Issuu on Google+

Revista Digital de Música Católica Año 1 No.5 Abril 2007

música para tu fé


Padre Jony En el año 2005, un sacerdote catalán irrumpió con fuerza dentro del panorama musical español y no precisamente del ambiente religioso. La peculiaridad de un sacerdote, con el pelo largo y rockero cautivó a miles, aunque otros, no adeptos al la música religiosa lo detestaron. He aquí una charla con sacerdote, que con valentía grita: JESÚS ES EL ROCK AND ROLL. Bon dia Padre Jony, es un gusto que nos concedas esta entrevista. Es difícil concebir dentro del imaginario global un cura, con el pelo largo, vistiendo como rockero y con un mensaje poderoso del evangelio. ¿Como te defines tú? Primero de todo soy una persona: sensible y preocupado por lo que pasa en el mundo. Tengo dos grandes vocaciones: la musical y la sacerdotal, que considero que deben estar al servicio de los demás. Desde muy joven he sido rockero y a la hora de lanzar un proyecto musical, me ha salido así: cañero, social y espiritual. ¿Como ha respondido la jerarquía eclesial española sobre tu labor musical.? Para mí ha sido muy importante el diálogo con el obispo de mi diócesis de Tortosa, ya que lo considero mi padre y pastor. Siempre he tenido la voluntad de dialogar mucho con él y explicarle cada paso que he dado en este proyecto: desde los comienzos humildes cuando formé el grupo, pasando por conciertos, grabaciones, lanzamiento de disco, etc. Así ha sido durante los últimos ocho años. Considero que mi obispo es abierto y dialogante, y siempre me ha respetado. También me ha advertido de posibles peligros y dificultades, pero para eso es mi pastor. No me importa lo que digan o hagan otros obispos, ya que cada uno en su diócesis es libre de decir lo que crea conveniente. Algunos me han apoyado y han fomentado conciertos y presentaciones, con gran éxito y para bien de la pastoral juvenil de sus diócesis. A otros les parece raro lo que hago porque son muy cerrados de mentalidad, no están al día de la música contemporánea y de lo que pasa entre los jóvenes. En España, la respuesta ante tu música ha sido tanto favorable como algunos que tratan de destrozar el disco. ¿Que piensas de los detractores de tu música? A mí no me afecta ni el interés que ha despertado este proyecto ni las críticas que ha recibido. Porque antes de hacer algo, reflexiono, rezo, pido consejo a quien lo tengo que pedir y cuando estoy convencido, lo hago, pase lo que pase. A los detractores de mi música les pido que primero escuchen el disco y se informen bien del proyecto y después que digan lo que quieran, porque me he encontrado a muchos que no han escuchado nada y opinan sobre mi música. Creo que muchas críticas han sido por ignorancia y otras por intolerancia. Por otro lado la exposición mediática que has tenido ha sido notable. ¿Como has visto y medido los resultados de ésta exposición, no solo en tu persona y música sino de la gente creyente y no creyente? Es decir. ¿Asiste más gente a los eventos, a la misa, a los eventos propios de la Iglesia? ¿O solo se queda en la euforia de la música? Es difícil medir los resultados. Siempre digo que a mí me llegará una pequeña parte de lo que provoco. Yo estoy en la línea de Jesús, que dijo: “Id por todo el mundo y anunciad el Evangelio a todas las criaturas”. Creo que Jesús es para todos y que la Iglesia debe estar al servicio del mundo. Provocando la paz es el título del primer disco y de la Fundación. Pero podría añadir “Provocando… la solidaridad, la espiritualidad, la justicia social, el compromiso, las ganas de encontrarse con Dios… Me han llegado mensajes de muchas partes del mundo y de cómo lo que hago ha provocado una

