Page 1

DISCOS Y OTRAS PASTAS www.otraspastas.blogspot.com AÑO 10 NÚMERO 77

EMAIL: otraspastas@gmail.com EDICIÓN DIGITAL

DICIEMBRE 2016

LEONARD COHEN (1934 - 2016) “Leonard Cohen es dios. Y los dioses no mueren. Entonces, estas lágrimas por su partida física son en realidad un homenaje a lo que fue su vida aquí con nosotros, a su obra, a sus canciones, a su poesía, a sus imágenes, a sus mujeres, a su grandiosa voz. Y las evocaciones diarias a su memoria son en realidad muestras de agradecimiento y amor por las vidas que vivimos bajo su influencia, por lo que somos ahora, por aquellas canciones que se volvieron canónicas en nuestro día a día, por aquellas frases y poemas que asimilamos de la forma más ortodoxa posible con la seguridad de saber que el que nos la regalaba era un ser extraordinario, el único sabio y osado, capaz de mezclar lo mundano con lo espiritual, lo sacrílego con lo sagrado, al amor con los holocaustos, al sexo con la religión, al judaísmo con el budismo, a Cristo con Hiroshima.

“Siempre tuve la impresión de que era un ser frágil y vulnerable. Vestido de negro y con su infaltable sombrero Fedora, recitaba con voz queda, se apasionaba y ensayaba frases que resumían su amor por las mujeres, agarraba el micro, cerraba los ojos, apretaba los puños y susurraba con el alma entera "dejé de buscarte, dejé de esperarte, dejé de morir por ti". Sí, melancólico y generoso, entregaba la vida en el estudio y en el escenario, en la conversa rutinaria y ante el papel en blanco. Vida que se desbordaba a cada instante, a despecho de su austeridad y sencillez. Y, entonces, empezó a morir por él mismo y a envejecer rápidamente. Pero el amor duele, el amor lacera, el amor renace. Siempre. Contra viento y marea, ignorando los años, indiferente al tiempo que pasa, arrasando todo a su paso. Y Leonard Cohen siguió en el escenario de la vida, amando y cantando. Nunca dejó de enamorarse... pero no podía seguir viviendo así.” ROGELIO LLANOS

Y un día el dios tuvo que regresar a Dios. Una semana antes de su muerte, mientras escuchaba con unos amigos su último single “You Want It Darker”, la novia de uno de ellos exclamó: “¡me parece tan sensual!”. La voz cavernosa de un anciano de ochenta y dos años, con el cuerpo enfermo y moribundo que repetía “Heme aquí, estoy listo mi Señor”, le provocaba lujuria a una veinteañera. ¡Qué inmejorable prueba de tu inmortalidad!, amado Leonard Cohen.” HENRY A. FLORES

“Leonard Cohen, tu expresión musical y poética; tu voz viento y tu mirada joven y trazada; tu silencio respetado y tus pasos quietos y tu corazón pianobar. Hoy bailan la sinfonía más azul y más húmeda. Viejo amigo mío, hoy se escribe con sentir humano y baile judío, con el saber y el sentir de un árbol caído y no reverdecido. Mientras tanto, sostén tu cabeza sobre la extensión del campo y la mar. Me libo tu existencia y me cargo tu ausencia mientras dure la tinta color lágrima.” HALLIE CÁCERES

1


LEONARD COHEN – “You Want It Darker” (2016)

UNA MUERTE ANUNCIADA reglas claras (“…If you’re the dealer, I’m out of the game…”). Todo el mundo sabe que los dados están cargados, pero nadie quiere perder.

Hace cinco meses Leonard Cohen se despedía de Marianne Ihlen. Su carta decía: “…pienso que te seguiré muy pronto. Que sepas que estoy tan cerca de ti que, si extiendes tu mano, creo que podrás tocar la mía…Solo quiero desearte un buen viaje. Adiós, vieja amiga. Todo el amor, te veré por el camino.”

