaio, Augusto las secciones «Rua Rodrigues, José Cardoso Pires, Rentes Carvalho, Nélson de Acima, Abaixo» y Matos,Rua Manuel de Campos Pereira... «Deste e do PublicaMundo crónicas en el periódico A Capital, en las secciones Outro». «Rua Acima, Rua Abaixo» y «Deste Mundo e do Outro».

33


La obra de José Saramago ha sido distinguida en diversos países con diferentes premios, entre los que cabe destacar el Premio Luís de Camões en 1995 y el Premio Nobel de Literatura de 1998.

Suecia - Premio Nobel de Literatura.

Portugal

- Premio Luís de Camões. - Premio de la Asociación de Críticos Portugueses. - Premio Ciudad de Lisboa. - Premio Literario Municipio de Lisboa. - Premio PEN Club Portugués (dos veces) - Premio de la Crítica. - Premio Dom Dinis, de la Fundación Casa de Mateus. - Gran Premio de Romance y Novela, Asociación Portuguesa de Escritores. - Premio Vida Literaria, Asociación Portuguesa de Escritores. - Gran Premio de Teatro, Asociación Portuguesa de Escritores. - Premio Consagración, Sociedad Portuguesa de Autores.

Italia - Premio Grinzane-Cavour de Romance. - Premio Internacional Ennio Flaiano. - Premio Brancatti. - Premio Internacional Mondello. - Premio Scanno-Universidad Grabiele d’Annunzio. - Prémio Penne-Mosca. - Premio Nacional de Narrativa Città di Penne.

Inglaterra - Premio “The independent” Novela Extranjera España - Premio Rosalía de Castro - Premio Europa de Comunicación Jordi Xifra Heras - Premio Canarias Internacional 2001

34


35


Honoris Causa - Ciudadano de Honor. Câmara Municipal de Porto - Medalla de Oro. Universidad de Coimbra - Socio Honorario Deportivo Benfica Lisboa Llaves de Oro, Ciudad de Pinhel - Socio Honorario de la Academia de Ciencas de Lisboa - Profesor Coordinador Honorario del Instituto Politécnico de Leiria - Miembro Honorario del Centro Nacional de Cultura - Medalla de Oro de la Ciudad de Mafra

Brasil - Socio Correpondiente de la Academia Brasileña de Letras

Francia - Caballero de la Orden de las Artes y las Letras Legión de Honor - Miembro del Consejo del Futuro, Unesco

España

36

- Gran Cruz de la Orden «Islas Canarias» - Diploma de Honor. A. C. Casa de América de Canarias - Medalla de Honor. U. I. Menéndez Pelayo - Medalla de Oro. Gobierno de Canarias - Académico Honorario Academia Canaria de La Laguna - Hijo Adoptivo de Granada - Miembro del Patronato de Honor de la Fundación César Manrique - Miembro de la Academia Europea de Yuste - Beca de Honor de Residencia de Estudiantes Universidad Carlos III - Socio Honorario de la A. P. de Sevilla de Amigos de Apoyo al Pueblo Saharaui - Presidente Honorario de Son Latinos - Presidente Honorario de la Fundación Alonso Quijano - Presidente Honorario de la Fundación Centro José Saramago


37


38


39

Dentro de nosotros existe algo que no tiene nombre y eso es lo que realmente somos...


40


Los objetivos de la Fundación José Saramago, creada en esta fecha, se enuncian con toda claridad en las disposiciones estatutarias por las que se regirá. No tienen, por tanto, que repetirse aquí. Sin embargo, me parece apropiado, en esta circunstancia, expresar de modo personal unas cuantas voluntades (o deseos) que en nada contradicen los objetivos señalados, y sí los encuadran en un todo armonioso y familiarmente reconocible. No me presento como ejemplo ante nadie, sin embargo, observando mi vida, distingo, ora firme, ora trémula, una línea continua de pasos que no proyecté, pero que, de manera consciente o no tanto, me han hecho comprender que ninguna otra línea podría servirme, al mismo tiempo que se iba tornando cada vez más claro que una de mis obligaciones vitales consistiría en que yo estuviera a su servicio. Haber conocido a Pilar, vivir a su lado, confirma que la dirección adoptada era la correcta para el escritor y para el hombre. La dirección de los grandes valores, sí, pero también la dirección de las pequeñas y comunes acciones que se desprenden de estos en la cotidianidad y que le otorgan la validez de las mejores experiencias adquiridas y de los aprendizajes que no cesan. La paradoja de la existencia humana está en morirse cada día un poco más, aunque ese día es, también, una herencia de vida legada al futuro, que el futuro, por largo o breve que sea, deberá asumir y hacer fructificar. La Fundación José Saramago no nació, ni por vocación, ni por opción, para contemplar el ombligo del autor.

