Page 1

Colegio San Viator Macul Departamento de Lenguaje y Comunicaci贸n.

Las Enfermedades de Transmisi贸n Sexual Y la Prevenci贸n de esta a trav茅s de los preservativos

Pamela Landero Toro 3 medio B David Gajardo Santiago, Martes 13 de septiembre del 2011

1


Sumario Introducción

3

1.- El Preservativo

4

2.- Enfermedades de Transmisión Texual

4

3.- a) Errores Humanos al uso de Preservativos

4

3.- b) Fallos Mecánicos de los Preservativos

5

3.- c) Contagio VIH Homosexual

6

3.- d) Sexo Adolescente

6

3.- e) La Observación de Eficacia en el Acto Mismo

6

Conclusión

7

Bibliografía

7

2


Introducción Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), incluido el VIH, son comunes e importantes, y causas evitables de morbilidad, la atención de la mortalidad, discapacidad, pérdida de la productividad y la salud los costos. En los Estados Unidos, más de 65 millones de personas viven con una enfermedad de transmisión sexual, la mayoría de los cuales son infecciones virales incurables. Aproximadamente 15 millones de nuevos sexual infecciones de transmisión sexual se producen anualmente en los EE.UU. En los Estados Unidos, aproximadamente 493.000 personas han muerto de SIDA, y 800,000-900,000 personas que viven con La enfermedad del VIH. Muchas de las infecciones de transmisión sexual pueden causar problemas durante el embarazo resultados, incluyendo abortos involuntarios, mortinatos, restricción del crecimiento intrauterino y perinatal (De madre a hijo) de las infecciones. Algunas enfermedades de transmisión sexual pueden causar infertilidad o embarazo ectópico llevar a termino prematuro el embarazo entre las mujeres y uno, el virus del papiloma humano, puede causar cáncer cervical y el cáncer ano genital. Además, otras ETS facilitan la transmisión de VIH.

1.-El Preservativo 3


Desde épocas de la civilización griega comienza el hecho de querer usar preservativo, pero no por la no concepción de hijos, sino que por las diversas infecciones que eran reflejadas en esa época: infecciones de transmisión sexual. En esos tiempos los “preservativos” masculinos eran hechos a mano, no obstante desde su aparición han sido fabricados con diversos materiales: desde tejidos de animales, como el intestino ciego del cordero, hasta materiales sintéticos, como el látex. Antes se utilizaba intestino de animales para evitar el paso del semen a la cavidad uterina femenina. Se cuenta también con la descripción de Falopio, médico italiano del siglo XVI, que en aquel entonces quería evitar la propagación de las enfermedades venéreas. En 1872 se utilizó el caucho para la fabricación de preservativos, llegándose a producir en Gran Bretaña 1.200.000 unidades. En 1958, en los Estados Unidos, se produjeron 600 millones de condones. La seguridad y eficacia del preservativo ha aumentado conforme se aumentó en tecnología para su elaboración. 2.- Enfermedades de Transmisión Sexual: En la actualidad, el uso del condón tiene otras funciones, además de la de anticoncepción, una de las razones fue la de las ETS, la prevención de dichas enfermedades, principalmente el virus del SIDA son a nivel social, pues la propagación de estas es mortal. El uso del condón ha adquirido gran relevancia, aunque sigue existiendo controversia en cuanto a su efectividad en la prevención del contagio de ETS su efectividad exacta en la prevención de etas enfermedades es discutible, pues el preservativo masculino más común, el de látex natural, no protege al escroto ni evita las infecciones producidas por epizoonosis (piojo púbico, escabiosis), las verrugas genitales o las