Entre aquel trovador lleno de urgencias que hace medio siglo le pedía a Marianne volver a llorar y reír de todo y este desolado patriarca zen que supo que era demasiado tarde para ofrecer la otra mejilla, hay algo más que un hombre ralentizado por el paso de los años. Hace tiempo que Cohen eligió flotar como una mariposa en esa atmósfera aletargada que envuelve su recitado, para aguijonear como una abeja cuando la ocasión lo requiere. Ese estilo que Mohamed Ali impuso sobre el ring, y los hombres sabios adoptaron para la vida.

No fue el primer adiós entre ellos. En los años sesenta, Cohen le dedicó “So long, Marianne” luego de compartir un largo idilio en la paradisíaca Isla griega de Hidra. Dicen que mientras le leían la carta en su lecho de enferma, entregando su última sonrisa Marianne elevó su mano tanto como pudo. Cohen cumplió su palabra. En octubre firmó su testamento musical, en noviembre (“…cuando florecen los limoneros y se marchitan los almendros…”) dejó que se apagara su propia llama.

Brian Eno resume su propia obra como un intento permanente por hacer cuadros que se muevan y música que se quede quieta. Tanto él como su maestro John Cage lo intentaron con piezas instrumentales que parecen suspender el momento. Leonard Cohen es quien más cerca estuvo de hacerlo agregando poemas a la música. En cualquier caso, aprendió que algunas vidas se detienen justo a tiempo. JORGE CAÑADA

You Want it Darker es el epitafio que sublima lo mejor de su arte. Un acto final en el que se entremezclan un allanamiento de connotaciones místicas (“…I’m ready, my Lord…”) y el deseo terrenal de aferrarse a la última esperanza (“…I wish there was a treaty, I wish there was a treaty, between your love and mine…”). Pero aún con un pie en el purgatorio Cohen siguió reclamando

Lista de canciones: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.

DISCOS Y OTRAS PASTAS

2

You Want It Darker Treaty On the Level Leaving the If I Didn't Have Your Love Traveling Light It Seemed The Better Way Steer Your Way String Reprise / Treaty DICIEMBRE 2016


GEORGE MICHAEL (1963 - 2016) ESCRIBE: JUAN SARDÁ millones de discos y llenaban estadios en un momento en el que la música tenía una influencia y capacidad de movilización de masas que hoy ha desaparecido. A pesar de su impacto e influencia no se puede decir que la obra de George Michael sea muy extensa. El músico y cantante finiquitó Wham! con su tercer disco, Music From the Edge of Heaven (1986), donde el músico continuó incorporando influencias de la música negra y el pujante hip hop de Estados Unidos con Afrika Bambaata como referente y triunfa con hits tan perfectos como “Wham Rap”, “The Edge of Heaven”, sin olvidar grandes baladas como esa “Last Christmas” que desde entonces es la gran canción pop navideña y que a partir de ahora tendrá para sus fans un nuevo significado ya que George Michael murió el día de Navidad. Fue, sin embargo, en solitario cuando el inglés vivió su mayor éxito con el lanzamiento de Faith (1987), un disco que vendió veinte millones de copias en todo el mundo y supuso el cénit artístico y personal del artista. Con Faith George Michael apostaba por una música pop más adulta cargada de sexualidad en lo que era un poderoso alegato de la libertad sexual. Surgen canciones como “I Want Your Sex”, “Father Figure”, “One More Try” o la propia “Faith” donde ahondaba en esa audaz fusión entre la música pop británica y el soul y el funk de Estados Unidos y donde brillaba su capacidad para crear poderosos hits pop. Arrancó entonces una larga gira mundial insólita porque ni antes, ni después, George Michael volvería a dar tantos conciertos.

