Issuu on Google+

UNIVERSIDAD VIÑA DEL MAR ESCUELA DE EDUCACIÓN CARRERA DE PEDAGOGÍA EN EDUCACIÓN FÍSICA

“FACTOR GÉNERO EN LAS HABILIDADES MOTORAS EN ESCOLARES DE SEGUNDO AÑO BÁSICO DE ESCUELAS DE LA COMUNA DE VIÑA DEL MAR” Tesis para optar al título de Profesor de Educación Física con Mención en Entrenamiento Deportivo y al grado académico de Licenciado en Educación Autores María Paz Haltenhoff Robles Pamela Sussan Vilches Morán Marcos Antonio Guajardo Medrano Profesor Guía: Ramón Hugo Baronti Barella

Viña del Mar, Junio de 2011


DEDICATORIA

A Dios por ayudarme y hacer más liviano mi camino. A mis padres Graciela Morán y Juan Vilches, gracias por creer en mí, por su amor, su apoyo y comprensión brindada durante todo mi proceso académico. A mis abuelitos René y Nenita, porque sin duda siempre me entregaron un palabra de fuerza y aliento. A mis hermanos Juan Pablo y Robinson por estar siempre conmigo y compartir momentos de alegría. A Cristián, por su amor, su ayuda y su enorme compañía.

2


Pamela Sussan Vilches Mor谩n

A mis abuelos Hern谩n Robles e Isabel L贸pez, y a mi madre Isabel Robles L贸pez, que me han apoyado en todo este proceso y han sido pilares fundamentales en mi vida.

3


María Paz Haltenhoff Robles. Agradezco a mi familia Guajardo Medrano, la cual me apoyó incondicionalmente en mis decisiones. A mi hermosa familia, compuesta por mi hija preciosa Martina Fernanda Guajardo González, y mi mujer Paulina Andrea González Pizarro, que son mi fuerza para avanzar, completando mis metas trazas. Las amo hasta el infinito y más allá. Gracias Dios por darme tu bendición en todo que me has dado y he logrado.

4


Marcos Antonio Guajardo Medrano. AGRADECIMIENTOS

Queremos agradecer a quienes nos ayudaron infinitamente a la realización de la tesis: A nuestro profesor y jefe de carrera Ramón Baronti, por sus conocimientos y apoyo infinito brindado en este proceso. A la secretaria de la carrera Joyce Cortez, por su paciencia, cariño y comprensión. A las escuelas Lord Cochrane, Presidente Balmaceda, Republica del Ecuador y Teodoro Lowey, por abrirnos las puertas de sus establecimientos, para así poder realizar la investigación. A la Universidad Viña del Mar, por entregarnos las herramientas necesarias durante estos cinco años.

5


TABLA DE CONTENIDO

Cap. RESUMEN INTRODUCCIÓN PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA Justificación…………………………………………………………………………… Objetivo General……………………………………………………………………… Objetivo Especifico…………………………………………………………………… Hipótesis………………………………………………………………………………. Variable Variables Dependientes Variables Independientes

7 10 11 11

2

MARCO REFERENCIAL

14

3

MARCO CONCEPTUAL Habilidades Motoras…………………………………………………………………. Salto………………………………………………………………………………….... Salto Horizontal………………………………………………………………………. Equilibrio………………………………………………………………………………. Equilibrio Estático…………………………………………………………………….. Equilibrio Dinámico…………………………………………………………………… Coordinación óculo-manual…………………………………………………………. Desarrollo Motor……………………………………………………………………… Características Físicas de los niños y niñas de 6 a 7 años……………………… Características Físicas del niño entre los 8 y 9 años…………………………….. Estadística Descriptiva………………………………………………………………. Media, Mediana y Moda……………………………………………………………... Significancia Estadística……………………………………………………………..

17 17 19 20 20 22 22 22 25 26 27 28 29 29

MARCO METODOLÓGICO…………………………………………………………. Tipo de Investigación………………………………………………………………… Tipo de Diseño……………………………………………………………………….. Selección de la muestra……………………………………………………………... Universo………………………………………………………………………………. Muestra……………………………………………………………………………….. Recolección de datos………………………………………………………………… Instrumentos empleados…………………………………………………………….. Procedimientos………………………………………………………………………..

31 31 31 31 31 32 32 32 40

5

RESULTADOS……………………………………………………………………….

42

6

ANÁLISIS DE RESULTADOS………………………………………………………

51

7

CONCLUSIONES…………………………………………………………………….

63

GLOSARIO........................................................................................................

67

1

4

12 13

6


BIBLIOGRAFÍA……………………………………………………………………… RECURSOS ELECTRÓNICOS……………………………………………………. ANEXOS……………………………………………………………………………… RESUMEN

69 71 72

La investigación que a continuación se presenta se aboca a determinar la existencia o no de diferencias significativas entre niños y niñas en determinadas habilidades motoras. El estudio se realizó en cuatro escuelas de la comuna de Viña del Mar y fueron: Lord Cochrane, República del Ecuador, Presidente Balmaceda y Teodoro Lowey, en el período comprendido entre los meses de Agosto y Octubre del año 2010, lugar donde se aplicaron los respectivos test. El propósito de la investigación consiste en determinar si las diferencias de rendimiento físico entre niñas y niñas son significativas como la bibliografía lo indica. Las habilidades motoras seleccionadas para establecer las diferencias entre géneros son: salto horizontal, coordinación óculo-manual, equilibrio estático y equilibrio dinámico, además el estudio determina a través del análisis cuales son las similitudes y diferencias en las habilidades señaladas entre ambos sexos. La investigación se sustenta teniendo como referente a varios autores de la década de los ochenta, entre otros: Zaichkowsky (1980), la teoría de las habilidades motrices planteado por Gallahue (1982) y la tesis presentada por Monserrat Romero (2007). Frente a los cuales se confronta la realidad regional chilena. El tipo de estudio utilizado fue descriptivo comparativo, con un diseño no experimental, transaccional. La población estuvo conformada por 288 estudiantes que pertenecen a los establecimientos educacionales de la corporación municipal para el desarrollo social de Viña del Mar, de los cuales se extrajo una muestra del 21%, que da un tamaño muestral de 60 escolares, conformado por un grupo de 38 niñas y 22 niños, de edades entre 7 y 8 años. La técnica utilizada para el proceso de selección de la muestra fue de manera intencionada. Corresponde consignar que la batería de test denominada habilidades motoras para NB1, fue el instrumento empleado anteriormente por DIGEDER (actual Chiledeportes), y el CEPEIP (Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigación Pedagógica), test que obtuvo un índice de confiabilidad de 0,79%. Los resultados de aquella experiencia arroja leve ventaja de las niñas en la habilidad motora de equilibrio estático, y los niños demuestran mayor dominio en la habilidad óculo-manual. Sin embargo no existen diferencias significativas en las habilidades motoras de equilibrio dinámico y salto horizontal.

7


Palabras Claves: Habilidades Motoras, Batería de test, Escuelas Municipales. ABSTRACT

The investigation which writers search then presents devoted himself to determine the existente pf significant differences between boys and girls in certain motor skills. The study was conducted in four schools in the town of Viña del Mar and were: Lord Cochrane, Repúlica del Ecuador , Presidente Balmaceda and Teodoro Lowey, in the period between August and October 2010, site applied respective test. The purpose of this research was to determine whether differences physical performance between boys and girls are significant asthe literature suggests. The selected motor skills to establish gender differences are: horizontal jump, handeye coordination and static and dynamic balance, the study also determined by analyzing what are the similarities and differences in habilities between the sexes indicated. The investigation was based on several important writers of the era of the eighties among others: Zaichkowsky (1980), the theory of motors kills brought by Gallahue (1982) and the research submitted by Suzanne Romero (2007). Faced with the reality which confronts regional Chilean. The type of study were comparative descriptive and was used with a non-experimental, transactional. The sample consisted of 288 students belonging to educational institutions of the municipal corporation for the social development of Viña del Mar, which was extracted a sample of 21%, gining a sample size of 60 students, comprised of a group of 38 girls and 22 boys, aged between 7 and 8. The technique used for the selection of the sample was intentionally. Corresponds to state that the rest battery called the motor skills to NB1, was the instrument used previously

by

DIGEDER

(current

Chiledeportes)

and

CEPEIP

(Development

Centre

Experimentation and Pedagogical Ressearch), which won a test reliability index of 0.79%. The results of that experiencie yields slight advantage for girls in motor ability of static equilibrium and children show higher proficiency in hand-eye skills. However, no significant differences in motor skills and dynamic balance horizintal jump.

Key words: Skills Motorboats, Battery of test, Municipal Schools.

8


INTRODUCCIÓN

Las diferencias en las habilidades motoras básicas entre niñas y niños según la bibliografía de hace unos cuantos años, para ser más preciso entre veinte y treinta años atrás, es rotundamente categórica; donde se afirma que las diferencias respecto al rendimiento físico son notablemente significativas, unas en favor de las damas y otras de los varones, pudiendo pensarse que éstas podrían deberse a las características fisiológicas de cada sexo. Así lo indican los estudios realizados por connotados investigadores de la época, entre otros: Zaichkowsky en 1980 afirma que “Los niños son más hábiles en coordinación óculo manual y salto horizontal, a diferencia de las niñas que tienen mayor nivel de dominio sobre las habilidades de equilibrio estático y dinámico” (Ruiz, 2010), Por otra parte, los avances científicos, tecnológicos, alimenticios, entre otros, generan profundas

modificaciones

culturales

que

permean

profundamente

nuestra

sociedad,

haciéndolos cada vez más sedentarios, lo que los induce a la adquisición de nuevos hábitos y costumbres, aspecto éste que es avalado por abundantes estudios; según la encuesta CASEN (Encuesta de Caracterización Socioeconómico Nacional; 2000), el sedentarismo a nivel nacional, arrojó que un 89,1 porciento de la población mayor a 6 años es sedentaria, es decir no practica ninguna actividad física o deportiva; el 71,1 porciento o lo hace 2 o menos veces a la semana y sólo un 8,6 porciento lo hace 3 o más veces por semana; y un 2,3 porciento no sabe o no responde. En cuanto al estudio de sedentarismo realizado por la misma encuesta CASEN, pero esta vez

realizado a nivel regional, determinó que la quinta región presenta un índice de

sedentarismo de 84,6 porciento (CASEN, 2000). Por las razones expuestas, más, las observaciones hechas de la realidad en sus procesos de práctica pedagógica, el equipo de investigadores supone que es muy factible que los postulados derivados de la bibliografía en torno a las diferencias significativas que presentan niñas y niños en determinadas habilidades motoras básicas, no sean tal; generándose a partir de esta premisa el supuesto hipotético que guía el estudio, que dice “Que no existen diferencias significativas en el rendimiento que alcanzan niños y niñas de 7 años en las habilidades motoras de coordinación óculo manual, equilibrio dinámico, equilibrio estático y salto horizontal.

9


Así entonces se puede identificar claramente el problema y objetivo del estudio, el que señala como su pregunta: “si existe diferencias significativas entre niños y niñas de 7 a 8 años del nivel nb1 de las escuelas básicas Lord Cochrane, República del Ecuador, Presidente Balmaceda y Teodoro Lowey, en las habilidades motoras de coordinación óculo manual, equilibrio estático, equilibrio dinámico y salto horizontal”. Cabe consignar que el hecho de que los establecimientos sean municipales, obedece a que éstos no cuentan con grandes espacios ni implementos para que los estudiantes se desarrollen de manera óptima, razón por la cual, representan la vivencia y experiencia motriz de la mayoría de niños chilenos, en lo que se refiere a términos sociales y culturales. Para dilucidar el problema se establecen las pruebas que se extraen desde dentro de una batería que propone el CPEIP. Se define el protocolo metodológico y posteriormente el equipo de investigadores se encuentra en condiciones de efectuar la aplicación de los test.

