Issuu on Google+

1


ÍNDICE Editorial

3

Suciedad y Calzoncillos: La nueva LIJ en relación con los nuevos lectores

4

La familia Guácatela – Las aventuras del Capitán Calzoncillos

Oliver Button es un fenómeno

7

Oliver Button es una nena

Las sillas vacías: la muerte de seres queridos en la LIJ

8

El vuelo de Francisca – El corazón y la botella

El vendedor de lluvias: lo agradable de leer un cuento en sepia

11

El vendedor de lluvias

Los niños también se enamoran: ¿En presencia de una nueva literatura romántica infantil?

12

El romance – Te quiero un montón

Un viaje para leer con el corazón

15

El viaje de la Marmota

Propuestas pedagógicas

16

La Caperucítala El León, la bruja y el ropero

Trailers

20

El avión más grande del mundo Quique Hache, detective Kiwala, la llama de cobre

2


EDITORIAL Mepun en Mapudungún significa volar. El título de esta revista, que se estrena con este primer número, es una invitación a recorrer sus páginas y a entrar en el mundo de la Literatura Infantil y Juvenil volando. Volar siempre es viajar. El viaje implica transformación, desplazamiento, nuevos conocimientos. Esta revista pretende generar un viaje en los lectores, invitándolos a asomarse a múltiples mundos, creador por autores chilenos y extranjeros de la nueva Literatura Infantil. En la revista se abordan distintos géneros: Novelas, cuentos, y libros álbum. Además, se incluyen obras dirigidas para todas las edades, especialmente desde primero a octavo básico. Las historias utilizadas para los artículos, críticas, actividades pedagógicas y trailers configuran un espectro muy variado. Amor, muerte, humor, suciedad, aventuras y misterios son algunos de los temas que dan vida a este viaje, que es la lectura de la revista y la aproximación a las obras trabajadas. El vuelo siempre comienza con un despegue. Volar tiene que ver con separarse de la tierra, y comenzar a transitar por un espacio distinto del que siempre hemos pisado. En el aire, no hay una base sólida ni muchas seguridades. Esta revista aborda la literatura infantil de esta manera. En el último tiempo, la LIJ ha despegado. Se ha independizado de la moral, de los temas tradicionales, de estructuras narrativas y fórmulas estereotipadas, de los personajes estáticos y previsibles. (De Amo, 2005). También sus lectores, los niños, han despegado: han cambiado, se han independizado y se han convertido en lectores autónomos de aquello que quieren leer (Goldin, 2010). En esta realidad se sitúa Mepún. Una literatura nueva, con nuevos lectores, se lee y analiza sin fórmulas prefabricadas. Las críticas y artículos aquí expuestos se independizan también de esa tierra firme, y despegan hacia un espacio más libre y de infinitas posibilidades. Volar, por último, es también disfrutar. Siempre he soñado que vuelo, y, cuando lo hago, soy la persona más feliz del Mundo. El enfoque de esta revista tiene que ver, sobre todo, con el goce de la lectura. La mirada que atraviesa los productos aquí expuestos y con la que fueron construidos, es aquella que disfruta, por sobre la que analiza y critica. La escritura de esta revista nace desde una experiencia estética, de profunda belleza, entretención, transformación. La mejor forma de leerla parece ser la misma: cada uno de los artículos, si se utilizan los lentes adecuados, puede generar una experiencia significativa en los lectores. No queda más que celebrar esta primera publicación y agradecer la lectura de quienes tienen esta revista en sus manos. La invitación está hecha: es a leer, a despegar, a volar entre sus páginas.

3


ARTÍCULO

Suciedad y calzoncillos: La nueva LIJ en relación con los nuevos lectores

Las Aventuras del

La familia Guácatela

Capitán Calzoncillos

Mauricio Paredes

Dav Pilkey

Novela

Novela

Hay libros que sólo pueden ser parte de Literatura Infantil de los últimos años. Son historias que probablemente no se habrían escrito en el pasado, y menos aún se hubiesen publicado y difundido para que fueran leídas por los niños en las escuelas. En el presente artículo pondremos en diálogo dos obras que pertenecen a esta familia de libros y que, hoy en día, son de las favoritas de muchos niños: La familia Guácatela y Las Aventuras del Capitán Calzoncillos. En el desarrollo de este trabajo, presentaremos algunos aspectos que explican el porqué de estas afirmaciones. Antes de comenzar el análisis, es pertinente hacer una breve reseña de cada uno de los libros. Dar algunos chispazos sobre las historias que pueblan sus páginas permitirá comprender mejor el resto del trabajo. La Familia Guácatela, del chileno Mauricio Paredes, trata sobre la familia más asquerosa que ha poblado la tierra. Con una narrativa divertida y dinámica, se cuenta la historia del matrimonio de Roñoso y Toxina, dos enamorados que nunca se bañan y que viven en una casa rebalsada de basura, que aleja a los vecinos y visitantes. El conflicto central es sencillo: la pareja descubre que, entre otras atribuciones, tienen una capacidad para echar gases extremadamente poderosos. Un hombre misterioso se da cuenta de esto, y comienza a buscarlos y engañarlos para utilizar su extraordinaria suciedad en pos de un plan secreto. Por el otro lado, Las Aventuras del Capitán Calzoncillos, de Dav Pilkey, presenta al mayor superhéroe de todos los tiempos y, probablemente, al más ridículo y simpático. Los protagonistas, Jorge y Berto, son los niños más traviesos de su escuela, por lo que siempre se han ganado el odio de su director, el Señor Carrasquilla. El conflicto comienza cuando los chicos se meten en un lío tan grande que, para escapar, no les queda otra que hipnotizar a su director. En ese momento, se les ocurre una genial idea: obligarlo a convertirse en el Capitán Calzoncillos, un personaje inventado por ellos en sus que en sus historietas se dedica a salvar al Mundo en ropa

