Issuu on Google+

año 1 número 20 20 de agosto de 2011

Un suplemento de INFORMACIÓN Y ANÁLISIS SOBRE DERECHOS Y JUSTICIA

DERECHOS HUMANOS HOY Recuperar territorio ancestral La comunidad kolla Tinkunaku logró el título de propiedad comunitaria sobre otras 19 mil hectáreas Páginas 10 y 11

JUDICIALES Absurdo jurídico La justicia salteña procesó a un dirigente indígena por defender su territorio ARIAS

Páginas 14 y 15

Derecho a la alegría Tiempo de fiestas, celebraciones y agradecimientos. Festejar la Tierra, como madre nutriente. El manifiesto de la diversión. Entrevista a Ingrid Zavala Castro, cónsul de Bolivia en Salta. Páginas 2, 3, 4, 5, 6 y 7


derechos humanos hoy / derecho a la alegría

Agosto

COLECTIVO OTROS TERRITORIOS

Como decíamos agosto es un mes en el que pasan cosas. N o s o t r o s estamos para analizarlas y pensarlas con usted cada sábado.

otros territorios información y análisis sobre derechos y justicia

MARÍA LAURA BUCCIANTI

Mes de festejos, celebraciones y agradecimientos. Mes de encuentros, limpiezas y comienzos. Entre pozos, sahumadas, comidas y cantos transcurre agosto y prepara un nuevo ciclo. Desde Otros territorios quisimos/queremos hablar de esto. Hablar de las alegrías, de las fiestas y de las risas. Como derecho, sí como un derecho básico y fundamental: el derecho a ser felices y a festejar. De la alegría como posibilidad de la vida; o, mejor, como forma de vivir la vida. En este número varias notas aportan en este sentido: un manifiesto de la diversión escrito por un joven de 16 años que nos propone darnos cuenta de lo bello que es vivir; un profundo análisis sobre lo femenino en la Tierra; y una entrevista a la cónsul de Bolivia en Salta, donde intentamos entender –para contagiarnos– las posibilidades de la fiesta

andina: sus formas, sus tiempos y sus motivos. Por otro lado, dos encuentros. La cumbre de cambio climático que se realizó hace días en La Plata es una buena oportunidad para plantearnos responsabilidad y causas de la actual situación del planeta; y los desafíos que tenemos por delante. Y el Congreso de Sexualidad, que se realizará en estos días en Salta, es también una oportunidad para seguir hablando de un tema que requiere palabras e información para poderse disfrutar con libertad y responsabilidad. Y dos temas de pueblos originarios. Uno, para el festejo: la comunidad kolla Tinkunaku logró recuperar más hectáreas de su territorio ancestral. Otra, para la preocupación: un fallo contra la comunidad indígena de Iruya por querer defender su territorio.

20 de agosto de 2011 año 1 • número 20

Suplemento de Nuevo Diario Producción: Colectivo editorial Otrosterritorios Colaboradores: Elena Corvalán, Florencia Lance, Eloy López, Andrea Fernández, Luján González, Santiago Kalinsky, María Laura Buccianti, Ana Simesen de Bielke Arte de tapa: Roly Arias Ilustraciones: María Laura Buccianti Fotografías: Hugo Tapia, Rolando Díaz Comercialización: Norberto Barbieri (0387 154194417 / 0387 154138884 2 / otrosterritorios

/otros territorios otrosterritorios@yahoo.com.ar


derechos humanos hoy / derecho a la alegría

MANIFIESTO DE LA DIVERSIÓN

Vivir es bello Una experiencia del Centro Polivanlente de Arte de Salta donde los alumnos estudiaron las vanguardias artísticas y sus manifiestos. La palabra de los jóvenes. MARÍA LAURA BUCCIANTI Leímos juntos los marialaurabuccianti@yahoo.com.ar manifiestos del futurismo y del

dadaísmo, dos vanguardias artísticas, en los cuales existe un lenguaje muy despojado y apasionado. ¿Cómo lograr un mensaje así? ¿Cómo hay que escribir para dar a entender la idea que defendemos? Está de más contar que todos estos planteos ya exigen un aprendizaje y reflexiones grupales e individuales. Entonces, nos llamó mucho la atención ver a uno de los estudiantes que fluía con la idea, de un modo de lo más natural, que no le costó ni le dio mucho trabajo hacernos entender sus posturas. Cuando leímos, entendimos porqué. Se estaba divirtiendo.

MARÍA LAURA BUCCIANTI

Dentro del contexto de Arte Universal, la materia que dicto en el Centro Polivalente de Arte de la ciudad de Salta, desarrollamos en sexto año, las experiencias artísticas del siglo XX, y vimos qué es un manifiesto. Ya que todas las vanguardias lo poseen y es un material muy interesante para entender los cambios que dio el arte en esos momentos. Para que ellos se apropien de esta idea, les propuse que realicen su propio manifiesto, con temas que a ellos les preocuparan y para que fueran, de a poco, descubriendo sobre qué querían hablar. Como grupo, nos costó entender el tono de los manifiestos.

El derecho a la diversión por Ismael Fabián* Creo muy seriamente que las personas deben tener derecho a poder divertirse. No todo en la vida tiene que estar aferrado al margen de las reglas establecidas en la sociedad. No pido tampoco que la gente se disperse de sí misma y se aleje de sus ocupaciones cotidianas. Sino que se den el gusto, de vez en cuando, de poder realizar algunas hazañas que le renazca el corazón, que la haga sentir viva a la persona; es decir, expulsar ese ser que llevamos dentro, aguantando las labores del adulto o quizá también las del joven. Liberarlo de la represión que aguanta para mantener el orden establecido. Por eso a ustedes les digo: libérense y dejen fluir esa pequeña parte nuestra que solo quiere expresar que es lo que siente o cree… No dejemos que las órdenes ni las represiones eliminen a la persona que alguna vez fuimos y que dijo: ¡qué bello es vivir! * Tiene 16 años y cursa el sexto año en el Centro Polivalente de Arte de Salta. otrosterritorios / 3


derechos humanos hoy / derecho a la alegría

LA NATURALEZA COMO MADRE NUTRIENTE

Celebrar la Tierra ‘Matria’ Ceremonias y festejos en torno a la Tierra. Frente al modelo de dominación de la naturaleza, el desafío profundo y presente de lograr una concepción más amigable con nuestra Pachamama. ANA SIMESEN DE BIELKE

MARÍA LAURA BUCCIANTI

Según es sabido pervive en nuestras conciencias la “novedad arcaica” de una Tierra/Naturaleza viva. También que tal conciencia colectiva se re-actualiza en diferentes culturas mediante multiplicidad de ceremonias/festejos que rinden culto a la Madre Tierra y que permiten –aunque sea por instantes– restaurar la simbiosis del ser humano con su “oikos”. Diferentes perspectivas dan cuenta de la alternancia en nuestras culturas, de lo que se ha dado en llamar “la metáfora orgánica” (la Tierra/Naturaleza como un gran organismo vivo) y la “metáfora mecánica” (la Tierra/Naturaleza considerada como un simple macromecanismo sin connotaciones valorativas).

