Issuu on Google+

SĂŠptimos Encuentros Quintos Segovia, 11 y 12 de noviembre de 2006


2

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

Segovia: un entorno ideal en un otoño mágico para volver a vernos las caras familiares quien pueda interesar: éste es el álbum de recuerdo de los Séptimos Encuentros Quintos, celebrados en Segovia el sábado 11 y el domingo 12 de noviembre de 2006. Un recuerdo que, obviamente, se basa en el testimonio gráfico dejado por tanta cámara digital como allí se concentró. Al encuentro asistieron los cuatro quintos Sancho (primos hermanos nacidos el mismo año, nietos de Miguel Sancho Izquierdo y Pilar Rebullida), más parte de sus familias respectivas: Bártel Frontera Sancho y su mujer Elsa Sánchez Pérez; José Miguel Sancho Marco, su mujer Celina Cardiel Gómez y su hijo Mateo Sancho Cardiel; Miguel Ángel Sancho Gargallo; y Paco Sancho Crespo, su mujer Ana López Senosiain y sus hijas Paula y Berta Sancho López. Como no podía ser de otra manera, todo fue de maravilla. Este séptimo encuentro fue organizado

A

por Bártel –por turno–, quien eligió el Parador Nacional de Segovia como punto de encuentro. Al principio, algunos problemillas para marcar fechas, pero pronto se resolvió: 11 y 12 de noviembre. Si el entorno ya era de por sí espectacular, con un Parador majestuoso que dominaba una vista de la ciudad panorámica (la fotografía superior está tomada desde sus terrazas), el tiempo fue increíble, para las fechas en las que nos encontrábamos: no sólo sol sino hasta calor. Todo se había conjugado para que el encuentro se volviera inolvidable... La llegada La cita estaba marcada para el mediodía del sábado. Y más o menos todo el mundo fue puntual: los anfitriones, Bártel y Elsa, acudieron desde su Arganda; José Miguel y Celina, desde Jaca, repescaron en Madrid a Mateo, Paula y Berta y siguieron al encuentro; y Paco y Ana, desde Pamplona,

guiados por ‘Marta’, el GPS que estrenaron en ese viaje para ayudar al conductor más despistado del mundo. Faltaba Miguel Ángel, quien se disculpó por problemas de última hora y acudió desde Madrid para llegar directamente a la mesa... ...De Cándido, claro: una idea lanzada por José Miguel y ejecutada por Bártel, quien reservó para diez a las tres. Y allí que fuimos a degustar el famoso cochinillo, aunque algunos de los presentes prefirieron otras variedades gastronómicas. El caso es que entre ensaladas, carnes y dulces (todo ello muy bien regado con caldos de la tierra, por supuesto) nos dieron las tantas. ¿A qué hora salimos del restaurante? Parece ser que nadie se acuerda. Para hacer la digestión, nada mejor que un paseo por la bellísima ciudad, repleta de arquitectura castellana, huellas romanas y majestuosos edificios construidos por las sucesivas culturas que por


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

Los cuatro quintos Sancho, y parte de sus familias, celebraron su Séptimo Encuentro en el Parador Nacional de esta ciudad allí han pasado a lo largo de los siglos. Una gira pelín agotadora pero desde luego imprescindible. En la tarde noche, ya de regreso al Parador, algunos optaron por la tertulia, otros por un baño en la piscina climatizada o por un apasionante torneo de ping-pong. Y la cena, que se suponía iba a ser ligerita, terminó siendo otro atracón. En el mismo restaurante del Parador, y en torno a una mesa de la señorita pepis, los diez mosqueteros dieron buena cuenta de todo lo que iba saliendo: ensaladas, bocadillos, raciones de todo tipo... Vaya tropa. Desayuno con diamantes Pero el festín gastronómico no había acabado, qué va. Tras una placentera noche con un poco de tertulia y un mucho de ronquido, los participantes se volvieron a reunir en la mañana del domingo para dar buena cuenta de un pantagruélico desayuno al que nos in(Sigue en página 4)