41


42


Siendo así, entre voluntad y deseo, he aquí mis propuestas: a) Que la Fundación José Saramago asuma en sus actividades, como norma de conducta, tanto en la letra como en el espíritu, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, firmada en Nueva York el día 10 de diciembre de 1948. b) Que todas las acciones de la Fundación José Saramago sean orientadas a la luz de este documento que, aunque lejos de la perfección, es, para quien se decida a aplicarlo en las diversas prácticas y necesidades de la vida, como una brújula que, incluso no sabiendo trazar el camino, siempre apunta al Norte. c) Que a la Fundación José Saramago merezcan atención particular los problemas del medio ambiente y del calentamiento global del planeta, que han alcanzado niveles de tal gravedad que ya podrían escapar a las intervenciones correctivas que comienzan a esbozarse en el mundo. Bien sé que, por sí sola, la Fundación José Saramago no podrá resolver ninguno de estos problemas, mas deberá trabajar como si para eso hubiera nacido.

Lisboa, 29 de Junio de 2007.

43


44


45


La Fundación José Saramago nació porque unos cuantos hombres y mujeres de distintos países decidieron un día que no podían dejar sobre los hombros de un hombre solo, del escritor José Saramago, el bagaje que había acumulado a lo largo de tantos años, los pensamientos pensados y vividos, las palabras que cada día se empecinan en salir de las páginas de los libros para instalarse en universos personales y ser brújulas para tantos, la acción cívica y política de alguien que, siendo de letras y sin dejar de serlo, ha trascendido el ámbito de lo literario para convertirse en un referente moral en el mundo. Por eso, para que José Saramago pudiera seguir siendo él mismo, supimos que teníamos la obligación ética de crear la Fundación José Saramago y así, dándole cobijo al hombre, ensancharíamos el tiempo del escritor, seríamos también su casa, el lugar donde las ideas se mantienen, el pensamiento crítico se perfecciona, la belleza se expande, el rigor y la armonía conviven. Sí, decidimos crear la Fundación José Saramago hombres y mujeres que entendemos el valor de la obra del escritor y de su actitud vital. Somos conscientes de la complejidad del trabajo y también de lo que aportará a las personas que necesitan saber que no están solas. Somos una Fundación que respeta la obra y la vida de José Saramago, es decir, estamos atentos a las voces del mundo, a la belleza que los hombres pueden producir y al dolor y al desgarro que sufren, por eso cada día tratamos de hacer que el concepto esperanza sea algo más que un vocablo huero y retórico. No necesitamos, para intervenir y ser, autorizaciones ni permisos de nadie, nos basta saber que somos humanos y queremos contribuir al proceso de humanización que un mundo en permanente proceso de deshumanización necesita. José Saramago ha marcado las pautas ante nuestra insistencia. Tenemos nuestra Declaración de Principios. Somos lo que el papel que José Saramago firmó en Lisboa el 29 de junio de 2007 dice. Somos la Fundación José Saramago..

46


47


Días felices El excelente artículo de Umberto Eco titulado “Un blogero llamado Saramago” que fue publicado hace algunos días en “La Repubblica”, apareció hoy en “El País” y saldrá mañana en las páginas del “Diario de Noticias”. Ese conjunto de textos breves, al que bauticé para la edición en libro con el nombre discreto de “El Cuaderno”, nació con suerte. Traducido ya al castellano, al catalán y al italiano, ha encontrado ahora el mejor de los valedores posibles en la persona de Umberto Eco, cuya perspicaz análisis viene sabiamente temperada por la gracia de la escritura y por la sutileza del humor. No tengo derecho a alargarme, mucho menos a comentar lo que Eco escribió. Me basta la felicidad que siento. En el pasar de todos estos años, otros libros míos fueron acogidos con generosidad y simpatía, pero ninguno como éste. Soy, en este momento, el más agradecido de los escritores.