Después de la muerte de David Bowie, Prince, Leonard Cohen y ahora George Michael la música del siglo XX cierra un año trágico que deja en millones de melómanos la tétrica sensación de un fin de época y de una verdadera carnicería entre las más talentosas estrellas del pop. Georgios Kyriacos, el hombre de la voz sexy y los singles prodigiosos, ha muerto a la edad de 53 años en su casa por motivos desconocidos pero no “sospechosos” según su agente dejando como testamento algunas de las canciones más populares del siglo XX como “Wake Me Up Before You Go-Go”, “Careless Whisper”, “Last Christmas”, “Faith”, “Father Figure”, “Outside”, “Prayin' for Time”, “Freedom” o “Fastlove” que rubrican la leyenda de un gran creador de gemas pop que traspasaban barreras sociales, generacionales y geográficas con sus maravillosas melodías y su aparente sencillez que las hacía altamente adictivas y populares. La música popular tiene la capacidad de hablar sin rodeos de los grandes sentimientos y al mismo tiempo conectarnos con millones. Esa es su grandeza.

A partir de Faith comenzó una etapa turbulenta en la vida del cantante marcada por su conflicto con su discográfica, Sony, que George Michael perdió en 1994 pero asestando por el camino un duro golpe a las grandes empresas musicales. En el plano personal, según explica él mismo en el documental Una historia diferente

Con George Michael también se muere un poco esa década de los ochenta que fue la gran era del pop y por extensión de la propia música, un tiempo en el que artistas como el propio George Michael, Madonna, Bruce Springsteen o el ya desaparecido Michael Jackson despachaban

DISCOS Y OTRAS PASTAS

3

DICIEMBRE 2016


(2006), el músico pasó por una larga depresión a principios de los noventa después de que le diagnosticaran de SIDA a su novio, el brasileño Anselmo Feleppa, al que cuidó hasta su muerte en 1995. Según él mismo, no fue hasta principios del año 2000 cuando se recuperó de aquel trauma, agravado por un largo historial depresivo en su familia que él achacaba a sus bajones. En 1996 George Michael publicó Older, un disco dedicado a la muerte de Anselmo en el que escuchamos a un músico con aires jazzísticos y desolado pero aún capaz de lanzar singles pegadizos para la pista de baile como ese “Fastlove -Pt.1” en el que logra vibrar como un rey del pop.

pop en las que aún podemos observar sus prodigiosas dotes como melodista. Hubo un disco más y otro, Symphonica (2012), grabado en el Royal Albert Hall de Londres en el que acompañaba sus clásicos con una gran orquestra dándose un aire a lo Frank Sinatra. Las noticias sobre sus encontronazos con la policía y sus problemas con las drogas se hicieron más o menos frecuentes y aunque su deterioro físico era evidente nada hacía presagiar una muerte tan temprana. Al parecer, el músico estaba grabando un nuevo disco. George Michael nunca perdió el carisma de las grandes estrellas. Su música seguirá viva en el corazón y la memoria de millones de personas porque a su talento supo unir la prodigiosa capacidad de conmover a millones.

Desde entonces, George Michael lanzaría un disco más con canciones originales, Patience (2004), una colección de baladas

CARRIE FISHER (1956 - 2016)

deseo de vivir. Un infarto la lleva más allá de aquellas galaxias en las que maravillosamente habitó. Hasta la vista, querida Leia. Te recordaré con cariño al lado de Han Solo. ROGELIO LLANOS

Carrie Fisher no pudo sobrevivir a la depresión. Hace muchos años se refugió en el alcohol y en la cocaína en el vano intento de levantar el ánimo. Apenas había superado la barrera de los sesenta.Pero el dolor fue más intenso que su DISCOS Y OTRAS PASTAS

4

DICIEMBRE 2016


JUKEBOX DESDE EL OTRO LADO A

ESCRIBE: CONX MOYA

‘THE BEATLES: EIGHT DAYS A WEEK’ (2016) – RON HOWARD

REVISITANDO EL MITO Hace poco leí que alguien afirmaba que su hecho histórico preferido fue que los padres de George Harrison le permitieran viajar a Hamburgo a pesar de ser menor. Independientemente de lo que tenga de irónico esta afirmación, es indiscutible que The Beatles tienen un lugar de honor en la historia del siglo XX y que la carrera de la banda comienza en aquel viaje a la ciudad alemana.