4


lesiones por virus del papiloma humano -VPH-, son efectivos contra las ETS que están en los fluidos (sangre o semen) tal como el virus VIH/SIDA, hepatitis, chlamydia y gonorrea. Por esta razón su efectividad para prevenir una ETS ronda en el 95%, mientras que su efectividad como método de control natal es más alta, hasta 97%, cuando se usa de forma apropiada. Un informe del Instituto Nacional de Salud (agencia gubernamental estadounidense) de 2000, mostró una reducción del 85% en el riesgo de transmisión VIH utilizando correcta y sistemáticamente el preservativo de látex. 3.- a) Errores Humanos, al uso de Preservativos Numerosos estudios demuestran que el mayor número de fallas en el preservativo se deben a errores humanos, y, en menor medida a fallos en la fabricación. Existe una gran diferencia entre la eficacia teórica del método y el uso práctico del mismo; es decir, la eficacia teórica, que es mayor, es la que existe cuando se hace un uso correcto del mismo, en contraposición con la eficacia que se deduce de la práctica real, que es menor debido a la falta del uso sistemático y correcto por parte del individuo. Se podría llegar a la conclusión de que el preservativo masculino es el método de prevención de enfermedades de transmisión sexual que existe, ahora bien, como el principal fallo del preservativo se debe a su utilización incorrecta e inconstante, está claro que para aumentar su eficacia no basta con utilizarlo, sino que hay que aprender a usarlo adecuadamente. Entre los errores más frecuentes en el uso del preservativo masculino está la ruptura del mismo debido al uso de lubricantes de base oleosa, la manipulación del mismo sin quitarse anillos de los dedos, o el dañar el preservativo con las uñas, tijeras o dientes al abrir el envoltorio que lo contiene. Otros fallos potenciales ocurren, por ejemplo, cuando los preservativos son

5


almacenados en un lugar demasiado cálido o húmedo, cuando son expuestos a la luz directa del sol o fuentes alógenas potentes (como lo es en las billeteras o en mochilas), o cuando el pene no se retira justo después de la eyaculación. Decía Benhamin Franklin que “La experiencia es una dura escuela, pero los tontos no pueden aprender de otras fuentes” 3.- b) Fallos Mecánicos de los Preservativos. Además de la posibilidad de rotura o desplazamiento (que se corra de su lugar), está claro que el preservativo sólo puede ser eficaz "cuando se utiliza de modo correcto", cuando se dan las condiciones óptimas. En la práctica, hay siempre un amplio margen de usos defectuosos. En este sentido existen conocidos estudios donde se describen con detalle los numerosos casos de fallo del preservativo. Pero, curiosamente se sigue equiparando "prevención" con "buen uso del preservativo" por parte del hombre sin que la eficacia de tal instrumento sobre la enfermedad haya sido estadísticamente demostrada. Es más, debido a diversos factores que intervienen en la transmisión, esta eficacia es indemostrable, puesto que las parejas relacionadas sexualmente, no es mucho lo que se fijan, en el momento del acto, o en consecuencia, el acto ya consumido. Hay dos estudios de Trussel et al. en 1992 que informan de frecuencias de roturas y deslizamiento del 14.6%. En el primer estudio, los autores resumen: "Un estudio prospectivo empleando dos marcas de preservativos encontró que, de 405 preservativos empleados para las relaciones sexuales, el 7.9% o se rompió durante la relación o al retirarse, o se resbaló durante las relaciones; ninguno de estos hechos está relacionado con el tipo de preservativo ( la marca). El 7.2% se resbaló al retirarse; no se encontró relación entre el deslizamiento del preservativo y su marca o el uso anterior del preservativo, pero era significativamente más alto el porcentaje 6


cuando se usó algún lubrificante adicional". En el segundo estudio, en la revista Family Planning Perpectives, se dice: "Los investigadores observan que la alta frecuencia con que los preservativos se resbalan y se caen al retirarse es de un 17% de los preservativos que no se habían roto, se habían caído durante las relaciones. Indica un alto nivel de mal uso. También, un mejor empleo puede ser difícil de conseguir, pues todas las mujeres que participaron habían recibido instrucciones escritas y verbales sobre su empleo adecuado”. Lo cual lleva a una “ignorancia” frente al tema al momento del acto mismo. 3.- c) Contagio VIH Homosexual: El tema de la práctica del sexo anal por parte de los homosexuales es mucho más claro en lo concerniente a la tasa de fallos y al riesgo de contagio. Durante esta relación anal, por razones anatómicas el roce es mayor, por lo que los preservativos deberían ser más gruesos para ser algo más seguros. Pero lo que ocurre es que cuanto más grueso, menor es su aceptación de parte de ambos. Las estadísticas en los países Occidentales mostraban que el riesgo de contagio de VIH más claro para un hombre es la droga por vía intravenosa y la homosexualidad. Unos datos extremos que avalan esta conclusión fueron obtenidos en 1993 en la ciudad de Nueva York en la que de 4352 casos de SIDA en hombres, 2687 mantenían relaciones sexuales con hombres pertenecientes a grupos de riesgo, 261 habían usado drogas intravenosas y tenían relaciones sexuales con hombres, 2 habían mantenido relaciones sexuales con mujeres de grupos de riesgo. En España, en un estudio de la asociación Stop SIDA realizado conjuntamente con el CEESCAT de Cataluña en