4 / otrosterritorios

A lo largo de la historia de Occidente encontramos aún retazos de memoria que nos remiten a la primera. Sin embargo, la revolución científica del XVI en adelante (acompañante funcional del capitalismo) fue quien triunfó en el diseño de un mundo que hará desaparecer todo rastro de animismo en relación a la Tierra/ Naturaleza. El desafío de nuestro presente nos obliga a desandar lo andado en búsqueda nuevamente de aquella concepción más amigable con nuestra Gea/Gaia/ Pachamama. Cabe recordar que para la teoría orgánica resultó clave la identificación de la Naturaleza –y la Tierra en primer lugar– con una Madre Nutriente: un ser femenino suavemente benefactor que se ocupa de las necesidades de la humanidad en un universo ordenado, planificado. Sin embargo, prevaleció también otra imagen opuesta de la naturaleza como ser femenino: una naturaleza feroz, imposible de controlar, capaz de provocar violencia, tempestades, sequías y un caos generalizado. Ambas se identificaron con el sexo femenino y fueron proyecciones de la percepción humana sobre el mundo exterior. La primera imagen fue desapareciendo con el avance de la revolución científica. La segunda imagen trae consigo una importante idea moderna: la necesidad de dominar la naturaleza. Vale la pena intentar una vez más pensar de qué modo hubiese sido posible un devenir diferente en donde el mundo permaneciera “encantado” y donde el asombrarse niño ante la maravilla de la presencia múltiple de la vitalidad fuese de suyo…

Según es sabido entonces, la Modernidad ha legado una perspectiva abstracta acerca de la Tierra-Naturaleza, a la vez que ha sido el motor de un despliegue tecnológico inquietante que nos encuentra, como humanidad, casi al borde de la extinción de nuestro oikos. Sin embargo, fue la tecnociencia moderna espacial la que lanzó al mundo una visión de la Tierra –en algún sentido– viva, activando algo así como vestigios de memorias ancestrales impulsoras de la necesidad de cuidarla. Ahora bien: ¿qué sucedía en los albores de la humanidad? En líneas generales, los/las estudiosos/as coinciden en afirmar que estos pueblos primigenios veneraban la Tierra, y que su sensibilidad religiosa gravitaba alrededor del culto a la misma. Tierra y Diosa se identificaban en tanto generadoras/regeneradoras de vida: natalidad y abundancia eran lo propio de la Diosa. Ella alimentaba y destruía; era objeto de temor reverencial y respeto. Baste recordar cualquiera de esos segmentos de memoria: por ejemplo el conocidísimo discurso del jefe Seattle (1854) aludiendo a que “hasta las rocas que parecen mudas mientras se achicharran bajo el sol en la playa silenciosa, se estremecen a causa del recuerdo de acontecimientos emocionantes relacionados con la vida de mi gente”. Sabemos, asimismo que desde tiempos inmemoriales en diferentes tribus de pueblos originarios, era común la creencia de que todas la formas de vida salían del vientre de la Tierra y que ésta era profundamente honrada y respetada como Madre: la Nuna de los esquimales, Tacoma de los salís, Maka Ina de los sioux


derechos humanos hoy / derecho a la alegría

...como dirían muchas culturas actuales, que revalorizan lo femenino: en el principio

no era el verbo sino el útero, el huevo cósmico de donde surge toda la vida.

MARÍA LAURA BUCCIANTI

oglalas, Iyatiku de los keres, Kokiang Wuthi de los hopi, La Mujer Cambiante de los navajos, Coatlicue de los aztecas, la Pachamama de nuestros quechuas y aymaras, etcétera. Lo cierto que es un hecho que a la Tierra se le han dado siempre nombres femeninos: Asia, Africa, Europa, Libia, Rusia, Anatolia, Lacio, Holanda, China… Lo que une a todas estas representaciones es la idea de una deidad femenina, venerable como Diosa. O, como dirían muchas culturas actuales que revalorizan lo femenino: en el principio no era el verbo sino el útero, el huevo cósmico de donde surge toda vida. Nuestros ancestros habitaban, entonces, en el seno de un gran organismo vivo. Esta sintonía con la vitalidad de la Tierra/Naturaleza se mantuvo en la tradición alquímica, en el hermetismo, en la magia renacentista: la idea común que unía a tales prácticas era la de una Materia/Sustancia viva Más aún, las prácticas alquímicas suponían una matriz viva fuente de todas las sustancias: la Tierra tenía “venas” que la cruzaban y por las cuales circulaban el agua y las “semillas” de los metales y de otras sustancias. En fin existen multiplicidad de ejemplos en tradiciones diferentes acerca de la identificación de la Tierra con alguna deidad. Gaia o Gea –por ejemplo– gozó de un culto bastante extendido en Grecia, pero con el tiempo otras divinidades de la tierra la sustituyeron como las de los invasores indoeuropeos y luego por los patriarcales dioses del Olimpo como el Zeus de los dorios. Pero más allá de la imposición de la jerarquía y de este patriarcado, la creencia

en que la materia estaba viva y que, por tanto habitábamos en un entorno interactivo, se mantuvo en el tiempo: en los filósofos presocráticos como Tales, Anaxímenes, Anaxágoras; en algún sentido en Hipócrates, en Pitágoras y aún en Platón. En cuanto al cristianismo “oficial”, tal vez contribuyó (antes que la revolución científica moderna) a desactivar la cultura de la Madre Tierra Primordial al establecer una inferioridad ontológica y axiológica de la vida terrenal. Y finalmente la Europa Moderna es la que asestará el golpe final a la

creencia en la vitalidad de la Tierra/ Naturaleza –asociada con lo femenino primordial, generatriz y matricio– instalando otro sistema de creencias: la naturaleza como masa neutra de átomos en movimiento (Newton). En consecuencia el planeta será –dominantemente– solo una rica fuente de recursos a comercializarse. Sin embargo –aunque demasiado tarde– nuestra conciencia subliminal direcciona hacia la idea de una Tierra/ Naturaleza viva con la cual coevolucionamos…

otrosterritorios / 5


derechos humanos hoy / derecho a la alegría

ENTREVISTA A INGRID ZAVALA CASTRO, CONSUL DE BOLIVIA EN SALTA

¡Festejo boliviano! A diferencia de los que suele ocurrir en Argentina con los festejos vinculados a la religión, de carácter solemne, en Bolivia, realizan un festejo pleno de bailes, como formas de homenajes y como ofrendas al santo. MARÍA LAURA BUCCIANTI / SANTIAGO KALINSKY GONZÁLEZ marialaurabuccianti@yahoo.com.ar altersantik@gmail.com