1964 Paul McCartney con ingenuidad. ‘Eight days a week’ refleja la evolución de aquellos cuatro amigos gamberros y talentosos, que componían bonitas canciones de amor, adorados por los fans y la prensa. Pero a medida que el grupo fue madurando empezaron las críticas, les llamaron pretenciosos, en EEUU quemaron sus discos por las palabras de Lennon en 1966: “Los Beatles son más populares que Jesucristo”. En diciembre de 1965 The Beatles sacaron ‘Rubber Soul’. La gente no entendía el giro que había dado su música, habían pasado del “quiero agarrarte la mano” a letras complejas y elaboradas. “A mí no me gustó nada. A las dos semanas no podía vivir sin el disco”, afirma Elvis Costello en el documental. “No podemos hacer siempre lo que la gente espera de nosotros”. The Beatles crecían, querían mandar sobre sus grabaciones y sus carreras, experimentar y probar nuevas disciplinas.

El conocido director de Hollywood Ron Howard ha realizado un documental, ‘Eight days a week’, centrado en los conciertos del grupo más grande de la historia, aquellos fab four, los cuatro muchachos de Liverpool que cambiaron el curso de la cultura popular con una breve y meteórica carrera de la que se sabe casi todo. Howard recorre en el documental los conciertos que realizó la banda desde sus inicios en Hamburgo y The Cavern en Liverpool hasta su último concierto en el Candlestick Park de San Francisco en 1966 (en realidad la última vez que los cuatro tocaron en directo juntos fue en la azotea del edificio de Apple Corps). Son aproximadamente unas 1400 actuaciones en cuatro años, conciertos en lugares cada vez mayores, ante audiencias de cientos de miles de personas, tocando en diferentes continentes. Unas actuaciones que empezaron a írseles de las manos. Sorprende el poco personal que llevaba The Beatles en las giras, cada vez más mastodónticas. Increíble que no pasara alguna desgracia, con aquellos miles de enajenados fans contenidos con mucho esfuerzo por policías absolutamente desbordados. La locura. No existía entonces equipo de sonido que pudiera elevar su música para superar el griterío. “El sonido salía por la megafonía del estadio”, cuenta Ringo Starr.

Asistimos también a demostraciones sobre su conciencia de clase, eran niños de la posguerra, hijos de la clase trabajadora (a excepción de Lennon quien creció en una familia acomodada) y nunca renegaron de ello. En sus conciertos en EEUU se negaron a que hubiera segregación racial. “Eran como mis amigos, aunque yo fuera negra. Eran mis amigos, no les veía blancos, no importaba el color”, Whoopi Goldberg, entonces una adolescente, asistió con su madre al mítico concierto del Shea Stadium de Nueva York en agosto de 1965. La música eliminaba las diferencias. Cerca de 2000 documentos gráficos, fílmicos y sonoros componen ‘Eight days a week’, que ha sido proyectado de manera simultánea en cines de todo el mundo durante ocho días, antes de ser difundido en otras plataformas audiovisuales.

“¿Cultura? Esto no es cultura. ¡Es solo unas buenas risas!”, afirmaba en

DISCOS Y OTRAS PASTAS

5

DICIEMBRE 2016


JUKEBOX DESDE EL OTRO LADO B

ESCRIBE: CONX MOYA

THE BRIAN JONESTOWN MASSACRE: TORRENTE DE MÚSICA HIPNÓTICA “Para mí la música de Brian Jonestown Massacre es un magma casi inabarcable de la que extraigo mis piedras preciosas” @ilgatopando.

músicos: batería, bajo, teclista, guitarras y su conocido “Mr. Tambourine Man”, el percusionista Joel Gion, que ocupaba el centro del escenario con su pandereta y una envidiable actitud, todo un ejemplo de cómo subirse a un escenario. Dentro de la extraña disposición en escena que suelen utilizar, Anton Newcombe, líder indiscutible de la banda, se ubica en un extremo del escenario. Actitud underground (del de verdad) hasta en la colocación. La banda de Newcombe, vestido con casaca blanca y adornado con múltiples collares, forma un conjunto sólido y en perfecto engranaje. Durante varios momentos se reunieron a departir en torno al batería para decidir el siguiente tema a tocar, culminando con un final poderoso, bastante más eléctrico y potente de lo había sido el resto del concierto.