4


interior. Cuando esto sucede, el superhéroe se les escapa de las manos y deben seguirlo por toda la ciudad, en donde vivirán una variedad de aventuras. Habiendo aclarado un poco el panorama, podemos continuar el análisis. ¿Por qué pueden existir este tipo de libros hoy, siendo tan impensables en el pasado? ¿Por qué tienen tanto éxito? ¿Deben ser leídos por los niños? Por supuesto que sí. Presentaremos algunos puntos en común que hacen de estas obras referentes claros de la Nueva LIJ. Como puede imaginarse, en ninguna de las dos novelas existe una moraleja ni un mensaje moral explícito como fue común en la literatura para niños en otro tiempo (de Amo, 2005). Es más, podría afirmarse que ni siquiera existe el clásico marco moral implícito, ya que se quiebran normas y formas deseables de conducta, y priman aquellas que muchos quisieran evitar. Jorge y Berto no son los niños ejemplares de otros tiempos. Se dedican a hacerle la vida imposible al director y a sus demás compañeros. Su superhéroe tampoco representa grandes valores, de hecho, en sus palabras, “lucha por todo lo que es de algodón inencogible”. Los enamorados Guácatela tampoco son demasiado ejemplares: son hediondos, comen cera de oreja, engañan a la gente fingiendo ser una niña enferma que necesita donaciones. ¿No son acaso contra ejemplos en muchos sentidos? Los personajes que hubiesen sido en otra novela los héroes, en esta son divertidos y perdedores: la familia Cardinal, pulcra, bien portada y con siete hijas que tienen nombre de virtudes. Y es que este ejemplos como este son clave: no solamente se dejan de lado los tradicionales elementos moralizantes si no que, en ocasiones, son objeto de risa o son la contraparte de la línea principal de la historia. Nos encontramos ante un desplazamiento claro de la Nueva Literatura Infantil: como menciona Goldin en su discurso (2010), la LIJ se ha independizado de su pasado didáctico y moralizante para asumirse como literatura, con una estética y dinámica propia. Los presentes libros han sido exitosos y sobre todo muy bien acogidos por el público infantil, quienes parecen disfrutar de su lectura de forma especial. Los niños han cambiado, y con ello, se han desplazado sus gustos e intereses. Autores como Paredes o Pilkey han sabido tomar esto en cuenta, y han plasmado en sus libros aquello que los niños quieren leer. Por eso, las historias tratan sobre temas triviales, ridículos, sobre los que antes no se hubiese escrito o, por lo menos, hubiesen sido mirados en menos y de forma despectiva. El propio Pilkey cuenta que una vez su profesor le dijo “jovencito, más le vale enderezarse, porque no se puede pasar toda la vida escribiendo esas historietas tontas”. Hoy sí se puede, y requiere de un buen trabajo. Además de la cuestión de la moral, parecen existir otros elementos que comparten ambos libros. Procedemos a comentar algunos de ellos. Sin duda, una idea que tienen en común ambas historias es la de la suciedad como un tópico atractivo,

5


divertido y con el cual se puede jugar. Los pedos, calzoncillos, uñas de los pies y cacas de goma son algunos de los elementos que utilizan los personajes. Además, están escritos con una narrativa ágil, dinámica y divertida. Son libros fáciles de leer, y que permiten seguir con rapidez y ansiedad la historia. También se caracterizan por detalles humorísticos ajenos a la línea principal, personajes caricaturescos y simpáticos, combinaciones creativas de palabras y una gran cantidad de diálogos. Sin ser libros álbum, juega un papel importante la imagen. Los dibujos acompañan en todo momento a la historia y, en el caso del Capitán Calzoncillos en algunas ocasiones , aportan información que no está presente en el texto escrito. Parece ser que los dibujos en estos libro son recursos efectivos que logran un especial compromiso emocional con el lector (Maturana, 2013) Podrían enumerarse muchas características más. Sin embargo, con aquellas que han sido presentadas, parece quedar claro el análisis. Estas novelas forman parte de una nueva manera de escribir y leer literatura, que se relaciona con eso que los niños efectivamente desean leer. Por eso, parece interesante terminar este análisis con un punto que comenta Goldin (2010) y que puede resumir todo lo que en este trabajo se ha expuesto. Estamos frente a una literatura que también se independiza de la escuela, dado que, por su lograda relación con los lectores, puede ser disfrutada en cualquier espacio y a partir de la iniciativa de los niños. Parece ser que este tipo de libros genera esa adhesión que tanto se busca en el fomento lector y que tan poco se encuentra con miles de otras novelas. Esta Literatura puede sobrevivir fuera del circuito escolar porque existen niños que quieren consumirla y que pueden formarse como lectores verdaderamente autónomos. Cuando hay autores que logran generar estas dinámicas, nos paramos frente a una LIJ que merece ser reconocida. Si es que por años no logramos atraer a los niños con cantidades infinitas de literatura que llamábamos de calidad, dejemos paso a que la suciedad y los calzoncillos lo hagan. Sin duda, pueden lograrlo. Y con maestría.

