Page 1

5º B

CURSO 2012-2013

¡CUENTOS DE TERROR! Con motivo de la celebración del Día de los difuntos o de Halloween hemos escrito en clase algunos cuentos de terror.

AUTORES Omar Bakkali Ludeña Irene Ballester Fuentes Lucía Cotado Sopo Alberto González González Lucía González Zamorano Pablo Daniel Harrera Herrera Julio Jiménez Garrido Estela López López Heidi Alejandra Mosquera González Sandra Dominique Pascual Aguirre Sara Pérez Castro Alicia Piernavieja Granados Javier Rodríguez Moreno Diego Sánchez-Cambronero Sánchez-Montañez Verónica Utande Mestre Mario Valdivieso Barroso Marco Zarzuelo Jiménez


1


EL FANTASMA ATERRADOR Érase una vez un colegio de cuyo nombre no quiero acordarme. En él había

unos niños jugando, cuando de repente se abrieron

unas grietas en

el suelo y en las paredes. Los

profesores

y

los

niños

salieron

del colegio. Todos menos un niño que no sabía nada y se quedó encerrado en el cuarto de baño sin querer.

De

repente

el

colegio

empezó

a

derrumbarse y el niño murió.

Pasó un tiempo y volvieron a construir el colegio.

Desde entonces se dice que los niños y los profesores de

baño

se

asustan

y se

van

corriendo

porque

el

al ir al cuarto espíritu

del

niño

sigue ahí.

Omar Bakkali Ludeña

2


EL ESPEJO HECHIZADO Érase un niño de 13 años llamado Álvaro, al que le encantaba jugar al béisbol con sus amigos.

Un día Álvaro, Óscar, Marta y Paula se fueron a jugar al desván de la casa de Álvaro. Allí había un gran espejo en la pared.

Encontraron un viejo juego de mesa y se pusieron a jugar. De pronto se fue la luz.

Al volver la luz, Marta se dio cuenta de que el reflejo de Álvaro no estaba en el espejo, pero no le dio importancia.

El sábado, cuando estaban jugando al béisbol, Óscar, Marta y Paula se dieron cuenta de que Álvaro tiraba la pelota con la mano izquierda, a pesar de ser diestro.

Irene Ballester Fuentes

3


EL PAYASO Érase una vez, una familia en la que había un padre, una madre, la abuela, la hija mayor, el hijo pequeño y el perro. La familia compró un cuadro en el que había un payaso con seis dedos. Llegó Halloween, todo el mundo estaba contento y feliz. Cuando llegó la hora de acostarse, el padre fue a por un vaso de agua a la cocina. A la mañana siguiente estaba muerto. El payaso del cuadro ahora tenía cinco dedos. A la noche siguiente la madre y la abuela salieron a pasear y cuando volvieron murieron ahorcadas con las cuerdas de las cortinas. Por la mañana el payaso solo tenía tres dedos. Los niños y el perro estaban muy asustados habían descubierto que cada vez que alguien moría el payaso tenía un dedo menos. Así que creyeron que era él quien mataba a las personas. Al llegar la noche se escondieron debajo de la cama, cuando el payaso estaba a punto de matarlos con un cuchillo abrieron los ojos. Se habían despertado con sus propios gritos. ¡Solo era una horrible pesadilla! Lucía Cotado Sopo

4


PERDIDOS EN LA NOCHE Solo quedaban tres días para poder ir a las fiestas del pueblo más cercano. Por fin mis padres me dejarían irme con mis amigos.

Cada vez que nos juntábamos hablábamos de lo bien que nos lo íbamos a pasar. Después de siete kilómetros andando llegamos al pueblo.

Nada más llegar nos hicimos amigos de unos chicos y chicas de ese pueblo. Después de jugar, bailar y escuchar música, nos dimos cuenta que se nos hizo de noche, como paso el tiempo tan rápido no nos dimos cuenta que nos teníamos que volver a casa.

Salimos del pueblo animados, pero al cabo de un rato nos fuimos juntando unos a otros. Los árboles hacían sombras fantasmales, se movían como si quisieran atraparnos, los búhos lanzaban sus chillidos y las tripas de uno de mis amigos no paraban de sonar.

Empezamos a correr. Mi amigo David se cayó a un barrizal, cuando se levanto parecía un” yeti”. Del susto que nos dimos, nos equivocamos de camino. Nos metimos en una finca donde había un rebaño de ovejas. Los perros nos ladraron y nos hicieron correr muy deprisa. A mi amigo Sebastián le mordió un perro en los pantalones y se puso a llorar.