Barack Obama Se ha hablado mucho en este blog de Barack Obama, algunos dirán que demasiado. Cuando una esperanza nace tenemos que recibirla de acuerdo con sus méritos, y ésta no parecía tener límites. Es posible que comience a decirse que el Premio Nobel de la Paz ha sido prematuro, pero no lo es si lo entendemos como una inversión… Gracias a él tal vez Obama tenga mayor conciencia de cuanto lo necesitamos.

48


Un tercer dios Creo que las tesis de Huntington sobre el “choque de civilizaciones”, atacadas por unos y celebradas por otros cuando fueron expuestas, merecerían ahora un estudio más atento y menos apasionado. Nos hemos habituado a la idea de que la cultura es una especie de panacea universal y que los intercambios culturales son el mejor camino para la solución de los conflictos. Soy menos optimista. Creo que sólo una manifiesta y activa voluntad de paz podría abrir la puerta a ese flujo cultural multidireccional, sin ánimo de dominio por ninguna de las partes. Esa voluntad tal vez exista por ahí, pero no los medios para concretizarla.

Cristianismo e islamismo continúan comportándose como irreconciliables hermanos enemigos incapaces de llegar al deseado pacto de no agresión que tal vez trajera alguna paz al mundo. Pues bien, ya que inventamos Dios y Alá, con los desastrosos resultados conocidos, la solución tal vez esté en crear un tercer dios con poderes suficientes para obligar a los impertinentes desavenidos a deponer las armas y dejar en paz a la humanidad. Y que después ese tercer dios nos haga el favor de retirarse del escenario donde se viene desarrollando la tragedia de un inventor, el hombre, esclavizado por su propia creación, dios. Lo más probable, sin embargo, es que esto no tenga remedio y que las civilizaciones sigan chocando unas contra otras.

49


50


Una irresistible y ya automática asociación de ideas Dos escritores Se llaman Ramón Lobo y Enric González. Ejercen de periodistas y lo son de hecho, de lo mejor que se puede encontrar en las páginas de un periódico, aunque yo prefiero verlos como escritores, no porque establezca una jerarquía entre las dos profesiones, sino porque en la lectura de lo que escriben percibo emociones y defino sentimientos que, al menos en principio, son más naturalmente mostrables en una obra literaria de calidad. A Ramón Lobo ya llevo algunos años leyéndolo, Enric González es un descubrimiento reciente. Como corresponsal de guerra, Ramón tiene la superior cualidad de colocar cada palabra, en su exacta medida expresiva, sin retórica ni deslizamientos sensacionalistas, al servicio de lo que ve, oye y siente. Parece obvio, pero no lo es tanto, sólo es posible hacerlo con un dominio excepcionalmente seguro del idioma que se utiliza, y él lo tiene. De Enric González no era lector. Veía sus columnas en “El País”, pero mi curiosidad no era lo bastante fuerte para hacerme integrar sus escritos en mi lectura habitual. Hasta el día en que me llegó a las manos su libro “Historias de Nueva York”. La palabra deslumbramiento no es exagerada. Libros sobre ciudades son casi tantos como las estrellas en el cielo, pero, por lo que conozco, ninguno es como éste. Creía que conocía satisfactoriamente Manhattan y sus alrededores, pero la dimensión de mi equivocación se manifestó clara en las primeras páginas del libro. Pocas lecturas me han dado tanto placer en estos últimos años. Tómese este breve texto como un homenaje y una manifestación de gratitud para con dos excepcionales periodistas que son al mismo tiempo dos notables escritores.

me hace siempre recordar la Melancolía de Durero cuando pienso en la obra de Eduardo Lourenço. Si Solo de António Nobre es el libro más triste que alguna vez se haya escrito en Portugal, nos faltaba quien reflexionara y meditara sobre esa tristeza. Llegó Eduardo Lourenço y nos explicó quienes somos y porqué lo somos. Nos abrió los ojos, pero la luz era demasiado fuerte. Por eso, volvimos a cerrarlos.

51


52


53


Durante el mes de Enero, se dedica a escribir su nuevo libro. En el inicio de Febrero participa en un homenaje a Jorge Sampaio, en Lisboa.

Organizada conjuntamente por la Fundación César Manrique y por la Fundación José Saramago. A 20 de Abril deja el hospital.

El 5 de Febrero visita las obras de remodelaçión de la Casa de los Picos, futura sede su fundación.