3


4 (Viene de página 3) vitaba el anfitrión. Y, esta vez, en una mesa como Dios manda: grande y redonda, donde podíamos vernos las caras y dejar los sucesivos platos con viandas que llegaban sin cesar. Así que al ataque: decir que nos pusimos las botas sería quedarnos cortos: tostadas, fiambres, pan con tumaca, huevos fritos, bollería, cafeses, zumos... toda una maravilla de variedad y calidad en un buffet digno de reyes. Pero como todo lo bueno se acaba, se acercaba el momento de la despedida. Hacia el mediodía, el primero en irse fue el último en llegar: Miguel Ángel. El resto aún se animó a una última excursión por la ciudad, aunque con cierta mala suerte: Segovia estaba tomada por los turistas y era prácticamente aparcar en ningún lado. La alternativa fue medio tirar los coches en un arcén con vistas al Alcázar y hacernos unas últimas fotos de recuerdo, incluso ‘inventando’ la presencia de quien ya se había marchado. Y se acabó: cada mochuelo a su olivo. ¿Sería porque se acercaba la hora de comer y había miedo en el ambiente? A saber. ¡Hasta el 2008! Lo cierto es que todo salió a pedir de boca (jeje...) y dejó un buen sabor de boca (más jeje). Un comentario bastante unánime fue el de la brevedad del encuentro. En el aire quedó la idea de que a partir de ahora comiencen en la tarde del viernes y así alargar un pelín la convivencia. Ya veremos, aunque de verdad sería muy bueno. De momento, queda fijada la cita para el próximo encuentro en el año 2008, bajo la batuta de Miguel Ángel, quien ya anunció a los reunidos que estaba preparando algo muy especial, aunque no quiso adelantar ningún tipo de detalle. La cosa promete, aunque a algunos (José Miguel en especial) les hubiera gustado saber de qué va la sorpresa (con lo que dejaría de ser sorpresa, por supuesto). Y serán los ¡octavos encuentros! Parece mentira, pero la ini que los cuatro primos tomaron en 1994 de reunirse al menos una vez cada dos años se mantiene. Con mayor o menor número de participantes (de las respectivas familias), lo cierto es que estos encuentros familiares ya se han convertido en un clásico en el otoño de los años pares. Que no decaiga y que os guste el recuerdo. I

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

José Miguel, Celina, Paula, Aina, Ana, Guillermo, Eloísa, Berta, Bártel, Paco, Miguel Ángel y Elsa, en el Valle del Baztán: Quintos Encuentros Quintos.

Un poco de historia Por si alguien que tiene esto ante sus ojos no sabe de qué va la cosa, aquí mostramos un pequeño recorrido histórico sobre el origen de esta tradición familiar que ya va por su séptima celebración: 19??: Nacen el mismo año cuatro de los tropecientos nietos de Miguel Sancho y Pilar Rebullida. Familiarmente conocidos como ‘los quintos’, se trata de Bártel Frontera Sancho (8 de enero), José Miguel Sancho Marco (19 de enero), Miguel Ángel Sancho Gargallo (20 de febrero) y Paco Sancho Crespo (27 de mayo). 1994: Precisamente el 27 de mayo, los quintos y sus familias se reúnen en casa de Paco para celebrar el cumpleaños ‘redondo’ de los cuatro. Allí nace la idea de repetir el encuentro cada dos años, para no perdernos la pista, ya que cada uno vive en rincones alejados. Cada encuentro será organizado de forma rotatoria por uno de los protagonistas. 1996: Organizados por José Miguel, los encuentros se celebran en su casa de Caniás, muy cerquita de Jaca. La celebración supone un pleno de asistencia: Bártel y Elsa con Aina y Guillermo; José Miguel y Celina con Simón, Mateo, Valeria y Eloísa; Miguel Ángel; y Paco y Ana con Paula y Berta. 1998: Organiza Bártel en Torrevelilla. Fallan Paco (problemas mayores) y toda su recua. Pero el encuentro es un éxito y los asistentes se lo pasan en grande. 2000: Turno de Miguel Ángel, que los lleva a Calanda, arropados por su madre Encarnita y su hermano Javier. Como siempre, gran protagonismo gastronómico y mucha tertulieta, en el precioso marco de la Torre. 2002: El turno vuelve a Paco y comienza el éxodo hacia lugares menos ‘familiares’ como hasta entonces. El lugar elegido es una casa rural en Ziga, Valle del Baztán. Impresionante entorno que invita a paseos por Quinto Real.

Los cuatro quintos, en Calanda.

2004: José Miguel abre la veda de los Paradores Nacionales y el destino es el de Cardona, en Cataluña. Un impresionante castillo que nos hace sentir como señores feudales. Falló esta vez Miguel Ángel, también por causas mayores.

Este álbum recuerdo ha sido realizado por Paco, con el aporte gráfico de todos los asistentes (excepto las fotos de José Miguel y Celina, que a saber dónde estarán).


5

SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

CAPรTULO UNO

Los Qรกndidos


6

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

FECHAS. Sábado 11 y domingo 12 de noviembre de 2006. Todos los caminos llevan a Segovia (algunos guiados por Marta GPS). Parador Nacional con estupendas vistas y clima de otra estación. Nos tardan en dar las habitaciones, mas no importa: esperaremos pacientes al calor de la terraza y con una cervecita bien fría. Hacía ¡cuatro años! que no estábamos los cuatro quintos (al último encuentro del 2004 en Cardona no pudo venir Miguel Ángel). Comienza el encuentro.


