Page 140

2 DINERO Y EMPLEO

PANORAMA

Domingo 21.02.10 LA RIOJA

23-F: primera reválida para los sindicatos Tras meses de silencio y casi inmovilismo, salvo frente a CEOE, la reforma de las pensiones parece despertar a UGT y CC OO rece que vayan a pasar muchas cosas, más allá de lo ocurrido con Caja Castilla La Mancha, que ha salvado los trastos con una fusión. Pero las cuentas no salen. Los más de 4,4 millones de parados, y con previsiones oficiales de que seguirán aumentando, son un dato apabullante para confirmar que los «paganos» han sido, fundamentalmente, los trabajadores. En la sociedad queda un sabor amargo de que se ha perdido un año para adoptar medidas. Y ahora todo corre prisa. El miércoles, Rodríguez Zapatero afirmaba desde la tribuna del Congreso de los Diputados, donde acudió para buscar el apoyo de todos los partidos, que en dos meses la reforma laboral debe estar concluida. Y todo apunta a que saldrá un nuevo y único contrato, en el que confluirán la mayoría de los actuales, con el despido más barato. En algunos foros, como el Círculo de Empresarios hay preocupación, no solo por la situación económica y política, sino también por la social. Consideran que la economía española «tiene solución”, pero el problema es que el Gobierno debe aplicar medidas que requieren sacrificios, muchos de los cuales los sindicatos no están dispuestos a aceptar, como una “reforma laboral integral». En el caso de las pensiones, el Círculo ve como única salida un sistema mixto de reparto-capitalización individual ya que da por seguro que aquellas «serán más bajas en el futuro».

PENSIONES Y TRABAJO :: TERESA VELASCO Extrañaba su silencio e inmovilismo. Extrañaba también que con más de cuatro millones de parados, la voz de los sindicatos arremetiera sólo contra la patronal, mientras a cuenta gotas «sacaban» al Gobierno una prórroga a la precariedad de los parados con la ayuda de 420 euros y otras medidas dispersas para mantener en la agonía a los desempleados que ya han agotado todas sus prestaciones o a los que con el seguro de paro no pueden ni pagar su hipoteca. Extrañaba que hasta IU hablara de huelga general mientras los líderes de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, convencieran al presidente José Luis Rodríguez Zapatero de que no era necesaria una reforma laboral, aunque ésta al final «cayó» en ella ante los requerimientos de instituciones y expertos, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Desde diciembre de 2008 en que la crisis manifestó su cara más virulenta, la fe de los españoles en el diálogo social se ha ido resquebrajando. CC OO y UGT se habían fijado como meta que no fueran los trabajadores los «paganos» de esta crisis. ¿Lo han conseguido? De momento, los causantes de la debacle económica, muchas constructoras e inmobiliarias, han desaparecido y, con ellos, casi un millón de puestos de trabajo. En el caso del sistema financiero, con un fondo público (FROB) cubriendo sus espaldas y en pleno proceso de reestructuración, no pa-

El primer obstáculo

:: GRÁFICO: DANIEL GARCÍA :: ILUSTRACIÓN: MIKEL CASAL

Así las cosas, el primer problema concreto sobre el que se tienen que posicionar los sindicatos, porque ya se han fijado negro sobre blanco las propuestas, está en la reforma del sistema público de pensio-

PANORAMA 15

Domingo 21.02.10 LAS PROVINCIAS

La prolongación de la edad de jubilación a los 67 años ha hecho saltar todos los resortes sindicales nes para la que hay más tiempo de negociación, pero con unos anuncios nada halagüeños para los trabajadores: la cuantía de su jubilación cuando se abandone la vida laboral será inferior a la actual y, además, deberán esperar dos años más, de los 65 a los 67 años. Estos últimos anuncios han hecho saltar todos los resortes sindicales y provocado la primera convocatoria de los sindicatos contra esas medidas. Con la vista puesta en el acuerdo de convenios, los sindicatos ya conocían las propuestas del Gobierno de alargar el periodo de cómputo de los actuales 15 años a 25. Por si fuera poco, supieron después que quería elevar de 65 a 67 la edad de jubilación. Fueron las gotas que rebosaron el vaso de CC OO y UGT, que hasta ahora habían combatido la crisis a base de paz social y buscando medidas por doquier para ayudar a la larga lista de desempleados, muchos de los cuales esperaban que sus «defensores» fueran más combativos. De momento, solo habrá una batería de movilizaciones, cuyo pistoletazo de salida coincide con uno de las fechas simbólicas de nuestra recuperada democracia: el 23-F. La intención es parar el propósito del Gobierno de elevar la edad de jubilación. Habrá unas 70 manifestaciones hasta el 6 de marzo, que se realizarán en las principales ciudades del país. Y, en paralelo, una campaña explicativa de lo que se pretende hacer y de las propuestas de CC OO y UGT para que el sis-

