Page 1


EL METABOLISMO DEL REC COMTAL Metabolismo es un neologismo creado con la combinación de las raíces griegas metabolé (μεταβολή) que significa cambio, transformación, y el sufijo -ismós ( -ισμός ) que denota doctrina, tendencia, teoría o sistema. No puede entenderse el Rec como una infraestructura con una traza estable sino como un sistema de aportación de aguas al llano de Barcelona que ha variado con los usos y necesidades del territorio. Sus distintos trazados responden procesos de mayor envergadura que lo relacionan con las circunstancias de su época. El Rec no sólo cambia la traza sino que es reconstruido y reparados continuamente. No estamos tratando una ruina de un periodo concreto, su interés no radica tanto en el valor arqueológico de una materia inestable como en el poder configurador de la infraestructura. La presencia del Rec en sus distintos tramos atrae, condensa y ordena la actividad, la vida, la industria y la población. Los recursos están en el origen de poblamiento de cada territorio, si Barcelona ha sido posible, ha sido por su agua tanto la del Mediterráneo como la del llano. Barcelona tiene un acceso rápido al agua del freático por lo que en general, la ciudad podía autoabastecerse de agua de boca llegando a contar más de 2000 pozos y 400 minas. Las infraestructuras hidráulicas, del puerto al Rec pasando por los pozos, son siempre motor de evolución. El rec modifica los usos del territorio y por tanto a la población que se establece en torno a él. Es fuente de poblamiento y actividad. El Rec no es sólo el espacio de agua sino todo aquello que provoca, espacios relacionales.

AGUA Y TERRITORIO Existe una estrecha relación entre el agua y el desarrollo de una ciudad en un territorio determinado. En el caso de Barcelona ha tenido un rol fundamental: en el comienzo como un símbolo de civilización y de cultura en la época romana, pasando como bien de primera necesidad durante la Edad Media, reutilizado con la llegada de la industria y las infraestructura a partir del siglo XVIII. Se establece ente el agua y territorio una relación de mutua formalización en la que la preminencia sobre el otro varía con el tiempo. Podemos decir, sintéticamente que si al principio era el agua la que formaba el territorio, posteriormente fueron su infraestructuras las que prevalecieron.


EL ACUEDUCTO DE BARCINO S.II D.C

Restos del Acueducto de Barcelona


EL AGUA EN LA CIUDAD ROMANA La ciudad romana entiende la importancia del agua para la expansión urbana y el desarrollo de la civilización. Los acueductos eran una infraestructura prioritaria para el desarrollo de una ciudad romana y son un testimonio del avanzado nivel tecnológico alcanzado desde la ingeniería en la esta época.

EL ORIGEN DE UNA CANALIZACIÓN Aunque Barcelona era capaz de autoabastecerse debido a la abundante agua freática de llano, la sistemática ciudad romana traía consigo una serie de infraestructuras para la higiene, fuentes, termas, y cloacas, que fueron alimentadas con las aguas de Montcada. Se construyó para ello un acueducto desde Montcada que abastecía las termas de Barcino y servía también por su pureza como agua de boca.

EL TRAZADO DEL ACUEDUCTO

Sistematización del trazado mediante el estudio de las pendientes

El acueducto era una canalización cerrada de agua rodada, es decir, movida únicamente por la gravedad. El agua se tomaba de un punto elevado para asegurar el transporte y una mayor calidad. Aunque se captaba del río superficial, la decantación a la que se sometía el agua filtraba impurezas. Un embalse en el origen procuraba reducir la dependencia de los estiajes y crecidas del río aunque no evitaba que la salud pública se resintiese ante las sequías. La traza que se muestra fue conseguida gracias a la parametrización de la pendiente según De aquaeductu Urbis Romae de Sexto Julio Frontino y los escasas restos conocidas del acueducto para la Carta Arqueológica de Barcelona.