10


I.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Antecedentes: Diversos autores entre otros Zaichkowsky (1980), Singer (1980) y Rodríguez (2005), en los estudios realizados sobre habilidades motoras de ambos géneros, han concluido que existen diferencias en algunas de las habilidades, predominando los varones sobre las mujeres y viceversa, razón por la cual resulta fundamental para los profesores del área determinar si esa realidad aún permanece al día de hoy, en particular en niños de la quinta región, considerando que dos de las investigaciones expuestas en términos referenciales fueron realizadas en la década de los 80. Delimitación del Problema En virtud de lo descrito previamente y a la luz de las observaciones efectuadas por el equipo de investigadores en sus prácticas pedagógicas, surgen diversas inquietudes, generándose la siguiente interrogante ¿existe diferencia significativa entre niños y niñas de 7 a 8 años en las habilidades motoras de salto horizontal, coordinación óculo manual, equilibrio estático y dinámico? 1.1 JUSTIFICACIÓN La realización del estudio arroja resultados que permite planificar a futuro las actividades curriculares de niños en esta etapa de formación en función del real nivel de desarrollo alcanzado por las niñas y niños. Se requiere analizar la realidad existente en los niños y niñas de las escuelas municipales de la comuna de Viña del Mar en relación al desarrollo de sus habilidades motoras básicas, para identificar el estado en que se encuentran, básicamente respecto a las posibles diferencias existentes entre género en los movimientos fundamentales de salto, coordinación óculo-manual y equilibrio estático y dinámico, para así establecer las diferencias y similitudes de acuerdo a los resultados obtenidos en los distintos test aplicados a la muestra, permitiendo desde una

11


perspectiva educativa los cambios producidos en determinado lapso. En este caso, desde la década de los ochenta al período actual. Se aplica la batería de test propuesta por el CEPEIP en escolares de este nivel, puesto que a los 7 años de edad es cuando el niño debe haber desarrollado en plenitud sus habilidades motoras básicas para pasar a las habilidades motoras específicas (Gallahue, 1982 en “Desarrollo Motor y Actividades física” Ruiz, 2000). Además, al cursar segundo año de educación básica niños y niñas ya han ejercitado las habilidades motoras básicas en los años anteriores de su escolaridad. 1.2 OBJETIVOS 1.2.1 Objetivo General: •

Determinar si exciten diferencias significativas en el rendimiento de habilidades motoras básicas entre niños y niñas en las habilidades motoras de coordinación óculo-manual, equilibrio estático, dinámico y salto horizontal de cuatro escuelas básicas de la comuna de Viña del Mar

1.2.2 Objetivos Específicos: •

Diagnosticar las habilidades motoras de salto horizontal, coordinación óculo-manual y equilibrio dinámico y estático.

Jerarquizar las habilidades motoras en cuanto al rendimiento alcanzado, desde la mayor hasta la menor.

Recolectar datos que permitan crear una matriz de antecedentes respecto a las cuatro pruebas investigadas.

1.3 PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN: •

¿Existen diferencias motrices significativas entre niñas y niños de segundo año básico?

De las habilidades motoras investigadas ¿En cuáles se produce mayor diferencia de rendimiento?

12


I.4 HIPÓTESIS:

La diferencia motriz entre niños y niñas de segundo año de educación básica de escuelas municipales no es significativa.

1.5 VARIABLES: 1.5.1 Variable dependiente Será el factor género, es decir sexo femenino y masculino, esta será la población evaluada en dicha investigación. 1.5.2 Variable independiente: Las Habilidades Motoras serán medidas a través test validados y estandarizados por DIGEDER (actual chiledeportes) y el CEPEIP (Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigación Pedagógica).

13


II.

MARCO REFERENCIAL

A través de un extenso rastreo bibliográfico, se presentan tres investigaciones que hacen referencia a las habilidades motoras y su relación con el género, la primera de ellas es un estudio realizado por Monserrat Romero en la Universidad de Mérida Colombia; ésta analiza las habilidades motoras locomotoras y manipulativas de niños y niñas de tercer año de la escuela básica Rivas Dávila, a través de la aplicación de test confeccionados por los autores Bruce A. Clenaghan y David L. Gallahue, en cambio, la habilidad de andar fue tomada mediante el test realizado por Ralph L. Wickstrom, permitiendo éste mismo, diagnosticar y establecer relación entre edad y género en las habilidades de andar , correr, saltar, lanzar, patear y atajar. Se puede decir que habilidad motora es la capacidad adquirida por el aprendizaje para alcanzar resultados fijados previamente, con un máximo de éxito, y a menudo, en un mínimo de tiempo, de energía o de ambas (Gutrhie, 2000). Cada habilidad motora descrita previamente, se analizó de acuerdo al estadio inicial, elemental y maduro, según lo expresado por el niño o niña en cada test evaluado. Los resultados confirman que en el estadio inicial las habilidades que más porcentaje obtienen respecto al desempeño de la misma, son el salto y la carrera, ya que la mayoría de los niños y niñas se encuentran en un estadio inicial; en cuanto a la habilidad de andar, el mayor porcentaje se encuentra en el estadio elemental; con respecto a las habilidades de atajar, lanzar y patear la mayor eficiencia se alcanza en el estadio maduro. La segunda investigación perteneciente a Rodríguez Sergio de la Universidad de los Andes, Venezuela, pretende analizar el desarrollo de las habilidades motoras básicas en niños y niñas de 5 años. La investigación se efectuó entre el período escolar 2005-2006. La muestra extraída de ésta población fue de 24 estudiantes, de ellos fueron 12 niños y 12 niñas, pertenecientes al establecimiento “Eloy Paredes”. Para dicho estudio se aplicó una batería de test propuestos por Mc Clenaghan y Gallahue (1985), éstos midieron las habilidades motoras de correr, saltar,

14


atajar, lanzar y patear, con respecto a la habilidad motora de andar, ésta fue evaluada mediante el test de Wickstrom (1993). Finalmente hay que señalar que en cada prueba se evaluaban tres intentos para determinar el desempeño psicomotor de niños y niñas. Los resultados de las habilidades motoras evaluadas determinaban si el niño o niña se encontraba en un estadio inicial, elemental o maduro; dicho esto, los resultados de la investigación fue la siguiente: -

los niños se encuentran de un estadio elemental hacia el maduro en habilidades manipulativas, patear y atajar,

-

Se encuentran en estadios iníciales a elementales en andar, correr, saltar y lanzar.

-

En cuanto a las niñas superan levemente a los niños en las habilidades de lanzar y andar.

-

Así mismo las niñas en las habilidades manipulativas se encuentran en los estadios inicial y elemental hacia maduro.

-

Se encuentran en el estadio elemental hacia maduro; en la carrera, salto y atajar.

El tercer estudio pretende evaluar la ejecución motora en niños brasileños en edad escolar, la realización de este test se efectuó mediante una aplicación de una batería de test motores de Lincoln-Oseretsky, la población total estuvo conformada por 1.232 estudiantes de edades entre 5 y 16 años provenientes de establecimientos municipales de Aracajú (Brasil). La batería de los test se encuentran divididos en subtest, estos son: coordinación estática, coordinación dinámica de las manos, coordinación dinámica general, rapidez de movimientos, movimientos simultáneos, ausencia de sincinesias. El procedimiento se realizó mediante el control de 8 evaluadores, quienes fueron formados previamente a través de charlas, seminarios y ensayos en colegios con niños de edades similares a los que se realizaría dicho estudio. En cuanto al análisis de los datos, se calculó la desviación estándar y la media para su interpretación. Los resultados obtenidos en dicho estudio fueron los siguientes: •

El análisis de los sub test de coordinación estática, indica la existencia de incrementos progresivos para ambos sexos en función de la edad, aunque no existen diferencias

15


significativas 6-7, 9-11, 12-13, 14-15 años en las niñas y 11-13, 14-15 años en los niños. Entre los 11-13 años se observan diferencias significativas a favor de los niños. •

En el sub test de coordinación dinámica de las manos, se obtienen resultados similares con incrementos para ambos géneros; significativos a partir de los 11 años en las niñas y los 12 años en los niños. Entre los 11 y los 12 años existían diferencias significativas a favor de las niñas.

En cuanto al sub test de coordinación dinámica general, también se detectaron incrementos progresivos con la edad, a excepción de 5-6 años y 13-15 años de edad en las niñas y 6-7, 9-11y 12-15 años en los niños. Los valores eran significativamente más alto en las niñas, excepto en los 9 años.

Por último, el sub test de ausencia de sincinesias no mostraba diferencias entre los 6-9, 1011, y 12-15 años en los niños. Se dieron diferencias significativas entre ambos sexos a los 9, 12 y 13 años. En consecuencia los datos obtenidos ponen de manifiesto una tendencia a la mejora en los

diferentes sub test entre los 5 y los 16 años, tanto para el género masculino como para el femenino. La mejora creciente que presentan los alumnos en la ejecución con el avance de la edad cronológica se presenta tanto para el género masculino como femenino. En cuanto a la coordinación dinámica general el sexo femenino posee un buen dominio desde edades tempranas.

16


III.

MARCO CONCEPTUAL

Para efecto del estudio el marco conceptual se divide en dos fases, que son: - Conceptos y definiciones de las habilidades motoras y desarrollo motor. - Definición de la estadística utilizada en la investigación y fórmula de diferencia significativa.

3. Habilidades Motoras A pesar de que el desarrollo motor es un área de la educación física muy investigada, aún no se puede llevar a cabo como un área independiente, puesto que se asocia con otras áreas del ser humano como son: la afectiva, la social y la cognitiva. Por lo tanto, la adquisición de las habilidades motoras va a depender de factores tanto internos (genética, maduración del sistema nervioso), como externos (ambiente social). Existen diversas corrientes que identifican a ciertos autores, como es el caso de Le Boulch, Cratty y Gallahue, que son considerados clásicos de la investigación en el desarrollo motor infantil y humano desde la perspectiva americana, como también se mencionan autores de corriente Europea, como es el caso de Parlebas y Batalla. La literatura especializada presenta diferentes conceptos de habilidad motriz según autores y contextos, es así como a continuación se presentan algunas definiciones de habilidades motoras: “Son aquellas familias de habilidades amplias, generales, comunes a muchos individuos (por tato, no propias de una determinada cultura), y que sirven de fundamento para el aprendizaje posterior de nuevas habilidades más complejas, especializadas y propias de un entorno cultural concreto”. (Batalla, 2000) “Todas aquellas conductas de aprendizajes adquiridos por una persona, estas se caracterizan por ser inespecíficas y por que no responden a los modelos concretos y conocidos

17


de movimientos o gestos formas que caracterizan las actividades regladas y estandarizadas”. (Díaz, 1999). “La habilidad motriz es la capacidad adquirida por el aprendizaje para alcanzar resultados fijados previamente, con un máximo de éxito y a menudo en un mínimo de tiempo, de energía o de los dos. Por lo tanto, la habilidad motriz es la capacidad aprendida para realizar el objetivo de una tarea determinada que se debe ejecutar, es decir la consecución de un objetivo motor concreto.” (Gruthie, 1957. En Desarrollo Motor y Actividad Física. Ruiz, 2000). ”Las habilidades motrices son definidas como consecuencia de movimientos altamente específicos y entrenados, en una esfera limitada y realizados con alto grado de precisión. Este es el aspecto que la diferencia del concepto de patrón motor, cuyo grado de precisión no es elevado. Por otro lado, las conductas se van integrando en forma jerarquizada en el curso del desarrollo; los términos fundamentales o básicos hacen referencia a su carácter necesario para el desarrollo motor normal”. (Parlebas, 1979. En Desarrollo Motor y Actividad Física. Ruiz, 2000) Se puede establecer entonces que las habilidades motrices constituyen un lenguaje que es básico de nuestra motricidad. Son las piezas fundamentales donde los alumnos podrán construir respuestas motoras más complejas y adaptadas. Cabe destacar que dentro del análisis de la motricidad, diversos autores coinciden en que las habilidades motrices se encuentran divididas en: 1.

Habilidades motrices básicas cuya características primordial es la locomoción.