Por ahora, sólo habrá movilizaciones tibias, pero ya se oyen voces sobre una huelga general

tema público de pensiones sea viable en el futuro. Pese a la tibieza de estas iniciativas, ya que en muchos sectores se les pide la convocatoria de una huelga general, resulta paradójico que algunos diarios como The Wall Street Journal acabe de aconsejar al Gobierno español que «corte las alas a los sindicatos», como lo está haciendo con los controladores. Es cierto que en otros países, como en nuestra vecina Francia, su presidente, Nicolás Sarkozy, también ha anunciado que elevará la edad de jubilación. Pero es que para los franceses aquella son los 60 años, con la condición de que se acredite haber trabajado, al menos, 40. Por este motivo, la edad media de jubilación allí es de 62 años, cuando en España se rozan los 63. La única diferencia es que Sarkozy se ha

«Las pensiones se han de tratar con más consenso» Toni Ferrer Secretario Acción Sindical de UGT :: T. V. El ‘número dos’ de UGT, Toni Ferrer, defiende «el recurso a la presión y la movilización, vinculado a la defensa de los trabajadores», pero no ve una huelga general a corto plazo. –¿Hasta dónde llegarán en su rechazo a los planes del Gobierno sobre jubilación? –Si se trata de decidir entre rebajar la protección o estudiar alternativas para asegurar la estabilidad económica del sistema mediante la asignación de nuevos recursos preferimos lo segundo. Históricamente, nos hemos opuesto a la reducción de los

derechos de acceso a las prestaciones, y la sociedad lo ha respaldado. Ahora, UGT y CC OO tenemos prevista una

NÚMERO PRIMO IGNACIO MARCO-GARDOQUI

comprometido a presentar medidas que no supongan un recorte de la pensión. UGT y CCOO denuncian, además, que no haya medidas que frenen las prejubilación. El Índice de Perspectivas Profesionales del Instituto de Estudios Laborales (IEL) de ESADE les viene a dar la razón, al confirmar que el 44% de las empresas españolas está prejubilando a sus trabajadores, que acuden antes de tiempo al retiro. Los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, se han puesto de acuerdo para realizar esta batería de movilizaciones, aunque eludiendo hablar de una huelga general. Su fin es que el Ejecutivo rectifique sus propuestas, que los líderes sindicales entienden que no son más que un recorte de la protección social, y que tachan de “regresivas, insolidarias e imprudentes”.

Críticas a los sindicatos

Esta tibia posición sindical ha suscitado ya las críticas de algunos sectores de la sociedad e, incluso, de algún partido por no convocar una huelga general contra el Gobierno ante la elevada cifra del paro. Pero el líder de CCOO ha dejado claro que «no hay empleos en la huelga general». No sólo rechaza que se muevan al dictado del Gobierno, sino que enfatiza que su única guía son «nuestras propias reflexiones». Y Toxo hace sus reflexiones en voz alta: «no sé qué empeño tienen algunos para que en este país haya una

campaña de sensibilización y movilizaciones contra esa iniciativa de elevar la edad mínima de jubilación. –¿Qué medidas propone para hacer sostenible el sistema público de pensiones? –Este es un tema que debe ser tratado con más rigor y consenso, siendo conscientes de su gran relevancia social. El Pacto de Toledo ha venido funcionando adecuadamente y debería seguir siendo el cauce para una discusión serena. Los retos demográficos no se resuelven con más reducción del gasto, sino ampliando los ingresos. –¿A qué estaría dispuesta UGT a renunciar en reforma laboral o en pensiones? –Más que hablar de renuncias, pensamos que el Estatuto de los Trabajadores es muy aprovechable, pues tiene elementos de adaptación empresarial importantes.