Infraestructuras romanas en Barcino


LA COLONIA ROMANA DE BARCINO EN EL S.II


EL REC COMTAL. UNA INFRAESTRUCTURA ECONÓMICA ALTA EDAD MEDIA. S.XI

Torre Molí de Bell Lloc


Abandono y reconstrucción industrial El abandono de las infraestructuras públicas romanas que se abastecían del acueducto lleva a la desaparición del mismo y no es hasta la Baja Edad Media (en torno al S.X) cuando la floreciente ciudad condal requiere las aguas de Montcada de nuevo. Esta vez no se trata de un uso urbano sino industrial. La infraestructura se convertía en una operación especulativa generadora de rentas puesto que se aprovecha su fuerza motriz para los molinos harineros y para las huertas del llano. El agua de boca se conseguía con pozos gracias al rápido acceso al freático en todo el llano de Barcelona. Incluso las huertas del sur del Barcelona se abastecieron con pozos introducidos por los árabes. Actividades productivas en torno al Rec

Una traza diferente La nueva canalización, el Rec discurría paralelo a la Strata Francisca o Francigena, variante de la Via Augusta, que conectaba la ciudad con el Imperio de los Francos del norte que habían regido la ciudad. Su uso industrial modificó su trazado rectilíneo del acueducto para introducir los embalses y curvas necesarios para conseguir la fuerza suficiente que haría mover las ruedas de los molinos. .

Nueva relación con el territorio

Curvatura y embalse de los molinos que pervivieron hasta el s.XX

Montcada i Reixac, además de ser la ultima parada antes de Barcelona, tenía el control del agua industrial de Barcelona lo que se convierte en un instrumento de poder que dará prevendas a la población como y la hará crecer. Pero no sólo Montcada floreció con la acequia, sus aguas se iban utilizando para cultivar fértiles huertas además de aportar agua para los artesanos de las poblaciones crecientes. El antiguo acueducto no había dado servicio a infraestructuras a lo largo de su trazado sino directamente a los servicios públicos de la ciudad de Barcelona y podía mantener una traza más regular. El rec, por el contrario, pemitía el acceso inmediato al agua propiciando una relación diferente.


EL REC COMTAL EN EL S.XI


EL REC EN LA CIUDAD BAJA EDAD MEDIA, S.XV

Los oficios en el Born


El agua se mantiene como recurso principal indispensable para beber, para regar y como energía motriz. En este momento aún son las aguas superficiales del Besòs las que alimentan el Rec con una calidad inferior a las freáticas y que hace poco recomendable su uso como agua de boca por lo que se mantiene el abastecimiento urbano mediante pozos. Además la captación superficial somete al Rec a los mismo estiajes del río. Por la primera vez, el Rec entra directamente en la ciudad histórica de Barcelona.

OTRA RELACIÓN CON LA TRAMA URBANA

Industrias surgidas al paso del Rec por el interior de la ciudad Tintoreros Blanqueadores Paraires Curtidores

Con la muralla alto medieval el último tramo del Rec queda absorbido por la trama urbana. Nuevas industrias crecen en torno él ya en el interior: sazonadores, cordereros, adoberos, tintoreros, blanqueadores y la industria textil. El ciclo del agua organizaba la vida urbana y el orden de las industrias en su cauce. Su progresivo deterioro debido a las industrias crecientes y a los molinos era también causa de movimiento demográficos sobre el territorio. Las primeras poblaciones fuera de las murallas históricas de Barcelona comienzan a aparecer en el norte del Rec

Poblaciones en torno al Rec Comtal

Situación de poblaciones y huertas respecto al Rec


EL REC COMTAL EN EL S.XV


LA INESTABILIDAD DEL REC EL REC EN EL S. XVIII


En Barcelona el siglo XVIII supone un fuerte crecimiento demográfico, por la densificación de la ciudad, la ocupación de raval y la contrucción de la Barceloneta y se hace necesario ampliar los caudales del Rec para una demanda cada vez mayor también para el riego como para los molinos y los usos industriales.

Barcelona vista desde el Camí d’Horta

El Rec fue también motivo político, de ordenaciones, gestión y disposiciones que regulan el uso desde los órganos de poder. La calidad de las aguas transportadas por el canal obligó a a dictar una serie de disposiciones para salvaguardar su limpieza.