6


CRÍTICA

Oliver Button es un fenómeno Oliver Button es una nena Tomie de Paola - Libro Álbum Estamos en presencia de un libro álbum

encarna esta dicotomía de manera bella y simple, de

inolvidable. Sin parecerlo a primera vista, Oliver Button

forma que pueda ser comprendida por los niños más

es una nena es una historia hermosamente rupturista y

pequeños.

cuestionadora del Mundo y sus relaciones.

En la misma línea, Oliver Button… es un

Oliver Button no es como los demás niños

libro que no tiene miedo a tratar temas problemáticos

de su escuela. No le gusta jugar a la pelota, pero en

de la edad infantil como el Bullyng. Los chicos

cambio, disfruta bailando, pintado o disfrazándose En

molestan a Oliver por no ser como ellos: es excluido,

el colegio lo llaman El Nena, y en su casa sus padres no

se siente triste y no quiere ir a la escuela. Leer y mirar

saben qué hacer con él. Un día Oliver comienza a

estas partes de la historia puede ser difícil: en una

asistir a una academia de baile, lo que significa peores

lectura profunda, puede generar tristeza o verdadera

burlas de sus compañeros. Con el paso del tiempo, es

conmoción con los sufrimientos del personaje.

escogido para participar en un gran concurso. Este Por último, quiero destacar que, de alguna

hecho cambia la vida de Oliver Button y la visión que

forma, todos somos Oliver Button. O, por lo menos,

otros niños tienen de él: pasa de ser Oliver la Nena a

formamos parte de esta historia. Los niños, posibles

Oliver el Fenómeno.

lectores, conocen estas situaciones en sus vidas Esta crítica no puede hacer otra cosa que

diarias. Probablemente, a muchos les ha sucedido algo

recomendar fervorosamente el libro a adultos y a

como a Oliver. Algunos guardan estas cosas, otros las

niños. Veremos algunas razones.

expresan y reciben burlas parecidas. En contraste, muchos niños son protagonistas también de la otra

No en todas partes se cuestionan los

parte de la historia: niños que molestan y excluyen a

supuestos de femeneidad y masculinidad. A veces,

otros. No nos confundamos, no existe maldad genuina

creemos que estamos en presencia de una sociedad

en esto: juntos hemos creado una sociedad y hemos

tolerante e inclusiva en este aspecto. Sin embargo, en

ido definiendo qué cabe en ella y qué no. Oliver

muchas situaciones concretas de la vida esto no es así.

Buttom es un libro para todos, que viene a romper

En este libro, se abren espacios para cuestionar qué es

estas definiciones. Oliver Buttom es una Nena es un

lo masculino y femenino en la edad infantil, y si acaso

libro fenómeno.

eso de verdad existe. En el personaje de Oiver se

7


ARTÍCULO

Las sillas vacías: La muerte de seres queridos en la LIJ.

El vuelo de Francisca Brenda Ríos

El corazón y la botella Oliver Jeffers

Libro álbum

Libro álbum

Cada vez es más frecuente encontrar libros infantiles que también generen experiencias significativas en nosotros, los adultos. Hoy podemos leer cuentos o ver películas creadas para niños y disfrutarlas o llorarlas igual o más intensamente que nuestros hijos. ¿Qué está pasando en la nueva literatura que se genera esta realidad? Entre otras cosas, sucede que en la creación de estas obras se están incluyendo temas que trascienden a todas las edades. Se tratan tópicos propios de la vida humana, n0 se tiene miedo a tocar los sitios más profundos en que habita la humanidad. Esos sitios que tanto nosotros como los niños visitamos. Uno de ellos, quizás el más grande de todos, es la muerte. En el presente trabajo pondremos a conversar brevemente a dos obras creadas para niños: El vuelo de Francisca y El corazón y la botella. Ambos son libros–álbum, creaciones en que el significado se construye tanto a partir del texto escrito como de las imágenes (Shulevitz, 2005). El vuelo de Francisca, de la chilena Brenda Ríos, trata sobre un niño que vive la muerte de su abuela. En primera persona, el protagonista cuenta cómo se siente después de este hecho y expresa su incomprendido mundo interior. No sabe bien cómo debe relacionarse con sus amigos y familia, pero con el paso de los días comienza a sentirse en paz. La abuela Francisca, de alguna manera, continúa presente: durante las últimas semanas, una pequeña mariposa blanca no ha dejado de hacerle compañía. Por su parte, El Corazón y la Botella, de Oliver Jeffers, narra la vida de una niña que disfruta conociendo el Mundo. En su afán por comprender y disfrutar la vida, la acompaña siempre una figura paterna y silenciosa, que puede ser tanto un padre como un abuelo. Cuando el hombre se sienta en su sillón, nacen de él y de los libros las explicaciones e historias más maravillosas. Un día, el sillón aparece vacío. La niña, para no sentir tanto

