Issuu on Google+

Vereda del Fraile

14 MARZO 2014

VEREDA del FRAILE y PICO del AMOR

Pedro, Pablo, Gonzalo, Juan, César y Sergio

58 kms. Desnivel +1040 mts.

El invierno ha sido muy lluvioso, y al igual que la hibernación de los osos, nuestras monturas han sufrido un parón invernal considerable………...así que aprovechando el primer fin de semana de tiempo primaveral; nos escapamos para recorrer una ruta pendiente hace mucho tiempo: la Vereda del Fraile y el Pico del Amor.

Tras un breve trayecto por carretera , nuestro track tropieza con una valla cerrada con la que no contábamos, lo que nos obliga a dar un pequeño rodeo que incluye una dura subida de piedras sueltas……. Que tenemos que deshacer hasta retomar de nuevo nuestro track.

Marzo 2014


Vereda del Fraile A partir de aqu铆 empieza la archiconocida Vereda del Fraile; alguien me la hab铆a definido como la vereda perfecta, y realmente lo es: una vereda estrecha, sinuosa, con curvas peraltadas, abundante vegetaci贸n, terreno perfecto y cambios de nivel que incitan a pedalear con potencia y velocidad en unos kil贸metros de puro MTB

Tras acabar la vereda del Fraile, descansamos y guardamos algo de ropa para afrontar la exigente subida al Pico del Amor

Marzo 2014


Vereda del Fraile Son casi 6 kilómetros de subida casi ininterrumpida, que aunque tienen un desnivel medio, está salpicado de un piso irregular con piedras que dificulta el ascenso. Gonzalo impone un fuerte ritmo que Pablo y Sergio tratan de seguir con gran desgaste físico y escaso éxito.

El esfuerzo queda ampliamente recompensado con unas vistas impresionantes que abarca Gredos, Oropesa y todo el entorno natural de los Montes de Toledo. Pablo trasteando en Wikiloc ha encontrado una bajada alternativa al peligroso cortafuegos. Se trata de una vereda con un nivel técnico alto pero 100% ciclable que hace las delicias de las dobles. Realmente divertido y entretenido.

Finalizada la bajada, y tras un pequeño desvío a la izquierda, llegamos a las ruinas del Convento del Castañar

Marzo 2014


Vereda del Fraile Nos queda retomar de nuevo la Vereda del Fraile para volver a los coches, pero los kilómetros, el desnivel, el calor y la falta de agua en todo el recorrido (imprescindible ir muy bien aprovisionado del líquido elemento), hace que el ritmo sea sensiblemente más bajo. Es el momento de los geles y las barritas energéticas.

Una buena ruta, se merece un buen final, así que nos reponemos a base de cerveza y diversas viandas en nuestro amigo el Visigodo

Realmente esta ruta lo tiene todo: una vereda perfecta, una subida exigente, una bajada técnica y un entorno natural envidiable. Otra jornada inolvidable con los compañeros de MTB Alcázar

Marzo 2014


Vereda del fraile