Queríamos entender ¿por qué ellos son así? Queríamos entender ¿por qué son alegres y pueden bailar hasta que el cuerpo no da más? Queríamos, finalmente, entender ¿qué es lo que les provoca tanta alegría? Desde hace un tiempo asistimos a festejos en los cuales llaman la atención muchas cosas. Detallamos: cuando celebramos, alquilamos lugares neutros, analizamos y buscamos trabajar poco, mejores presupuestos, los niños al margen de esto, reciben regalos y los tiran a una canasta, sin mirar a su amigo. Alquilamos la alegría ya que nos consideramos aburridos y a más de eso, nos enorgullece lavar menos platos… Mientras tanto, existe una comunidad que nos da cátedra de festejos, no sólo en su formato sino en su gestión y que, mientras lo hacen, lo disfrutan. Para entender las diferencias entre unos y otros festejos, acudimos a charlar con una persona que representa a una comunidad que en agosto celebra muchas cosas, que convive con nosotros y que nos traslada su mayor capital: contagiar lo que sueñan, lo que proyectan, lo que necesitan y anhelan a partir de sus particulares y generosos festejos. Así fue que entrevistamos a la Cónsul del Estado Plurinacional de Bolivia en Salta, Ingrid Zavala Castro.

6 / otrosterritorios

¿Son muchas las festividades en Bolivia? ¿Cuáles son las más importantes? –No tengo la cifra, pero hay como trescientas festividades anuales. Cada departamento tiene su santo patrón, y para rendirle veneración en la víspera se hacen procesiones, misas, y al día siguiente es el baile, no se mezclan. Entonces en Santa Cruz es la Virgen de Cotoca. También están el baile al Señor del Gran Poder, que es en la Paz, en junio; se dan toda una serie de agrupaciones y bailan para él. Participás bailando, que es una forma de rendir tu homenaje, de hacer tu promesa para el santo. En el carnaval de Oruro las bailarinas van hasta el socavón, adónde está la virgen, y las bailarinas, llegan de rodillas. El carnaval de Santa Cruz es espectacular. Está la Virgen de Urkupiña. ¿De dónde es el festejo de Urkupiña? ¿En qué fecha es? –La Virgen de Urkupiña es de Cochabamba, el 14 de agosto es la víspera y el 15 es la gran misa. Hay muchas personas que traen su imagen de Urkupiña y le comienzan a hacer celebraciones. Entonces las personas de mayor poder adquisitivo tienen una imagen más grande, tienen más convocatoria y pueden organizar fiestas con dos orquestas y fuegos artificiales de cuarenta minutos. Pero también hay personas que tienen una imagen más pequeña y que quieren rendirle su homenaje y lo hacen en su dimensión.

En Salta parece tener mucha importancia este festejo... –Sí, es así. Lo que yo he visto aquí de interesante en esta fiesta de Urkupiña es que se repiten unos cánones de forma de trabajar conjuntamente, de rescatar a nuestros originarios, que es el ayni. El ayni era un sistema de reciprocidad familiar entre los miembros de la comunidad, destinado a trabajos agrícolas y a las construcciones de casas. Consistía en la ayuda de trabajos que hacía un grupo de personas a miembros de una familia, con la condición que ésta correspondiera de igual forma cuando ellos la necesitaran, y en retribución se servían comidas y bebidas durante los días que se realice el trabajo. Yo lo he visto acá, se organizan con padrinos para el festejo. En Bolivia se organizan con señores prestes, que son dos señores que ese año van a gastar, por decirte, ocho mil dólares en la fiesta de la virgen, y todos son invitados, son como grandes mecenas. En cambio aquí se ha desarrollado un sistema muy interesante de padrinazgos. Entonces hacen grupos y cada uno va a cooperar con distintas cosas: la torta, la música, la comida, la bebida, las imágenes. En Salta, yo veo que ha hecho carne por esa participación grupal, tan interesante. Y hay un deseo particular del dueño de la fiesta, del esclavo como lo denominan, de que no te vayas temprano, tan rápido, de que te quedes en la fiesta. Él es quien organiza la fiesta y coordina los grupos.


derechos humanos hoy / derecho a la alegría

Cuando uno los ve le da la sensación que no termina nunca esa energía, con calor, con lluvia, con lo que haya, ellos están como en un punto fijo y siguen bailando. Es como que están fuera de este plano corporal de cansancio físico. Qué distinto, porque por ejemplo acá para la Virgen del Milagro, hacen tanto esfuerzo físico por llegar a un lugar, pero la gente es más tímida, más solemne o introspectiva ¿En Bolivia las fiestas no son tan de solemnes, son más alegres? –Sí, quizá sea por esto de la promesa, ellos tienen que cumplir porque no pueden fallar. Eso los tiene como obsesionados con cumplir, con bailar bien. Y a la vez disfrutan. Qué te podría decir, pues el carnaval es el carnaval, y los que bailan lo hacen porque le han prometido en Oruro a la Virgen del Socavón bailar para ella tres años. Para la mamita.