8


dolor en su corazón, decide sacárselo y guardarlo en una botella. De a poco, irá dándose cuenta de que de esa manera la vida no es tan colorida y maravillosa como solía serlo. Necesita su corazón de vuelta. En ambas historias se narra la muerte de un ser querido y admirado. Para los dos protagonistas, niño y niña, se ha ido una persona amada, y con ello, parte de sí mismos. Ninguno de los dos sabe bien cómo vivir después de esto. La niña toma la opción de proteger su corazón afuera, el niño, de guardarlo muy adentro de sí. Sus corazones, de alguna manera, se escapan de sus vidas comunes. “Entonces se sintió insegura y sintió que debía poner su corazón a salvo, al menos por un tiempo”, narra Jeffers. “Pero no podían mirarme por dentro. La gente no puede mirar por dentro a los demás”, escribe Ríos. Ambos autores expresan, de distintas formas, cómo la vida cambia después de una muerte. Para la niña, se ha perdido su acompañante de paseos y lecturas y se han ido, con él, sus ganas de comprender las cosas. Para el niño, se ha ido una voz y una cara a un lugar que no imagina. Hay una imagen que es común en en historias y que representa la pérdida, la muerte, el recuerdo. En el corazón y la botella, es el sillón vacío, que cobra una importancia evidente en la historia. En el vuelo de Francisca aparece un poco menos clara: es una silla, que está dibujada en las guardas. Una simple silla, triste y solitaria, en la esquina de un pasillo. La lectura de estos textos genera una vivencia potente en los lectores, tanto para aquellos que han vivido una experiencia similar como los que no. La muerte es una realidad que es parte de todo ser humano, y, por tanto, de todo niño. Algunos la han vivido de cerca, otros, aún no. Algunos le tienen miedo, a algunos puede darles da pena, a unos, quizás, curiosidad. La muerte es, por excelencia, la vivencia de lo desconocido. El que muere no conoce lo que vendrá, el que queda en vida, tampoco. Estos últimos, como los protagonistas de la novela, no saben cómo afrontar estos hechos. Se encuentran ante lo que no conocen, no dominan, ante un espacio único, que probablemente no han habitado nunca antes. La niña parece sentirse sola y perdida; el niño recibe dudoso el cariño de sus amigos y familiares. Ninguno de los dos puede hacer demasiado para cambiar las cosas. En ambos cuentos, por último, hay elementos que finalmente regalan paz a los personajes y a los lectores. Son hechos que terminan de darle sentido a las historias, y que las proyectan hacia el futuro con más esperanza que en un principio. En El corazón y la botella, una vez más, es el sillón. La protagonista, después de haber recuperado su corazón, descubre que puede sentarse en él y volver a reencantarse con el Mundo. En El vuelo de Francisca, es la mariposa, que sigue al niño, como si hubiese sido enviada por su abuela para que lo cuidase. En estas obras, como en muchas otras de la LIJ, se abren caminos para conversar y sentir sobre un tema verdaderamente profundo. Con delicadeza, verdad y cariño, se narran las historias de niños como cualquiera, que viven con intensidad la muerte de una persona amada. La existencia de estos cuentos,

9


me parece, es como el abrazo que le dan sus amigos al nieto de Francisca. Son historias que acompañan, que abrazan, porque “cuando no sabemos qué decir, abrazamos. Un abrazo es como muchas palabras juntas.” Igual que un libro.