La banda del californiano, aunque afincado en Berlín, Anton Newcombe tocó hace poco en Madrid. Había mucha expectación por verles en directo, como demuestra el lleno que registró el madrileño Teatro Barceló, lugar que acogió el evento. El rock psicodélico al estilo de los sesenta es marca de las composiciones de Newcombe, un músico prolífico, lleno de personalidad y estilo, que va completamente a su aire, algo que sin duda se agradece en el esclerótico panorama discográfico. El grupo ofreció un concierto extenso, dos horas sin bises, en el que se no se alargaron los temas más de la cuenta y en el que no sonó mi canción preferida de la banda “If Love Is The Drug”. No he encontrado el setlist de Madrid pero en el de Barcelona se registran treinta y cuatro canciones. Su último EP es “Thingy Wingy” (2015), aunque Newcombe, compositor y productor de sus propios discos, explica en varias entrevistas que ahora está enfrascado en la grabación simultánea de dos álbumes.

El imposible nombre de BJM es un juego de palabras con el mítico guitarra de The Rolling Stones, Brian Jones, cuya imagen aparece de manera recurrente en el artwork de la banda, y el suicidio colectivo de casi mil personas en 1978 en Jonestown (Guyana), recuerdo haber visto sobrecogida de pequeña la noticia. BJM son protagonistas junto a otra magnífica banda, The Dandy Warhols, del documental DiG! (2004), de Ondi Timoner. Como mencionaba el amigo il gatopando al inicio de esta crónica, la producción de BJM es una amalgama de LPs, singles, EPs, ya que Newcombe es un artista realmente prolífico. Me siento incapaz de abarcar su extensa y desperdigada discografía, mejor disfrutar del torrente incontenible de su música hipnótica. Y ya que estamos, recomiendo la escucha del disco de Tess Parks, Blood Hot, una artista con la que Newcombe colabora estrechamente y que bebe de muchas de las fuentes de The Brian Jonestown Massacre.

Si no me equivoco, de la formación original de principios de los noventa solo permanecen Newcombe y Matt Hollywood. Actualmente la banda está compuesta por ocho DISCOS Y OTRAS PASTAS

6

DICIEMBRE 2016


LIBROS

LIBROS

LIBROS

TODO NO ES SUFICIENTE AUTOR: ALBERTO FUGUET (CHILE) Alberto Fuguet viaja a Montevideo para saber todo sobre el malogrado Gustavo Escanlar después de haber perdido contacto con él durante muchos años. Escanlar es el primer caído de “McOndo”, aquella antología literaria noventera que reunía a jóvenes que apostaban por una literatura urbana, pop, realista y cruda; y que despreciaban abiertamente todo lo relacionado al realismo mágico y demás chucherías exóticas. Escalar fue escritor, periodista, polémico conductor de televisión, adicto, hedonista y enemigo declarado de Benedetti y Galeano. Lo que comenzó como una elaboración por encargo del perfil de un personaje, se fue convirtiendo en la remoción de capas y capas de lodo y estiércol hasta despojarlo y mostrarlo como tal: una persona traumada y sensible que nunca logró salir de su malditismo, y cuyos excesos de drogas y alcohol eran su combustible para vivir y crear. HENRY A. FLORES