EL ESTADO DE LAS AGUAS La contaminación del Rec al alcanzar Barcelona lo hacía desechable aunque seguía sirviendo para regar las huertas y mover los molinos. El Rec a su paso por la ciudad se ha convertido en una verdadera cloaca urbana que se unía con el Merdançar. Las aguas sobrantes de las fuentes públicas y los restos fecales de las letrinas eran conducidas tan cerca de las potables que, con frecuencia, filtraciones tóxicas ponían en peligro la salubridad de las aguas para el consumo humano.

LA FIBLA DEL CLOT. EL REC COMO AGUA DE BOCA. A partir del 1703 el agua de Montcada se utiliza también para abastecer a la población de Barcelona se comenzó a llevar agua de la Acequia Condal captada en el Clot, antes de los molinos, para minimizar la insalubridad. La fibla se conducía por un canal a cielo abierto aumentando la posibilidad de contaminación, hasta la fuente de Canaletas y otras fuentes públicas posteriormente. El crecimiento de la ciudad y el aumento de la insalubridad obligaron al soterramiento del tramo Los perfumes de Barcelona 1875 Archivo histórico de la ciudad

RELACIÓN CON LA TRAMA URBANA En el interior de la ciudad se establecía una relación orgánica con el caudal, sin embargo, en diciembre de 1718, al derribarse el barrio de la Ribera para edificarse la Ciutadella, se tuvo que modificar el trazado de la Acequia Condal, lo cual originó un estancamiento de sus aguas dentro de la ciudad, así como la inundación de varios campos del Llano de Barcelona.

CAUDAL INCIERTO El rec, que aún se captaba de agua superficial, tenían un caudal incierto que fluctuaba según el del besos afectando a la las actividades económicas tanto en sus sequías como en sus repuntes que rompían la calización y provocaban desbordamientos.

La ciutadella


EL REC COMTAL A PARTIR DE 1714


ABASTECIMIENTO URBANO EL REC EN EL S. XVIII

Los usos domésticos del Rec


Nuevas condiciones económicas y demográficas producen un aumento de la densidad demográfica, industrial y agrícola que reuqerirá aumentar el caudal para atender la demanda MINAS Y ESTABILIZACIÓN DE CAUDAL Hasta 1778 no se impulsó la construcción del sistema de minas por filtración de Montcada para incrementar y estabilizar el caudal de la acequia debido a las sequía y desbordamientos de los últimos años.

Reixegó de Montcada

La falta de agua en Barcelona era notable y la epidemia de fiebre amarilla de 1821 había mostrado la deficiencia del abastecimiento y de las conducciones sanitarias que tuvieron su respuesta en la ampliación de la mina de 1822. Se realizaron sucesivas ampliaciones hasta la 1852. Esta conducción acaba en el repartidor del “Reixegó” donde los regantes y los molinos se reservaban en exclusiva las dos terceras partes del caudal de las minas de Montcada. CAMBIO INDUSTRIAL, POLO DE POBLACIÓN. Aunque los molinos se encuentran en importante regresión, aumentó la actividad industrial con fabricas, básicamente textiles, en Sant Martí de Provençals, Sant Andreu de Palomar y el Poblenou. En cuanto al regadío, se mantiene la importancia que tenía en el siglo XVIII. EL AGUA PRIVADA Y EL ENSANCHE. El principal impulso para el cambio en el modelo del agua no fue la demanda industrial sino los nuevos usos privados. Frente a la falta de soluciones municipales para dar abastecimiento a toda la ciudad, empresas privadas ven la posibilidad de negocio y comienzan a satisfacer las necesidades hidrológicas de algunos sectores creando poco a poco una red capilar de distribución. RELACIÓN CON LA TRAMA

Plano de distribución de la SGAB en Ciutat vella y Gràcia.

Durante el siglo XIX la expansión de la urbanización, y en concreto la construcción del Ensanche, obligó a continuar el abovedamiento progresivo del Rec según las teorías miasmáticas de higiene para el trazado de nuevas calles provocando al mismo tiempo el retroceso del regadío. La agricultura queda reducida a campos residuales y en expectativa de urbanización A su paso por la ciudad la acequia repleta de agua insalubre queda integrada en la red de cloacas. Sin embargo, en la expansión demográfica, industrial y urbanizadora de los pueblos cercanos a la ciudad la acequia aún con sus aguas relativamente limpias se mantiene como elemento vertebrador, foco de actividades y organizador de la trama urbana con restos que aún hoy se ven. El Rec permitía el desarrollo del riego en Sant Andreu, Sant Martí de Provençals y la Horta del Portal Nou. En el interior de la ciudad el Rec servía de lavadero y a veces como alcantarilla.