2. Habilidades motrices cuya característica principal es el manejo y dominio del cuerpo en el espacio, sin una locomoción comprobable (no locomotoras). 3. Habilidades motrices que se singularizan por la proyección, manipulación y recepción de móviles y objetos. (Harrow, 1978 y Sefeldt, 1979. En Desarrollo Motor y Actividad Física. Ruiz, 2010)

18


Dentro de las Habilidades Motoras que se consideró para el desarrollo de la tesis están: 3.1 Salto El salto requiere complicadas modificaciones de la marcha y carrera, entrando en acción factores como la fuerza, el equilibrio y la coordinación. Tanto la dirección como el tipo de salto son importantes dentro del desarrollo esta habilidad física. La dificultad de este esquema está en función de aspectos tales como, la edad de los niños, el grado de desarrollo de los aspectos perceptivos y coordinativos, la organización de su esquema corporal, y evidentemente, el grado de complejidad del salto en cuestión. Éste puede ser hacia arriba, hacia abajo, hacia delante, hacia detrás o lateral, con un pie y caer sobre el otro, salto con los uno o dos pies y caída sobre uno o dos pies, salto a la pata coja (Díaz, 1999). El profesor debe tener siempre presente estos factores y adecuar en cada situación una acción didáctica apropiada, la cual sea capaz de integrar medios y fines en cada actividad concreta. La acción de combinar la carrera con el salto resulta generalmente difícil entre los seis y siete años, mientras que después de los ocho años esta capacidad mejora notablemente, permitiendo el trabajo y desarrollo de un repertorio de saltos cada vez más amplio (Díaz, 1999). Hillebrandt y col, observaron que los niños presentaban patrones para salto mucho antes de tener fuerza necesaria como para impulsar su cuerpo al vuelo. Las experiencias iniciales de un niño con el salto consisten generalmente en un paso exagerado para descender de poca altura, este patrón requiere escasa fuerza en las piernas, porque el movimiento de descenso es a favor de la gravedad y no en contra de ella. El niño compensa su equilibrio permaneciendo en contacto con la superficie de salto; el movimiento imitando pasos permita al pie adelantado tocar tierra antes de que el niño o niña haya adelantado el pie de apoyo (Mc.Clenaghan y Gallague, 1985). El desarrollo del salto necesita de complicadas modificaciones de la marcha y la carrera. El desarrollo del salto necesita la propulsión del cuerpo en el aire y la recepción del suelo de todo el cuerpo sobre los pies; de nuevo entran en acción los factores fuerza, equilibrio y coordinación, como responsable de una ejecución adecuada. Por lo tanto, mientras el niño no

19


posea estas cualidades necesarias para elevarse no se observarán claramente los resultados del salto. Se pueden distinguir dos tipos de saltos el horizontal y vertical” (Ruiz, 2000). Para efectos del estudio se trabajó con el siguiente: 3.1.2 Salto Horizontal: Como característica inicial se observa que todas se inician de una flexión previa del cuerpo para, tras un movimiento vigoroso de los brazos y una rápida extensión de rodillas, pasar a la fase de vuelo y aterrizar en el suelo amortiguando la caída. El salto efectivo debe ser de unos 45º aproximadamente. (Williams, 1983. Parlebas, 1979. En Desarrollo Motor y Actividad Física. Ruiz, 2000). Se define el salto horizontal en dos fases: 3.1.2.1 Fase Preparatoria Cuerpo agrupado. Flexión de grandes articulaciones. Peso en la parte delantera de los pies. Pies hacia adelante y separado. Brazos en la parte posterior del cuerpo. 3.1.2.2 Fase de acción Acción intensa de brazos adelante y arriba. Extensión completa del cuerpo. Angulo de despegue de 45 º. Pies separados al aterrizar. Flexión de las grandes articulaciones al aterrizar. Los brazos continúan su movimiento hacia delante. (Williams, 1983. Parlebas, 1979. En Desarrollo Motor y Actividad Física. Ruiz, 2000). 3.3 Equilibrio Entendemos por equilibrio la capacidad de mantener una o más posturas, o de recuperarlas una vez pérdidas, en contra de cuantas fuerzas exógenas puedan incidir sobre nuestro cuerpo,

20


así pues, el equilibrio está íntimamente relacionado con el control tónico postural (Contreras, 1998). El equilibrio, capacidad perceptiva - motriz, se incluye en los programas de Educación Física desde edades tempranas; esto se debe a que dicha capacidad desempeña un papel fundamental en la actividad motriz de los niños. A medida que el equilibrio se desarrolla, los movimientos se tornan más coordinados, precisos y variados, adquiriéndose mayor control postural, se incrementa la seguridad gravitatoria durante la locomoción y se potencian los procesos de aprendizajes motores (Rodríguez, 2007). En el preescolar el equilibrio y, correlativamente la estabilidad, es un factor de la motricidad infantil que evoluciona con la edad y que está estrechamente ligado a la maduración del sistema nervioso central. El niño manifiesta una equilibrio adecuado, tanto estático como dinámico, cuando es capaz de integrar la información que proviene del oído interno, de su sistema visual y de su sistema propioceptivo a nivel de la planta de los pies. Hacia el segundo año de vida, manifiesta progresivamente la posibilidad de mantenerse sobre un apoyo durante muy breve tiempo, lo que le permite poder golpear con el pie un balón y realizar desplazamientos múltiples. Hacia el tercer año de vida puede mantener el equilibrio en posición estática sobre un pie de 3 a 4 segundos y marchar sobre líneas marcadas en el suelo en equilibrio dinámico; la forma empleada en este desplazamiento es la de adelantar siempre el mismo pie. Hacia el cuarto año es capaz de marchar sobre líneas curvas marcadas en el suelo, pero a los 5 años no es capaz todavía de mantener el equilibrio estático con los ojos cerrados. En el cuarto año, alterna los pasos al desplazarse sobre una barra de equilibrio de 3 metros de largo por 6 cm. de ancho y 10 cm de alto. A partir del quinto año el niño va mostrando los ajustes necesarios tanto equilibratorios como vasomotores que le permiten la realización de tareas estáticas y dinámicas de tipo equilibratorio, lo que se traduce en la posibilidad de realizar el espectro complejo de habilidades motrices infantiles se ha analizado anteriormente. No obstante hasta el séptimo año no consigue mantener el equilibrio con los ojos cerrados. En este sentido factores tales como la base, la altura del centro de gravedad, el número de apoyos, la elevación sobre el suelo, la estabilidad de la propia base, el dinamismo del ejercicio, son factores que pueden variar la dificultad de las tareas de equilibrio, tanto se realizan con los ojos abiertos o cerrados (Bayley, 1937).

21


Esta habilidad motriz está clasificada dentro de las no locomotoras y se distinguen dos formas básicas de equilibrio: 3.3.1 Equilibrio Estático: es el referido al atenimiento de la postura mediante correcciones que anulen las variaciones de carácter exógeno o endógeno. 3.3.2 Equilibrio Dinámico: este supone una acción equilibradora que hace volver al cuerpo sobre la base de sustentación cuando su centro de gravedad se ha apartado de ella. (Onofre, 1998).

3.4 Coordinación óculo manual Se denomina coordinación óculo-manual a aquellas acciones en que intervienen en forma coordinada los movimientos de la mano y a veces, del pie y la vista; prolongan la prensión y son fundamentales para el desarrollo humano. Un ejemplo constituye el de hacer rebotar consecutivamente una bola contra el suelo (Pacheco, 1997). La situación requiere la coordinación apendicular de los miembros superiores (normalmente la de mano dominante) con las capacidades perceptivo-visuales de evaluación de la distancia y de precisión de lanzamiento. Implica consecuentemente una praxia global y un planeamiento motor, esto es, la evaluación de la distancia, de la altura y características del blanco, la concienciación kinestésica del lanzamiento, el peso del balón, la selección de engramas, la capacidad de reprogramación de secuencias motoras de cara al análisis de los efectos, etc. (Da Fonceca, 1998). Esta habilidad motriz se encuentra presente en muchas actividades de la vida cotidiana del ser humano, como escribir, teclear en el computador, lanzar un objeto etc. Coger, botar, golpear, son esquemas motores que aparecen y se desarrollan paralelamente con los procesos coordinativos generales. Estos esquemas tienen estrecha relación con las capacidades perceptivas del individuo y con la capacidad de coordinación de la vista con los segmentos corporales (coordinación ojo-mano y ojo-pie). (Díaz, 1999).

22


Hacia los seis a siete años de edad aparece de forma innata este esquema motor como consecuencia de desarrollo de otras capacidades coordinativas, pero no es hasta los ocho años cuando empieza a cobrar cierta importancia en la actividad de los niños y niñas (Díaz, 1999). Una vez que el niño es capaz de coger, botar, lanzar y golpear de forma asimétrica y con los diferentes segmentos corporales, se pueden introducir actividades lúdicas que impliquen la realización de estos esquemas en condiciones temporales y espaciales diferentes (Díaz, 1999). La actividad manual guiada visualmente, hace intervenir simultáneamente el conjunto de los músculos que aseguran el mantenimiento del hombro y los del brazo, del antebrazo y de la mano, particularmente responsables del agarre manual o del acto motor, así como de los músculos óculo-motores que regulan la fijación de la mirada, las sacudidas oculares y los movimientos de persecución, además se hace necesario continuar sucesivamente la visión periférica, después se realizan las sacudidas oculares que restablecen el ojo en visión central que los movimientos de persecución tienden a mantener cuando el blanco se desplaza. Este “agarre ocular” implica el montaje de un programa motor de transporte de la mano y de su disposición para agarrar el objeto, que después de la manipulación puede ser rechazado. El éxito de esta actividad en cada una de sus etapas varía en el niño, en función del aprendizaje y según la evolución de su desarrollo motor (Hernandez, 2004). La coordinación dinámica general (CDG) hace referencia al ajuste de movimientos que afectan a la totalidad del cuerpo, como muchas formas de desplazamientos, saltos y giros. En función de las exigencias de la acción, también podríamos hablar de coordinación viso-motriz, para aquellas ejecuciones en las que la información del entorno es fundamental para la eficacia de la acción (por ejemplo, saltar la cuerda, o saltos en la goma elástica, etc.). La coordinación dinámica segmentaria hace referencia a movimientos que implican el ajuste entre una modalidad sensorial y un segmento corporal. Así, hablamos de coordinación óculo manual (COM) y de coordinación óculo pédica (COP) cuando la ejecución exige el ajuste entre la información visual y la motricidad de la mano o del pie respectivamente (Hernandez, 2004). Si bien esta es la clasificación más frecuentemente citada en la bibliografía especializada, podemos encontrar otras en las que las capacidades coordinativas son agrupadas en otras categorías, por ejemplo, en torno a los deportes en los que inciden, o en función de la diversidad de movimientos en los que se manifiestan. (Hernandez, 2004)

23


Diferencia entre sexo en las habilidades motoras TAREA

EDAD

SUPERIORIDAD

AUTOR

Agilidad

5-9

Chicas

Keogh (1965)

Equilibrio

7-9

Chicas

Keogh (1965)

Dinámico

5

Chicas

Govatos (1966)

Estático

6-7

Chicas

Cratty/Martín (1969)

Chicos

Cratty/Martín (1969)

Habilidades de balón: Batear

6-12

Chicos

Cratty (1970)

Recepcionar

6-12

Ninguno

Williams (1967)

Patear

8-10

Chicos

Carpenter (1940)

9-11

Chicos

Latchaw (1954)

Rodar

7-9

Chicos

Witte (1962)

Lanzar

6-11

Chicos

Keogh (1962)

Precisión

6-11

Chicos

Keogh (1965)

Distancia

5-7

Chicos

Jenkins (1930)

6-10

Chicos

Cron/Pronko (1957)

Manuales finos

6-11

Chicas

Connolly (1968)

Saltos con un

6-9

Chicas

Keogh (1965)

8-11

Chicos

Johnson (1962)

5-17

Chicos

Keogh (1965)

6-11

Chicos

Keogh (1973)

7-17

Chicos

Espenschade (1960)

6-8

Chicos

Dinucci (1976)

6-11

Chicos

Keogh (1965)

5-7

Chicos

Jenkins (1930)

9-11

Chicos

Latchaw (1954)

Movimientos

apoyo: Saltos Vertical Horizontal Velocidad de carrera

Tabla Nº1. Fuente: Estudios seleccionado examinando las diferencias entre sexos (Zaichkowsky 1980, En Desarrollo Motor y Actividades física. Ruiz, 2000). 3.5 Desarrollo Motor

24


Conocer el desarrollo motor aporta interesantes conocimientos para la evolución de la conducta motriz, otorgando además un esquema referencial que da pie para evaluar el nivel de desarrollo motor en los diferentes estadios o edades evolutivas, además permite establecer la progresión del aprendizaje. El desarrollo hace referencia a la formación del individuo desde su concepción hasta la madurez. Esta maduración se producirá a lo largo de una serie de períodos evolutivos que van a determinar el desarrollo humano. El crecimiento es un proceso dinámico que tiene lugar desde la fecundación, el primero durante los dos o tres primeros años de la vida y el segundo durante la adolescencia. Hay varias teorías que han intentado explicar los procesos de desarrollo motor (Cratty, 1982, Le Boulch 1978, etc.), destacando la de Gallahue (1982) como una de las más interesantes. (Ruiz, 2000).