reacción. Sobretodo, de gente joven. Creo que los jóvenes están en una etapa de maduración y necesitan puntos de referencia. Algunos se quedarán en la música, otros irán más allá y se fijarán en las letras o valores de fondo, pero otros se han planteado su vida en serio, han salido de la droga o se han acercado a Dios, a la Iglesia, a los sacramentos, a la oración, al compromiso con los más necesitados. A algunos me los he encontrado en la vida y me lo han dicho. A otros les he podido hacer un seguimiento. ¿Cuales crees que son las razones por las que la gente en Europa muestra tanta apatía a todo lo espiritual y qué propones para cambiar esto? Encontrar a Dios en una sociedad súper materialista-consumista y apegada al dinero es muy difícil. Ya lo dijo Jesús: “No se puede servir a Dios y al dinero”. Mucha gente adora al dios dinero o a otros dioses. Cuando les fallan, se dan cuenta que hay algo más y algunos vuelven a Dios. Entre los jóvenes, creo que esto provoca una insatisfacción interior profunda y una falta de sentido, que se traduce en aumento de consumo de drogas, de violencia, de enfermedades mentales y de suicidios. Para cambiar esto, propongo salir del egocentrismo en que se vive, salir de la comodidad, invitar a vivir una relación con Jesucristo, que es la base de la vida y provocar el compromiso con los más necesitados. Una de las cosas que más notamos en ti es la cuestión de la SOLIDARIDAD, de buscar a Cristo en el migrante, en el pobre y en los marginados. ¿A que lado se debe inclinar más la balanza por más conciertos o por más trabajo con estos hermanos ? Todo a la vez. La parte musical es la que llama más la atención y abre camino. El compromiso con los más necesitados forma parte de la esencia del cristianismo y creo que Jesús quiere para sus seguidores una sensibilidad como la del buen samaritano, para estar atento a aquel desconocido, imprevisto, que nos vamos encontrando a lo largo del camino cada día. Ahora hablemos sobre tu vida. ¿De donde eres, como fue tu niñez y juventud? Nacido en Amposta (Tarragona), en la desembocadura del río Ebro. En el seno de una familia cristiana y desde pequeño capté la presencia misteriosa y de Dios. Fui colaborando en mi parroquia primero como acólito, después me integré en el grupo de jóvenes, en la animación de las Misas con la guitarra, y otras actividades como campamentos,etc. De joven estaba muy integrado en mi ciudad. Con mi grupo de amigos iba de fiesta, pubs, conciertos, discotecas. No nos perdíamos nada. Eso sí, gente sana. Con ellos nació mi pasión rockera.

“El compromiso con los más necesitados forma parte de la esencia del cristianismo y creo que Jesús quiere para sus seguidores una sensibilidad como la del buen samaritano12“ LOLEK MAGAZINE - ABRIL 2007


¿Quién es tu familia? Tengo padres, dos hermanas casadas y tres sobrinos.. Aunque siempre digo que la familia del sacerdote es la gente de la parroquia con los que compartimos la fe y la vida cada día. Y en mi caso todavía se amplia más, porque con todo lo que hago, voy por el mundo, y me doy cuenta que todo el mundo es mi familia. ¿Que es lo más importante de la familia? El amor incondicional: en la familia la persona es aceptada tal como es, querida y cuidada. También es importante que todos quieran colaborar y aportar algo de su parte para que la convivencia vaya bien. Coméntanos sobre estas vocaciones que notamos en ti... La musical, la solidaria, y la sacerdotal. Las llevo dentro y van fluyendo. La musical desde los ocho años, cuando aprendí a tocar la guitarra. A partir de los quince, me decanté más por el rock, aunque a la hora de componer se nota una riqueza musical porque aprovecho otros estilos que me gustan: hip-hop, gregoriano, ritmos africanos, gospel, etc. La solidaria empezó con pequeños compromisos a mi alrededor y se fortaleció cuando estuve colaborando en Honduras y en Guinea Ecuatorial y conocí en primera persona algunos problemas gravísimos de nuestra humanidad. La sacerdotal la viví desde muy joven como primer ilusión: a los ocho años. Aunque tendría que madurar mucho. ¿Como te encontraste con la música? ¿Quienes fueron tus influencias musicales? Con la música, me encontré a través de la guitarra y empecé a tocarla con ocho años.. Con el rock, cuando fui al primer concierto. Tenía 15 años. Aquel día vi que era lo mío y yo quería hacer eso. Influencias muy variadas: Ramones, Iron Maiden, U2, Guns N'Roses, Rage againts The machine, Green Day, Bon Jovi, Aerosmith… ¿Cuando encontraste a Cristo en el pobre y que riquezas te ha dejado ésta labor? Aprendí de mi Maestro: su forma de tratar a cada persona enferma, pobre… que se encontraba con Él. Aprendí de sus palabras: el buen samaritano, la parábola del juicio final, el mandamiento nuevo. Y de muy joven empecé a trabajar como voluntario con ancianos abandonados, enfermos de Sida con dificultades, discapacitados, niños pobres…

“El compromiso con los más necesitados forma parte de la esencia del cristianismo y creo que Jesús quiere para sus seguidores una sensibilidad como la del buen samaritano”