SALARIO MÍNIMO AUTOR: ANDRÉS FELIPE SOLANO (COLOMBIA) Un periodista recibe la propuesta de dejar su hogar, trabajo y buen salario en Bogotá para irse a Medellín a trabajar como obrero en una fábrica textil, e intentar sobrevivir durante seis meses con el sueldo mínimo mensual y en el más completo anonimato. Estamos ante una crónica que pierde su tiempo en datos estadísticos y que desaprovecha en hacer de lo anecdótico la historia que gravite en sus páginas. “Salario Mínimo” expone con precisión y detalle la situación laboral de la clase baja de Medellín de la década pasada, pero no es entrañable, no se queda con nosotros, no logra identificarnos con el protagonista ni sus aventuras. Lo más interesante: cuando el cronista regresa años después para visitar a la familia que lo hospedó y al que fue su barrio por una corta temporada. La nostalgia nunca falla. HENRY A. FLORES

MENOS QUE CERO AUTOR: BRET EASTON ELLIS (USA) Novela corta ¡Gracias a Dios! Porque es aburrido y desesperante encontrar en cada página a adolescentes ricos que se drogan, follan, van a fiestas, se sienten vacíos y que ni por asomo se cuestionan aunque sea para rebelarse contra alguien o contra ellos mismos. Como si fuera una historia de zombis que se “mueren de hambre” a falta de cerebros para comer. Algunas evocaciones a la niñez del personaje principal, narradas en primera persona, intentan dar el contrapeso a tanta frivolidad expuesta, pero no es suficiente. Este libro pudo haber tenido solo unas veinte páginas y no hubiera habido mucha diferencia en su resultado. HENRY A. FLORES

UN LUGAR COMO ESTE AUTOR: CARLOS ARÁMBULO (PERÚ) Novela pletórica de un cuidadoso y rebuscado uso en su lenguaje. La frase certera con belleza poética. Todo gira alrededor de Caldera, un pueblo en medio del desierto condenado a la extinción por la escasez de agua, donde la sed más agobiante es la sed de venganza por un crimen pasional cometido hace muchos años. Todo ello narrado magistralmente, con las pausas adecuadas y matizado con algunos pasajes oníricos. Poco a poco la bella tensión creada en los primeros relatos va perdiendo fuerza, y aquellas pinceladas oníricas nos llevan a la más completa confusión, como si el autor se quedara atrapado en la bella telaraña que le costó construir. En estos momentos, tenemos grandes expectativas en las obras venideras de Arámbulo. HENRY A. FLORES

DISCOS Y OTRAS PASTAS

7

DICIEMBRE 2016


LOS ÁLBUMES DEL 2016 QUE MÁS NOS GUSTARON

(1) Leonard Cohen - You Want It Darker (2) Paul Simon - Stranger to Stranger (3) Band of Horses - Why Are You OK (4) David Bowie - Blackstar (5) Nick Cave & The Bad Seeds - The Skeleton Tree (6) case/lang/veirs - case/lang/veirs (7) Woods - City Sun Eater In The River Of Light (8) Kings of Leon - Walls (9) Red Hot CHilli Peppers - The Getaway (10) Car Seat Headrest - Teens Of Denial

LOS VIDEOJUEGOS DEL 2016 QUE MÁS NOS GUSTARON

(1) Inside (Xbox One, PS4, PC) (2) Uncharted 4 (PS4) (3) Fire Emblem Fates (Nintendo 3DS) (4) The Last Guardian (PS4) (5) Gears of War 4 (Xbox One) (6) Starfox Zero (Nintendo WiiU) (7) Firewatch (Xbox, PS4, OS, PC) (8) Super Mario Run (iOS) (9) Overwatch (Xbox, PS4, PC) (10) Pokemon Go (iOS, Android)

DIRECTOR: HENRY A. FLORES Discos y Otras Pastas no se hace responsable del contenido de los artículos y agradece a sus colaboradores por la exclusividad otorgada.

DISCOS Y OTRAS PASTAS

8

DICIEMBRE 2016

Discos y otras pastas 77(diciembre2016)  

Leonard Cohen, George Michael, Carrie Fisher, The Beatles, Alberto Fuguet, Bret Easton y lo mejor del 2016.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you