Page 21

Diciembre 2014

¡

Hola! Aquí estamos tú y yo de nuevo, saludándonos. Quiero decirte que el artículo de hoy es ni más ni menos el cierre prometido del tema anterior, por lo que será especialmente breve; sin embargo, es para mí muy importante que unas ambos artículos, ubicándolos como piedra angular en TODO lo que hagamos para alcanzar REALMENTE la RESTAURACIÓN de la SALUD. Si logras atender debidamente el medio interno de tu organismo, te puedo asegurar que lograrás un éxito inesperado en todos tus pacientes. ¿Sabes por qué? Porque vas a tener injerencia en todas y cada una de las células y los resultados son verdaderamente ¡sorprendentes! De hecho, yo promuevo el sistema de Gabriel Gaviña, que trata sobre los pasos y el porque debemos poner todo de nuestra parte para mantener a nuestro organismo en un pH alcalino el mayor tiempo posible. He aquí, una receta tipo manual para ti, extraído de material completo con el ánimo de que te intereses en conocer todo lo que en unas cuantas cuartillas no puedo transmitirte (pregunta por todo el valiosísimo material a mis asistentes 01-414-2736328, cienciaortomolecular@hotmail.com) y transforma vidas con él. Para el artículo de enero tengo reservado para ti un tema complementario que VERDADERAMENTE en conjunto PUEDE SALVAR VIDAS. *SÍ*, así como te lo escribo. Cuando a la persona enferma le das el material correcto para seguir conductas y saber exactamente qué hacer y por qué y también qué tomar… es a lo que yo llamo darles las riendas de su vida. Y con esta in-

formación poder salvar la vida propia e incluso la de otra persona. ¡Ya me urge escribirte el siguiente artículo! Pero por ahora abordemos con mucha atención los sencillos pasos que presiden las acciones de la nutrición funcional avanzada que abordaremos en enero. Comencemos con los extractos del material de Gaviño, porque “hasta un viaje de 5,000 leguas comienza por el primer paso” (proverbio chino).

PEQUEÑAS ACCIONES QUE NOS AYUDAN A SUBIR EL PH

Elimina la Coca-Cola de tu dieta y reemplázala por agua o come una ensalada grande cada día. Recuerda: es por las cosas pequeñas que se llega a grandes cambios. Fase 1: Búsqueda y supresión de los factores que han desencadenado el alto nivel de pH. Aplicación de la Dieta Alcalina durante un período mínimo de tres meses y tratamiento de limpieza bajo una técnica de desintoxicación del sistema (incluye irrigación colónica). Nota: Si fuese necesario, en casos severos también limpieza de hígado-vesícula y riñón. Fase 2: Eliminación de las cándidas mediante el uso de productos antimicóticos naturales y hacer pasar hambre “de muerte” a las cándidas eliminando aquellos alimentos de los cuales se nutren, cuidando repoblar la flora intestinal mediante prebióticos potentes y probados. Haremos una regulación de la Disbiosis intestinal y una conversión de la forma patológica a la salu-

dable y simbiótica, además de potenciar el sistema inmune y, por supuesto, restaurar el equilibrio bioquímico del cuerpo (pH). Fase 3: Planificar una dieta a largo plazo que evitará alimentos con altas posibilidades de provocar reacciones alérgicas. Puede ser con La Dieta Metabólica del Dr. Wolcott o la Dieta Anti-alergenos del Dr. Wertherman. Esta planificación podría parecer a primera vista demasiado compleja, pero con organización y un protocolo cronológico completo listo para ser ejecutado, no debería tener ninguna dificultad para seguirse con éxito. En la fase de supresión de factores de riesgo, la fase de Detox de la dieta, es importante no centrarse sólo en los alimentos que comes. Hay muchas otras posibles causas de la acidosis y ahora es el momento para eliminarlas de tu vida. Es una amplia gama de posibles causas y nosotros no hemos mencionado cosas como diabetes, porque realmente no, puede hacer mucho acerca de ello. Elimina lo que puedas, lo que esté a tu alcance y concéntrate en mejorar tu dieta y tu sistema de limpieza. Te recuerdo algunos posibles factores que BAJAN el pH: •deficiente oxigenación •deficiente nutrición •endotoxinas generadas por digestiones incompletas (fermentación y putrefacción por excesos/errores alimentarios) •deficiente hidratación • malos hábitos y costumbres (prisas, preocupación etc.) •excesivas obligaciones •ingestión, inhalación o contacto con tóxicos (pesticidas, herbicidas, amalgamas dentales con mercurio, metales pesados, aditivos alimentarios, etc.) •expo-

19


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.