Fuente de Canaletas. La distribución privada convivía con el sistema de fuentes públicas


EL REC COMTAL A PARTIR DE 1778


AGUAS DE MONTCADA EL REC EN EL S. XIX


CONTAMINACIÓN Y ABOVEDAMIENTO En los espacios domésticos de la ciudad amurallada, los pozos se encontraban en los patios de vecinos, a poca distancia de los pozos negros de las letrinas de modo que la contaminación por filtración era inevitable. Según la teoría de los miasmas. Las emanaciones eran la vía del contagio, y el hedor, su síntoma más inmediato. En el espacio público, para evitar el riesgo, se procuraba facilitar la circulación del aire y del agua, aumentar el número de fuentes, renovar las cloacas, pavimentar y regar las calles. (Museu d’Historia de la Ciutat) PROYECTOS MUNICIPALES FRUSTRADOS. EL ACUEDUCTO DE MONTCADA Y LOS POZOS DEL BESÒS Acueducto bajo de Montcada

El ayuntamiento respondió a las iniciativas privadas con la inauguración de los pozos en el lecho del Besòs en 1879 que alimentaron el Acueducto de Montcada, inaugurado en 1826, con un doble caudal, el de los pozos y el del tercio procedente de las minas del Reixegó. Desde ese momento, con la anulación de la fibla del Clot, el Rec no conduce ya agua para el uso potable de la ciudad. DESAMORTIZACIÓN Y GESTIÓN El dominio eminente del canal pertenecía al Patrimonio Real que hizo numerosas concesiones de agua. El uso del agua del Rec se convirtió en una fuente de rentas para el erario público, ya que las concesiones según el pago de un censo anual.

Proliferación de Masías

Con el nuevo orden constitucional la mina, el Rec y los molinos se incorporan al erario público, siendo desposeido el Real Patrimonio. La Real orden de 1835 privatizó las aguas subterráneas reconociendo la libertad de los aprovechamientos a los propietarios que tenían la propiedad de uso, aunque jurídicamente no eran los propietarios del canal. El tema de la propiedad quedó confuso en parte pero los usos no se modificaron y continuaron con el orden bien establecido: primero el riego, segundo los conductos del ayuntamiento de Barcelona, Ciudadela y Fuerte Pío, tercero los molinos. NUEVOS MUNICIPIOS Y LÓGICAS TERRITORIALES Los asentamientos que florecían en el llano de Barcelona crecieron lo más cerca posible de la ciudad pero manteniendo la zona crítica estipulada por la Ciutadella . La población obrera atraída por las industrias desarrolladas en torno al Rec fue el motor definitivo para el crecimiento de esta parte de Barcelona.

Zona crítica

Además observamos la proliferación de Masías independientes en la huerta más alejada a la ciudad mientras que la huerta cercana queda para uso de los barceloneses.


EL REC COMTAL EN EL 1826


LA CRISIS DE 1914

Casa de las Aguas de Trinidad


EPIDEMIAS En 1914 una epidemia de fiebre tifoidea causó 2.267 muertos entre sus habitantes por el mal estado de las conducciones de agua potable aunque se sabia de antes el posible peligro por la filtración de los pozos negros. Los análisis de las aguas de la ciudad realizadas por el Laboratorio Municipal de Barcelona resultaron decisivas para detectar la epidemia en las aguas procedentes de Montcada.

Acueducto alto de Montcada

La epidemia obligó en ese momento a afrontar el control higiénico del abastecimiento de agua en la ciudad de Barcelona. RESPUESTA MUNICIPAL El Ayuntamiento de Barcelona respondió con la sustitución urgente del casi centenario acueducto Bajo de Moncada por una nueva infraestructura y las distribuciones ya en el interior de la Ciutat Vella y la Barceloneta que aislaran la red de las filtraciones de los pozos negros. Con el nuevo Acueducto Alto de Montcada se pretendía abastecer al Ensanche y los pueblos agregados desde Vallcarca. Las instalaciones preexistentes se modernizaron epidérmicamente para mejorar la imagen pero no pudieron competir con la Sociedad General de Aguas.