¿La independencia se festeja de otra manera desde que está Evo Morales y el Estado Plurinacional de Bolivia? –También es un festejo, tiene que ver con juntarse para un acto cívico, juntarse para desfilar, pero es distinto en el sentido de que el Presidente ha dado prioridad a la marcha de los pueblos originarios, de los pueblos indígenas, que participan con prestancia, con orgullo, que participan primero en un desfile cívico. Antes era militar solamente, pero ahora van adelante y muy orgullosos los pueblos que representan por ejemplo a la localidad de Chané, muy chiquitita. Se abrió, es más

inclusivo, yo lo siento ahora más emocionante. Y detrás de esos movimientos sociales donde desfilan maestros, representantes sindicales, todos con mucho patriotismo vienen los militares, igual gallardos, elegantes, respetables. Mientras termina la entrevista y nos despedimos, en las calles se escuchan los estruendos de la alegría. Algunos tratamos de entender lo que gozan, sus festejos. Esta charla nos los hace disfrutar aun más… ¡y eso que no les contamos de la Feria de Alasitas!

Otra cosa fuerte es el nivel de identidad de cada región que se percibe, por ejemplo, en las ropas, en los colores. –La ropa es una forma de identificarte con regiones, bailes, de salir muy orgulloso, muy elegante y vistoso a recibir el aplauso y el reconocimiento a lo tuyo. Entonces en ese sentido le dan mucha importancia, mucha fuerza. Y tiene que ver con un derecho humano, un derecho a la cultura, a participar de manera cultural que todos tenemos.

Virgen de Urkupiña. Construida en vivo por el grupo Las Sabinas durante el Encuentro de Performance realizado en Fedro en 2007

otrosterritorios / 7


derechos humanos hoy / ambiente

III CONGRESO INTERNACIONAL DE CAMBIO CLIMÁTICO Y DESARROLLO SUSTENTABLE

Cambio climático

¿Concepto, profecía, idea o estrategia? Se realizó en la ciudad de La Plata un encuentro para discutir este tema difícil. El cambio climático despega infinidad de análisis. Este es uno de ellos. ELOY LÓPEZ eloylopez5@hotmail.com

Quiero poner en duda una afirmación que nos ubica a detrás de una idea, por lo menos, catastrófica: el cambio climático. Y, en forma paralela, quiero poner a consideración palabras o frases menos repetidas por las organizaciones mundiales o las prensas que se ocupan de estas cosas. Por ejemplo: el “tá calentando la tierra”, el “tá cambiando el tiempo” o el “tá loco el tiempo”, como repite normalmente la gente en las calles y en el campo. Ellos, observadores de los atardeceres, los amaneceres, los vientos, los cielos y del comportamiento de los animales que, con sus conductas, previenen de un montón de cosas. También quiero hacer visible un marco desde donde voy a afirmar mis ideas, que tiene que ver con los ciclos de nuestra naturaleza, ésta en la que estamos metidos los humanos, que somos parte de los anuncios de cambios que se vienen. De qué hablamos El concepto apareció en la prensa hace algunos años. Y apareció asociado a abruptas manifestaciones que la 8 / otrosterritorios

naturaleza nos mostró como, por ejemplo, el agujero en la capa de ozono, los deshielos, la aparición de gramínea en la Antártida, los tsunamis en distintas costas del Caribe y Asia, la desertificación de lugares de la Patagonia argentina, y la desaparición inexplicable de especies de flora y fauna. Pero no se ha hablado casi nada de qué originó esto. No se han socializado las causas teóricas y prácticas del cambio climático. Las reuniones internacionales que se realizan en torno a estos temas, la más reciente en Cancún hace dos años, siguen sin encontrar un rumbo y conclusiones que contengan a todos los interesados respecto del concepto cambio climático, sus orígenes y sus consecuencias. Tampoco se profundiza sobre los cambios que deberíamos realizar los humanos para minimizar el fuerte impacto que ocasionamos. Porque, a decir verdad, algo está pasando en el ambiente entero, no solo en el medio ambiente. Esto quedó expresado en la Conferencia de los pueblos realizada en Cochabamba, Bolivia, en junio del año pasado, como una respuesta de

protesta en relación a lo impactantes de la naturaleza y todas sus consecuencias– ya sucedido en Cancún. pasaron en otro momento histórico de la Tierra, con otros ¿Seres superiores? Escuché, en ocasiones de seres, con otras formas, con discusiones y debates, que los otras historias y con otros humanos como seres impulsos. Y el ciclo de este superiores con inteligencia, fenómeno, en este momento razón y espiritualidad, llamado cambio climático o tenemos la facultad y la sugerido localmente “tá loco el obligación de dominar el tiempo”, está repitiendo planeta y de manejarlo como momentos para reflejar nuestra casa. Y creo, reacciones. Creo fervientemente que la irónicamente, que así viene siendo. Los países llamados Madre Tierra está llena de vida dominantes o desarrollados, y que nos mira como pares a compuestos por humanos todos los que la habitamos. Y pensantes e inteligentes, han nos sufre y nos recompensa. Y diseñado el planeta como su nos espera y nos da para casa: un lugar donde reunirse oportunidades y pasarla bien (sus lujosas, prepararnos para los ciclos de expandibles y modernas vida que trae todo el tiempo. Mientras tanto, es ciudades que reemplazaron lugares naturales), un lugar fundamental tomar conciencia donde producir alimentos e del cambio climático, y tener insumos (los países menos verdadero conocimiento de la desarrollados contaminados y importancia y el respeto al con mano de obra barata), un ciclo natural de la vida. Porque lugar donde relajarse y es imprescindible generar, recrearse (las playas e islas del entre todos los que se puedan, Caribe y Centro América) y un una cooperación más amplia y lugar donde desechar toda la más escuchada en relación de basura de su consumo (los ríos los usos feudales, indebidos, y montes de la América mezquinos y egoístas de Latina). montes, de animales, de aguas, Quizás, lo que estamos de cerros, de mares, de viendo y sufriendo –las desiertos, de árboles, de aires manifestaciones más y de la naturaleza toda.