A 23 de Abril, coincidiendo con el Día Mundial del Libro, la Fundación José Saramago y la Editorial Camino publican conjuntamente El Caderno, una compilado de los textos diarios que Saramago, desde Septiembre de 2008 hasta mediados de Marzo de 2009, fue publicando en su blog El Caderno de Saramago, incorporado en la página web de su Fundación y difundido por internet. Su primera entrada el 17 de Septiembre , titulada ”Palabras para una ciudad”, la dedicó a Lisboa. Sobre sus comentarios confesó: «Me dijeron que habían reservado para mí un espacio en el blog y que tenía que escribir en él lo que fuera, comentarios, reflexiones, simples opiniones sobre esto y aquello, finalmente.

El 1 de Marzo estrena en Madrid la película La ciegas, de Fernando Meirelles, adaptación cinematográfica de su obra Ensayo sobre la Ceguera. Saramago participa, juntamente con Meirelles, en su presentación. El 4 de Marzo se inaugura en Albacete la Casa de la Cultura José Saramago, con la presencia del ministro de la Cultura español. El 16 de Marzo, en Lanzarote, concluye su nuevo libro. Su publicación sólo acontecerá el mes de Octubre. El 26 de Marzo concluye, en Arrecife de Lanzarote, las II Jornadas sobre Legalidad Urbanística, organizadas por el presidente municipal. El 5 de Abril, da entrada en una clínica de Lanzarote por problemas de salud. Permanece hospitalizado quince días. A 13 de Abril, con el político colombiano Sigifredo López, de entrada secuestrado y liberado ocho años después por las FARC, participa en la mesa-redonda «Experiencia de Un Secuestro».

54

A 23 de Mayo, en el municipio de Almada, se inaugura la Biblioteca Municipal José Saramago, integrada en el complejo arquitectónico del Centro Cívico del Feijó. Se publica la traducción holandesa del Viaje del Elefante. El 31 de Mayo participa, en Azinhaga, en la celebración del primer aniversario de la extensión local de la Fundación que lleva su nombre.


55


56


Por tal motivo, se inaugura una estatua de bronce suya, de un metro y ochenta de altura, obra del artista Armando Ferreira, que lo retrata sentado en un banco público con un libro en la mano abierto en una página que dice: «La aldea se llama Azinhaga.» La pieza con la cual la aldea natal del escritor lo homenajea está instalada en la plaza de la aldea Ancho, frente al edificio de la Fundación José Saramago. La escultura, impulsada por el presidente de la Junta de Clientela de Azinhaga, Vítor Guía, fue custeada por un grupo de lectores portugueses. El 15 de Junio, en la Casa del Alentejo, la Fundación José Saramago promueve una jornada de estudio y de homenaje al escritor portugués José Rodrigues Miguéis (1901-1980), titulada «Vamos a oír José Rodrigues Miguéis» e insertada en el ciclo inaugurado un año antes con Jorge de Sena. En el acto, coordinado por el Profesor de la Universidad de Brown (Boston) Onésimo Teotónio de Almeida, intervienen, además del propio Saramago, los Profesores David Brookshaw, Duarte Barcelos, José Albino Pereira y Teresa Martins Marques. El 18 y 19 de Junio realiza la ruta portuguesa recorrida por Salomão en El Viaje del Elefante. Acompañado por los colaboradores de la Fundación José Saramago y por algunos periodistas, va en autocar desde Belén (Lisboa) hasta a la frontera en Figueira de Castillo Rodrigo. El 25 de Junio es presentado en Lisboa El Caderno, libro en que se recogen las entradas del autor publicadas, desde Septiembre de 2008, en el blog de la Fundación que lleva su nombre. El acto, transmitido en directo por internet y realizado en una de las salas del Tiara Park Atlantic Hotel, en Lisboa, consistió en una conversación del autor con los jóvenes periodistas Isabel Coutinho y José Mário Silva, responsables por algunos de los más leídos blogs culturales en Portugal. A 28 de Junio Saramago visita las obras de la Fundación en la Casa de los Picos, acompañado por los arquitectos responsables por la remodelación, y se declara satisfecho con el trabajo realizado.

57


58


59


60


El Premio Nobel 1998 termin贸 de imprimirse en enero del 2000, en Encuadernaci贸n Ofgloma, S.A. Calle Rosa Blanca No. 12, Col. Santiago Acahuatepec, C.P. 009600, M茅xico, D.F.

61


62


63


64


65


66


José Saramago