10


CRÍTICA

El vendedor de Lluvias: lo agradable de leer un cuento en sepia

El vendedor de lluvias Héctor Hidalgo - Cuento

Hay diversas formas de describir

un

Por otro lado, tiene una excelente

cuento a partir de nuestra experiencia lectora.

narrativa. La utilización de la primera persona, que

Cuando

podemos

expresa sus pensamientos y narra con detalle los

quedar con distintas sensaciones, y decir que ha

sucesos, aporta a la atmósfera descrita El ritmo del

sido

usar

cuento, pese a su brevedad, es pausado. Y aun así

cualquier otro adjetivo. En el caso de este breve

nos mantiene atentos. No son muchos los cuentos

cuento de Héctor Hidalgo, me parece que debo

infantiles que utilizan este tipo de narración: en

usar la palabra agradable. Sucede que El vendedor

otros suelen primar la rapidez, el humor, la

de lluvias es un cuento verdaderamente agradable

combinación dinámica de palabras dentro de

para leer.

estructuras sencillas. En este caso, en cambio,

hemos

entretenido,

terminado alguno,

dinámico,

intenso,

o

reina la calma, la belleza, la intriga. A mi parecer, se La historia se sitúa en una vieja ciudad, por

logra algo interesante: el gozo auténtico que

cuyas calles vaga el personaje protagonista. En el

suscita en el niño (o joven, o adulto) la lectura de

fondo de un callejón, se encuentra una tienda

una obra de tinte más reflexivo como ésta.

antigua, adornada con un letrero que reza “Vendo todo tipo de Lluvias”. Un sonriente anciano recibe

Por último, llama la atención la presencia

al hombre, y le ofrece uno de sus misteriosos

constante del misterio: es aquello que no

frascos. El protagonista, llevado por los deseos de

comprendemos pero en donde nos adentramos

mejorar la vida de su pueblo, sueña con volver

con confianza. Las lluvias dentro del frasco y su

cargando la lluvia que tantas personas necesitan.

extravagante

vendedor

nos

regalan

una

experiencia de extrañamiento, de placer ante lo En la lectura del cuento se crea una

desconocido. Así también sucede con el carácter

atmósfera especial: a medida que nos adentramos

inconcluso de la obra.

en la historia, podemos escuchar los ruidos y el silencio, oler el polvo, sentirnos parte de un

El vendedor de lluvias es un cuento breve y

ambiente nostálgico y tranquilo. Si el cuento

lleno de detalles que nos pueden brindar una

tuviese colores, diría que está en sepia. Son esas

lectura

sensaciones que produce, entre otros elementos,

complicada o personajes inolvidables, es una obra

las que dan el carácter de agradable a la obra.

que vale la pena leer y disfrutar.

11

placentera.

Sin

tener

una

historia


ARTÍCULO

Los niños también se enamoran: ¿En presencia de una nueva Litertura romántica infantil?

El romance

Te quiero un montón Alain Serres

Pepe Pelayo Cuento

Libro álbum

Todos nos enamoramos alguna vez cuando fuimos niños. Sin embargo, por mucho tiempo, fueron personajes adultos los que protagonizaban los cuentos de amor infantiles. Siempre ha existido el romance en la Literatura Infantil, de hecho, fue un tópico muy usado en géneros tradicionales como los cuentos de príncipes y princesas. Rescates heróicos, bailes en castillos, declaraciones formales y matrimonios al final, llenaron las páginas de nuestras historias. Hoy no son todas así. En el presente artículo, se presentan dos relatos de amor protagonizadas por niños: Te Quiero un Montón y El Romance. Te Quiero un montón es un libro-álbum del autor Alain Serres. Con gran ternura y acompañado de bellos dibujos, se narra la historia de un niño que se ha enamorado hasta las patas. Gaetano es un niño que vive en el sexto piso de un edificio. Todas las mañanas se detiene a mirar por la ventana, para ver si se asoma su vecina, una niña pocos años mayor que él. Laura hace lo mismo. Cuando se topan ambas miradas, cada uno mira hacia distintos lados. Gaetano quiere saber muchas cosas sobre ella, pero nunca se atreve a saludarla. Es tímido y no sabe cómo expresarle su amor a Laura. Un día, se atreve a escribir una carta y la manda por correo. Por un percance, el sobre se desvía de la ruta y comienza a caer en distintas manos y lugares. Así, entre varios accidentes, la carta de amor de Gaetano da una vuelta al Mundo que sólo terminará cuando él y su enamorada ya estén viejos y por fin logren conocerse. Por el otro lado, tenemos El Romance, del cubano Pepe Pelayo, que figura en su libro Cuentos de Ada. El cuento consta de tres historias breves, llamadas Intento 1, Intento 2 e Intento 3. En cada uno de ellas, Ada, un chico tímido y complicado, intenta expresarle su amor a Cary, una niña de su curso. Primero, piensa todas las posibilidades que tendría si se atreviese a sacarla a bailar un lento en una fiesta. Tanto se queda dudando, que le es quitada antes por otro niño.. En el segundo intento, se decide a mandarle una carta después de muchos borradores, para expresarle sus sentimientos. Pero le entrega un papel equivocado. Dicen que la tercera es la vencida, y por eso Ada decide hacer un llamado telefónico. ¿Final? No es el momento de contarlo.