Seguimos el camino muy asustados, pero por suerte vimos un edificio blanco a lo lejos y por fin llegamos al pueblo.

Nuestros padres nos estaban esperando muy preocupados.

Alberto González González

5


LA CASA RURAL DEL ESPANTAPÁJAROS Érase una vez una familia que fue a una casa rural. Estaban muy contentos porque iban a pasar el fin de semana toda la familia juntos. La casa era preciosa. Era toda de madera, con campos alrededor… En los campos había fruta, un maizal, unas montañas y al fondo entre los maíces un espantapájaros.

Fueron a ver al espantapájaros. Era alto, delgaducho, con ropa rota, con ojos que parecían de verdad y la cara muy blanca.

Se hizo de noche y empezaron a sonar truenos y relámpagos, y a diluviar.

Cuando paso un rato de la tormenta oyeron un pequeño ruido y era una gotera. Salieron a por un cubo bajo la lluvia y el resplandor de un trueno alumbró el lugar del espantapájaros, pero no estaba; lo que vieron fue una sombra corriendo por el campo.

Tenían tanto miedo que corrieron a la casa, se acostaron todos en la misma habitación y esperaron a que amaneciera.

Al día siguiente salieron de la casa y sorprendidos vieron que el espantapájaros estaba en su lugar.

Volvieron al pueblo y la dueña de una tienda les preguntó donde habían pasado la noche. Le dijeron que en la casa rural del espantapájaros y les empezó a contar que se dice que el espantapájaros era el espíritu de un señor que murió fulminado por un rayo en una noche de tormenta.

Desde entonces las noches de tormenta el espantapájaros sale huyendo a refugiarse en cualquier parte. Lucía González Zamorano

6


LA ANCIANA DE LA CURVA Un camionero se dirigía a su destino, a un pequeño pueblo de la sierra.

Era un día de verano sofocante, al pasar por una gasolinera vio una anciana de pie en el arcén haciendo autostop.

Como iba bien de tiempo, decidió parar a recogerla y así siguieron juntos el camino hacia el pueblo de la señora que pillaba de camino al pueblo de destino del camionero.

Al llegar a un punto de la carretera, en una curva pronunciada, la anciana le advirtió: tenga cuidado que aquí fue donde mi hija y yo nos matamos.

Al girar la cabeza el camionero la anciana había desaparecido

Pablo Daniel Herrera Herrera

7


SÍGUEME Manolo iba a clases nocturnas de recuperación y acudía a un caserón muy antiguo. En él había un salón lleno de cuadros y fotos muy viejas.

Sus compañeros y el sospechaban que algunas personas que había en ellos se movían, les miraban y hasta parecían reírse y señalarlos.

Una noche tormentosa con rayos y truenos la luz se apagó. La señorita Carola pidió a los niños que no se movieran de sus sitios hasta que su marido pusiera un fusible nuevo, pero como el señor Pepe no podía encendió una vela en la sala pequeña y con otra fue a buscar a los niños.

Les pidió que fueran en fila y que pusieran una mano en el compañero de delante. Manolo notó una mano en su hombro, pero no le importó y siguió en el que se apoyaba, mirando la tenue luz de la vela.

Antes de llegar a la sala desapareció la mano que Manolo tenía en el hombro pero no le importó.

Al llegar a la sala vio que allí ya estaban todos, él era el último.

Julio Jiménez Garrido

8


LA FIESTA DE PIJAMAS Una niña en su cumpleaños invitó a sus amigas a una fiesta de pijamas.

Se lo estaban pasando de maravilla. Estaban contando secretos y viendo cuánto a cada una de las seis chicas les costaba decir sus secretos.

Llegó la hora de cenar y las niñas fueron a comer una deliciosa pizza, mientras veían una película. Cuando terminaron se fueron otra vez a la habitación y se pusieron a jugar.

Llegó la hora de dormir y todas se fueron a la cama, pero una de ellas no se conseguía dormir. La niña era la primera vez que dormía en una casa que no era la suya.

Cuando todas

se habían acostado, esta

niña, María, se fue al baño y nunca volvió. Cuando se levantaron las demás creían que la habían abducido los alienígenas.

La madre las intento tranquilizar... Puso un video y en él se observa que cuando estaba en el baño se había escapado por la ventana.

Estela López López

9


UN SUSURRO Era una noche muy lluviosa. Mis padres se habían ido de viaje. Estábamos en casa mi hermano y yo viendo la tele en el salón y de repente se fue la luz.