Obras municipales de reparación

POBLACIÓN OBRERA Y APROPIACIÓN El crecimiento industrial del Poblenou con los primeros prados de indianas y posteriores edificios fabriles (harineras, textiles, adoberías, bóbilas, químicas) aprovecharon la presencia del Rec Comtal y modificaron la población de estos distritos que se volvieron predominantemente obreros. LA PREEMINENCIA DE OTRAS INFRAESTRUCTURAS

Inauguracion de los tramos desviados del Rec

El mismo papel densificador de las murallas medievales se repite ahora con los trazados ferroviarios. Las vías favorecen el crecimiento de los municipios pero sectorizan el territorio, sólo el espacio aislado más allá de las vías se mantiene principalmente agrícola. Por tanto, ya no es el rec el que estipula la lógica urbana de los municipios ni la estructura territorial y su traza se cubre se salta o se desvía a un ritmo creciente.

Ferrocarriles y urbanización


EL REC COMTAL TRAS LA CRISIS DE 1914


EL ABANDONO DEL REC EL REC EN EL S. XX


EL FIN DE UN PROCESO En los años setenta culminó la transición iniciada un siglo antes para abastecer de agua a toda Barcelona mediante una red capilar de saneamiento. La inmigración y el barraquismo de las perfierias obreras retrasaron en parte este proceso debido a que parte de la población más humilde mantenía cierta dependencia con el cauce la acequia. El crecimiento de la demanda de agua a las empresas de abastecimiento era moderado respecto al aumento real de población.

Perviviencia de inercias antiguas en el uso del agua en el tramo alto del Rec

“Uno de los aspectos más novedosos y relevantes fue el proceso de incorporación del agua a las viviendas, con nuevos aparatos sanitarios y espacios de baño que modificaron profundamente las prácticas higiénicas y vehicularon una nueva cultura del cuerpo. Pese a las prescripciones normativas que estimulaban el aumento del consumo de agua, su alto coste, las inercias de las pautas tradicionales, las marcadas diferencias sociales y las crisis prolongaron esta transición hasta principios de los años setenta. La culminación de la «conquista del agua» coincide con el final de un ciclo y con la emergencia de la problemática de los «límites del crecimiento», propia de un nuevo movimiento histórico.” LA REVOLUCIÓN DEL AGUA EN BARCELONA, Agua corriente y ciudad moderna, 1867-1967, Manel Guàrdia LA RELACIÓN CON EL REC COMTAL

Traza del rec visible en la organización urbana de Sant Andreu del Palomar

La actividad industrial a lo largo del Rec fue un polo de creación de periferias obreras que dotaron al Rec de nuevos usos domésticos. Los barrios más densos y populares, que mantuvieron durante mucho tiempo las condiciones insalubres heredadas del pasado, presentaban un nivel muy bajo de urbanización y un acceso muy limitado a las redes técnicas. Es por ello que pervivieron en ellos infraestructuras obsoletas en otros distritos como baños públicos, lavaderos. En los barrios en los que el Rec atravesaba directamente la trama urbana como el Clot de Sant Martí de Provensals, la relación con el mismo era mucho mayor. Sin embargo, cuando la canalización se convirtió en la cloaca de la ciudad y los terrenos que regaba fueron ocupados por usos residenciales e industriales, se aceleró su desaparición, el Rec cayó en desuso y su infraestructura comenzó a despedazarse.

Desaparición de la traza en el Ensanche

Así, se puede reconocer el Rec cómo una presencia fundamental en los primeros tramos de organización de la ciudad, a naciente, donde se evidencia muy fácilmente el recorrido del agua. Al revés, a puente, donde se desarrolla una ciudad abastecida y acomodada, esta estructura se ha olvidado en la gestión y organización de las manzanas quedando, solamente, pequeños vestigios de su traza original.


