Issuu on Google+

Conductividad de las disoluciones Introducción La conductividad eléctrica es la capacidad de un cuerpo o medio para conducir la corriente eléctrica. Además de los metales, existen sustancias que son buenas conductoras de la corriente eléctrica. Por ejemplo, aquellas que al disolverse se disocian en iones. Estas sustancias se llaman electrolitos. El movimiento de iones en una solución genera una corriente eléctrica, al igual que el movimiento de electrones en un metal genera una corriente. Por otra parte una de las propiedades que diferencian a los compuestos iónicos de los covalentes es su comportamiento al hacerles pasar una corriente eléctrica. En esta experiencia, vamos a comprobar la conductividad de una disolución de cloruro sódico, a distintas concentraciones y también de una disolución de glucosa, modificando también su concentración.

Materiales a utilizar APARATAJE 1 Balanza granatario de precisión ±0.01 g 1 Agitador magnético 1 Conductímetro compacto

Balanza ±0.01 g MATERIAL DIVERSO 1 Pipeta aforada de 10 cc 1 Pipeteador para la pipeta de 10 cc 1 Imán revestido de teflón 1 Matraz aforado de 100 cc 1 Vaso de precipitados de 100 cc 1 Pipeta Pasteur de plástico 1 Espátula de plástico 1 Varilla de vidrio para agitar 5 Recipientes de plástico de 100 cc 1 Frasco lavador

Agitador magnético

Conductímetro portátil


REACTIVOS Cloruro sódico Glucosa Agua destilada

Método experimental MEDIDA DE LA CONDUCTIVIDAD DEL CLORURO SÓDICO Calcular la cantidad necesaria para preparar 100 mL de una disolución 10-1 Molar de cloruro sódico. Se deposita en la balanza granatario de precisión ±0.01 g, un vaso de precipitados de 100 cc, se tara y se pesa sobre el vaso la cantidad calculada de cloruro sódico. Se añaden unos 20 mL de agua destilada y se disuelve el sólido ayudando la agitación con una varilla de vidrio. Una vez disuelto todo el cloruro sódico, se introduce el contenido del vaso en un matraz aforado de 100 cc. Se añaden unos 10-15 mL de agua destilada en el vaso para recoger las fracciones de disolución que hayan quedado y se introducen en el matraz aforado. Se repite esta operación dos veces más, siempre procurando no rebasar la señal de enrase del matraz aforado. Se enrasan los 100 cc con la ayuda de una pipeta Pasteur de plástico. Se agita el matraz para completar la disolución y terminada esta operación, se vacía el contenido en un recipiente de plástico y se identifica rotulando como cloruro sódico 10-1M. Se limpia adecuadamente el matraz aforado. Se miden con la pipeta, 10 mL de la disolución cloruro sódico 10 -1M que se han preparado anteriormente y se introducen en el matraz aforado de 100 cc. Se enrasa con agua destilada, se agita para disolver, se vacía el contenido en un recipiente de plástico y se identifica como cloruro sódico 10-2M. Se limpia adecuadamente el matraz aforado. Se miden con la pipeta, 10 mL de la disolución cloruro sódico 10 -2M que se han preparado anteriormente y se introducen en el matraz aforado de 100 cc. Se enrasa con agua destilada, se agita para disolver, se vacía el contenido en un recipiente de plástico y se identifica como cloruro sódico 10-3M. Se limpia adecuadamente el matraz aforado. Se miden con la pipeta, 10 mL de la disolución cloruro sódico 10-3M que se han preparado anteriormente y se introducen en el matraz aforado de 100 cc. Se enrasa con agua destilada, se agita para disolver, se vacía el contenido en un recipiente de plástico y se identifica como cloruro sódico 10-4M. Tendremos así preparadas 4 disoluciones de cloruro sódico de concentración 10 -4M, 10-3M, 10-2M y 10-1M. Preparamos ahora un recipiente más con solo agua destilada. Se coloca el recipiente del agua destilada sobre el agitador magnético, se introduce el imán y se comienza la agitación, se mide ahora la conductividad, introduciendo un conductímetro (previamente calibrado) de forma que el sensor, no toque el imán. Se repite la medida para el resto de disoluciones, procurando hacerlo de menor a mayor concentración. En cada una de las medidas limpiar perfectamente el sensor del conductímetro con abundate agua destilada. Llevar los resultados a una tabla de datos, para su posterior discusión.


MEDIDA DE LA CONDUCTIVIDAD DE LA GLUCOSA Calcular la cantidad necesaria para preparar 100 mL de una disolución 10-1 Molar de glucosa. Se deposita en la balanza granatario de precisión ±0.01 g, un vaso de precipitados de 100 cc, se tara y se pesa sobre el vaso la cantidad calculada de glucosa. Se añaden unos 20 mL de agua destilada y se disuelve el sólido ayudando la agitación con una varilla de vidrio. Una vez disuelto toda la glucosa, se introduce el contenido del vaso en un matraz aforado de 100 cc. Se añaden unos 10-15 mL de agua destilada en el vaso para recoger las fracciones de disolución que hayan quedado y se introducen en el matraz aforado. Se repite esta operación dos veces más, siempre procurando no rebasar la señal de enrase del matraz aforado. Se enrasan los 100 cc con la ayuda de una pipeta Pasteur de plástico. Se agita el matraz para completar la disolución y terminada esta operación, se vacía el contenido en un recipiente de plástico y se identifica rotulando como glucosa 10-1M. Se limpia adecuadamente el matraz aforado. Se miden con la pipeta, 10 mL de la disolución glucosa 10-1M que se han preparado anteriormente y se introducen en el matraz aforado de 100 cc. Se enrasa con agua destilada, se agita para disolver, se vacía el contenido en un recipiente de plástico y se identifica como glucosa 10-2M. Se limpia adecuadamente el matraz aforado. Se miden con la pipeta, 10 mL de la disolución glucosa 10-2M que se han preparado anteriormente y se introducen en el matraz aforado de 100 cc. Se enrasa con agua destilada, se agita para disolver, se vacía el contenido en un recipiente de plástico y se identifica como glucosa 10-3M. Se limpia adecuadamente el matraz aforado. Se miden con la pipeta, 10 mL de la disolución glucosa 10-3M que se han preparado anteriormente y se introducen en el matraz aforado de 100 cc. Se enrasa con agua destilada, se agita para disolver, se vacía el contenido en un recipiente de plástico y se identifica como glucosa 10-4M. Tendremos así preparadas 4 disoluciones de glucosa de concentración 10-4M, 10-3M, 10-2M y 10-1M. Preparamos ahora un recipiente más con solo agua destilada. Se coloca el recipiente del agua destilada sobre el agitador magnético, se introduce el imán y se comienza la agitación, se mide ahora la conductividad, introduciendo un conductímetro (previamente calibrado) de forma que el sensor, no toque el imán. Se repite la medida para el resto de disoluciones, procurando hacerlo de menor a mayor concentración. En cada una de las medidas limpiar perfectamente el sensor del conductímetro con abundante agua destilada. Llevar los resultados a una tabla de datos, para su posterior discusión.


quimica