Page 1

Niveles de organización del cuerpo humano El cuerpo humano posee unos cincuenta billones de células. Éstas se agrupan en tejidos, los cuales se organizan en órganos, y éstos en ocho aparatos o sistemas: locomotor (muscular y óseo), respiratorio, digestivo, excretor, circulatorio, endocr ino, nervioso y reproductor. Sus elementos constitutivos son fundamentalmente el Carbono (C), Hidrógeno (N) Oxígeno (O) y Nitrógeno (N), presentándose otros muchos elementos en proporciones más bajas. Estos átomos se unen entre sí para formar moléculas, ya sean inorgánicas como el agua (el constituyente más abundante de nuestro organismo, dibujo de la derecha) u orgánicas como los glúcidos, lípidos, proteínas... Pero la vida que alberga estos átomos y moléculas reunidos con un propósito concreto, convierten al ser humano y a cualquier ser vivo en una extraordinaria máquina compleja, analizable desde cualquier nivel: bioquímico, citológico, histológico, anatómico... A la derecha puedes ver el contenido en agua (azul) en el ser humano.

La Citología es la rama de las ciencias biológicas que estudia las células. La célula es la mínima unidad de la vida. Todos los seres vivos están formados por una o muchas células. Aquí abajo puedes ver un dibujo de la célula de los seres que pertenecemos al Reino Animal. Se trata de una célula Eucariota Animal:

Luciano y Daniel


Niveles de organización del cuerpo humano

Todas las células comparten unos elementos esenciales, como son la membrana envolvente, el citoplasma, rico en orgánulos en las células eucariotas y un núcleo claramente diferenciado en este tipo de células, con una membrana nuclear que envuelve al material genético. El núcleo, es el "cerebro" organizador de la célula, y sigue un "programa" o plan general coordinado, escrito, en la especie humana, en 100.000 genes, ordenados en 23 pares de cromosomas. La Histología se ocupa del estudio de los tejidos biológicos. Existen sólo unos pocos tejidos básicos, que son el epitelial, el conjuntivo, el muscular y el nervioso, con los que el organismo se relaciona, se protege, secreta sustancias, mantiene su forma, se desplaza, coordina sus funciones y relaciones con el medio. Hay cuatro tipos básicos de tejido:

tejido conectivo, tejido

epitelial, tejido muscular y tejido nervioso. El tejido conectivo sostiene y une otros tejidos como el

óseo, el sanguíneo y

el linfático. El tejido epitelial sirve de cobertura; entre éstos se encuentran la piel y el revestimiento de varios conductos en el interior del cuerpo. El tejido muscular consta de músculos estriados o voluntarios que mueven el esqueleto y de músculo liso, tal como el que rodea al estómago. El tejido nervioso está formado por células nerviosas o neuronas y sirve para llevar "mensajes" hacia y varias partes del cuerpo.

Luciano y Daniel


Niveles de organización del cuerpo humano

. Aparato circulatorio Podemos considerar el aparato circulatorio como un sistema de bombeo continuo, en circuito cerrado, formado por: Motor: corazón Conductos o vasos sanguíneos: arterias, venas y capilares Fluido: sangre

El corazón es un músculo hueco, situado en el interior del tórax entre ambos pulmones; está dividido por un tabique en dos partes totalmente independientes, izquierda y derecha. Ambas partes presentan dos cavidades superiores llamadas aurículas y otras dos inferiores, los ventrículos. El torrente sanguíneo proporciona la completa circulación de la sangre. Luciano y Daniel


Niveles de organización del cuerpo humano Aparato digestivo El aparato digestivo está formado por el tracto digestivo, una serie de órganos huecos que forman un largo y tortuoso tubo que va de la boca al ano, y otros órganos que ayudan al cuerpo a transformar y absorber los alimentos (ver la figura). Los órganos que forman el tracto digestivo son la boca, el esófago, el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso (también llamado colon), el recto y el ano. El interior de estos órganos huecos está revestido por una membrana llamada mucosa. La mucosa de la boca, el estómago y el intestino delgado contiene glándulas diminutas que producen jugos que contribuyen a la digestión de los alimentos. El tracto digestivo también contiene una capa muscular suave que ayuda a transformar los alimentos y transportarlos a lo largo del tubo. Otros dos órganos digestivos “macizos”, el hígado y el páncreas, producen jugos que llegan al intestino a través de pequeños tubos llamados conductos. La vesícula biliar almacena los jugos digestivos del hígado hasta que son necesarios en el intestino. Algunos componentes de los sistemas nervioso y circulatorio también juegan un papel importante en el aparato digestivo.

Luciano y Daniel


Niveles de organización del cuerpo humano

Aparato respiratorio La función principal de los pulmones es proporcionar oxígeno a la sangre y eliminar el dióxido de carbono de la misma. Para llegar a los pulmones, el aire entra por la boca y la nariz y pasa por la parte posterior de la garganta (faringe), a través de su caja de la voz (laringe) y por la tráquea. La tráquea se divide en dos tubos principales, bronquial o canales de aire. Cada tubo bronquial esta dividido en pequeños pasajes (bronquios), que se dividen en varias partes más, que finalmente forman tubos mucho más pequeños (bronquiolos), los bronquiolos terminan en pequeños sacos de aire elásticos cerrados, llamados alvéolos. Su sangre se lleva a estos sacos de aire de los pequeños vasos sanguíneos, que despiden dióxido de carbono de la sangre a los sacos de aire y al mismo tiempo absorben el oxígeno desde los sacos de aire en la sangre.

Su sistema respiratorio tiene varios mecanismos de defensa que impiden que el material extraño entre en los pulmones. Los vellos de la nariz filtran las partículas más grandes. Unas células especiales dentro de su tráquea y los bronquios segregan moco que ayuda a mantener la humedad de las vías respiratorias y también mantiene lubricadas las bacterias, polvo y otros materiales extraños.

Luciano y Daniel


Niveles de organizaci贸n del cuerpo humano

Luciano y Daniel

Trabajo de Luciano y Daniel  

Trabajo de Luciano y Daniel sobre la célula