Mi hermano fue a ver lo que pasaba y escuchamos un estruendo ¡PUN, PUN! Me di prisa para estar junto a él y ver de dónde procedía el estruendo. Venia de la cocina porque el viento había movido la ventana.

Volvimos al salón. Yo veía una sombra moviéndose por la casa. Mi hermano empezó a correr como loco. Yo intentaba tranquilizarle, de repente él se dio un golpe en la cabeza contra la puerta. Yo me detuve para ver si se encontraba bien. Le puse la mano en el pecho y pude sentir los latidos de su corazón. Iba tan rápido como el mío. Pude ver en su rostro el miedo que tenía.

En ese momento me di cuenta que él estaba peor que yo. Vimos como la sombra se aproximaba cada vez más y más hacia nosotros y para lo poco que me quedaba de vida me puse a rezar por mí y por mi hermano.

¡De repente! Sentía como todo se movía a mi alrededor y poco a poco perdía la visión de la casa, la sombra y mi hermano, pero escuchaba una voz llamándome: Heidiiii, Heidiiii… Abrí los ojos y allí estaba mi madre pidiéndome que despertara. Entonces abrí los ojos del todo, la abrace fuertemente y me dijo que todo era un sueño.

Heidi Alejandra Mosquera González

10


LA DAMA TAPADA Hay un borracho que ve a una chica y la sigue porque olía muy bien.

Después en un callejón la chica se quita la capucha y es una calavera.

El borracho se desmaya y le sale espuma por la boca. Pero no se muere.

Al día siguiente le encuentra un doctor y le lleva a Urgencias. Allí los doctores le preguntan que qué le ha pasado y él les dice que ha visto a la Dama Tapada

Sandra Dominique Pascual Aguirre

11


EL ZOMBI ENAMORADO Érase una vez un zombi que vivía en el cementerio. Una noche de luna llena se despertó y empezó a andar cojeando.

Cuando llegó al estanque, el zombi vio a Laguna, la reina del estanque. El zombi se puso tan colorado que parecía que tenía un tomate gigante en su cara.

Decidió visitar al Dr. Fankenstein para ayudarle con lo del asunto de Laguna. El doctor le dijo que tenía que ser sincero.

El zombi le dijo a Laguna que estaba enamorado de ella. Y Laguna decidió hacerle dos cosas: le dio un beso y le convirtió en el rey del estanque.

Finalmente los dos se fueron y vivieron felices para la eternidad.

Sara Pérez de Castro

12


EL RAYO ENCANTADO Un día iba un avión lleno de gente. El avión se dirigía hacia París.

Cuando salió de Australia empezó a llover; pero no solo llovía era una tormenta.

La gente iba tranquila y confiada, pero cayó un rayo sobre el avión. El piloto se despistó con el rayo y perdió el control.

Bajó rápidamente y aterrizó en un bosque oscuro y perdido. Parecía que la gente estaba loca, todos gritando y alborotados por el accidente.

Por fin consiguieron salir del avión. Después de pasar dos horas perdidos por el bosque encontraron una cueva. La cueva se empezó a mover y se derrumbó.

Pasadas otras dos horas consiguieron salir de la cueva y cuando salieron de la cueva se habían convertido en zombis.

Alicia Piernavieja Granados

13


LA CASA ABANDONADA En un pueblo ocurrieron estos hechos cuya noticia llegó hasta el periódico. A mí me lo contó alguien del mismo pueblo.

Cinco chicos se reunieron en una vieja y solitaria casa abandonada en mitad de tierras de huertas con el fin de hacer espiritismo.

Lo prepararon todo, comenzaron, y como en cada sesión que se precie, uno de ellos, el portavoz, hizo la cuestión de inicio:

<< Si hay alguien que te moleste aquí, dinos quién es y se irá>>.

El vaso indicó dos nombres, los dueños de los nombres se miraron sorprendidos y se despidieron de los otros tres. Volverían al pueblo caminando.

Dejaron a los otros tres con su sesión y conversaron por el camino. Cuando llevaban unos cien metros andados escucharon un ruido y se giraron: la casa caía derrumbándose sobre los tres chicos. Javier Rodríguez Moreno

14


KINO DER TOTEM El doctor Maxis, padre de Samanta junto con su ayudante Risthofen intentaron revivir al perro de Samanta, pero el doctor Risthofen le convirtió en zombie.

El perro mordió a Samanta, que fue infectada y convertida en la reina zombie. Flaffy, el perro, dirigió a los perros, pero antes de que mordieran a alguien el doctor Risthofen encerró a Maxis, Samanta y Flaffy.

