Page 61

cho de colores—, caretas, gafas, matasuegras, papelillos de carnaval… con los que nos disfrazábamos, metíamos ruido y poníamos color a estos días. Especialmente los niños y los jóvenes. Otros protagonistas de estas fiestas eran los cántaros. Cántaros, botijos y objetos quebradizos. El cántaro tenía una importancia extraordinaria en la vida diaria del pueblo. Era el recipiente más común con el que se transportaba el agua en una época en que las casas carecían de ella y había quetraerla de las fuentes. Debía ser difícil o caro conseguir un cántaro nuevo porque cuando uno se agrietaba se remendaba con unas lañas y un pegamento impermeable. Los ya imposibles de recomponer eran los dedicados a las actividades lúdicas carnavalescas. Estas consistían en que unas cuantas personas puestas en corro, a una determinada distancia, se echaban el deteriorado cántaro de una a otra. Cuando ya la echada y recogida del recipiente de arcilla se hacía monótona, aumentaban la distancia los componentes del corro para dificultar la recepción del contenedor. Y ya saben el refrán de: «tanto va el cántaro a la fuente…», aunque en aquella ocasión era otro su destino. En fin, que el cántaro acababa en el suelo hecho añicos. Y los que habían participado en finiquitar tan preciado utensilio, cogidos de la mano, daban vueltas cantando canciones de rueda. Los niños solían hacer lo mismo con

botijos o botellas de vidrio. Entre las letrillas de las canciones que cantábamos en los carnavales, recuerdo:

En este corro no hay mozos y si los hay no los veo, estarán en la cocina atizando los pucheros.

Carnaval, carnaval, tú te vienes tú te vas para el año venidero sabe Dios quién te verá. Carnaval carnavalillo, la fiesta de las mujeres, a la que no le salga novio que aguarde al año que viene. Y a los fumadores les encargo yo de la patatera se fumen la flor».

Carnaval, carnaval, tú te vienes, tú te vas…

Este tipo de coplillas se cantaban en un área geográfica más extensa, dando lugar a variantes locales como suele ocurrir con la mayoría de las coplas anónimas y populares; a título de ejemplo les ofrecemos tres casos en distintas provincias andaluzas.

Anoche me salió novio y se lo dije a mi abuela, estaba haciendo gazpacho y me tiró la cazuela.

Dos Torres. Córdoba. Carnaval, carnaval, tú te vienes, tú te vas y nosotros nos iremos y no volveremos más. Que para bailar me quito la capa, que para bailar la capa quitá, que para bailar me quito la capa, que con la capa no puedo bailar. Muchachas jugad al corro, por novio no tengáis pena, que ha venido un baratillo a perrilla la docena. Carnaval, carnaval, tú te vienes, tú te vas…

59

Si este carnaval no me sale novio, no me pinto más ni me unto los polvos. Carnaval, carnaval, tú te vienes, tú te vas….

Carnaval, carnaval, tú te vienes, tú te vas… Ya se pasó el carnaval la fiesta de las mujeres, a quien no le salga novio que aguarde al año que viene. Carnaval, carnaval, tú te vienes, tú te vas…

Los Villares. Jaén Carnaval, carnaval, tú te vienes, tú te vas y nosotros nos iremos y no volveremos más y no volveremos más. Las niñas juegan al corro yo me río, yo me río de las que no tienen novio, a mí como me ha salido ya no tengo que jugar

Profile for paco arjona

Dag iv completa  

Revista cultural

Dag iv completa  

Revista cultural

Advertisement