ambiente / derechos humanos hoy

MARÍA LAURA BUCCIANTI

Descolonizar nuestras cabezas Es fundamental deconstruir y descolonizar ideas y aprendizajes que hemos establecido durante todos estos años en torno de la Madre Tierra, su fecundidad y su supuesta interminable conducta de nacer y renacer solo para algunos. La educación formal y lineal ha venido trabajando como un instrumento estructural y no ha puesto nunca en crisis, junto al concepto de cambio climático, el cambio de moral de los que hacen un uso indebido y no compartido de la naturaleza. Es el tiempo de que nos demos la posibilidad de dilucidar y resignificar la sustentabilidad de nuestro planeta a partir de resignificar los saberes que están por fuera de la práctica de la educación formal, que por ahora no tiene el peso para impulsar cambios profundos en nuestra sociedad, como dijo una reconocida pedagoga en el último Congreso Internacional sobre Cambio Climático celebrado hace días en la hermosa ciudad de La Plata. Siguiendo la idea de lo cíclico en relación al cambio climático, creo que la oportunidad que se nos brinda

de manera integral a los humanos es que desde la ciencia, de m a n e r a interdisciplinaria junto a los saberes populares, se auto-alimenten y auto-fundamenten en cada lugar del planeta para forjar una esperanza de sustentabilidad, ya que el cambio climático no es algo que solo le pasará a los otros. Es necesario recordar que nosotros, los humanos, estamos dentro de esta Tierra y que como seres inteligentes y espirituales, somos parte de esa esperanza de sustentabilidad de la vida. Mi abuelo hubiese dicho: “a cada noche le llega su amanecer”, en relación a nuestra finitud en estos parajes y a las cosas de la vida. Todo empieza y todo termina La oportunidad que se nos da es empezar otra vez, desde la tradición oral y desde una nueva educación ambiental-integral. No solo el cambio climático como consecuencia, sino sus causas para poder visibilizar sus instrumentos. Sabemos que los países más desarrollados provocan las mayores emisiones

de gases. Sabemos que se producen innumerables desmontes para “algunos favorecidos” (¿de qué?), que lastiman fiero la tierra y que hacen que especies de flora y fauna desaparezcan y que innumerables pueblos originarios se queden sin su monte y que, además, sean echados de sus lugares de siempre para convertirse en clientes de un aparato político partidario. Estas noticias y denuncias, bien hechas y bien fundamentadas, muchas veces aparecen como algo lejano de resolver en juzgados, oficinas ministeriales y cumbres internacionales. Ya lo sabemos por experiencia: ahí no va a ser. Porque el cambio ético no viene como anexo del cambio climático. A buen entendedor, pocas palabras. La idea del cambio climático apocalíptica, por un lado, y la mercantil, por otro, que nos quieren imponer desde el sector empresarial, con sus socios políticos y de alguna prensa, nos muestra que reemplazar montes por caña de azúcar para generar el bio-diesel es una de las

soluciones al fenómeno climático, sin reparar en las innumerables hectáreas y su todo que desaparecerán para seguir abriendo heridas sangrantes en el cuerpo de la tierra. En realidad, el apuro del cambio climático nos debe preparar para el ciclo de vida que está viniendo; o que, quizás ya estemos caminando, para volver a construir saberes en relación a nuestra interrelación con otros seres de este planeta en el que nos tocó andar. La Tierra ya está sabiendo acomodarse y está sabiendo encontrar nuevas formas para adaptarse a estos cambios. Y en esta parte del ciclo, en donde todo empieza y todo termina incansablemente, estos saberes populares emanados de los nuevos humanos –más renovados y ojalá más susceptibles y atentos (los jóvenes)– serán los que construyan nuevas formas en relación a la Madre Tierra. Para no repetir una realidad cosificada como la actual, para construir nuevas utopías con las gramáticas del futuro porvenir. Para iniciar un nuevo ciclo nomás.

otrosterritorios / 9


derechos humanos hoy / pueblos originarios y tierra

LA COMUNIDAD KOLLA TINKUNAKU LOGRÓ EL TÍTULO DE OTRAS 19 MIL HECTÁREAS

Recuperar el territorio El acto formal se hizo ayer. Apenas un jalón más en la larga lucha de esta comunidad, que acusa al poderoso Ingenio San Martín de El Tabacal por el apoderamiento ilegítimo de sus tierras. Ya recuperó 90 mil hectáreas. ELENA CORVALÁN elenacorvalan@yahoo.com.ar

Aunque dicen que no lo viven como una celebración, la entrega formal del título de propiedad sobre otras diecinueve mil hectáreas fue motivo para realizar una “Chayada de la tierra comunitaria”, una reunión en la que, además del acto formal, se recordó la resistencia histórica del pueblo kolla a la invasión perpetrada por los españoles primero y luego por los empresarios que avanzaron sobre sus tierras y con los que la lucha continúa, como lo pone en claro Fidencio Paredes. “Ahora vamos a ir por los remanentes que tiene el Ingenio (San Martín de El Tabacal); en realidad nuestro territorio está dividido, creo que estratégicamente el Ingenio lo ha dividido, pero vamos a seguir la lucha por recuperarlo. Siempre con el pensamiento de que nosotros

naturalmente somos los que cuidamos el ambiente, para nuestros hijos, para el futuro, para el mundo en general”. Ubicada en el oeste del departamento Orán, la Comunidad Kolla Tinkunaku está integrada por unas 3.500 personas, distribuidas en los ayllus (pueblos) Angosto de Paraní, Río Blanquito de Santa Cruz, Los Naranjos y San Andrés. Su territorio ancestral comprende unas 130 mil hectáreas en la región de Las Yungas. Sus habitantes se dedican a la agricultura y la ganadería, actividades de subsistencia. El acto del viernes se hizo en el ayllu Río Blanquito. Las diecinueve mil hectáreas que vienen a sumarse ahora a otras 77 mil cuyo título se obtuvo en 2007, se consiguieron mediante una expropiación realizada por el Estado Nacional.

Paredes recuerda que estas restituciones son el resultado de una larga lucha. “Hubo sangre”, destaca. En el recuerdo está, por ejemplo, la tragedia que sufrieron en abril de 1987, al regreso de la “gran caravana” que realizaron a Salta: tres niños de entre tres y cinco años murieron al volcar el acoplado que tiraba un tractor, en momentos en que cruzaban el río Badondo, que se junta con el río Blanco. Restitución En estos tiempos la Comunidad Kolla Tinkunaku puede decir que ha recuperado gran parte de su territorio. Pero, la propia Comunidad lo recuerda, no lo consiguieron por una alegre voluntad de los gobiernos de entregarles sus tierras, sino que fue el resultado de la lucha de la Comunidad, una resistencia que se