CONNIVENCIA EXCESIVA

L

os sindicatos han adoptado una actitud cuando menos complaciente con el Gobierno a lo largo de toda la crisis. El hecho de que Zapatero haya mantenido imperturbable su férrea oposición a cualquier medida que supusiera una mínima merma de derechos sociales y la generosa atribución de dinero público al apoyo de quienes perdían su empleo, son dos virtudes que han lavado, a sus ojos, el gravísimo pecado de alcanzar los 4.234.000 parados. Se han conformado con las ayudas concedidas y no han exigido la creación de nuevos empleos, al menos no con la virulencia de épocas anteriores. Cobijados bajo el confortable y matizable lema de ‘los trabajadores no hemos provocado la crisis, luego no pagamos por ella’, se han negado a tocar ni un ápice de las rígidas normas que regulan en España el mercado laboral. Y se han negado, no solo a aceptar, sino incluso a considerar la posibilidad de que esas normas pudieran estar agravando los perniciosos efectos que provoca la crisis sobre el empleo. En este sentido, la actitud del Gobierno ha sido tan complaciente que no ha merecido la más mínima protesta sindical. Sin embargo, el incesante crecimiento del número de parados ha ido añadiendo, día a día, presión a la caldera de las reivindicaciones sociales hasta alcanzar valores insostenibles. En paralelo, la tozudez de las cifras y las

huelga general». «No sirve para crear empleo, nosotros hemos fiado las cosas al entendimiento y, aunque no ha sido posible en 2009, ahora entramos en otra senda», dice en referencia al proceso de diálogo social abierto para la reforma laboral. Y por si

presiones exteriores han terminado por convencer al Gobierno de la imperiosa necesidad de cambiar algo, para que algo mejore. Ha empezado por aquellos aspectos en donde puede encontrar mayores apoyos, como son la prolongación de la vida laboral y la ampliación del período de cálculo de las pensiones. Ninguna de las dos medidas son caprichos de la política, sino meras exigencias de la aritmética y el Gobierno puede aquí ahuyentar su soledad con la connivencia de algunos partidos políticos y sin graves costos. Pero estas medidas causan una oposición frontal entre los perjudicados y esta circunstancia puede servir a los sindicatos para canalizar las iras ciudadanas y, de paso, marcar diferencias con el Gobierno al endurecer el perfil de su oposición. Las movilizaciones previstas para los próximos días son una buena prueba de ello. No obstante, la verdadera prueba de fuego vendrá después, con la reforma laboral. Las declaraciones efectuadas por los asistentes a la última ronda del diálogo social trasladan la impresión de que cada quien oyó un discurso diferente. Mientras los sindicatos no esperan ningún cambio sustancial de la situación, los empresarios no conciben el acuerdo sin él. Al final, el Gobierno tendrá que decidir y es aquí donde los sindicatos deberán posicionarse con mayor claridad y, supongo, contundencia.

quedara alguna duda a quienes critican a los sindicatos, explica que «una huelga general solo está justificada en caso de que se ataquen los derechos de los trabajadores». No obstante, añade la consabida coletilla de advertencia: «si el Gobierno completa el

«El Gobierno debe reconducir su propuesta» Carlos Bravo Secretario Seg. Social de CC OO :: T. V. Como responsable de Comisiones Obreras para temas de la Seguridad Social y Previsión Social, Carlos Bravo reclama al Gobierno que escuche otras voces. –De prosperar los postulados del Gobierno para alargar la edad de jubilación, ¿llegarían a convocar una huelga general? –Más que hablar ahora de huelga, pensamos que su propuesta debe reconducirse en el marco del Pacto de Toledo, y después en el diálogo social. La mayoría de la población, fuerzas políticas

y sociales piensan que debería ocurrir eso, porque el sistema de pensiones tiene buena salud financiera a corto y medio plazo.

giro que ha iniciado con su propuesta de elevar la edad de jubilación a los 67 años y su acercamiento hacia los partidos nacionalistas para cerrar un pacto en el Congreso, habrá dificultades». En la misma línea se pronuncia tam-

>

–¿Qué alternativas hay para preservar el sistema? Podemos y debemos reforzar la estructura de ingresos, evitando que con las cotizaciones sociales se paguen gastos que deben asumir los presupuestos del Estado (unos 7.000 millones de euros anuales), mejorando el Salario Mínimo Interprofesional y los salarios medios y, con ello, las bases de cotización. También hay que actuar sobre la estructura de gastos, mejorando las pensiones más bajas y de las personas que se encuentran en el desempleo. –¿Qué proponen para acabar con la sangría del paro? Una reforma de la negociación colectiva y de la representación de los trabajadores en la empresa. Y anticipar el ingreso al mercado de los jóvenes. No es aceptable que el 40% esté en paro.

En busca del ADN de los diarios

Vocento Regional Newspapers redesign, november 2009  

Vocento Regional Newspapers redesign, november 2009