12


Estas obras son un ejemplo de la nueva literatura romántica para niñas y niños, y reúnen algunas características que parecen interesantes para analizar. ¿Es que se ha ido construyendo un nuevo género? ¿Existe entonces una nueva literatura romántica infantil? Como ya se ha mencionado, parece interesante que los protagonistas de estas historias sean niños y no adultos. Además de eso, un punto esencial es que son niños hombres. ¿Y las princesas, protagonistas de casi todos los cuentos de amor? Por esta vez, quedaron atrás. Estas parecen ser algunas características importantes de este nuevo género: son los mismos niños quienes se enamoran, y no siempre desde una perspectiva femenina, sino también masculina. Vamos a profundizar en estos puntos. Hace tiempo que la Literatura Infantil ha girado y ha creado ofertas novedosas, dirigidas de forma apropiada e al público infantil (Hanán, 2011). En el último tiempo ha intentado existir respondiendo a aquello que los niños desean leer, por lo que se ha adaptado a la nueva forma de ser niño. Hoy, parte de ser niño es enamorarse. Probablemente siempre lo haya sido, pero en la actualidad parece una realidad más presente. A la mayoría de las chicas y chicos les gusta algún compañero de curso, y son comunes las bromas, los mensajes y el cuchicheo. Llegando a la adolescencia, pueden aparecer las fiestas, las invitaciones al cine, los primeros pololeos. Sin querer abordar todo ni definir etapas de la vida, me parece que elementos como estos conforman una esfera que es parte de la vida cotidiana en Chile: la de las relaciones amorosas entre los niños. Donde hay una esfera, hay géneros discursivos (Bajtin, 1993). Y cuando estos se crean o modifican, pueden crearse o recrearse géneros literarios. En este caso, la literatura romántica infantil recoge la esfera mencionada, y nacen así distintas historias de niños y niñas enamorados, protagonistas de nuevos cuentos y novelas. Por otro lado, parece hacerse claro que el enamoramiento ya no es sólo cosa de mujeres, así como las historias de batallas y acción ya no son sólo cosas de hombres. El hecho de que Ada y Gaetano sean hombres nos habla de una transformación interesante. La literatura nos está diciendo que los hombres, desde pequeños, se enamoran. Y también pueden tener ganas de llorar, tener un mundo interior complicado, o expresar sentimientos a otros. Aquí aparece un último punto, que parece reunir a los otros y ser de vital importancia. Tanto Te Quiero un Montón como El Romance pueden relacionarse profundamente con la vida de los lectores. En las dos obras, los personajes expresan lo que les sucede cuando están en presencia de la niña que los tiene enamorados. Podemos conocer sus miedos, deseos y los planes que imaginan para poder conquistarlas. Ni para Gaetano ni para Ada es fácil expresar su amor a las niñas. El primero se demora toda una vida, el segundo, no sabemos si podrá lograrlo alguna vez. Estas vivencias, tan propias de los niños, pueden invitar a los chicos a leer con entusiasmo y empatía. Entonces, el diálogo entre el texto y el lector se configura como una experiencia significativa.

13


Estas obras son referentes de una nueva forma de escribir sobre amor en la Literatura para niños. Una más bien con ternura y la otra más bien con humor, como ha sido común en los últimos años (Hanán, 2011), dan vida a las experiencias personales de los protagonistas, que se asemejan a la que muchos niños y niñas pueden vivir. Es difícil negar que enamorarse es una de las experiencias más intensas e importantes de la vida. También lo es para los niños. Hay autores que se han dado cuenta de ello, y que no han subestimado las experiencias amorosas de la infancia. De esta manera, han sido parte de la creación o re-creación de este género, que puede enamorarnos tanto a los adultos como a los pequeños lectores.

14


CRÍTICA

Un viaje para leer con el corazón El viaje de la marmota Beatriz Rojas - Novela

Todo va a estar bien, Lucero – dice Maximiana

enfermo de cáncer. Su forma de conversar, su gusto

a la joven mientras la ayuda a empacar. Así es como la

por el canto, sus sueños y la forma en que ha hecho

autora da comienzo al viaje de su joven personaje en

de su enfermedad su vida, pueden causarnos, como a

su novela El viaje de la Marmota. Con palabras de

Lucero, un creciente enamoramiento.

cariño y emoción que estarán presentes en cada El Viaje de la Marmota no es para nosotros

página, la autora envía a Lucero a vivir una

un viaje lejano. Sus escenarios son los nuestros: El

experiencia que puede tocar hasta lo más hondo de

Parque Quinta Normal, el Cerro Santa Lucía y los

nuestra existencia.

poblados del Valle del Elqui son los lugares en que Lucero, una joven chilena como muchos de

transita la historia. De música de fondo suena Mira

sus lectores, tiene cáncer y debe viajar desde el norte

Niñita, de los Jaivas, con que Paulo saluda siempre a

para ser internada en un hospital de Santiago. No sabe

Lucero. Las conversaciones giran también como las

cuánto va a vivir, se resiste a hacerse parte de la

nuestras: miedo, viaje de estudio, astronomía, amor,

comunidad de niños que se ha formado, resignados a

enfermedad, ópera, fútbol o sueños son las palabras

vivir abrazando su enfermedad. A medida que

que dan vida a los encuentros entre los personajes,

transcurre la historia y

la protagonista comienza a

que se hacen tan vivos como si fueran nuestros. La

encontrase con distintos personajes, podemos dejarnos

enfermedad y la muerte, temas evitados en otras

llevar

intensas,

obras, están presentes en todo momento. La

cuestionamientos sobre el mundo y de profunda

quimioterapia, la pérdida del cabello y la soledad son

empatía con Lucero y sus seres queridos.