Olvidados Se calcula que en la Comunidad Kolla Tinkunaku viven unas 3.500 personas. Hay migración por razones económicas, explica Fidencio Paredes: “muchos obligadamente tienen que salir a buscar trabajo remunerado porque nuestro pueblo está olvidado por todos los gobiernos”. Entre las colaboraciones de organismos estatales, en la Comunidad se destaca la labor del INTA, cuyos trabajadores “nos dan un apoyo para poder capacitarnos”. El “resto es hecho a pulmón, para la capacitación, el estudio de nuestros hijos”, aunque “nosotros no podemos pretender que nuestros hijos estudien (en niveles superiores), porque no nos alcanza”. “Por supuesto que queremos aspirar a que alguna vez nuestros chicos puedan capacitarse e ingresar alguna vez a la universidad, porque si no somos peones, todo en negro. Todo mal pago”. En ese contexto, la Comunidad se propone recuperar sus tierras “no para desmontar”, sino para “producir más naturalmente, lo que sabemos producir nosotros sin hacer daño al bosque. En términos generales nuestro objetivo es mantener el equilibrio del medio ambiente”. Además de la criadería, en la zona andina la Comunidad siembra poroto maíz, papa, zapallo, cayote, y productos típicos de la zona como la papa andina la papa condorilla, la sayama, la oca, la papa verde. En la llanura, donde están las diecinueve mil hectáreas recuperadas ahora, se siembra maíz, papa, poroto, arveja, verduras; y más cerca del monte, una variedad de maíz, citrus, batata, mandioca, la achera (otro producto típico) y frutos como el durazno, la cidra y la ciruela. También aprovechan las frutas silvestres como la mora, el mato y las nueces. 10 / otrosterritorios


derechos humanos hoy / pueblos originarios y tierra

“En realidad son ciento treinta mil hectáreas que el Ingenio se había apropiado, iban y marcaban un hito y directamente (se apropiaban), fue como un robo siempre... No le importó la gente

que había adentro, que somos nosotros”. remonta a los tiempos de la colonia, recuerda Paredes. En la historia cercana, se remonta a El Malón de la Paz, aquella marcha, en mayo de 1946, hasta Buenos Aires para pedir por sus tierras. El origen de otras marchas, a Salta Capital y a Buenos Aires, tantas veces consideraran que hiciera falta para reclamar la restitución de su territorio ancestral. “Esto también significó luchar frente a la semi esclavitud a la que sometía a los habitantes de la Comunidad El Ingenio San Martín del Tabacal, haciéndoles trabajar con sueldos miserables para pagar su arriendos”, se recuerda en el blog de Tinkunaku. El origen de la organización Tinkunaku se remonta a la década del 80. Y su origen se encuentra, precisamente, en la resistencia a los avances del Ingenio.

“En realidad son casi ciento treinta mil hectáreas que el Ingenio se había apropiado, iban y marcaban un hito y directamente (se apropiaban), fue como un robo siempre, a partir de ahí se hicieron dueños. No le importó la gente que había dentro, que somos nosotros”, sostiene Paredes.

La operación de apropiación se completó, afirma, con la tramitación de los “papeles” ante los organismos provinciales correspondientes, y después, en algunos casos, esas tierras se vendieron. “De esa manera el Ingenio tenía las casi ciento treinta mil hectáreas” que en realidad eran de ocupación ancestral del pueblo kolla, reseña Paredes. Esa historia, que ayer volvió a ser recordada, es la que da basamento a la continuidad del reclamo. “Por eso que es nosotros vamos a seguir luchando para recuperar nuestro territorio”. La memoria de El Malón de la Paz vuelve con mayor fuerza en estas ocasiones. Así fue también en abril de 2007, cuando, tras veinte años de trámites, manifestaciones, reuniones y reclamos, la Comunidad obtuvo el título único comunitario de más de setenta mil hectáreas que habían pasado por ese proceso de apropiación por parte del Ingenio, que las cedió (orden judicial mediante) al Estado provincial, y éste, después de idas y vueltas, terminó, finalmente, por entregar la escritura pública a nombre de la Comunidad Kolla Tinkunaku.

MARÍA LAURA BUCCIANTI

otrosterritorios / 11


derechos humanos hoy / sexualidad

CONGRESO NACIONAL DE SEXOLOGÍA Y EDUCACIÓN SEXUAL EN SALTA

De eso sí se habla La sexualidad en el centro del debate. Especialistas de todo el país se reunen para proponer el acceso a la información como premisa básica para una sexualidad libre y responsable. LUJÁN GONZÁLEZ lulamaravilla@gmail.com

En los próximos días la provincia de Salta albergará al Primer Congreso de Sexología, una iniciativa que marcará un precedente en el área. El respeto, los valores, los derechos y la educación como premisas básicas de esta iniciativa profesional. El Congreso de Sexología surge como una organizacion y cooperación de diferentes profesionales del país que vieron necesario profundizar en la temática, haciendo hincapié en la educación como valor para llevar adelante una sexualidad responsable. Si bien existían reuniones de profesionales de la sexualidad cada dos años; en esta oportunidad, el espacio es erigido como un Congreso formal. “Los esfuerzos que se vienen haciendo son valorables. De

12 / otrosterritorios

alguna manera, el Congreso pretende darlos a conocer y también plantear los desafíos próximos en este tema, existen muy buenas iniciativas pero en algún punto estas están desorganizadas. Si bien desde el año 2006 existe una ley general de salud sexual y reproductiva, es necesario ver los diferentes puntos que engloba. La sexología y la educación sexual, han progresado enormemente en los últimos 30 años, con el esfuerzo y dedicación de muchas personas. La investigación ha conducido al desarrollo de nuevas técnicas y enfoques que tienen un nuevo impacto en todas las vertientes de la sexología clínica y la educación sexual. Los que trabajamos en la organización de este congreso queremos conseguir que este evento juegue un papel importante a la hora de constatar y actualizar estos avances en el

conocimiento y promover nuevas ideas y experiencias”, advierte Monica Gelsi. El conocimiento, el debate y la discusión serán las premisas básicas de estas jornadas previstas para los días 1,2 y 3 de setiembre. Las disertaciones estarán a cargo de profesionales nacionales e internacionales (de los países limítrofes de Chile, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Brasil y Perú) que expondrán sus conocimientos a través de conferencias, talleres, mesas redondas, trabajos científicos y actividades interesantes para los docentes, padres y profesionales de la salud. “Es un gran esfuerzo que está encarando por la Federacion Sexológica Argentina y la Asociación Argentina de Sexología y Educación Sexual, estas dos organizaciones en conjunto entendieron la necesidad de

unirse para encarar y perseguir este objetivo” afirma Gelsi. El Congreso cuenta con el auspicio de varias instituciones como la Universidad Nacional de Salta, el Ministerio de Salud, del Círculo y Colegio Médico de Salta, además de hacer sido declarado de interés, turístico, municipal, legislativo y provincial (la única institución que no brindó un apoyo inmediato y aguardan por respuestas con respecto al puntaje para los docentes que tomen las charlas es el Ministerio de Educación de la provincia de Salta). Para los organizadores, el Congreso contará con un nuevo diseño que les permitirá a los asistentes participar de un programa de capacitación con opciones a puntaje especial para sus acreditaciones de especialidad, tanto en el ámbito educacional como clínico.


