Issuu on Google+


15

algunos países como Uruguay estén solicitando su ingreso a la misma, Galo Mora sostuvo: “Trotsky decía que hay flujos y reflujos de la historia. Hay que ver hasta dónde la mano izquierda puede ser tan fuerte y tan capaz de enraizarse con otras manos para asimilar estos embates, que obviamente no son gratuitos ni espontáneos, están teledirigidos”. Acotó que “Estados Unidos es el responsable de todas las fracturas desde el inicio de la historia latinoamericana. Son los inductores directos de acciones como la actual de la Alianza, que tienden a desestabilizar el continente.

“De dónde venimos” En su conversatorio, Mora arrancó el primero de una sucesión de aplausos, al felicitar al pueblo argentino“quizás no por la muerte, pero sí porque ya no existe Jorge Rafael Videla”. En un rápido pasaje por la historia de su país explicó: “Es importante saber de dónde venimos para saber quiénes somos hoy y hacia dónde vamos”, explicó. “Somos el fruto del apetito voraz de unos militares que como Juan José Flores, se adueñaron del país, a partir de un asesinato quetodavía tenemos la obligación de investigar. El del Mariscal Antonio José de Sucre, asesinado en Berruecos, Colombia.

JUNIO

1ra. QUINCENA

El criminal ejecutor fue detenido y ahorcado tiempo después, pero se llevó a la tumba el nombre de los inductores, entre los que sin duda figura el de Flores”. Consignó el disertante que como en tantos otros capítulos de la historia latinoamericana, la impunidad se ha convertido en columna fundamental de la misma. Recordó que hace cien años fue asesinado también “el mayor de nuestros republicanos, el general Eloy Alfaro, y casi se concretó nuevamente este signo, el 30 de septiembre de 2010, cuando se intentó matar a Rafael Correa. Frente a tantos hechos impunes la memoria y la justicia han de ser fervientemente convocadas”, señaló. Insistió en que para que un proceso revolucionario se afiance, el sentido de la historia debe apuntar a permanecer y estar vivos. “Esto no es una simple consigna, sino la fuerza que anima a un pueblo. Si no es vindicada la condición nacional, muy difícilmente se pueden establecer los lazos de fraternidad, como los que hoy, afortunadamente, la Revolución Ciudadana ha logrado tejer con nuestro pueblo. Y lo hemos hecho, pese a todas las feroces embestidas de la oposición”, recordó Mora.

Galo Mora Witt intercambiando libros con Amado Boudou, vicepresidente de Argentina



Periódico oficial del Movimiento Alianza PAIS No. 22