Cuando tuve ocasión, fui a colaborar a Honduras, donde me encontré con el drama de los niños de la calle, los jóvenes que iban cayendo en las maras, las mujeres explotadas en las maquilas… En África, me encontré con muchas enfermedades y poca atención sanitaria, muchos niños sin poder ir a la escuela, falta de agua potable, malnutrición. Me doy cuenta que cada persona es mi familia y que todos somos hermanos. Que estamos en la vida para ayudarnos y no para hacernos daño. También me ha dado la experiencia para impulsar la Fundación “Provocando la paz”, promoviendo proyectos solidarios y denunciando una serie de injusticias como la deuda externa, la esclavitud infantil, la explotación de la mujer, el comercio injusto, la contaminación… ¿Cuando decidiste ser sacerdote? y ¿cómo lo tomó la gente cercana a ti? Tuve una primera ilusión de pequeño, aunque también quería ser ciclista y astronauta. Cuando empecé a salir de marcha con mis amigos, nos lo pasábamos muy bien, pero también me daba cuenta que no todo era alegría y diversión. Había jóvenes de mi edad con graves problemas: alcohol, drogas y violencia. Pero no sabía qué hacer, porque no tenía experiencia. El impulso final lo recibí al morir un amigo en la calle por sobredosis. Entonces me di cuenta que yo tenía que hacer algo para que otros jóvenes no acabaran así. Y pensé que lo mejor era hacerme sacerdote, llegar al corazón de las personas, especialmente de los más jóvenes… y sembrar buenas semillas. Mis padres y hermanas me respetaron. Mis amigos empezaron a hacer apuestas a ver si llegaba o no. ¿ Cuando empezaste a mezclar la música con tu sacerdocio? Desde el primer momento, ya que siempre he estado trabajando musicalmente. El primer grupo lo formé en el mismo Seminario de Tortosa y se llamó “Seminari boys”. Después, ya como sacerdote formé otras bandas como “Confi rock” o “Properly”, antes de pasar a una etapa más comprometida con músicos profesionales. ¿Eres feliz como sacerdote y como rockero? Me considero muy feliz. Como tengo fe, creo que estoy empleando mi vida de la mejor manera posible: sirviendo a Dios y ayudando a los demás. Eso me da una felicidad profunda por encima de todo lo que me pueda pasar en la vida. ¿Sabías que tu versión de Pescador de hombres es muy querida en toda América latina.? Incluso está entre las 5 canciones más pedidas en Catholic Jukebox Radio. ¿Qué imaginas que piensa Cesáreo Gabaráin al escucharte cantar su canción más emblemática? No lo sabía, pero me alegro. Mi compañero Cesáreo Gabaráin debe estar disfrutando desde el cielo, viendo cómo su canción, con un aire más marchoso, llega a millones de personas de todo el mundo. Además, acompañada de un video clip que ayuda a que la canción brille más. Ahora háblanos sobre estos video clips que realizaste de “Globalización Alternativa” y “Pescador de hombres” ¿Como te sentiste al realizarlos? Se plasmó la idea que tenias en mente? Me importa que los profesionales que trabajan conmigo entiendan lo que estoy haciendo y qué quiero transmitir con cada canción y con cada video clip. Doy mucha importancia a la preparación de cada trabajo. Los video clips son el fruto de horas de reuniones con los productores para explicar mi mensaje y así hacer un buen guión y transmitir lo que yo quiero. En “Globalización alternativa” me sentí muy observado, porque lo grabamos por las calles de Barcelona y en una estación de tren. Mucha gente me animaba porque ya me conocían y otros me preguntaban por qué hacía eso. Hubo mucha colaboración espontánea y todo salió muy natural. Conseguimos una fuerte denuncia y unas buenas propuestas alternativas en menos de tres minutos que dura el tema. En “Pescador de hombres” pasé mucho frío, porque grabamos en pleno invierno y aquel día hacía un intenso frío y mucho viento. Estuve todo el día mojado entrando y saliendo del mar. Pero valió la pena el resultado final. También estoy muy agradecido a la Obra social Santa Lluïsa de Marillac que atiende a gente de la calle convaleciente por alguna enfermedad. Hubo una buena colaboración por su parte. Conseguimos explicar en imágenes el concepto de “pescador de hombres” que se inventó Jesús en su momento. ¿Que nos tiene preparado padre Jony próximamente? Un segundo disco un poco más radical que el primero. Con más mezcla de rock y de hip-hop. Además de algunos temas espirituales revolucionarios, afronto temas como la droga, la esclavitud infantil, los niños de la guerra, la contaminación-cambio de clima, el aborregamiento de la sociedad. También habrá alguna versión, ya que me gusta interpretar una canción y darle mi estilo propio. Después vendrá la gira correspondiente, que esperemos sea más amplia que la primera y podamos llegar a más personas. Si la parte musical va bien, podremos hacer más proyectos solidarios y campañas de denuncia de injusticias por parte de la Fundación “Provocando la paz”. Finalmente regala un mensaje a todos los lectores de LOLEK MAGAZINE. Como dijo el Maestro: “HAY MÁS FELICIDAD EN DAR QUE EN RECIBIR”