derechos humanos hoy / sexualidad estos brindaban solo un conocimiento superficial? “No es solo conocer los métodos para que sea sin consecuencias el revolcadero”, dijo en esa oportunidad. Estas críticas fueron, plasmadas, incluso con una gran repercusión, en medios nacionales, así como también, la insistencia de algunos sectores (los más conservadores) que pretenden que la educación religiosa se mantenga vigente en los establecimientos públicos, a pesar de los rechazos planteados por d i v e r s a s organizaciones. Sin embargo, y a pesar de las diferentes posturas y la polémica que genera la educación sexual y la sexualidad en sus diferentes aspectos, los profesionales creen que no va a existir oposición al respecto. “Muchos me preguntan acerca de si hay oposición de sectores como la Iglesia, pero es necesario aclarar que el abordaje al respecto de la sexualidad es serio, científico, por lo que también hay un espacio que tiene como objetivo desmitificar la sexualidad como un tabú y apela a la tolerancia de los diferentes sectores que integran a la sociedad salteña. Desde hace

unos años se han abierto diversas puertas aquí en la provincia y es necesario mantener el respeto por las diferentes posturas existentes. Debemos dejar de perder energías en estas peleas que no nos llevan a ningún lado, es cuestión de respetar y no imponer” afirma Gelsi.

De esta manera, Salta se prepara para obtener una mirada científica y racional de la sexualidad, marcando, seguro, un antes y después en la materia, tratando de desandar viejos prejuicios y creencias para poder, finalmente, obtener y practicar una sexualidad responsable.

MARÍA LAURA BUCCIANTI

Los temas a tratar En este contexto, algunas de las conferencias abordarán temáticas como: educación sexual para charlar en familia, anticoncepción y sexualidad, qué queremos decir cuando hablamos de diversidad sexual, y sexualidad y adolescencia. Mientras que en los talleres se expondrá sobre: prevención de abuso infantil, abuso sexual intrafamiliar, sinceridad y vivencia de la sexualidad, el sexo para los privados de la libertad, autoestima y sexualidad, prevención del maltrato sexual, entre otros. Además de estos talleres y conferencias está organizada una charla abierta a toda la comunidad denominada “Al rescate de valores” donde, en una mesa abierta, los organizadores y miembros de las asociaciones disertarán y el público podrá exponer sus inquietudes. “Esta última charla fue denominada de esta manera y pretende rescatar el valor del encuentro sexual, resaltando siempre la necesidad de una relación sexual responsable o con afecto, sana” explica Mónica Gelsi. Salta, una provincia netamente conservadora, con un arraigado raigambre católico, vio en oportunidades anteriores reticencias para abordar la educación sexual, incluso por parte de funcionarios provinciales de altos cargos. ¿Quién no recuerda los poco felices dichos del ex ministro de Educación, Leopoldo Van Cawlert, que criticó los manuales enviados desde el Ministerio de Salud de la Nación, argumentando que

otrosterritorios / 13


judiciales / pueblos originarios y discriminación

LA JUSTICIA SALTEÑA PROCESÓ A UN DIRIGENTE INDÍGENA POR DEFENDER SU TERRITORIO

Absurdo judicial La Cámara Nacional de Casación Penal debe resolver si confirma o revoca un fallo contra Bernabé Montellanos. Lo procesaron por discriminación, acusado por dos personas que quieren realizar turismo comercial en el territorio indígena de Iruya. E. C. elenacorvalan@yahoo.com.ar

El 12 de octubre, Día del Respeto a la Diversidad Cultural, los jueces de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta dieron muestra de su desconocimiento del derecho indígena, ampliamente reconocido en la normativa argentina. Ocurrió en 2010, el 12 de octubre. La Cámara salteña confirmó el procesamiento, dictado en primera instancia por el juez federal de Orán, Raúl Reynoso, contra Bernabé Montellanos, integrante y tutor intercultural de la Comunidad Indígena Kolla de Finca el Potrero, de Iruya. Desde noviembre del año pasado la causa están en la Cámara Nacional de Casación Penal, que debe resolver si confirma este fallo o lo revoca. El defensor público oficial Héctor Daniel Martínez Gallardo, advirtió que la justicia salteña ha incurrido con esto en una criminalización de los reclamos indígenas. A Montellanos le imputan violación de la ley 23592, que pena los actos discriminatorios. El proceso roza el absurdo y ni siquiera debería haber llegado a la justicia penal, en opinión del defensor público oficial Héctor Martínez Gallardo, que asiste al acusado. “Se trata de un caso que debería mantenerse ajeno a la intervención del derecho penal. Una sociedad garantista que adscriba a la mínima intervención del derecho penal, soslayaría este caso que, desde su inicio, muestra ribetes más propios de la convivencia en un pueblo que de la presunta comisión de verdaderos delitos”, señaló el defensor en 14 / otrosterritorios

el recurso de casación que interpuso ante la Cámara Nacional de Casación Penal, la que ahora debe resolver si confirma el procesamiento o lo revoca. La denuncia contra Montellanos fue presentada en 2008 por el matrimonio integrado por Sebastián Prado y Soledad Leguizamón, quienes, a pesar de la oposición de las comunidades, habían iniciado un emprendimiento turístico comercial en territorio de las comunidades kollas de Finca el Potrero. Prado y Leguizamón interpretan que las comunidades los discriminan por no ser aborígenes. A Montellanos le atribuyen haber confeccionado una carta, firmada por varios miembros del Consejo Indígena Kolla de Iruya (CIKDI), en la que se solicitaba a Prado y a Leguizamón que no siguieran realizando actividades turísticas relacionadas con las comunidades, porque no pertenecen a ellas y no conocen su cosmovisión, y explicando que las tierras de Finca el Potrero son de propiedad comunitaria y por lo tanto su uso y administración les corresponden. Además, se lo acusa a de haber realizado un Código de Convivencia, en el que la Comunidad i Indígena Kolla de San Isidro de Iruya impone reglas para el uso de su territorio a quienes no pertenecen a ella. Montellanos fue procesado en primera instancia, por “los delitos de impedimento del pleno ejercicio de derechos y garantías constitucionales e incitación y aliento a la persecución y el odio contra un grupo de personas”. El juez Reynoso interpretó que el territorio comunitario indígena es público, afirmó en su resolución que

