Page 69

Testimonios para la Historia, la Victoria del Cenepa

camento y con la seguridad de que nosotros no usaríamos nuestros medios aéreos y de artillería, los peruanos atacaron con todos los recursos disponibles a Tiwintza, El Maizal, “La Y” y Base Norte. Nuestras tropas rechazaron todos estos ataques, pero sufrimos las mayores bajas de la campaña:

13 muertos y 20 heridos. Esa tarde y noche tomamos una dura represalia, utilizando todas nuestras armas de apoyo de fuegos. Al día siguiente se detectó un gran movimiento de evacuación de bajas enemigas...

Un soldado ecuatoriano rindiendo el póstumo homenaje a sus compañeros caídos en combate.

“En la madrugada del día 23, continúa la narración el general Moncayo, una llamada de Quito nos alertó de la presencia del presidente Fujimori en el sector del destacamento peruano de “Soldado Pástor” y la amenaza de que si sufría algún daño, el Perú bombardearía Quito”. Uno de los combatientes y comandante del mortero denominado Trueno 2, cabo Bolívar Loayza Loayza nos narra sobre la incursión peruana que cobró la vida de jóvenes aspirantes a soldados: “El día miércoles 22 de febrero a las 10h45 en el sector del Maizal, nuestra posición fue sorprendida por una patrulla peruana de unos 40 a 50 hombres, en momentos que realizamos tiro de morteros en apoyo al Grupo 24 que se encontraba en el sector de Tiwintza. En el instante que realizamos el

tiro, llegó mi mayor Espinel en busca de mi teniente Salgado, yo le di parte que le habían ordenado salir a patrullar en el sector de la pica por la que vinieron los aspirantes desde Montúfar el día anterior. El mayor Espinel ordenó a los aspirantes que realicen la seguridad en el sector, por cuanto yo estaba realizando tiro en el momento en que los peruanos querían ingresar a Tiwintza. Otros aspirantes fueron ubicados en el centro de la base o sector del mortero. Los aspirantes que hacían la seguridad eran 6. Fuimos sorprendidos en el momento en que realizábamos el tiro, recibimos una cantidad de disparos que no sabíamos quienes lo realizaban. Yo no supe, continúa el cabo Loaiza, ni cómo cogí el fusil, la sorpresa fue que no disparaba. Después a un aspirante le quité el HK. y el casco, y

71

Testimonios la victoria del cenepa  
Testimonios la victoria del cenepa  
Advertisement