Page 1


Esta es una historia que ocurrió en Nueva Rainbow. Nueva Rainbow es un pequeño pueblo situado en la costa Este de Estados Unidos y que su característica más especial es que aunque estén a 40 grados o llueva, el arcoiris siempre lo rodea.

Ese es el motivo por el que los habitantes de Nueva Rainbow siempre están contentos, están de buen humor, y tienen muy buenas relaciones entre ellos y siempre se están ayudando los unos a los otros cuando más lo necesitan.

Y eso es precisamente lo que le ocurrió a doña Josefina cuando tuvo una necesidad.

Doña Josefina es la abuela de Tito, un bebé de 6 meses, que era el más pequeño de los tres hijos de Victor y Lisy.


Victor y Lisy es un matrimonio que se habían trasladado a Nueva Rainbow muy poquito después de nacer Tito y lo hicieron porque alli encontraron trabajo los dos y además vivía la madre de Lisy, doña Josefina.

Victor era zapatero y Lisy peluquera, además de Tito también tenían dos hijas más Clara y Gema.

Clara tenia 8 años y Gema 11 y las dos estaban muy contentas de su nuevo hermano Tito y también por la bonita casa que ahora tenían en Nueva Rainbow.

Doña Josefina era profesora de baile y a los 55 años se jubiló porque decía que cada día que pasaba le resultaba más costoso.

Entonces, Victor y Lisy le propusieron un trabajo que era cuidar a Tito Clara y Gema cuando ellos estuvieran en el trabajo y


así doña Josefina estaría más entretenida y ellos se ahorrarían un dinero que necesitaban para otras cosas. Doña Josefina aceptó encantada.

Doña Josefina cuidaba de Tito, Clara y Gema con mucho cariño y disfrutaba con ellos. Todos estaban muy felices en Nueva Rainbow hasta que un día ocurrió algo que les asustó muchísimo: estaba doña Josefina calentando la leche para darle la merienda a los niños, cuando Tito necesitó que le cambiaran el pañal. Doña Josefina se entretuvo con esta tarea más de lo previsto, cuando de repente empezó a oler a quemado: se había quemado el cazo de la leche y había prendido en la cocina, que estaba toda en llamas.

Doña Josefina cogió a los niños y subió con ellos a la primera planta de la casa donde vivían, huyendo del fuego que estaba en la planta de abajo y que además impedía salir por la puerta. Luego volvió a bajar, cogió la manguera del patio y consiguió apagar el fuego.


Aunque todo lo hizo muy rápido, el fuego había dejado inhabitable la planta baja de la casa.

Cuando Victor y Lisy llegaron se llevaron un buen susto, que se les pasó en cuanto vieron que doña Josefina, Tito, Clara y Gema estaban bien.

Además de ellos un buen número de vecinos también habían acudido a ver lo que había pasado y entre todos animaron a Victor y Lisy y les dijeron que no tenían de que preocuparse, que todos les ayudarían a poner bonita otra vez su casa.

Todos los habitantes de Nueva Rainbow cumplieron su promesa: el carpintero del pueblo les ayudó a poner nuevas todas las puertas de la casa que se habían quemado; el fontanero del pueblo les reparó todos los grifos de la cocina que también se


habían estropeado con el fuego; el pintor del pueblo les pinto todas las habitaciones, el salón, cocina, entrada y los baños de la casa, porque Victor y Lisy como agradecimiento quisieron que cada estancia estuviera pintada de un color distinto: los colores del arcoiris que rodeaba al pueblo que los había acogido amablemente.


Con tanta ayuda la casa estuvo muy pronto arreglada, así que rápidamente Victor, Lisy, doña Josefina, Tito, Clara y Gema pudieron vivir otra vez felices en su renovada casa.

Como el pueblo había sido tan bueno con ellos, Victor y Lisy, agradecidos, organizaron una gran merienda, a la que invitaron a todos los habitantes de Nueva Rainbow.

A la fiesta acudieron también los músicos del pueblo, que estuvieron tocando todas las canciones favoritas de los niños del pueblo, quienes disfrutaron y bailaron toda la tarde con sus nuevas amigas Clara y Gema.

FIN


book nueva raimbol  

un libro para niños

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you