Issuu on Google+

MEMORIA DE LA DERIVA URBANA POR SAN BLAS EN EL  MARCO DEL TALLER DE DERIVA URBANA  PROGRAMADO POR EL GRUPO PAISAJE TRANSVERSAL Si  nos  viéramos   en   la   tesitura   de   poner  un   lema   no   tanto   a   la   deriva   como   a   los   análisis  realizados a posteriori sobre la realidad que captamos en esa soleada mañana de domingo por  el periférico barrio de San Blas creo que se debería apuntar por algo semejante a “hacer visible   lo invisible”  Por razones que se escapan a nuestra capacidad de entendimiento la deriva que realizamos  fue más que caminar con los ojos abiertos con el deseo de analizar lo que nos rodea y que de   forma   habitual   no   lo   tenemos   en   consideración   ya   que   la   realidad   que   se   nos   evidenció,  probablemente por estar en uno de esos momentos en que se practica la “vida contemplativa”  en el sentido clásico, con una cara muy diferente a la que estamos acostumbrados.  El   hecho   de   que   una   pareja   de   jóvenes   con   la   vida   destrozada   por   razones   de   índole  superestructural, es decir, que se mostraban como invariables, necesarias en sentido filosófico,  determinadas por la concatenación de factores inmóviles, nos paralizó la visión de cualquier  otro análisis sobre realidades previamente existentes para nosotros y es que, en cierto modo,  pensar con Berkeley no es difícil, existe lo que se conoce, lo que se sabe, lo que se percibe;   aunque él lo llevara al extremo como corresponde a un filósofo.  La realidad que se nos mostró ese día era existente en términos reales y desconocida por  nosotros al menos en su justa dimensión, así que no pudimos más que hacer un mapeado de  las relaciones, de los individuos, de los lugares y en definitiva de la vida que tenía esa pareja  para hacer visible lo invisible, para extender el conocimiento de la dimensión de una realidad  que   aunque   puntual   trata   de   ser   entendida   como   un     caso   genérico   de   un   estrato   social  realmente existente. Las  conclusiones  que   se   pueden   extraer   de   nuestra   deriva   concreta   pueden   ser  plantadas  desde diversas plataformas analíticas, pero quizá quepa decir ahora, de cara a poner de relieve  que   la   deriva   urbana,   en   cuanto   que   permite   análisis   diferentes   a   lo   convencional   de   una  realidad, se manifiesta como una verdadera fuente de conocimientos que, a pesar de surgir de  lo casual, emerge hacia lo genérico, de lo puntual a lo general, de lo anecdótico a lo absoluto.

Grupo integrado por: Daniel Dávila Romano exp. e9064 (alumno con programa séneca) María García Méndez exp. 6174 Gonzalo Navarrete Mancebo exp. 6321


CNU02_DERIVA