EL REC COMTAL EN LA DECADA DE 1960


EL REC HOY


Hoy en día, el Rec Comtal es apenas una infraestructura inconexa y desmantelada parcialmente cuya recuperación como cauce completo es imposible. El rec pervive en la memoria de los mayores, en la traza urbana, en la huerta de la ponderosa y en las arquitecturas del agua, pero, ¿como podemos convertir el rec en una oportunidad para el paisaje urbano contemporáneo? EL REC POLÍTICO De la especulación a la apropiación. Frente al acueducto romano, cubierto y controlado, la presencia accesible del Rec Comtal supone, desde su construcción hasta el S.XX, un hito en el paisaje y la memoria de los territorios que atraviesa. Vemos aquí el inicio de la desinstitucionalización del rec, que se vuelve capaz de albergar actividades sociales. La acequia fue siempre una infraestructura especulativa, origen de rentas y símbolo del poder pero la población fue apropiándose de ella con sus propios usos. LA VIDA HOY DEL REC A pesar de las adversidades, un pequeño tramo del Rec ha conseguido pervivir hasta la actualidad manteniendo al menos, uno de sus usos históricos, el agrícola, tanto organizado como espontáneo. La ponderosa da una esperanza de salida al agua del Rec como agua aun productiva y de apropiación social de las actividades. ¿Es la oportunidad de recuperarlo para ellos?

1914 / Actualidad

El Reixegó hoy


EL REC COMTAL EN LA ACTUALIDAD


Traza romana Traza medieval Traza hidrológica Traza agrícola Traza contemporánea


¿QUÉ SERÍA BARCELONA SIN EL REC COMTAL? Nunca podremos saber qué sería de Barcelona hoy en día si el Rec Comtal no se hubiera construido nunca. Pero despúes de todo el trabajo de documentación y análisis llevado a cabo, del estudio de su trazado y metabolismo, si sabemos que la Barcelona que conocemos le debe gran parte de su fisionomía e ideosincrasía al Rec Comtal. En cierta manera estudiar el Rec ha sido estudiar Barcelona.


USOS PROYECTADOS HACIA EL FUTURO EL REC ES MEMORIA Por un lado, hacia el pasado, el rec tiene la capacidad de explicar el paisaje y es fuente de identidad territorial. El patrimonio inmaterial debe ayudarnos a mantener la memoria de nuestra relación con lo físico frente a la ciudad genérica, es manifiesto de la intensidad en la relación entre la población y su territorio. EL REC ES CONCIENCIACIÓN Por otro lado y hacia el futuro, es una oportunidad para recuperar la relación directa con el agua, que ahora nos llega procesada, instantánea y libre de responsabilidad. La comodidad del abastecimiento doméstico nos hace olvidar su valor y el Rec puede ser un desencadenante para corservar la conciencia y el compromiso hacia los recursos. EL REC ES ECOSISTEMA Además, la calidad del agua de mina permite que en las lagunas que crea en su primer tramo, se refugie fauna acuática más exigente que no tolera el agua degradada del Besòs aumentando la biodiversidad dando cabida a otras especies. El rec podría por tanto aumentar y enriquecer biológicamente el sistema de parques de la ciudad restituyendo en lo posible un trazado verde muy biodiverso. EL REC ES EJE CÍVICO El rec como conexión cultural entre los distintos distritos de un territorio que hoy, aun estando somtetidos a distintas normativas e instituciones se erigen como una continuidad con una historia común en torno al agua. La traza podría establecerse como una vía cívica de cohesión social que uniera las perfierias hacia el interior. El Rec podrá ser entendido cómo una estructura capaz de ser reconocida cómo un eje cívico, donde se conjuga los diversos dominios que organizan toda la vivencia de la ciudad, desde los pequeños espacios y estructuras a si asociados cómo a las personas que se mueven a lo largo del recorrido. EL REC ES AGUA Parece evidente que un recurso que ha sido fuente de vida, se ha bebido, ha regado las huertas y ha sido fuerza motriz se vería menospreciado al reducirlo a un valor ornamental. Planteamos la posibilidad de conectarlo con el sistema de aguas alternativas no destinadas al consumo humano: riego, limpieza implantado en la gestión actual de las aguas en Barcelona creando, de alguna forma, un parque productivo. Superponiendo las trazas históricas del Rec al densificado ensanche podemos humanizar su formalización sistemática. El rec puede superponer su lógica irregular a la movilidad otrogonal para conseguir un flujo trasversal y unificador. En paralelo al parque de la Sagrera se propone recuperar la memoria de su paso en los pocos vestigios restantes, creando espacios ralentizados dentro de la ciudad, microsistemas que refuerzan la biodiversidad del parque y poniendo de manifiesto esta antigua infraestructura trabajen en la concienciación social sobre el abastecimiento de agua.