realidades que deben vivir los protagonistas , como

en

un

viaje

de

emociones

podría ocurrirle a cualquiera en algún momento. Esta hermosa novela destaca por sus personajes: no hay ninguno ante el cual podamos

Cuando, después de terminar, volvemos a

quedar indiferentes. Meche, la cariñosa enfermera

hojear el libro, una sensación intensa se apodera de

que anima en cada minuto a sus pacientes o Nachito,

nosotros. El viaje de Lucero ha concluido, pero

el niño que se hizo famoso por la visita que le hizo la

podemos recordarlo. Como dice Meche en cierta

selección chilena en el hospital, son algunos de ellos.

parte, “Recordar significa mucho más que tener a

Sin embargo, hay uno ante el cual no podemos si no

alguien en la memoria. Significa volver a pasar a esa

sentir un cariño y admiración incomparables: Paulo. Al

persona con el corazón”. Creo que este libro tiene algo

leer la novela podemos acompañar a Lucero a

que no muchos otros tienen. Además de leerse con la

conocer de a poco a este entrañable joven, también

mente, se hace imposible no leerlo con el corazón. Y así también es cómo podemos recordarlo.

15


PROPUESTAS PEDAGÓGICAS

La Caperucítala Pepe Pelayo - Cuento

Objetivo de Aprendizaje: 3º Básico, 3. Leer y familiarizarse con un amplio repertorio de literatura para aumentar su conocimiento del mundo y desarrollar su imaginación. (Mineduc, 2012)

Actividad 1 – Hipertextualidad: Después de la lectura, se muestran imágenes de la Caperucita original (hipotexto de la Caperucítala), representan tres partes del cuento. 1. La caperucita se encuentra con un lobo en el bosque /2. El lobo engaña a caperucita en la cama de su abuelita / 3. El cazador rescata a Caperucita y a la abuelita de la panza del lobo. En cada una de ellas, debe generarse una breve conversación con el curso. El profesor pregunta si la imagen es del cuento que fue recién leído o no. ¿Y por qué no? ¿Cómo está caperucita en este dibujo frente al lobo? (asustada, inocente…) ¿Y cómo está Caperucítala en este mismo momento, qué hace? (sin miedo, es “chora”…), Así se hace con cada una de las imágenes (En la segunda, Caperucítala no le cree al lobo y le dice que deje de molestar, mientras que en la última, es la misma Caperucítala quien derrota fácilmente al lobo con extraordinarias habilidades). De esta forma, se construye una comparación, que permite ver al personaje nuevo y su relación con el lobo, que se transforma. Los niños pueden acercarse, entonces al género de la parodia, y ver cómo puede tomarse un texto conocido y darle un significación nueva (De Amo, 2005). Después de esto, se utilizan tres imágenes más con una leyenda abajo, que representan situaciones cotidianas: A Caperucítala la invita al cine un niño que no le gusta / Un ladrón-lanza le roba la billetera a Caperucítala / Caperucítala compite en un campeonato de atletismo. El curso debe imaginarse cómo actuarían el personaje antiguo y el nuevo en cada situación. Para eso, deben recordar características que se nombran y construyen en la historia y utilizar todo lo que deseen su imaginación. Las respuestas pueden conversarse, escribirse o actuarse.

Actividad 2 – Comunidad Lectora Los niños deben crear carteles de tipo “Se busca” a partir de la historia. Cada estudiante debe escoger entre los dos personajes principales, el lobo y la caperucítala, y representarlos con un dibujo. En él, se deben manifestar características propias de los personajes de esta versión del cuento. En el caso del lobo, se propone a los niños dibujarlo con alguno de los múltiples disfraces que utiliza a lo largo de la historia (ciruelo,

16


pingüino, inodoro), o inventar alguno nuevo. Esto, con el pretexto de que para encontrarlo y reconocerlo debemos haber pensado en todas las posibilidades de aspecto que podría tener. En el cartel debe ponerse el letrero “Se Busca”. Además, si se desea, puede agregarse una recompensa, descripción, motivos de la búsqueda, etc. Por último, en la parte inferior, debe haber una invitación explícita a leer el cuento, a modo de recomendación. (Ej: ¡Para eso, dirígete inmediatamente a leer La Caperucítala! Un cuento lleno de humor, intriga y peleas mortales o bien Esta no es la Caperucita que imaginabas. Es peligrosa. Lee y verás.) Cuando se ha terminado este trabajo, es el momento de difundirlo. Los niños empapelarán el pasillo, el patio, la sala de profesores o distintos puntos de la escuela con sus carteles. La idea de esta intervención es llamar la atención de los estudiantes de otros cursos, generar curiosidad e invitar a la lectura. De esta forma, se puede contribuir de a poco a la formación de una comunidad lectora en la escuela, involucrando a distintos participantes y niveles de la formación. Si muchos cursos hacen actividades de este tipo, podrá crearse una dinámica interesante y de gran aporte al fomento lector de la comunidad.