Ilustración Nº1. Desarrollo de las habilidades motrices Gallahue (1982)

Arteaga (2004) señala que por otra parte, también se podría hablar de patrón motor evolutivo, que se define como todo patrón de movimiento utilizado en la ejecución de una habilidad básica que cumple los requisitos mínimos de dicha habilidad, pero que, en cambio, no

25


llega a ser un patrón maduro. Por tanto, los patrones evolutivos son relativamente inmaduros y no alcanzan la forma perfecta. Los cambios en la eficacia de los movimientos y la sincronización de patrones evolutivos sucesivos simbolizan el progreso hacia la adquisición de patrones maduros. Así pues, cada vez es más evidente que el desarrollo de las habilidades motoras es un proceso largo y complicado. El ritmo de progreso en el desarrollo motor viene dado por la influencia conjunta de los procesos de maduración, de aprendizaje y las influencias externas.

3.6 Características físicas y motoras del niño 3.6.1 Entre seis y siete años Este amplio período de edad comienza con la entrada de niños y niñas a la escuela. Es un momento de cambios por su contacto con otros niños de manera más continuada y estable, por su independencia de la familia, por el progresivo contacto con el mundo de los adultos y de sus valores, conceptos y enseñanzas. En este sentido el período que abarca la escolaridad es de gran importancia para el desarrollo motor y la adquisición de habilidades motrices nuevas. (Ruiz, 2000). En este período resalta la gran riqueza de conductas motrices que el niño despliega, la mejora que el control motor manifiesta, aumentando progresivamente su precisión en los movimientos con gran control visual. En una época donde las técnicas corporales tienen su aparición, el factor práctica es muy importante, cuando de mejorar y refinar la motricidad se trata (Ruiz, 2000). Según Piaget los niños en edad preescolar tienen habilidades motrices fuertes y muy parejas. Sin embargo, puede haber grandes diferencias entre los niños en relación con la coordinación (en especial la coordinación ojo-mano), resistencia, equilibrio y resistencia física (Ruiz, 2000).

En esta etapa aumentan el peso, estatura, la fuerza, la fluidez y el uso de segmentos corporales; pero disminuye la flexibilidad. En esta etapa también los niños ya atrapan pelotas con precisión, compiten entre si, muestran interés e intentan realizar deportes y acrobacias temerarias (Ruiz, 2000).

26


Las destrezas de motricidad fina también varían de forma significativa e influyen en la capacidad del niño para escribir, como por ejemplo, en forma pulcra, vestirse de forma adecuada y realizar ciertas tareas (Ruiz, 2000). 2.6.2 Entre ocho y nueve años En esta etapa los niños dominan todas las acciones motrices, esto los induce a querer realizar cualquier actividad donde intervienen las habilidades motrices básicas, Clenaghan y Gallague (1985), refieren que en estas edades los niños y niñas se encuentran en las fases del movimiento relacionadas con el deporte, lo que permite que logren desarrollar habilidades de mayor grado de dificultad Arteaga (2002), el desarrollo motor “son cambios producidos con el tiempo en la conducta motora que reflejan la interacción del organismo humano con el medio”. “El movimiento es la primera forma y la más básica de comunicación humana en el medio”. El desarrollo motor tiene una gran influencia en el desarrollo general del niño. Se podría decir que en este punto, el proceso de adquisición o formación de las habilidades motrices básicas tocaría su fin, pues como se ha dicho, las habilidades motrices básicas ponen las bases a los movimientos más complejos y complementados (Schillin, 1999). Wickstrom (1993), menciona que el niño va controlando gradualmente sus movimientos y desarrolla la capacidad de realizar actos motores sencillos, el campo de acción de sus movimientos aumenta rápidamente a medida que va superando sus etapas. El movimiento es algo intrínseco a la vida desde que ésta aparece.

3.7 Estadística Descriptiva Tal como lo indica el significado de la palabra, al registrar una cantidad determinada de datos u observaciones, es necesario ordenarlos y presentarlos de manera muy clara, haciendo

27


de la información una herramienta que maneja los datos a cabalidad con la realidad de donde son extraídos. La estadística descriptiva desarrolla un conjunto de técnicas cuya finalidad es presentar y reducir los diferentes datos observados. La presentación de los datos se realiza mediante su ordenación en tablas, proceso denominado de tabulación, y su posterior presentación gráfica. La reducción estadística consiste en utilizar solo un número reducido de los datos posibles para facilitar las operaciones estadísticas. Esta reducción conlleva un error que debe estar controlado, puede realizarse previamente durante el proceso de tabulación o, con mayor eficacia, utilizando las llamadas medidas estadísticas. La utilización de estas medidas estadísticas permitirá comparar diferentes series de datos obtenidos en distintas observaciones. (Fernández, 2002, pág. 17). La estadística descriptiva también desarrolla técnicas que estudian la dependencia que puede existir entre dos o más características observadas en una serie de individuos. Son las denominadas técnicas de regresión y correlación (Fernández, 2002). Es con el nacimiento de las naciones cuando la estadística va adquiriendo un rigor científico en las técnicas de recogida y presentación de datos que van a facilitar el análisis de las conclusiones, y por tanto, la toma de decisiones. En el año 1540, Sebastian Munster, realizó una recopilación estadística de los recursos nacionales alemanes, en la que se incluía la organización política de la nación alemana, así como sus instituciones sociales, su comercio y su potencia militar. Durante el siglo XVII y principio del XVIII se desarrolla la teoría de las Probabilidades, teoría que proporciona a la estadística métodos de investigación que la permiten alcanzar la categoría de ciencia. El primer tratado sobre esta teoría fue escrito por Bernouilli (Fernández, 2002).

3.7.1 Media: Es la medida de posición central más utilizada, la más conocida y la más sencilla de calcular, debido principalmente a que sus ecuaciones se prestan para el manejo algebraico, lo cual la hace de gran utilidad (Murray, 1977). 3.7.2 Mediana: Con esta medida podemos identificar el valor que se encuentra en el centro de los datos, es decir, nos permite conocer el valor que se encuentra exactamente en la mitad del

28


conjunto de datos después que las observaciones se han ubicado en serie ordenada. Esta medida nos indica que la mitad de los datos se encuentran por debajo de este valor y la otra mitad por encima del mismo(Murray, 1977). 3.7.3 Moda: La medida modal nos indica el valor que más veces se repite dentro de los datos; es decir, si tenemos la serie ordenada (2, 2, 5 y 7), el valor que más veces se repite es el número 2 la que sería la moda de los datos. Es posible que en algunas ocasiones se presente dos valores con la mayor frecuencia, lo cual se denomina Bimodal, o en otros casos, más de dos valores, lo que se conoce como multimodal (Murray, 1977). 3.7.4 Significancia Estadística: El científico Sir Ronald Aylmer Fisher, es considerado unos de los padres de la ciencia estadística moderna . Es el gestor de la fórmula que para efecto de esta investigación denominamos “diferencia significativa”. Esta fórmula tiene como objetivo, evidenciar de manera científica si la comparación entre dos resultados, tiene diferencias relevantes al momento de analizar las evaluaciones de cada test aplicado . Descripción de la Fórmula: Para efecto de esta investigación ligada a evidenciar si los resultados tienen o no diferencias trascendentes, es necesario entender matemáticamente el planteamiento que se aplica, el cual, se denomina “diferencia significativa”, con el objeto de dar conclusiones objetivas y respaldadas por un planteamiento científico con respecto a los resultados comparativos en cada habilidad motora testeada. “El nivel de significación, en primer lugar, se mira la magnitud de la diferencia que hay entre los grupos a comparar (A y B). Si esta magnitud o valor absoluto es mayor que un error estándar definido, multiplicado por una seguridad definida, concluimos que la diferencia es significativa entre A y B. Por tanto, aceptamos la hipótesis alternativa y rechazamos la hipótesis nula” (Fisher, 1935).

E.E

= Error estándar =

Z

= Seguridad Definida = 1.96, es la confiabilidad de la tabla.

P

= Es el término de la variante que en este caso es niñas y niños

29


|p1-p2| = Sea p1 menor que p2, el numero siempre será absoluto (positivo) 1,96 significa que el test se aplica con un 95% de confiabilidad y por ende con un 0,05% de error. Para dicha fórmula se debe tener en cuenta que n1 (número de niñas) = 38 y n2 (número de niños) = 22 Si |p1-p2| es mayor que 1,96 * Error Estándar, concluimos que la diferencia es significativa

p= |p1-p

(Murray R. Spiegel, 1977).

IV. MARCO METODOLÒGICO 4.1 Tipo de Investigación: Estudio descriptivo cuantitativo, sobre las diferencias de rendimiento entre niñas y niños en cuatro habilidades motoras básicas.

30


Es descriptivo porque presenta los resultados alcanzados por la muestra sin ningún tipo de intervención externa, vale decir, como es y se manifiesta. Procura especificar las propiedades de niños y niñas de siete años respecto a sus habilidades básicas motoras. Para efecto del estudio se han seleccionado cuatro variables que son medidas cada una de ellas de manera independiente. 4.2 Tipo de Diseño: Diseño no experimental, transeccional descriptivo. Los diseños de investigación transeccional o transversal recolectan datos en un solo momento, en un tiempo único. Su propósito es describir variables y analizar su incidencia e interrelación en un momento dado. Es como tomar una fotografía de algo que sucede o una realidad en un momento determinado 4.3 Selección de la muestra: 4.3.1 Universo Alumnos de segundo año de enseñanza básica de las escuelas de la corporación municipal para el desarrollo social de la comuna de Viña del Mar. 4.3.2 Población Conformada por 288 estudiantes de segundo año de enseñanza básica de las escuelas República del Ecuador, Teodoro Lowey, Lord Cochrane y Presidente Balmaceda. 4.3.3 Muestra Muestra de tipo no probabilística, intencionada, constituida por 60 estudiantes, divididos en dos grupos, 22 niños y 38 niñas. 4.4 Recolección de datos

31


4.4.1 Instrumentos Empleados: Las pruebas utilizadas en este estudio se seleccionan de la batería propuesta por el centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigación Pedagógicas (CPEIP) y la Dirección General de Deportes y Recreación (actual Chiledeportes) en el año 1998, elaborada por un conjunto de profesionales de diversas universidades del país y profesionales de las instituciones señaladas, para fines de perfeccionarla y definir empíricamente su factibilidad de uso. Para efecto de esta investigación se utilizó la batería propuesta para NB1, la cual cuenta con test que miden coordinación óculo manual, equilibrio dinámico, equilibrio estático, y salto horizontal; cada test se evalúa con distinto puntaje, mediante una lista de cotejo. Cabe destacar que el conjunto de pruebas motrices NB1 presentaron un índice de confiabilidad de 0,79 (0,77 hombres y 0,79 mujeres) y que el conjunto de prueba motrices de NB2, que se refiere a combinación de movimientos, presentó un índice de confiabilidad de 0,83 (0,82 hombres y 0,85 mujeres). Y el conjunto de pruebas motrices que se refiere a combinación de movimientos y del sentido rítmico, presentó un índice de confiabilidad de 0,77 tanto en hombres como mujeres. Para efectos de nuestro estudio, se seleccionan cuatro pruebas motrices NB1. 4.4.1.1 Instrumento Evaluativo para nivel básico 1 El procedimiento evaluativo está destinado a medir el desarrollo de habilidades motoras básicas, específicamente la ejecución de acciones de locomoción, manipulación y equilibrio (estático y dinámico).

