Page 35

Testimonios para la Historia, la Victoria del Cenepa

combate, de apoyo de combate y de apoyo de los servicios de combate. Fue designado comandante el teniente coronel Luis B. Hernández y la plana mayor la conformaban: Myr. Wagner Bravo: Oficial de Operaciones. Cap. Fredy Real: Oficial de Inteligencia. Cap. Fidel Araujo: Oficial de Personal. Cap. Francisco Logística.

Narváez:

Oficial

de

Igualmente, el coronel José Grijalva, comandante de la Brigada de Selva “Cóndor” y su estado mayor, con asiento en Patuca, realizaban con las diferentes unidades de la brigada los aprestos necesarios para estar en condiciones de intervenir en un posible empleo. Paralelamente, como nuestro país no era el causante de aquel estado de emergencia y tensión, nuestros mandos militares pretendían paliar la situación mediante diálogos y coordinaciones con sus similares peruanos; el coronel José Grijalva, con el general peruano Vladimiro López Trigoso, Comandante de la 5ta. División de Selva y el general Víctor Manuel Bayas, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas Ecuatorianas, con su homólogo peruano el general Nicolás Hermosa Ríos. Por desgracia, a pesar de la apertura de nuestros mandos de adoptar medidas que disminuyese el nivel de la tensión, el general Hermosa, rehuía el diálogo conciliador y edificante, o simplemente se mostraba inflexible en su posición de atribuirnos el calificativo de agresores y, por tanto, exigía el abandono de nuestras posiciones.

Continuan las tensiones A partir de la segunda quincena del mes de diciembre de 1994 se presumía que las fuerzas peruanas habían entrado en un período de alistamiento intensivo, con el propósito de infiltrar personal y desencadenar en los primeros meses del siguiente año, operaciones ofensivas que consoliden el control de sus posiciones en territorio ecuatoriano. El 9 de enero de 1995 fue sorprendida y capturada una patrulla peruana que se había infiltrado y se dirigía hacia Tiwintza. En cumplimiento de los acuerdos y porque la cartilla de seguridad lo estatuía, el Ecuador entregó a los cuatro elementos de la patrulla al comandante del puesto militar peruano “Soldado Pástor”. Nuevamente el 11 de enero, otra patrulla compuesta de 12 hombres fue detectada en territorio ecuatoriano. Pero la Cancillería peruana mediante comunicado oficial 001-95 señaló que los días 9 y 11 de enero “patrullas del ejército peruano que cumplían misiones de vigilancia en territorio peruano, respondieron a disparos de una patrulla del ejército ecuatoriano”. Era notoria ya la intensificación de reconocimientos aéreos por parte de helicópteros peruanos que decolaban desde y hacia los destacamentos de “Jiménez Banda”, “Soldado Vargas” y “Soldado Pástor”. Estas acciones hacían presumir que tropas peruanas estaban infiltrando patrullas por diferentes sectores, aprovechando la naturaleza selvática del terreno que impedía,

37

Testimonios la victoria del cenepa  
Testimonios la victoria del cenepa  
Advertisement