LOLEK MAGAZINE - ABRIL 2007

13


¿Por qué me hice sacerdote? Entrevista Padre Jony Joan Enric Reverté nacido en Amposta, Tarragona

musical al servicio de Dios y de los más jóvenes.

¿Cómo nace la inquietud de ser sacerdote en usted? Creo que todo cuenta en la vida y las experiencias se van sumando. Cuando se observa con un poco de perspectiva, se ven un montón de personas y experiencias que han influido. En mi caso tuve una buena iniciación cristiana en la familia y en la parroquia. Sobre los 8 años tuve la primera ilusión de ser sacerdote, aunque también quería ser ciclista y astronauta. Cuando empecé a salir de fiesta con los amigos, me di cuenta que lo pasábamos muy bien, pero que no todo era fiesta y alegría, sino que había muchos jóvenes solos, vacíos y desorientados, y esto les hacía optar por la droga, el alcohol y la violencia. Pensé que se tenía que hacer algo por ellos y yo no sabía qué hacer porque era muy joven. En esa época descubrí la energía y el inconformismo del rock y empecé a intuir algo: la música era lo máximo para muchos jóvenes. Un hecho que me hizo reflexionar mucho fue la muerte de un amigo en la calle por sobredosis. Me hizo valorar lo que yo había recibido y por qué estaba lleno por dentro. Me di cuenta que tenía que hacer algo para que otros jóvenes no acabaran así, y pensé que como sacerdote podía hacer mi humilde aportación. Creo que tengo una especial llamada para llegar a los más jóvenes y por eso he puesto toda mi experiencia

Llena de contrastes, como la vida misma. El sacerdote diocesano es un “todo terreno” que acoge y acompaña a todos: desde que vienen al mundo, pasando por todas las etapas de la vida, hasta los momentos finales de preparación a la otra vida: gente de todas las edades, condiciones sociales, razas, ideologías… en la salud y en la enfermedad… compartimos las alegrías, penas, ilusiones y esperanzas de nuestra familia humana. Y por el camino vamos dando vida y repartiendo esperanza, perdonando, predicando el amor y haciendo presente a Jesucristo. Esto da una gran riqueza humana, pero también requiere la responsabilidad de saber estar en cada momento y dar una respuesta adecuada.

¿Cómo describiría su vida sacerdotal?

¿Cuáles han sido los retos más simbólicos que ha enfrentado como sacerdote? Utilizar los lenguajes de hoy en día para llegar a las nuevas generaciones y comunicar de manera adecuada el mensaje de Jesucristo. Eso requiere una gran sensibilidad, inversión económica, de tiempo y de tecnología.


¡

TESTIMONIO SOLIDARIO

El cantante y sacerdote Padre Jony visita los institutos de Salamanca

g Los profesores de Religión de los institutos de Salamanca y de la provincia han sumado esfuerzos para organizar una nueva actividad para los alumnos de secundaria. En esta ocasión quieren que los chavales conozcan de primera mano la campaña “Educación en Valores”, que promueve el polifacético Padre Jony (el sacerdote Joan Enric Reverté Simó) desde su fundación Provocando la Paz.

M

archas, conciertos, visita a exposiciones,... son algunas de las actividades que los profesores de Religión han promovido y realizado en los últimos años con los alumnos de secundaria. Iniciativas que ponen su mirada en el final de curso y el acento en el siguiente, invitando y animando a los jóvenes a continuar cursando Religión en sus institutos. “Este año, desde la perspectiva de la alegría pascual, queremos invitarles a participar en esta nueva actividad en la que contaremos con el testimonio del sacerdote Padre Jony, quien nos mostrará cómo a través de la música se puede evangelizar en el siglo XXI”, señala Justo Mira de Cabo, profesor de Religión. Desde el 31 de marzo hasta el 4 de abril el P. Jony, recorrerá los institutos Fernando de Rojas, Francisco Salinas y Fray Luis de León, Vaguada de la Palma y Lucía de Medrano en Salamanca, Torrente Ballester de Santa Marta de Tormes, los de Peñaranda, Babilafuente, Macotera, Guijuelo, El Encinar y Alba 24