Habilidad Motora básica de equilibrio dinámico: La prueba está destinada a medir el equilibrio dinámico, demanda para su aplicación un tramo en un trazo de 2 metros de largo por 10 centímetros de ancho, y una silla escolar NB1 ubicada al término de dicho trazo, el sujeto debe caminar sin salirse de éste, y sin detenerse subir a la silla sin apoyar las manos, desde allí debe saltar y caer a pies juntos amortiguando la caída y manteniendo el equilibrio durante 5 segundos.

32


El evaluador debe observar que el alumno: a) Camine sobre el trazo sin salirse de éste. b) Suba a la silla sin detenerse. c) Suba a la silla sin apoyar las manos. d) Si al saltar cae con los dos pies al mismo tiempo. e) Salte al frente cayendo con los pies levemente separados. f)

Al caer del salto amortigüe la caída.

g) Mantenga el equilibrio durante 5 segundos después de la caída. Protocolo para la aplicación del test Test Nº1 Equilibrio dinámico Para efecto de la aplicación, el evaluador informa al alumno lo siguiente: En un trazo de 2 m de largo por 10 cm de ancho, con una silla escolar de NB1 (1º y 2º grado) ubicada al término de dicho trazo, el profesor solicita al niño lo siguiente: “Camina sobre el trazo sin salirte de éste, sin detenerte, sube a la silla sin apoyar las manos, y desde allí, salta y cae a pies juntos amortiguando tu caída, a la vez mantiene el equilibrio durante 5 s”. De dos intentos se valora el segundo de ellos.

ÍTEMES 1.1 Camina sobre el trazo sin salirse de éste. Ver dibujo adjunto. 1.2 Sube a la silla sin detenerse. 1.3 Sube a la silla sin apoyar las manos. 1.4 Al saltar al frente cae con los dos pies al mismo tiempo. 1.5 Al saltar al frente cae con los pies levemente separados. 1.6 Al caer del salto amortigua la caída. 1.7 Mantiene el equilibrio durante 5 s después de la caída.

SI

NO

33


Ilustración Nº2.

Fuente: CPEIP y DIGEDER 1998

Las respuestas de los alumnos a los ítems, se clasifican en las categorías de: •

SI lo realiza (1 pto)

NO lo realiza (0 pto)

Habilidad motora de equilibrio estático: Se le solicita que en una superficie lisa y plana levante uno de los pies y lo deje elevado durante 5 segundos. Se observa si el alumno: a) Mantiene el equilibrio de un pie durante 5 segundos. b) El pie de apoyo se mantiene sin desplazamiento. c) Mantiene el equilibrio en ausencia de movimientos parasitarios.

34


Test Nº 2 Equilibrio estático. En una superficie lisa y plana el profesor, ubicado frente al niño, le solicita lo siguiente: “Cuando yo te indique levanta uno de tus pies y déjalo levantado hasta que yo te diga “ya”. De dos intentos se considera el segundo de ellos. ÍTEMES

SI

NO

2.1 Mantiene el equilibrio sobre un pie durante 5 s. Ver dibujo adjunto. 2.2 El pie de apoyo se mantiene sin desplazamiento. 2.3 Mantiene el equilibrio en ausencia de movimientos parasitarios (sincinesias o movimientos involuntarios de alguna parte del cuerpo)

Ilustración Nº3.

Fuente: CPEIP y DIGEDER 1998

Las respuestas de los alumnos a los ítemes se clasifican en las categorías de: •

SI lo realiza (1 pto)

NO lo realiza (0 pto)

35


Habilidad motora de coordinación óculo-manual: La habilidad motora de desplazarse 5 metros dando botes a un balón de basquetbol Nº3 con una mano en superficie lisa, plana y libre de obstáculos. Se observa si el alumno: a) Camina dando botes al balón con una mano. b) Botea el balón cerca de su cuerpo. c) Botea el balón entre la altura de sus rodillas y cadera. d) Acomoda su mano a la forma del balón. e) Conduce el balón en forma fluida. f)

Botes sin movimientos parasitarios.

Test Nº3 Desplazarse 5 m dando botes a un balón con una mano en superficie lisa y plana libre de obstáculos. Asegurarse que el balón de un bote adecuado que no fuerce el movimiento del niño. EL PROFESOR LE INDICA AL ALUMNO: “camina dando botes al balón desde aquí hasta allá”, lo cual ha de ser señalado claramente con las manos. ÍTEMES 3.1 Camina dando con una mano botes al balón desde la partida a la línea final. 3.2 Conduce botando el balón cerca de su cuerpo. 3.3 Al botear el balón éste no va más arriba de la cadera ni más debajo de las

SI

NO

rodillas. 3.4 Acomoda su mano a la forma del balón (es decir, no botea con la mano rígida ni con la punta de los dedos, no golpea el balón). 3.5 Realiza la conducción del balón en forma fluida. (continuada) 3.6 Realiza la acción de botar sin movimientos parasitarios.

36


Ilustración Nº4.

Fuente: CPEIP y DIGEDER 1998

Las respuestas de los alumnos a los ítemes se clasifican en: •

SI lo realiza (1 pto)

NO lo realiza (0 pto)

Habilidad motora básica de saltar adelante a pies juntos: La prueba destinada a medir las habilidades de saltar adelante a pies juntos, demanda hacerlo lo más lejos que pueda. El niño se ubica de pie detrás de la línea dibujada en el piso; los pies separados al ancho de los hombros, de forma de quedar cómodo en la posición. Se observa si el alumno: a) En la posición inicial, el tronco se inclina levemente hacia delante, llevando ambos brazos atrás. b) Rechaza simultáneamente con ambas piernas. c) Los brazos se impulsan desde atrás- adelante- arriba, en el momento del rechazo. d) Al caer, lo hace con los pies al mismo tiempo, y levemente separados entre sí. e) Al caer, amortigua la caída flexionando rodilla. f)

Al caer controla el equilibrio, aunque de un paso adelante.

g) Salta en ausencia de movimientos parasitarios. Test Nº4 Saltar adelante a pies juntos.

37


De acuerdo a las explicaciones ya descritas; el profesor le solicita “Salta a pies juntos lo más lejos que puedas” por una sola vez. El profesor se ubica perpendicularmente al niño para observar la calidad del movimiento que éste realiza. Ver dibujo adjunto.

Ilustración Nº5.

Fuente: CPEIP y DIGEDER 1998

38


ÍTEMES 4.1 En la posición inicial, el tronco se inclina levemente hacia delante, llevando

SI

NO

ambos brazos atrás. Ver dibujo. 4.2 Rechaza simultáneamente con ambas piernas. 4.3 Los brazos se impulsan desde atrás- adelante- arriba, en el momento del rechazo. 4.4 Al caer, lo hace con los dos pies al mismo tiempo, y levemente separados entre sí. 4.5 Al caer, amortigua la caída flexionando rodilla. 4.6 Al caer controla el equilibrio, aunque de un paso adelante. 4.7 Salta en ausencia de movimientos parasitarios (sincinesias o movimientos involuntarios de alguna parte del cuerpo) Las respuestas de los alumnos a los ítemes se clasifican en: •

SI lo realiza (1 pto)

NO lo realiza (0 pto)

4.5 Procedimientos En esta etapa se procedió a solicitar autorización en cada establecimiento para llevar a cabo la investigación, de manera de poder aplicar a estudiantes de nb1 los diferentes test de las habilidades motoras. La acción se formalizó presentando a la dirección del colegio una carta elaborada por la coordinadora de prácticas de la carrera de educación física de la UVM, la señora Claudia Menay Vargas. Así se hizo con las cuatro escuelas donde se desarrolló el estudio, siendo la escuela Humberto Vilches la única que negó el “permiso de entrada”. La preparación de los materiales a utilizar en cada una de la pruebas se realizó con anterioridad, trabajándose con los mismos implementos que dictaba el protocolo de cada prueba. Todo este procedimiento se llevó a cabo para reducir al mínimo el error a la hora de ejecutar cada test en las diferentes escuelas. El primer establecimiento en el cual se realizó la intervención fue la Escuela República del Ecuador, cuya matrícula es solamente femenina, ésta se encuentra ubicada momentáneamente (por razones de infraestructura), en 2 norte con libertad (Liceo de Viña del Mar).

39


El curso contaba con una matrícula de 30 alumnas, pero por motivos de inasistencia y eximición, solo fue aplicado a 25 de ellas. El tiempo empleado para tomar las 4 pruebas fue de 45 minutos en total, desde que se dio inicio a la evaluación, hasta que la ultima alumna evaluada realizó lo requerido. Se llevó a cabo la evaluación gradualmente; primero, las niñas acudieron al gimnasio, organizaron los materiales y posteriormente se les aplicó la batería de test. Para esto se dividió el grupo curso en tres, donde cada integrante evaluador tomaba una prueba a cada grupo de alumnas e iban rotando los alumnos a fin de ser evaluados en todos los test. Las pruebas fueron filmadas por una persona externa al centro educativo, la que fue designada por los evaluadores. Finalizada la tarea, la cinta fue revisada y analizada entre todos los evaluadores. El segundo establecimiento fue la Escuela Presidente Balmaceda, que está situado en calle Unión en el sector de Recreo. El segundo año básico contaba con 25 alumnos, 13 niños y 12 niñas, pero por motivos de inasistencia se aplicó los test a 21 de ellos, 11 niños y 10 niñas. El procedimiento para la toma de test fue el mismo que en el anterior. El tercer establecimiento donde se aplicó la evaluación fue la Escuela Lord Cochrane, que se encuentra en José Miguel Carrera 1679, Recreo. Éste es un establecimiento clasificado con riesgo social y posee una matrícula bastante reducida. El curso contaba de 10 alumnos, 5 hombres y 5 mujeres, siendo este uno de los que requirió menos tiempo para la toma de test. Por último, la Escuela Teodoro Lowey, ubicada en calle José Miguel Carrera Nº1679. Constatándose que la encargada de llevar a cabo la clase de educación física es la profesora jefe, que a la vez, es profesora de educación general básica. En esta ocasión solicitamos para la toma de test solo niños de sexo masculino, para así equiparar la cantidad entre niños y niñas. Las pruebas se aplicaron a 7 alumnos.

40


V. RESULTADOS 5.1 Habilidad motora de equilibrio dinámico La siguiente tabulación indica los resultados que obtienen cada alumno, en los cuatro establecimientos evaluados. Número de alumnas evaluadas Número de alumnos evaluadas Puntaje máximo Puntaje mínimo

38 22 7 0

41


Niña N° 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19

Puntaje Obtenido 6 7 7 7 6 7 6 6 4 6 6 6 7 6 6 7 6 6 4

Niña N° 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38

Puntaje Obtenido 5 6 6 6 6 5 6 6 7 5 6 2 6 7 4 7 7 6 5

42


Tabla Nº2.

Fuente: elaboración propia

Tabla Nº2.

Fuente: elaboración propia

La tabla Nº2 corresponde al puntaje obtenido por todas las niñas evaluadas en la habilidad motora de equilibrio dinámico.

Niño N° 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

Niño N°

Puntaje obtenido 6 4 7 7 7 7 6 4 7 6 4

Tabla Nº3.

12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

Puntaje obtenido 7 6 6 6 6 7 6 5 2 6 6

Fuente: elaboración propia

La tabla Nº3 corresponde al puntaje obtenido por todos los niños evaluados en la habilidad motora de equilibrio dinámico.

Puntaje

Nº Niñas

Nº Niños

43


0 1 2 3 4 5 6 7 Total Tabla Nº4.

0 0 1 0 3 4 20 10 38

0 0 1 0 3 1 10 7 22

Fuente: elaboración propia

La tabla Nº4 indica la cantidad de niños y niñas que obtienen el puntaje de 0 a 7 en la habilidad motora de equilibrio dinámico.

5.2 Habilidad motora de equilibrio estático La siguiente tabulación indica los resultados que obtienen cada alumno, en los cuatro establecimientos evaluados. Número de alumnas evaluadas Número de alumnos evaluadas Puntaje máximo Puntaje mínimo

38 22 3 0

44


Niña N° 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19

Tabla Nº5.

