Page 6

palabras

6

Noviembre 2012

Investigadores Tandilenses Espacios de inclusión

¡Si se quiere, se puede!

Liliana Mileo nació en P aternal, Ciudad de Buenos Aires. A Paternal, los 18 años se mudó a T andil con su familia porque a su Tandil mamá le recomendaron este clima por un problema de salud. Desde entonces trabajó como empleada doméstica y cuidando a señoras de tercera edad. De chica no pudo ter ter-Teminar la escuela primaria, pero a los 10 años escribía: “ “T nía imaginación. V olaba”, admite esta mujer de 56 años, Volaba”, poeta, pintora y madre de Héctor Herrera, un joven con una leve discapacidad. Madre e hijo se acercaron a Palabras para contar su historia. Liliana trajo sus poemas y Héctor sus dibujos. Viven juntos en Las Tunitas, apoyándose mutuamente en sus inquietudes artísticas y culturales. No esperan que las oportunidades lleguen solas. Las buscan. Y agradecen cuando un espacio para mostrar sus inquietudes les es ofrecido. Liliana retomó sus estudios primarios en 2004. Fue entonces cuando maestras maravillosas, como Luisa Ávila y María Abdala, la alentaron a escribir nuevamente y la anotaron en una maratón literaria en Buenos Aires para que participe con uno de sus poemas. Le encanta leer. “De todo siempre saco algo: cosas profundas, cosas prácticas”, y revela también que a su hijo le insistió tanto con la lectura, que al final logró que también a él le guste

leer. Héctor trabajó en el Taller Protegido, hizo cursos de panadería y soguería del Programa Envión, un curso de teatro en La Confraternidad, y ahora, gracias al apoyo de mucha gente, está terminando la primaria. Liliana lo incentiva a desarrollar sus potenciales y descubrió que es muy bueno en dibujo. Copia a ojo comics y diseña dragones. La librería El Atril les dio un espacio para que madre e hijo hicieran una muestra conjunta. Y como ganas de hacer cosas les sobran, ahora han creado una revista a través de la cual buscan difundir sus creaciones, para que, como ella lo expresa “mis escritos puedan despertar algo que los lectores tengan dormido”. “Tener una discapacidad no significa que se termina el mundo; hay posibilidades para todos”, concluye Liliana y nos entrega un poema, por si lo queremos publicar. Y sí, queremos. Aquí va en reconocimiento a la fortaleza, constancia, gratitud e ingenio de dos seres que, como tantos, hacen pequeñas y grandes obras con lo que tienen a su alcance.

Soy… Soy la niña inocente, la adolescente con sueños de futuro, la hermana orgullosa de sus hermanos, la hija que desea complacer a sus padres, la mujer en busca de sus sueños, la que sufre desengaño, la que todos quieren modelar… Soy la amante sin restricciones, enfrentando la sociedad que no entiende de convicciones. Soy la que abandonan, la que cae y se levanta, lucha y sufre. Hasta que llega el hijo, ese hijo de mis entrañas que todos miran, que nadie ama. Por él soy leona con certeras garras. Por él sigo luchando con todas mis armas. Soy muchas en una, soy una en todas. La que sola dejaron y al abandono obligaron. Soy la que va a morir, la que lo dejó todo, la que no se lleva nada. Mas hoy queriendo callar sus conciencias todos la lloran con tristeza. Liliana Mileo

CON FESTEJOS LA PEÑA EL CIELITO CUMPLE 55 AÑOS Con Motivo de cumplir 55 años el 20 de Octubre se realizó una misa en la Iglesia Matriz, con la presencia de miembros de comisión directiva de la institución, socios, abanderados, escoltas y alumnos de la escuela de danzas. Se pidió por el eterno descanso de los socios fallecidos y por toda la familia de la Peña. Terminado el responso el padre Raúl Troncoso dio su bendición sobre la bandera y estandarte de la institución. A partir de las 21.30 hs. en la sede de la Peña dieron comienzo los festejos por el aniversario, con una sala completa en su capacidad, adornada para

la ocasión, fueron pasando por el escenario los ballets “Pre Infantil” , “Infantil” , “Juvenil” , “Mayor” , “El Cielito en el recuerdo”, “Adultos Tradicional” y “Adultos Estilizado”, alumnos de la escuela de danzas de 1° , 4° y 5° año. Entre empanadas, vino, espectáculos y pista de baile abierta para el público, fue transcurriendo la noche hasta el momento del brindis. Seiscientas personas alzaron sus copas para homenajear y recordar a la gente que ha sido parte de la peña en estos 55 años. Finalizando la jornada y llegada la media noche se entregaron presentes a todas las madres en la celebración de su día.

periodico palabras noviembre  
periodico palabras noviembre  

PERIODICO PALABRAS DE TANDIL

Advertisement