¡

Joan Enric Reverté Simó, Padre Jony, ha editado dos discos: “Provocando la Paz” y “El Buscador”.

de Tormes, para mostrar a los jóvenes la campaña de sensibilización y denuncia que promueve desde su Fundación “Provocando la Paz”. Una fundación que nació tras la publicación de su primer disco y que tiene por objeto la promoción de la paz y la solidaridad desde diferentes campos, entre ellos la financiación de proyectos solidarios. Con su primer album el Padre Jony cedió los beneficios de su proyecto musical a Manos Unidas para financiar un proyecto en una zona marginal de Guatemala destinado a ofrecer alternativas a niños y jóvenes. Con el segundo disco recientemente publicado “El Buscador”, los beneficios económicos irán destinados a otro proyecto de Manos Unidas en Sierra Leona.

Con motivo de la visita a Salamanca, Comunidad ha querido entrevistar y dar a conocer a este peculiar cantante y sacerdote. P.: ¿Qué mensaje quieres trasladar a los jóvenes? R.: Quiero hacer una llamada a salir de la masa que arrastra al apalancamiento, al materialismo, al aborregamiento, y que no ayuda a muchos jóvenes a abrirse al compromiso o a unos valores espirituales. Una invitación a buscar en la vida, a tener personalidad y a comprometerse. P.:¿Cómo es la acogida de los chavales en este tipo de encuentros? R.: Hay una buena comunicación porque se utiliza un lenguaje que les llega, con videoclips y otras proyecciones audiovisuales.


P.: Los beneficios del anterior disco se destinaron a financiar un proyecto en Guatemala, ahora pones tu mirada en Sierra Leona, háblanos de ello. R.: La buena noticia es que disco a disco, canción a canción, con muchísimo esfuerzo, logramos poner en marcha un proyecto de Manos Unidas en Chinautla (Guatemala) y centenares de chavales ya no están en la calle y tienen educación. Con el nuevo disco planteamos un puente hacia Makeni (Sierra Leona), donde hay un proyecto de Manos Unidas para rehabilitación de niñas ex-soldado, muchas de ellas violadas y con hijos a su cargo. P.: Colaboras con Manos Unidas, participas en charlas de sensibilización denunciando las injusticias, ¿qué otros proyectos y actividades lleváis a cabo desde la Fundación? R.: También hacemos campañas sobre temas de justicia social: hicimos una sobre deuda externa y ahora estamos iniciando una recogida de firmas contra la explotación infantil, para entregar al Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas. P.: ¿Qué es lo que más te preocupa? R.: El egoísmo humano, que es la causa de muchas injusticias y desgracias. P.: ¿Cómo compatibilizas tu vida sacerdotal con la artística? R.: Con una buena armonía interior, una buena coordinación y muchas personas que me apoyan en el ámbito musical, pastoral y en la Fundación. P.: La misa es una fiesta.. ¿Qué hacer para que los jóvenes se acerquen más a la “mesa”? R.: Es difícil que los jóvenes se acerquen a la Misa porque muchos viven arrastrados por una corriente materialista que no valora lo espiritual. Pero también por parte de la Iglesia se puede hacer más: en muchos lugares no se vive la Misa como una fiesta, falta acogida y más participación. Hay que cultivar los pequeños grupos de jóvenes e intentar tenerles

más en cuenta. Es la hora de ser creativos y utilizar lenguajes de hoy para comunicarse más adecuadamente con las nuevas generaciones. P.:¿Qué destacarías de tu nuevo disco? R.: Es un disco más comprometido y duro. La base es rock, con bastantes combinaciones de hip hop y hasta alguna balada con orquesta filarmónica. Destaco el mensaje más revolucionario de Jesucristo, y trato temas como la contaminación y el cambio climático, la droga, el aborregamiento, la interculturalidad, la inmigración, la explotación infantil, la manipulación de muchos medios de comunicación, etc. P.: ¿Crees que con tu propuesta de rock cristiano, es más fácil ser "pescador de hombres"? R.: Creo que la música es un gran instrumento de comunicación entre las personas La música derriba muchos muros y llega hasta el alma. Con mi propuesta llego a millones de personas de gran parte del mundo que de otra manera no llegaría. Para Jesús, ser “pescador de hombres” significa no pasar de largo ante cualquier persona necesitada que se está hundiendo. P.: ¿Qué dificultades has encontrado a lo largo de estos años?

