Issuu on Google+


BRECHAS


La carrera de Enseñanza del Arte y Comunicación Visual; que aunque al igual que el resto de disciplinas pertenece a la unidad afín a su especialidad [en este caso la Escuela de Arte y Comunicación Visual (ACV)], esta carrera confluye bajo dos disciplinas: Educación y Arte. En este caso -educar para el arte-, conforme a esta relación la escuela especializada en materia de Educología es asignada con el propósito de suplir el componente pedagógico y didáctico a otras disciplinas (Matemáticas, Ciencias, Inglés, Arte, entre otras) para que se encarguen de enseñar para el sistema de educación pública del país, respetando y atendiendo a las particularidades didáctico – pedagógicas propias de la disciplina específica en cuestión. Aunque con este sistema se ha trabajado desde la creación de la carrera, ha implicado desde entonces una serie de aspectos en los que es difícil llegar a un consenso entre ambas unidades académicas, por ejemplo, en materia de contenidos, metodologías y evaluación, principalmente en aquellos cursos de los últimos niveles del plan de estudios (de tercer nivel en adelante) donde es necesario que se alcance un nivel de especificidad fundamentalmente alto, ya que ese es su fín, estos difieren por naturaleza de aquellos cursos de orientación pedagógica general que se reciben en años introductorios (Primer y segundo año). En este caso por lo tanto es necesario esclarecer entre cursos de orientación general y cursos que deben ser específicos para un tipo de saber que posee características singulares y que son propias de la disciplina, aparte de docentes capacitados para saber discernir entre ambos cursos y brindar dicha especificidad a los mismos. Esta situación no tiene pues razón de ser, dado que desde el inicio de un currículo compartido (como se le conoce formalmente) las escuelas involucradas deben trabajar en conjunto, todos los aspectos de un currículo para que este no se convierta en una mera yuxtaposición de conocimientos de varias áreas que nunca encuentran un espacio común de diálogo. La enseñanza es para un campo de saber y debe estar íntimamente unida a las necesidades, características y metas de ese campo.


Quizás el problema tiene inicio en una inclusión desigual o no integral de las disciplinas involucradas que se puede deber principalmente a un acarreo de un error histórico; sin embargo esto no debería afectar en gran parte, ya que la mejora de la formación y actualización del personal en el campo específico depende de aquellos (todos nosotros) que están comprometidos con la educación, en especial los mismos docentes a cargo de los cursos. Es necesario, por ejemplo, ser partícipes y manifestar las inconformidades que se perciben en cuanto la formación que estamos recibiendo, expresar cuales son nuestras expectativas, de lo que queremos aprender, ser críticos al evaluar la pertinencia de los contenidos con nuestra especialidad y por consiguiente la calidad de educación que estamos obteniendo, según Acaso (2009, p. 192) en estos casos es necesario redactar un manifiesto, lo que supondría la obligación de reflexionar sobre lo que estamos haciendo o están haciendo por ejemplo algunos docentes, y pararnos a pensar, disfrutar, cavilar, especular, recapacitar y repasar. No basta con saber una técnica de la disciplina (una especialidad en pintura, escultura, diseño, etc.) para ser un profesional capacitado para las exigencias en el ambiente educativo, para esto existe la especialidad de Enseñanza del Arte y Comunicación Visual, por eso se decidió que confluyen ambos campos (el arte y la docencia), esto exige al área especializada en el ambiente pedagógico, a conocer la literatura especializada en avances de la enseñanza artística, darse la oportunidad de referirse a los especialistas en artes visuales para obtener esa información y pedir referencias sobre los profesionales que seleccionan para formar a esos nuevos docentes (es necesario investigar autores y propuestas contemporáneas), sólo de esa forma se da la integralidad, la reciprocidad y la complementariedad entre ambas disciplinas; de la misma forma se debe hacer saber al área especializada en el ambiente artístico de los últimos avances en materia de docencia que considere pertinente la unidad especializada en Educología y el ¿por qué? de dicha pertinencia. Si se comparte la formación de esos estudiantes, se debe conocer a fondo lo que el otro hace y tener un sistema de comunicación formal que garantice este diálogo a nivel académico y disciplinar.


Gestión Curricular