Page 31

Testimonios para la Historia, la Victoria del Cenepa

En la selva del Cenepa El puesto militar peruano de “Pachacútec”

F

ueron varios los indicios que ayudaron a nuestros soldados de frontera a determinar la existencia del puesto de vigilancia “Pachacútec”: la denuncia de nativos de los centros shuar de Cusumaza y Kaputna de la presencia de soldados peruanos en el sector, la intensificación de vuelos de helicópteros peruanos y el incremento de fuerzas en el puesto militar de “Chiqueiza”, ubicado frente al puesto avanzado ecuatoriano de “Teniente Hugo Ortiz”. Ante aquella inesperada situación, las patrullas ecuatorianas intensificaron sus tareas de patrullaje y reconocimiento en los sectores de Cusumaza y Kaputna. Estas actividades permitieron descubrir áreas desbrozadas y posteriormente, las primeras instalaciones del puesto militar de “Pachacútec” que fueron construidas y ocupadas en 1987 y 1988; luego mejoradas e incrementadas en 19901992. Además de las construcciones de techo de paja, poseían un helipuerto y una cancha de indorfúbol. Después de establecer que el puesto de vigilancia de “Pachacútec” se encontraba unos 500 metros dentro de nuestro territorio, el Ecuador hizo los reclamos pertinentes a través de su cancillería, pero tuvo como respuesta el argumento insólito de que era el puesto militar de “Teniente Hugo Ortiz” el que estaba en territorio peruano, posición que el Perú la convirtió en tesis y reclamo de una contraofensiva hábil y mañosamente montada, con el propósito de cohonestar su incursión en territorio ajeno.

La infundada denuncia del Perú de que el puesto militar “Teniente Hugo Ortiz” estaba ubicado en su territorio al igual que el puesto de vigilancia de “Pachacútec”, hacía avizorar el fisuramiento de las relaciones de los dos países; y que las consecuencias inmediatas, como resultante de aquel hecho, podrían obstaculizar y detener la proyección integracionista andina y, lo más preocupante, propiciar el advenimiento de un conflicto bélico. Por eso, para esclarecer la verdad, un comunicado del Ministerio de Defensa del Ecuador puntualizaba la ubicación del puesto militar “Teniente Ortiz”: “Dicho destacamento es único y ha permanecido en el mismo lugar por más de 15 años… Ha servido inclusive como escenario para reuniones periódicas que han realizado los dos países y para saludos protocolarios presentados por autoridades peruanas, sin que en ninguna oportunidad se haya manifestado disconformidad sobre su existencia y ubicación”. “Las Fuerzas Armadas ecuatorianas rechazan toda clase de acusación y provocación que pretenda agravar el incidente y llevarlo a un ambiente ajeno al diplomático. No buscan la confrontación pero están dispuestas a afrontar cualquier sacrificio que la defensa y la integridad exigen”. La cancillería ecuatoriana reforzaba y complementaba el contexto del antes mencionado comunicado: “El hito 19, conocido en el Perú como 14-24 jamás ha sido removido”. Efectivamente, la tensión creada en los dos países la motivaba el mismo Perú, cuando su ministro de defensa, general Jorge Torres Aciago, afirmó: “unos cien militares ecuatorianos del puesto de vigilancia “Teniente Hugo Ortiz” se han instalado en

33

Testimonios la victoria del cenepa  
Testimonios la victoria del cenepa  
Advertisement