R.: Me he encontrado mucha incomprensión, intolerancia, críticas, envidia por parte de muchas personas cercanas. Pero a veces pienso que las principales dificultades son interiores y las ponemos nosotros mismos. Si uno está fuerte interiormente, es más fácil tirar adelante. P.: ¿Qué eventos han marcado tu vida artística y pastoral? R.: Pastoralmente, mi paso por Africa y Centroamérica para hacer colaboraciones misioneras. Musicalmente, recuerdo de manera especial el concierto en Vigo junto a Rosendo. P.: Ya has comenzado la gira de presentación de tu nuevo disco, ¿podremos verte en concierto en Salamanca? R.: Si alguien se interesa y nos contrata, ¡todo es posible!

PADRE JONY g Joan Enric Reverté Simó nace el 23 de noviembre de 1967 en Amposta (Tarragona). A los 8 años se despiertan en él dos vocaciones: la música y el sacerdocio. Estudia guitarra y canto e ingresa en el Seminario de Tortosa. Es ordenado sacerdote en 1992 y comienza su labor pastoral en varias parroquias de Castellón. Actualmente trabaja en tres parroquias de Tarragona. Ha sido delegado de Misiones de la Diócesis de Tortosa y ha pasado varias etapas de su vida en Honduras y en Guinea Ecuatorial, el fruto de estas vivencias se emana en cada una de sus canciones.


MANOS UNIDAS ZARAGOZA

Memoria 2006

9 El día 13, Peregrinación a Javier. Nos unimos a la organizada por la Iglesia de Zaragoza con motivo de los 500 años del nacimiento de San Francisco Javier. 9 Durante los días 26 y 27 tuvimos la presencia entre nosotros del Padre Jony. El 26, acompañado por Pepe Valero y Gonzalo, realizó varias entrevistas en los medios de información y entre estas, acudió a dos colegios de la Capital donde habló con los estudiantes sobre su proyecto con Manos Unidas y sobre la presentación de su último disco. El día 27, en el Colegio del Salvador de los PP Jesuitas, nos deleitó con sus canciones y firmó discos y fotos a todos los asistentes.

El padre Jony presentó su proyecto para Manos Unidas y su disco en Zaragoza. Firmó autógrafos y departió con los alumnos de varios colegios de Zaragoza

16


¿Qué experiencias como sacerdote le han dejado más impactado? Fue muy impactante la colaboración misionera que realicé en África, ya que conocí los valores y también los graves problemas de nuestra humanidad en África. Pero también me impactó bastante la colaboración misionera que realicé en Centroamérica, ya que me ayudó a conocer el drama de los niños y jóvenes de la calle, las “maras”, etc. Me hizo reaccionar y pensé que tenía que hacer algo. Por eso fundé la ONG “Provocando la Paz”, para promover la paz y la solidaridad, denunciar injusticias y realizar proyectos de desarrollo para los más jóvenes, dándoles el arma más importante para su futuro: educación. ¿Cuál considera que es la tarea más difícil para un sacerdote? Llegar a todos, especialmente a las personas y a los ambientes más difíciles. Siempre tengo presente la imagen del Buen Pastor, que ve que le falta una oveja, y no “para” hasta que la encuentra, y cuando la encuentra hace una fiesta. ¿Cómo se evangeliza a través de la música? Siento la llamada a hacer música en la línea de los profetas: anunciar el mensaje de Dios, denunciar injusticias y proponer la solidaridad con los más necesitados. Por eso en mis canciones y mis videos clips van apareciendo temas espirituales como “Pescador de hombres” o “Revolución”, donde destaco el mensaje más impactante de Jesús. Y también otros temas donde se denuncian cosas que Dios no quiere: contaminación, dictaduras, tortura, ansia de poder, corrupción, dios dinero, explotación infantil, hambre,

guerra, intolerancia, falta de personalidad, droga, manipulación, deuda externa… y que como cristianos tenemos que dar respuesta y hacer algo. Trabajo con grandes profesionales para elaborar discos, videos y conciertos de alta calidad: de esta manera logramos llegar a millones de personas de todo el mundo. En cada concierto y presentación dedico mucho tiempo a hablar con los jóvenes que vienen, a escucharles y a aportar un poco de luz en su vida, siguiendo los pasos de nuestro Maestro: “para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombras de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz”. Por: María Velázquez mary_vd@hotmail.com

Dorantes

/


Entrevistas padre Jony