Puntaje Obtenido 2 3 3 3 3 3 3 3 1 2 3 3 2 3 3 3 3 3 3

Fuente: elaboración propia

Niña N° 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38

Puntaje Obtenido 3 3 3 2 3 3 3 3 3 3 2 1 0 2 3 3 3 3 3

Tabla Nº5. Fuente: elaboración propia

La tabla Nº5 corresponde al puntaje obtenido por todas las niñas evaluadas en la habilidad motora de equilibrio estático.

45


Niño N° 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

Tabla Nº6.

Puntaje obtenido 3 3 3 3 2 2 3 3 3 2 1

Niño N° 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

Puntaje obtenido 3 2 2 2 1 1 3 0 0 1 2

Fuente: elaboración propia

La tabla Nº6 corresponde al puntaje obtenido por todos los niños evaluados en la habilidad motora de equilibrio estático.

Puntaje obtenido 0 1 2 3 Total

Nº Niñas 1 2 6 29 38

Nº Niños 2 4 7 9 22

46


Tabla Nº7

Fuente: elaboración propia

La tabla Nº7 indica la cantidad de niños y niñas que obtienen el puntaje de 0 a 3 en la habilidad motora de equilibrio estático.

5.3 Habilidad motora de coordinación óculo-manual La siguiente tabulación indica los resultados que obtienen cada alumno, en los cuatro establecimientos evaluados. Número de alumnas evaluadas Número de alumnos evaluadas Puntaje máximo Puntaje mínimo

38 22 6 0

47


Niña N° 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19

Puntaje Obtenido 6 5 6 6 5 6 6 1 6 1 5 1 3 2 5 6 5 2 3

Niña N° 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38

Puntaje Obtenido 6 4 1 6 2 4 5 6 5 1 4 3 2 1 2 4 6 2 5

48


Tabla Nº8

Fuente: elaboración propia

Tabla Nº8

Fuente: elaboración propia

La tabla Nº8 corresponde al puntaje obtenido por todas las niñas evaluadas en la habilidad motora de coordinación óculo-manual.

Niño N° 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

Puntaje obtenido 6 6 5 5 2 4 6 6 0 5 4

Niño N° 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

Puntaje obtenido 2 5 5 6 6 2 6 6 6 6 6

49


Tabla Nº9

Fuente: elaboración propia

La tabla Nº9 corresponde al puntaje obtenido por todos los niños evaluados en la habilidad motora de coordinación óculo-manual.

Puntaje 0 1 2 3 4 5 6 Total Tabla Nº10

Nº Niñas 0 6 6 3 4 8 11 38

Nº Niños 1 0 3 0 2 5 11 22

Fuente: elaboración propia

La tabla Nº10 indica la cantidad de niños y niñas que obtienen el puntaje de 0 a 6 en la habilidad motora de coordinación óculo-manual.

5.4 Habilidad motora de salto horizontal La siguiente tabla indica los resultados que obtiene cada alumno de

los cuatro

establecimientos evaluados. Número de alumnas evaluadas Número de alumnos evaluadas Puntaje máximo Puntaje mínimo

38 22 7 0

50


Niña N° 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19

Puntaje Obtenido 1 6 5 7 3 1 6 6 7 5 6 6 6 7 7 7 7 6 7

Niña N° 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38

Puntaje Obtenido 5 7 6 5 7 6 5 6 7 7 4 7 7 3 7 7 5 7 6

51


Tabla Nº11

Fuente: elaboración propia

Tabla Nº11

Fuente: elaboración propia

La tabla Nº11 corresponde al puntaje obtenido por todas las niñas evaluadas en la habilidad motora de salto horizontal.

Niño N° 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

Puntaje Obtenido 7 6 4 7 7 5 5 2 7 7 6

Niño N° 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

Puntaje Obtenido 7 7 3 4 7 6 6 7 6 7 7

52


Tabla Nº12

Fuente: elaboración propia

La tabla Nº12 corresponde al puntaje obtenido por todos los niños evaluados en la habilidad motora de salto horizontal.

Puntaje 0 1 2 3 4 5 6 7 Total Tabla Nº13

Nº Niñas 0 2 0 2 1 6 11 16 38

Nº Niños 0 0 1 1 2 2 5 11 22

Fuente: elaboración propia

La tabla Nº13 indica la cantidad de niños y niñas que obtuvieron el puntaje de 0 a 7 en la habilidad motora de salto horizontal. Tabla de resultados

53


Puntaje máx.

Promedio

Promedio

Promedio

Error

1,96*

de

niñas

niños(p2)

= |p1-p2|

Estándar

Error

cada

(p1)

Conclusión

Estándar

prueba Equilibrio

Existe

Estático

3

2,66

2

0,66

0,13

0,26

diferencia significativa Existe

Coordinación óculo-Manual

6

3,92

4,77

0,85

0,10

0,19

diferencia significativa No existe

Equilibrio Dinámico

7

5,89

5,82

0,08

0,07

0,14

diferencia significativa No existe

Salto Horizontal

7

5,79

5,91

0,12

0,09

0,17

diferencia significativa

Tabla Nº14

Fuente: elaboración propia

La tabla Nº14 corresponde a los resultados de la fórmula empleada, para verificar la existencia de una diferencia significativa en las habilidades motoras evaluadas entre niños y niñas.

El valor fijo de1,96 significa que el test se aplica con un 95% de confiabilidad y por ende con un 0,05% de error. Para dicha fórmula se debe tener en cuenta que n1 (número de niñas) = 38 y n2 (número de niños) = 22 Si |p1-p2| es mayor que 1,96 * Error Estándar, concluimos que la diferencia es significativa p= |p1-p2| VI. ANÁLISIS DE

RESULTADOS

54


En el presente capítulo se realiza el análisis de los datos recogidos a través de los test aplicados a los alumnos de la enseñanza básica que conformaron la muestra del estudio, con el propósito de diagnosticar las habilidades motoras, analizar la relación del factor género y las habilidades motrices elegidas; además, determinar cuales son las similitudes y diferencias entre niños y niñas en relación con las habilidades motoras básicas correspondientes a 7 y 8 años de edad en el año escolar 2010. A continuación se presentan los gráficos con los porcentajes de cada una de las habilidades investigadas divididas por género, con sus respectivos análisis.

Equilibrio0%Dinámico (%) Niñas 0%

3% 0%

8% 0

26%

11%

1 2 3 4 5 6 7

52%

Gráfico Nº1 Resultados obtenidos en el test de equilibrio dinámico en niñas. Fuente: elaboración propia En el gráfico N°1 se puede apreciar que un poco más del 50 por ciento de las niñas obtuvo puntaje 6, por lo que se deduce considerando que el puntaje 7 es el máximo, que las alumnas demuestran un desarrollo sobresaliente en esta habilidad. El 26 por ciento de las niñas obtuvo el puntaje máximo, lo cual significa que presentan totalmente desarrollado el equilibrio dinámico evaluado. El 11 porciento de las niñas obtuvo puntaje 5, por lo que se puede inferir que presentan algunas dificultades en la habilidad evaluada. El 8 por ciento de las niñas obtuvo puntaje 4, por

55


lo que se infiere que presentan más dificultades, puesto que su nivel de logro es solo de un 56 porciento, tan solo el 3 porciento de ellas obtuvo puntaje 2, lo que significa que solo han desarrollado la habilidad en un 22 porciento, por tanto presentan evidentes problemas en este ámbito.

Equilibrio Dinámico (%) Niños 0% 5% 0%

14%

0

32% 5%

1 2 3 4 5 6 7

44%

Gráfico Nº2 Resultados obtenidos en el test de equilibrio dinámico en niños. Fuente: elaboración propia En el gráfico N°2 se puede constatar que el 44 porciento de los niños obtuvo puntaje 6, lo que se infiere, considerando que el puntaje máximo es 7, los alumnos demuestran un buen manejo en esta habilidad. El 32 porciento de los niños obtuvo el puntaje 7, considerando que este es el puntaje máximo, lo que significa que presentan totalmente desarrollado esta habilidad. El 14 porciento de los niños obtiene puntaje 4, lo que se infiere que presentan algunas dificultades en la habilidad de equilibrio dinámico, un 5 porciento de los niños obtuvo puntaje 5, lo que se deduce que desarrolla la habilidad de manera aceptable presentando leves dificultades y por último el otro 5 porciento de los niños obtuvo puntaje 2, lo que significa que solo han desarrollado en un 28 porciento esta habilidad, mostrando así graves dificultades en el desarrollo de esta habilidad motora. Gráfico comparativo entre géneros

56


60,00% 50,00% 40,00% Niñas

30,00%

Niños 20,00% 10,00% 0,00%

0

1

2

3

4

5

6

7

Gráfico Nº3 Resultados obtenidos en el test de equilibrio dinámico según género. Fuente: elaboración propia El promedio del puntaje obtenido por las niñas fue de un 5,89. Es decir, de las 38 niñas evaluadas, obtienen en promedio una nota de 5,89 en la habilidad motora de equilibrio dinámico, lo que se deduce que las niñas evaluadas poseen un nivel de logro aceptable-bueno. Por otra parte el promedio obtenido por los niños fue de un 5,82. Es decir, de los 22 niños evaluados, obtienen en promedio una nota de 5,82 en la habilidad motora de equilibrio dinámico, lo que se infiere que los niños evaluados poseen un nivel de logro muy similar al que obtienen las niñas, catalogándose este promedio como aceptado. En cuanto a la moda en ambos casos el puntaje más reiterado es 6, es decir que 20 de 38 niñas obtienen puntaje 6 que corresponde al 52 porciento y 10 de los 22 niños obtuvieron también este puntaje, que corresponde al 45 porciento de los puntajes obtenidos. Ninguno de los alumnos obtuvo puntaje 0, 1 y 3. Se puede observar que en ninguno de los puntajes las niñas fueron superadas por los niños, pero aún así la diferencia entre estos no es significativa, ya que la diferencia del promedio es solo de un 0,07.

57


Equilibrio Estático Niñas 3%

5% 16% 0 1 2 3

76%

Gráfico Nº4 Resultados obtenidos en el test de equilibrio estático en niñas. Fuente: elaboración propia En el gráfico N° 4 se puede apreciar que el 76 porciento de las niñas obtuvo puntaje máximo, por lo tanto se infiere que las alumnas poseen un buen dominio en esta habilidad. El 16 porciento de las niñas obtuvo el puntaje 2, lo que se infiere que la habilidad se encuentran medianamente logrado, el 5 porciento de ellas obtuvo puntaje 1, lo que se deduce que desarrolla la habilidad pero con bastantes dificultades en su desarrollo y por último solo el 3 porciento obtuvo puntaje 0, lo cual corresponde que las niñas no poseen rasgo de dominio de esta habilidad.

58


Equilibrio Estático Niños 9% 18%

41%

0 1 2 3

32%

Gráfico Nº5 Resultados obtenidos en el test de equilibrio estático en niños. Fuente: elaboración propia En el gráfico N° 5 puede observar que el 41 porciento de los niños obtuvo puntaje 3, que corresponde al puntaje máximo, lo que significa que los niños poseen un total dominio de esta habilidad. El 32 porciento de los niños obtuvo el puntaje 2, lo que se deduce que los niños tienen medianamente logrado esta habilidad. El 18 porciento de los niños obtuvo puntaje 1, lo que significa que presentan bastantes dificultades en su desarrollo y sólo el 9 porciento de los alumnos obtuvo puntaje 0, por lo tanto no han desarrollo la habilidad.

59


Gráfico comparativo entre niños y niñas 80% 70% 60% 50% Niñas

40%

Niños

30% 20% 10% 0%

0

1

2

3

Gráfico Nº6 Resultados obtenidos en el test de equilibrio estático según género. Fuente: elaboración propia El promedio del puntaje obtenido por las 38 niñas evaluadas fue de un 2,66. En cambio los 22 niños evaluados obtuvieron un promedio 2. En cuanto a la moda en ambos casos el puntaje más reiterado es 3, es decir que 29 de 38 niñas presentan puntaje 3 que corresponde al 76 porciento y 9 de los 22 niños obtienen también este puntaje, que corresponde al 40 porciento de los puntajes obtenidos. Al observar estos resultados se puede inferir que existe una diferencia significativa entre ambos con respecto a esta habilidad motora, ya que la diferencia del promedio equivale a un 0,66 a favor de las niñas.