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

7

ASISTENTES. Hubo póquer de quintos en estos encuentros en la séptima fase: Bártel y Elsa, José Miguel y Celina, Miguel Ángel (llegó a la hora de la comida, por eso no sale en la previa), Paco y Ana y... poquita next generation: Mateo Sancho Cardiel y Paula y Berta Sancho López. O sea, si cuentan, un diez. Este séptimo encuentro fue organizado por Bártel (su turno) y nos reunió a todos en el Parador Nacional de Segovia. Poquitos líos de fechas y al final tan contentos: el parador tiene unas impresionantes vistas de la ciudad que nos acogió durante este fin de semana.


8

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

9

SUFRIMIENTO. Las caras (y las posturas) reflejan el sufrimiento extremo al que fueron sometidos los asistentes. ¿Hay algo más terrible que pasar un fin de semana otoñal con calorcico en un parador relajante de una ciudad con pocos atractivos llamada Segovia? Quedémonos con las caras para recordar y volver a desentrañar tanto rostro. El sello sanchesco parece impreso hasta en los rasgos de las de abajo, que por algo llevan aguantando a los descendientes de Torrenueva un puñadico de años. Algo que, por lo visto, hace feliz a José Miguel (cuya foto está realizada por Berta, a quien va dedicada).


10

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

RETRATOS. Ante tanta belleza sobran los comentarios. Segovia se paralizó y hasta nos hicieron una foto de grupo.


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

A COMERRR. ¿Y adónde? Pues a Cándido, tú. Hay que ir a por el cochinillo a los pies del acueducto, como mandan los cánones del turismo. Alguien (Paula) fotografía bien a su padre, y otro alguien (Paco cegato) destroza el recuerdo a su hija mayor: ni Cándido ni acueducto. Estudia una carrera para esto. Aunque de lo de Berta no se hace responsable... Pero bueno: a comer, ya.

11


12

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

¡MIGUEL ÁNGEL LLEGÓ! Sin él no había pleno. Así que a por el cochinillo, aunque las fotografías (de Paula) sólo retratan el postre. Un lugar estupendo para la degustación y la tertulieta del personal. Todos guapos, todos cariñosos, todos dulces...


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

13

ME PIDO... todo. Pero bueno, al final no hubo consenso y no hubo unanimidad en lo del cochinillo, aunque parecía terciarse. ¡Qué más da! Qué bonito fue mientras duró (la ración). Y aprovechó, sí.


14

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

LO BUENO SE ACABA. Entramos a las tres y salimos a las de acabar. Llenos, con ganas de comprar algún recuerdo y de hacer una digestiva excursión vespertina por la ciudad. Pero es otra historia que viene a continuación: la historia interminable de una caminata entre piedras históricas.


15

SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

CAPÍTULO DOS

Los Qultos


16

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

COMIENZA LA RUTA CULTURAL. Iglesias, catedrales, acueductos, palacetes, torres y un sinfín de monumentos fueron objeto de visita detenida (a cada paso) para lanzar una batería de fotos. Y como no podía ser de otra manera, la foto de rigor de los cuatro quintos. De lo mejor, las didácticas explicaciones del técnico José Miguel, que aprovechó para desasnarnos un poco en materia arquitectónica. La ciudad bien merece más de un detenido paseo para conocer un poco mejor los tesoros que muestra. ¡Ah! Y el cochinillo, poco a poco, ya iba bajando...


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

17


18

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

¡QUÉ RARO! ¡Berta riéndose de (con) su tío José Miguel!... Esto ya empieza a ser un clásico de los encuentros. Pero el caso es que aún llegamos con una estupenda luz de atardecer para inmortalizar con bellos reflejos toda la monumentalidad segoviana. Y hasta para hacer pinitos artísticos en esto de la fotografía. El caso es que fue una tarde estupenda.


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

19


20

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

21

PARA TODOS GUSTOS Mientras algunos permanecía más serios con eso de la monumentalidad, otros se dedicaban a hacer el payasete bien a a gusto, di que sí. La verdad es que, quitando las arterias principales de la ciudad, apenas había gente callejeando como nosotros. Mejor y más cómodo.


22

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

23


24

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

En las dos páginas anteriores y en ésta, nuestro recuerdo del anochecer visitando (por fuera) en Alcázar de Segovia.


25

SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

CAPÍTULO TRES

Los Qansados


26

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

BAÑO RELAJANTE. La tarde-noche del sábado fue de puro relax. Después de la comida y, sobre todo, la caminata, lo mejor era tomárselo con calma. Tres valientes (Berta, José Miguel y Mateo) se decidieron por un baño en la piscina climatizada. Paula y Paco aún se cansaron un poco más a base de ping-pong (aunque nadie los inmortalizó), y el resto se derramó por los sillones de los grandes salones del Parador. Como se puede observar, todavía quedaban ganas de juerga en algunos. La cosa funcionaba.