Montellanos se arrogó “la potestad de determinar quiénes pueden o no permanecer en un determinado territorio público” y sostuvo que había “una clara demostración de odio y rechazo, de Montellanos, a personas (…) provenientes de otras regiones de nuestro país o extranjeros”. La resolución fue calificada de “arbitraria y discriminatoria” por Martínez Gallardo. Entre otras consideraciones, el defensor público afirmó que se violó el derecho de defensa en juicio porque el juez de primera instancia nunca hizo “una descripción clara, precisa y circunstanciada de los episodios considerados como constitutivos de ‘amenazas y otras acciones y actitudes propias de quien discrimina’”. Pero la Cámara Federal de Apelaciones de Salta ratificó el procesamiento. El 2 de noviembre, con el apoyo del Programa sobre Diversidad Cultural de la Defensoría General de la Nación, Martínez Gallardo presentó un recurso de casación pidiendo que se declare nula esta decisión, y, consecuentemente, el auto de procesamiento, “en virtud de la vulneración de derechos y garantías constitucionales”. Ahora la Cámara Nacional de Casación Penal debe tomar una decisión. En la apelación Martínez Gallardo sostuvo que el procesamiento tiene deficiencias que conspiran contra el ejercicio del derecho de defensa. Y que la Cámara de Apelaciones “no tuvo en cuenta al resolver los derechos reconocidos para los pueblos indígenas”


judiciales / pueblos originarios y discriminación

MARÍA LAURA BUCCIANTI

en el artículo 75 inciso 17 de la Constitución Nacional, en el Convenio 169 de la OIT y en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. E incurrió en “una clara omisión en la averiguación de los hechos, prescindiendo así de la preocupación por el valor justicia”. Además, hizo una valoración parcial de la prueba, lo que le llevó inclusive a no reparar en una contestación en la que queda expuesta la “no comprensión o –aún peor- la falta de respeto que tienen respecto de la Comunidad Kolla, su cosmovisión y sus derechos”. El defensor oficial advirtió que este caso conlleva una gravedad institucional ya que si el procesamiento queda firme, “la posibilidad de repetición trascenderá el caso individual y traerá aparejada la directa eliminación del plexo de derechos fundamentales de los pueblos originarios”. “No debe perderse de vista que se está violando el reconocimiento que realizan sobre la tierra y el territorio indígena, los tratados internacionales de derechos humanos” y la Constitución Nacional, alertó el defensor público. “Resulta evidente que a lo largo de este proceso han sido vulnerados derechos que el Estado Argentino ha reconocido a las comunidades indígenas (..:) y en relación a los cuales se encuentra obligado”, indicó. Recordó en tal sentido que el artículo 18 del Convenio 169 de la OIT establece: “La ley deberá prever sanciones apropiadas contra toda intrusión no autorizada en las tierras de los pueblos interesados o todo uso no autorizado de las mismas por

personas ajenas a ellos, y los gobiernos deberán tomar medidas para impedir tales infracciones.” El juez, explicó el defensor, actúa como representante del Estado y es su deber “proteger a la Comunidad Kolal de la intrusión que ha sufrido en sus tierras por parte de Sebastián Prado y Soledad Leguizamón, quienes no solo han desarrollado actividades comerciales en su territorio sin solicitar autorización ni haber siquiera consultado a la Comunidad, sino que han continuado sus

actividades a pesar de haber recibido la nota (…) en donde queda claramente expresada la disconformidad del pueblo kolla de Finca el Potrero respecto de esas prácticas”. Es decir que la justicia salteña no solo incumplió el mandato de protección, sino que “ha hecho todo lo contrario, criminalizando al señor Montellanos, en quien ha personalizado el actuar de la Comunidad Kolla de Finca el Potrero que, a través de sus representantes, ha intentado defender su territorio”. otrosterritorios / 15


La risa* por Humberto Eco

MARÍA LAURA BUCCIANTI

“La risa libera al aldeano del medio al diablo, porque en la fiesta de los tontos también el diablo parece pobre y tonto, y, por tanto, controlable. Pero este libro podría enseñar que liberarse del miedo al diablo es un acto de sabiduría. Cuando ríe, mientras el vino gorgotea en su garganta, el aldeano se siente amo, porque ha invertido las relaciones de dominación: pero este libro podría enseñar a los doctos los artificios ingeniosos, y a partir de entonces ilustres, con los que legitimar esa inversión. Entonces se transformaría en operación del intelecto aquello que en el gesto impensado del aldeano aún, y afortunadamente, es operación del vientre. Que la risa sea propia del hombre es signo de nuestra limitación como pecadores. ¡Pero cuántas mentes corruptas como la tuya extraerían de este libro la conclusión extrema, según la cual la risa sería el fin del hombre! La risa distrae, por algunos instantes, al aldeano del miedo. Pero la ley se impone a través del miedo, cuyo verdadero nombre es temor de Dios. Y de ese libro podría saltar la chispa luciferina que encendería un nuevo incendio en todo el mundo; y la risa sería el nuevo arte, ignorado incluso por Prometeo, capaz de aniquilar el miedo. Al aldeano que ríe, mientras ríe, no le importa morir, pero después, concluida su licencia, la liturgia vuelve a imponerle, según el designio divino, el miedo a la muerte. Y de este libro podría surgir la nueva y destructiva aspiración de destruir la muerte a través de la emancipación del miedo. (…) Y este libro, que presenta como milagrosa medicina a la comedia, a la sátira y al mimo, afirmando que pueden producir la purificación de las pasiones a través de la representación del defecto, del vicio, de la debilidad, induciría a los falsos sabios a tratar de redimir (diabólica inversión) lo alto a través de la aceptación de lo bajo. De este libro podría deducirse la idea de que el hombre puede querer en la tierra (…) la abundancia del país de Jauja.”

* De El nombre de la rosa, de Humberto Eco. (Explicación del abad Jorge de Burgos sobre los motivos por los que se ocultó el libro II de la Poética, de Aristóteles, que supuestamente trataba sobre la comedia.) 16 / otrosterritorios


#20 Otros territorios: Información y análisis sobre derechos y justicia