60


Coordinación óculo manual (%) Niñas 0%

16%

28%

0 1 16%

2 3 4 5

8% 21%

6

11%

Gráfico Nº7 Resultados obtenidos en el test de coordinación óculo-manual en niñas. Fuente: elaboración propia En este gráfico se observa que el 28 porciento de las niñas obtuvo el puntaje máximo 6, lo que se infiere, considerando que el puntaje máximo es 6, las alumnas tienen un excelente manejo de la habilidad. El 21 porciento de las niñas obtuvo el puntaje 5, lo que da ha inferir que realizaron la habilidad mostrando leves dificultades. El 16 porciento de las niñas obtuvo puntaje 2 mostrando en la evaluación, varios puntos conflictivos para llevar a cabo la habilidad, otro 16 porciento de las niñas obtuvo puntaje 1, lo que da ha relucir un precario nivel en la realización de la habilidad, el 11 porciento de las niñas obtuvo puntaje 4, lo cual, indica un nivel aceptable por estar sobre el 65 porciento de efectividad dentro del puntaje máximo, y un 8 porciento obtiene puntaje 3 demostrando un nivel regular en el desarrollo de la destreza, ya que cumple con un 50 porciento en la efectividad del test. No se registro puntaje 0

61


Coordinación óculo manual (%) Niños 5% 0%

14% 0% 9%

0 1 2 3

49%

4 5 6 23%

Gráfico Nº8 Resultados obtenidos en el test de coordinación óculo-manual en niños. Fuente: elaboración propia En el gráfico N° 8 se observa que el 49 porciento de los niños obtuvo el puntaje máximo 6 lo que se infiere, considerando que el puntaje máximo es 6, que alumnas tienen un excelente manejo de la habilidad. El 23 porciento obtuvo el puntaje 5, lo que da ha inferir que realizaron la habilidad mostrando leves dificultades. El 14 porciento de los niños obtuvo puntaje 2 mostrando en la evaluación de coordinación óculo-manual 4 puntos en que los alumnos no ejecutan el ejercicio, por tanto no se observa algún logro para llevar a cabo la habilidad, el 9 porciento de los niños obtuvo puntaje 4, lo cual, indica un nivel aceptable por estar sobre el 65 porciento de efectividad dentro del puntaje máximo, el 5 porciento de los niños obtuvo puntaje 0, no mostrando nivel de dominio, mientras que no hubo registro del puntaje 1 y 3.

62


Gráfico comparativo entre niños y niñas 50% 45% 40% 35% 30% 25%

Niñas

20%

Niños

15% 10% 5% 0%

0

1

2

3

4

5

6

Gráfico Nº9 Resultados obtenidos en el test de coordinación óculo-manual según género. Fuente: elaboración propia El promedio del puntaje obtenido por las 38 niñas evaluadas corresponde a una nota de 3,92. En cambio los 22 niños evaluados obtuvieron un promedio de 4,77 en la habilidad motora de coordinación óculo-manual. La moda en ambos casos el puntaje más reiterado es 6, es decir que 11 de 38 niñas obtienen puntaje 6 que corresponde al 28 porciento y 11 de los 22 niños obtienen también este puntaje, que corresponde al 50 porciento de los puntajes arrojados. Sin embargo según lo observado, se deduce que la diferencia entre ambos géneros es significativa, ya que revela una diferencia del promedio de 0,85 entre niñas y niños, siendo estos últimos los que poseen mayor dominio de la habilidad.

63


Salto Horizontal (%) Niñas 0% 5%

0% 5%

3%

0 1 16%

42%

2 3 4 5 6 7

29%

Gráfico Nº10 Resultados obtenidos en el test de salto horizontal en niñas. Fuente: elaboración propia En el gráfico N° 10 se observa que el 42 porciento de las niñas obtuvo el puntaje máximo 7. El 29 porciento obtuvo el puntaje 6 lo que da ha inferir que realizan la habilidad mostrando leves dificultades. El 16 porciento de las niñas obtienen puntaje 5, lo cual, sigue considerándose aceptable de acuerdo al porcentaje de efectividad, un 5 porciento lo obtuvo el puntaje 3, en este caso, el puntaje denota un aumento en la cantidad de errores en la ejecución, llegando a tener 4 puntos no logrados de un total de 7 considerando que esta bajo el promedio. Y el otro 5 porciento lo obtuvo el puntaje 1, lo cual demuestra claramente, problemas en el desarrollo de la ejecución del test, un 3 porciento obtienen puntaje 4 quedando en un nivel aceptable, ya que obtiene un 57 porciento en la efectividad del test, no se registraron puntajes 0 y 2.

64


Salto Horizontal (%) Niños 0% 5%

5% 0

9%

1 9%

2 3 4

49%

5 6 23%

7

Gráfico Nº11 Resultados obtenidos en el test de salto horizontal en niños. Fuente: elaboración propia En el gráfico N° 11 se observa que el 49 porciento de los niños obtuvo el puntaje máximo 7, teniendo un excelente rendimiento, ya que, es el puntaje máximo. El 23 porciento obtuvo el puntaje 6, mostrando una leve dificultad en uno de los puntos evaluados. Un 9 porciento de los niños obtiene puntaje 5, considerando que es, aún aceptable, debido, al porcentaje de efectividad en el desarrollo del test, el otro 9 porciento lo obtuvo el puntaje 4, quedando registrado en suficiente, en la evaluación del test, ya que esta a un 57 porciento en la efectividad del este, el 5 porciento obtuvo el puntaje 3, el otro 5 porciento lo obtuvo el puntaje 2, en estos dos últimos puntajes queda en manifiesto, el problema que existió en el desarrollo del test quedando relegados como insuficientes los niveles de la habilidad, no se registraron puntajes 1 y 0.

65


Gráfico comparativo entre niños y niñas 50% 45% 40% 35% 30% 25%

Niñas

20%

Niños

15% 10% 5% 0%

0

1

2

3

4

5

6

7

Gráfico Nº12 Resultados obtenidos en el test de salto horizontal según género. Fuente: elaboración propia El promedio obtenido por las 38 niñas evaluadas fue de un 5,79. En cambio de los 22 niños evaluados obtienen un promedio de 5,91 en test de la habilidad motora de salto horizontal. En cuanto a la moda en ambos casos el puntaje mas reiterado es 7, es decir que 16 de 38 niñas obtienen puntaje 7 que corresponde al 42 porciento y 11 de los 22 niños obtienen también este puntaje, que corresponde al 50 porciento de los puntajes alcanzados. Según lo observado, la diferencia entre ambos géneros es significativa, ya que revela una diferencia del promedio de 0,85 entre niñas y niños, siendo estos últimos los que poseen mayor dominio de la habilidad.

66


VII. CONCLUSIONES

Luego de aplicar los test en las cuatro escuelas municipalizadas seleccionadas para el estudio, se procedió a elaborar un

diagnóstico, sobre las habilidades motoras de salto

horizontal, coordinación óculo-manual, equilibrio dinámico y estático, en escolares de 2do año básico. Con respecto a este diagnóstico en la habilidad motriz de equilibrio dinámico, niños y niñas obtienen promedio 5.9 de un máximo de 7, lo que indica un desarrollo adecuado de esta habilidad. Por otra parte, en el equilibrio estático entre ambos géneros obtienen un promedio de 2.33 de un máximo de 3, lo que indica que su nivel es óptimo, ya que superan el 70 porciento del nivel de logro esperado. En la habilidad motriz de coordinación óculo manual, los alumnos presentan un promedio de 4,4 de un máximo de 6, lo que también demuestra que se desenvuelven positivamente, puesto su nivel de logro aprueba, de igual forma que el anterior, esto se evidencia al alcanzar un 70 porciento. Por último, se pudo observar, que en el salto horizontal, niños y niñas, también presentan un apto desempeño, ya que obtienen un promedio de 5.9, de un máximo de 7. Tomando como referente el diagnóstico efectuado, se puede deducir en términos generales, que los alumnos de 2do año básico evaluados, se encuentran en un nivel de desarrollo motriz adecuado, ya que en todas las pruebas superan el 70 porciento de logro estimado, lo que indica que en esta etapa escolar los niños han perfeccionado en gran parte sus habilidades motoras básicas. En relación al factor género y las habilidades motoras analizadas, se establece que en el equilibrio dinámico niños y niñas poseen un nivel similar, ya que la diferencia del promedio obtenido entre ambos es mínima, por lo tanto de acuerdo al análisis estadístico no existe una diferencia significativa. En el equilibrio estático, el contraste entre ambos géneros es mayor, y se ve reflejado en la diferencia del promedio entre ambos que es de un 0,66 a favor de las niñas, pudiendo decir en este caso que sí existe una diferencia significativa, puesto que el análisis estadístico establece que si el valor es superior a 1,96 x E.E (error estándar), queda categorizada como diferencia estadísticamente significativa. En cuanto a la coordinación óculo manual también nos encontramos con una diferencia importante a favor de los niños, con una diferencia del promedio de 0,85, lo que revela una diferencia significativa entre ambos sexos.

67


Por último, en la prueba de salto horizontal se pudo observar, que tanto el género masculino como el femenino se encuentran en un nivel similar, ya que los resultados arrojaron una diferencia mínima entre ambos promedios, por ende, estadísticamente no existe una diferencia significativa. La hipótesis de la investigación señala que la diferencia motriz entre niños y niñas de segundo año de educación básica de escuelas municipales no es significativa.

La hipótesis se comprueba parcialmente, ya que efectivamente en el género masculino existe una diferencia significativa en coordinación óculo manual, a diferencia del salto horizontal, en donde alumnos y alumnas se encuentran en un nivel similar, no existiendo por lo tanto diferencias significativas.

Respecto a la habilidad motora básica de equilibrio estático, el género femenino manifiesta una predominancia significativa.

Por otra parte, en la habilidad motora de equilibrio dinámico se encuentran igualados, no existiendo por lo tanto, ninguna diferencia significativa.

En síntesis, se puede constatar , de que a pesar de que autores como Zaichkowsky (1980) se refieren a que existe una diferencia marcada en algunas habilidades motoras entre niños y niñas, a partir de la realidad evaluada se ha demostrado que no hay grandes diferencias en las habilidades motoras básicas en este nivel escolar, pudiéndose formular muchas hipótesis en respuesta de esto, como el aumento del sedentarismo producto de los avances tecnológicos (que da lugar a los juegos electrónicos), la modernización, la reducción de espacios, la construcción masiva de edificios, entre otras posibles causas, lo que haría que los niños hagan menos actividades al aire libre que hace décadas atrás. Esto podría influir en la similitud del desarrollo motor que poseen alumnos y alumnas, y evidenciando que el género ya no sea un factor determinante al momento de planificar una clase de educación física en niños de 7 u 8 años.

68


Habilidades

Equilibrio Estático

Equilibrio Dinámico

Diferencias

Similitudes

El género femenino logra mayor porcentaje de logro en esta habilidad, por tanto muestran superioridad en el desarrollo de esta, en relación a los niños.

Tanto las niñas como los niños presentan un resultado similar en la moda expresada en puntaje 3 para ambos géneros.

Solamente se evidencian diferencias en los puntajes 4 y 5, en donde el puntaje 5 las alumnas doblan el porcentaje de en relación a los niños. Así también en el Las niñas y los niños obtienen puntaje cuatro presenta una similares porcentaje de logros tanto diferencia en un 6 porciento, en los puntajes 7 y 6 ocupando las niñas un puntaje superior al de los niños.

El género masculino logra mayor porcentaje de logro en esta Coordinación Óculo habilidad, por tanto muestran manual superioridad en el desarrollo de esta, en relación a las niñas.

La moda es el puntaje 6 para ambos géneros. El porcentaje en que se expresan los logros son coincidentes para ambos sexos, siendo los puntajes que se presentan en mayor número (6-5-2) para ambos géneros.

Se observa que las niñas no ocupan la clasificación del puntaje 2. Mientras que los hombres no registran puntaje 1.

Los porcentajes son similares en la mayoría de los puntajes. Por tanto, los niveles de desempeño para esta habilidad, se encuentras nivelados entre ambos géneros.