17


El León, la Bruja y el Ropero C.S. Lewis - Novela

Objetivos de Aprendizaje: Leer y familiarizarse con un amplio repertorio de literatura para aumentar su conocimiento del mundo y desarrollar su imaginación y valor social. Apreciar obras de teatro, películas o representaciones (Mineduc, 2012). Analizar y relacionar textos literarios con películas que los representan, para encontrar semejanzas, transformaciones y diversos mecanismos.

Actividad 1 - Hipertextualidad Después de haber leído la novela, el curso aprecia la versión cinematográfica que Disney hizo de la obra. Para esto, es probable que se utilice una clase entera o más. Antes de ver la película, se les pide a los estudiantes que tengan un cuaderno a mano durante la función. En él, podrán escribir reflexiones, apreciaciones o distintas cosas que les llamen la atención, sobre todo en comparación con el libro que han leído. No debe exigirse un trabajo concreto durante la película, porque es de vital importancia el goce estético de la obra. Si la utilización del cuaderno impide esto, entonces no es necesario usarlo. Esta dinámica es de libre elección para quienes quieran aprovecharla para la conversación posterior. En la clase siguiente, se genera una conversación entre el curso y el profesor. El tema que guía el diálogo es la comparación entre ambas obras: la escrita y la cinematográfica. Primero, algunas preguntas sencillas pueden guiar la actividad. ¿Qué se hizo primero, el libro o la película? ¿Se nota en algo que uno es más antiguo que otro? A continuación, se puede ir profundizando. ¿Qué diferencias vieron? ¿Pasó algo en la película que no haya pasado en el libro? ¿Qué le agrega la película al libro (música, acción…)? ¿Hay algo del libro que no pudo expresar la película? Y también preguntas como: ¿Se imaginaron de la misma forma los paisajes/personajes y seres mitológicos/batallas? La actividad, en resumen, consiste en una conversación libre, que guíe un proceso de reconocimiento de la experiencia personal con ambas versiones de la obra. En ella, pueden valorarse elementos de ambas producciones y generar una crítica literaria y cinematográfica implícitamente, a medida que se profundice el diálogo entre los compañeros y entre ellos y el profesor. Para terminar, cada estudiante escribe en una hoja las reflexiones con las que se ha quedado después de la conversación, y compara la experiencia que tuvo al leer con la que vivió al ver el largometraje.

18


Actividad 2 – Comunidad Lectora Dentro del curso se arman grupos de estudiantes. A cada uno se le asigna un personaje de la novela (Pedro, Edmundo, Susana, Lucía, Aslan, Sr. Tumnus, Bruja Blanca). El grupo en conjunto debe crear una gran lámina, en cartulina, que presente al personaje en su totalidad. En ella debe haber: un dibujo, el nombre, una breve presentación (quién es), características, generales, una frase para el recuerdo y acciones importantes en que participa dentro de la historia, como mínimo. Cada grupo debe presentarla al curso y finalmente se exponen todas las láminas fuera de la sala de clases, de manera que inviten a la lectura a niños del resto de la escuela.

19


TRAILERS

Quique Hache, detective Sergio Gómez – Novela

http://www.youtube.com/watch?v=jiCcWByeY84&feature=youtu.be

Kiwala, la llama de cobre Ana María Pavez y Constanza Recart – Libro álbum

http://www.youtube.com/watch?v=27HnW0mKCn4&feature=youtu.be

El avión más grande del mundo Esteban Cabezas – Cuento

http://www.youtube.com/watch?v=dB4abYMNDwo&feature=youtu.be

20


Bibliografía Bajtín, M (1982-1993). El problema de los géneros discursivos. En Estética de la creación verbal (pp.248-292) España: Siglo Veintiuno Editores. De Amo, J. (2005). El papel del álbum en el desarrollo del intertexto lector. Campo abierto, 28, pp. 61-80. Golden, D. (2010) Para celebrar la independencia. Una aproximación al campo de la LIJ en Iberoamérica al comenzar el siglo XXI. En Actas del CILELIJ. Actas y memorias (pp.198-204). Santiago, Chile: Fundación SM. Hanán, F (2011). Literatura infantil latinoamericana. Peonza. No 96. (pp. 4-14) Maturana, C (2013) Doble codificación: leyendo el texto verbal y el visual. En prensa. Mineduc (2012) Bases Curriculares para la Educación Básica. Shulevitz, U. (2005). ¿Qué es un libro álbum? En Parapara Clave (Eds.), el libro ábum. Invencióon y evolución de un género para niños (pp. 8-13). Caracas, Venezuela.

21


Mepún - Revista de literatura infantil