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

27


28

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

BLA BLA BLA. Como en todos los encuentros, venga de charlar. Anécdotas, recuerdos (“Pasean por el Arrabal un muchacho, dos muchachos, tres muchachos y un millar...”) y planes de futuro. La verdad es que los salones del Parador invitaban a la tertulia. Y, después (foto inferior de la siguiente página), todo lo contrario a la hora de cenar: la única mesa libre de la cafetería era de pitufos. Pero a nadie le importó; lo importante era cenar.


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

29


30

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

EN LA ‘DISCO’. Tras la cena, y en la sala para fumadores, un poco de baile libre y al estilo ‘bananarama’. También, algún que otro cariñoso arrumaco entre primos de la siguiente generación. Aunque algunos, de la anterior hornada, ya parecían con ganicas de irse a dormir. Así mismo es la vida.


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

31


32

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

Y A DORMIR. Hora de amortizar las habitaciones (por cierto, muy chulas, amplias y completas). Las caras ya reflejan el cansancio del día, tras el madrugón, el viaje, la comida, la caminata, las charlas... Mañana será otro día.


33

SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

EPÍLOGO

Los Qontentos


34

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

VAYA DESPERTAR. Pues eso, que fue un desayuno con diamantes (por la compañía y por los ingredientes) y que se alargó por más de dos horas. Un regalo de los anfitriones (Bártel y Elsa), que los encontrados agradecieron (y aprovecharon) a tope: ¡había que comer de todo, como fuera! Qué buenos momentos y qué pena que se acabara... pero así es la vida, maño. Así lo reflejan los espejos del alma: risas, disfrute, penica y un de todo. Como se suele decir en estos casos, ya falta menos para los siguientes encuentros que, bajo el mando de Miguel Ángel, tendrán lugar D.m. en el 2008. ¡Ya falta menos!

35


36

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

TODO LO BUENOS SE ACABA. Con el banquete matinal comenzó a respirarse la despedida. Fotos para el recuerdo, para recordar que lo bueno se acaba... Besos, ternura, amor y... ¿hay que pagar? Joer, yo creía que esto era un detalle. (Fuera de bromas, recomendación a todo visitante de Paradores: no se pierda sus desayunos).


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

37


38

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

39

CERRAMOS CON EL ALCÁZAR. Último paseo antes de la retirada. Intentamos una visita guiada por Elsa, pero el motrollón de turistas en el domingo segoviano nos impide aparcar. Así que terminamos en una cuneta con vistas al Alcázar y decidimos hacernos unas fotos y dejar que cada cual vaya para donde pueda o deba. El día, como se ve, era perfecto: despejado y caluroso para un otoño de cambio climático... Qué lindo mientras duró.


40

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

APUESTAS. A la vista de lo visto, parece que todo aquél que no se hiciera una foto con el Alcázar de fondo sería desgraciado de por vida. ¿O será la falta de imaginación de los foteros? Bueno, es un recuerdo...

41


42

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

Y VENGA DE VOLAR. Parece que la imaginación se acaba y que sólo sirven los vuelos (¿aguileros o buitrescos?) alrededor del Alcázar. El caso es que fueron pocos minutos, antes de la diáspora, con más ganas que nada por retener los últimos minutos de convivencia familiar. Justo después, unos para Madrid, otros para Jaca, otros para Pamplona... es la vida.


SEGOVIA, 11-12 NOVIEMBRE 2006

43


44

SÉPTIMOS ENCUENTROS QUINTOS

CUATRO POR CUATRO. Dejamos para el final la foto de ‘los cuatro’. Miguel Ángel se había ido, pero gracias a una genialidad (habitual) de José Miguel, lo suplimos con chaqueta, gorra y gafas, para que salieran los cuatro quintos. Todos presentes.

¡Y se aqabó! ueridos quintos y adláteres: gracias por haber fabricado ¡otra vez! un fin de semana mágico. Gracias a Bártel, por sacar matrícula en la organización; gracias a José Miguel, por ilustrar arquitectónicamente y hacer reir al personal; gracias a Miguel Ángel, por sacar tiempo de donde no lo tiene; gracias a Paco, por ajustar su viajera agenda americana... ...Y gracias a cuantos hacéis posible estos encuentros, porque sois nuestra prolongación, el cordón umbilical imprescindible para perdurar en el valor del encuentro familiar. Porque ha sido un encuentro, como debe ser, para el recuerdo. Esperamos que estas fotos, fruto de todos, ayuden a retener en la memoria tantos divertidos momentos, tantas ganas de pasarlo bien. Nos queda la esperanza del octavo encuentro en el año 2008, dirigidos por Miguel Ángel, quien ya ha anunciado grandes planes, pero sin desvelar detalles, el muy... ¡Gracias y hasta prontooooooooooooooo! I

Q


VII Encuentros Quintos