Salto Horizontal

Tabla 5.5

Fuente: elaboración propia

69


La tabla 5.5 determina las similitudes y diferencias entre niños y niñas, en relación con las habilidades motoras evaluadas. VIII. RECOMENDACIONES

A través de la investigación realizada se pueden establecer las siguientes recomendaciones: •

El personal docente encargado de ejecutar la clase de educación física debe ser un especialista en la materia, porque muchas veces es necesario realizar correcciones específicas, como también reforzar algunas falencias que presentan, y por ende, tener un conocimiento más acabado sobre el desarrollo motriz de los escolares en cada etapa.

La estimulación motriz de los niños se debe trabajar a temprana edad, idealmente desde la etapa preescolar, y de esta forma evitar que se produzca un desnivel tan amplio en las capacidades motrices de los alumnos que ingresan a la educación básica.

Crear nivelación según aptitud motriz de cada niño (a), en NB1 Y NB2, para no entorpecer a los alumnos mas hábiles, de los que poseen menor desarrollo en las capacidades motoras básicas.

Crear actividades que motiven al estudiante y que sean tentadoras para ellos al momento de desarrollar la clase de educación física, para que así su desempeño sea óptimo.

70


GLOSARIO

Centro de viña: Se entenderá como el terreno ubicado de Este a Oeste entre las calles 5 Oriente a Von Schroeder, y de Norte a Sur entre Av. Benidorm y Álvarez. Coordinación óculo-manual: Ajusta movimientos que relacionan la mano con un objeto. Desarrollo Motor: Formación del individuo desde su concepción hasta la madurez, esta se producirá a lo largo de una serie de periodos evolutivos que van a determinar el desarrollo humano. Equilibrio Dinámico: Es una acción equilibradora que hace volver al cuerpo sobre la base de sustentación, cuando su centro de gravedad se ha apartado de ella. Equilibrio Estático: Es el referido al mantenimiento de la postura mediante correcciones que anulen las variaciones de carácter exógeno o endógeno. Escuelas municipales: Son todos los establecimientos que imparten educación básica, sin fines de lucro y que dependen de las corporaciones y departamentos municipales. Habilidades Motoras: Constituyen lo que podemos denominar “el vocabulario básico”, de nuestra motricidad. Es decir será los ladrillos, las piezas con las que los alumnos podrán construir respuestas motoras más ricas, complejas y adaptadas. Salto Horizontal: Se observa que todas se inician de una flexión previa del cuerpo para, tras un movimiento vigoroso de los brazos y una rápida extensión de rodillas, pasar a la fase de vuelo y aterrizar en el suelo amortiguando la caída. El salto efectivo debe ser de unos cuarenta y cinco grados aproximadamente.

71


Sector Recreo: Este barrio de Viña del Mar se encuentra geográficamente de norte a sur, desde la Av. Agua Santa hasta el límite con Valparaíso (cerro Esperanza), y de Este a Oeste, desde el límite con Nueva aurora hasta Av. España. Sistema Propioceptivo: Es la información de tendones, músculos y ligamentos; asociado al aparato osteomuscular.

72


BIBLIOGRAFÍA

Batalla Flores, Albert. (2000). Las habilidades motrices .Primera edición, Barcelona, España: INDE. Bayley, (1937). Desarrollo Motor y actividades físicas. Barcelona, España: INDE Blasco, Josefa. (2000). Metodología de la Investigación en Educación Física y Deporte. Editorial Club Universitario. Alicante, España. Blasquez Sánchez, D. (1999). Métodos de Enseñanza de la Práctica Deportiva, La iniciación deportiva y el deporte escolar, 4ª ed. Barcelona, España: INDE Cantillana, Nibaldo. Incidencia de edad, sexo y dependencia de establecimientos en el estadio de desarrollo de las habilidades motoras básicas en escolares de NB1 y NB2 .Tesis (Pedagogía en Educación Física). Viña del Mar, Chile, Universidad Católica de Valparaíso, 2000. Contreras, Onofre. (1998). Didáctica de la Educación Física. Barcelona, España: INDE Da Fonseca, V. (1998). Manual de Observación Psicomotriz. Barcelona, España: INDE Díaz, Jordi. (1999). La enseñanza y aprendizaje de las habilidades y destrezas motrices básicas. Barcelona, España: INDE.

Fernández, Santiago. (2002). Estadística Descriptiva. Madrid, España. Editorial ESIC.

Fisher, R. (1935). El diseño de experimentos. Oxford, Ingraterra. Gallahue, David. Developmental Physical Education for All Children. Champaign, IL: Human Kinetics. Cuarta edición. 2007

73


Hernández Sampieri, R. (2010). Metodología de la investigación. Editorial Mac Graw Hill. Quinta edición. Hernández, Juan Luis (2004). La evaluación en Educación Física: investigación y práctica en el ámbito escolar. Barcelona, España: Graó de Erif. Le Boulch, J. (1991). Bases metodológicas del deporte educativo”, en El deporte educativo. Psicocinética y aprendizaje motor. Barcelona, España: Paidós (Educación física). Lomlín Anaya, M. (2007). Cómo hacer investigación cuantitativa en educación física. Primera edición. Barcelona, España: INDE Mc Clenanghan, B. (1895). Movimientos Fundamentales: Su desarrollo y rehabilitación. Londres, Inglaterra. Editorial Panamericacana S.A. Murray, R. Spiegel (1998). Teoría y problemas de estadística. Editorial McGraw-Hill. Pacheco, Rodrigo. (1997). Educación Física y Recreación infantil. Costa Rica, San José. Universidad estatal a distancia. Romero, Monserrat. Habilidades Motoras en niños y niñas de tercer grado de la escuela básica Rivas Dávila. Tesis (Pedagogía en Educación Física). Mérida, Colombia, Universidad de los Andes, 2007. Ruiz, Luis Miguel. (2000). Desarrollo Motor y Actividades Físicas. Madrid, España: INDE Ruiz, Luis Miguel. (2005). Moverse con dificultad en la escuela. Editorial Wanceulen. Primera edición. Sevilla, España: INDE Villalobos, Arce. (2005). Desarrollo motor grueso del niño en edad preescolar. Editorial de la universidad de Costa Rica. Segunda edición. Barcelona, España.

74


RECURSOS ELECTRÓNICOS

Arteaga, J. (2004). Habilidades motoras básicas. [Documento en línea]. Disponible: Rodríguez,

http://www.monografias.com/trabajos/habimotribas/habimotribas.shtml V.

(2007).

Actividades

motrices

para

potenciar

el

desarrollo

del equilibrio estático en niños de seis años. [Revista Digital]. Buenos Aires. Año 12 . Disponible: http://www.efdeportes.com/efd111/actividades-motrices-para-potenciar-el-desarrollodel-equilibrio-estatico.htm Gobierno de Chile, Ministerio de Educación, Ministerio de Salud, INTA (2003). “Guía para una vida activa”. Santiago año 2003. Disponible: http://ssmetropolitanonorte.redsalud.gov.cl/url/item/745ac9f18a90b048e04001011f014948.pdf

75


ANEXOS Datos Escuela República del Ecuador * Sólo niñas Cordinación óculomanual Nº Niña Puntaje 1 2 2 5 3 6 4 5 5 2 6 3 7 6 8 4 9 1 10 6 11 2 12 4 13 5 14 6 15 5 16 1 17 4 18 3 19 2 20 1 21 2 22 4 23 6 24 2 25 5 Promedio 3,68 Moda 2 Mediana 4

Equilibrio Estático Nº Niña Puntaje 1 3 2 3 3 3 4 3 5 3 6 3 7 3 8 3 9 3 10 2 11 3 12 3 13 3 14 3 15 3 16 3 17 2 18 1 19 0 20 2 21 3 22 3 23 3 24 3 25 3 Promedio 2,68 Moda 3 Mediana 3

76


Equilibrio Dinámico Nº Niña Puntaje 1 6 2 6 3 7 4 6 5 6 6 4 7 5 8 6 9 6 10 6 11 6 12 5 13 6 14 6 15 7 16 5 17 6 18 2 19 6 20 7 21 4 22 7 23 7 24 6 25 5 Promedio 5,72 Moda 6 Mediana 6

Salto Horizontal Nº Niña Puntaje 1 7 2 7 3 7 4 7 5 6 6 7 7 5 8 7 9 6 10 5 11 7 12 6 13 5 14 6 15 7 16 7 17 4 18 7 19 7 20 3 21 7 22 7 23 5 24 7 25 6 Promedio 6,2 Moda 7 Mediana 7

77


Datos Escuela Lord Cochrane Cordinación óculomanual Nº Niña Puntaje 1 6 2 1 3 5 4 1 5 3 Promedio 3,2 Moda 1 Mediana 3

Coordinación óculomanual Nº Niño Puntaje 1 4 2 2 3 5 4 5 5 6 Promedio 4,4 Moda 5 Mediana 5

Equilibrio Estático Nº Niña Puntaje 1 1 2 2 3 3 4 3 5 2 Promedio 2,2 Moda 2 Mediana 2

Equilibrio Estático Nº Niño Puntaje 1 1 2 3 3 2 4 2 5 2 Promedio 2 Moda 2 Mediana 2

Equilibrio Dinámico Nº Niña Puntaje 1 4 2 6 3 6 4 6 5 7 Promedio 5,8 Moda 6 Mediana 6

Equilibrio Dinámico Nº Niño Puntaje 1 4 2 7 3 6 4 6 5 6 Promedio 5,8 Moda 6 Mediana 6

78


Salto Horizontal Nº Niña Puntaje 1 7 2 5 3 6 4 6 5 6 Promedio 6 Moda 6 Mediana 6

Salto Horizontal Nº Niño Puntaje 1 6 2 7 3 7 4 3 5 4 Promedio 5,4 Moda 7 Mediana 6

Datos Escuela Presidente Balmaceda Cordinación óculo-manual Nº Niña Puntaje 1 2 3 4 5 6 7 8 Promedio Moda Mediana

6 5 6 6 5 6 6 1 5,13 6 6

Cordinación óculomanual Nº Niño Puntaje 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Promedio Moda Mediana

6 6 5 5 2 4 6 6 0 5 4,5 6 5

79


Equilibrio Estático Nº Niña Puntaje 1 2 2 3 3 3 4 3 5 3 6 3 7 3 8 3 Promedio 2,88 Moda 3 Mediana 3

Equilibrio Estático Nº Niño Puntaje 1 3 2 3 3 3 4 3 5 2 6 2 7 3 8 3 9 3 10 2 Promedio 2,70 Moda 3 Mediana 3

Equilibrio Dinámico Nº Niño Puntaje 1 6 2 4 3 7 4 7 5 7 6 7 7 6 8 4 9 7 10 6 Moda 7,000 Promedio 6,100 Mediana 6,5

Equilibrio Dinámico Nº Niña Puntaje 1 2 3 4 5 6 7 8 Moda Promedio Mediana

80

6 7 7 7 6 7 6 6 6,000 6,500 6,5


81


Salto Horizontal Nº Niña Puntaje 1 1 2 6 3 5 4 7 5 3 6 1 7 6 8 6 Moda 6,000 Promedio 4,375 Mediana 5,5

Salto Horizontal Nº Niño Puntaje 1 7 2 6 3 4 4 7 5 7 6 5 7 5 8 2 9 7 10 7 Moda 7,000 Promedio 5,700 Mediana 6,5

Datos Escuela Teodoro Lowey *Sólo varones

Cordinación óculo-manual Nº Niño Puntaje 1 6 2 2 3 6 4 6 5 6 6 6 7 6 Promedio 5,429 Moda 6 Mediana 6

Equilibrio Estático Nº Niño Puntaje 1 1 2 1 3 3 4 0 5 0 6 1 7 2 Promedio 1,143 Moda 1 Mediana 1

82


Equilibrio Dinámico Nº Niño Puntaje 1 6 2 7 3 6 4 5 5 2 6 6 7 6 Promedio 5,429 Moda 6 Mediana 6

Salto Horizontal Nº Niño Puntaje 1 7 2 6 3 6 4 7 5 6 6 7 7 7 Promedio 6,571 Moda 7 Mediana 7

83


Tesis