Afortunadamente el doctor Maxis se pudo teletransportar, pero no se dio cuenta de que el teletransporte estaba incompleto. Como era tan afortunado le llevó al teatro y allí avisó con Peter Porter que los zombies habían regresado. Pero ya era demasiado tarde, un zombie arrancó

la palanca de la

corriente y su brazo quedo atrapado. La corriente hizo que se cerrara el telón. Se quedaron atrapados y caían zombies del techo. A ese teatro le llamaron KINO DER TOTEM (teatro de los muertos).

Maxis y Porter se teletransportaron, pero el arma de Porter se desmontó y el teletransporte les llevó a una zona de zombies donde ellos se ahorcaron. Risthofen se tele transportó a Shino Numa, con Takeo, Nicolai y Densi. Les contó lo que pasó, pero ellos ya lo sabían.

Se teletransportaron a KINO DER TOTEM para acabar con los zombies. Pero todos murieron y los zombies gobernaron la Tierra.

Diego Sánchez-Cambronero Sánchez-Montanez

15


LA MASAJISTA DEMENTE Érase una vez una señora llamada Lourdes. Tenía treinta y siete años y vivía en una pequeña casa de un pueblo de Ávila. Ella tenía un negocio en la ciudad, pero como se fue al pueblo, tuvo que cerrar el negocio.

Al cabo de unos pocos meses se aburría sin amigos, sin la familia y sin trabajar. Entonces decidió abrir un balneario. Lo abrió en una casa antigua, que reformó. Hizo sauna, zona de masajes, bañeras de barro, piscinas de agua con chorros, etc. Y se gastó una fortuna en todo eso.

A los dos o tres días empezó a entrar gente y ella era la que daba los masajes. Y como tenía unas manos mágicas a las malas personas les quitaba los malos pensamientos y se los ponía a las buenas personas.

Entonces se enamoró de un señor llamado Florentino y como él era malo le quitó lo malo que había en él y se lo puso a una chica buena.

Después se casaron, tuvieron hijos y vivieron mal porque su hijo murió.

Verónica Utande Mestre

16


EL GUSANO GIGANTE Un día de verano fui con mi abuelo a pescar. Cogí un gusano del bote y me pareció muy bonito, era de color marrón, blandito y alargado. Entonces, lo metí en otro bote, nos fuimos al coche, y nos marchamos a casa.

Cuando llegué, miré el bote para coger al gusano y vi que tenía un agujero y que se había escapado. Me puse a buscarlo por el coche, pero no lo encontré.

Vi entonces otro agujero en la puerta, salí del coche y vi otro agujero más grande en la puerta de mi casa. Luego vi otro en la puerta del sótano y era más grande que el último.

Me entró miedo y me fui a la cama, aunque no pude dormir. Por la mañana me levanté, y fui a la cocina y vi todo lleno de sangre y tripas. ¡El gusano se había comido al perro!

Entonces decidí que había que terminar con él. La única forma de exterminarlo era la poción mágica de mi abuela: ¡POTAJE DE JUDÍAS BLANCAS CON CHORIZO!

Cogí un plato que había guardado en el frigo. Lo puse en la puerta del sótano y me escondí. Al rato, oí ruidos en el sótano. Seguro que se estaba comiendo el potaje, el efecto sería inmediato. Pasaron cinco minutos cuando oí una explosión, el potaje había surtido efecto. Por fin, había exterminado al gusano gigante.

Mario Valdivieso Barroso

17


MUERTE EN LA CARRETERA Érase una vez un joven llamado Pablo. Pablo vivía muy bien, tenía veintidós años y era rico. Era tan rico, tan rico que tenía un Aston Martin DB9. Estaba enamorado de su coche e iba a todas partes con él. También tenía una casa preciosa donde vivía.

Un día cuando regresó a su casa se encontró la cama de su dormitorio manchada de sangre, había tanta que parecía un mar. En la ventana estaba escrito un mensaje: ¡Te voy matar!

Él se asustó y se lo dijo a la policía. Los agentes investigaron mucho pero no encontraron nada. Pablo contrató seguridad privada.

Al cabo de un mes, cuando salía de la universidad cogió un taxi porque tenía el coche estropeado. El conductor era el asesino y mató a Pablo.

Tres semanas después cuando el asesino estaba conduciendo, se le apareció el fantasma de Pablo en la carretera. Dio un frenazo tan fuerte y un volantazo tan brusco que salió de la carretera y cayó por un precipicio.

Marco Zarzuelo Jiménez

18


Cuentos_terror  

Cuentos de terror 5º B Curso 2012-2013

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you