7


1993 y 1995 revela que una proporción relativamente importante de los gays declaró haber tenido accidentes en el manejo de los preservativos (32% roturas y el 15% deslizamientos). 3.- d) Sexo Adolecente: Si ahora pasamos a analizar las relaciones sexuales precoces, entre adolescentes, hay informes que revelan que el fallo de los preservativos empleados como contraceptivo puede ser de hasta el 50%. Si esto es así, ¿cuánto fallarán en la prevención del contagio de VIH?. Otro dato significativo que muestra en la práctica, los fallos del preservativo, se veía reflejado por un comunicado del Centro Dator, de Madrid, lugar donde en mayor cantidad se eliminan a niños antes de nacer en España. Decía un titular del diario el País 20-8-2000 que "La mitad de las jóvenes que abortan declaran rotura del preservativo". Haciendo cálculos, sabiendo que en España alrededor de 50.000 niños se les impide nacer, que otros felizmente nacen, y que la muestra de Dator es para jóvenes hasta 25 años, nos haremos una idea de cuanto falla el preservativo para evitar un embarazo que no se desea. No conviene olvidar, que la transmisión del SIDA ocurre cualquier día del mes. 3.- e) La Observación de Eficacia del Preservativo en el acto mismo: La eficacia del preservativo femenino es incierta. Un estudio de la Universidad de Alabama analizó un total de 1.464 usos por parte de 210 parejas monógamas masculinas/femeninas. Los investigadores compararon los índices registrados relativos a fallos de los preservativos con la exposición al semen por parte de las mujeres, medidos en función de los niveles de antígeno específico a la próstata (AEP), evaluados con dos criterios de medición distintos. El 7% de las mujeres mostró exposición al semen con ambos criterios, y el 21% con uno de los criterios. Para

8


las mujeres que declararon no haber observado fallos de los preservativos, la cifra fue del 5% y del 19%, respectivamente. Los investigadores afirmaron que estas proporciones, relativamente elevadas, "indican que las apreciaciones individuales subestiman la frecuencia de fallos con los preservativos".

Conclusi贸n: El cond贸n, utilizado de manera correcta y sistem谩tica, constituye una medida preventiva

9


de alto porcentaje de eficacia que se dispone en la actualidad para evitar las ETS, incluyendo el SIDA. La protección contra las ETS (incluyendo el VIH) que ofrece el condón, cuando es bien utilizado, es muy elevada; si bien no es absoluta, sí es cercana al 100 por ciento. A pesar de la resistencia de diversos sectores de la sociedad ante la promoción del condón, es necesario llevarla a cabo, pues se trata de un asunto de vida o muerte. El uso del condón es un método de prevención de enfermedades sexualmente transmisibles y no un método para aumentar la sensibilidad sexual y el erotismo, por lo cual la sensación nunca será la misma. Es necesario aprender a "sentir con el condón", para evitar la idea de que en uso interfiere y enfría la relación sexual, como se vio reflejado en los homosexuales. Más bien, la evidencia demuestra que tanto los preservativos para hombres como aquellos para mujeres son altamente efectivos en la prevención de la transmisión del VIH/SIDA al igual que la no concepción de hijos; especialmente cuando se usan adecuadamente.

Bibliografía:

10


Benjamín Franklin; Aumenta el SIDA en homosexuales pese al preservativo http://blogs.hazteoir.org/alex/2009/12/11/aumenta-el-sida-en-homosexuales-pese-alpreservativo/ ¿Por qué los preservativos no protegen contra el SIDA? http://www.aciprensa.com/sida/preservativos.htm Condon - Preservative http://www.monografias.com/trabajos/condon/condon.shtml La evidencia científica sobre la efectividad del preservativo de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) http://translate.google.cl/translate?hl=es&langpair=en| es&u=http://www.niaid.nih.gov/about/organization/dmid/documents/condomreport.pdf

11

"Las Enfermedades de Transmisión Sexual" Y la Prevención de esta a través de los preservativos  

Pamela Landero Toro

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you