BIODIVERSIDAD

SOSTENIBILIDAD

MEMORIA

CONCIENCIACIÓN


BIBLIOGRAFIA BUSQUETS GRAU, Joan. Barcelona: Evolución urbanística de una capital compacta. Editorial Mapfre, Barcelona, 1992 FERNÀNDEZ, Magda, FERNÀNDEZ, F Xavier, SUÀREZ, Alicia, TATJER, Mercè, VIDAL, Mercè. Passat i present de Barcelona (I). Material per l’estudi del medi urbà. Publicacions y Edicions de la Universitat de Barcelona, Barcelona, 1983. FERNÀNDEZ, Magda, FERNÀNDEZ, F Xavier, SUÀREZ, Alicia, TATJER, Mercè, VIDAL, Mercè. Passat i present de Barcelona (II). Material per l’estudi del medi urbà. Publicacions y Edicions de la Universitat de Barcelona, Barcelona, 1985. GALERA, Montserrat, ROCA, Francesc y TARRAGÓ, Salvador. Atlas de Barcelona. Editorial La Gaya Ciencia, Barcelona, 1982. GARCÍA I ESPUCHE, Albert y GUÀRDIA I BASSOLS, Manuel . Espai i societat a la Barcelona preindustrial. Edicions de la Magrana. Institut municipa d’Historia, Barcelona, 1985. GUÀRDIA, Manuel, MONCLÚS, Francisco Javier, OYÓN, Jose Luis. Atlas histórico de ciudades europeas. Centre de Cultura Contemporània de Barcelona, Barcelona, 1994. MARTÍN PASCUAL, Manel. Barcelona: Aigua i ciutat. L’abastament d’aigua entre les dues Exposicions (1888 - 1829). Marcial Pons Ediciones, Madrid, 2008 LÓPEZ GUALLAR, Marina. Cerdà y Barcerlona. La primera metrópoli, 1853 – 1897. Museu d’Historia de Barcelona OYÓN, José Luis. Vida obrera en la Barcelona de entreguerras. Centre de Cultura Contemporània de Barcelona, Barcelona, 1998. OYÓN, José Luis. La quiebra de la ciudad popular. Ediciones del Serbal, Barcelona, 2008. http://reccomtalminasypozosapie.wordpress.com/el-rec-comtal/ http://www.bcn.cat/museuhistoriaciutat/docs/revol_agua_bcn_es.pdf http://www.websindical.com/atab/llibre1/abastecimiento.swf http://el-rec-comtal.blogspot.com.es/ http://cartotecadigital.icc.cat/


ATLAS CARTOGRテ:ICO DEL REC


DEL ACUEDUCTO ROMANO AL REC MEDIEVAL


EL REC COMTAL DESDE EL S. XV AL S.SVIII


EL REC COMTAL EN LOS SIGLOS XVIII Y XIX


EL REC COMTAL TRAS LA CRISIS DE 1914


EL REC COMTAL EN EL SIGLO XX


PARCELACIÓN AGRÍCOLA DEL LLANO DE BARCELONA REGADO POR EL REC COMTAL


L

www. p a i s a j e s c u l t u r a l e s . 5 0 we b s . c o m www. c i u t a t mo s a i c t e r r i t o r i a l . c o m

03. Estructura i components del Rec. Traçats i metabolisme  

EL REC COMTAL AL PAS PER BARCELONA Projectes en Paisatges Culturals. Quadrimestre de Tardor 2013-2014

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you